lunes, febrero 25

La degradación de la derecha



Artículo publicadon en DEIA el 25 Febrero 2013

La derecha de este país, aquí y allá, está convulsionada, confusa y en situación de caos. Bueno…para ser sinceros también la izquierda lo está, porque vivimos momentos de crisis no solo económica y financiera sino también de valores y éstos especialmente están cuestionados en unos partidos políticos que no han evolucionado prácticamente nada desde el siglo XIX, incapaces de ser el instrumento eficaz que reclama la ciudadanía para transformar la sociedad.

Unos partidos, unos políticos, especialmente los que ocupan sus cúpulas, aquellos que los dirigen, que se han convertido en apenas cuatro años en el tercer problema para esa ciudadanía sorprendida, indignada, cabreada no solo por esa incapacidad de evolución, sino especialmente por la corrupción económica y lo que es más grave ética que les corroe.

Pero hoy toca hablar de la derecha ya que lamentablemente es la que gobierna en España y en Navarra, por cierto en ambos casos de manera irresponsable, errónea y lo que es más lamentable, aún con tintes de corrupción inadmisibles.

Lo de allí, lo del PP, su gobierno, su partido es como se suele decir coloquialmente de “juzgado de guardia” y nunca mejor dicho. Los escándalos que les van apareciendo rompen moldes y cado uno de ellos es más indignante que el anterior.

La trama Gürtel parecía que era el no va más, la madre de todas las corrupciones pero ahora aparece el señor Bárcenas y la supera, porque aquella estaba en teoría (ahora se demuestra que no era así) limitado a Valencia. Pero este nuevo salpica y de qué manera a la cúpula máxima llegando incluso al Presidente del Gobierno. En cualquier país de nuestro entorno las dimisiones habrían sido en cadena y la crisis política seguramente habría terminado en la convocatoria de elecciones anticipadas.


Pero en nuestro país funcionamos con parámetros diferentes y aquí no dimite ni Dios. Bueno….perdón, eso no es así, porque sorprendentemente acaba de dimitir su representante en la tierra: el Papa Benedicto XVI, aunque aún no sabemos las razones reales por las que ha tomado esa decisión. No creo que haya sido porque su señor se lo haya ordenado cansado también de escándalos como los casos de pederastia, o la posición canallesca con respecto al SIDA en África o a los derechos fundamentales como el aborto y el matrimonio homosexual. Más bien parece un problema de luchas internas por un poder más terrenal y financiero de lo que se debería exigir a una Iglesia Católica. En fin….veremos como acaba este folletín.

La posición absolutamente enrocada del PP y de su líder máximo, Mariano Rajoy está produciendo una peligrosa escalada de indignación, de cabreo social de imprevisibles consecuencias. La sensación es de una olla exprés a la que se le ha taponado la válvula de emergencia, que serían los partidos de una izquierda inmersa en una crisis profunda de identidad que ni está ni se la espera, nos lleva al peligro inminente de explosión incontrolada.

Por su parte en Navarra su homónimo (del PP), UPN, también está sumido en una profunda crisis ante la confrontación fratricida de Barcina con Catalán y al mismo tiempo embadurnados en la sospecha de lo ocurrido con la Caja de Ahorros de Navarra CAN y su oscura venta (¿o debemos decir regalo?) a La Caixa de Catalunya.

En este caso resulta lamentable la sumisión, cuando no colaboración de quien debiera ser su alternativa natural desde la izquierda: el Partido Socialista de Navarra, sobre el que se cierne también la sospecha en este complejo caso. Por qué razón se ha opuesto su cúpula a abrir una comisión de investigación en el Parlamento de Navarra tal y como solicitaron el resto de grupos abre incógnitas y sospechas peligrosas, especialmente sobre unos dirigentes que solo piensan en perpetuarse en sus sillones y a ser posible alcanzar algún puesto en el Gobierno de Navarra con un nuevo y estéril pacto con UPN en un futuro próximo.
 
Practicando además una política interna de Torquemada, por la que se quema por vía de la expulsión a quien osa discutir su deriva. No solo fue mi lamentable caso que ahora les sitúa en la contradicción de que un expulsado del PSN vuelva a residir en Navarra militando en el PSC, también el del alcalde de Sartaguda que se negó a entregar el poder a una derecha heredera política de quienes le convirtieron en el “pueblo de las viudas” y recientemente a Javi Álvarez, un joven comprometido, valiente, de izquierdas que cree y practica la libertad de expresión a través de las redes sociales como su Twitter. Lamentable, indignante, alguien debería poner fin a esta desangrante caza de brujas.

Pero no solo la derecha navarra y española están en crisis, también en Catalunya los escándalos de corrupción sacuden a CiU, tanto Convergencia como Unió, el caso Pujol, el Ayuntamiento de Lloret, o la financiación de Unió. De los grandes partidos que jugaron un papel relevante en la transición (el PCE está prácticamente desaparecido absorbido por IU) el único que se libra de esta lacra es el PNV, lo cual es de agradecer, porque nos hace mantener la esperanza en ellos.

Pero también el resto de instituciones están afectadas, la Iglesia Católica, la monarquía que pasa por su peor momento de su reciente historia salpicada con el caso Urdangarín, los sindicatos, la patronal…..da la sensación de que la crisis es profunda y total.
 
Veremos que nos depara el futuro pero solo algunos atisbos de reacción como el reciente Foro ético impulsado por militantes y ex militantes de la izquierda dan algo de luz, el resto oscuridad, profunda oscuridad.

No obstante deberemos mantener la lucha, la bandera erguida, porque solo gana quien resiste y quizás seamos capaces así de alcanzar un mundo mejor, al menos aquí….

No hay comentarios:

Publicar un comentario