miércoles, mayo 22

¿”Tonto útil”, cómplice, o traidor?




Nuevamente infrinjo una regla de oro de los artículos que recomienda no utilizar la primera persona a la hora de redactarlos. Pero cuando uno lo que pretende es trasladar las sensaciones que experimenta sobre un cierto tema, o en una concreta situación, resulta complejo no hacerlo así y además puede sonar a un intento cobarde para no implicarse y responsabilizarse de lleno.

Antes en el denominado “conflicto vasco”, ahora con el catalán he procurado, a contracorriente y con incomprensiones varias, enfrentarme a ellos de manera justa, honesta y equilibrada. Para lograrlo resulta imprescindible enfrentarse a la labor con grandes dosis de generosidad y siempre intentando comprender también las razones del “otro”.

Trabajar a favor de la construcción de puentes por los que poder comunicarse, lleva siempre a que los habitantes de ambas orillas te consideren de los otros y la mayoría de veces como enemigo.

Considero que tipos de personajes así, casi siempre vilipendiados y olvidados a la hora de escribirse la historia, resultan absolutamente imprescindibles de cara a resolver conflictos.

Pero esa peligrosa actividad, que en algunos casos extremos como Juan Mari Jáuregui o Ernest Lluch les llevó a perder la vida, origina incomprensiones, críticas, y malos entendidos especialmente entre los tuyos, tuyos.

En ambos conflictos si ocupas ese lugar te suele acusar en el mejor de los casos de “tonto útil”, de que tu buena voluntad sólo sirve para que el contrincante o enemigo te utilice de manera bastarda, en ocasiones como “cómplice” de sus actos y en algunos casos como “traidor” a tu causa y a los tuyos.

Pero eso con ser grave no es lo peor. Lo más doloroso resulta cuando le realidad del día a día te puede llevar a interrogarte sobre si realmente los que te los lanzan aciertan con esos adjetivos y calificaciones.

Con la aparición de las redes sociales esos peligros se incrementan exponencialmente. Allí hasta los más incultos y tontos tienen un altavoz para, ignorando razones y argumentos, manipular tus informaciones y opiniones de manera intolerable e indecente.

Así si en una reflexión en voz alta comentas que, asegurando vas a votar como los últimos 29 años, al PSOE, animas a que se le vote, pero que de no ser así se haga a otro partido de la izquierda, lo traducen y publicitan como un llamamiento a votar a cualquier partido de la izquierda menos el PSOE.

En ese instante te sientes utilizado, manipulado y comprendes que en tu inmensa ingenuidad, has dado pié a que se te considere como cualquiera de las tres denominaciones antes señaladas.

En otras ocasiones si interpretas, como en el reciente caso de Iceta, que aquellos con los que sueles mostrarte comprensivo con sus actos se han equivocado y   criticas duramente su actitud, te llueven los guantazos y en un instante te conviertes en su enemigo más odiado.

La pregunta que te viene en esos instantes es: ¿ante esa presión externa y para evitar malas interpretaciones, debes cambiar lo que vitalmente defiendes traicionando tus ideales? ¿Debes evitar seguir batallando por el entendimiento entre diferentes incluso entre muy diferentes? ¿Para que no se confundan contigo debes abandonar lo que consideras una noble lucha?

Lo más probable es que después de un breve periodo de reflexión las respuestas sean no a los tres interrogantes, lo que me podrán acarrear nuevos episodios dolorosos. Pero ya se sabe que los viejos roqueros nunca mueren, porque somos una especie en vías de extinción.

Seguimos……..

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal del PSN-PSOE)

Villava-Atarrabia 20 Mayo 2019


viernes, mayo 17

Pedro Sánchez y el “Espíritu del Ateneo”



Publicado en Nueva Tribuna el 15 Mayo 2019

Recuerdo una foto circuló por todas las mesas de redacción de este país. En ella Pedro Sánchez en actitud juvenil y desenfadada aparecía con cuatro pesos pesados del actual PSOE, Cristina Narbona, Margarita Robles, José Félix Tezanos y Manu Escudero.

Cuatro ideólogos que han colaborado con él en diseñar el ideario del socialismo de futuro.

Todos ellos estuvieron presentes en una reunión que se celebró el 25 de Noviembre de 2016 en un lugar emblemático como el Ateneo de Madrid, que aunque se filtró a través de la agencia EFE, no logró la repercusión que posteriormente tuvo en el devenir del partido y especialmente del propio Pedro Sánchez.

En ella un grupo de 30 dirigentes socialistas, además de los cuatro de la foto otros como Josep Borrell, Odón Elorza, Toni Ferrer, Antón Saracíbar con el apoyo aunque no pudieran estar presentes de José Antonio Pérez Tapias o Andrés Perelló, debatimos del futuro del PSOE.

Era un momento crucial con Pedro Sánchez desojando la margarita en su domicilio paralizado por la depresión, con serias dudas sobre si dar la batalla o retirarse de manera definitiva.

Aquella reunión, el documento que salió de allí, inspiraron lo que para la historia quedará como el “Espíritu del Ateneo”, que acabó por darle el empujón definitivo para animarle a lanzarse al ruedo para posteriormente ganar las primarias.

A veces así se escribe la historia y quién escribe estas líneas participó en ella impulsándola después de una comida con Odón Elorza en el restaurante del Museo San Telmo de Donosti. Nada de lo que pasó después se entendería sin aquella reunión histórica.

Ahora esa imagen con el núcleo fundamental del Ateneo indica que el PSOE futuro va a ir en buena dirección, porque lo probable es que esté imbuido de aquel espíritu.

Dos párrafos de aquel documento pueden ser claves para entender el camino que probablemente se tome después de las elecciones del 26-M.


Reafirmamos que la defensa del Partido Socialista Obrero Español, es la defensa de su unidad y de la cohesión del estado español. Los dramas que devienen del enfrentamiento entre pueblos, pueden evitarse con un PSOE fuerte que ayude a la convivencia de la pluralidad de naciones que conforman el Estado español”.

“Recuperar el PSOE por tanto es hacer del PSOE un Partido independiente frente a los poderes económicos, mediáticos e institucionales. Un Partido que fije las señas de identidad del socialismo, rompiendo con la cultura clientelar imperante y la “institucionalización” de nuestros dirigentes.”

Quizás si Pedro Sánchez profundiza en esas ideas se pueda convertir, al igual que Zapatero con su valentía se convirtió para la historia el Presidente de la Paz, en el Presidente que con imaginación, audacia y generosidad acabe definitivamente con las tensiones centro-periferia heredadas de la Transición. Pasar a la historia como el que fue capaz de acabar con la crispación y tensión actual.

Probablemente abriendo una vía de entendimiento con Catalunya y Euskadi que pueda explorar nuevas soluciones para viejos problemas. En ese nuevo camino no se debería excluir la posibilidad de convertir España en un Estado Federal Plurinacional, en una especie de “nación de naciones”, incluso que artículos de nuestra Constitución como el 92.1 puedan abrir una vía de solución para la demanda del derecho a decidir.

Si además tiene la valentía de enfrentarse a esos poderes fácticos impulsando la comunicación y colaboración con el resto de las izquierdas, Portugal dejará de quedarse sola en esa experiencia ilusionante.

La historia demuestra que cuando Europa, como en este tiempo, se hace conservadora, España es progresista y viceversa. Quizás nuevamente esa máxima se haga realidad y la solución para una izquierda europea a la deriva venga del sur.

Esa foto produce ilusión e incluso entusiasmo entre quienes en el seno del socialismo apostamos por ese camino. Ojalá no sea un espejismo y detrás de ella exista un nuevo tiempo para la izquierda.

Veremos…..

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal del PSN-PSOE)

Villava-Atarrabia 14 Abril 2019


martes, mayo 14

VOX como encrucijada del socialismo en Navarra



Publicado en Periodista Digital, El Confidencial Digital, Navarra Información, Diario de Noticias de Navarra, Plaza Nueva y Radio Rebelde Republicana la semana del 16 al 20 Mayo 2019

A veces en la política, como en la vida misma, una circunstancia imprevisible te puede situar en una encrucijada diabólica, en la que decidas lo que decidas te va a traer problemas y alguno de ellos te puede llevar a tu propia destrucción.

Éste es el caso que según todos los indicios puede llegar a sufrir el PSN-PSOE en las elecciones autonómicas del próximo domingo 26 de Mayo.

Ha pasado su cruel tránsito por el desierto y cuando ya se veía con todo a favor para poder llegar de nuevo a un gobierno, que no ha pisado desde 1991 excepto un breve paréntesis de un año en 1995, que culminó en la dimisión de Javier Otano por las famosas cuentas en Suiza, la sorpresiva aparición de VOX le puede situar en el dilema más importante de su reciente historia.

Según todas las encuestas, las próximas de medios de comunicación y las lejanas del CIS, las elecciones del domingo pueden traer para Navarra y para el PSOE un escenario diabólico.

