jueves, marzo 5

Nueva etapa

Ha comenzado una nueva etapa en mi vida, con luces y sombras, con felicidad y dolor, aciertos y errores, momentos inténsamente bellos, y profundamente amargos.Con mucho más peso de lo primero que de lo segundo, pero sobre todo con ilusión, y esperanza. Ilusión ante un camino por recorrer con bellos lugares, acompañado por especiales, muy especiales personas, y esperanza en que esta vez es la definitiva, la que me va a llevar al final pleno de sensaciones, sentimientos, amor, y vivencias profundas. Eso no me hace ignorar los peligros, y el esfuerzo que tendré que poner para lograrlo, todo cambio, y más si es tan profundo como el que estoy viviendo los lleva anexos,pero me sobra fuerza para resolver los primeros, y aportar los segundos.

Otro día desarrollaré con más tiempo este proceso vivencial, ahora me queda disfrutarlo al límite una vez solucionados escollos complejos pero en vías de resolución. Especialmente los que tienen que ver con una de las dos personas que más quiero, y por las que merece la pena seguir adelante: mi hijo.

Ese cambio seguro que va a afectar a este blog que ya forma parte de mí, en el que durante los últimos meses he vertido a carne viva, sin ropajes ni siquiera la piel, mis experiencias, mis sensaciones y sentimientos. Aunque ahora tengo la impresión de que, como el tiempo que tenemos, me alejo de un crudo invierno para adentrarme en una nueva, ilusionante, y bella primavera.

Seguro que vendrá acompañada de nueva música que espero os siga gustando. Empezamos con una antigua y nueva al mismo tiempo, que me estremece por su fuerza al escucharla.

Nos seguimos viendo.

2 comentarios: