martes, febrero 26

Lo que quiero ahora



Ángeles Caso hace un año escribió este precios texto que hago enteramente mío y como soy consciente de que yo no lo escribiría mejor lo adjunto textualmente señalando a su autora. es eso lo que también yo le pido a la vida, especialmente envejecer con tranquilidad y sosiego al lado de la persona que amo.

"Será porque tres de mis más queridos amigos se han enfrentado inesperadamente estas Navidades a enfermedades gravísimas. O porque, por suerte para mí, mi compañero es un hombre que no posee nada material pero tiene el corazón y la cabeza más sanos que he conocido y cada día aprendo de él algo valioso. O tal vez porque, a estas alturas de mi existencia, he vivido ya las suficientes horas buenas y horas malas como para empezar a colocar las cosas en su sitio. Será, quizá, porque algún bendito ángel de la sabiduría ha pasado por aquí cerca y ha dejado llegar una bocanada de su aliento hasta mí. El caso es que tengo la sensación –al menos la sensación– de que empiezo a entender un poco de qué va esto llamado vida.
 
 
 
Casi nada de lo que creemos que es importante me lo parece. Ni el éxito, ni el poder, ni el dinero, más allá de lo imprescindible para vivir con dignidad. Paso de las coronas de laureles y de los halagos sucios. Igual que paso del fango de la envidia, de la maledicencia y el juicio ajeno. Aparto a los quejumbrosos y malhumorados, a los egoístas y ambiciosos que aspiran a reposar en tumbas llenas de honores y cuentas bancarias, sobre las que nadie derramará una sola lágrima en la que quepa una partícula minúscula de pena verdadera. Detesto los coches de lujo que ensucian el mundo, los abrigos de pieles arrancadas de un cuerpo tibio y palpitante, las joyas fabricadas sobre las penalidades de hombres esclavos que padecen en las minas de esmeraldas y de oro a cambio de un pedazo de pan.
 
Rechazo el cinismo de una sociedad que sólo piensa en su propio bienestar y se desentiende del malestar de los otros, a base del cual construye su derroche. Y a los malditos indiferentes que nunca se meten en líos. Señalo con el dedo a los hipócritas que depositan una moneda en las huchas de las misiones pero no comparten la mesa con un inmigrante. A los que te aplauden cuando eres reina y te abandonan cuando te salen pústulas. A los que creen que sólo es importante tener y exhibir en lugar de sentir, pensar y ser.
 
Y ahora, ahora, en este momento de mi vida, no quiero casi nada. Tan sólo la ternura de mi amor y la gloriosa compañía de mis amigos. Unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irme a la cama. El recuerdo dulce de mis muertos. Un par de árboles al otro lado de los cristales y un pedazo de cielo al que se asomen la luz y la noche. El mejor verso del mundo y la más hermosa de las músicas. Por lo demás, podría comer patatas cocidas y dormir en el suelo mientras mi conciencia esté tranquila.
 
También quiero, eso sí, mantener la libertad y el espíritu crítico por los que pago con gusto todo el precio que haya que pagar. Quiero toda la serenidad para sobrellevar el dolor y toda la alegría para disfrutar de lo bueno. Un instante de belleza a diario. Echar desesperadamente de menos a los que tengan que irse porque tuve la suerte de haberlos tenido a mi lado. No estar jamás de vuelta de nada. Seguir llorando cada vez que algo lo merezca, pero no quejarme de ninguna tontería. No convertirme nunca, nunca, en una mujer amargada, pase lo que pase. Y que el día en que me toque esfumarme, un puñadito de personas piensen que valió la pena que yo anduviera un rato por aquí. Sólo quiero eso. Casi nada. O todo."
ANGELES CASO


lunes, febrero 25

La degradación de la derecha



Artículo publicadon en DEIA el 25 Febrero 2013

La derecha de este país, aquí y allá, está convulsionada, confusa y en situación de caos. Bueno…para ser sinceros también la izquierda lo está, porque vivimos momentos de crisis no solo económica y financiera sino también de valores y éstos especialmente están cuestionados en unos partidos políticos que no han evolucionado prácticamente nada desde el siglo XIX, incapaces de ser el instrumento eficaz que reclama la ciudadanía para transformar la sociedad.

Unos partidos, unos políticos, especialmente los que ocupan sus cúpulas, aquellos que los dirigen, que se han convertido en apenas cuatro años en el tercer problema para esa ciudadanía sorprendida, indignada, cabreada no solo por esa incapacidad de evolución, sino especialmente por la corrupción económica y lo que es más grave ética que les corroe.

Pero hoy toca hablar de la derecha ya que lamentablemente es la que gobierna en España y en Navarra, por cierto en ambos casos de manera irresponsable, errónea y lo que es más lamentable, aún con tintes de corrupción inadmisibles.

Lo de allí, lo del PP, su gobierno, su partido es como se suele decir coloquialmente de “juzgado de guardia” y nunca mejor dicho. Los escándalos que les van apareciendo rompen moldes y cado uno de ellos es más indignante que el anterior.

La trama Gürtel parecía que era el no va más, la madre de todas las corrupciones pero ahora aparece el señor Bárcenas y la supera, porque aquella estaba en teoría (ahora se demuestra que no era así) limitado a Valencia. Pero este nuevo salpica y de qué manera a la cúpula máxima llegando incluso al Presidente del Gobierno. En cualquier país de nuestro entorno las dimisiones habrían sido en cadena y la crisis política seguramente habría terminado en la convocatoria de elecciones anticipadas.


Pero en nuestro país funcionamos con parámetros diferentes y aquí no dimite ni Dios. Bueno….perdón, eso no es así, porque sorprendentemente acaba de dimitir su representante en la tierra: el Papa Benedicto XVI, aunque aún no sabemos las razones reales por las que ha tomado esa decisión. No creo que haya sido porque su señor se lo haya ordenado cansado también de escándalos como los casos de pederastia, o la posición canallesca con respecto al SIDA en África o a los derechos fundamentales como el aborto y el matrimonio homosexual. Más bien parece un problema de luchas internas por un poder más terrenal y financiero de lo que se debería exigir a una Iglesia Católica. En fin….veremos como acaba este folletín.

La posición absolutamente enrocada del PP y de su líder máximo, Mariano Rajoy está produciendo una peligrosa escalada de indignación, de cabreo social de imprevisibles consecuencias. La sensación es de una olla exprés a la que se le ha taponado la válvula de emergencia, que serían los partidos de una izquierda inmersa en una crisis profunda de identidad que ni está ni se la espera, nos lleva al peligro inminente de explosión incontrolada.

Por su parte en Navarra su homónimo (del PP), UPN, también está sumido en una profunda crisis ante la confrontación fratricida de Barcina con Catalán y al mismo tiempo embadurnados en la sospecha de lo ocurrido con la Caja de Ahorros de Navarra CAN y su oscura venta (¿o debemos decir regalo?) a La Caixa de Catalunya.

En este caso resulta lamentable la sumisión, cuando no colaboración de quien debiera ser su alternativa natural desde la izquierda: el Partido Socialista de Navarra, sobre el que se cierne también la sospecha en este complejo caso. Por qué razón se ha opuesto su cúpula a abrir una comisión de investigación en el Parlamento de Navarra tal y como solicitaron el resto de grupos abre incógnitas y sospechas peligrosas, especialmente sobre unos dirigentes que solo piensan en perpetuarse en sus sillones y a ser posible alcanzar algún puesto en el Gobierno de Navarra con un nuevo y estéril pacto con UPN en un futuro próximo.
 
Practicando además una política interna de Torquemada, por la que se quema por vía de la expulsión a quien osa discutir su deriva. No solo fue mi lamentable caso que ahora les sitúa en la contradicción de que un expulsado del PSN vuelva a residir en Navarra militando en el PSC, también el del alcalde de Sartaguda que se negó a entregar el poder a una derecha heredera política de quienes le convirtieron en el “pueblo de las viudas” y recientemente a Javi Álvarez, un joven comprometido, valiente, de izquierdas que cree y practica la libertad de expresión a través de las redes sociales como su Twitter. Lamentable, indignante, alguien debería poner fin a esta desangrante caza de brujas.

Pero no solo la derecha navarra y española están en crisis, también en Catalunya los escándalos de corrupción sacuden a CiU, tanto Convergencia como Unió, el caso Pujol, el Ayuntamiento de Lloret, o la financiación de Unió. De los grandes partidos que jugaron un papel relevante en la transición (el PCE está prácticamente desaparecido absorbido por IU) el único que se libra de esta lacra es el PNV, lo cual es de agradecer, porque nos hace mantener la esperanza en ellos.

Pero también el resto de instituciones están afectadas, la Iglesia Católica, la monarquía que pasa por su peor momento de su reciente historia salpicada con el caso Urdangarín, los sindicatos, la patronal…..da la sensación de que la crisis es profunda y total.
 
