miércoles, noviembre 30

1 de Diciembre contra el SIDA (en memoria de mi hermano Javi)


En memoria de Javi

1 de Diciembre, Día Internacional de la lucha contra el sida. Un día para reivindicar mayores esfuerzos contra esta cruel enfermedad, para reflexionar sobre lo que no hacemos bien, denunciar a los gobiernos que no se implican lo suficiente, o simplemente para recordar a nuestros muertos.
Precisamente en referencia a los recuerdos vuelvo la vista atrás al no tan lejano 1992, año en el que la pérdida de mi hermano pequeño por este monstruo, me hizo implicar de lleno con quienes llevaban años de una desigual lucha, en concreto con la Comisión Ciudadana Anti Sida. Aún me duele su muerte y me rebelo ante la traición de esta cruel enfermedad que me lo llevó.

Recuerdo los esfuerzos por convencer al Parlamento de Navarra para que aprobaran medidas que intentaran frenar la expansión de la pandemia, o la terquedad de un Gobierno de Navarra empeñado en no entender, que el uso del preservativo era una de las medidas más eficaces. Incluso, no sin una cierta vergüenza ajena, aquel episodio que nos hizo ser noticia nacional, cuando descubrimos que el entonces Consejero de Salud había dado orden de quitar el preservativo de un kit anti sida cuya distribución se aprobó por dicho Parlamento, no sin una ardua lucha política.

No ha pasado demasiado tiempo de aquello, y aunque todavía hoy siguen existiendo reductos conservadores en nuestra sociedad, que defienden la abstinencia sexual como forma de evitar su contagio, algo hemos avanzado. Pero no conviene bajar la guardia, y síntomas de ello se detectan especialmente entre los jóvenes, por eso este 1 de Diciembre debe servir también para alertar a las autoridades de ese peligro. Ni un paso atrás en esta difícil lucha.

Hay que continuar igualmente con el apoyo a las víctimas, en un momento que tanto se habla de otras. Apoyo que debe ir dirigido no sólo a su atención sanitaria, también a la social, e incluso a la cultural o económica. Se ha avanzado bastante en este terreno desde 1992, pero aún nos queda mucho camino que recorrer.

Pero no podemos, no debemos, quedarnos sólo en la atención de los más próximos, tenemos que alzar nuestra mirada y dirigirla a la tremenda e injusta situación en el Tercer mundo, y en especial en ese continente masacrado por las guerras, el hambre...., y el sida: África. Sin olvidar el sudeste asiático, parte del Caribe y los países del este europeo.

Allí cada día más de 8.000 personas mueren de sida. Cada hora, cerca de 600 personas se infectan, y lo que resulta aún más dramático, cada minuto un niño muere a causa del virus. En África la irresponsable actuación de las industrias farmacéuticas impide, que los medicamentos genéricos que existen se puedan repartir al resultar mucho más baratos. Una forma de crimen colectivo, de genocidio encubierto que debemos denunciar contundentemente. Eso con la colaboración de sectores de la Iglesia Católica empeñados en hacer campañas irresponsables contra el uso del preservativo.

Mucho se habla en la época actual de la defensa de los Derechos Humanos. ¿No es el principal el derecho a la vida? ¿Cómo consentimos entonces esta vulneración en masa? ¿Seguiremos mirando hacia otro lado, siendo cómplices de esta situación, cuando nos enseñan esas terribles imágenes?

Defiendo la relativa eficacia de los denominados “días internacionales de…”, porque cumplen la función de recordar, de volver a denunciar. Por eso escribo estas líneas en la proximidad de este nuevo 1 de Diciembre. A los que nos ha tocado de cerca esta terrible enfermedad no nos hacen falta, porque cada día pasan por nuestra memoria imágenes del ser querido que nos arrebató, y la maldecimos mil veces, pero para el resto de nuestra sociedad sí son necesarios, aunque sólo sea para que no se olviden de que existe.

Por eso desde aquí manifiesto mi solidaridad con quienes la sufren, mi apoyo a las organizaciones que colaboran a “pie de obra” para hacerles una vida más fácil y evitar que nuevas personas acaben sufriéndola. Al mismo tiempo que alzo mi voz, y maldigo, a todos aquéllos, sean gobiernos, industrias, o instituciones religiosas, que impiden que se pongan medios eficaces para evitar su progresión, ya sea abaratando las medicinas o con medidas preventivas.

Este 1 de Diciembre de 2011 será otro día de lucha contra el sida, y nuevamente el lazo rojo lucirá en nuestro ropaje, aunque no debemos quedarnos sólo en eso. Y nuevamente el recuerdo de Javi me emocionará, quizás este año un poco más sensible alguna lágrima brote en su memoria, hace mucho que no lloro y este jueves puede ser un buen momento para hacerlo de nuevo.

Cuantas veces canté haciéndo el dúo por los garitos de Madrid de los años 70 con él esta canción. Va por tí Javi.

sábado, noviembre 26

El batacazo de Roberto Jiménez


A menudo cometemos el error de asignar las derrotas electorales a los partidos políticos, ignorando que éstas suelen producirse por los errores, en algún caso como el que nos ocupa garrafales, de sus dirigentes a veces más empeñados en resolver su futuro político y personal que el interés común.

Por eso en lugar de comentar que “el PSN ha tenido un resultado nefasto” en las elecciones del pasado domingo, más bien debiéramos decir que: “Roberto Jiménez, su Secretario General y líder, se ha llevado un batacazo descomunal”

En estas elecciones, como continuación por cierto de las anteriores municipales y autonómicas, de nuevo han sido capaces, él y sus acólitos, de llevar un paso más adelante al socialismo navarro hacia el abismo de la destrucción.

Situar al PSN en apenas 70.000 votos cuando es habitual pasar ampliamente de los 100.000, bajando 45.000, más o menos un tercio de nuestro electorado y dejar la representación parlamentaria en la mitad, es como para sobresaliente en torpeza.

Lo peor de esto resulta ser que nadie parece estar dispuesto a asumir la responsabilidad del desastre y que el análisis que trasladan a la sociedad es que se ha perdido lo mismo que los demás por la situación económica con argumentos tan lamentables como que “somos la quinta federación del PSOE que menos hemos perdido en votos, o la sexta en porcentaje”.

¿Realmente el que hace público esta simpleza argumental además de no ponerse colorado como un tomate piensa que la ciudadanía es tonta? Pues más bien parece que sí. A mí personalmente me parece un ejercicio de cinismo y un insulto a nuestra base social, la que nos ha votado y la que nos ha abandonado posiblemente harta de este tipo de comportamiento.

La verdad, la cruda realidad es que un partido con tanta historia, con tanta dignidad, con una base social honesta y luchadora, está al borde de su extinción, porque los insensatos, los ambiciosos advenedizos, perdón, también insensatas y advenedizas, que ahora lo dirigen lo están llevando hacia allí.

Pensaba haber añadido irresponsables, pero este adjetivo podría haber conducido a equívoco a los lectores, porque en realidad son responsables, vaya si lo son y como responsables deberían ser castigados.

A mí se me expulsó por decir públicamente que “Otegi trabajaba en el seno de Batasuna para llevarla a la senda de la paz”, cuestión que ahora parece evidente para cualquiera que tenga un mínimo de rigor intelectual. Alegaron que ese comentario dañaba al PSN. Cabe preguntar ahora: ¿qué ha hecho más daño al partido ese comentario o la deriva a la que lo han llevado con su compadreo cono UPN-PP? Sí, sí, con el PP también, porque cabe recordar que hoy UPN y PP han estado y están muy unidos.

Por lo tanto y en buena lógica el castigo a los culpables del desastre ¿no debiera ser la expulsión del PSN y en buena lógica su abandono de un gobierno en el que están representándolo? Eso suponiendo que para no abandonarlo no se pasaran a UPN con armas y bagajes, que tampoco sería demasiado raro dada su proximidad ideológica.

No es justo que como se dice coloquialmente “se vayan de rositas”. Aunque no sea el castigo la expulsión que se merecen, al menos debieran abandonar el gobierno y desde luego desaparecer de la dirección que salga en el próximo futuro. Quizás un trayecto por la militancia de base sirviera para reconducirlos a la senda de la izquierda.

Otra alternativa es que en un gesto de dignidad personal y política fueran ellos y ellas quienes tomaran esa lógica decisión. Debería ser habitual que los responsables de un desastre como el ocurrido el pasado domingo, tomaran decisiones que sirvieran para recuperar una confianza que nuestro electorado ha perdido.


Me temo que nada de eso vaya a ocurrir. Ya sabemos según su grandioso análisis quién ha tenido la culpa, desde luego ellos y ellas no y que piensan seguir liderando el PSN en su nueva andadura de regeneración, de refundación. Vamos, que valen igual para un roto que para un descosido.

Eso suponiendo que no se produzca una verdadera revolución interna que haga que las bases, aquellas personas militantes dignas y currantes que se han dejado la piel en estas elecciones como lo hacen igualmente el resto del año en sus pueblos, en sus fábricas, en sus lugares de trabajo, se alcen y les echen a patadas.

El PSN se merece gentes de otra madera, que antepongan el bien de Navarra, el bien del PSN, el bien de las capas más desfavorecidas de la sociedad al suyo propio. Gentes de izquierdas, que miren y dialoguen hacia la izquierda, que estén dispuestas a aportar nuevas soluciones a viejos problemas. Gentes dialogantes, sensatas, generosas, con altura de miras.

Espero que sea así y desde el PSC observaré con atención el devenir de un partido como el PSN que siempre tendrá una parte de mi corazón. Suerte amigas y amigos, ya sabéis dónde me tenéis.

