jueves, julio 24

Mal rollo

Después de unas vacaciones idílicas cuesta más entrar en una negra realidad como la que nos está tocando sufrir. No me gusta lo que está pasando en mi partido, de allí y de aquí, ni en mi país, ni en Europa, ni en el mundo. No me gusta a dónde estamos llevando a nuestro planeta, no me gusta la deriva en la que se encuentra sumida la sociedad “desarrollada”, ni lo que estamos haciendo con el segundo y el tercer mundo. No me gusta lo que veo, y menos lo que oigo. En fin que como veréis no me gusta casi nada.

Por partes. De mi partido no me gusta allí el triunfalismo del pasado Congreso, y además tengo la sensación de haber sido engañado en los últimos tiempos. No quiero hacer mención al fracasado proceso de paz, porque mirar en exceso hacia atrás te puede convertir en estatua de sal, pero en lo referente a la situación económica no acabo de entender la transformación tan radical producida desde las últimas elecciones de Marzo. He releído lo que decíamos desde el PSOE en aquellas fechas (hace apenas tres meses) y no me acaba de cuadrar. Para los cristianos mentir (ocultar la realidad también es en cierto modo mentir) es pecado, para las gentes de izquierdas es traicionar las bases más sólidas de nuestra ideología.

Tampoco entiendo que el pinchazo de la “burbuja” inmobiliaria produzca este cataclismo, porque en unas jornadas en las que participé en Valencia hace unos meses el Presidente del ICO nos decía que el efecto de las “hipotecas basura” americanas sería mínimo en nuestro país. Se supone que es, o era, una persona bien informada….

¿Cómo es posible que en un país donde existe tan enorme demanda de vivienda se produzca una crisis en ese sector? Siempre he creído que las crisis se producían por el efecto oferta-demanda, o sea que se producían en sectores donde la primera superaba a la segunda. Además en el vivienda, donde el margen de beneficio era muy alto, desmesurado en mi opinión, y con un mercado de trabajo no ya libre, sino libertario. ¿Un partido de izquierdas como el mío no tiene, no tenía, previsto fórmulas eficaces para evitarlo?

En los últimos tiempos he comentado en varias ocasiones la falta preocupante de ideólogos que está sufriendo la izquierda en España, y en Europa, pero no imaginaba que la situación era tan preocupante.

Ahora se nos viene encima el apocalipsis, especialmente para los sectores más débiles, porque no dudéis que algunos la aprovecharán para enriquecerse aún más. Nos auguran paro por encima del 13 %, inflación galopante, crecimiento económico casi 0. ¿Qué vamos a hacer desde posiciones de izquierdas para evitar que lo paguen los de siempre? Porque no olvidemos que ahora estamos en el Gobierno.

Tampoco me gusta lo que ocurre aquí y cerca de aquí. La sinrazón de Ibarretxe no puede, no debe ser contestada con sinrazón. Sigo creyendo en la necesidad de los puentes, incluso cuando la táctica (elecciones autonómicas en Euskadi) se impone a la estrategia (solución definitiva del problema vasco). Veo desesperanzado la situación en lo referente al final de la violencia, a pesar de los indudables éxitos policiales, cada vez que pactamos con el PP medidas para acabar con esa situación nos equivocamos. Sólo una noticia abre un resquicio a la esperanza: los movimientos de Rafa Diez Usabiaga pueden suponer un cambio cualitativo en la izquieda abertzale y quizás a la larga también en ETA. Habrá que ver cómo acaban, y qué hay detrás.

Mención aparte merece mi disgusto por lo que ocurre en el PSN. Para no provocar que me expulsen no diré todo lo que pienso, pero lo que mal empieza mal acaba. A partir de ahora tendré que recuperar las técnicas que empleábamos en el franquismo, eso de “escribir entre líneas”. Je, je.

Menos mal que en Villava se puede reconducir la situación. Si Na Bai fuera inteligente aceptaría el reto, de buscar en nuestro Ayuntamiento un banco de prueba que demostrara que la izquierda puede ponerse de acuerdo, y además hacerlo bien. Eso podría desactivar otras oscuras operaciones que algunas gentes próximas pretenden para el futuro.