Veremos que nos depara el futuro pero solo algunos atisbos de reacción como el reciente Foro ético impulsado por militantes y ex militantes de la izquierda dan algo de luz, el resto oscuridad, profunda oscuridad.

No obstante deberemos mantener la lucha, la bandera erguida, porque solo gana quien resiste y quizás seamos capaces así de alcanzar un mundo mejor, al menos aquí….

miércoles, febrero 13

La vida merece vivirse a fondo.


Nací el 17 de Octubre de 1.948, el mismo día por cierto que mi admirado Quique González aunque 25 años antes. En Madrid, y para disgusto de algunos en la calle Ferraz 70 actual sede del PSOE mi partido estos últimos 20 años, creo que coincidiendo con el despacho actual del Secretario de Organización. ¿Os imagináis mi espíritu deambulando a su alrededor en un momento en el que debaten sobre si expulsarme o no?

Nací en plena postguerra y con el franquismo ya consolidado. Participé activamente en la lucha para enterrarlo, con algunas consecuencias dolorosas (incluyendo varias detenciones a manos de la tristemente famosa Brigada Política Social. Aún me quedan “heridas” que produjo en mí el ya tristemente famoso “Billy el niño”) pero también con experiencias inolvidables que me llevan a decir a veces que: contra Franco vivíamos mejor.

He cumplido por esa razón sesenta y cuatro años, una cifra que merece alguna reflexión:


Cuando era más joven (digo esto porque aunque parezca mentira aún sigo siéndolo) miraba a las personas de la edad que he cumplido, como si ya hubieran terminado su ciclo por este perro mundo. Ahora me toca a mí, y la verdad es que no me siento tan mal. La carrocería anda con el lógico desgaste de los miles de kilómetros recorridos, pero el motor sigue fino. Eso me anima a seguir la andadura, a visitar nuevos lugares, a conocer nuevas gentes, y sobre todo a seguir transgrediendo, porque esa transgresión tiene que ver con una juventud que no se relaciona necesariamente con la edad.

Me consta que eso molesta a algunos, o quizás a muchos, pero me temo que tendrán que aguantarme algún tiempo más.
 

Transgresor, también heterodoxo, y como consecuencia, o al revés, libre. Porque camino ahora ligero de equipaje, más ligero aún que antes, y eso te proporciona esa libertad que tantos añoran en una época en la que abundan los lameculos, pelotas, otros especímenes deprimentes, ortodoxos, oficialistas y como consecuencia de todo ello aburridos y vulgares.

Pero al mismo tiempo soy defensor del diálogo, de la comunicación entre diferentes, incluso entre muy diferentes, “constructor” de puentes que algunos canallas se han dedicado a destruir en el pasado, originando en algunos momentos un cierto hartazgo, también por ciertas posiciones inmovilistas que lamentablemente sigo observando hoy.
Amigo de mis amigos, enemigo cordial de mis enemigos, amante de mi familia, en una vida en la que el amor ha tenido un protagonismo fundamental. Y no sólo hacia las personas, también a un atardecer en pleno invierno como el que observo al escribir estas líneas, a la conversación amable con esos amigos, a una parte de la naturaleza, a un libro, o cómo no, a una canción, a la música que a veces me hace estremecer.
 

Esa es otra de mis pasiones: la música. Pasión, qué palabra, qué sentimiento tan poco utilizado en la negra, o quizás debo decir gris, época que nos toca sufrir. La música y sus músicos y músicas, especialmente las relacionadas con el rock and roll en todas sus modalidades. Buena gente, la mejor que he conocido en un momento en el que no suelen abundar en el plano político donde me suelo mover.


Política. Otra pasión. Con encuentros y desencuentros. Amores y desamores…políticos lógicamente. Traiciones, algunas gentes de baja estopa que la desacreditan y que me inspiran un profundo desprecio, pero en la que sigo inmerso a pesar de todo, y en la que pienso seguir precisamente por esa pasión, aunque estoy seguro de que algunos desearían mi desaparición fulminante y definitiva. Precisamente ahora sufro en mis carnes este deseo de manera excesivamente dolorosa. Pues va a ser que no.

Sesenta y cuatro años. Miro hacia atrás y veo una historia, unas historias, dignas de plasmar negro sobre blanco. Quién sabe, quizás cuando me aburra y decida escribirlas acaben siendo un “bestseller”. Seguro que algunos apartados aparecerán destacados en la prensa de aquí, y de allí. ¿Alguna primera página? Quizás. Ciertas relaciones han dado para eso y para más.