Roberto Jiménez, él y sus colaboradores, se han llevado un batacazo el domingo, pero lamentablemente el que lo está sufriendo es el PSN y sus gentes. Esperemos que en el futuro sin su lastre sea capaz de cumplir el papel que le corresponde y se merece: el de primera fuerza política y elemento estabilizador y de puente en la compleja política navarra.

jueves, noviembre 24

Ahora a preparase para la lucha (Publicado en DEIA el 24 Noviembre 2011)


Ya pasó el 20-N y los peores presagios para la izquierda se han cumplido. Que nadie se equivoque porque el tsunami conservador no solo se ha llevado por delante al PSOE cuyos resultados son escandalosamente negativos, sino que también las otras izquierdas, aunque hayan mejorado de manera importante sus resultados, también han sido arrasadas y sufrirán de la misma manera sus consecuencias.

Han sido las primeras elecciones sin la sombra de la violencia, sin ETA condicionando el resultado y por primera vez nadie ha sido insultado o presionado a la hora de votar en Euskadi y Navarra. Por primera vez ningún incidente de relevancia ha enturbiado lo que debe ser y ha sido en esta ocasión una fiesta de la democracia.

Pero lo que sí ha quedado demostrada es la capacidad de eso tan desconocido y tenebroso que denominan los “mercados” tienen capacidad para cambiar a su antojo los gobiernos europeos. Primero le tocó a Irlanda y Portugal, después Papandreu sufrió su demoledora eficacia, incluso el que parecía intocable Berlusconi acabó KO y este domingo cae la última ficha del dominó: Alfredo Pérez Rubalcaba. Han acabado con él dejándole destrozado después de liquidar previamente al líder más odiado: Zapatero.

Todo ello manejando algo tan intangible, tan misterioso para los ciudadanos comunes como la “prima de riesgo”. Apretaron los tornillos socialistas hasta dejarlos casi exhaustos y aunque las encuestas daban una victoria aplastante del PP, por si acaso la han llevado en los últimos días hasta situarnos al borde del abismo para que no hubiera ningún imprevisto de última hora que desbaratara sus planes. Lo han conseguido, todo el plan en lo táctico y en lo estratégico se ha cumplido al 100 por 100. Toda la izquierda ha sido barrida de Europa e incluso parte de la derecha ha sido sustituida por técnicos manejados por sus oscuros jefes. ¿Quiénes son? ¿Dónde están? ¿Cómo se les puede combatir? Eso da para otra reflexión.

Pero hagamos un breve repaso a unos resultados que aunque previsibles tienen elementos que conviene observar de una manera más pormenorizada. En el estado la aplastante victoria del PP le da el mayor poder que en la reciente democracia ha tenido partido alguno. Dominan prácticamente entero el mapa municipal, el autonómico y ahora las dos cámaras del estado. De cómo gestionen este poder absoluto dependerá el futuro de nuestro país y sobre todo la paz social.


El PSOE retrocede en un descalabro histórico que le augura una larga travesía del desierto perdiendo nada menos que 4 millones de votos lo que nos lleva a comprobar que esta vez el PP ha ganado, porque el PSOE ha perdido. Pero dicen que no hay mal que por bien no venga. Las regeneraciones en los partidos, las limpiezas de la mala hierba, la recuperación de principios más acordes con su ideología solo se producen después de un fracaso electoral y cuanto mayor es éste más posibilidades existen de recuperar sus señas de identidad.

En el resto de partidos hay de todo, desde la recuperación de Izquierda Unida, que resulta una buena noticia porque siempre que el socialismo ha tenido un partido fuerte a su izquierda se ha escorado con una mayor claridad hacia esa orientación ideológica. Eso se va a notar seguro en los congresos que ahora tiene que celebrar. Los nacionalistas en términos generales también crecen, más CiU a pesar de los brutales recortes que PNV, BNG, CC o ERC.

Especial relevancia tiene la irrupción de la izquierda abertzale vasca que después del final de la violencia debe tener la capacidad de fortalecer con su vertiente más de izquierdas. Es positivo también (algo de esto tiene que haber después de tanta tragedia) que la parte del resto de partidos sea en esta ocasión mayor consiguiendo así una representación más plural.

Por autonomías también lo esperado con el vuelco producido en Andalucía, que se añade a lo ya ocurrido en Mayo en Castilla la Mancha y Extremadura, más la consolidación del PP en sus feudos de Madrid, Valencia o Castilla León. Es tremendo que los casos de corrupción ocurridos en las dos primeras no solo no haya tenido consecuencias negativas sino todo lo contrario. ¿Qué sociedad se está consolidando?

Mención aparte para Euskadi y Navarra. El mismo fracaso del PSE y PSN, resaltando que el segundo va en una absoluta caída libre hacia su desaparición, si alguien antes no lo evita tomando decisiones drásticas y cambiando con urgencia una dirección en descomposición y a la deriva. El PNV pierde y el PP gana, pero poco.


Y ahora qué?

Algo de lo que nos espera en el futuro ya está avanzado en la previa, aunque planea una pregunta preocupante: ¿tendrán razón los Mayas en sus previsiones para Diciembre de 2012? Pronosticaban un cambio de era y parece que han acertado plenamente, aunque la visión actual podría cambiar drásticamente en el futuro si los “mercados” se pasan en el apretado de tuercas que están realizando a las sociedades europeas.

Va a ser necesaria por ello una gran dosis de imaginación y audacia. La izquierda herida de muerte debe restañar sus heridas y afrontar con urgencia una forma de regeneración y de refundación. El PSOE con mayor claridad ya que ha sido el gran derrotado, pero también las otras izquierdas deben ser conscientes de la necesidad de ese proceso de recuperación de sus valores clásicos que pasar inexorablemente por un mejor entendimiento entre ellas. Lo que se definió como “casa común de la izquierda” en referencia al PSOE debe convertirse en un comunidad de vecinos bien avenidos, porque nos vienen momentos duros de ataque feroz al Estado del Bienestar y a los derechos conquistados en las últimas décadas. La acumulación de fuerzas de la izquierda va a ser más necesaria que nunca.

También en Navarra y Euskadi. La izquierda abertzale debe darse cuenta que necesita fortalecer su alma de izquierdas para poder entenderse de manera transversal con la izquierda estatal: un PSE y PSN renovados. Entender que en la excepcional situación actual la defensa de los derechos políticos y sociales está por encima de los derechos nacionales.

Debemos prepararnos para una larga batalla. Quienes vivimos la lucha antifranquista tendremos que aleccionar a los más jóvenes en la táctica y la estrategia necesarias para derrotar a la extrema derecha que nos viene. Van a tener un poder democrático pero absoluto lo que les puede inducir a aplicar métodos nítidamente fascistas.

A pesar del respeto que las izquierdas tenemos a los instrumentos democráticos y sin renunciar a ellos no sería de extrañar que tengamos que utilizar instrumentos revolucionarios (sin violencia, pero revolucionarios) para defender nuestros derechos.

La ciudadanía ha ejercido su voto y debemos respetarlo pero eso no significa que para defender los derechos fundamentales: el Estado de Bienestar, la sanidad y educación pública, los servicios sociales, derechos laborales o libertades sociales, tengamos que recurrir a métodos menos “ortodoxos”.

Ha pasado el tsunami de la derecha, pero la izquierda ahora deberá resistir en las barricadas.

viernes, noviembre 18

El PSN-PSOE y el cese de ETA: el 'espíritu' de Monjardín


El pasado 20 de Octubre ETA comunicaba el cese definitivo de su violencia. Terminaban así, pendiente aún de resolver temas importantes, más de 40 años de pesadilla, en el transcurso de los cuales las dos partes implicadas en un conflicto con un indudable origen político se han dejado jirones de su piel. Asesinados, 859 en el bando de la democracia, heridos, extorsionados, aterrorizados, secuestrados y también presos, exiliados de distintas maneras y familias afectadas en ambas orillas de este río de aguas turbulentas que ahora comienza a calmarse.

En la orilla de los demócratas han existido personas, especialmente militantes del PSOE, que contracorriente, con incomprensiones y sinsabores han intentado, hemos intentado ir construyendo puentes por los que podernos comunicar y ayudar así a la llegada de la paz. Personas que hemos sabido abstraernos de nuestra situación personal y política, intentando además de defender nuestras ideas además de entender también las del “otro”, incluso las de quienes defendían y ejercían esa violencia injustificable.


Gentes que nos hemos comunicado, dialogado, incluso acordado con el “enemigo” o la “otra parte” en esta dura y cruel contienda. Que hemos sido capaces de aportar nuestro grano de arena para que lo ocurrido ese día 20 de Octubre fuera posible lo antes posible.

Así, muchas veces en secreto y discretamente hemos hablado, en nuestro propio nombre pero a veces también en representación de otros, con todas y todas aquellas personas que en la otra orilla también comenzaban a entender que el conflicto no podía, no debía durar eternamente. Así cuando se escriba la verdadera historia de estos años, especialmente los últimos, tendremos un lugar modesto pero creemos que importante en la resolución final.

Hemos creído en el diálogo con el diferente, incluso con lo muy diferente, en la negociación, en la comunicación y ahora creemos en el reconocimiento, la memoria, el acuerdo y especialmente en la generosidad. Opinamos y lo defendemos en privado y en público que se debe concretar más el comunicado de ETA con la entrega de sus armas y la desaparición definitiva, pero también que hay que tomar medidas urgentes en los casos de presos y presas con enfermedades graves, acercarles a su lugar de origen y eliminar elementos injustos como la denominada “doctrina Parot”. Después los temas políticos deben ser motivo de diálogo entre los partidos como siempre hemos planteado.

Desde su inicio en algún caso hemos colaborado en movimientos como Elkarri, Lokarri, Gesto por la paz o Ahotsak que pretendían ese entendimiento. En el último caso de mujeres que quieren ser oídas a través de un compromiso firme y duradero que abra una dinámica tendente a conseguir una situación plenamente democrática, consiguiendo que sea posible la convivencia real entre diferentes y así lograr que los derechos de todas las personas puedan ser ejercitados y respetados, revalidando un compromiso personal con una convivencia efectiva que nos lleve a la reconciliación.

Buscando igualmente que las mujeres pueden, que deben ser sujetos activos en la solución definitiva del conflicto a través de conseguir una sociedad plural donde todos los proyectos políticos puedan ser materializados. Desde una posición nítida a favor de la igualdad entre hombres y mujeres, pero también entre gentes que defendían diferentes ideologías. El trabajo de Ahotsak ha manifestado de importancia de la mujer también en la resolución de este conflicto.


Eso nos ha costado muy caro en nuestro propio partido, el PSN-PSOE, la incomprensión de algunos y algunas nos han llevado la marginación primero, la sanción después, e incluso la expulsión o el abandono voluntario de la militancia hartos de tanto agravio.

Pero ahora que vemos el sueño realizado y que nuestro esfuerzo ha valido para llegar a la situación actual, hemos decidido reunirnos en una comida en Monjardín, cerca de Estella para celebrarlo y disfrutarlo, con la idea de que quizás algún día se pueda hablar del “espíritu de Monjardín”, porque entre las personas ahí reunidas en torno a una mesa perdura el espíritu de todo lo que hemos comentado.

Hoy la paz está más cerca, mucho más cerca y cuando llegue lo hará gracias también quienes hemos remado contracorriente en momentos difíciles, a quienes hemos sido capaces de construir puentes, de crear vínculos de diálogo y entendimiento.

Algunas personas de las que nos encontramos aquí seguimos y seguiremos militando en un PSN-PSOE a la deriva con la ilusión de que enderece su rumbo, pero también estamos personas que hemos sido expulsadas y quienes lo hemos abandonado forzados por la rigidez de sus actuales dirigentes, incapaces de entender que lo que hacíamos y decíamos no solo era necesario, sino además era y así se ha demostrado, imprescindible.

Esperamos que la historia lo reconozca pero al menos hoy aquí en Monjardín al borde del viñedo navarro, en el límite con Álava y Guipuzcoa con el espíritu de la paz inundándonos, queremos dejar constancia de nuestro trabajo y nuestro ejemplo.

En Monjardín 13 Noviembre 2011

FIRMANTES POR ORDEN ALFABÉTICO:

Ainhoa Aznárez Igarza (Pamplona), Javier Álvarez Montero (Zizur), Juan Carlos Álvarez Eguizábal (Zizur), José Luis Lorenzo Elbas (Sangüesa), Eugenio Marín San Miguel (Andosilla), José Ramón Martínez Benito (Sartaguda), José Luis Martínez Martínez (Sartaguda), Lourdes Montero Montes (Zizur), Petra Schwab (Aranguren), Juan Tellería Vázquez (Aranguren), José Luis Úriz Iglesias (Villava-Atarrabia).


miércoles, noviembre 16

Doce años sin Enrique Urquijo




Cada año durante los últimos doce, todos los 17 de Noviembre, fecha de su muerte, le rindo mi humilde homenaje a mi querido y admirado Enrique. ëste es el del 2011:

Era una fría noche de Noviembre (como en su canción "era una noche tan gris, como mi vida de antes") cuando Enrique Urquijo quedó tendido sin vida en una calle de Madrid. Estaba solo, o quizás con una mala compañía, y a muchos se nos heló el corazón al enterarnos. A todos aquellos que admirábamos su música y la poesía de sus letras, a veces amargas como la vida misma, impregnadas de soledad.

La misma que se extendió entre quienes nos estremecíamos con sus palabras musicadas en las tardes de cualquier otoño como el que se lo llevó. Nos quedábamos más solos aún quizás porque sentíamos lo mismo que él aunque nos faltara su creatividad, su sensibilidad a flor de piel.

Canciones de amor pero especialmente de desamor, de tristeza, llenas de poesía, salidas de lo más profundo del ser humano, de esos terrenos que hoy apenas se pisan. Caricias hechas canción, cataratas de emociones que te hacían sentir, SENTIR, así con mayúsculas, y por eso al mismo tiempo vivir, cuando él estaba dejando de hacerlo.

Hace poco en esa labor de espectador de los instantes en que me he convertido leí que le denominaban “cantor de las derrotas”. Quizás sea una buena definición, por eso cuando nos sentimos derrotados ya sea en el amor o en cualquier otra cosa que hagamos en esta puñetera vida, nos identificamos tanto con él.


Ese terrible 17 de Noviembre sentí que perdía a mi hermano por segunda vez, la primera había sido 7 años antes cuando nos dejó Javi, mi hermano real, también músico, líder y compositor de un grupo de rock que se pateó los locales de Madrid allá por los años 70 y 80. Por eso las veces que he coincidido con Álvaro Urquijo, los dos han estado en una parte importante de nuestra conversación…y de nuestros sentimientos.

Pero también me di cuenta que había perdido a un amigo, a un compañero de viaje en esto del vivir, aunque no lo conocí directamente, solo a través de su música y de las veces que fui a verle actuar. Alguien que entendía lo que he sentido muchas veces, y era capaz algo que yo era incapaz: transformarlo en canciones.

Canciones de esas que a uno le habría gustado haber compuesto: “Volver a ser un niño”, “Cambio de planes”, “Quiero beber hasta perder el control”, “La calle del olvido” y tantas otras, que forman parte de la banda sonora de mi vida. De la mía, y de una parte de aquella generación, aunque quizás nunca se hayan dado cuenta. Es una pena que la de ahora no sea capaz de entenderlas.

Siempre he soñado con ser cantante de un grupo de rock, lo hice con mi hermano Javi haciéndonos los coros en su deambular por los garitos de Madrid con su grupo “Retales”, lo he vuelto a soñar ahora cuando he escuchado de nuevo esa maravilla de “Aprendiendo a soñar”, aunque sea de Álvaro y Tena. Canciones que a diferencia de la mayor parte de las que suenan hoy de “usar y tirar”, se mantienen vivas a lo largo del tiempo y que te hacen soñar incluso imposibles como éste.

Enrique se nos fue, nos hemos quedado sin el hermano músico, pero nos queda su obra esa que te hace despertar en medio de un mundo oscuro y anodino como el que nos toca sufrir, con la pena de no poder escucharle nuevas historias. Aún me acompañan en los viajes, o en las tardes de otoño como en la que escribo este artículo, y lo siento cerca. Quizás ahora haya montado un grupo con mi hermano y sus amigos, todos ellos de una generación cruel e injustamente machacada.

Quizás sigan componiendo juntos porque se hayan hecho amigos. Es probable que sean los que me animan a seguir luchando por ese tipo de música, frente a la incomprensión de quienes sólo valoran en función de los llenos en los conciertos. El “éxito” por encima de la calidad, de la verdad. Aquellos que no tiemblan de emoción al escuchar “Una tarde gris”.

Mi “amigo” Enrique Urquijo seguirá vivo mientas sigamos vivos los que escuchamos y sentimos su música, nos seguirá acompañando en nuestros bajones, en los momentos de depresión, de pena o desamor, y aunque parezca contradictorio nos levantará el ánimo, nos hará un poco más felices o menos infelices al hacernos comprender que no somos los únicos que sentimos así.

Enrique Urquijo, te recordamos, te echamos de menos, y quizás como tú decías: “seguimos siendo chavales ordinarios, que nos volvemos vulgares al bajarnos de cada escenario”. Cada uno de un tipo de escenario diferente.
El mejor homenaje que te podemos dedicar hoy es escucharte y eso es lo que voy a hacer.

Descansa en paz Enrique Urquijo.
Urquijo. Este año también.

miércoles, noviembre 9

A pesar de todo………..PSOE


Han sido unos duros meses para mi militancia política. Después de 43 años en esto, la mitad en el PCE y la otra mitad final en el PSOE acabar con la expulsión que me aplicaron “manu militari” en Julio, solo por opinar que Otegi estaba trabajando para cambiar Batasuna hizo que perdiera casi por completo mi confianza en este partido.

Ha sido un proceso injusto, inmoral, incluso inhumano en ciertos momentos, fruto del síndrome de Torquemada que padecen los actuales líderes del PSN-PSOE incapaces de admitir la discrepancia y opiniones diferentes a las suyas. Así les va y lo peor es que así nos va a ir a quienes creemos en esta sigla, quienes sabemos de la necesidad de que sea una opción fuerte y de izquierdas. Perdón, creo que me equivoco, porque la vedad es que a ellas y ellos no les va tan mal

Pero ahora viene una nueva etapa crucial: las elecciones del próximo 20 de Noviembre y ahí no caben ni rencores ni huidas. Se necesitan todos los votos, TODOS, incluso los de los cabreados como el mío. El peligro es demasiado grande como para andarse con zarandajas, a pesar de ciertas miopías y errores brutales cometidos. Es hora de aparcar los agravios, las injusticias, el dolor y ponerse a trabajar.

Por eso he decidido ayudar en lo que pueda para que Rubalcaba allí, Moscoso en Navarra y Chacón en Catalunya, puedan superar el bache en el que nos encontramos. Con mi voto el día 20 y con mi trabajo estos próximos días. Reconozco que son tres personas en las que confío, quizás de las pocas que ahora merecen esa confianza.

Intentaré convencer a cuantos a mi alrededor se encuentren en la misma situación que yo en cuanto a cabreo y desconfianza en el PSOE, explicándoles que éste es momento de aparcar viejas cuitas y evitar que la derecha más rancia de Europa nos machaque los próximos años. Es demasiado el peligro que corremos. De que a pesar de errores, algunos muy graves, de los miedos, de no haber aguantado la presión de los poderosos de aquí y de allí, necesitamos un PSOE lo menos debilitado posible que cuando se recupere, parece que desde la oposición como suelen ocurrir estas cosas, tenga aún la fuerza suficiente para levantar de nuevo el vuelo.

Por eso titulo este escrito “a pesar de…”, porque a pesar de todo lo que nos pueda alejar del PSOE, de todo el enfado producido en estos últimos meses ese día 20 debemos ir a las urnas y llenarlas de votos de izquierdas, de la izquierda del PSOE. No votos incondicionales sino votos que conlleven la condición de que debemos cambiar este partido dotándole de nuevos instrumentos de democracia interna, de pluralidad, de riqueza ideológica que fortalezca nuestra seña de identidad nítida de la izquierda para hacer frente a los difíciles nuevos tiempos. Porque todo parece indicar que con el PP en el poder tendremos que volver de nuevo a las barricadas y para eso necesitamos salvar la mayor capacidad posible de defensa (nos va a tocar eso) posible.


Pero eso amigas y amigos, compañeras y compañeros será después, ahora toca arrimar el hombro para que el PSOE saque el resultado menos malo posible. En algunos casos, utilizando un símil gráfico, aunque a la hora de votarle lo hagamos apretándonos la nariz. Por eso el 20-N votaré al PSN-PSOE a pesar de aventureros, borregos, oportunistas, advenedizos e incluso algún canalla. Votaré al PSN porque el partido, su ideología está muy por encima de los Jiménez, Izcos, Astices, Torres y otros especímenes que ahora lo dirigen.

Con la certeza de que sea el resultado que sea, después del 20-N yo seguiré ahí luchando para que el PSOE recupere su fuerza perdida y espero que entonces sí, cuando las ratas vayan abandonando un barco que ya no les lleva a SU puerto personal, cuando se necesite todo el potencial humano e ideológico para reflotarlo, entonces sí, repito, me devuelvan mi militancia injustamente arrebatada.

Necesitamos el 20-N una "lucha de gigantes" para no quebrarnos,

jueves, noviembre 3

“FORO IRUÑA”, el final de una preciosa experiencia


El 15 de Junio de 2000 aparecía publicado en la prensa de Navarra el primer artículo de una experiencia novedosa y arriesgada, más aún en aquel tiempo: el “Foro del Café Iruña”, nombre que adoptamos en su primera etapa, que duró hasta Septiembre 2003, precisamente porque nos solíamos reunir en tan emblemático lugar de la Plaza del Castillo de Pamplona.

Catorce personas a las que nos separaban muchas cosas, diferentes incluso en ciertos temas muy diferentes, pero que nos unía una fundamental: la necesidad de demostrar que gentes así podían no solo dialogar en torno a un café bien caliente sino también sintetizar y acordar. Todo ello ha quedado plasmado negro sobre blanco en los 73 artículos escritos (26 en la primera etapa y 47 en la segunda).

Veníamos de partidos tan diversos como el PSN, IU, CDN, EA, PNV, Batzarre e incluso de la izquierda abertzale, en aquella fecha representada por HB, algunos con cargos de responsabilidad en ellos, más el enriquecimiento que aportaban compañeros que trabajaban en movimientos sociales como Elkarri o Salhaketa. Nacionalistas más o menos radicales y no nacionalistas también con la misma característica, hombres y mujeres, de izquierdas o de centro, religiosos o no.

Para empezar pusimos el listón muy alto titulando nuestro primer artículo “Por un proceso de paz y diálogo” . Reconozco que al releerlo uno se da cuenta de la tremenda actualidad de unas ideas que expresábamos hace nada menos que once años. Tan cerca, pero al mismo tiempo tan lejos.

Terminábamos con una frase que puede resumir perfectamente nuestra intención al escribirla: "En cualquier caso, exigimos que cualquier materia que afecte a nuestro futuro marco político pase por la decisión de los ciudadanos navarros, expresada a través de procesos democráticos. Nadie puede suplantar esa decisión; pero todos estamos obligados a trabajar por un clima de respeto y diálogo que la haga posible en paz y libertad. En consecuencia, animamos a la sociedad y a los agentes sociales y políticos a profundizar en los principios de la no violencia y el diálogo sin exclusiones como pilares fundamentales de cualquier solución y de un proceso de paz".

