viernes, junio 22

Legalizar SORTU es justo, inteligente y necesario


Artículo publicado en DEIA el 22 Junio 2012

Me ha pillado la legalización de SORTU por parte del Tribunal Constitucional a contra pié, la verdad es que no me lo esperaba rodeado de malas y malísimas noticias. He decidido dos cosas, primero contactar con mi amigo Pernando Barrena con el que he vivido muchas batallas que algún día deberemos contar y la segunda tomarme un gin tonic bien frío a la salud de esa noticia. Con él he quedado en tomarme otro cuando nos encontremos.




Desde mi militancia socialista considero que supone resarcir una profunda injusticia y un tremendo error político que entorpecía el camino hacia la paz. Por eso las gentes de bien que tanto hemos luchado desde ambas orillas de este río de aguas turbulentas, que ahora se dirige hacia su remanso definitivo, tenemos que celebrarlo. Las gentes de bien de cualquier ideología también. Solo pondrán mala cara quienes siguen empeñados en que siga existiendo lugares de conflicto, quienes también en ambas orillas no les interesa la paz porque creen que su rendimiento político e incluso económico está en esa cara de la moneda. Canallas de diverso pelo que solo piensan en favorecer esos conflictos.



La legalización de SORTU y por tanto de Batasuna era la última traba política que faltaba. El elemento que nos quedaba por cumplir a los autodenominados demócratas después que la izquierda abertzale hubiera hecho su trabajo en los últimos 18 meses. Su decisión estratégica de confrontación con sus militares y la apuesta clara, inequívoca a favor de las vías pacíficas y democráticas tomada cuando decidieron la vía Bateragune, suponía el cumplimiento de todas las condiciones para su entrada en la vida política en igualdad de condiciones que el resto de partidos.



El siguiente paso será mover ficha con el tema de los presos, acercamiento, salida de los que tengan enfermedades terminales y eliminación de la inmoral e injusta “doctrina Parot” y por parte de ETA su disolución con la entrega controlada de las armas.



Una vez la paz consolidada deberemos enfrentarnos con imaginación, audacia y generosidad a la resolución del conflicto político que se escondía tras esa violencia. Solucionar de una vez por todas, el último problema heredado de la transición, las tensiones centro-periferia, siendo capaces de crear un escenario en el que todos nos sintamos cómodos. Posiblemente consiguiendo imponer nuevas soluciones a los viejos problemas. La independencia que quizás ahora se encuentre lejos se puede compensar desarrollando nuevas experiencias en el seno de una Unión Europea en crisis. La Euro región que ya se está llevando a cabo en otros lugares y que en su día pusieron sobre la mesa Ibarretxe y Patxi Zabaleta sería una de ellas, también la revisión del Estatuto de Gernika, la constitución de órganos permanentes de colaboración entre Navarra y Euskadi y alguna reforma consensuada de nuestra Constitución para dar entrada a un derecho inalienable como es de autodeterminación, o a la libre decisión.



Para eso probablemente sean necesarias nuevas mayorías sociales y parlamentarias. Resulta obvio y básico el entendimiento a partir de este nuevo escenario entre las deferentes izquierdas. La abertzale que posiblemente caminará unida y la estatal, especialmente la socialista, deberán abrir lugares de diálogo, de entendimiento y acuerdo hasta ahora impensables con la pesada losa de violencia aplastándonos. No sería impensable la posibilidad de un nuevo gobierno vasco con ambas, que cumpliera los dos criterios que ahora parecen necesarios y suficientes: que gobierne la izquierda y que gobierne de manera transversal. Un gobierno presidido por Patxi López incluso aunque el PSE quedara detrás de la IA. La experiencia frustrada de Navarra en 2007 en la que se daban esas circunstancias nos debe guiar en ese camino, porque la generosidad antes mencionada debe aplicarse en ambas orillas.



Después y quizás lo más difícil, será la reconciliación. A menudo pienso que yo que he sido victima del conflicto (no tanto como otros que han perdido seres queridos, han caído heridos o han sido torturados, que de todo ha habido en ambos campos) ya me he reconciliado en este largo camino.



He sido capaz de reconocer el daño infligido en el “otro”, su sufrimiento, sus razones políticas, aunque discrepara profundamente de ellas y lo más importante he sido capaz de sentarme en una mesa a tomar un café, a comer y cenar o simplemente a intercambiar impresiones, a menudo coincidiendo con gran parte de sus análisis.



Con Patxi Zabaleta, con Pernando Barrena especialmente, pero también con Joseba Permach, Sati Kiroga, Txema Jurado, Jone Goirizelaia y dejo para el final a Arnaldo Otegi quien por pedir su libertad y reconocer su trabajo para llevar a Batasuna por la senda de la paz me supuso mi expulsión injusta del PSOE. Algún día me tomaré unos vinos para celebrar su libertad que ahora está más cercana y necesaria. No tiene ninguna lógica y menos después de esta sentencia, que quien más ha hecho por llegar a este escenario lo tenga que ver desde las rejas de la cárcel. Es más desde aquí alzo mi voz alta y clara reclamando su libertad inmediata para que pueda encabezar las listas de su partido en la elecciones del próximo año.



No hemos sido muchos pero algunos nos hemos movido en el otro campo siempre injustamente tratados, con incomprensiones e incluso trato inhumano en algunas ocasiones. Amigos como Odón Elorza, Gemma Zabaleta, Dani Arranz, Jesús Eguiguren, Koldo Méndez y uno en especial de quien hoy me acuerdo de manera emotiva: Enrique Curiel que esta tarde después de escuchar la noticia sería inmensamente feliz escribiendo su obligado artículo para DEIA donde colaboraba habitualmente.



Algún día también existirá un reconocimiento expreso de su trabajo, su inmenso trabajo para que un momento como este haya llegado y la paz esté mucho más cerca.





Pero eso será después, ahora solo nos queda disfrutarlo respirar un poco más tranquilos y olvidándonos de primas de riesgo, recortes, crisis, Merkeles, Rajoys y otros monstruos que nos devoran, esbozar una sonrisa de oreja a oreja y ser durante un rato felices, muy felices.



Zorionak a todas las personas de buena voluntad que hoy se alegran.



Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y ex concejal del PSN-PSOE)



Villava-Sant Fost 21 Junio 2012


1 comentario:

  1. De acuerdo prácticamente en todo, te has dejado algún nombre en el tintero, la presidencia del segundo consejo general vasco por darte una pista, que ha sufrido la violencia de ETA no física pero si en la deslegitimación de las ideas democráticamente defendidas y que en Navarra, sin ir mas lejos, han tenido que pagar un precio muy alto. Agur Atarrabiatik, Adeu.

    ResponderEliminar