martes, junio 19

La dificultad del análisis riguroso



Artículo publicado en Diario 16 y Navarra Información el 19 Junio 2018

La información viene a tal velocidad que resulta absolutamente imposible hacer un análisis mínimamente riguroso, atropellado por la siguiente y  siguiente noticia.

Esta afirmación la llevo haciendo durante meses, sólo en los días pasados desde mi anterior artículo y a riesgo de dejarme alguno, han ocurrido los siguientes hechos.

Se descubre el caso de fraude fiscal del ya ex ministro Maxim Huerta, éste dimite, Costa vuelve a implicar a Camps en el escándalo de la Comunidad Valenciana, por cierto al escribir estas líneas sale la noticia de la muerte en extrañas circunstancias de Maria José Alcón esposa de ex vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau.

La dirección del PP aprueba celebrar su congreso los próximos 20 y 21 de Julio, Rajoy anuncia que abandona su escaño y vuelve a la vida ordinaria, el PSOE informa que abrirá sus puertas a los refugiados del Aquarius que han llegado ya al puerto de Valencia, se conoce la reunión de Pablo Iglesias y Pedro Sánchez el pasado jueves.

En Navarra una inmensa manifestación protesta por las condenas excesivas a los jóvenes de Alsasua. Echan al seleccionador español Julen Lopetegui al conocerse su fichaje por el Real Madrid. Por último, en el instante actual, Feijóo se retira de la batalla del PP pero entranSoraya Sáenz de Santamaría y Cospedal. Tenemos diversión asegurada.

Desde el Gobierno llegan una cascada de noticias, las más reseñables la intención de recuperación de la sanidad universal, o que Interior estudia retirar la medalla al torturador franquista “Billy el niño”, además de la posible reforma parcial de las Reformas Laborales o el acuerdo del Pacto de Toledo sobre las pensiones.

Todo ello en apenas siete días, porque ahora sucede lo que hace sólo apenas unos años llevaba largos meses. Así es absolutamente imposible realizar un análisis mínimamente lúcido, salvo que se sea capaz de elevarse sobre la apabullante actualidad buscando consecuencias estratégicas, de largo alcance. Porque probablemente en el instante en que se lean estas líneas se habrán olvidado la mayoría de estos acontecimientos.

Decía Bauman y esto lo corrobora, que vivimos en una sociedad líquida, en una política líquida cabría añadir, donde nada resulta sólido, consistente, ya que desde que los especialistas en marketing dirigen la vida pública a la diestra del líder, esta sensación acaba siendo rigurosamente cierta.

No se buscan decisiones estructurales a largo plazo que produzcan trasformaciones profundas y duraderas, sino que se funciona a golpe de impulsos mediáticos, electoralistas. Es la política-twitt, la que ha puesto de moda Donald Trump y seguimos el resto cual manada de borregos.

¿Cómo se va a analizar algo que dentro de una hora ya no existe o simplemente ha cambiado de manera sustancial? ¿Cómo enfrentarse a una cuartilla en blanco consciente de que puede ocurrir, que en el momento de su publicación lo que escribas sobre ella ya no servirá? Incluso que sobre quien escribas ha desaparecido ya del escenario público.

Corremos el peligro de que como vaticinaba Francis Fukuyama estemos en un proceso del final de las ideologías. Cuando el que asesora-orienta y por tanto dirige a un presidente de izquierdas, viene de hacer lo mismo con las gentes de derechas, e incluso podría haber asesorado al desaparecido Rajoy, es que algo no va bien, o quizás que vaya bien para quienes pretenden perpetuarse en el poder estén unos u otros. De ahí la bajada de la prima de riesgo y las subidas de la bolsa con la llegada de Pedro Sánchez. No se sienten en peligro.

Si se mantiene el status quo que interesa a los poderes fácticos todo estará controlado y por lo tanto se consentiré. Si por el contrario quien gobierna intenta romperlo e incluso variarlo topará con un muro de granito de difícil superación que le podría sepultar.

¿Eso es bueno para el país? Probablemente sí, pero la pregunta debiera ser si es bueno para las clases más desfavorecida, aquellos a quienes los partidos de izquierdas debieran representar y cuidar.

Ahora a Pedro Sánchez le esperan tiempos difíciles, si quiere consolidarse en el poder probablemente tendrá que hacer cesiones a esos poderes fácticos, monarquía, IBEX 35, gran banca, grandes grupos mediáticos y eso le puede alejar de los suyos. Moverse en el difícil equilibrio de contentar a unos y otros suele terminar mal.

Además está el componente electoralista porque a la diestra del líder además de esos expertos líquidos en marketing se sitúan analistas de encuestas electorales y sociológicas. En una sociedad líquida como la actual los partidos de izquierdas para ganar elecciones deben mirar también al electorado de sus teóricos enemigos, la derecha y eso vuelve descafeinadas las medidas de corte ideológico que puedan tomar.

Probablemente también en este aspecto tengamos que recurrir a Bauman para asegurar que ese equilibrio clásico ahora se ha vuelto líquido, e inunda una y otra parte del espectro ideológico.

Vamos a vivir tiempos convulsos, complejos, habrá que intentar que esas sensaciones de liquidez no lleguen también a lo que deberían ser análisis rigurosos.

Veremos……..

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal del PSN-PSOE)

Villava-Atarrabia 18 Junio 2018







domingo, junio 10

Pedro, quita la medalla a “Billy el niño”



Publicado en eldiario.es, Navarra Información, Plaza Nueva y Diario 16 el 11 Junio, Deia el 13 Junio y Diario de Noticias de Navarra el 17 Junio 2018.

Conocí personalmente al miembro de la Brigada Político Social Antonio González Pacheco, más conocido en los ambientes anti franquistas como “Billy el niño” una tarde del otoño-invierno de 1971 y una segunda vez apenas unos meses después.

Por aquel entonces militaba en el PCE donde había ingresado en 1.969, en una doble vertiente, por un lado en la Universidad Complutense de Madrid donde estudiaba Ingeniería de Telecomunicación y al mismo tiempo en Artes Gráficas debido a mi trabajo en este sector. Como consecuencia lógica de ello también estaba afiliado a CC.OO.

En aquella época los pocos estudiantes que veníamos de la clase obrera, debíamos compaginar nuestros estudios con un trabajo que pudiera ayudar a nuestras familias.
Recuerdo como si fuera hoy aquella imagen de nuestro primer encuentro. Junto a otro camarada de Aeronáuticos salíamos de la Escuela de Caminos, donde habíamos mantenido una reunión para debatir nuestra lucha contra un Estatuto de la Politécnica, que trataba de imponer el ministro Villar Palasí. 

De pronto escuchamos unos frenazos producidos por dos Seat 124 negros, coches que habitualmente usaba la BPS, uno justo delante y otro detrás, de los que salieron varios policías de paisano. Del asiento de copiloto del primero salió con rapidez, casi tirándose en marcha, un personaje menudo que se abalanzó sobre nosotros sin darnos tiempo ni a reaccionar. Era “Billy el niño”.

El viaje hacia la famosa DGS, Dirección General de Seguridad, situada en lo que actualmente es la sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid en la Puerta del Sol, ya nos descubrió qué nos iba a pasar desde aquel instante. Golpes insultos con sus ojos saliéndose de las órbitas, de rodillas sobre el asiento girado hacia nosotros. Difícil olvidarle.

Recordé en esos minutos de viaje el cursillo exprés que el PCE nos daba para enfrentarnos a ese instante y los que vinieron detrás.

Esa imagen me viene nítidamente a la memoria en el instante que escribo estas líneas. Esa y todas las que vinieron a continuación durante los largos días que permanecí allí. En todas ellas tiene un lugar preferente Billy, presente en todos y cada uno de los interrogatorios de los que fui objeto, nunca mejor empleada la palabra objeto ya que así intentaban que te sintieras, un objeto sobre el que desatar su rabia, su odio.

No procede describir todo lo que me hicieron pero sí quizás una de las imágenes que me quedaron marcadas a fuego para siempre. En uno de los momentos de sus largos interrogatorios (una de las cosas que más desgastaba era ese ir y venir del gris con un papel de color en el que figuraba el nombre del quien debía subir, esa espera en tu celda esperando ese instante) se situó detrás de mí dándome fuertes golpes en la nuca con en borde de su mano mientras delante el resto continuaban su “trabajo”.

Al cabo de un rato que pareció eterno otro de los interrogadores le dijo; “ten cuidado Billy no se te vaya la mano como con Ruano y tengamos otro lío.

Escuché su risa perversa y una respuesta contundente; “tranquilo si ocurre hacemos lo mismo que con él, lo tiramos por la ventana y decimos que se quería escapar”. Fue el único momento en el que llegué a sentir realmente miedo por mi vida, porque esas palabras casi gritos resultaban perfectamente creíbles y probablemente fue lo que le pasó a Enrique Ruano, compañero de lucha anti franquista que cayó (o le tiraron) desde la ventana de su casa.

¿Por qué esa rabia, ese odio? Quizás porque él entendía que ya estaban derrotados, que nuestra fortaleza al enfrentarnos a sus torturas era muy superior a la suya, que no nos quebrábamos quizás recordando aquel famoso libro “Así se forjó el acero” de Nicolás Ostrovski, que venía a mi mente en el tiempo de espera en mi celda entre subida y subida.

Reconozco que durante una etapa de mi vida dejé escondidos en lo más profundo aquellos días, aquellas horas en sus manos y las de sus esbirros, hasta que hace unos años decidí desempolvarlos y dar mi testimonio. Fue cuando conocí la existencia de CEAQUA y la querella ante la justicia argentina.

Recordé de nuevo que entre los numerosos canallas que me interrogaron había quienes lo hacían de manera profesional porque era su trabajo, para eso les pagaban para reprimir demócratas anti franquistas, pero Billy era otra cosa, era de otro pelaje. Ver su mirada, su manera de actuar, de hablar y gritar indicaba que disfrutaba con ello, que era un sádico perverso un psicópata.

No sé si nos consideraba sus enemigos, o simplemente era una parte de su carácter, pero Billy era diferente, muy diferente. Alguien a quien era difícil olvidar, quizás como otro de los que me topé, éste con otro “estilo” más sutil, el famoso Yagüe que hacía de padre siendo incluso más cruel.

Después le perdí la pista durante años, se rumoreaba que se había ido a Latinoamérica huyendo de la democracia, hasta gracias a CEAQA descubrimos que había vuelto a Madrid viviendo una vida de absoluta normalidad.

Después las fotografías actúales corriendo maratones o saliendo de su casa, su entrada en los juzgados con su casco de moto, o de espaldas sentado al fin en el banquillo de la justicia aunque no sirviera de nada. Ni siquiera la izquierda en sus largos años en el gobierno se atrevió a darnos a sus víctimas justicia, memoria y reparación y acabó yéndose de rositas producto de la famosa “Ley de amnistía de 1977”.

¿Se puede aplicar esa amnistía a crímenes de “lesa humanidad” como los que cometieron esta jauría de canallas? Indudablemente no y resulta una afrenta para sus víctimas que sigan en la calle.

Ahora recupera actualidad la insultante medalla que le dio otro “famoso”, Martín Villa, ministro franquista adaptado al inicio de la democracia. Una medalla que supone un agravio a la democracia. Que torturadores franquistas sigan paseando esas medallas con absoluta impunidad no es ni lógico ni admisible.

Ahora dice Pedro Sánchez que comienza una nueva era. Y yo me lo creo, por eso le apoyo. Una nueva era donde cuestiones como estas deben ser resueltas. Desde estas líneas me dirijo a él para pedirle, incluso para exigirle que quizás quitar esa medalla a “Billy el niño” y al resto de torturadores franquistas (parece que son otros cuatro) sea un indicativo de esa nueva era. Un gesto que no cuesta euros sujetos como estamos a los presupuesto del PP.

Pedro no sé si me leerás pero confío en ti, en que eres un demócrata de izquierdas que debes pasar a nuestra historia por quien tuvo el valor al fin de devolvernos esa deuda pendiente, de darnos la justicia, memoria y reparación que nos debe esa democracia y esa izquierda.

La tortura Pedro intenta degradar a las víctimas, pero degrada mucho más a los victimarios, a quienes les dirigen, amparan, o simplemente miran para otro lado. No lo hagas tú Pedro, compañero, no mires para otro lado al menos en este tema tan sensible.

La democracia llegó en parte por nuestra lucha. Socialistas, comunistas, anarquistas, trosquistas, luchamos por ella y nos dejamos jirones de nuestra piel en aquellas salas de interrogatorios en manos de psicópatas como Billy. Lo merecemos, nos lo debes, nos lo debéis y tu dignidad socialista lo debe de hacer.

Pedro, quita esa medalla insultante a mi torturador, a nuestro torturador “Billy el niño”. Ya!

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal del PSN-PSOE)

Villava-Atarrabia 9 Junio 2018





lunes, junio 4

¿Un nuevo Pedro Sánchez para un nuevo tiempo?



Artículo publicado en Navarra Información, Gara, Diario 16 y Deia el 4-5-6 en diferentes formatos Junio 2018

Hay que reconocer que Pedro Sánchez no deja de sorprender. Es un poco como el yin y el yan, hay momentos que te suscita una simpatía y apoyo incondicional y otros un rechazo absoluto, en esa especie de nueva versión de Doctor Jekyll y Mr Hyde.

Desde su irrupción imprevista en el escenario político le ha ido acompañando esa bipolaridad. Se presentó a las primarias de 2014 en un momento convulso del PSOE para con el apoyo del aparato y lo más rancio de las baronías socialistas, confrontarse con un valor al alza como Eduardo Madina y el representante de la izquierda del partido José Antonio Pérez Tapias.

A pesar de un apoyo tan importante y de representar la continuidad se alzó con el triunfo sin superar el 50 % de apoyos, exactamente el 48 %. Empezó pues su andadura con el recelo de quienes deseaban un PSOE diferente más escorado hacia su izquierda.
Después de un breve espacio donde apenas le dejaron moverse llegó la crisis de 1 de Octubre 2016. Había decidido romper amarras con sus mentores y no dejarse apabullar por los poderes fácticos, la gran banca, el IBEX 35 y el poderoso grupo PRISA. No se lo perdonaron y no pararon de maniobrar hasta expulsarle de la Secretaría General.

Su gran pecado defender el “No es no” al Rajoy y su gobierno que contó con el aplauso unánime de las bases del partido y un giro hacia la izquierda, justo lo contrario que representó en las primarias.

El Comité Regional del 1 de Octubre 2016 supuso una de las páginas más negras de un partido centenario. A partir de ahí se rebeló, incluso con una entrevista a calzón quitado con Jordi Ébole que queda para la memoria colectiva. Después desapareció, entro en crisis y hay quien dice que en estado depresivo.

Hasta que el 25 Noviembre en una reunión en el Ateneo de Madrid, en la que participaron una treintena de militantes pertenecientes a los sectores más importantes de la izquierda del partido, se le lanzó un mensaje: las bases están levantadas en armas, o lideras tú la alternativa o la lidera otro, incluso se barajaron nombres. Probablemente veremos algunos nombres de quienes allí estuvieron en el próximo gobierno Sánchez.
De ahí surgió un documento que no vio la luz que se conoce como “Espíritu del Ateneo”.

Pedro reaccionó y en un acto en Chirivella aceptó el envite de liderar esa revuelta, forzó unas primarias precisamente contra los sectores que le auparon en 2014 y las ganó con una amplia mayoría. Es lo que se denominó “Espíritu de Chirivella”.

Legitimado por esa apabullante victoria comenzó su segunda etapa como SG, aunque ese espíritu de ruptura, de planteamientos nítidamente de  izquierdas, de entendimiento con el resto de fuerzas ideológicamente afines y las propuestas novedosas para acabar con las tensiones centro-periferia, como Estado Federal Plurinacional, o la necesidad de acordar algún tipo de consulta en Catalunya, le duraron poco. Justo hasta que los poderes fácticos le enseñaron de nuevo la patita.

Se produjo la vuelta al Pedro Sánchez de 2014 y el desencanto de muchos de quienes le apoyaron. De ahí vino el abandono del partido de uno de sus máximos valedores, José Antonio Pérez Tapias y otros muchos más. La decepción se instaló entre los sectores de la izquierda del socialismo.

Nuevamente Mr Hyde tomaba las riendas en esa especie de montaña rusa política. Después los devaneos con Cs que condujeron a la primera moción de censura, el desencuentro con Podemos, y su paso a las filas más reaccionarias en los referente a tensiones centro-periferia, como el apoyo a la aplicación del 155, o a que los problemas políticos se solucionaran a base de policía, jueces y cárcel.

Pero el Dr Jekill seguía ahí expectante, hasta que la terrible sentencia de la Gürtel le permitió de nuevo emerger. Así en apenas una semana hemos vuelto a ver al Pedro Sánchez ilusionante y revolucionario que salió de las primarias.

Nadie, salvo quienes aún confiábamos en él a pesar de anteriores decepciones, se podía pensar que algo así podría ocurrir, pero ha ocurrido. Lo único que cabe desear ahora que ha llegado al escalón más alto, es que no nos falle, que haya enterrado definitivamente a Mr Hyde y que ese Sánchez valiente nítidamente de izquierdas se mantenga.

La primera prueba del algodón ha sido la composición de su gobierno en la que de nuevo aparece el yin y el yan, combinando a las gentes que le hicieron ganar aquellas primarias, algunas de las que participaron en el “Espíritu del Ateneo”, con lo que parecen concesiones al poder establecido. 

Si en el reto de Catalunya comienza una nueva etapa en la que el diálogo, la negociación se impongan a la mano dura, si toma decisiones audaces como derogar las dos reformas laborales, si entiende que un nuevo tiempo ha comenzado tras la desaparición de ETA y debe tomar decisiones justas sobre los presos y presas, la cosa será para confiar.

Si por el contrario de nuevo se pliega a las presiones de los poderes fácticos internos y externos resultará un nuevo fiasco. Es de esperar que haya adquirido cuajo, coraje en su experiencia anterior y no se deje amedrentar.

Debería saber que si opta por el primer camino puede resultar un Presidente para la historia de nuestro país. Que solo con la audacia del Zapatero de la primera legislatura, la imaginación de Adolfo Suarez, o generosidad de Santiago Carrillo, apoyándose en amplios sectores de la izquierda social y política podrá conseguirlo. De lo contrario será uno más no muy alejado de quien acaba de expulsar de la Moncloa.

Lo simbólico va a ser importante al inicio, gestos que no cuesten euros    pero que tengan relevancia para su base social. En su toma de posesión ya comenzaron a visualizarse al prometer y  prescindir de la Biblia y el crucifijo. Sería positivo que su primera decisión fuera quitar la medalla concedida a un torturador franquista como “Billy el niño”. Una iniciativa que en Change.org ha conseguido ya 230.000 firmas.

“No nos falles” le gritaron a Zapatero cuando llegó de manera sorprendente al poder. Ahora se comienza a escuchar el mismo grito, la misma exigencia. ¡No nos falles Pedro Sánchez! En mi caso debería ser ¡No me vuelvas a fallar!, porque de nuevo vuelvo a confiar en él, esta vez espero que de manera definitiva.

Veremos…….

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal del PSN-PSOE)

Villava-Atarrabia 3 Junio 2018


¿Por qué apoyo la iniciativa Orain Presoak?



Artículo publicado en Diario 16 el 4 Junio 2018

El pasado sábado asistí en Bilbao a la presentación de la iniciativa Orain Presoak, en la que colaboro junto a 45 personas más relacionadas con la cultura, universidad, deporte, activismo social y política.

Allí estuve codo con codo con gentes con las que no hace tanto tiempo estaba confrontado situado en diferentes trincheras, mientas que ahora después de un proceso vertiginoso de desaparición de ETA ese día nos encontramos en una única.

Gentes diversas no sólo en su actividad también ideológicamente, nacionalistas    o como en mi caso no, demostrando que ya se pueden tener puntos en común más allá de nuestras diferencias.

Participo en mi condición de demócrata, gente de izquierdas, socialista y español, aunque debo reconocer que me siento además ciudadano del mundo. Alguna gente se preguntará parodiando la famosa canción de mis admirados Burning (por cierto fue una verdadera gozada coincidir con Eñaut Elorrieta líder de un grupo que me encanta como Ken Zazpi), ¿qué hace un chico como tú en un lugar como ese? Y ¿por qué?
Pues aunque genere incomprensión debido al sectarismo actual, contestaré que estaba donde mi conciencia, mi ética me indica debo hacerlo. Al igual que antes me confronte a sangre y fuego con quienes entendí practicaban o apoyaban la violencia de manera ilegítima, a veces en una cruel soledad con mi compañera concejala en el Ayuntamiento de Villava. Antes hacía falta ser valiente para defender mis ideas, actualmente lo es también, pero que no duden que así será.

Hoy ETA ya no existe y por lo tanto desaparecen quienes apoyaban sus métodos, no se puede apoyar a algo que no existe, por eso me puedo encontrar con quienes antes no podía hacerlo.

Porque siempre he entendido y ahora con más razón, que era profundamente injusto que los familiares, amigos de alguien que había sido condenado por esa actividad tuvieran un plus de castigo innecesario e ilegítimo, la dispersión.

Que tuvieran que desplazarse centenares de kilómetros para ver a sus seres queridos por muy delincuentes que hubieran sido. Al igual que resultaba y resulta injusto que no se les aplicaran las mismas normas carcelarias que al resto de presos, algunos con delitos igual de graves.

Que los enfermos en situación de gravedad extrema no pudieran, por un gesto mínimo de humanidad, pasar sus últimos días en su hogar, o que no se les aplicara la misma situación de grados penitenciarios que a los demás.

Por eso colaboro con Orain Presoak, porque me revuelve esa injusticia y por eso estuve en Bilbao en su presentación. Leí el manifiesto y lo encontré perfectamente en línea con mis ideas reconociendo que me encontré especialmente cómodo con la parte de texto que me tocó leer.

Creo que cualquiera que la lea, viva en Vergara, Altsasua, Leitza Sevilla o Madrid, podría hacerlo suyo. “Es tiempo de desatar nudos. AHORA Tiempo de convivencia. Tiempo de sanar entre todas y todos las grietas abiertas durante años en nuestra sociedad AHORA Tiempo de unirnos quienes hasta ahora no nos habíamos podido unir. Ahora”

A las gentes que miren con incomprensión mi participación les recomiendo lean el documento y se pregunten si en estos instantes, con ETA desarmada y desaparecida, estas reivindicaciones son justas o no y si entienden que lo son que se pongan a nuestro lado.

Al menos por mi parte no pido la impunidad, la excepcionalidad ni la amnistía. En mi caso, a diferencia de alguno de los firmantes estoy convencido de ello, no pido que no se cumpla el castigo por un delito cometido sino que sea de manera justa y equilibrada, alejada de la venganza.

Generosidad en vez de venganza, acuerdo en lugar de confrontación, diálogo y no incomunicación, síntesis, encuentro.

El sábado ese acto coincidió con un momento de esperanza, la toma de posesión como Presidente del Gobierno de España del socialista Pedro Sánchez. Es probable que las energías positivas que emanaron de la Plaza de la Convivencia de Bilbao le llegaran hasta la Zarzuela.

Que la ilusión que genera se traslade a estas justas reivindicaciones, estoy convencido de que va a ser así porque comienza un nuevo tiempo.

Por eso colaboro con Orain Presoak, por eso tuve el gesto de estar en Bilbao, sin miedo a críticas e incomprensiones, como demócrata de izquierdas, socialista, español, y por lo tanto con mi conciencia tranquila.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal de PSN-PSOE)

Villava-Atarrabia 3Junio 2018


domingo, mayo 27

Vaya semanita



Artículo publicado en Diario 16, Navarra Información y Plaza Nueva el 27 Mayo 2018

Esta semana me ha recordado al programa de ETB, aunque haya sido con menos humor y más drama.

Vivimos tiempos de vértigo donde resulta complejo hacer reflexiones con un mínimo de rigor, ya que las mismas debido a la velocidad de los acontecimientos pueden quedar obsoletas en cuestión de horas.

Así en apena siete días han ocurrido acontecimientos que necesitarían cientos de horas de análisis, pero no es posible porque van sucediendo atropelladamente.

Así el martes amanecimos con lo que podía considerarse un bombazo, la detención de un peso pesado del PP, Eduardo Zaplana, ex Presidente de la Comunidad Valenciana, ministro y hombre de confianza primero de Aznar y después de Rajoy. Era lo más de lo más.

Pero no, apenas unas horas después nos impactaba la noticia de la imputación del número dos del ministerio de hacienda, José Enrique Fernández de Moya, por prevaricación y malversación. El ministro Montoro castigo de herejes recibía un fuerte golpe.

La corrupción daba una vuelta de tuerca más sobre el cuello de Rajoy y el PP y eso que aún faltaba la traca mayor.

A partir de ahí cada noticia superaba a las anteriores, lo que nos hacía sentir absolutamente desbordados por los acontecimientos. Al menos a quienes nos gusta analizar, reflexionar, antes de emitir nuestra opinión. Esta semana ese ejercicio recomendable ha resultado imposible de practicar.

Convocatoria de pleno del Parlament de Catalunya para la toma de posesión del nuevo Gobern, desconvocatoria ante las medidas judiciales y políticas que impedían hacerlo a cuatro de los Consellers, acuerdo in extremis de PP y PNV para los presupuestos, justo el día que éste pactaba con Bildu un nuevo estatuto para Euskadi que recogía el derecho a decidir y el concepto de “nación” que tanta controversia trajo con el Estatut de Catalunya.
Resulta curioso lo que está ocurriendo. El PP tan beligerante en Catalunya con algunas cuestiones ahora se volvía permisivo con Euskadi en los mismos temas. Los 5 votos del PNV a los Presupuestos del Estado producían milagros.

Pero es que Ciudadanos igual. Plantean que con independentistas ni a heredar y votan con PNV para aprobar los presupuestos del PP. Sí, sí, ese PNV que apenas unas horas antes pactaba con un Bildu, que lo hacía con quien aprobaba las cuentas máximas con PP y Cs. Absolutamente de locos.

Pero por si esto no resultaba suficiente nos quedaba lo mejor. La mañana del viernes, una vez aprobados esos Presupuestos, emergía como un terremoto la sentencia del “caso Gürtel”. Contundente, condenaba a los principales encausados a duras penas y lo que resultaba más demoledor, consideraba al PP un partido corrupto que se había favorecido de esa trama para su financiación. Para rematar consideraba que la declaración de Rajoy ante el tribunal carecía de credibilidad.

Nos encontrábamos así ante un Presidente sin credibilidad judicial y un partido de gobierno condenado por corrupto.

A partir de ahí los acontecimientos se desbordaban, las bases socialistas clamaban por la presentación de una Moción contra un partido destrozado por los casos de corrupción y Pedro Sánchez cedía a esa presión planteándola al día siguiente.

Pero en medio de la tormenta quedaba otra noticia de calado que por sí sola ya merecería nuestra atención. La intervención de la UDEF en la Diputación de Barcelona que tenía como consecuencia la detención de 29 personas, entre ellas un parlamentario del PeDeCat. La sombra de financiación ilegal de este partido y la sospecha de que el desvío de fondos públicos hubiera servido para financiar el 1-O nos dejaba perplejos.
Pero lo más grave es que ese supuesto desvío, podía haberse realizado desde fondos que debían prestar ayudas a países en vías de desarrollo. Tela! Afortunadamente el Proces se libraba debido a que esta noticia quedó sepultada por las otras de más calado. De confirmarse supondría un golpe mortal para el independentismo.

En 1977 se produjo lo que quedaría para la historia como “la semana negra”. Aunque en aquella se produjeron muertos y no se puede comparar, en 2018 tenemos una segunda “semana negra”.

Ahora la incertidumbre, las presiones, el debate. Los números dan para que salga adelante esa Moción de censura y Pedro Sánchez se convierta así en el nuevo Presidente de nuestro país. Los 180 votos de PSOE, Podemos (incluyendo Compromis y las mareas), ERC, la antigua Convergencia, PNV y Bildu son más que los 170 de PP (incluyendo a UPN y Foro Asturias), Cs y Coalición Canaria.

La acusación de que eso supondría el apoyo de peligrosos independentistas, incluidos Bildu, queda automáticamente desmontada al haber aceptado PP y Cs esos mismos votos para aprobar sus presupuestos. Recordando que los del PNV llegaban después del acuerdo con Bildu para el nuevo Estatuto para Euskadi.

Por lo tanto Pedro Sánchez quedaba liberado de la losa que le aprisionaba en el intento anterior, justificado además por la demoledora sentencia de la Gürtel.

Para que esto se triunfe va a ser necesarias grandes dosis de audacia, imaginación y especialmente generosidad. Favorece que escollos como el 155, o la constitución de nuevo Gobern en Catalunya Rajoy ya los ha dejado resueltos y que la condición del PNV de aprobación definitiva de los presupuestos en el Senado, es fácilmente asumible por Sánchez con el argumento de no perjudicar a 9 millones de pensionistas.

Pedro Sánchez se perfila como el nuevo Presidente de España y ahí tendrá su reto definitivo donde tendrá que demostrar que tiene talla de estadista. Paliar las tensiones centro-periferia, con Catalunya y ahora con Euskadi, mantener la recuperación económica de una manera más justa y equilibrada, atender las demandas de la calle, regenerar la vida pública, trabajar consensos difíciles, algunos que parecen imposibles. Si lo consigue tendremos Presidente para rato, de lo contrario será flor de un día.
La guinda del pastel la puso a últimas horas de la noche del sábado el Real Madrid al ganar su 13 Copa de Europa. Con sus confrontaciones y conflictos a la vista del griterío escuchado en Villava al conseguir en Liverpool su gol y el espíritu patriotero que origina. De momento tuvo una consecuencia, un Rajoy tocado no asistió al evento.

Veremos…..

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal del PSN-PSOE)

Villava-Atarrabia 27 Mayo 2018




lunes, mayo 21

La casita de Pablo e Irene



Publicado en Diario 16, Navarra Información, Gara y Plaza Nueva

Decía Julio Cayo César hace unos cuantos siglos que “la mujer del César no sólo debe ser honrada sino que también debe parecerlo”. Trasladado a la política actual sería más o menos, que los dirigentes políticos no sólo deben predicar la honestidad sino que también deben aplicarla en sus gestos habituales.

