martes, agosto 11

El CIS del cambio de tendencia



Artículo publicado en PUBLICOSCOPIA el 11 Agosto 2015

El CIS de Agosto se podrá discutir sobre su fiabilidad debida al cocinado previo realizado, pero lo que nadie debe rechazar y harán mal los partidos emergentes si lo hacen, es que supone un cambio de tendencia y al mismo tiempo un aviso a navegantes especialmente para ellos.

Nuevamente PP y PSOE se recuperan superando ambos esa barrera psicológica del 50 % de intención de voto, en este caso el 53.1 % lejos de aquellos míticos 70 e incluso 80 % pero también de los que les daban por debajo de esa cifra. El bipartidismo no goza de buena salud, pero tampoco está en estado terminal.

Una de las reflexiones que nos debemos hacer es que la ciudadanía española no basa su intención de voto en temas como la corrupción, o la división interna, lo que explicaría este cambio. Según todos los indicios la basa en la situación económica y social y en estos instantes detecta que estas mejoran, incluso y aunque no sea un dato científico, lo confirma el estar batiendo records históricos de ocupación en las vacaciones actuales.
Puede resultar lamentable y deprimente este hecho, porque hay quien opina que apoyar a un partido inmerso en casos de corrupción te convierte en cómplice de la misma, pero la realidad es esta y harían mal los restantes partidos en no tenerla en cuenta a la hora de realizar sus campañas. La sociedad española parece vacunada contra la corrupción y quizás porque estamos en el país de la picaresca, de realizar las obras sin IVA, o intentar engañar al fisco en cuanto se puede, este fenómeno parece irrefutable. Una verdadera pena pero es así.

Otro de los elementos reseñables es que esa recuperación de los dos partidos mayoritarios se produce a costa de los dos emergentes. Podemos sigue en caída libre, lo que debe dar al menos para un minuto de reflexión de sus dirigentes y Ciudadanos no acaba de consolidarse. No obstante tampoco podemos dejar a un lado que según el CIS ningún partido tendrá la mayoría absoluta por lo que se verán obligados a pactos y alianzas.
No obstante queda muy claro que los resultados de la izquierda 46.4 % (PSOE, Podemos, IU y ERC)  supera ampliamente los de la derecha 43.9 % (PP, Ciudadanos, CDC y PNV) lo que debiera traer como consecuencia liderar el próximo gobierno.
¿Alianzas? Según el electorado no aparece ninguna clara, aunque ya detectan esa necesidad de pactos y que el favorito por poco sería PSOE-Podemos consolidando esa mayoría de izquierdas.

Hay que tener en cuenta que quedan aún cuatros meses para las elecciones (la maniobra del PP presentando los presupuestos logra estirar la legislatura aún más), además de unas elecciones catalanas que van a dar para mucho, la posible continuidad de la mejoría económica, el debate abierto en un sector de la izquierda sobre si presentar una candidatura conjunta, más otro debate importante en el seno del PSOE entre los partidarios de la gran coalición y quienes apuestan por mirar a su izquierda.
Demasiados elementos para dar por sentado un resultado claro el próximo Diciembre, aunque lo importante es centrarse en analizar esas tendencias.

Los poderes fácticos, económicos, financieros, mediáticos e incluso la todo poderosa Merkel, también están dispuestos a influir en su resultado y especialmente en lo que ocurra después de ellas. Un poderoso medio de comunicación muy influyente en el devenir del socialismo español, ya comienza a dar indicios de su apuesta por un entendimiento entre los dos grandes partido que daría seguridad, fortaleza y según ellos sensatez al próximo gobierno. Algunos popes en su interior, de los que están en activo y de los que no pero son aún influyentes, avalan esa peligrosa tesis.

Sería el triunfo de Francis Fukuyama y su “Fin de la historia” o final de las ideologías después de 23 años de su publicación, el mayor ataque a la izquierda de la historia de este país y la peor noticia para quienes se sienten de izquierdas.

Como decía Lenin ¿qué hacer? Parece evidente que lo primero es reflexionar sobre esos datos con serenidad y objetividad y después tomar las decisiones oportunas para que ninguna de las opciones negativas, triunfo del PP o gran coalición, se puedan producir.

Quizás Podemos deba reflexionar que quien se ha llevado la victoria en las recientes elecciones municipales no han sido ellos, sino los movimientos transversales de conjunción de la izquierda, desde Ahora Madrid a las mareas gallegas a lo largo y ancho de este país se ha demostrado que esa confluencia la fortalece exponencialmente.

¿Qué influencia tendría volver a realizarlo de cara a las generales? Indudablemente mucha, muchísima, quizás incluso para conseguir ser la fuerza mayoritaria. Según el CIS la suma puramente numérica de Podemos, IU y Equo superaría el 21 %, si a eso le sumamos el efecto multiplicador no aleja demasiado esa posibilidad. Haría bien Pablo Iglesias y sus boys en contemplar esa posibilidad haciendo un ejercicio de humildad y generosidad, pero al mismo tiempo de eficacia.

Por otro lado el debate en el seno del PSOE debe continuar y los partidarios de que camine por la senda de la izquierda aumentar su presión y su capacidad de influencia. Su ala izquierda que emergió con fuerza en las primarias en torno a la candidatura de José Antonio Pérez Tapias, una de las mentes más lúcidas del PSOE, se ha visto debilitada con las luchas internas en el seno de Izquierda Socialista y la salida del PSOE de gentes como Eduardo Sotillos o Beatriz Talegón, el silencio cómplice y quizás cobarde de Eduardo Madina, o el poco eco de voces como Odón Elorza y el propio Tapias.

La izquierda del PSOE tiene el deber histórico en estos cuatro meses de dar la batalla en su seno, impidiendo que una irresponsabilidad como el pacto con la derecha se produzca. La izquierda está condenada a entenderse y de no hacerlo será una traición a su base social difícilmente olvidable.

Veremos qué ocurre. Cuatro meses dan para mucho, pero quizás nos encontremos ante las elecciones más importantes de la democracia. De lo que en ellas ocurra influirá en el devenir de este país, aunque no siempre el electorado es inteligente….

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)


Villava-Atarrabia 11 Agosto 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario