lunes, febrero 7

LEGALIZAR LA PAZ!

Cuando el pasado jueves recibía la invitación al acto celebrado esta mañana en el Euskalduna, primero por mail y posteriormente por llamada personal del propio responsable de Lokarri, Paul Ríos con quien llevo años manteniendo una buena relación, sentí una especie de vértigo y debo reconocer que un cierto halo de sensatez (o cobardía) me inundó. Eso hizo que respondiera negativamente alegando mi incierta situación de pseudo expulsión del PSOE en la que me encuentro. Paul lo entendió y debo agradecer el tono que tomó la conversación ya que en nuestro breve análisis mantuvimos una total coincidencia.

Sabía que me podía arriesgar poco ya que se preveía una medida audaz por parte de Batasuna, pero lo que no imaginé es que el avance fuera de tanto calado. Aún me encuentro en situación de shock releyendo las dos intervenciones de Rufi Etxeberría y de Iñigo Iruín, rompiendo cualquier molde que pudiera tener establecido. El rechazo explícito a la violencia de ETA sea esta de la manera que sea supone cumplir la norma que durante años les hemos exigido.

Pero han ido aún más lejos incluso planteando la expulsión de quien justifique el terrorismo.

Podría y lo haré con más calma, hacer un análisis más pormenorizado de lo que nos han avanzado sobre los estatutos del nuevo partido, porque da para mucho pero quiero dejar constancia con urgencia de una conclusión contundente: con eso cumplen lo que se les exigía, legalmente lo establecido en la Ley de Partidos y por lo tanto no existe ningún motivo para que no sean legalizados.

Ellos han cumplido, ahora nos toca cumplir a nosotros y nos toca hacerlo desde la altura moral de ser un país democrático donde las reglas de juego son iguales para todos.

Pero sin ningún miedo, porque tenemos las leyes que lo amparan, pero también la fuerza moral e incluso la opinión mayoritaria de la sociedad española. Las encuestas que están saliendo resultan esclarecedoras: 75 % a favor de legalizarles, 25 % en contra.

Habrá presiones mezquinas, incluso barriobajeras, utilizaciones burdas de las víctimas cuando lo que se nos exige es que no haya ni una más después de esto. Habrá que hacer frente a todas estas presiones sabiendo que la razón está de nuestro lado.

Hoy es un gran día, quizás sea ese día histórico que tanto hemos esperado por eso y después de eso: ese nuevo partido debe ser legalizado!

Por último permitirme una última reflexión personal: después de esto seguirán empeñados algunos en expulsarme del PSOE por afirmar que Otegi trabajaba para llevar a Batasuna por la senda de la paz?

Como dijo Dylan, la respuesta está en el viento, de momento hoy dormiremos más tranquilos.

3 comentarios:

  1. Pues sí,José Luis,hoy es un día grande a pesar de todo.A celebrarlo,y que digan misa.

    ResponderEliminar
  2. POR ÚRIZ. y PORQUE CREO QUE NO SE LES PUEDE EXIGIR MAS QUE A CUALQUIER OTRO PARTIDO. SI EN LOS ESTATUTOS RECHAZAN LA VIOLENCIA, VENGA DE DONDE VENGA, SI ESTÁN DIPUESTOS A ACEPTAR LA LEY DE PARTIDOS Y LA CONSTITUCIÓN, NO CABE MAS QUE SU LEGALIZACIÓN. OTRA COSA ES QUE DESPUES SE APARTARAN. SI ASÍ OCURRIERA SE LES ILEGALIZARÍA PERO LOS ESTATUTOS PRESENTADOS, NO TIENEN AL PARECER, TACHA LEGAL.

    ResponderEliminar
  3. No se si habeis visto el reportaje "Lluvia seca" que el pasado mièrcoles pasó TV3 dentro del programa Sense Ficció.
    Trata del proceso paz en Euskadi y el trabajo de los mediadores internacionales para convencer el entorno abertzale del cese de la violencia y el camino hacia la paz.
    Es un reportaje magnifico, vale la pena verlo :
    http://blogs.tv3.cat/senseficcio.php
    Lástima que la intervención del diputado del PP heche la gota pesimista hacia la paz.
    Apruebo la legalización del nuevo partido nacionalista. La patata caliente del proceso de paz, cada vez mas esta en el lado del Estado Español. Rubalcava acaba de hechar su desconfianza hacia cualquier intento de paz que venga del otro lado.

    ResponderEliminar