sábado, agosto 27

Peleando a la contra


Egun on, buenos días, bon dia, ayer uno de esos en los que la vivencias te hacen rebelarte, decir Basta ya!, aunque esté de moda el silencio mi mente me lleva a nadar contra corriente y así me siento esta mañana como mi Blog “Peleando a la contra”.

Soy el único en las tertulias a las que voy, en los escritos que público, que defiende que detrás del NO a Rajoy debe venir un Gobierno alternativo, que Pedro Sánchez debe dar un paso al frente y el resto apoyarle: #180masque170 ¿Cómo es posible que esté tan solo en ese empeño? ¿Me puede traer consecuencias negativas porque mi voz resulte molesta?
También me he manifestado en contra de que no se permita a Otegi presentarse a las elecciones del 25-S en Euskadi. Genera rechazo e incomprensión entre los míos y silencio en los suyos. Es más, sabiendo mi posición han evitado que mi firma apareciera en el manifiesto a su favor. ¿Para que no estuviera un socialista?

También ayer tuve confrontación con el alcalde de EH Bildu de Villava-Atarrabia, mi pueblo. Que otro año más destroce los nervios del vecindario con una concentración de batukadas de tres días de duración es como para llevarle al Juzgado. 11.000 habitantes en 1 Km2 no es el lugar más adecuado para hacerlo. El ruido es tortura señores de Bildu, sí, sí, esa tortura que ustedes, y yo les apoyo, denuncian que no deben sufrir, pues el resto tampoco. ¿Dónde han dejado su espíritu ecologista? ¿Dónde su rechazo a la tortura?

Resulta curioso que muchos de los impulsores de este “evento” estarán en contra del maltrato animal, yo también, pero ¿por qué no están con más razón del maltrato a las personas? Porque señores de Bildu estos días yo me siento maltratado, torturado por el brutal ruido que ustedes generan. Por cierto ¿se han parado a observar la reacción en los perros ante él?

El remate y quizás el más doloroso fue mi asistencia al concierto del Flamenco Fire organizado en Pamplona con el apoyo del Gobierno de Navarra. Sí, sí, el del cambio. Me apunto  a la cena porque me advierten es la única manera de tener mesa, me adivierten que durante la actuación no se puede cenar ni tomar consumiciones, lo cual parece evidente para no molestar a los artistas y para eso debo ir a las 21.30, dos horas antes del inicio del espectáculo. Así lo hago. Me sitúan en el córner porque dicen que he sido el último en reservar. Hasta ahí todo lógico.

Me resulta extraño observar que las mejores mesas para cenar, las situadas justo enfrente del escenario, están vacías, incluso en la hora de comenzar el espectáculo, las 23.30. Pregunto sobre esta circunstancia al no entender cómo me han notificado que está todo ocupado. Parece ser que son reservas de la organización e invitaciones de políticos. Insisto que sigo sin entender que estén vacías, silencio.

Pero lo peor estaba por venir. Masificación absoluta en el resto del local y ese centro de favoritismo seguía vacío 10 minutos más tarde de la hora de comienzo. Pasa el tiempo y la gente se impacienta, silbidos, palmas hasta que uno de los organizadores sube al escenario a explicar que estamos esperando a que los VIPs que han ido a ver a Farruquito (hay que tener estómago para hacerlo) vengan. Bronca monumental, gritos, indignación, malestar que en un acto con la colaboración del Gobierno del cambio pasen estas cosas.

Comienza el espectáculo media hora más tarde mientras incomprensiblemente comienzan a entrar los VIP con el ruido consiguiente. ¿Cómo se permitió hacer esperar a cientos de personas? ¿Cómo se permitió que esta gente entrara tarde ya comenzado el espectáculo hasta al menos una hora después? ¿Cómo se les sirvió cenas? ¿Cómo se les sirvieron copas con el consiguiente trajín de camareras y ruido si no estaba permitido? ¿Cómo se permitió el lamentable espectáculo de lo mejor de la sala vacio y el resto estrujados? ¿Dará explicaciones la Consejera de Cultura del Gobierno del Cambio? Porque os aseguro que si hubiera sido UPN el colaborador yo lo denunciaría igual, aunque no sé si el resto harán lo mismo.

Fue una verdadera vergüenza más parecida a la España de señoritos y lacayos, de ciudadanía de primera y de segunda. ¿Dónde queda el espíritu del cambio cuando se permiten estas cosas, con gentes de esa nueva política sujetos activos del desvarío? Alguien debe asumir responsabilidades, al menos por mi parte las exijo, aunque probablemente en soledad.

Cuatro casos que me dejan especialmente molesto, y algo decepcionado con una sociedad en la que cada vez me siento menos cómodo. ¿Soy un bicho raro? ¿Me he vuelto un viejo gruñón que protesta por todo? ¿O simplemente soy un verso suelto que no se calla ni bajo el agua con las injusticias y desmanes, los hagan los míos o los otros?

Las respuestas como decía Dylan están en el viento. Por eso sigo y seguiré peleando a la contra.


miércoles, agosto 24

Como socialista, como demócrata exijo que Otegi pueda presentarse


Debate habido en la Universidad de Barcelona en el año 2000)

Publicado en Gara y Diario de Noticias de Navarra el 26 y 27 Agosto 2016

Como afiliado socialista, como demócrata que además cree en la reinserción, como luchador anti franquista de antes y de ahora, denuncié que Otegi cumpliera una condena por activar la alternativa Bateragune. Igualmente denuncio que ahora no se le permita presentarse a las elecciones en Euskadi.

Lo hago a pesar de las profundas diferencias ideológicas que tengo con él en ciertos temas, pero también a pesar de haber sufrido en mis carnes el conflicto, lo que me obligó a llevar dos escoltas durante once años y sentir el acoso personal y familiar.

Quiero que Otegi se pueda presentar con absoluta libertad, porque quiero un país libre y además apuesto por la reconciliación y la paz. Una reconciliación llena de generosidad y alejada del odio y la venganza que anida en ciertos comportamientos políticos que han llevado a esa resolución judicial.

Lancé mi particular Otegi askatu! en su día y lanzo mi Otegi candidato! ahora. A pesar de las incomprensiones que pueda originar, de que se me acuse de “tonto útil” o lo que es peor de cómplice, desde mi libertad, desde mi solidaridad con cualquier injusticia, incluso con quienes estuvieron en trincheras confrontadas que ahora ya no existen.

Arnaldo Otegi tiene mi solidaridad y mi apoyo en este difícil momento.

José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)


Villava-Atarrabia 24 Agosto 2016

martes, agosto 23

Investidura: insistamos, 180 son más que 170

Publicado en El Socialista Digital y Navarra Información el 23 Agosto 2016

Terminó el suspense, con una jugada de tahúr de poca monta Mariano Rajoy ha conseguido buscar una salida a su insoportable situación. Como estaba previsto en el guión de los poderes fácticos que mueven sus hilos, Albert Rivera y su Ciudadanos le dan las razones para romper su inmovilismo. 

Son seis exactamente, algunas de verdadero chiste pero con final del más puro marxismo, de Groucho, al eliminar del documento final el escoyo más importante para el PP, que figurara en nombre de Luis Bárcenas. Así de nuevo con nocturnidad y alevosía plantean públicamente que se ha firmado el documento en su integridad, pero nuevamente mintiendo al ocultar este relevante hecho.

Esta noble actividad que es la política ha sido vapuleada sin compasión por esta pareja de tramposos en los últimos ocho meses. Con la colaboración deshonesta de los poderosos medios de comunicación que les amparan, a ellos y a sus malas artes. Ha habido de todo, mentiras, manipulaciones, acosos, travestismo político, tomaduras de pelo de todos los colores, para intentar engañar y parece que lo han conseguido, a una sociedad entre perpleja y desolada.

Ya tenemos fecha, el 30 de Agosto para dar el primer paso para la investidura y como consecuencia ya adelantan que si fracasa las nuevas elecciones serán el 25 de Diciembre. Produce una cierta vergüenza ajena escuchar esta fecha, aunque la más adecuada habría sido tres días más tarde, el 28 día de las inocentadas. Rajoy es una extraña persona muy dado a ello, en los últimos días nos ha hecho unas cuantas.

Pero hábilmente y nuevamente tramposamente se pasan una de las casillas del juego. Del fracaso de Rajoy no se pasaría inevitablemente a esa fatídica fecha, porque entre ambos hechos otro candidato puede presentarse y conseguir ser investido. No lo dicen como un nuevo gesto de manipulación intolerable, de juego sucio.

Con esa inmoral ayuda de los medios de comunicación más importantes que silencian esta posibilidad, ahora con la vergonzante colaboración de quien hasta ahora era adalid de la prensa progresista. El titular del pasado lunes señalando: “El PSOE sólo revisará su postura para otra investidura en Octubre”, demuestra la catadura moral de quienes lo dirigen. NO es NO, ahora y siempre y después ese NO a Rajoy se puede convertir en SÍ a un gobierno alternativo. 

Por eso es importante que las gentes honestas que nos movemos en esta ciénaga en la que gentes como Rajoy y Rivera han convertido la política, expongamos allí donde sea posible que si en este proceso que se nos viene encima esa honestidad y coherencia se dan en el resto de los partidos, el primero será rechazado por 180 votos en contra y 170 a favor.

Punto final a esa oscura etapa. A continuación se abre una nueva, esta vez llena de ilusión y posibilidades positivas. Como un gesto de estadista para evitar precisamente lo que PP y Cs plantean, Pedro Sánchez deberá dar un paso al frente para volverlo a intentar. La resolución aprobada en el Comité Federal el 28 de Diciembre del pasado año y confirmada el 9 de Julio permite hacerlo a pesar de lo que intentan ocultar los oráculos. Resulta curioso que se hable tanto de esa resolución y que muy poca gente la haya leído, o si lo ha hecho que nuevamente sea manipulada.

En ella se afirman dos cuestiones, que el voto del PSOE será NO a Rajoy y a cualquier candidato del PP que se presente y que la única línea roja para liderar un gobierno alternativo es la posibilidad de negociar a cambio un referéndum de independencia. En ningún lugar se excluye poder pactar con Podemos (ni siquiera se le nombra) y con los nacionalistas sean vascos, catalanes, o canarios.

Por tanto todo lo que se está escribiendo sobre estas cuestiones es simplemente falso. Por supuesto que Pedro Sánchez puede intentarlo y conseguir el apoyo de 180 votos con la única condición de no negociar a cambio la celebración de ese referéndum. Todo lo demás es posible, incluso explorar el artículo 92 de nuestra Constitución de manera flexible., al igual que Rajoy ha hecho con el 99 durante 23 días y nadie ha parecido escandalizarse.

¿Sería posible conseguir este apoyo, o sea 180-170? Por supuesto que sí y aunque parezca paradójico con más facilidad que en el periodo siguiente al 20-D. Ahora Podemos está más moderado, sus humos se han apaciguado como consecuencia del golpe electoral sufrido el 26-J y los nacionalistas vascos y catalanes también, en algún caso derivado de su situación financiera.

¿Qué haría falta para ello? Por supuesto la valentía de Pedro Sánchez que podría romper la resistencia interna a través de un nuevo CF, o bien de una nueva citación a sus bases para confirmarlo. Unas bases que abrumadoramente apuestan por ello, al igual que sus electores hartas de tanto sufrimiento provocado por las políticas del PP. A partir de ahí también buenas dosis de generosidad, audacia e imaginación en todos los que deseamos que Rajoy acabe siendo una pesadilla del pasado.
Sería un gobierno obligado al pacto entre las izquierdas y de estas con las fuerzas periféricas. Sería profundamente productivo para nuestro país. Permitiría reconstruir los puentes destruidos y abrir nuevas vías de comunicación entre el centro y la periferia y lograría la recuperación de un Estado del Bienestar maltrecho por el efecto devastador de Rajoy y su PP.

Si como se rumorea en los últimos días en la primera sentencia del caso Gürtel referida al caso Fitur, se refleja al PP de Valencia como “organización criminal” con más razón para intentarlo.

¿Qué habrá presiones para evitarlo? Por supuesto y brutales, pero Pedro Sánchez tiene la oportunidad de pasar a la historia como el estadista que salvó nuestro país de la debacle de la derecha. La mayoría de la afiliación del PSOE y de su base social le apoya, tiene la autoridad para hacerlo.

Los más activos le ayudaremos inundando las redes sociales, la prensa digital, cada lugar donde podamos con un mensaje machaconamente: 180 son más que 170, 180 son más que 170, 180 son más que 170, así una y mil veces.

Solo gana quien resiste y las Termópilas son ahora y aquí.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado el PSC viviendo en Navarra)


Villava-Atarrabia 22 Agosto 2016


martes, agosto 16

Mi apoyo a Pedro Sánchez y al PSOE ante el acoso intolerable



(Resiste Pedro, resiste PSOE!)

Publicado en Deia el 17 Agosto 2016 "Ante la burla de Rajoy y Rivera, sólo queda resistir"

Publicado en Diario de Noticias de Navarra y Gara "Mi apoyo a Pedro Sánchez y al PSOE ante el acoso intolerable" el 17 Agosto 2016

"De Groucho Marx a Rajoy y Rivera" publicado en Navarra Información y El Socialista Digital el 16 Agosto 2016

Cuando parecía que ya se había visto todo en esta interminable serie de televisión, no se sabe muy bien si de terror o de humor, si una copia de House of Cards o de Trasparent, sus guionistas vuelven a conseguir un cuádruple salto mortal sorprendiendo al personal.

Se citan estas dos afamadas series porque Mariano Rajoy parece una copia mimética a lo España cañí, del brutal, implacable y manipulador Francis Underwood, mientras que el transformista Albert Rivera se parece cada vez más a  Mort Pfefferman, ese impecable padre de familia que de repente decide convertirse en mujer.

La ficción convertida en realidad a través de dos de las series en las que se puede encontrar lo peor y lo mejor del ser humano. Lo mismo que en estos dos personajes únicos que si no existieran deberíamos inventarlos, para al menos enseñar a nuestros chavales todo lo que no debe ser esa actividad, noble hasta que ellos llegaron, que es la política.

Lo que más llama la atención, especialmente en lo acontecido los últimos días, es que la pobreza de nuestra clase política actual y quizás también de nuestra sociedad, consigue que se puedan ir literalmente sin un rasguño después de realizar las mayores tropelías de nuestra reciente democracia.

Que un Presidente del Gobierno como Mariano Rajoy que dirige un partido líder en la corrupción internacional, no haya tenido el desgaste que se le deberá exigir en las últimas dos elecciones es como para hacérnoslo mirar. O quizás para volver a insistir que más que analistas electorales, o grandes economistas lo que necesita este país es un plantel potente de psicoanalistas.


Pero volvamos a la realidad. Mariano Rajoy ha inventado conceptos revolucionaros en el quehacer político, por ejemplo que se puede interpretar en su propio beneficio los artículos de la Constitución sin que pase absolutamente nada, sin que tenga ninguna consecuencia, ni siquiera que exista una campaña política, social o mediática que le ponga contra las cuerdas. 


Hasta que él llegó el artículo 99 sólo tenía una interpretación, que cuando el Rey te mandataba para intentar liderar un Gobierno si aceptabas debías acudir a la investidura, punto final. Además la Presidenta del Congreso una vez ocurrido ese hecho debía convocar de inmediato a su Mesa, como por cierto hizo Patxi López la legislatura anterior, para fijar una fecha que cierto es puede ser retrasada a petición del aspirante como ocurrió con Pedro Sánchez, pero siempre desde la concreción inmediata de la misma.

Rajoy por tanto también ha introducido dos efectos perversos, la interpretación libre de nuestra Constitución con lo que eso pueda traer como consecuencia y la  de que esta Presidenta del Congreso no sea una figura institucional sino que se convierta en una de sus lacayos, pervirtiendo de esa manera peligrosamente nuestra Constitución y como consecuencia de ello nuestra democracia.

Igualmente parece una broma pesada, que después de presionar al PSOE para llevarlo a la abstención alegando que el país necesita un Gobierno con urgencia, ahora se vaya de vacaciones demorando la respuesta de Rivera una semana.

