jueves, junio 30

La izquierda del PSOE y PSC: ¿girar a la izquierda o girar hacia la realidad?



Estoy participando activamente en el debate abierto en todos los foros que van a apareciendo en la izquierda del PSOE y del PSC. Parece una incongruencia que en un partido que se identifica con la izquierda ideológica puedan aparecer como hongos movimientos de su izquierda, pero a pesar de esa paradoja esto está ocurriendo, un fenómeno que supongo viene auspiciado por la situación de precariedad a la que nos han llevado las últimas contiendas electorales.

Desde hace años colaboro habitualmente con los dos movimientos clásicos: Izquierda Socialista y Tribuna Socialista, en la primero fui coordinador en Navarra y en la segunda pertenezco a su comité de redacción. No existen demasiadas diferencias entre ellos especialmente en lo ideológico, pero sí quizás en la táctica a seguir, más directa en el caso de TS y un poco más contemporizadora en IS.

Ahora que sitúo mi praxis política en Catalunya esa colaboración la he acentuado en los movimientos que se han puesto en marcha de cara al XXII Congreso del PSC, tanto en la red, Congresdesdebaix, MesPSC, como en Esquerra Socialista de Catalunya.

Por eso estuve en la importante reunión que se celebró en la sede del PSC (inteligente que se dejara hacer allí) de la calle Nicaragua, a la que accedí por primera vez. Fue una reunión de análisis y paradójicamente de consenso ya que la totalidad de intervinientes dijimos casi lo mismo, o al menos iba dirigido en la misma dirección: necesidad de un vuelco en la situación ideológica e interna, y una revolución de los militantes para conseguir estos planteamientos.

Pero creo que lo novedoso fue nuestro acuerdo en que esta vez debemos centrarnos menos en los temas puramente ideológicos (sin abandonarlos) y dirigir nuestro esfuerzo a los temas internos, organizativos. Un partido dirigido en exclusividad por sus cargos institucionales, con duplicidad de cargos internos y externos, mantenimiento indefinido en ellos, lo aleja de la realidad social y por eso debemos esta vez empezar a construir nuestra nueva casa común por los cimientos, por su base.

Es fundamental, imprescindible para conectar con una sociedad cabreada con nosotros, dar una vuelta de 180 grados a nuestra estructura obsoleta y agotada.

Limitar los mandatos orgánicos e institucionales a dos de manera rígida (Zapatero, no sé si conscientemente o no, ha comenzado a darnos esa lección), incompatibilidad total de duplicar cargos, el que sea cargo interno no será cargo institucional y viceversa, incompatibilidad también de copar diferentes cargos, el que es alcalde, es alcalde y punto, bastante tiene con ese trabajo para añadir nuevos cargos al ya de por si importante, el que es diputado lo es y punto, no va a ser también concejal, miembro de no se cuantas estructuras supra municipales etc. Listas abiertas, obligación de primarias en cada escalón, libertad de expresión, control salarial de los cargos públicos (lo ocurrido en el Ayuntamiento de Mollet no puede ocurrir nunca más y si ocurre el partido debe intervenir de inmediato) y muchas otras cuestiones que revolucionen la estructura cerrada, antigua de nuestro partido recogiendo muchas de las reivindicaciones que escuchamos estos días a los “indignados”, entre los que por cierto me encuentro.

Las aportaciones ideológicas están bien son imprescindibles, pero mi experiencia me indica que a menudo no sirven para nada ya que los “aparatos” (horrorosa palabra para definir a quienes nos dirigen) son como esponjan que todo lo absorben conscientes de que no es de obligado cumplimiento. Lo ocurrido en el PSN evidencia este extremo con unos documentos congresuales que impedían cualquier acuerdo con la derecha y acaban de firmar un gobierno de coalición con ella.

Es lo organizativo la clave si de verdad queremos cambiar las estructuras de un partido que aún conserva inercias del siglo XIX estando en el XXI. La sociedad nos lo está demandando, exigiendo y o se lo damos o nos pasará por encima arrasando esas viejas estructuras y a nosotros con ellas. Por eso planteo que quizás no sea tanto un giro a la izquierda lo que necesitemos sino que sea fundamentalmente un giro hacia la realidad.

Pero para eso necesitamos “indios”, delegados que puedan apoyar nuestras propuestas en los diferentes foros, convencerles de esta realidad será nuestro trabajo de los próximos meses. Sin vacaciones, porque ahora no toca, puerta a puerta, agrupación a agrupación, con la ayuda inestimable de las redes sociales y con un lema fundamental: “LA UNIÓN HACE LA FUERZA”, por eso necesitamos unir, comunicar, coordinar todos eso movimientos, Esquerra Socialista, Tribuna Socialista, MesPSC, Congreisdesdebaix, con generosidad y eliminando los protagonismos ya que los contrincantes a los que nos enfrentamos son poderosos, tienen todo el poder y saben como manejarlo para perpetuarse en él, ellos y sus herederos naturales y se van a negar a realizar cualquier cambio que lo ponga en peligro. Por eso debemos unirnos y tener la inteligencia, la audacia y la imaginación suficiente para poder derrotarlos.

De nosotras y nosotros depende. Insisto en la necesidad de generosidad y la eliminación de protagonismos estériles y en la dedicar un esfuerzo extra para estos meses.

Ahí estoy, ahí estaré…….espero que codo a codo con muchas y muchos de los que leéis estas líneas.




No le busqueis "tres pies al gato" esta canción la pongo porque "no hay tregua".

No hay comentarios:

Publicar un comentario