viernes, septiembre 3

Apoyo a MONTSE TURA

Llevo poco tiempo en Catalunya, sin dejar mi vinculación con mi querida Navarra, pero lo he aprovechado bien especialmente en conocer todo tipo de personas especialmente que se mueven en el mundo político, y más concretamente en el espectro de la izquierda.

Entre ellas una me ha producido un impacto, me ha impresionado profundamente por su serenidad, claridad de ideas y contundencia a la hora de defenderlas, en público y en privado. Esa persona se llama Montse Tura.

En la sociedad en la que vivimos no abundan gentes así. Las veces que he hablado con ella, y han sido ya unas cuantas, he percibido que más allá de las diferencias derivadas del lugar de nacimiento, coincidimos en el fondo y en la forma, en lo ideológico y también en el modelo de partido que defendemos, ella en el PSC yo en el PSN, en la táctica y en la estrategia.

No voy a profundizar en esos aspectos porque estas breves líneas las escribo para hacerme eco de una noticia aparecida hoy en La Vanguardia, en la que informa de los movimientos que existen en el PSC apoyando que ella sea el apoyo imprescindible para que José Montilla y el PSC ganen las próximas elecciones autonómicas.

La sitúan en el sector “catalanista” aunque mi sensación es que realmente defiende posiciones nítidamente de izquierdas, en un momento de gran ambigüedad en el seno de esta ideología en la que también milito. Quizás el término “catalanista” sea peyorativo, para intentar ocultar que representa realmente la defensa de los valores de una izquierda a la baja en los partidos que dicen representarla.

Posee varios elementos que asustan al poder establecido dentro y fuera de los partidos: es de izquierdas, defiende con pasión y convicción sus ideas, próxima a la ciudadanía, lo dice públicamente con valentía, y es mujer.

Por eso, por todo eso que representa, el PSC la necesita en el lugar que ambos merecen, justo detrás de su líder. No siempre quien más lo merece es quien está, los aparatos (aparatejos debería decir) controlan que las gentes como ella no tengan demasiada relevancia, porque su fuerte personalidad hace sonrojar a los burócratas.

1 comentario:

  1. No veo por qué ser catalanista tenga nada de malo.Yo apoyo a los sectores más dialogantes del PSOE.Conocí a José Luis Uriz(por cierto que mi abuela paterna también era Uriz)en una charla organizada en Pamplona por Lokarri.Me pareció un político honrado,distinto de lo habitual.Expuso sus ideas y nos dijo que él permanecía en el PSOE para cambiarlo,cosa que,naturalmente,es más fácil de conseguir dentro que fuera del partido.

    ResponderEliminar