Por eso observar con un mínimo de rigurosidad y de sentido común (actualmente el menos común de los sentidos) lo que está ocurriendo desde que el 20 de Diciembre, produce perplejidad e indignación. Ese día saltó hecho pedazos el “orden establecido” del bipartito controlado, un régimen perfecto para los poderes fácticos de nuestro país y también de fuera de él.

La irrupción de una fuerza política como Podemos alteró ese orden obligando al PSOE a resituarse y planeando desde entonces el fantasma de su entendimiento y por consiguiente que la izquierda quedara fuera de control, o sea de su control.

Este hecho hizo saltar todas las alarmas montando a toda prisa la “operación Ciudadanos”, ante un PP desgastado por una gestión anti popular e invadido por los casos de corrupción. Un Ciudadanos que se convertía así en  salvavidas de la derecha y creado precisamente para unas circunstancias como las actuales.


Esos poderes fácticos se empeñaron también en dinamitar después de esas elecciones cualquier entendimiento entre PSOE y Podemos. Añadamos que con la ayuda inestimable de la torpeza infantil de los segundos y la activación de los infiltrados del poder en los primeros. Escuchar a su antiguo líder Felipe González salir a los pocos minutos de la rueda de prensa de Rivera a llenarle de alabanzas, produce cuando menos vergüenza ajena.

Pero lo que está ocurriendo ahora supera cualquier ficción imaginable. Las piruetas imposibles de Albert Rivera, que se haya convertido al marxismo, pero de Groucho el de “estos son mis principios pero si no le gustan tengo  otros…” no tienen respuesta en los medios de comunicación más importantes, en los tertulianos más conocidos, o en los articulistas de renombre, cómplices de esta nueva operación “salvemos a Rajoy”.

Con honrosas excepciones todas las baterías van ahora dirigidas a bombardear las trincheras de un PSOE, que se les ha ido de las manos dirigido por un Pedro Sánchez que ha sorprendido con su coherencia a propios y extraños.

Ya no se bombardean las posiciones de Podemos, ahora el peligro se llama Sánchez y los socialistas. Hacia él van dirigidas las presiones, las que vemos como la punta del iceberg y las que están ocultas y que se prevén brutales.

Cuanta ignominia, cuanta inmoralidad se intuye en esos oscuros movimientos de las clases poderosas y dominantes. Mientras tanto un pequeño grupo de aguerridos militantes de su izquierda resisten a su alrededor como si de una nueva Sagunto se tratara, o quizás rememorando la batalla de las Termópilas, convirtiéndose en los nuevos troyanos y su líder Leónidas.

Son pocos pero se mantienen con la fuerza de las decisiones tomadas en su máximo órgano de dirección, el Comité Federal, la lealtad a sus principios y de saber que la inmensa mayoría de sus bases y de sus votantes no consentirían que se permitiera seguir gobernando a Rajoy y su corrupto PP. Un PP que al destrozar el Estado del Bienestar y recortar todos sus derechos es el responsable de todos sus sufrimientos.

Tienen su líder y su ideólogo, José Antonio Pérez Tapias cuya voz sólo se oye en pequeños medios digitales amordazado y vetado en los grandes. No interesa que la ciudadanía sepa que existe ese grupo de valientes. De esta manera son silenciados igualmente todos los comunicados de Izquierda Socialista o del plural Foro 26-J.

Poco importa los métodos en esta crucial batalla, porque ya han conseguido la fácil rendición (son su obra) de Ciudadanos. Da pudor leer o escuchar lo que era una muerte anunciada. Da vergüenza que se valoren seis condiciones que producen carcajadas sólo al ser leídas. Todo es un gran engaño preparado, diseñado, dirigido y ejecutado desde la cúpula del poder económico, financiero y mediático con la inestimable ayuda de Bruselas. Rajoy y Rivera y sus poderosos amigos se están riendo de la ciudadanía, simplemente nos toman el pelo.

¿Resistirán ante este acoso estos nuevos numantinos, los atenienses y su líder? ¿O caerán también ante el poder brutal de sus enemigos?

Pedro Sánchez puede pasar a la historia de nuestro país como el que fue capaz de resistir y plantear, si fracasa como parece previsible Rajoy en su investidura, una alternativa de gobierno diferente. Podemos esta vez debe colaborar para estar igualmente a la altura de esa historia por escribir. Luego quedan los nacionalistas catalanes y vascos. Ellos ya conocen el rodillo de Rajoy con Euskadi y Catalunya estos años, los primeros incluso el engaño producido con la elección de la Mesa del Congreso y su negativa a dejarles tener grupo parlamentario. Deben ponérselo fácil si al final decide tomar la decisión correcta.

Los nacionalistas especialmente el PNV van a sufrir presiones inadmisibles, e incluso intentos de chantaje intolerables, también ellos deben resistir. Decía Dolores Ibarruri ”Pasionaria”: “hay momentos en la historia de un pueblo en los que la indiferencia es un crimen”. En la de los pueblos de España, Euskadi, Catalunya……….éste es uno de ellos.

Resistamos porque tenemos los números; 180 son más que 170, hagamos un ejercicio de audacia, imaginación y generosidad y pongámonos de acuerdo para como en las Termópilas conseguir debilitar y posteriormente derrotar en Salamina y Platea al vil y cruel Jerjes. Allí resistió ese pequeño grupo de atenienses, griegos, tespios y tebanos, aquí socialistas, podemitas, nacionalistas vascos y catalanes podemos y debemos hacer lo mismo. Nuestra ciudadanía nos lo reclama, nuestra gente se lo merece.

Éste es el momento, éste el lugar, no permitamos que Rajoy, Rivera y sus cómplices engañen a la ciudadanía y unámonos para hacerles frente.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 11 Agosto 2016




miércoles, agosto 10

Memoria, olvido, rosas, justicia



Artículo publicado en Gara, Navarra Información y El Socialista Digital el 9 Agosto 2016

Reclamar la recuperación de la memoria histórica, especialmente de los perdedores en nuestra cruel guerra civil, es como el Guadiana aparece y desaparece cíclicamente. Salvo algún colectivo empeñado en que este tema no desaparezca de la agenda política y social, más bien parece que al resto no les resulta especialmente cómodo, unos lógicamente desde el interés de los vencedores y otros desde su mala conciencia de casi cuarenta años por no haber estado a la altura de las circunstancias.

Pero la semana pasado se cumplió el aniversario de uno de esos hechos brutales que conviene no olvidar nunca; el enjuiciamiento el 3 de Agosto de 1939 y posterior fusilamiento el 5, de trece jóvenes republicanas que se conocieron con posterioridad como “Las trece rosas rojas”. 

La mayoría de la JSU (comunistas) que fueron condenadas por los tribunales franquistas. El expediente 30.426 agrupaba además las causas, idénticas, de dos mujeres más Antonia Torres y Julia Vellisca, y de 53 varones acusados también de cometer “actos delictivos” contra el orden social y jurídico de la nueva España y por haber pertenecido a la JSU, al PCE o a la UGT durante la República.

Todos murieron esa misma madrugada fusilados en las tapias del cementerio del este de Madrid. El Consejo de guerra, celebrado escasamente 48 horas antes los condenó a la pena máxima por rebelión militar; no tuvieron tiempo de solicitar clemencia (inimaginable entonces la revisión de la sentencia). De las 13 mujeres, siete de ellas eran menores de edad.

Las Trece Rosas fueron Carmen Barrero Aguado, Martina Barroso García, Blanca Brisac Vázquez, Pilar Bueno Ibáñez, Julia Conesa Conesa, Adelina García Casillas, Elena Gil Olaya, Virtudes González García, Ana López Gallego, Joaquina López Laffite, Dionisia Manzanero Salas y Luisa Rodríguez de la Fuente que debemos citar para rememorar su memoria. En realidad las mujeres fusiladas fueron catorce, porque a las anteriores debe sumarse Antonia Torres, cuyo fusilamiento se ejecutó el 19 de febrero de 1940.

Se cumplen pues 77 años de una venganza cruel que se sumaba a todas las que se desarrollaron en aquel terrible instante de nuestra reciente historia. Reciente porque es muy poco tiempo, pero a veces y a pesar de ello olvidada, en especial por quienes les interesa borrarla de un plumazo, aislarla del devenir de nuestro pueblo.

Desde el poder político, mediático y fáctico intentan potenciar o bien una amnesia colectiva, o un “revisionismo” manipulador, pero no son conscientes de que aún existimos gentes que no vamos a permitir que esto ocurra, que alzaremos nuestra voz, aunque algunas ocasiones apenas susurrando, en recuerdo de aquellos hechos, en homenaje a aquellas víctimas inocentes.

"Madre, madrecita, me voy a reunir con mi hermana y papá al otro mundo, pero ten presente que muero por persona honrada. Adiós, madre querida, adiós para siempre. Tu hija que ya jamás te podrá besar ni abrazar… Que no me lloréis. Que mi nombre no se borre de la historia". Fueron éstas las últimas palabras que dirigiría a su familia una muchacha de 19 años, Julia Conesa. Esa última frase fue la que inspiró un emotivo documental titulado de esta manera y precisamente esa frase es la que debe servir las conciencias de las gentes de buena fe de ambos lados de la trinchera.

Por supuesto que no Julia Conesa, ni tu nombre ni el del resto de tus compañeras jamás se borrará de la historia, al menos mientras existan quienes como el que escribe estas líneas os recuerden, recuerden la crueldad de los vencedores, porque: ¿qué mayor crueldad que asesinar al amanecer a 13 jóvenes inocentes solo por pensar diferente?
No os asesinaron por cometer un delito, lo hicieron por vuestros pensamientos, por vuestro compromiso ideológico, mucho más peligroso a sus ojos, también porque eráis jóvenes y mujeres. Creyeron así que darían un ejemplo, que aterrorizarían de esta manera, pero no lo consiguieron porque la lucha continuó y aún continúa.

No deseo con estos argumentos revivir un espíritu revanchista, no es esa mi intención, sólo reivindicar la memoria histórica, nuestra memoria histórica, porque un pueblo que olvida la suya está condenado a repetirla y ésa, precisamente ésa jamás debemos permitir se repita.

Tampoco desde el rencor, más aun recordando las últimas palabras de otra de esas trece rosas rojas, Blanca Brisac, que escribía a su hijo esa noche ya en capilla: "Voy a morir con la cabeza alta. Sólo te pido… que quieras a todos y que no guardes nunca rencor a los que dieron muerte a tus padres, eso nunca. Las personas buenas no guardan rencor…” Emocionan estas palabras sabiendo que las escribía quien unas horas más tarde iba a ser fusilada injustamente. Las retomo y hago mías, perdonar está perdonado, pero olvidarlo, jamás!

