jueves, marzo 23

8 de Abril: ¿paz y esperanza?

Artículo publicado en DEIA el 23 Marzo 2017

El pasado 17 de Marzo, ETA a través del diario francés Le Monde y de los “Artesanos de la paz” que participaron en la frustrada entrega de armas en Luhuso que les supuso su detención en Diciembre del 2016, anunciaba su desarme definitivo. Suponía una decisión unilateral y sin ningún tipo de contrapartidas como le venían reclamando la sociedad civil  tras los procesos de Aiete I y II.

Era una ilusionante noticia largamente esperada, especialmente por las decenas de personas que durante los últimos cinco años, desde que ETA anunció su tregua total de Octubre de 2011, venían trabajando de manera discreta a través del Foro Social Permanente y de Bakea Bidea para poder lograrlo.

Un trabajo intenso a través de canales seguros, no sólo con ETA, también con los mediadores internacionales que llevan también años de intenso esfuerzo, para convencerles de que la situación estaba conduciendo a un peligroso callejón sin salida y que por lo tanto ante el inmovilismo de los gobiernos francés y español ese desarme debía ser de carácter unilateral, definitivo, total y sin contrapartidas, única manera de buscar el amparo legal, al menos del Estado Francés.

En esas tres patas que según el Foro Social Permanente se asentaba el proceso en su largo camino hacia la paz: desarme, presos y exiliados y convivencia, al menos una de ellas quedaba sólidamente anclada a través de esta decisión histórica. Sólo había que observar los rostros de los participantes en el acto celebrado en Biarritz el pasado sábado rebosantes de satisfacción e ilusión.

Allí unos centenares de personas plurales escuchamos las interesantes aportaciones que se hicieron, quizás las más relevantes vinieron del magistrado francés Serge Portelli con mensajes demoledores dirigidos hacia la justicia francesa y especialmente hacia la española, del Presidente de honor de la Liga Francesa de Derechos Humanos del Hombre, Michel Tubiana anunciando la intención de llevar ese proceso hasta sus últimas consecuencias costara lo que costara y la del alcalde de Bayona, Jean René Etchegaray cuyo mensaje al presidente Hollande resonó como un trueno en el auditorio.

Etchegaray le lanzó un reto al Presidente de Francia para que asumiera su responsabilidad en este asunto, precisamente en la parte final de su mandato. Cuestión que le haría pasar a la historia del País Vasco, aunque también apuntó con una cierta ironía, que no tenía tan claro que lo hiciera a la historia de Francia. Quizás porque la sociedad francesa, como la española, no ha recibido la educación necesaria para asumirlo.

Conviene pararse brevemente en este asunto. Durante estos años la labor propagandística del los dos estados sobre el proceso de paz, comenzando por la propia negación del mismo, no ha sido compensada por otra de la misma intensidad desde las organizaciones que lo estaban impulsando.

Ha faltado pedagogía dirigida hacia esas dos sociedades, se ha abandonado de manera probablemente ingenua, entendiendo erróneamente que sólo debía trabajarse la  sociedad vasca, del norte y del sur. Incluso la navarra ha sufrido el mismo proceso de abandono en cuanto a esa labor pedagógica y por eso allí es tan difícil ahora trabajar sobre avances, especialmente en la concienciación de tomar medidas sobre los presos y la convivencia necesaria.

Esa falta de labor pedagógica se está pagando ahora y así se puede observar a través de ese enorme termómetro social que supone las redes sociales, que esta noticia de inmensa trascendencia para la paz definitiva ha pasado sin pena ni gloria en los foros de fuera de Euskadi.

La inmensa mayoría de la ciudadanía francesa y española considera que ya existe la paz, que el conflicto ha acabado y sólo se sobresalta cuando como la pasada semana en Pamplona ocurren incidentes, como los que se dieron en la manifestación convocada por ATA por los derechos de los presos y contra la represión.

Pero a pesar de esa falta de pedagogía que tiene como consecuencia que ambas sociedades, la española y la francesa, “pasen” de este tema, habría que lanzar un aviso a navegantes a ambos gobiernos, porque los procesos de este tipo, o se cierran definitivamente o corren el peligro de reabrirse peligrosamente en el futuro. Que decenas de jóvenes que no han vivido los momentos duros, se la jueguen y participen en estos actos, indica que aún existe un germen que puede dar lugar a ese cierre en falso.

Aplicar medidas excepcionales contra los detenidos acusándoles de terrorismo no va a ayudar a destensar.

Que desde ATA se lancen constantemente andanadas de críticas hacia Sortu y Bildu, hacia dirigentes como Arnaldo Otegi, o Rufi Etxeverría acusándolos de “liquis”, o sea de liquidacionistas, de acabar con el espíritu de lucha de la izquierda abertzale, debe preocuparles no sólo a ellos sino también el resto, en especial a quienes desean que esa paz sea definitiva, sin vuelta atrás.

Harían bien los gobiernos español y francés, especialmente el primero, en tomar nota de este peligro, no tener la pretensión de que para tener réditos electorales en el resto del estado dejar aquí una peligrosa brasa que pueda reavivar de nuevo el fuego destructor. Las hogueras deben apagarse definitivamente, porque de lo contrario cualquier ascua puede arrasar de nuevo el bosque.

El próximo 8 de Abril en ese acto que supondrá el desarme definitivo de ETA, estarán no sólo cinco “Artesanos”, estarán centenares de ellas y ellos, no sólo pertenecerán al Norte, habrá del Sur y de otros lugares de Francia y España. Estarán cargos públicos, de alguna manera también los gobiernos de Euskadi y Navarra. Pero también será una concentración plural,  de gentes del entorno de la izquierda abertzale, de gentes independentistas, pero habrá también de las otras izquierdas y lo que sí está garantizado es que habrá con seguridad algún socialista, porque ese camino final lo debemos recorrer juntos.

Será una medida de presión hacia los dos gobiernos. Es probable que Mariano Rajoy ya tenga esta información después de su discreta entrevista con el Lehendakari, Iñigo Urkullu del martes 14.

Además de Rajoy, también al menos uno de los candidatos a dirigir el PSOE del futuro, Pedro Sánchez, ya tiene en estos instantes una visión global de la situación y aunque ahora no toque porque cualquier movimiento sobre este asunto perjudicaría su candidatura, sí es bueno que por si resultara ganador como parece probable, su visión sea abierta a participar en el futuro inmediato en la solución definitiva. Que el PSOE pueda ser dirigido por alguien dispuesto a implicarse produciría un cambio cualitativo en la situación.

Ahora se consolida esa pata del desarme, probablemente después la disolución porque cabe preguntarse: ¿qué sentido tiene la existencia de una banda armada sin armas?  Pero a continuación hay que ponerse a trabajar en consolidar las otras dos.

Presionar a los gobiernos francés y español para el acercamiento inmediato de presos y presas, abrir una vía de solución para las personas exiliadas, al menos para las que no exista delitos pendientes y la cuestión más importante, la profundización en la convivencia, en la reconciliación desde el reconocimiento de las víctimas de ambas orillas. Que dejemos de mirarnos como enemigos. Porque como se afirmó el sábado las miradas, las sensaciones, los sentimientos son importantes.

Han sido más de 50 años de sufrimiento y zozobra. Es cierto que hay vencedores y vencidos, la sociedad plural, especialmente la vasca y la navarra es la vencedora, las personas, los colectivos que han trabajado por traer la paz son los vencedores. La violencia, la injusticia, la tortura, la sinrazón son las vencidas, las derrotadas en este largo y doloroso conflicto.

El 8 de Abril no supone el final del camino, será un canto a la esperanza pero aún nos queda un largo trecho que recorrer, pero ahora será por veredas más fáciles e iremos muchos y muchas, que a pesar de nuestras diferencias políticas nos unirá, esta vez sí, el deseo de la PAZ, con mayúsculas.

El 8 de Abril será un día para la esperanza porque la paz estará más cerca.

Ahí hemos estado, ahí estamos, ahí estaremos.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)


Villava-Atarrabia 20 Marzo 2017


lunes, marzo 20

Mi apoyo a Pedro Sánchez............por sus propuestas


Artículo publicado en Navarra Información, Gara y Diario de Noticias de Navarra la semana del 13 al 19 de Marzo 2017

Durante los últimos días ha ido saliendo en los diferentes medios de comunicación una noticia, en la que se hacía una relación del apoyo que en Navarra tenía cada candidato a las primarias del PSOE, Pedro Sánchez, Susana Díaz y Patxi López. Se reseñaban en este orden supongo que sabiendo de antemano el resultado de esas cruciales elecciones.

Apoyo entre los socialistas de Navarra entre los que me incluyo, aunque la sinrazón me sitúe en la afiliación en el PSC a pesar de llevar ya cuatro años de nuevo aquí y por esa razón quien ha dado esta noticia ha omitido interesadamente mi nombre.

Por lo tanto me veo en la obligación de aclarar que aunque discrepé profundamente de mi SG (para mí sigue siéndolo porque no reconozco el golpe de estado del pasado 1 de Octubre), Pedro Sánchez,  en todo lo acontecido desde las elecciones del 20 de Diciembre y así quedó reflejado en los diferentes artículos publicados en su medio de comunicación, en estos instantes goza de mi apoyo absoluto lo que quiero hacer constar a través de estas líneas.

¿Por qué este cambio de actitud?

No es que uno cambie de chaqueta con normalidad como se ve ocurre en otros casos a la vista de la relación reseñada, la razón no es que haya cambiado de lugar ideológico sino que él afortunadamente se ha venido al que llevo tiempo defendiendo. Por eso en este complejo camino de las primarias y del próximo Congreso cuenta con mi apoyo y colaboración, porque sus propuestas de ahora coinciden al cien por cien con las mías, de ahora y de siempre.

Repasemos brevemente para poder tener una visión real:

Por un PSOE autónomo, libre de injerencias; que sea la fuerza del cambio en España; de izquierdas; plural y diverso, de liderazgos compartidos evitando la pluralidad de cargos; transparente, coherente y creíble; que sea la fuerza que vertebra España; feminista y ecologista, federalista y laico, que impulse la educación y la cultura y reivindique la Memoria Histórica; donde la militancia decida; que sea el partido de los jóvenes; unido, es el mensaje que ha lanzado con el que coincido plenamente.

Pero no sólo ha avanzado esas ideas a través de su decálogo al más puro estilo del que José Antonio Pérez Tapias avanzó en su candidatura a las anteriores primarias, por cierto otro motivo para mi apoyo es verle a su vera junta a gentes como Odón Elorza, o Andrés Perelló, también ha apuntado a una banca pública, un Estado Federal Plurinacional, la necesidad de entendimiento entre las diferentes izquierdas o soluciones imaginativas al derecho a decidir que evite el choque de trenes entre Estado y Catalunya.

Por eso al ver y escuchar a algunos de sus apoyos de por estos lares, a uno se le abren las carnes recordando el machaque que sufrimos antaño en el seno del PSN, precisamente por defender estos principios. Machaque que llegó hasta la colocación de un punto negro de inmensas dimensiones sobre mi foto. Bienvenidos ahora a nuestro lugar compañeros y compañeras, aunque permitirme que durante un tiempo recele de vuestra presencia.

Por lo tanto debe quedar claro que apoyo a Pedro Sánchez no porque sea más guapo o más listo, sino porque sus ideas ahora coinciden con las mías. Es un apoyo crítico que desaparecería en el caso de que ganando se olvide de ellas, que aplace su aplicación. Él lo sabe porque se lo he comunicado. Mientras tanto cuenta con mi esfuerzo, con mis ideas, con mi tiempo.

El PSOE del futuro necesita algo así; el PSOE y la izquierda en su conjunto.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 19 Marzo 2017



martes, marzo 14

De Música y/o política

Artículo publicado en Navarra Información el 14 Marzo 2017

Corren malos tiempos para la lírica. Corren malos tiempos para demasiadas cosas, también para la política, o al menos para la política entendida como la entendían los clásicos. Como proyecto de vocación vital, de caminos recorridos, de larga y dilatada militancia en ideas, de reflexión profunda sobre el destino del hombre, siempre desarrollada desde la ética. En esta época que nos toca sufrir la actividad política se parece cada vez menos a esa definición y se asemeja más a los programas basura de televisión.

Competencia desleal, traición, exclusión total de la ética, de la pluralidad, o de la solidaridad, plataforma para alcanzar metas personales nada recomendables, para medrar, trepar, y aprovechar la lucha y el esfuerzo de los demás. Nada que ver con esa idea entre revolucionaria y solidaria, de los idealistas de otros tiempos. Ahora la política es un lugar en el que es difícil vivir, desenvolverse, con la herencia vivencial del 68 ahora que se van a cumplir 50 años. Se persigue al diferente porque se le teme, no permitiendo la heterodoxia, primando la lealtad al líder antes que a las ideas, incluso entre los partidos que se consideran nuevos, emergentes como Podemos o Ciudadanos.

No se permite la imaginación, ni explorar o experimentar nuevas ideas, porque eso pone en peligro una estructura obsoleta y esclerotizada. Las direcciones de los partidos se llenan de cretinos mediocres inmersos en la ignorancia, sin ninguna capacidad autocrítica, sin ningún interés en profundizar en esas ideas, dispuestos a alcanzar cotas de poder, ya sean interno o externo, a cualquier precio, incluso vendiendo su alma al diablo. Gentes sin escrúpulos, desideologizadas que valen igual para un "roto que para un descosido", o sea que pueden estar con la misma comodidad en Podemos que en el PP.

¿Será eso lo que Fukuyama definió como el "final de las ideologías"? Se podrá decir que es una opinión excesivamente pesimista, pero es el resultado de una experiencia negativa en los últimos tiempos, incluso desde una visión relajada y exenta de elementos inmediatos. Un "territorio comanche" del que entran unas ganas inmensas de alejarse a toda velocidad.


Hacer esta reflexión y después sumergirse en un concierto de rock o jazz hace que de inmediato surja la comparativa. Música y política, o política y música. Produce un inmenso placer que a través de la actividad política se pueda llegar a la música, es más, la política debiera impulsarla, debería estar impregnada en ella. Desde las instituciones, sean ayuntamientos o Comunidades Autónomas se debiera fortalecer esa relación.

