viernes, septiembre 30

¿Quo vadis Partido Socialista de Navarra?



Hay veces que una imagen vale más que mil palabras. Las dos fotos que he colgado en mi blog que avergüenzan a los socialitas navarros y a la izquierda de esa comunidad en general, son un caso claro de esta aseveración. La del miércoles era la de un gobierno en el que cohabitan consejeros y consejeras de la derecha más reaccionaria del estado (o al menos eso decían hace poco algunos de los compañeros que salen en la misma) con dirigentes del PSN (cabría entender que de la izquierda), anunciaba el mayor recorte social de la historia de Navarra, en la misma línea que los aplicados por el PP en las comunidades autónomas en las que gobierna y que por cierto a la misma hora eran criticados con dureza por Rubalcaba y el resto de dirigentes autónomos. Por cierto, no entiendo las sonrisas de los nuestros, que contrastaba con la seriedad lógica (al menos fingían mejor) de los y las de UPN.

Qué diferente foto la de Barreda, Tomás Gómez etc. y la de Roberto Jiménez.




La segunda la de la firma del acuerdo entre PP y UPN, nada menos que en Pamplona y con la presencia de Rajoy. Sí, ese que se va a batir en un duelo que espero pierda con nuestro candidato Rubalcaba y que representa a la derecha más rancia de Europa.


Puestas una junto a la otra dan la imagen más terrible, deplorable y reprobable de la historia del PSN. Un partido al que sus dirigentes actuales mancillan y ensucian solo por su ambición de poder.

Si Roberto Jiménez, Anai Astíz (ay Anai, quién te ha visto y quién te ve, de donde estabas en aquellas agradables cenas de Villava a esto) y Elena Torres no han dimitido a la hora que escribo estas líneas estarán cometiendo un acto de alta traición al socialismo navarro, a la izquierda que representamos, a nuestros afiliados, votantes y base social, que se encuentran abochornados, avergonzados con el espectáculo ofrecido.

No se merecen, no nos merecemos, que se destroce al PSN de esta manera inmoral e injusta.

Fui expulsado del PSN con la coartada de mis declaraciones sobre Otegi, aunque la razón real fue mi posición contraria a la actual dirección de mi partido (es mucho más mío que suyo) y su línea política, pero si estuviera ahora como militante intentaría provocar una sublevación de sus afiliados, de los miembros del Comité Regional que para nos ser cómplices de este desatino deben echar a patadas a estos insensatos de un partido que no merecen, antes de que provoquen su desaparición.

El PSN tal y como lo entiendo yo y creo que la mayoría de sus afiliados es necesario, imprescindible para Navarra, pero ocupando un lugar en la izquierda, progresista, de equilibrio entre la derechota y el mundo nacionalista y no el de sumisión a UPN-PP (hoy ya volvemos a llamarlo así) al que nos han llevado estos desalmados.

Llamo por eso desde estas líneas a una rebelión democrática de los afiliados y afiliadas del PSN, a que de un puñetazo contundente en la mesa y provoque un cambio de rumbo antes de que nos acaben hundiendo el barco.

Por la senda que sus actuales dirigentes han trazado y que apluden los poderes fácticos más reaccionarios se va paso a paso (el 20-N puede darse una definitivo) hacia el abismo y la desaparición.

Espero que sus bases no lo permitan y que esa sublevación se produzca. Aunque también otra posibilidad es que Rubalcaba intervenga y ponga orden en este desatino ya que esa dirección va en sentido contrario a la que quiere llevar al PSOE.


1 comentario: