jueves, octubre 20

Ahora que ha llegado la paz; una parte de mi historia


Esta tarde escribía estas reflexiones más que nada para desahogo personal. Reconozco que no pensaba hacerlas públicas pero ahora, después de conocer que ETA ha dejado definitivamente su actividad armada y la paz llega creo que es de justicia que vean la luz precisamente en mi lugar de libre expresión, mi blog. Escribía hoy:

Se está hablando mucho en los últimos días de que la paz en Euskadi, en Navarra y en toda España es ahora más fácil que nunca. Todos los indicadores, noticias, comentarios, decisiones apuntan a que esta larga noche llega a su fin y que por fin podremos vivir en paz.

He escrito mucho sobre todo lo que se refiere a este tema pero pocas veces he hablado de lo que durante estos últimos 22 años he vivido, con qué gentes me he cruzado en este largo y curvo camino, quienes han colaborado en que esto sea posible hoy. Porque las cosas no pasan por casualidad, todos los acontecimientos importantes se producen después de un largo recorrido. He vivido en primera persona una parte de esa historia y a expensas de un desarrollo más pormenorizado cuando escriba mis memorias, quiero reflejar aquí un resumen especialmente para reconocer el trabajo de quienes se han dejado jirones de su piel para conseguirlo. Sobre todo porque ahora aparecerá una multitud de advenedizos, oportunistas, majaderos que nunca han estado ahí pero que querrán apuntarse al momento de la victoria, de la victoria de la paz, porque aquí al final no habrá vencedores ni vencidos solo los canallas, que los hay en ambas partes, sentirán que han perdido. Los asesinos de ambas partes, los que han matado a sangre fría y los que de la misma manera han torturado, los que han extorsionado o los que han acorralado socialmente, esos, solo esos serán los vencidos.

Comencé esta andadura como no podía ser menos de la mano de una de las personas que más ha colaborado a que la paz sea posible y que lamentablemente no la va a ver: Enrique Curiel. Allí por 1989 (22 años ya) sabía de mi incipiente amistad con Patxi Zabaleta por entonces miembro y dirigente de la Mesa Nacional de Herri Batasuna y quiso que esta ayudara a la paz. Desde entonces codo con codo guió mi trabajo, lo dirigió con mano maestra, él que era todo habilidad, inteligencia, sensatez, frente a mi inconsciencia a veces, su cordura frenando mi ímpetu a menudo irresponsable. Desde su generosidad me enseñó a entender y comunicarme con los diferentes incluso con los muy diferentes y a respetar y comprender esas diferencias.

Durante 1989 comidas en el restaurante Casa Antonio de Almazán a mitad de camino, con multitud de anécdotas que ya desarrollaré con el añadido de Manolo Corvo. Los tres, Curiel, Corvo y yo, acabábamos de abandonar el PCE y nos disponíamos a través de la excepcional experiencia de la Fundación Europa a entrar en el PSOE. Ya entonces una figura política emergente, Alfredo Pérez Rubalcaba seguía nuestros pasos interesado en esta experiencia. Todos aquellos contactos y alguno más que tuvieron repercusión nacional en 1991 lo fue reflejando José Luis Álvarez Santacristina “Txelis”, que también los seguía desde “el otro lado” en su ordenador que después de la caída del colectivo “Artapalo” en Bidart descubrió nuestro “secreto”.

Comidas en Almazán y también comidas y cenas en mi casa, en la de Patxi, en Pamplona y Leitza, cafés, charlas, debates que fueron fraguando una profunda, sólida amistan entre nosotros. Ese trío, Patxi, Enrique y yo, en mi opinión fue clave para que las dos orillas de un río de aguas turbulentas se entendieran, se comunicaran. Nuestra confianza iba consiguiendo al mismo tiempo la confianza de enemigos hasta ese momento incomunicados e irreconciliables.

No seré tan ingenuo de pensar que éramos el único puente, pero sí que a lo largo de los años ha sido el más sólido y duradero, el que más confianza atesoró. Por encima de nosotros han pasado personajes como Otegi, Permach, Barrena, Egiguren, Elorza, Lizarbe, Almunia, Borrell, Rubalcaba, Zapatero…….

Quizás de todo lo acontecido esos años el episodio más importante fue cuando en una comida de los tres “mosqueteros” en mi casa en el verano de 1998, justo antes de la presentación del Pacto de Estella que dio lugar a una de las treguas más largas de ETA. Allí se pudo concretar uno de los elementos más importantes para que el papel de Borrell (entonces candidato del PSOE) fuera el artífice de la paz, pero su…, como lo diría, recelo, lo evitó.

En el otro lado estaba entonces otra figura que podía haber sido clave en la paz: Mikel Albizu “Mikel Antza”, quizás el dirigente de ETA más reflexivo y sensato de los últimos tiempos, cuyo “espíritu” planeó sobre nosotros durante bastante tiempo.

Otro hito importante fue la comida, ya desvelada públicamente, que preparamos en el caserío de Patxi en Leitza. Allí se creó la estructura de comunicación política más importante y entró en escena otra figura clave: Pernando Barrena que suplió a Zabaleta después de su abandono de Batasuna.

Más contactos, comidas, cenas, charlas, debates que han ido consolidando también otra amistad, con Pernando que podía haber sido más eficaz si no hubiera sido por la miopía y torpeza de algunos.

Un pequeño restaurante de Gorriti, próximo a Leitza también fue testigo de comidas importantes. Ahí entraron en escena gentes como Jesús Egiguren, que acompañado por Denis Itxaso quería colaborar de manera más activa en el trabajo por la paz y a partir de ahí lo hizo, también Odón Elorza que junto con Gemma Zabaleta y Dani Arranz, representaban el ala más proclive a ésta en el seno del PSE. Todos ellos fueron creando, algunos abriendo otras vías de comunicación, la pista de aterrizaje para la paz que ahora espera su llegada.

Comidas y cenas en la sede del PSN de Villava-Atarrabia. Odón, Gemma, Dani, incluso Margarita Robles o Josean Pastor charlando alrededor de una buena comida cocinada por Rafa Urdíroz.

Dani Arranz, otro gran amigo cuya amistad también se ha forjado en este camino. Qué momentos más intensos vividos. Recuerdo el día del asesinato de otro compañero y amigo común: Juan Mari Jáuregui, hasta largas charlas y reflexiones hechas con una misma intención. También recuerdo una interesantísima comida en Donostia, allí Odón, Txiki Benegas, Dani, Enrique y yo buscando vías de entendimiento.

Había un elemento común en todos los movimientos realizados, el seguimiento la comunicación con la figura clave, con quien asesoraba, dirigía, interpretaba todo de manera magistral: Enrique Curiel, su comunicación con Alfredo Pérez Rubalcaba y la comprensión y aliento en los últimos tiempos de otro grande: José Luis Rodríguez Zapatero. El primero de ellos la persona que más ha trabajado por la paz en la larga historia de este conflicto. Reivindico su figura y que cuando ésta llegue sea reconocida por ambos campos. Pero también a los otros dos deberemos agradecer su esfuerzo y trabajo. No ha sido posible pero Zapatero es el que merecía pasar a la historia como el “Presidente de la paz”, ha sido el más valiente aunque haya tenido mala suerte.

En el camino de estos 22 años ha habido otros encuentros, otras personas: Ainhoa Aznárez, Jone Goirizelaia, Xabi Oleaga, Txema Jurado, Santi Kiroga. Recuerdo también la complejidad de la reunión entre PSN y Batasuna en 1999 para lo que hubo que hacer algún contacto en mi casa entre Juanjo Lizarbe entonces líder del PSN, con Zabaleta y Barrena, pero al final lo conseguimos y visto desde ahora y de mi expulsión del PSOE me causa alguna sonrisa.

Estas líneas solo son una pincelada de 23 años plenos de contactos, reuniones, charlas, comidas, cafés, debates, pero también del contacto entre personas que a pesar de sus profundas diferencias hemos sido capaces de ser generosas y contribuir con nuestro pequeño grano de arena a que la paz, hoy sí, sea posible. La historia de esos 23 años ya está escrita yo solo señalo que fui testigo de una parte de ella y que constato que esas personas, Curiel, Zabaleta, Barrena, Rubalcaba, Arranz, Otegi, Robles, Aznárez, Elorza, Permach, Goirizelaia, Itxaso, Ernest Lluch, Egiguren, Oleaga, Juan Mari Jáuregui, Txema Jurado, y otras muchas estuvieron allí intentando conseguir la paz.

Emergiendo de entre ellos la mayor figura en su trabajo por la paz. Enrique Curiel, el verdadero “hombre de paz”.
Qué mejor que esta canción para un día como hoy.


2 comentarios:

  1. Amigo, no hay paz, sin justicia. ETA debe disolverse, reparar el daño causado y colaborar para el esclarecimiento de los crimenes que ha cometido. No valen finales a medias. No pueden pretender ser sujeto político en la nueva etapa de esperanza que se puede abrir con las elecciones del 20 de noviembre. Es nuestro derecho y nuestra esperanza.

    ResponderEliminar
  2. Tu también has llorado? La paz definitiva? Yo no he oido eso en un comunicado que dieron tres encapuchados emulando al KKK, quizás en la versión que yo oí me he perdido algo... Esto es una farsa diseñada por vosotros, como último recurso para ganar las elecciones engañando a los incautos con que ETA ha sido derrotado. Nunca habia visto unos derrotados tan felices, tanto que se les sale la chapela de la cabeza de tanto sonreir, todo eso aliñado con más chantajes..., porque está claro que en unos meses pediran la secesión y si el PP no se la da volveran a las armas... Una pregunta, si han dejado las armas, dime dónde estan???
    ¿Y sabes cual es el motivo que intuyo hay detras de todo esta condescendencia con los asesinos? Pues el pago a los servicios prestados en el 11M del cual el PSOE y Gobierno son COMPLICES, parece que Coro Cillan va en serio y puede desmantelar esta gran farsa que han montado y que media España de ingenuos se cree.

    ¿Qué explotó Tytadine o Goma2 Eco? PSOE y Gobierno se empeñns en que Goma 2 Eco para poder culpar a los islamistas (¿a cuales, solo hay un condenado?), pero los peritos, en un video largo tiempo escondido demuestran que no pudo ser GOMA 2.
    Tengo una duda... borraras mi mensaje, lo obviaras o me contestaras?
    Si contestas, cosa que dudo, te preguntaré en otro por la mochila de Vallecas llena de metralla, o por la autopsia de los suicidas de Leganes... tengo tantas preguntas para el que se digne a contestar.... Saludos

    Lástima que después de expulsado, una bendición por otro lado, siguas dando tu apoyo al ser más siniestro, malvado y que más ha traicionado los principios básicos de la izquierda: Rubalcaba.

    ResponderEliminar