jueves, octubre 27

Carta abierta a Arnaldo Otegi


Estimado Arnaldo Otegi: he estado dudando en escribirte esta carta que tenía pensada hace ya muchos años, quizás desde que hace ya diez años, en Mayo del 2001, participamos invitados por la Universidad de Barcelona en un seminario sobre “El procés de pacificación a Euskadi” junto a Joseba Egibar en una mesa y en la otra Kepa Aulestia y Txema Montero. Por cierto nos pusieron en dos mesas diferentes al negarte a debatir con este último.

Para mí esa tarde-noche fue apasionante en un doble sentido, por un lado tuve la ocasión de debatir ante un amplísimo y selecto auditorio (la sala de la universidad estaba a rebosar) de lo que más me gusta, de política, en un tema que por aquel tiempo era muy difícil situarlo en esos parámetros. Por otro fui con la angustia de saber que a mi partido, el PSN-PSOE, no le iba a gustar un pelo que estuviera allí. En aquel momento era miembro del Comité Federal del PSOE, del Parlamento de Navarra y concejal de Villava-Atarrabia por esa formación. A pesar de ello asistí porque siempre he defendido el dialogo, la confrontación de ideas e incluso el acuerdo con los diferentes incluso con los muy diferentes y vosotros en aquel momento lo erais.

Fue un debate intenso, duro en algún momento pero también cordial y respetuoso. En el mismo te plantee la necesidad de que lideraras una especie de Perestroika en la izquierda abertzale y te animé a ser el Santiago Carrillo que yo viví de cerca en la transición. La verdad es que releer todo lo que dijimos en el libro que la UB editó no tiene desperdicio. Luego, una agradable cena, rodeados de profesores e intelectuales, culminó esa inolvidable e histórica, para mí, experiencia.

Era la primera vez que nos veíamos tan de cerca y en aquel momento no podía sospechar que años después me expulsarían de mi partido por alabar tu trabajo, precisamente en la línea de aplicar la Perestroika emulando la figura de Carrillo en el PCE de la transición. Un trabajo que nos ha llevado a la situación actual: caminando ya por la senda de la paz.

Aquel día, que afortunadamente no tuvo para mi repercusiones disciplinarias, quizás porque como dice el dicho “cualquier tiempo pasado fue mejor” al volver con mi coche camino de Villava-Atarrabia profundicé en la necesidad de ese tipo de comunicación más humana, más directa que hace que lo que parecen enemigos irreconciliables se conviertan a través de cafés, comidas, cenas, charlas, en gentes que pueden entenderse e incluso acordar temas que de otra manera sería imposible.


He practicado esa experiencia con compañeros tuyos, en especial Patxi Zabaleta, o Pernando Barrena (con estos dos sobre todo) y también con Txema Jurado o Santi Kiroga y con todos ellos a pesar del río de aguas turbulentas que nos separaban, hemos sido capaces de construir puentes por los que poder transitar al menos con la palabra.

No sé cuanto de estas experiencias han contribuido a la situación actual pero al menos a mí me han servido para ir conociendo al “otro”, a conocer y entender su parte de verdad, su parte de sufrimiento y sacar en conclusión que podemos entendernos y que de esto se sale sin vencedores ni vencidos, bueno, perdón, sí hay unos vencidos: los violentos de una y otra orilla, a esos sí les hemos vencido.

Aquel debate lo terminé yo y lo hice con una reflexión que sigue vigente: “..estoy convencido de que cuando se elimine la situación de violencia, si Herri Batasuna algún día decide que es más de izquierda que nacionalista y no al revés, seguro que nos entendemos (me refería al PSOE)”. Ésa es la clave Arnaldo, que el PSOE y la Izquierda Abertzale, ahora sin ETA, nos podemos, nos debemos entender, e incluso acordar y ¿porqué no? hasta gobernar juntos.

Es una pena que Rubalcaba haya cogido el timón un poco tarde, tú conoces perfectamente su implicación en esto, como también lo es la mala suerte de Zapatero con la crisis económica que lo ha fulminado, porque con ambos sería más fácil, seguro. Pero es lo que hay compañero de sinsabores.

Ahora tú estás en la cárcel y yo expulsado del PSOE. Qué paradojas tiene la vida!. Pero creo que sería bueno, estaría más de acuerdo con los nuevos tiempos que tú salieras de allí y a mí me devolvieran la militancia injustamente arrebatada. ¿Tiene sentido encarcelarte por supuesto apoyo de lo que ya no existe y a mí expulsarme por decir algo que ahora resulta obvio? Pues no, claro que no.


Como socialista, como demócrata y como defensor del diálogo espero verte pronto, ya, en libertad Arnaldo, tu partido legalizado y si te parece un día cuando eso suceda nos juntamos para comer, cenar, tomar un café o como se dice en Pamplona “tomar un jarro” y celebrarlo. Mientras tanto y como siempre contra corriente, te envío un fuerte abrazo desde lo humano y también desde lo político, con mi felicitación y reconocimiento porque has colaborado en conseguir el final de la violencia y por tanto permitido el inicio del tránsito por el camino hacia la paz.

Zorionak Arnaldo Otegi.


José Luis Úriz Iglesias

Martorelles-Catalunya, Villava-Atarrabia (Nafarroa) 27 Octubre 2011

Mañana, desde el 20 Octubre 2011, ya nada será igual.

domingo, octubre 23

Mi reconocimiento ante la paz (Publicado en Diario Noticias de Navarra el 22-10-2011)


El 20 de Octubre del año 2011 ya siempre quedará grabado en nuestra memoria histórica y personal. ETA anunciaba el final de su actividad armada o lo que es lo mismo, terminaban casi 50 años de pesadilla, dolor y terror. Dolor en ambas orillas, porque su actividad ha originado mucho dolor en las gentes de ambos lados de este conflicto con un origen político y un ramalazo criminal.

Dos cosas tengo claras y las dos están presentes en mi prólogo: que aquí hay un conflicto que se mantiene a pesar de la noticia de ayer, pero que ahora habrá de resolverse al igual que otros que tenemos en nuestra sociedad por vías políticas y pacíficas y que todas y todos hemos sufrido. En una situación como la vivida existen canallas que hacen canalladas en los dos lados y aunque del lado de ETA lo han sido con mayor perversión y dureza tanto cuantitativa como cualitativamente (829 asesinados, miles de heridos, extorsionados, aterrorizados, lo atestiguan), también desde nuestro bando hemos causado dolor, terror y humillación.

Pero también en ambos bandos, durante los últimos años especialmente, ha habido gentes interesadas en que esto acabara, que han sido capaces con incomprensión, e injusticia de abrir vías de diálogo, de entendimiento. Vías casi siempre clandestinas y oficiosas, prudentes, secretas. Contactos, intercambio de pareceres, de mensajes, de iniciativas que han sido el embrión de lo que vivimos ese día 20 de Octubre.

A ellas y ellos dedico estas líneas que pretenden ser un homenaje y un reconocimiento de su difícil labor. He conocido a varias que no habrán sido las únicas, pero sí que lo han hecho de manera generosa y desinteresada solo con la intención de ayudar a que llegara la ansiada paz que hoy vemos ya consolidada.

Comenzando por arriba y aunque vaya contracorriente en un momento en el que solo recibe críticas y machaques quiero situar a José Luis Rodríguez Zapatero que no me resigo a que se vaya sin ese reconocimiento por su valentía. Él y su fiel escudero Alfredo Pérez Rubalcaba han sido vitales a la hora de entender lo ocurrido estos días. En el otro lado Arnaldo Otegi, que debe salir de la cárcel inmediatamente por haber sido el máximo impulsor del cambio producido en la Izquierda Abertzale y además por ser más útil a la democracia fuera que dentro para consolidar lo ya conseguido, con la ayuda inestimable de Rufi Etxeberría.


Pero esos “generales” no habrían sido capaces de hacerlo sin los que en segundos y terceros escalones han trabajado incansablemente, generosamente para conseguirlo. He sido testigo directo de algunas y algunos de esos protagonistas: Pernando Barrena, Jesús Egiguren, Dani Arranz, Joseba Permach, Ainhoa Aznárez, Jone Goirizelaia, Xabi Oleaga, Odón Elorza, Denis Itxaso, Txema Jurado, y dejo para el final a tres vitales: Paul Ríos, Patxi Zabaleta y especialmente el desaparecido Enrique Curiel. Si hubiera de personalizar una figura a la que homenajear en representación del resto ésta sería sin dudar Enrique. Allí donde esté estará disfrutando de lo lindo de lo que él ayudó a conseguir.


Reconocimiento complejo debido especialmente a la presión de los poderes fácticos, especialmente los periodísticos, molestos con que su activo fundamental desaparezca. Por eso será difícil, muy difícil que se produzca y mucho menos aún con lo que se nos viene encima, pero al menos por mi parte y desde la humildad de estas líneas quiero hacerlo alto y claro.


Mi experiencia personal ha hecho que durante 22 años haya sido capaz de hablar, dialogar, contrastar e incluso a veces consensuar y acordar con gentes de la Izquierda Abertzale. Si lo he hecho entonces cómo no lo voy a hacer ahora? Porque ese es el camino abierto en este nuevo escenario, para evitar que se estropee lo que tanto nos ha costado conseguir.


Ahora vendrán en tropel quienes antes criticaban cualquier atisbo de acercamiento cual conversos radicales, pero los que realmente hemos estado ahí dando la cara conocemos a los que realmente estuvieron y los que no y cuando se escriba la historia de este proceso podremos aportar nuestra propio relato de los hechos.


Por eso desde estas líneas mi agradecimiento y reconocimiento a ellas y ellos. Quizás sea el único que reciban, especialmente recordando que a mí me expulsaron hace tres meses del PSOE por señalar que “Otegi trabajaba para llevar a Batasuna por la senda de la paz” (¿se pondrá alguno colorado al recordarlo?). Creo que cada uno a su manera lo hemos hecho bien, muy bien, podemos estar satisfechos y alegres. Quizás debiéramos celebrarlo como sabemos hacer aquí: con una buena comida.

Zorionak a todas y todos.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Exparlamentario y exconcejal del PSN-PSOE)

Villava-Atarrabia-Martorelles 21 Octubre 2011

Agur juanak. Adios violencia. En esta ocasión esta canción supone un gesto de bienvenida a la más esperada, la más deseada: la PAZ!!!


jueves, octubre 20

Ahora que ha llegado la paz; una parte de mi historia


Esta tarde escribía estas reflexiones más que nada para desahogo personal. Reconozco que no pensaba hacerlas públicas pero ahora, después de conocer que ETA ha dejado definitivamente su actividad armada y la paz llega creo que es de justicia que vean la luz precisamente en mi lugar de libre expresión, mi blog. Escribía hoy:

Se está hablando mucho en los últimos días de que la paz en Euskadi, en Navarra y en toda España es ahora más fácil que nunca. Todos los indicadores, noticias, comentarios, decisiones apuntan a que esta larga noche llega a su fin y que por fin podremos vivir en paz.

He escrito mucho sobre todo lo que se refiere a este tema pero pocas veces he hablado de lo que durante estos últimos 22 años he vivido, con qué gentes me he cruzado en este largo y curvo camino, quienes han colaborado en que esto sea posible hoy. Porque las cosas no pasan por casualidad, todos los acontecimientos importantes se producen después de un largo recorrido. He vivido en primera persona una parte de esa historia y a expensas de un desarrollo más pormenorizado cuando escriba mis memorias, quiero reflejar aquí un resumen especialmente para reconocer el trabajo de quienes se han dejado jirones de su piel para conseguirlo. Sobre todo porque ahora aparecerá una multitud de advenedizos, oportunistas, majaderos que nunca han estado ahí pero que querrán apuntarse al momento de la victoria, de la victoria de la paz, porque aquí al final no habrá vencedores ni vencidos solo los canallas, que los hay en ambas partes, sentirán que han perdido. Los asesinos de ambas partes, los que han matado a sangre fría y los que de la misma manera han torturado, los que han extorsionado o los que han acorralado socialmente, esos, solo esos serán los vencidos.

Comencé esta andadura como no podía ser menos de la mano de una de las personas que más ha colaborado a que la paz sea posible y que lamentablemente no la va a ver: Enrique Curiel. Allí por 1989 (22 años ya) sabía de mi incipiente amistad con Patxi Zabaleta por entonces miembro y dirigente de la Mesa Nacional de Herri Batasuna y quiso que esta ayudara a la paz. Desde entonces codo con codo guió mi trabajo, lo dirigió con mano maestra, él que era todo habilidad, inteligencia, sensatez, frente a mi inconsciencia a veces, su cordura frenando mi ímpetu a menudo irresponsable. Desde su generosidad me enseñó a entender y comunicarme con los diferentes incluso con los muy diferentes y a respetar y comprender esas diferencias.

Durante 1989 comidas en el restaurante Casa Antonio de Almazán a mitad de camino, con multitud de anécdotas que ya desarrollaré con el añadido de Manolo Corvo. Los tres, Curiel, Corvo y yo, acabábamos de abandonar el PCE y nos disponíamos a través de la excepcional experiencia de la Fundación Europa a entrar en el PSOE. Ya entonces una figura política emergente, Alfredo Pérez Rubalcaba seguía nuestros pasos interesado en esta experiencia. Todos aquellos contactos y alguno más que tuvieron repercusión nacional en 1991 lo fue reflejando José Luis Álvarez Santacristina “Txelis”, que también los seguía desde “el otro lado” en su ordenador que después de la caída del colectivo “Artapalo” en Bidart descubrió nuestro “secreto”.

Comidas en Almazán y también comidas y cenas en mi casa, en la de Patxi, en Pamplona y Leitza, cafés, charlas, debates que fueron fraguando una profunda, sólida amistan entre nosotros. Ese trío, Patxi, Enrique y yo, en mi opinión fue clave para que las dos orillas de un río de aguas turbulentas se entendieran, se comunicaran. Nuestra confianza iba consiguiendo al mismo tiempo la confianza de enemigos hasta ese momento incomunicados e irreconciliables.

No seré tan ingenuo de pensar que éramos el único puente, pero sí que a lo largo de los años ha sido el más sólido y duradero, el que más confianza atesoró. Por encima de nosotros han pasado personajes como Otegi, Permach, Barrena, Egiguren, Elorza, Lizarbe, Almunia, Borrell, Rubalcaba, Zapatero…….

Quizás de todo lo acontecido esos años el episodio más importante fue cuando en una comida de los tres “mosqueteros” en mi casa en el verano de 1998, justo antes de la presentación del Pacto de Estella que dio lugar a una de las treguas más largas de ETA. Allí se pudo concretar uno de los elementos más importantes para que el papel de Borrell (entonces candidato del PSOE) fuera el artífice de la paz, pero su…, como lo diría, recelo, lo evitó.

En el otro lado estaba entonces otra figura que podía haber sido clave en la paz: Mikel Albizu “Mikel Antza”, quizás el dirigente de ETA más reflexivo y sensato de los últimos tiempos, cuyo “espíritu” planeó sobre nosotros durante bastante tiempo.

Otro hito importante fue la comida, ya desvelada públicamente, que preparamos en el caserío de Patxi en Leitza. Allí se creó la estructura de comunicación política más importante y entró en escena otra figura clave: Pernando Barrena que suplió a Zabaleta después de su abandono de Batasuna.

Más contactos, comidas, cenas, charlas, debates que han ido consolidando también otra amistad, con Pernando que podía haber sido más eficaz si no hubiera sido por la miopía y torpeza de algunos.

Un pequeño restaurante de Gorriti, próximo a Leitza también fue testigo de comidas importantes. Ahí entraron en escena gentes como Jesús Egiguren, que acompañado por Denis Itxaso quería colaborar de manera más activa en el trabajo por la paz y a partir de ahí lo hizo, también Odón Elorza que junto con Gemma Zabaleta y Dani Arranz, representaban el ala más proclive a ésta en el seno del PSE. Todos ellos fueron creando, algunos abriendo otras vías de comunicación, la pista de aterrizaje para la paz que ahora espera su llegada.

Comidas y cenas en la sede del PSN de Villava-Atarrabia. Odón, Gemma, Dani, incluso Margarita Robles o Josean Pastor charlando alrededor de una buena comida cocinada por Rafa Urdíroz.

Dani Arranz, otro gran amigo cuya amistad también se ha forjado en este camino. Qué momentos más intensos vividos. Recuerdo el día del asesinato de otro compañero y amigo común: Juan Mari Jáuregui, hasta largas charlas y reflexiones hechas con una misma intención. También recuerdo una interesantísima comida en Donostia, allí Odón, Txiki Benegas, Dani, Enrique y yo buscando vías de entendimiento.

Había un elemento común en todos los movimientos realizados, el seguimiento la comunicación con la figura clave, con quien asesoraba, dirigía, interpretaba todo de manera magistral: Enrique Curiel, su comunicación con Alfredo Pérez Rubalcaba y la comprensión y aliento en los últimos tiempos de otro grande: José Luis Rodríguez Zapatero. El primero de ellos la persona que más ha trabajado por la paz en la larga historia de este conflicto. Reivindico su figura y que cuando ésta llegue sea reconocida por ambos campos. Pero también a los otros dos deberemos agradecer su esfuerzo y trabajo. No ha sido posible pero Zapatero es el que merecía pasar a la historia como el “Presidente de la paz”, ha sido el más valiente aunque haya tenido mala suerte.

En el camino de estos 22 años ha habido otros encuentros, otras personas: Ainhoa Aznárez, Jone Goirizelaia, Xabi Oleaga, Txema Jurado, Santi Kiroga. Recuerdo también la complejidad de la reunión entre PSN y Batasuna en 1999 para lo que hubo que hacer algún contacto en mi casa entre Juanjo Lizarbe entonces líder del PSN, con Zabaleta y Barrena, pero al final lo conseguimos y visto desde ahora y de mi expulsión del PSOE me causa alguna sonrisa.

Estas líneas solo son una pincelada de 23 años plenos de contactos, reuniones, charlas, comidas, cafés, debates, pero también del contacto entre personas que a pesar de sus profundas diferencias hemos sido capaces de ser generosas y contribuir con nuestro pequeño grano de arena a que la paz, hoy sí, sea posible. La historia de esos 23 años ya está escrita yo solo señalo que fui testigo de una parte de ella y que constato que esas personas, Curiel, Zabaleta, Barrena, Rubalcaba, Arranz, Otegi, Robles, Aznárez, Elorza, Permach, Goirizelaia, Itxaso, Ernest Lluch, Egiguren, Oleaga, Juan Mari Jáuregui, Txema Jurado, y otras muchas estuvieron allí intentando conseguir la paz.

Emergiendo de entre ellos la mayor figura en su trabajo por la paz. Enrique Curiel, el verdadero “hombre de paz”.
Qué mejor que esta canción para un día como hoy.


martes, octubre 18

Este es el momento. ¡Aprovechémoslo! (Artículo publicado en DEIA el 14-10-2011.


EN el transcurso de los años que dura este complejo proceso que muchos han denominado conflicto vasco, ha habido momentos en los que parecía que la situación nos abocaba a su definitiva solución. Especialmente los que tenían que ver con comunicados, noticias que nos llegaban de ETA y su entorno. En este tiempo han proliferado los expertos que analizaban, escrutaban, hasta sus últimas consecuencias cada movimiento, cada escrito, cada declaración que venía de ese complejo y oscuro mundo, intentando ver detrás de cada frase, de cada actitud, un atisbo de que su actividad armada estaba próxima a desaparecer. Los continuos fracasos, los errores cometidos por las partes implicadas en el conflicto nos han hecho ir, como si de una montaña rusa se tratara, en una especie de diente de sierra en el que tras cada subidón venía una profunda caída hasta llevarnos al desánimo y la melancolía.

Pero ahora sí, ahora sí parece que es el momento de la verdad en el que existen casi todas las posibilidades de que esta pesadilla acabe, lo cual no significa que para conseguirlo no nos quede por delante un camino plagado de obstáculos y momentos difíciles. Comenzando con la hipótesis más que probable de que el próximo 20-N se produzca una aplastante victoria del PP que dificulte el final previsto hoy.


Creo firmemente que este es el momento, porque todos los indicadores van en esa dirección. En la Izquierda Abertzale se ha producido una verdadera revolución interna que ha provocado el triunfo incuestionable y definitivo de los políticos sobre los militares. Utilizando símiles más simplistas podemos decir que los blandos han vencido a los duros, aunque siempre es muy complejo definir a cada cual con este término.

Los han vencido dialécticamente, en su debate interno, no solo en base a los argumentos éticos o morales sino que especialmente lo han hecho, y la realidad les ha dado la razón, con argumentos pragmáticos, políticos y sociales. Los resultados de las últimas elecciones han dado la razón a quienes en su seno consideraban que la violencia era un lastre, un obstáculo para su crecimiento electoral (en democracia es como se mide el peso de cada cual) y que la decisión tomada les ha fortalecido hasta límites nunca imaginados por los más optimistas.

Pero es que, mirando a medio y largo plazo, sus perspectivas son aún mejores ya que es probable que en las próximas elecciones crezcan aún más, especialmente si después del comunicado de los presos de ETA aceptando la Declaración de Gernika, fuera la propia ETA la que en una declaración que se debería producir en los próximos días para que su efecto electoral fuera más digerido, señalara el final de su actividad armada.

Quedaría así para después un largo proceso de confirmación de esa opción y especialmente lo que se denomina entrega de las armas que, de producirse antes de las próximas elecciones autonómicas, de nuevo traería una buena rentabilidad electoral a la izquierda abertzale. Además, uno de los escollos fundamentales, Navarra, también quedaría cubierto después del acuerdo con Aralar formando la nueva coalición de Amaiur. Aralar es el puente perfecto, ensamblado y fortalecida durante los últimos años por la habilidad e inteligencia de Patxi Zabaleta, para introducirse no solo política y electoralmente en el viejo reyno, sino también, y quizás sea el elemento más importante, psicológica y socialmente. Esa entrega de las armas que podría escenificarse de manera definitiva en la proximidad de esas elecciones cerraría el círculo y nos encontraríamos con una izquierda abertzale con una gran representación institucional a nivel municipal, estatal (quizás con grupo parlamentario propio) y por fin autonómico.


Quizás para entonces la hipotética debacle del PSOE haya producido tal catarsis que la posibilidad, en una situación posterior al final de ETA, de entendimiento entre ambas fuerzas políticas (PSOE e izquierda aber-tzale) sería no solo posible sino quizás necesaria e imprescindible. Especialmente si en el seno de la segunda, una vez producida en la primera su reconversión en una fuerza de izquierda real como consecuencia de esos resultados electorales, la batalla entre sus dos almas, la nacionalista y la izquierdista, se decanta con la victoria de la última. Esa colaboración podría (no es política-ficción) incluso traer como consecuencia gobiernos de izquierdas en Euskadi y Navarra. Pero es ir demasiado deprisa, ahora toca consolidar la parte del puente construida y continuar fortaleciendo sus pilares.

En espera del comunicado de ETA que según todos los indicios se va a producir en los próximos días y desde luego con anterioridad al 20-N, también en la otra parte se esperan y desean movimientos que favorezcan esta ilusionante situación. Especialmente con los presos.

El PSOE, con Zapatero a la cabeza, merece llevarse la parte más importante del activo del final de esta pesadilla. Aunque hayan cometido errores, es indudable que la valentía demostrada durante la tregua anterior que provocó las negociaciones de Loiola, merece ser recompensada. Sería profundamente injusto que el PP, que ha estado estos últimos años entorpeciendo el proceso, poniendo cuantos más palos en las ruedas mejor, sea quien se lo lleve.

Es indudable que cuando cojan el poder se transformarán, especialmente Rajoy ya que a todos los presidentes les gustaría que la historia les acabe recordando como el presidente de la paz. Acabarán negociando, cediendo espacios que ahora parecen impensables, especialmente con los presos. Tendrán que replantearse su posición respecto al acercamiento y a la nefasta e injusta Doctrina Parot. Lo harán sin ningún pudor, nunca lo han tenido especialmente -basta recordar a Aznar llamando a Batasuna Movimiento de Liberación Nacional Vasco-MLNV- pero lo más importante para la paz es que lo harán. El PNV, a través de los discretos movimientos hechos por Urkullu, ya les está aleccionando en esa dirección, por lo que cuando lleguen ya estarán maduros.

También en estos días se está desarrollando un acontecimiento que ayudará a consolidar el proceso: la Conferencia Internacional para promover la resolución del conflicto en el País Vasco, promovida por diferentes organismos internacionales entre los que se encuentra uno con el que llevo años colaborando, Lokarri, y al que al final también habrá que reconocer su esfuerzo y dedicación en aras de la paz. Aquí me gustaría citar a un nombre propio: Paul Ríos, al que deberemos mucho cuando esto acabe.

En esta conferencia se van a crear las bases de lo que antes denominábamos pista de aterrizaje para la paz y harían muy bien los gobiernos del Estado, el de ahora y el que venga, en escuchar con atención, aunque desafortunadamente no estén, todo lo que allí se diga y plantee.

Por último, es una pena que a Rubalcaba le hayan dado el timón de la nave del PSOE cuando se está hundiendo. Es el que más sabe de estas cosas, quizás porque en aquella famosa comida de Leitza, ahora resucitada no sé muy bien con qué intención en un libro recientemente editado, aprendió mucho, muchísimo. Ya se ha dicho en muchas ocasiones, citando al proceso irlandés y a los numerosos cafés tomados por Hume, Trimble y Adams, que no hay como compartir mesa y mantel para que la gente se entienda mejor. Aquel día creo que todos los que comimos allí salimos con esa sensación. Aquel día y otros muchos más que se produjeron antes y después. Cuánto se deberá al final a algunas comidas, cenas, cafés... Se escribirá y reconocerá con posterioridad. Ahora toca finalizar el trabajo iniciado, ya tendremos tiempo de celebraciones y agasajos.

Este es el momento y este el lugar. Aprovechémoslo sin cometer errores, con sensatez, audacia, imaginación y generosidad. Nuestras gentes nos lo están demandando. No les podemos fallar ahora.
José Luis Úriz Iglesias

lunes, octubre 17

Declaración de la Conferencia de paz de Donostia-San Sebastián.

El día de mi cumpleaños se ha celebrado una Conferencia histórica. La paz tendrá ya siempre esa fecha. En recuerdo de quien más ha trabajado por ella:

Enrique Curiel.







Hemos venido al País Vasco hoy porque creemos que ha llegado la
hora y la posibilidad de finalizar la última confrontación armada en
Europa.
Creemos que este objetivo puede ser alcanzado ahora con el apoyo
de toda la ciudadanía, de sus representantes políticos y con el de
Europa y la amplia Comunidad Internacional. Queremos aclarar que
no hemos venido aquí hoy para imponer algo o pretender que
tenemos el derecho o autoridad de dictar a la ciudadanía de este
país, a sus diversos actores y a sus representantes políticos qué se
debe hacer.
En cambio, hemos venido con buena fe y con la esperanza de poder
ofrecer ideas desde nuestra propia experiencia resolviendo largos
conflictos que afligieron a nuestras propias sociedades y pueblos, así
como de otros que ayudamos a resolver.
Sabemos desde nuestra propia experiencia que lograr terminar con
una situación de violencia y conflicto, y lograr una paz duradera
nunca es fácil. Se requiere valentía, voluntad de tomar riesgos,
compromisos profundos, generosidad y visión de hombre de estado.
La paz viene cuando el poder de la reconciliación pesa más que los
hábitos del odio; cuando la posibilidad del presente y del futuro es
infinitamente mejor que la amargura del pasado.
Sabemos también de nuestra propia experiencia que cuando hay una
verdadera oportunidad para alcanzar la paz debe ser aprovechada.
La creciente exigencia de la ciudadanía de este país y sus
representantes políticos para superar el conflicto mediante el diálogo,
la democracia y la completa no violencia, ha creado esta
oportunidad.
En base a esto creemos que es posible terminar hoy con más de
cincuenta años de violencia y alcanzar una paz justa y duradera.
Por todo ello:


1.- Llamamos a ETA a hacer una declaración pública de cese definitivo de la
actividad armada, y solicitar diálogo con los gobiernos de España y Francia para
tratar exclusivamente las consecuencias del conflicto.
2.- Si dicha declaración fuese realizada instamos a los gobiernos de
España y Francia a darle la bienvenida y aceptar iniciar
conversaciones para tratar exclusivamente las consecuencias del
conflicto.
3.- Instamos a que se adopten pasos profundos para avanzar en la
reconciliación, reconocer compensar y asistir a todas las víctimas,
reconocer el dolor causado y ayudar a sanar las heridas personales y
sociales.
4.- En nuestra experiencia de resolver conflictos hay a menudo otras
cuestiones que si son tratadas pueden ayudar a alcanzar una paz
duradera. Sugerimos que los actores no violentos y representantes
políticos se reúnan y discutan cuestiones políticas así como otras
relacionadas al respecto, con consulta a la ciudadanía, lo cual podría
contribuir a una nueva era sin conflicto. En nuestra experiencia
terceras partes observadoras o facilitadoras ayudan el diálogo. Aquí,
el diálogo también podría ser asistido por facilitadores
internacionales si así fuese decidido por las partes involucradas.
5.- Estamos dispuestos a organizar un comité de seguimiento de
estas recomendaciones.
Donostia
17 de Octubre de 2011

jueves, octubre 13

Conferencia Internacional para promover la resolución del conflicto en el País Vasco


El próximo lunes 17 de Octubre se va a desarrollar en Donostia-San Sebastián la Conferencia Internacional para promover la resolución del conflicto en el País Vasco. Para conseguir la paz en términos coloquiales. Está promovida por seis organizaciones internacionales entre las que se encuentra Lokarri.

Llevo colaborando con Lokarri desde su fundación, al igual que lo hice con Elkarri organismo del que nació. Conozco muy bien a sus dirigentes y en especial a Paul Ríos con el que me une una gran amistad. Llevan muchos años trabajando en ese campo tan difícil como es intentar la consecución de la paz en ese terreno complejo, difícil y a menudo incomprendido que es la posición equidistante, objetiva, imparcial en ese intento de resolver un conflicto que ya dura demasiado tiempo y que ha generado en todos los campos sufrimiento y dolor. Quizás cuando esto acabe y haya que reconocer esfuerzos a Lokarri, a Paul Ríos le corresponderá un lugar en primera línea, esa en la que han estado estos años.




Ahora como una contribución más en ese empeño colaboran en la organización en este evento que pretende construir una pista de aterrizaje perfecta para que la ansiada paz llegue a tierra sin más sobresaltos.

Me han invitado a participar en esa conferencia y si mis “obligaciones” me lo permiten estaré allí aportando toda la experiencia que he adquirido en estos largos años de encuentros, de desencuentros, de contactos, charlas, comidas, cenas y cafés con todas aquellas personas implicadas en un lado y otro del conflicto. Como suelo decir a menudo de gentes situadas en una orilla y otra de este río de aguas turbulentas en el que cual hormiguitas hemos ido construyendo puentes que se iban destruyendo pera que finalmente parece que al fin hemos podido mantener un último en pié.

No sé si esto es el final de la pesadilla, parece que sí, lo que si estoy seguro es que va a ser una de esos actos que luego se recuerdan a lo largo del tiempo. Un momento histórico.

Es probable que después de él al fin ETA haga su declaración definitiva, esa que llevamos años esperando: que termina su actividad armada. Quizás sea la escenificación necesaria y suficiente para que ese comunicado vea la luz, aunque creo que a estas horas ya está escrito y la decisión tomada. En mi artículo de este mes en DEIA lo analizo con más detenimiento.

Eso significaría que como me parece de justicia, Zapatero se va a ir llevándose el activo de esta decisión. En sus ocho años de mandato soy testigo que ha dado señales de gran valentía, con algún error pero que ha sido capaz con la ayuda de gentes como Otegi de conseguir cambiar el “sentido de la marcha”.

Luego a Rajoy le tocará culminarlo, conseguir la entrega de las armas y la reconciliación entre dos sectores sociales confrontados y heridos, pero lo más difícil ya se lo dejan hecho. Espero que no lo estropee.

Añado a continuación la intervención de mi compañero y amigo Paul Ríos ayer al presentar la Conferencia. Que el trabajo nos sea favorable.

Intervención de Paul Ríos

Antes de comenzar me gustaría presentar a las personas que nos acompañan en esta presentación. Están presentes Katrine Tantla de la Berghof Foundation y Kristian Herbozheilmer de Conciliation Resources. Además están presentes los primeros miembros del Grupo de Apoyo: Txaro Arteaga, Miguel Lazpiur y Vicente Zaragüeta, mientras que Kotte Ezenarro no ha podido acompañarnos hoy.

En cuanto a las intervenciones, una vez termine tomará la palabra Pierre Hazan, miembro del Grupo Internacional de Contacto. Tras él, intervendrá Jonathan Powell.

Es un honor para mí presentar la Conferencia Internacional para promover la resolución del conflicto en el País Vasco que se desarrollará a lo largo de esta semana y que celebrará su jornada de conclusiones/aportaciones el próximo día 17 de octubre, lunes, en Donostia-San Sebastián. Los promotores de esta iniciativa somos 6 entidades, fundaciones y grupos que tenemos en común nuestra dedicación a la resolución y transformación de conflictos. Concretamente son la Berghof Foundation, Conciliation Resources, The Desmond and Leah Tutu Legacy Foundation, NOREF, el Grupo Internacional de Contacto (País Vasco) y Lokarri. Además de representantes de las entidades promotoras, también participarán en la Conferencia líderes y personalidades internacionales.

El objetivo de la Conferencia Internacional es compartir los elementos necesarios para alcanzar una situación de normalización, transparencia e inclusión política plena, basada en medios exclusivamente democráticos y en la ausencia total de violencia o amenaza de su uso. Con este fin, hemos concebido la Conferencia Internacional como un proceso de aportaciones y reflexión colaborativa entre agentes sociales y políticos que comienza hoy y que culminará el día 17 de este mes.

A partir de hoy, invitaremos a todos los partidos políticos y sindicatos. Esperamos contar con una amplia representación de todos ellos desde el convencimiento de que esta Conferencia Internacional puede ser una importante aportación en este momento de oportunidades y esperanza.

Finalmente, quiero reiterar nuestro agradecimiento a todas las entidades promotoras. Su participación, implicación y colaboración es todo un privilegio. Lo que está en juego es el futuro de nuestro país y saber qué contamos con la ayuda de entidades y personalidad tan relevantes nos llena de ánimo.

De todo corazón, muchas gracias



sábado, octubre 8

Nuevo error en el PSOE: la marginación de Izquierda Socialista


Se inició la campaña de acoso y derribo a la izquierda movilizada en el interior del PSOE. Mi expulsión era ya un aviso. Después la marginación de Pérez Tapis en las listas de Granada y Lacueva en Teruel. Solo quedaba Juan Antonio Barrio gracias a la valentía de otro compañeros de izquierdas: Tomás Gómez que no admitió su marginación poniéndole en un puesto de salida por Madrid aprobado por la unanimidad del Comité Regional.

Una nueva cacicada hace que Barrio haya decidido abandonar las listas ante la pretensión de cargarse esa decisión democrática.

Error, profundo error que se pagará el 20-N. Aquí adjunto el comunicado emitido por Izquierda Socialista. Un nuevo varapalo para la izquierda del PSOE, una izquierda que lamentáblemente nos está abandonando en manada y su efecto lo pagaremos el 20-N.

Una pena.

LA DIRECCIÓN DEL PSOE CASTIGA A IZQUIERDA SOCIALISTA EN LAS LISTAS ELECTORALES
El Comité Federal ha aprobado las listas con 173 votos a favor y 14 abstenciones

Quedan fuera los portavoces de Izquierda Socialista Juan Antonio Barrio y José Antonio Pérez Tapias

Las abstenciones son del PSM y de Izquierda Socialista por el descenso en el orden de la lista de Madrid. El Comité Regional del PSM situó a Juan Antonio Barrio en el número 11, pero la dirección del PSOE pretendía bajarlo al 13. Ante esa tesitura, Barrio ha decidido no aceptar ir en la lista.

Algo similar había sucedido ya en Granada. Allí la dirección del partido ofreció a José Antonio Pérez Tapias el puesto cinco lo que provocó su no aceptación a ir en la lista.

IS contaba con tres diputados en la actual legislatura. De ellos solo continúa en las listas aprobadas por el Comité Federal el compañero Manuel de la Rocha, quien ha contado con el apoyo de la dirección de la UGT.

Tampoco el senador de IS por Teruel en la presente legislatura, Angel Lacueva, aparece en las listas para el Senado.

La dirección del PSOE ha decidido prescindir de los portavoces de IS en el próximo grupo parlamentario, el que se constituirá tras las elecciones del 20N.

Madrid, 8 de octubre de 2011

Como música "La tierrra está sorda" o mejor dicho "El PSOE está sordo" no escucha ni respeta a su izquierda. Lamentable error.