Entradas

20 años de un 11-S que trajo el horror al mundo

Imagen
Las conmemoraciones múltiplos de 10 tienen especial relevancia. Eso ocurre con este 11-S en el que se cumplen 20 años de aquellos terribles ataques a las Torres Gemelas de NY, Pentágono y dos aviones comerciales. Recuerdo perfectamente aquel siniestro día. En aquel tiempo era miembro del Parlamento de Navarra por el PSN. Ese día teníamos pleno que solía durar mañana y tarde y por eso aquellas impactantes imágenes nos llegaron comiendo todo el grupo parlamentario. Se decidió posteriormente suspender la sesión vespertina y me dirigí a mi casa donde no me separé del televisor entre perplejo y aturdido, en estado de Shock, hasta bien entrada la noche. Eran imágenes que en algún momento me recordaban las películas, que sobre este tipo de catástrofes tan bien saben hacer los cineastas estadounidenses, y que esta vez las habían sufrido en sus propias carnes, en vivo y en directo de forma cruelmente real. A partir de ahí un aluvión de interrogantes. ¿Quién? ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Qué va a

La Santa Inquisición en el siglo XXI

Imagen
  Los acontecimientos ocurridos en Afganistán con la toma de Kabul por los talibanes y su vuelta al poder después de 20 años de dominio occidental a través de la OTAN, han hecho correr ríos de tinta sobre su intransigencia e intolerancia con todo lo que no sea la ley islámica llevada a su máximo extremo. De alguna manera recuerda a los negros años en los que la iglesia católica impuso a sangre y fuego sus ideas. Los talibanes nos recuerdan que no están tan lejos aquellos años de la Santa Inquisición y que nadie está libre de pecado en estos temas de la ortodoxia radical. Al hilo de lo sucedido allí en los últimos meses vienen a la memoria las palabras de Margarita Robles, la ministra con más coraje del actual gobierno, señalando que “Afganistán ha sido un gran fracaso de Occidente”. Le ha faltado tener más valentía para añadir algo que estoy convencido piensa también, que también supone una vergüenza, una humillación, especialmente para un EE.UU. erigido en guardián del mundo,

Afganistán: fracaso y vergüenza de Occidente

Imagen
Decía Margarita Robles, la ministra con más coraje y valentía del gobierno, que “Afganistán supone un fracaso de Occidente”. Le ha faltado un poco más de sinceridad para añadir que también supone una vergüenza, una humillación, especialmente para un EE.UU. erigido en guardián del mundo, que ha mordido el polvo por el empuje de unos miles de canallas con turbante y barba, equipados con armamento de rebajas, una parte comprado con el negocio del opio que se cultiva allí. Tampoco se podrá decir que la UE ha dado la talla, con su dependencia vergonzante de su amo y señor. Que países tan potentes militarmente como Francia, Alemania y Reino Unido, hayan reconocido sin ningún pudor que si los americanos abandonan el aeropuerto de Kabul ellos deberán hacerlo con anterioridad, supone una vergüenza y una demostración de extrema debilidad. Nada en este mundo será igual después de lo que está ocurriendo en Kabul. Seremos mucho más pobres moralmente. ¿Cómo es posible que un ejército tan pod

De la intransigencia militar a la ideológica

Imagen
Los talibanes entran en Kabul por todos los frentes, mientras las ratas y los incompetentes huyen despavoridos. Algún día occidente, en especial EE.UU. y la UE nos explicará cómo es posible que un ejército de 600.000 hombres equipados a la última haya sido arrasado por 20.00 jóvenes mal equipados, incluso algunos descalzos. Cómo es posible que durante tantos años no hayan sido capaces de transformar el país, para que su población apoyara a su gobierno. Cómo es posible que esa estructura que ahora parece frágil y endeble, con tantos medios a su disposición haya resultado tan inútil. Ahora vienen años de penumbra, de oscuridad, especialmente para los más débiles, niños y sobre todo las mujeres que volverán de nuevo a la edad media como seres inferiores que no van a merecer derechos ni respeto. ¿Qué hará occidente y la comunidad internacional después de este estrepitoso fracaso? Probablemente como siempre mirar para otro lado sin asumir su responsabilidad. Esa lucha por los d

Yo no me callo

Imagen
Existe un debate sobre si en la sociedad actual existe libertad de expresión o no. En esta reflexión infrinjo de nuevo la norma de no hablar en primera persona, pido excusas por ello. Es cierto que al contrario que en la Edad Media al que discrepa no le queman en la hoguera, tampoco como en el franquismo te detienen y te torturan, pero no es menos cierto que ejercer esa libertad de expresión hoy en día, especialmente en las redes sociales, te puede costar algún disgusto con insultos y descalificaciones varias. Esas mismas redes sociales que tantos elementos positivos han traído, también nos llevan a una especie de selva donde el anonimato de los pseudónimos empleados, llevan a la errónea idea de que todo vale. Esos ataques te vienen de uno u otro lado del espectro ideológico dependiendo de lo que escribas. Me ha ocurrido en todo lo referente a la pandemia y también a las cuestiones políticas. Por ejemplo, durante mucho tiempo he sido un defensor acérrimo de Pedro Sánchez en artíc

Sí, somos idiotas

Imagen
  El pasado martes día 20 en comparecencia ante la prensa, el Vicepresidente de Castilla-León, Francisco Igea, pronunció una de esas frases memorables, que además sintetiza todo lo ocurrido en estos 17 mese de pandemia. “Sí, somos idiotas, aseguró con contundencia Igea, comentario acertado ante el que muchos nos sentimos absolutamente identificados. Quizás le faltó añadir un pequeño matiz a continuación; unos más que otros, pero en términos generales acertó plenamente. Aunque quizás aquellos que cumplimos a rajatabla las normas que nos encomiendan también seamos idiotas por hacerlo. Hemos sido, somos y posiblemente lo sigamos siendo, todos y todas, la sociedad en general, con mayor acento entre la juventud, los dirigentes, todos, estatales y autonómicos, locales, hasta los jueces, e incluso la Iglesia, en este caso con un clamoroso silencio cómplice. Somos idiotas (cortos de entendimiento según la RAE) por cometer una y otra vez los mismos errores sin enmienda alguna, siempre c

Viajes de estudios y “no sanfermines”

Imagen
Nos hemos vuelto a equivocar por enésima vez. Lo hicimos hace un año, en los puentes de Octubre y Diciembre, en Navidad, Semana Santa….No tenemos remedio, porque no se puede dejar todo en manos de una parte de la sociedad que ignora el peligro y es ajena a la solidaridad. Nuevamente hemos relajado medidas hasta límites casi de post pandemia, cuando la nueva variante Delta llamaba a la puerta y una quinta ola amenaza al turismo y la recuperación económica. Porque las consecuencias de estos errores afortunadamente no van a castigar a unos sanitarios ya desgastados, ni los hospitales y las UCI se van a llenar, porque afectan a los tramos de edad menos vulnerables. Pero otra vez nos meten el miedo en el cuerpo y nos llenan de interrogantes. ¿Realmente la variante Delta o India puede afectar a los ya vacunados? ¿Podrá la gente mayor de 60 años volver a resultar afectada? ¿El denominado “Covid persistente” se va a cebar en los jóvenes? Lo más grave de esta nueva situación es que otr