martes, octubre 27

Catalunya: de la independencia a la corrupción


Artículo publicado en PUBLICOSCOPIA el 27 Octubre 2015

El conflicto en Catalunya una vez pasadas las complejas elecciones del 27-S se ha convertido en un sainete. Lo que inicialmente era una típica película americana de catástrofe ha acabado convirtiéndose en otra no menos típica y tópica italiana sobre la corrupción en la política.

Artur Mas uno de sus protagonistas, que parecía en un primer instante el galán que las seducía a todas, ha terminado siendo el villano oportunista que lo que intenta es engañarlas y corromperlas.

Menudo fraude, en especial para la ciudadanía catalana embarcada en una aventura que tiene toda la pinta de resultar muy perjudicial para sus intereses. Desde que apenas hace cinco años otro de los malos de la película, Mariano Rajoy, decidiera abrir la caja de Pandora presentando el recurso ante el Constitucional contra un Estatut que había contentado a casi todos, la han ido llevando de esquina en esquina hasta situarla en estos instantes al borde del abismo.

Con el Estado del Bienestar más quebrado que en Sevilla, Madrid, o Cuenca, con la sanidad bajo mínimos, la educación con síntomas de agotamiento y los servicios sociales colapsados, acaban de despertar del sueño de una noche de verano para darse cuenta que ni van a ver la independencia y que además lo que venía siendo la zona más privilegiada de este país se está situando poco a poco en los vagones de cola.

La última aventura de estos malvados de pacotilla, de estos embaucadores de la nada ha sido la operación lanzada contra sus finanzas, que ha acabado con los dos últimos tesoreros de CDC bajo sospechas más que consolidadas y un puñado de empresarios importantes implicados en dicho montaje.

Más allá del oportunismo del momento, de que la operación haya sido orquestada para beneficio político del PP, cabe interrogarse al menos para quienes tenga un mínimo de lucidez si en el fondo esto tiene visos de ser real o no y más parece ser lo primero que lo segundo.

Después del escándalo del Palau vino el del no tan Honorable Jordi Pujol y su familia bajo el paraguas de CDC, ahora este nuevo escándalo remata la faena y demuestra que este partido ha estado y está inmerso en prácticas poco saludables, especialmente para Catalunya.

La comparecencia del pasado viernes en sede parlamentaria fue patética e indignante. Por un lado ver hasta dónde ha sido capaz de llegar ERC, que hace apenas unos meses era abanderada contra l corrupción, en un intento deplorable de salvar lo insalvable, una hoja de ruta tocada de muerte, produce pena y decepción. La intervención de su portavoz con el paupérrimo razonamiento de “también es corrupción utilizarla con fines políticos” indica el grado de degeneración al que la han llevado su dirigente que hasta hace poco al menos tenían dignidad.

Señoras y señores de ERC la cuestión es si tiene viso de ser verídico que CDC durante años, bajo el mandato de Pujol pero también de Mas, ha practicado el peaje del 3 % (o del 5 % en algunos casos) para adjudicar obras y contratos públicos. Traducido al castellano, si con el dinero de los contribuyentes catalanes han financiado su partido y/o sus patrimonio. Eso es lo realmente relevante y lo demás es tirar balones fuera.

Pero lo verdaderamente deleznable fue la intervención del también supuestamente Honorable Artur Mas, pronunciando una frase antológica digna de ser grabada a fuego en la memoria colectiva de Catalunya: “sí me he reunido con él. ¿Qué pasa? (esto de manera chulesca impropia de un President). Y lo volveré a hacer”. Referido a una entrevista que mantuvo con Jordi Pujol, coincidiendo precisamente con el instante en el la Guardia Civil registraba sus sedes y detenía a su tesorero.

¿Imaginan qué hubiera dicho CDC, ERC e incluso la CUP si ese hecho se hubiera producido entre Mariano Rajoy y Rodrigo Rato, Blesa o Bárcenas coincidiendo con registros de sus sedes?

Sé lo que dirá quien firma este escrito, porque lo ha dicho en casos similares, si Susana Díaz se entrevistara en unas circunstancias parecidas con los cabecillas de la trama de los EREs. Que dimitiera de inmediato y fuera expulsada fulminantemente del PSOE. Claro es que uno intenta mantener la coherencia y la dignidad en un momento de déficits de ambas.

La clave ahora es la reacción de la ciudadanía catalana ante estos hechos gravísimos. Si va a dejarse seguir siendo engatusada por las maniobras de despiste de la supuesta independencia o se va a rebelar contra estos supuestos canallas que están arruinando la dignidad de Catalunya, unos por acción directa, otros por omisión cómplice.
Tienen una oportunidad de oro para alzar su voz de manera democrática en las elecciones del 20-D. Dicen que un pueblo que elige corruptos no es víctima sino que se convierte en cómplice, veremos qué son….

Hemos pasado en apenas un mes de hablar de la independencia de Catalunya a cabrearnos con la corrupción en Catalunya, veremos cuál es el siguiente capítulo, pero tiene mala pinta.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 26 Octubre 2015





1 comentario:

  1. Titula: De la independencia a la corrupción. Pues no, creo que debe ser: De la corrupción a la independencia. Asi de simple y complicado.
    Para que la corrupción siga es preciso continuar en el timón de la nave, sea como sea.
    Si la corriente marina, emulando al sr Artur, viene influenciada mayoritariamente por vientos independentistas, pues hay que meterse en ella dirigiendo el barco, sin importar la tripulación, la cuestion es darles la carnaza que quieren escuchar.
    Los que no creemos en la historia de David y Galiat y sabemos que en este caso no es tan tonto como quieren hacerlo ver, porque lo unico que nos muestran son las marionetas ridiculas y no las manos que las dirigen, rememoramos antiguos momentos en que transitamos o transicionamos (no se como llamarle) en que el tal David-Jordi, transigió en consensuar una consti completamente preparada con el principio tan democratico del "todo atado y bien atado". Hasta el punto de que en un momento crucial le llamó el jefe de la banda para comunicarle vehemente: "Tranquil Jo.di tranquil que es la gª civil".
    Por todo eso no vemos de que se asustan cuando son el mismo cuerpo el encargado de ejecutar las ordenes emanadas del sr F.G. del Eº. brazo directo de Moncª. Un saludo. Buenas tardes Bona tarda.

    ResponderEliminar