miércoles, marzo 21

Morir lentamente


En este poema, falsamente atribuido a Pablo Neruda pero que su autora real es la escritora brasileña Martha Medeiros, se reflejan diversos aspectos que pueden suponer una muerte lenta. Existen muchos más pero creo que para conmemorar el Día Internacional de la poesía viene muy bien al menos para que no acabemos muriendo lentamente. En este mi sancta sactorum debería haber puesto un poema mío, pero me manejo mejor en la prosa que en el verso.

Solo añadir a la belleza de estas estrofas que a menudo la cobardía, la sumisión, la autocensura, la falta voluntaria de libertad, el control de las sensaciones y sentimientos, es lo que realmente nos hace morir lentamente.

Por eso hoy el mejor homenaje que podemos hacer a la poesía en este inicio de una primavera loca es recuperando la ternura, las caricias, abrazos, besos, la pasión, hacer el amor con intensidad, charlar plácidamente esta tarde con nuestros amigos, leer un buen poemario, pasear por el bosque con el aire dándonos en nuestra cara, o bajo la lluvia primaveral, o quizás simplemente queriéndonos más, a nosotros mismos y a los demás, valorando lo que tenemos, esforzándonos para no perderlo.

A quienes entráis aquí con buena voluntad os deseo que hoy especialmente seáis felices y a quienes no lo hagan…..también.


Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito
repitiendo todos los días los mismos
trayectos,
quien no cambia de marca,
no se atreve a cambiar el color de su
vestimenta
o bien no conversa con quien no
conoce.

Muere lentamente
quien evita una pasión y su remolino
de emociones,
justamente estas que regresan el brillo
a los ojos y restauran los corazones
destrozados.

Muere lentamente
quien no gira el volante cuando esta infeliz
con su trabajo, o su amor,
quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir
detrás de un sueño
quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida,
huir de los consejos sensatos...

¡Vive hoy!

¡Arriesga hoy!

¡Hazlo hoy!

¡No te dejes morir lentamente!

¡NO TE IMPIDAS SER FELIZ!

(Martha Medeiros)

No hay comentarios:

Publicar un comentario