En el aniversario de aquel acto de barbarie, os recordamos “Trece rosas rojas”, con cariño, con respeto, con emoción y maldecimos a vuestros verdugos y a quienes intentan eliminaros una segunda vez, a quienes intentan ocultar vuestro ejemplo de valentía, de dignidad. Perdón no es olvido, ni tampoco contener los sentimientos, ni apagar las pasiones, por eso los maldigo, hoy y siempre.

El pasado viernes volví a recordarlas, vi la película realizada con vuestra historia, alguna lágrima afloró por mis resecos ojos y allí donde estéis debéis saber que aunque no exista nada después de la muerte, estaréis siempre en nuestra memoria, en nuestro corazón. Descansar en paz, amigas, compañeras, camaradas….

Memoria sí, memoria de perdedores, como la tienen también los ganadores, olvido jamás y justicia, esa mucho más compleja y complicada, especialmente porque nadie desde la política está ya interesado en aplicarla. Pero aún existe una justicia diferente que es la del recuerdo y mientras aquellos hechos terribles sigan estando en alguien se habrá hecho de alguna manera justicia.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 8 Agosto 2016



jueves, agosto 4

Nuestra democracia en peligro con Rajoy


Artículo publicado en DEIA el 4 Agosto 2016

Puede sonar demasiado contundente el título de esta reflexión, pero si se lee con la mente abierta, desde una panorámica amplia de sus últimas hazañas y también de las que ha realizado por activa o pasiva en sus casi cinco años de “reinado” se verá que no es así.

Si pensábamos que en el culebrón que vivimos desde el 20 de Diciembre pasado ya había ocurrido todo nos equivocábamos, le faltaba aún la traca final, que quizás no sea la última y que nuestros insignes políticos nos puedan sorprender con alguna más.
De nuevo ese Rajoy retorcido, perverso como un nuevo Maquiavelo del siglo XXI, nos daba una lección de calculada ambigüedad para favorecerse a sí mismo, aunque sea menospreciando al resto de contrincantes, a la ciudadanía y a las normas democráticas existentes hasta que él llegó al escenario político. Habrá a partir de ahora que añadir a nuestro diccionario una manera nueva de hacer política: “a lo Rajoy” como los platos en cocina.

Todo estaba calculado para el despiste en su intervención en la rueda posterior a su audiencia con el Rey. Su plan era que sólo quedara el mensaje, de que éste le había propuesto para postularse ante el Parlamento como nuevo Presidente del Gobierno y que había aceptado esta solicitud de acuerdo con la Constitución. Punto final.

Pero dejaba para las preguntas de los periodistas, no se sabe si pactadas o no, la verdad oculta. Que a pesar de que pudiera parecer que se presentaría, la realidad era que aún no lo había decidido y que probablemente (también sin pillarse las manos) sólo lo haría en el caso de tener los apoyos suficientes para salir. Maquiavelo habría enrojecido de pudor ante este brillante discípulo, aunque quizás para el maestro este tipo de comportamiento resultara un insulto a la razón.

Surge la duda en el año de Shakespeare si realmente sea más parecido a Ricardo III, a la vista de ver cómo va dejando este país lleno de cadáveres. La traición y el engaño cometida al PDC utilizando sus votos para lograr la mayoría en la Mesa del Congreso, pero no correspondiéndoles permitiendo que tengan grupo propio es del más puro estilo del protagonista de Shakespeare. Por cierto que ya se sabe como acabó.

Resulta paradójico que quien se dice propietario de la verdad constitucional y la esencia de la democracia en nuestro país, acabe pisoteando la primera y ultrajando la segunda. El señor Rajoy no sólo va a pasar a la historia como el peor Presidente (y eso que debía superar a un Aznar imponente en su primer mandato), también como quien derribó el Estado de Bienestar, lleno la política de corruptos y destrozó todas las reglas de juego democráticas habidas y por haber. Un impresentable que prostituye todo lo que toca.
Cuando se señala como culebrón lo acontecido en los últimos siete meses no se hace por casualidad. ¿Qué caracteriza a los culebrones más clásicos? Su larga duración, las pasiones inconfesadas, las maldades más perversas y una buena persona que sufre sus consecuencias. En este caso esa persona es nuestra ciudadanía acosada, utilizada, mancillada por este malvado personaje y sus secuaces.

Pero siguiendo la línea argumental del culebrón en el mismo también surgen personajes como Rivera, Sánchez, Iglesias, y los malvados nacionalistas. Son gentes variopintas que van desde el lameculos del malo, hasta el cobarde, el traidor, el lleno de dudas al más puro Hamlet, o las comparsas que al final despiertan de su letargo y se rebelan ante las injusticias del tirano. Es probable que en el nuestro ocurra lo mismo, aunque ya están tardando mucho.

Aquí viene la segunda parte, el papel del resto. Lo de Rivera parece claro rendido con armas y bagajes al malo de la serie. Aunque siempre con los traidores y mentirosos cabe dejar una puerta abierta a que también acaben traicionando y abandonando a ese malvado en el último instante.

El resto generan más dudas. ¿Permitirán que se salga con la suya con esta última jugada de truhan tramposo? ¿O denunciarán alto y claro que la Constitución en su artículo 99.2, del que ya todos somos expertos, no contempla que pueda desairar al monarca y dar la espantada una vez aceptada su propuesta? O sea que sí o sí, debe jugársela y presentarse a la investidura con el riesgo de perderla, como por cierto hizo Sánchez.

