miércoles, julio 2

Rumbo al sur

Después de la tempestad viene la calma. Tras un proceso congresual duro, difícil, y un Congreso decepcionante vienen las ansiadas vacaciones. A más de 1.000 kilómetros de éste “territorio comanche”. Este año a pesar de mi contrastado espíritu sanferminero no los voy a pasar aquí, los veré desde la distancia con nostalgia, pero con la tranquilidad de no tener que hacer barra en mi peña, el Muthiko Alaiak con protección. Vivimos malos tiempos para la lírica, pero volveré, estoy seguro, a disfrutar de esos momentos.

Una vez pasadas sensaciones tan negativas, de tensiones y malos rollos vienen unos días de sol, playa, paseos, lectura sosegada, y también de charla con los amigos, algunos tan especiales como esos monstruos de la música que son Paco Cifuentes, y Carlos Chaouen con los que espero tomarme unas cervezas con pescaíto por su tierra. Va a ser un verdadero placer, y un privilegio volverles a ver, y espero que nuestras charlas se alejen lo más posible de la política, y se centren en cosas más importantes y más sanas. Buena gente.

También tiempo para la música (espero desplazarme al momentazo histórico de Quique teloneando a Bob Dylan), y el teatro, y a la vuelta más música, en este caso “el Boss”, y algún paseo por el Luna Lunera de este año, que creo que van otra vez mis amigos Los Secretos, 30 años ya!.

Pero prometo no olvidar este rincón de comunicación, a veces de desahogo, pero siempre desde la sinceridad, como se dice de manera castiza “a calzón quitado”, desnudando a veces los sentimientos y sensaciones (tenéis en mis artículos uno que escribí sobre ello y que titulé así). Espero también que me sigáis visitando, y seguro que este largo y tortuoso camino, al menos en estos días se transforme en suave y agradable paseo al borde del mar.

Que lo paséis bien, y que cuando nos volvamos a ver tengamos cicatrizadas las heridas, y el ánimo dispuesto para seguir la batalla de las ideas. Resistiendo, como los viejos roqueros.

Salud amigas y amigos. Salud, amor, y vivir a tope este verano.

1 comentario:

  1. Escapando de los Sanfermines. Dale un recuerdo a Chaouen de "ese que siempre va solo a verle desde pamplona". Hace mucho que no le veo.
    Cuando vuelvas aquí todo seguira igual, como los tres monitos.

    ResponderEliminar