lunes, septiembre 13

El futuro del PSN. El futuro de la izquierda en Navarra.

La ejecutiva regional de mi partido, el PSN, por unanimidad a elegido a Roberto Jiménez como cabeza de lista a las próximas elecciones del próximo año.

No era mi candidato, es más he defendido que esta elección se hiciera mediante primarias porque eso da una mayor legitimidad a quien las gana, pero nadie se ha atrevido a presentarse, y algunos ya estamos de retirada en esto de la vida política navarra.

Queda el referendo en el Comité Regional, y una vez que así se haga pasará a ser mí candidato y tendrá todo el apoyo aunque pueda discrepar ahora de la línea política a la que ha llevado a nuestro partido. Todo ello por el bien del PSN y de la izquierda, con el fin de que pueda superar el pozo de 12 parlamentario en el que nos encontramos y así conseguir una gobierno alternativo a UPN. Porque esas son los dos grandes retos, superar los 12 evitando así una nueva crisis si los iguala o empeora, y que sean suficientes para liderar el cambio hacia un gobierno progresista.

Ahora le queda un difícil trayecto hacia Mayo del 2011, la elaboración de un programa nítidamente de izquierdas que ilusione a nuestro electorado, y elaborar unas listas plurales que representen el más amplio espectro social cubriendo algunos déficits que aún tenemos, como por ejemplo potenciar el tramo más a la izquierda (puede elegir entre un buen puñado de gentes, jóvenes especialmente, de Izquierda Socialista) y el euskaldun. Sería muy conveniente que alguien que domine el euskera estuviera presente (a mí se me ocurre algunos nombres y uno en concreto) sobre todo teniendo en cuenta el auge del mismo entre gentes que se consideran de izquierdas y que son potencialmente votantes nuestros. También ayudaría a la necesidad de conexión y comunicación con ese sector social, porque los datos nos dan machaconamente que un gobierno alternativo a la derecha en Navarra pasa necesariamente por el acuerdo entre ambos sectores de la izquierda, la nacionalista y la no nacionalista. La más que posible inclusión de Batasuna en la vida política abre un nuevo panorama y nuevas posibilidades.

Espero que acierte en todo, porque si no es así los buitres políticos, incluso los más cercanos a él, ya estarán rondando por encima de su cabeza pensando en el “día después”. Sabe que al menos en mí puede confiar a pesar de las discrepancias y que tendrá mi apoyo decidido para ganarle a UPN el año que viene y para construir un gobierno de progreso que conduzca a Navarra hacia un nuevo rumbo.

(Con la dureza para las convicciones, con la sensabilidad para los sentimientos, como la suma de esta obra maestra de Metallica)

No hay comentarios:

Publicar un comentario