Creo que con estas líneas he “roto aguas”. Llevaba un tiempo algo bloqueado, y creo que con ellas comienzo una nueva etapa.

Seguiremos en contacto, a pesar del mal rollo actual.

lunes, julio 21

Joaquín Sabina y Olga Román

Un privilegio contar con la amistad de una artistaza, para mí la mejor voz femenina de este país, como Olga.

Luego el gran Sabina, y dos monstruos, Panchito Varona, y AGD. ¡Qué noche aquella en Villava!

La misma canción - Joaquín Sabina

Uno escribe siempre la misma canción
sobre un niño con cara de viejo
que se atreve a volar bajo el cielo marrón,
que agoniza detrás del espejo.

Uno canta siempre la misma canción
otra noche en el bar de la esquina,
cerca de la estación donde duerme un vagón
cuando el tiempo amenaza rutina.

Uno sueña siempre la misma canción,
abanico de fuego en la nieve,
cuando el sol envejece al caer el telón
y es tan tarde la vida y tan breve.

Uno empieza siempre la misma canción
con los mismos acordes gandules,
con el mismo trabajo y la misma obsesión,
con andrajos de velos de tules.

Uno inventa siempre la misma canción
del poeta borracho y su musa,
del teclado mellado del acordeón,
del pecado mortal sin excusa.

Uno rumia siempre la misma canción
como un perro ladrando a la luna,
con la misma trompeta y el mismo trombón
de mariachi que estuvo en la tuna.

Uno acaba nunca la misma canción
sobre un viejo con alma de niño
que no pierde ocasión de afinar su cajón
de psicópata barbilampiño.

Las Pastillas del Abuelo - "Oportunistas"

Perfil del "oportunista"

Aunque no sea habitual que cuelgue comentarios que no sean los míos, no os quiero privar de esta joya, que posiblemente os recuerde a algunas gentes de nuestra política provinciana próxima. Al menos me llegan dos docenas de nombres, y alguno añadido últimamente de manera dolorosa:

Breve perfil del oportunista
Juan José López Burniol

El oportunista no está dotado, en principio, de ninguna gran cualidad. No suele ser ni muy inteligente ni muy trabajador ni muy valeroso. No acostumbra a poseer una gran cultura. Y tampoco destaca por su generosidad, su capacidad de sacrificio o su espíritu de entrega a los demás. El eje axial que vertebra su personalidad es una elevada consideración de sí mismo, compatible con un oscuro resentimiento que encubre un soterrado complejo de inferioridad manifestado, en forma de displicente desdén, hacia cuantos han logrado alguna meta que escapa en principio a sus capacidades. En este resentimiento se halla la raíz más honda de su fuerza, que le impulsa a prevalecer por encima de aquellos que, aun sin reconocerlo, sabe que valen más que él.
La voluntad de subir --de trepar-- constituye una obsesión que dota de sentido a la vida entera del oportunista, quien no duda en sacrificar a su ambición afectos y responsabilidades. Todo vale para tejer la tela de araña de complicidades, falsas amistades, intereses compartidos y vanidades satisfechas. Es inútil buscar en esta urdimbre unos principios personalmente asumidos como tales; todo lo más, se encontrarán algunas ideas motrices, cogidas al albur de su entorno, a las que no atribuye otro valor que el instrumental de permitirle formular una apariencia de programa de ocasión.
Sería injusto negarle al oportunista algunas virtudes --básicamente instrumentales-- que suele poseer en grado eminente: trato fácil, simpatía aparente, constancia, capacidad de encaje, habilidad, reserva, olfato y regate en corto. Bien entendido de que las practica tras dividir a la humanidad en dos mitades: la de los que le son útiles para sus planes y el resto. A la primera, todo lo que sea menester. Al resto, ni agua. ¿Tiene éxito el oportunista? Depende de que el viento sople a su favor o no. Solo se estrella cuando el viento sopla en contra.
Seguro que el lector piensa que he dibujado este perfil del oportunista pensando preferentemente en algún político. No es así; lo aseguro. El oportunista está en todas partes. Tanto, que quizá seamos nosotros mismos.

jueves, julio 17

Iron Maiden - Fear Of The Dark

Grandes, grandes, grandes!!!!!

miércoles, julio 16

Vuelta a "territorio comanche"

Han sido dos semanas intensas lejos de este duro territorio. Catorce días de libertad, descanso, bellas playas, música, teatro. Las pilas recargadas para un duro otoño.

Primero Plasencia con sus calles llenas de historia, después Zahara de los Atunes. Me he enamorado de sus playas, de su clima, de sus atardeceres, de su gente, siempre con una sonrisa en la boca, amables, alegres, y cercanos. Qué diferencia con las gentes de aquí. Si tuviera que señalar los rasgos más significativos de estas vacaciones uno de ellos sería ése, y caminar sin que nadie te vigile, sin cruzarte con miradas de odio, o rostros crispados por la mala leche resulta una especie de bálsamo reparador.....del alma.

La playa de Bolonia, esa que tiene Paco Cifuentes en su blog, es de una belleza difícil de definir. Las ruinas de Baelo Claudia nos transportan siglos atrás, y nos demuestran que la humanidad ha avanzado poco en estos dos siglos. Ver un atardecer sentado al borde del mar, sintiendo África cerca, muy cerca.

Después Mérida, con sus contrastes y contradiciones. Apreciar la belleza del pasado, y una cierta anarquía arquitectónica del presente. Pero sólo por ver el puente romano sobre el Guadadiana merece la pena ir allí. Pero tiene más, mucho más, el museo realizado por Moneo me impresionó, y el teatro romano, bello de día pero mucho más bello de noche, aún más viendo "Las troyanas". Expléndida la versión de Mario Gas, con una Gloria Muñoz que se sale. Reflexión sobre lo absurdo de las guerras. Pasear después por sus calles con la impresión aún reciente es algo difícil de igualar.

Es curioso que fuera a Mérida porque mi hijo, heavy él, quería ver a Iron Maiden, y a Slayer y me encontrara con "Las troyanas". Por cierto reseñar la invasión pacífica de heavys con un comportamiento ejemplar, y tomar nota para aquellos escépticos, de la cantidad de ellos que estuvieron también en la representación teatral.

Paseo por un pueblecito de Toledo. Tranquilidad, buena compañía, sol, más relax.

El "Boss" en Donosti. No pasan los años por él. IM PRE SI O NAN TE.

¡Qué maravilla! Y ahora vuelta a "territorio comanche". Otra vez las miradas de odio, la compañía permanente, las pintadas, los carteles, la sensación de presión, de tensión. Ha sido el año que más me ha costado la vuelta. Quizás con el tiempo habrá que volver al sur, esta vez de forma definitiva. Aquí resulta muy difícil vivir, a veces es como si te faltara el oxígeno, como si ese desgaste de la guerra silenciosa te impidiera poder disfrutar de la vida en su máximo explendor. Pero es lo que hay.

Ahora toca adaptarse a la situación de guerra de nuevo, buscar nuevos oasis en alguna visita al festival "Luna Lunera" de este año. Viejos amigos estarán allí, Quique González, Los Secretos, Aurora Beltrán, Barricada...Allí los veré, y escucharé, en ese marco inigualable. Antes Dulce Pontes, y Estrella Morente. Casi ná!

Pero eso ya lo iremos comentando. También las sensaciones de contrastes de sentimientos entre los de allí, y los de aquí.

Otro día.

PACO CIFUENTES - Tu boca

Cadiz. ¿Qué música va con este maravilloso lugar? Dos grandes me vienen, Carlos Chaouen, y Paco Cifuentes. De carlos ya he colgado varias canciones, por eso me apetece que sea Paco quien la represente. Ahí va una preciosa canción, cantada con sentimiento.

jueves, julio 10

Seguimos en el sur

Que relax, aqui por tierras gaditanas! Creo que ya he recargado las pilas para enfrentarme a la vuelta, aunque aun me quedan unos dias para ver buen teatro en Merida, mi hijo que es mas moderno aprovechara para ver a Iron Maiden, y luego unos dias por tierras de Toledo. Un verano completo. La verdad es que lo decesitaba despues de unos dias en los que he estado a punto de tirar la toalla. Ha sido muy fuerte lo ocurrido en el Congreso del PSN, y el del PSOE me ha dejado algo frio. Pero bueno, supongo que vendran tiempos mejores para la lirica, o al menos para la lirica que yo practico.

No me gusta lo que he leido estos ultimos dias, y tampoco me gusta las nuevas victimas al intentar huir del hambre y la guerra, ni el demoronamiento del glaciar argentino, ni los tambores de crisis, o el famoso libro apocaliptico del final de los alimentos.

Algo habra que hacer a la vuelta, una vuelta compleja con temas dificiles, entre otros la situacion en Euskadi. Lo de mi partido merece una reflexion aparte, mas completa.

Sanfermines de lejos, pensaba que los echaría de menos pero no ha sido asi. Quizas sea el cambio climatico, o que cambio yo.

Seguiremos en contacto.

sábado, julio 5

Desde el Sur

Despues de un largo viaje, con parada en Plasencia, preciosa ciudad llena de monumentos e historia, con gentes agradables de sonrisa facil y rostro relajado. Alli nadie te mira de forma crispada.

Ahora en tierras gaditanas, y me encuentro con que en mi hotel esta Cuco Ziganda, manda leches encontrarmelo a 1.000 km!

Leo el desarrollo del Congreso de mi partido, ese al que no me han dejado ir a defender mis enmiendas. Menos mal porque habria votado en contra del informe y habria jodido la unanimidad. Cunanto borrego junto!!

Segure en contacto.

Larga vida a los inconformistas, revolucionarios, heterodoxos, radicales intelectuales, roqueros, libertarios....!

miércoles, julio 2

Eric Clapton and Mark Knopfler - Cocaine

Otros dos grandes. ¿Por qué esta canción? ¿Me recordará de alguna extraña manera lo pasado este fín de semana? Qui lo sa.

Rumbo al sur

Después de la tempestad viene la calma. Tras un proceso congresual duro, difícil, y un Congreso decepcionante vienen las ansiadas vacaciones. A más de 1.000 kilómetros de éste “territorio comanche”. Este año a pesar de mi contrastado espíritu sanferminero no los voy a pasar aquí, los veré desde la distancia con nostalgia, pero con la tranquilidad de no tener que hacer barra en mi peña, el Muthiko Alaiak con protección. Vivimos malos tiempos para la lírica, pero volveré, estoy seguro, a disfrutar de esos momentos.

Una vez pasadas sensaciones tan negativas, de tensiones y malos rollos vienen unos días de sol, playa, paseos, lectura sosegada, y también de charla con los amigos, algunos tan especiales como esos monstruos de la música que son Paco Cifuentes, y Carlos Chaouen con los que espero tomarme unas cervezas con pescaíto por su tierra. Va a ser un verdadero placer, y un privilegio volverles a ver, y espero que nuestras charlas se alejen lo más posible de la política, y se centren en cosas más importantes y más sanas. Buena gente.

También tiempo para la música (espero desplazarme al momentazo histórico de Quique teloneando a Bob Dylan), y el teatro, y a la vuelta más música, en este caso “el Boss”, y algún paseo por el Luna Lunera de este año, que creo que van otra vez mis amigos Los Secretos, 30 años ya!.

Pero prometo no olvidar este rincón de comunicación, a veces de desahogo, pero siempre desde la sinceridad, como se dice de manera castiza “a calzón quitado”, desnudando a veces los sentimientos y sensaciones (tenéis en mis artículos uno que escribí sobre ello y que titulé así). Espero también que me sigáis visitando, y seguro que este largo y tortuoso camino, al menos en estos días se transforme en suave y agradable paseo al borde del mar.

Que lo paséis bien, y que cuando nos volvamos a ver tengamos cicatrizadas las heridas, y el ánimo dispuesto para seguir la batalla de las ideas. Resistiendo, como los viejos roqueros.

Salud amigas y amigos. Salud, amor, y vivir a tope este verano.

martes, julio 1

Bruce Springsteen - The River

¿Qué canción poner para acompañar estas reflexiones? Una del "jefe". ¿Cual? Me viene a la memoria The river. ¿Por qué? No sabría decirlo, quizás porque lo que siento ahora se vea reflejado en esta tremenda interpretación. Frustración, dolor, lamento, decepción, pero también rebeldía, esperanza, y sobre todo sentimiento, mucho sentimiento.