En fin, hoy al despertarme me doy cuenta que he comenzado el primer día del resto de mi vida. Espero que ésta, como la anterior, dé para otro libro al menos con las mismas páginas.

Mientras tanto continúo disfrutando a tope, esperando y desando que la sensatez y la verdad se impongan, sigo creyendo en el amor como la fuerza que mueve este gris mundo y soñando que le quito el puesto a Bruce Dickinson como cantante de Iron Maiden. Por eso como despedida permitirme un grito juvenil: ¡larga vida al rock and roll! ¡Larga vida a los roqueros, aunque sean ya sesentones!

lunes, febrero 11

DOCUMENTO FUNDACIONAL DEL FORO ÉTICO PARA DIGNIFICAR LA POLÍTICA

Hago mío este documento y sus bases programáticas por las que llevo luchando 22 años en el PSOE. 


Para dignificar la política, luchar contra la corrupción y profundizar la democracia
1. ANTECEDENTES
La crisis financiera que ha venido padeciendo el mundo occidental desde su origen en los EE UU en 2007, con una Europa sometida a un poder financiero desmedido y desregulado, ha sido la excusa de la derecha para propinar el ataque más profundo al Estado social y democrático de derecho que configura la Constitución de 1978. En efecto, en lugar de hacer políticas de crecimiento que permitan remover los obstáculos que impiden la igualdad, como proclama el artículo 9, los resultados de la política irracional de recortes y sacralización del déficit se traducen en un empobrecimiento de las clases medias y de la población más humilde, un aumento del paro y un injusto reparto de sacrificios frente a la crisis. Educación, ciencia, sanidad y dependencia son las principales damnificadas.

En medio de esta grave crisis económico-financiera acompañada de una crisis de valores, los millones de familias españolas en paro y a las puertas de la pobreza, los miles de jóvenes obligados a emigrar, la aparición de graves casos de corrupción y de comportamientos inmorales en la vida política, la impunidad que se aprecia y la falta de depuración o asunción de responsabilidades, el divorcio entre política y ciudadanía, las mentiras de los Gobiernos al incumplir sus compromisos electorales, el peso de la partitocracia en la vida institucional, la ausencia de mecanismos suficientes de transparencia y de nuevos cauces para posibilitar el control y la participación ciudadana en el acontecer de la política y sus decisiones, todo ello, ha aumentado el DESPRESTIGIO DE LA POLÍTICA y por extensión EL DETERIORO DE LA DEMOCRACIA. Y corremos el riesgo de que el vacío que van dejando los ideales democráticos se vaya ocupando por discursos populistas y autoritarios.

La sociedad española considera que la política está bajo sospecha. Por eso desconfía del sistema institucional ante la corrupción y los vicios acumulados, y a la vez se indigna con el papel de los gobiernos incapaces de garantizar la justicia social, la igualdad y la aplicación de un reparto equilibrado de sacrificios a la hora de afrontar con más legitimidad la crisis.
Sin embargo, la derecha parece no ser consciente en este año de gobierno de que la convivencia en la calle se encuentra al límite, próxima al estallido social. Es más, pretende beneficiarse del populismo y de la demagogia de que "todos los políticos son iguales". Tampoco actúa ante la debilidad del sistema democrático que requiere medidas consensuadas en el Congreso para regenerar la política, prevenir, perseguir y castigar la corrupción, hacer transparente la financiación de los partidos, investigar la mala gestión de las entidades financieras, afrontar la crisis con actitudes de diálogo hacia los movimientos y agentes sociales y profundizar en una democracia más participativa, transparente y de más calidad.

Lo cierto es que los errores acumulados en el funcionamiento del sistema político en España, responsabilidad de los sucesivos gobiernos, unidos a los efectos de la crisis, han provocado una gran desconfianza hacia el papel de la política. Y si no damos pasos urgentes hacia un nuevo código ético de comportamiento, reformas legales necesarias y una profundización de la democracia, será imposible dignificar el ejercicio de la política y recuperar la confianza de la ciudadanía en sus representantes.
 
 
 

2. DE LA REFLEXIÓN AL COMPROMISO PERSONAL.

En este complejo escenario y resaltando la convicción de que no es cierto que todos los políticos sean iguales y que la corrupción esté generalizada, compartimos la idea de que es necesario y urgente actuar para provocar la REGENERACIÓN urgente de la política como reclama la sociedad y que es imprescindible acometerla desde la izquierda y las fuerzas de progreso, buscando un compromiso firme y decidido del PSOE.

Se impone una reflexión crítica, libre de ataduras, sobre el devenir de nuestro modelo de democracia surgido hace más de 30 años entre los condicionantes y limitaciones del período de transición de la dictadura a la democracia.

Pensamos que la crisis de la política exige un nuevo CONTRATO SOCIAL como marco de relaciones y compromisos entre los partidos y la ciudadanía y sobre la base de una nueva Cultura Política que nos conduzca a reformas normativas en favor del fortalecimiento de la democracia tanto en la sociedad como en el interior de los partidos. Hablamos de una Cultura Política que empodere a la sociedad civil y permita afrontar, desde la verdad, el diálogo, el reparto justo de sacrificios y la transparencia, la gestión de la crisis.

Vivimos en una democracia que no ha alcanzado su plenitud porque ha acumulado desviaciones en su funcionamiento. Y constatamos que los poderes públicos toman decisiones bajo las exigencias y condiciones que establecen la Troika y los mercados financieros especulativos. Una situación que empuja a la ciudadanía a la calle para expresar el fracaso de la política y del Parlamento como depositario de la soberanía popular.

 
 
3. LA MOTIVACIÓN.

Las razones de la creación de un FORO ÉTICO residen en la profunda preocupación que sentimos por la creciente desconfianza de la ciudadanía hacia la política, el descrédito de buen número de instituciones del Estado y el desprestigio de los políticos y los partidos. Como personas que creemos en la función de la política, no podemos guardar silencio ni asistir impasibles a la agonía de la política ante la falta de iniciativas. No estamos dispuestas a ser cómplices de lo que está pasando.

El MOTIVO CENTRAL DEL FORO es promover un movimiento progresista para impulsar, desde una actitud ética y una posición crítica con la situación, medidas y propuestas que ayuden a dignificar la política recuperando los valores en su ejercicio por los representantes de la ciudadanía.

Queremos vincular el ejercicio de la actividad política a la honestidad, transparencia, creatividad, eficiencia y sujeción a la legalidad. Nos comprometemos con otra forma de hacer política más pegada a las personas y en lucha decidida contra la corrupción.
 

 
4. OBJETIVOS DEL FORO.

Hemos aprendido de los errores del reciente pasado y, como personas progresistas, queremos trabajar por acercar la política a la ciudadanía, acabar con los engaños electorales, devolver su protagonismo al Parlamento, garantizar la democracia interna en el funcionamiento y la toma de decisiones de los partidos haciendo más transparente su financiación, proponer nuevos cauces de participación e iniciativa legislativa popular en el Congreso, defender la investigación sobre la mala gestión de las entidades financieras que han provocado agujeros negros que pagamos todos, innovar el sistema electoral, ayudar a combatir con eficacia y dureza la corrupción y desarrollar la cultura de lucha contra el fraude fiscal.

Consideramos necesario cambiar el sistema de selección de sus componentes y lograr un funcionamiento independiente y eficaz de organismos como el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas, el Defensor del Pueblo, el Banco de España y otras altas instancias del Estado para el mejor control del ejecutivo, de los poderes públicos y de unas administraciones que han de tener un funcionamiento totalmente transparente.

Solo desde la ACCIÓN y la CAPACIDAD DE INICIATIVA PROPOSITIVA será posible devolver la dignidad a la política, reforzando el valor de la honestidad y el compromiso básico de que quienes se dediquen a la política estén al servicio de los intereses generales de la ciudadanía, como una tarea cargada de ética y de épica, especialmente para los socialistas.
 

 
5. ÁMBITOS DE TRABAJO.

El Foro contará con una página web como espacio de encuentro y reflexión. Sus miembros han de estar presentes en las redes sociales, en las actividades de las agrupaciones socialistas, colaborando con instancias universitarias, fundaciones, asociaciones, entidades y ONG's, relacionándose así con movimientos sociales y haciendo publicaciones en medios de comunicación.

La celebración en octubre de 2013 de la Conferencia del PSOE y el proceso de debate previo es una oportunidad que nos anima a prepararnos para hacer un esfuerzo generoso y realizar aportaciones al debate de la organización socialista mediante la formulación de alternativas al conjunto de la militancia y de la sociedad.

6. FUNCIONAMIENTO.

El Foro Ético se dotará de herramientas para interactuar en las redes; esto es, estudiar, escuchar, recoger opiniones, debatir, contrastar y formular propuestas que podamos trasladar con efectividad a la sociedad en general y a las instancias del PSOE, como principal alternativa de Gobierno, en particular.

El Foro no tendrá una estructura jerárquica, repartiendo las tareas de impulso, organización y coordinación necesarias entre sus miembros.