La atípica unión de las derechas regionales y nacionales han creado unas expectativas que la irrupción, en Navarra también, de un VOX al alza puede quebrar y por tanto los planes que algunos habían diseñado para reeditar las anteriores colaboraciones UPN-PSN que el cuatripartito rompió en mil pedazos, se pueden venir abajo.

Resulta evidente, todas las encuestas así lo indican, que en estas elecciones esa novedosa experiencia de colaboración no va a poder tener la mayoría absoluta exigida. La crisis profunda de una de sus patas, Podemos, que sujetaba esa poderosa mesa se ha ido debilitando en estos cuatro años y esa caída arrastra tras de sí a todo el gobierno actual.

Por otro lado el pacto UPN-PP-Cs sitúa al PSN-PSOE en una situación muy incómoda, especialmente después de la campaña de las generales con la crispación entre Casado, Rivera frente a Sánchez. Además la posición beligerante de ambos, en especial Cs, contra el régimen fiscal navarro incrementa esa incomodidad hasta límites insoportables.


Si a eso le sumamos la posibilidad, cada vez más real, que la suma no les dé y necesiten a VOX para alcanzar esa mayoría absoluta, parecería alejar de manera definitiva ese gobierno.

Pero es que incluso en el caso de que la ambición de María Chivite y sus colaboradores les llevara a la locura de intentarlo, Pedro Sánchez y el PSOE lo impedirían. Paradójicamente se podría dar el “agostazo” de 2007 y el “marzazo” de 2014, que evitaron un gobierno alternativo al de UPN con la colaboración anti natura del PSN, pero justo al revés. Qué vueltas da la vida.

¿En esa diabólica circunstancia qué va a hacer entonces el PSN de María Chivite y el PSOE de Pedro Sánchez?

Porque tampoco la otra posible salida de que sea la lista más votada del sector progresista y que pudiera liderar con apoyos por activa o pasiva de Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra parece viable.

En esta orilla de ese río de aguas turbulentas en el que amenaza convertirse la constitución de un nuevo gobierno en Navarra, la suma de Bildu resulta imprescindible.

¿Qué hará entonces el PSN y el PSOE en esta encrucijada? ¿Qué camino seguirá, el de las fuerzas de izquierdas y progresistas o nuevamente el de la derecha esta vez con mayores dificultades de ser entendido por su electorado? ¿Qué interesará más al PSOE a la vista del tablero político estatal?

Navarra es una comunidad pequeña pero importante desde el punto de vista geopolítico. Si Pedro Sánchez decide como le piden algunos de los más cercanos, especialmente del grupo que generó el “Espíritu del Ateneo” que le empujó al poder, trabajar esta legislatura en la solución definitiva de las viejas tensiones centro-periferia heredadas de la Transición, Navarra puede ser una pista de lanzamiento ideal, un lugar para el experimento.


Con un PSN-PSOE o bien liderando su gobierno o bien apoyando el de Uxue Barkos incluso desde dentro, apoyados por Podemos, I-E y Bildu. Sí, sí Bildu, con el que ya existen experiencias de colaboración incluso en momentos mucho más difíciles y cuyo voto acaba de propiciar que se aprobaran las medidas del gobierno Sánchez en la Diputación Permanente del Congreso.

No quedan tan lejanos aquellos episodios como el intento de que Bildu (entonces Herri Batasuna) permitiera el gobierno de Urralburu, antes que lo hiciera con Baldúz como Alcalde de Pamplona, o la reunión desarrollada en la sede del Paseo Sarasate por Juan José Lizarbe y su ejecutiva con una delegación de EH liderada por Pernando Barrena.

Todo está abierto de cara a esta cita electoral, pero este PSN-PSOE en su encrucijada actual no debería olvidar que una parte importante de los votantes que le van a apoyar, lo hacen para que en ningún caso pacte con ese conglomerado de siglas de la derecha, especialmente si además necesitara a VOX.

Si vuelve a traicionar a esa masa enorme de apoyos podría perderlos como en 2007 y 2014 y nuevamente tener que recorrer su penitencia por el desierto. A veces las peores pesadillas del pasado vuelven si repites los mismos errores.

Veremos……

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal del PSN-PSOE)

Villava-Atarrabia 13 Mayo 2019


viernes, mayo 10

Agur Rubalcaba. Paz, Leitza



Publicado en Eldiario.es, Diario 16, Público, Periodista Digital, El Confidencial Digital, Plaza Nueva, Navarra Información, Gara, Diario de Noticias de Navarra y Guipuzcoa los 11 y 12 Mayo 2019.

Acabo de conocer el fallecimiento de Alfredo Pérez Rubalcaba. Desde estas líneas mi reconocimiento a su labor y mi apoyo, cariño y solidaridad para su familia.

Le conocí a través de mi amigo Enrique Curiel en 1990 y a partir de aquel instante nuestra conexión fue habitual, aunque no siempre coincidiendo en la dirección que cada uno seguía. Los tres pertenecíamos a la vieja guardia de la política, por eso hoy me siento más huérfano.

Pero quizás el instante más intenso de nuestra larga historia se desarrolló hace nada menos que 20 años, el 20 de Septiembre de 1.999, cuando se produjo un encuentro, una reunión histórica en el caserío  que el entonces dirigente de la izquierda abertzale Patxi Zabaleta tenía en un bello pueblo de la montaña de Navarra, Leitza.

Por primera vez dirigentes del PSOE y de Herri Batasuna al máximo nivel, se situaron durante seis horas frente a frente en lo que fue una comida llena de debate político, de intercambio de opiniones, pero también cordial, entrañable, en la que se fraguó lo que durante años y años fue una vía de comunicación eficaz.

Allí frente a la suculenta comida preparada por Koro, la compañera de Patxi, una inmensa mujer llena de humanidad, Pernando Barrena, Joseba Permach, Santi Kiroga y Patxi Zabaleta por una parte y Alfredo Pérez Rubalcaba, Enrique Curiel y yo mismo por la otra participamos en el inicio de una manera de comprenderse entre muy diferentes, de tender puentes de comunicación, de diálogo, de intercambio de información.

La preparación fue laboriosa, compleja, hace tiempo día hablando con Carmen Sánchez Muro, otra gran mujer, la viuda de Enrique Curiel me ofrecía la posibilidad de aportarme toda la inmensa documentación que había recopilado durante 25 años de diálogo, contactos, con el mundo de Batasuna, una larga historia de la que soy con él protagonista activo, para intentar escribir un libro sobre lo que supuso ésa actividad en el devenir de un largo y curvo proceso de paz. Siempre con la larga sombra de Alfredo sobre nosotros.

Aquél día, en aquella comida sentí que esas personas participantes volvieron a sus lugares de origen conociendo mejor el conflicto, conociéndose mejor, crenado un vínculo personal lo que favoreció la posibilidad de explorar esa vía abierta. A partir de ese día la comunicación entre el PSOE y la Izquierda Abertzale sería cada instante mejor.

Y así fue, primero a través de Patxi Zabaleta con el que ya llevábamos Enrique y yo diez años de contactos, desde 1989 en aquellas comidas en Casa Antonio de la localidad soriana de Almazán. Siempre con la supervisión de Rubalcaba y después con Pernando Barrena cuando el primero fundó Aralar.

Discretamente, secretamente, las reuniones, los intercambios de pareceres se mantuvieron hasta la muerte de Curiel. A él le informábamos, de él recibíamos instrucciones y él reportaba a Rubalcaba, el hombre mejor informado sobre este tema del estado.
Veinticinco años de innumerables anécdotas que dan para ese libro pendiente que algún día escribiré a través de mi memoria y de la documentación de Enrique, que siendo como era especialmente meticuloso seguro que cubrirá mis lagunas con fechas especialmente. 

Pero en aquella comida, en esas seis densas horas nació lo que él denominaba el “espíritu de Leitza”. Un espíritu que ahora más que nunca debemos recordar a la hora de afrontar los retos pendientes, para culminar un proceso de paz al que le falta las nuevas medidas a tomar con los presos y abrir vías de comunicación y reconciliación.

Un espíritu que quiero recordar a mi compañero Secretario General y Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que tenga conocimiento de una parte de la historia, aquellas sensaciones vividas y entienda que debe ser audaz como lo fue Zapatero a la hora de enfrentarse a este reto.

El futuro aquí y allí, en España, Catalunya o Navarra y Euskadi pasa por el diálogo y el acuerdo entre las izquierdas transversales, incluso para montar gobiernos de progreso.
Sigo recordando que se necesita una labor pedagógica, especialmente en el resto del estado, esa idea salió en aquella comida, Rubalcaba la sacó en varias ocasiones: “tenéis que entender, les decía, que el PSOE es un partido que compite con la derecha en todo el estado y que cualquier movimiento aquí repercute electoralmente en Sevilla, Valencia, Burgos o Zaragoza”.

Quizás nunca debimos ocultar aquella comida de Leitza, quizás así durante estos 20 años hubiéramos sido capaces de ir convenciendo a la ciudadanía española de que el diálogo es el camino, de que ya sin ETA no existen motivos para la dispersión o para que no exista una igualdad en cuanto a normas penitenciarias.  

Aquello fue un secreto de estado, pero hoy ya sin la presión de ETA es necesario que salga a luz sin tapujos. Con Bildu, antes con Batasuna, EH, HB, con la izquierda Abertzale llevamos 30 años de comunicación y diálogo, lo sabía Rubalcaba, la sabía Borrell, Almunia, Zapatero y especialmente Felipe González y ahora debe saberlo Pedro Sánchez. Ellos eran nuestros jefes a lo largo del camino que toca culminar en este momento histórico.

Rubalcaba era una de las personas que más sabía sobre estos temas y probablemente uno de los que más hizo a su manera para conseguir la paz. Hoy cuando ya nos falta quiero reconocerlo y recordarlo. Pero sinceramente no como esos recordatorios prefabricados tan de moda cuando fallece alguien.

Aún con su recuerdo y quizás en su nombre, acabo también con un llamamiento: hagamos posible un cambio de actitud. Recuperemos aquel “espíritu de Leitza” en honor de Rubalcaba y Curiel y después valoremos y reconozcamos el trabajo y esfuerzo de ambos.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal del PSN)

Villava-Atarrabia 10 Mayo 2019

domingo, mayo 5

Así no chavales, así no



Publicado en Diario 16, Periodista Digital, Nueva Tribuna, Navarra Información, Plaza Nueva, El Confidencial Digital, Radio Rebelde Republicana, Gara del 5 al 9 de Mayo 2019

Utilizar el vocablo “chavales” para definir a los dirigentes políticos actuales, a todos, no pretende ser un acto de desprecio o insulto, sino simplemente definirles como gentes aún sin madurar, o que distan mucho de ser los estadistas que necesita y merece el país.

Incluyo a todos, Sánchez, Casado, Rivera, Iglesias, o Abascal y añado otros como Rufián, Artadi, Errejón, Álvarez de Toledo, Arrimadas, o Lastra. Todas y todos, ya sean de derechas o izquierdas, unionistas o independentistas, caminan igual, hablan con los mismos tics y a veces uno tiene la sensación de que en el fondo piensan lo mismo. Recordemos aquí a Fukuyama.

Pero quizás donde más se demuestre la chavalería que nos dirige sea precisamente en los instantes postelectorales. Los ganadores utilizan los mismos vocablos y los perdedores las mismas excusas y existe un elemento común a todos ellos, una vez fuera de la búsqueda del voto olvidan sus promesas y programas.

Donde dije digo, digo Diego y lo más significativo es que lo hacen sin ni siquiera ruborizarse ni temblarles la voz.

Así Pedro Sánchez después de una campaña típicamente de izquierdas, donde dejaba entrever que esto acabaría en un pacto con Podemos que excluyera entendimientos con la derecha extrema, ahora da a entender que de eso nada, que todo es posible incluso un entendimientos de mayor o menor nivel con PP y Cs. Es lo que denomina acuerdos puntuales.

La “Realpolitik” alemana, o sea la política o diplomacia basada en intereses prácticos y acciones concretas, sin atender a la teoría o la filosofía como elementos "formadores de políticas”.


Pero si lo de Sánchez es de manual de Maquiavelo lo de Rivera le supera. Todo lo que aseguró en campaña de que antes muerto que llegar a acuerdos con él, figura ahora en el baúl de los recuerdos. Incluso como un prestidigitador de poca monta se saca de la chistera la posibilidad de hacer una consulta a los afiliados sobre posibles pactos. Chapó Albert, eres un genio.

Mientras tanto Iglesias ignora que ha perdido casi la mitad de su electorado y escaños y sigue con el discurso prepotente de 2016. Mientras Abascal oculta que en la noche electoral hablaba de 60 o 70 diputados y se ha quedado en 24.

Por su parte Casado supera a todos ellos en su papel de truhan. Ahora ya no es Abascal y su VOX un socio preferente de gobierno, sino que se ha convertido de un día para otro en un partido de extrema derecha. Incluso ahora reniega y por supuesto oculta a su mentor Aznar, que hacía un análisis de VOX que hoy supondría una herejía en este “nuevo” PP.

Cambia, todo cambia, cantaba Mercedes Sosa. ¿Pero tan rápido? ¿Con tan poca vergüenza?

La pregunta es: ¿a cuántos votantes han engañado con su campaña que no les votarían ahora por esos cambios? ¿Sería lícito gobernar haciendo lo contrario de lo que se prometió?

¿Para qué sirven entonces las elecciones? O quizás la pregunta debiera ser: ¿en función de qué parámetros vota la ciudadanía actual?

Porque si lo hace pensando en la política que van a realizar y que ésta debiera ceñirse estrictamente a lo que les han asegurado durante la campaña, el cabreo que deben tener en estos instantes debe ser de record.


¿O quizás es que si tenemos en cuenta las teorías de Bauman, a la gente le da igual esas cosas tan serias y no les afecta que después de depositar su voto les engañen vilmente?

Malos tiempos para la lírica, malos para la ética, la dignidad, la coherencia y la seriedad. Esto ya no es como antes y llegar a un compromiso con los electores ahora ya no obliga a nada, es más, queda todo en papel mojado desde las 20 horas del pasado domingo.

¿Qué pasará a partir de ahora? Pues cualquier cosa puede ocurrir, desde pactos PSOE-Podemos-Independentistas, hasta PSOE-Cs, incluso PSOE-PP. Porque los chavales que nos dirigen, o que intentan dirigirnos, ya no tienen la seriedad de sus mayores, quizás porque ya no les interese cumplir un programa, o aplicar una ideología, sino solo y exclusivamente acceder al poder y para eso todo vale, incluso el engaño.

Pero que tengan cuidado porque quizás un día esa misma ciudadanía, que en estas elecciones ha acudido en masa a votar porque ha recuperado la confianza en la política, un día puede cansarse de engaños y nimiedades y abandonarles en la misma cuantía.

Pero…ayyy ingenuo de mí, si eso tampoco les supondrá un castigo del que aprender, porque tenemos una democracia imperfecta en la que aunque votaran apenas el 10 % se cubrirían igual los 350 sillones del Congreso.

Sólo nos queda, a algunos, desahogarnos en artículos como este, más como pataleta que con el ánimo de que alguien nos escuche y nos pueda hacer caso y volver a la política seria y rigurosa.

Porque estos chavales instalados en su torre de marfil sólo escuchan a sus asesores de marketing y a los estudios demoscópicos. A gentes como Iván Redondo que desde luego no les van a indicar que todos, al menos las gentes de izquierdas, deben cumplir su palabra, caminar derecho y no zigzagueando y especialmente siendo coherentes y leales a sus principios. Si es que en los tiempos actuales aún siguen teniendo principios……..

Veremos……….

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal del PSN-PSOE)

Villava-Atarrabia 5 Mayo 2019


lunes, abril 29

Del “no es no” al “con Rivera no”. No nos falles Pedro.



Publicado en Diario 16, Periodista Digital, El Confidencial Digital, Nueva Tribuna, Navarra Información, Plaza Nueva, Deia, Diario de Noticias de Navarra y Diario de Noticias de Guipuzcoa"

Ha sido una noche electoral llena de sensaciones, para unos agrias, para otros dulce y para un sector agridulces. Como en todas hubo vencedores y derrotados y mensajes equívocos y engañosos.

Que tenga mucho cuidado la clase política, porque la alta participación habida en estas elecciones indica que la ciudadanía les ha devuelto temporalmente la confianza, pero pudiera ser que si la defraudan ya nunca más puedan recuperarla.

La irrupción de VOX, más como tormenta que como tsunami al menos de momento, ha roto en mil pedazos el panorama electoral. Es evidente que este hecho ha producido una sangría en la derecha y que no haber estado presente probablemente no se habrían dado esto resultados.

Pero que no se equivoque ésta al realizar su análisis de lo ocurrido, porque es probable que el batacazo del PP se haya producido también por sus propios errores, al hacer un seguimiento mimético de los llamados que venían de esta nueva fuerza política, al mismo tiempo que ha tenido que pagar las letras pendientes por su corrupción, por su mala gestión de la crisis de Catalunya y por no haber resuelto de manera integradora su propia crisis.

Igualmente Ciudadanos, que esperaba un resultado mucho mejores y que las sumas les dieran, ha pagado su propia letra al abandonar de manera suicida el espacio de centro dejándoselo en bandeja a un PSOE ahora victorioso.


En el espacio de la izquierda también existen perdedores, en este caso Podemos y Compromis que también pagan sus crisis internas y el voto útil que en esta ocasión ha sabido capitalizar el PSOE. El miedo a “que viene VOX” le ha venido genial.

También en el espacio independentista se libraba su propia batalla, con victoria contundente de Juqueras y su ERC frente al enloquecido Puigdemont, que ha sido capaz de llevar al descalabro absoluto a la antigua Convergencia. Este resultado y el pragmatismo demostrado por los primeros en los últimos tiempos, resulta muy beneficioso para la resolución de ese conflicto.

Pero por encima de análisis partidistas la realidad es que la derecha y la izquierda empatan con más de 11 millones cada una, pero también conviene tener en cuenta que el sector nacionalista e independentista llega a más de dos millones, que gobierne quien gobierne deben tenerse en cuenta.

Después del 28-A ya no se puede decir que “Spain is different”, porque al igual que el resto de Europa tiene su espacio político fragmentado, existe la contienda rojos-azules, e irrumpe un partido de extrema derecha, de momento de puntillas como ocurrió allí pero no conviene confiarse y sólo hace falta mirar Suecia para darse cuenta.

¿Qué puede ocurrir a partir de ahora?

En el caso de la derecha resulta evidente que debe poner en marcha, sin prisa pero sin pausa, una refundación que le aleje del nacional-populismo y le lleve a una derecha liberal, europeísta y moderna. ¿Será posible con Pablo Casado?, es probable que no aunque tiene piezas de recambio como Núñez Feijóo (significativo su discurso de la noche electoral) o Ana Pastor.

La izquierda por su parte, en especial el PSOE, debe administrar su victoria con prudencia, siendo consciente por un lado del empate técnico en votos que nuestra ley electoral no traslada a escaños, de la irrupción de VOX, y del llamamiento de sus bases al pacto en su seno.

Los llamados de las bases socialistas esa noche resultan significativos y Pedro Sánchez no debería ignorarlos. Que sonara el “sí se puede” podemita al aparecer en pantalla Pablo Iglesias, o el contundente “con Rivera no” que le exigieron en numerosas ocasiones, debe hacer recapacitar a su cúpula dirigente porque sonó al “no es no” que llevó a Sánchez a su liderazgo.

Un pacto PSOE-Cs además de resulta anti natura, mucho más después de escuchar a Rivera en los últimos tiempos, sería un suicidio. Supondría abandonar un espacio conquistado en estas elecciones (se ha llevado cientos de miles de votos que han abandonado Podemos hacia una opción más segura) y significaría una traición a las bases que le impulsaron a ganar las  primarias.

Además si Cs se implicara en ese gobierno dejaría en el espacio de la derecha un terreno libre para la refundación del PP, lo que sería la mejor noticia que les podría dar después del batacazo histórico que se han llevado. Rivera abandonaría de esa manera su batalla estratégica por liderar la derecha española para la próxima década.

¿Cometerán ambos, Sánchez y Rivera ese error? En política todo es posible cuando la táctica se impone a la estrategia.


La otra opción sería un gobierno presidido por Pedro Sánchez con apoyo externo de Podemos o incluidos en el mismo. Los 166 apoyos con los que cuentan no les darían para salir en primera votación por mayoría absoluta, pero podría ser con la abstención de ERC y PNV en segunda.

¿A qué precio? El del PNV parece asequible y parece justo porque tiene que ver con las trasferencias aún pendientes del Estatuto de Guernica y más autogobierno. Las de ERC podrían ser más complicadas, aunque su pragmatismo actual lo puede poner más fácil.

Después de eso vendrían los grandes retos, las políticas sociales, abrir vías de diálogo con Catalunya, afrontar la crisis en la UE, o el problema de la emigración. Pero eso ya da para otra película.

Por eso debes escuchar Pedro ese grito de "con Rivera no", al que habría que añadir "no nos falles, Pedro".

Veremos……..

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal del PSN-PSOE)

Villava-Atarrabia 29 Abril 2019


miércoles, abril 24

El momento de la verdad



Publicado en Diario 16, Periodista Digital, El Confidencial Digital, Plaza Nueva, Navarra Información y Gara los 25 y 26 Abril 2019.

Pasaron los dos debates, las polémicas, las propuestas, presencias y ausencias y de aquí al domingo el electorado se queda sólo ante el morlaco, ante la suerte definitiva: el voto.

Más allá de lo ocurrido durante estos dos largos días nos llega un interrogante: ¿son los políticos actuales como el resto de los humanos, o pertenecen a una raza diferente hecha de otra pasta? Más bien parece que sea la segunda posibilidad, especialmente viendo los últimos ejemplos poco edificantes como los de Ángel Garrido, Soraya Rodríguez, o Irene Lozano. Política líquida según Bauman.

Lo digo porque no se me ocurre una situación en la que uno se vaya de cena, copas y juerga incluidas, con quién te ha insultado gravemente, intentado humillar y vejar hasta límites intolerables. Con quién no tienes apenas elementos en común y los pocos que había se han ido perdiendo durante la campaña.

Pero si me equivocara en el diagnóstico y estos dirigentes se asemejan, aunque sea sólo un poco, a la media de nuestra sociedad, en buena lógica después de esos debates debería ser imposible pactos entre PP o Cs, incluso con VOX después del calificativo de “derechita cobarde”, mucho menos aún entre PSOE y PP y después de esos espectáculos televisivos mucho menos, por no decir imposible, entre PSOE y Cs.

Situación que esta vez no se ha repetido entre PSOE y Podemos, que a diferencia de campañas anteriores han demostrado capacidad de diálogo y entendimiento.

Una vez descartadas las hipótesis anteriores sólo queda una posibilidad; el pacto, gobierno de coalición incluido, entre PSOE y Podemos.

Para ello sería imprescindible que den los números, o sea que ambas fuerzas políticas sumaran 176 diputados o más, cosa poco probable a la vista de casi todas las encuestas de las que disponemos.

¿Cómo se saldría de este embrollo entonces? Pues con ese mismo gobierno apoyado externamente por una ERC reconvertida a la sensatez, más PNV. Esta posibilidad sí parece más probable a la vista de esos mismos sondeos y el olfato electoral que uno pueda tener.

¿Resultaría esta experiencia peligrosa para el país?

En mi opinión no, debemos estar tranquilos, incluidos quienes se consideran de derechas, porque ese tipo de gobierno podría (debería, añado) hacer unas políticas sociales sólidas, beneficiosas para la inmensa mayoría de la ciudadanía española.

Si en esa hipótesis somos capaces de involucrar también a los sectores nacionalistas sensatos, en un complejo trabajo para que esa mayoría, aquí y allí, en Sevilla, Salamanca, Madrid, Vic, o Rentería se encuentre cómoda en un proyecto nuevo de España, habremos sido capaces de solucionar las viejas tensiones centro-periferia heredadas de nuestra ejemplar Transición.

Para eso hay que realizar un llamamiento a todas y todos, de izquierda, centro y derecha, para realizar ese esfuerzo con altura de miras, con perspectiva de estadistas, dispuestos como entonces a dejarnos todos “pelos en la gatera”.


Se puede y se debe hacer dentro de la legalidad, respetando nuestra Constitución y si fuera posible reformándola buscando un amplio consenso.

Incluso enfrentándonos al reto más difícil; la demanda de un referéndum que viene desde amplios sectores sociales de Catalunya y Euskadi.

Estos días Pablo Iglesias ha intentado hacer una lectura didáctica de nuestra Carta Magna, que por cierto exigió a todas las fuerzas políticas un esfuerzo titánico de consenso con esa altura de miras que ahora necesitamos. ¿Por qué no repetirlo ahora?

A Iglesias se le ha olvidado un artículo importante, bueno a Iglesias y a todos los demás, el 92.1.

Recordémoslo: “Las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos”.

Como el apartado 3 añade: “Una ley orgánica regulará las condiciones y el procedimiento de las distintas modalidades de referéndum previstas en esta Constitución”, cabe que el mismo se pueda desarrollar sólo en una parte del territorio, por ejemplo Catalunya.

Lógicamente no podría ser decisorio porque lo impide el artículo 2, pero sí podría servir como muestreo de lo que opina la ciudadanía para abrir si fuera necesario otras vías, con la exigencia del consenso.

¿Sería eso suficiente para calmar la crispación? Probablemente no, pero al menos tranquilizaría de alguna manera esa ansia de decidir. Podríamos poner en marcha un nuevo proyecto de España como “Casa común” de todas y todos, un lugar donde nos encontráramos cómodos independentistas y no independentistas. Quien sea capaz de resolver ese reto pasará a la historia en letras doradas.

Como conclusión, creo que un gobierno de coalición PSOE-Podemos involucrando en la gobernabilidad del país a ERC y PNV sería muy beneficioso para España, Catalunya  y Euskadi incluídas y abriría posibilidades que con audacia, imaginación y generosidad podrían llevarnos a una etapa de tranquilidad y sosiego, muy necesaria para resolver los grandes retos que se nos vienen encima.

Veremos………..


Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal del PSN-PSOE)

Villava-Atarrabia 24 Abril 2019