Democracia al máximo, respeto a la pluralidad y libertad de trabajar en política sin la sombra de la violencia.

Visto desde ahora parece fácil pero en aquel momento era extraordinariamente difícil defender esos conceptos y más aún con gentes consideradas como “enemigas” en tu propio bando político. Eran tiempos muy difíciles para la construcción de puentes y el río que nos separaba llevaba las aguas tan embravecidas que arrasaba cualquiera que pudiéramos construir. Fueron meses, años de incomprensión de críticas de malentendidos, especialmente desde los partidos políticos que no admitían ese tipo de comunicación. En mi caso ahora que he sido expulsado por reconocer el trabajo de Otegi estuve a punto de serlo también por participar de esa experiencia. Aún así, con dificultades, con rechazos, incluso teniendo que abandonar el viejo Café Iruña por esos motivos, continuamos en nuestro empeño y fuimos capaces de trasladar, de plasmar nuestra opinión de síntesis, de acuerdo de mínimos sobre todo tipo de temas: euskera, prostitución, conflicto vasco, botellón, emigración, cárceles, religión, e incluso sobre Osasuna.

Unos con más dificultades de consenso que otros, pero siempre desde el respeto, el diálogo y la buena camaradería. Tardes, noches en la última etapa, agradables en las que casi siempre salías con la sensación de haber aportado un granito de arena al entendimiento, y siempre sabiendo que habías estado acompañado de buena gente.

Once años de sobresaltos, de llamadas de atención de los que no entendían, ni podían entender esta experiencia, con cambios, unos y unas que llegaban y otros y otras que nos dejaban, en algún caso como los queridos Víctor Rodríguez, José Luis Campo o José Ángel Pérez Nievas para siempre. Pero todas las veces con una sensación de relajo que no se daba en otras relaciones políticas o sociales.

Para los que les interese investigar esta aventura Miguel Izu, ha tenido la visión de futuro de colgar todos ellos en su página web, os animo a visitarla: http://webs.ono.com/mizubel/iruna.htm. Ahí están todos nuestros artículos y los reportajes periodísticos que no han hecho en ese tiempo

Me siento orgulloso de pertenecer a este colectivo, y más en un momento en el que la vida política pasa por momentos de especial crispación y tensión. Orgulloso del buen rollo que hemos tenido, pero especialmente de que hayamos sido capaces de, incluso desde la discrepancia, ceder en nuestras posiciones para acercarnos a las del “otro” buscando el punto medio. No todo el mundo es capaz de hacerlo. Ojala nuestros dirigentes pudieran aprender y algún día se sentaran alrededor de una mesa para buscar esos puntos de encuentro. Nosotros hemos demostrado en estos once años que eso es posible.

Ahora los cambios habidos, alguno como el enuncio de ETA de final de su violencia ha sido fundamental, el cansancio de quienes ya vamos teniendo una edad, el alejamiento físico como mi caso y algún otro más, hacen que nos hayamos planteado terminar con esta novedosas y maravillosa experiencia.

Me quedo ahora con las amigas y amigos hechos en la andadura, algunos de manera muy especial. Una andadura con la que me he enriquecido, escuchándoles, aprendiendo de sus aportaciones y sobre todo reconociendo que nadie tiene la verdad absoluta, que se puede llegar a puntos de encuentro en las discrepancias que al inicio pueden parecer profundas.

Buena gente, muy buena gente, expertas en política pero especialmente expertos en la vida que espero seguir viendo aunque no sea para escribir esos artículos. Quizás sea la mejor experiencia que he tenido en mi ya larga y azarosa vida política y social en la que he tenido más sinsabores que momentos agradables. Con ellas y ellos sí los he vivido: intensos y agradables.

Mikel Armendáriz, Víctor Aierdi, Iñaki Cabasés, José Luis Campo, Ginés Cervantes, Fermín Ciaúrriz, Miguel Izu, Manuel Ledesma, Ainhoa Aznárez, Helena Berruezo, Iosu Ostériz, Ramón Peñagarikano, Ioseba Ezeolaza, Guillermo Múfica, José Ignacio López Borderías, José Ángel Pérez Nievas, Pedro Romeo, Patxi Zabaleta, Javier Leoz, Conchita Corera, Camino Oslé, Andoni Santamaría, Reyes Cotáire, Jokin Elarre, Fernando Atxa, Isabel Arboníes y José Luis Úriz, 27 mujeres y hombres que han pasado por el “Foro Iruña” y quedarán para siempre ligados a la él ya para siempre.


Quizás no sea esta una despedida, que no debiéramos decir agur sino simplemente gero arte, hasta luego. El tiempo lo dirá aunque ahora solo espero que la sociedad Navarra nos recuerde con el mismo cariño que hemos puesto nosotras y nosotros a la hora de trasladarla nuestras ideas y reflexiones.