Porque no hacerlo sería una decisión sin precedentes y abriría la posibilidad de interpretación libre de la Constitución, por ejemplo la de otros artículos como el 92, consiguiendo así que la frase “las decisiones políticas de especial transcendencia podrán ser sometidas a referéndum…” permitiera realizar referéndums en Catalunya o Euskadi. Porque si para él todo vale, por qué no extender ese principio a los demás? Si el artículo 99.2 permite la flexibilidad y la interpretación libre por qué no el 92?
Especial relevancia adquiere el papel de una figura importante de nuestro entramado parlamentario, la Presidenta del Congreso. Ana Pastor se está comportando no como la figura institucional que se le exige sino como una lacaya de Rajoy rompiendo la regla de que una vez propuesto por el Rey un candidato en ese mismo instante debe reunir la Mesa del Congreso y fijar las fechas para la investidura, aunque como en el caso López-Sánchez permita demorar unos días la misma. Su comportamiento ha sido indigno y patético.

Se abre pues un periodo de incertidumbre y desasosiego debido al peculiar carácter de este personaje sombrío. En el caso de que la presión social (ésta escasa), política y mediática le obligaran a presentarse y que el resto mantuviera la palabra dada a su electorado, saldría derrotado. Después de todo lo ocurrido en los últimos veinte días, incluida la rocambolesca elección de la Mesa del Congreso, Pedro Sánchez estaría obligado a dar un paso al frente presentando su candidatura y sus barones y baronesas a callar para no convertirse en traidores no sólo a su base social, sino al país. De momento el pasado martes ha mantenido su palabra del NO, a pesar de las brutales presiones que está sufriendo desde dentro y fuera de su partido.

Tampoco conviene que olviden que a día de hoy media cúpula, o más, del PP está ya imputada e irá a juicio por los casos de corrupción y que su intransigencia está llevando a la relación Estado-Catalunya al borde del precipicio. Aviso a navegantes para los nacionalistas ante sus próximas decisiones.

Si toma esa decisión el resto de partidos estaría obligado a apoyarle con dos opciones posibles, que Podemos y Ciudadanos terminaran con su cuitas en aras del bien común, especialmente después de ver el peligro que para nuestra democracia suponen Rajoy y su PP, aunque parece muy improbable. 

Si fallara ésta la segunda sería que pudiera salir elegido con los votos de PSOE, Podemos, PDC, ERC, PNV e incluso Bildu que ha asegurado por boca de su portavoz Otegi que apoyaría esta opción. Desde luego con un Podemos mucho más flexibilizado y permisivo, tal y como parece adivinarse en los últimos tiempos después de su descalabro electoral.

Aunque parezca paradójico a la vista de los resultados del pasado 26-J, existen más posibilidades ahora que después del 20-D debido a estas nuevas circunstancias. Conclusión: en el peor de los casos con el voto en contra de Ciudadanos (menudo sapo a tragar por Rivera) 180-170. Punto final feliz al culebrón.

Ese gesto de valentía supondrá para Pedro Sánchez reconocerle su función de estadista a la vieja usanza, salvará su cabeza política ahora en peligro y aportará luz y color a un país demasiado gris y oscuro. Es cierto que eso le obligaría a un ejercicio de audacia, imaginación y generosidad sin precedentes y especialmente a montar un gobierno dispuesto a dialogar, pactar, acordar buscando constantemente puntos de encuentro que puedan sacar a nuestro país de la crisis con el menor coste posible y solucionar de una vez por todas las tensiones centro-periferia, uno de los motivos por los que los nacionalistas deberían apostar por esta solución.

Quizás esto sólo sea el sueño de un ingenuo en una noche de verano y que al final como plantea José Antonio Pérez Tapias, una de las pocas voces lúcidas de la izquierda del PSOE, esto acabe con la “conjura de los necios”, la victoria de los mediocres, del peor discípulo de Maquiavelo. Que entre todos la mataron, a la democracia, y ella sola se murió y Mariano Rajoy, ese personajillo de tres al cuarto, siga gobernado nuestro país para vergüenza de nuestros ancestros y para peligro de nuestra democracia.

Veremos………….

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 3 Agosto 2016



martes, agosto 2

Entre todos la mataron (democracia), ella sola se murió = Rajoy Presidente

Artículo publicado en Navarra Información, Diario de Noticias de Navarra, El Socialista Digital y Gara el 2 y 3 Agosto 2016

Si pensábamos que en el culebrón que vivimos desde el 20 de Diciembre pasado ya había ocurrido todo nos equivocábamos, le faltaba aún la traca final, que quizás no sea la última porque aún nuestros insignes políticos nos puedan sorprender con alguna más.

De nuevo un Rajoy retorcido, perverso como un nuevo Maquiavelo del siglo XXI, nos daba una lección de calculada ambigüedad para favorecerse a sí mismo, aunque sea menospreciando al resto de contrincantes, a la ciudadanía y a las normas democráticas existentes hasta que él llegó al escenario político. Habrá a partir de ahora una manera nueva de hacer política “a lo Rajoy”.

Todo estaba calculado en su intervención en la rueda posterior a su audiencia con el Rey, para que sólo quedara el mensaje de que este le había propuesto para postularse ante el Parlamento como nuevo Presidente del Gobierno y que había aceptado esta solicitud de acuerdo con la Constitución. Punto final.