Un gesto corriente como la compra de un lugar para vivir, se puede convertir en una trampa mortal para quien durante años ha sido el azote de comportamientos poco éticos y presumía de comprar su ropa en Alcampo y vivir en Vallecas.

Pablo Iglesias máximo dirigente de Podemos, un partido hay que recordar nacido de ese movimiento revolucionario que fue el 15-M, y su pareja Irene Montero número dos de ese partido, han supuesto para toda una generación iconos contra el sistema, enemigos de que los políticos se alejaran del común de los mortales, de esa mayoría que tiene dificultades para llegar a final de mes, o pagar su hipoteca.

Ahora de manera absurda dilapidan su activo, metiéndose en la compra de un chalet de lujo en una zona pija de los alrededores de Madrid. Ya no van a vivir en un barrio obrero en una vivienda de VPO, sino que se desplazan a una zona VIP, a una casa de ensueño con terreno y piscina que difícilmente cuadra con su discurso político.

Ahí viene el problema, que a partir de ahora ese discurso que calaba en una parte de la sociedad, quedará vacío ante esta decisión que siendo benévolos se puede calificar de poco afortunada. Dan armas a sus enemigos ideológicos para que a partir de ahora, les expongan cada día la profunda contradicción de adoptar una praxis propia de la clase que pretenden combatir.

A veces se tiene la sensación que los políticos, nuevos o viejos, cuando llevan algún tiempo en activo pierden la noción de la realidad y parapetados en su torre de marfil acaban alejándose de sus inicios, separándose de su base social de manera suicida.

Pablo Iglesias e Irene Montero pueden comprarse, si pueden costearlo, lo que les venga en gana, faltaría más, pero antes de hacerlo deberían reflexionar si eso cuadra con su discurso, o al contrario choca frontalmente con él. En este caso el choque ha resultado brutal y las consecuencias pueden ser imprevisibles, especialmente a nivel electoral.

Lógicamente sus rivales se les han echado a la yugular ansiosos de sangre. ¿Resulta esta reacción ética? Probablemente no, pero en la política actual la ética es un bien escaso, a veces inexistente, porque ahora todo vale.

Pablo e Irene, Irene y Pablo se han equivocado y ahora intentan enmendar ese error cometiendo otro de mayor calado; involucrar a toda la organización y a sus militantes en el mismo a través de un método espurio: trasladarles la responsabilidad, a través del referéndum que pretenden impulsar para decidir si lo que han hecho es correcto o no.

Resulta curiosa esa manía de los líderes de trasladar su responsabilidad. No se dan, o no quieren darse cuenta, que dar ese paso acaba perjudicando al partido político que representan, porque con ese acto cobarde le sitúa justo debajo de los caballos.

Vivimos malos tiempos para la lírica, en un momento de nuestra historia que algunos ya definen como la II Transición. Pero a diferencia de la anterior ahora no se observan estadistas entre nuestra clase política. Nuestros dirigentes actuales, con alguna sonora excepción, no actúan con altura de miras, anteponiendo el bien común al partidista o al personal, sino que funcionan de manera cortoplacista y sin visión de futuro.

Por eso cometen torpezas de este calibre y lo que es peor una vez cometidas, una vez metida la pata, son incapaces de asumirlo y sacarla. Aquí convendría enseñarles la patética escena del anterior monarca, que por cierto le costó el trono, en la que dijo balbuceando esa frase para la historia: “lo siento mucho me he equivocado, no volverá a ocurrir”.

Alguien debiera recomendar a estos dos personajes que hicieran de manera generosa lo mismo, decirla y marcharse, quizás así recuperarían una dignidad que acaban de perder y no destrozarían al movimiento que dicen representar.

Da pena que un partido como Podemos pueda verse perjudicado por la actuación de sus dirigentes. Habría que decir volviendo a las frases históricas, en este caso referida al Cid Campeador: “¡Dios, que buen vasallo si tuviera un buen señor!”.

En un momento de especial debilidad para la izquierda torpezas como esta destrozan estrategias de recuperación. No andamos sobrados de efectivos ni en Podemos ni en el PSOE, pero produce escalofríos observar en qué manos estamos, mientras que gentes muy valiosas como Errejón en uno y Pérez Tapias en otro aparecen marginados. Así nos va.

Irene y Pablo se equivocan, van a hacer un daño irreparable a Podemos y de rebote a la izquierda en su conjunto. No han sabido dar ejemplo, ni tampoco rectificar a tiempo de manera autocrítica. Lamentablemente esto pinta muy negro.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal del PSN-PSOE)

Villava-Atarrabia 20 Mayo 2018