Pero dejaba para las preguntas de los periodistas la verdad oculta. Que a pesar de que pudiera parecer que se presentaría, en realidad era que aún no estaba decidido y que probablemente (también sin pillarse las manos) lo haría en el caso de tener los apoyos suficientes para salir. Maquiavelo habría enrojecido de pudor ante este brillante discípulo, aunque resulte un insulto a la razón.

Resulta paradójico que quien se dice propietario de la verdad constitucional y la esencia de la democracia en nuestro país, acabe pisoteando la primera y ultrajando la segunda. El señor Rajoy no sólo va a pasar a la historia como el peor Presidente (y eso que debía superar a un Aznar imponente en su primer mandato), también como quien destrozó el Estado de Bienestar, lleno la política de corruptos y destrozó todas las reglas de juego democráticas habidas y por haber. Un impresentable que prostituye todo lo que toca.
Cuando se señala como culebrón lo acontecido en los últimos siete meses no se hace por casualidad. ¿Qué caracteriza a los culebrones más clásicos? Su larga duración, las pasiones inconfesadas, las maldades más perversas y una buena persona que sufre sus consecuencias. En este caso esa persona es nuestra ciudadanía acosada, utilizada, mancillada por este malvado personaje y sus secuaces.

Pero siguiendo la línea argumental del culebrón en el mismo también surgen personajes como Rivera, Sánchez, Iglesias, y los malvados nacionalistas. Son gentes variopintas que van desde el lameculos del malo, hasta el cobarde, el traidor, o las comparsas que al final despiertan de su letargo. Es probable que en el nuestro ocurra lo mismo, aunque ya están tardando mucho.

Porque aquí viene la segunda parte, el papel del resto. Lo de Rivera parece claro rendido con armas y bagajes al malo de la serie. Aunque siempre con los traidores y mentirosos cabe dejar una puerta abierta, a que también acaben traicionando y abandonando a ese malvado en el último instante.

El resto generan más dudas. ¿Permitirán que se salga con la suya con esta última jugada de truhan tramposo? ¿O denunciarán alto y claro que la Constitución en su artículo 99.2, del que ya todos somos expertos, no contempla que pueda desairar al monarca y dar la espantada una vez aceptada su propuesta? O sea que sí o sí, debe jugársela y presentarse a la investidura con el riesgo de perderla, como por cierto hizo Sánchez.

Porque no hacerlo sería una decisión sin precedentes y abriría la posibilidad de interpretación libre de la Constitución, por ejemplo la de otros artículos como el 92, consiguiendo así que la frase “las decisiones políticas de especial transcendencia podrán ser sometidas a referéndum…” permitiera realizar referéndums en Catalunya o Euskadi. Porque si para él todo vale, por qué no extender ese principio a los demás? Si el artículo 99.2 permite la flexibilidad y la interpretación libre por qué no el 92?
Se abre pues un periodo de incertidumbre y desasosiego debido al peculiar carácter de este personaje sombrío. En el caso de que la presión social (ésta escasa), política y mediática le obligaran a presentarse y que el resto mantuviera la palabra dada a su electorado, saldría derrotado. Después de todo lo ocurrido en los últimos veinte días, incluida la rocambolesca elección de la Mesa del Congreso, Pedro Sánchez estaría obligado a dar un paso al frente presentando su candidatura y sus barones y baronesas a callar para no convertirse en traidores. Tampoco conviene que olviden que a día de hoy media cúpula, o más, del PP está ya imputada e irá a juicio por los casos de corrupción.

Si toma esa decisión el resto de partidos estaría obligado a apoyarle con dos opciones posibles, que Podemos y Ciudadanos terminaran con su cuitas en aras del bien común, especialmente después de ver el peligro que para nuestra democracia suponen Rajoy y su PP.  

Si fallara ésta la segunda sería que pudiera salir elegido con los votos de PSOE, Podemos, PDC, ERC, PNV e incluso Bildu que ha asegurado por boca de su portavoz Otegi que apoyaría esta opción. Desde luego con un Podemos mucho más flexibilizado y permisivo, tal y como parece adivinarse en los últimos tiempos después de su descalabro electoral.

Aunque parezca paradójico a la vista de los resultados del pasado 26-J, existen más posibilidades ahora que después del 20-D debido a estas nuevas circunstancias. Conclusión: en el peor de los casos con el voto en contra de Ciudadanos (menudo sapo a tragar por Rivera) 180-170. Punto final feliz al culebrón.
Ese gesto de valentía supondrá para Pedro Sánchez reconocerle su función de estadista a la vieja usanza, salvará su cabeza política ahora en peligro y aportará luz y color a un país demasiado gris y oscuro. Es cierto que eso le obligaría a un ejercicio de audacia, imaginación y generosidad sin precedentes y especialmente a montar un gobierno dispuesto a dialogar, pactar, acordar buscando constantemente puntos de encuentro que puedan sacar a nuestro país de la crisis con el menor coste posible y solucionar de una vez por todas las tensiones centro-periferia, uno de los motivos por los que los nacionalistas deberían apostar por esta solución.

Quizás esto sólo sea el sueño de un ingenuo en una noche de verano y que al final como plantea José Antonio Pérez Tapias, una de las pocas voces lúcidas de la izquierda del PSOE, esto acabe con la “conjura de los necios”, la victoria de los mediocres, del peor discípulo de Maquiavelo. Que entre todos la mataron, a la democracia, y ella sola se murió y Mariano Rajoy, ese personajillo de tres al cuarto, siga gobernado nuestro país para vergüenza de nuestros ancestros.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 1 Agosto 2016