Porque eso permite conocer a músicos y músicas de una manera más directa que la de asistir a un concierto o escuchar sus discos, por cierto comprados en una tienda como se debe hacer. Creadores ilusionados con lo que hacen, gentes que "pelean a la contra" en un mundo que sólo se promociona e impulsa la música de usar y tirar tipo "triunfitos", o la que suena en las grandes cadenas musicales. Como si fuera de eso no hubiera un mundo lleno de riqueza, de sensibilidad, de buena música y mejores músicos.

Artistas a los que o se promociona y ayuda desde los poderes públicos, o no saldrán de los pequeños conciertos hasta que la presión de sus necesidades económicas los haga acabar entre la generalidad, perdiéndose en la mayoría de los casos creadores como la copa de un pino.

Gentes como Pancho Varona, Antonio García de Diego, los ángeles guardianes del gran Joaquín Sabina, pero al mismo tiempo autores de canciones que ya forman parte de la banda sonora de aquellos que apreciamos la buena música. También jóvenes talentos como Paco Cifuentes, Rafa Pons, Andrés Suarez, o María Rozalén que se añaden a otros ya consolidados, Quique González, Carlos Chaouen, Olga Román, Álvaro Urquijo, Kutxi o Cristina Narea.


Buena gente con corazones limpios y mente clara, llenos de sensibilidad e idealismo, quizás aquel que se quedó hecho jirones en mil batallas políticas, y que se puede recuperar a su lado. Gentes con las que poder pasar  agradables veladas, güisqui en mano, llenas de conversaciones sobre música, sobre amores y desamores, pero también sobre política, sociedad, o simplemente intercambiando experiencias y sentimientos.

Siempre con una sensación de paz y tranquilidad, y un deseo inmenso de apoyarles, de ayudarles, para que su música, sus letras, sus ideas, su sensibilidad puedan ser más conocidas. Corren malos tiempos para la lírica, y también para ésta música. Es curioso que precisamente esa forma de ayudarles pueda y deba ser a través de esa política a la que tanto he criticado al principio.

Una política que por cierto a veces les castiga a través del Torquemada de turno, en un país demasiado impregnado todavía de la Santa Inquisición. Así le pasó a Soziedad Alkoholika, a Berri Txarrak, recientemente a Def con Dos y otros, el poder contra el rock, la censura contra la libertad de expresión.

Quizá sea ésa una de las formas de redimirla y conseguir que cumpla su labor social; colaborando para que esos creadores, sean del mundo de la música, del teatro, cine, o literatura, puedan tener su espacio para desarrollarse. Esa puede ser una forma de recuperar la confianza en una actividad cada vez más alejada de las vivencias sociales.

Política y música, cruz y cara, negro y blanco, oscuridad y luz. ¿Quizá muerte y vida, aunque sólo sea al nivel de los sentimientos? ¿O pasado y futuro? Quizás habría que terminar estas reflexiones con la sensación de que como decía Dylan: "la respuesta está en el viento". En el viento de la música quizás esté la respuesta a la política del futuro. Carpe diem.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 13 Marzo 2017


jueves, marzo 9

De drama, humor y escándalos


Artículo publicado en Deia el 9 Marzo 2017

Vivimos en un mundo raro en el que además los acontecimientos suceden a  máxima velocidad y resulta difícil reflexionar, escribir sobre un tema concreto cuando en una sólo semana existen tantos sobre los que merece la pena hacerlo con un mínimo de rigurosidad.

Así me enfrento a estas páginas en blanco interesado en dar mi opinión sobre algunos de ellos, en buena lógica el primero debe ser sobre el pasado día Internacional de la Mujer.

Resulta al menos curioso que ese día venga marcado por una tragedia, la muerte de 140 mujeres, la mayoría emigrantes, en un incendio en la fábrica en la que trabajaban en Nueva York en condiciones lamentables.

Quizás quienes lo decidieron tuvieron en cuenta que para representar siglos de sufrimiento y de injusticia, no podía ser de otra manera que con una tragedia. Quizás con los años, puede ser que décadas, si se avanza hacia la igualdad entre géneros deberá ser revisado y cambiado por algo más agradable, pero de momento la situación no da para más.

En este 2017 se va a celebrar con la desidia de un gobierno, el de Mariano Rajoy, que habla mucho y hace poco en este terreno. La mujer avanza en sus derechos, pero lentamente producto fundamentalmente de su lucha, pero falta un gran Pacto de Estado que de una vez por todas elimine barreras, “techos de cristal”, discriminaciones e injusticias.

Un gran Pacto de Estado político y social que afronte el reto de acabar con el maltrato, el asesinato de mujeres a manos de sus parejas o ex parejas. Que investigue a fondo en qué estamos fallando para que en apenas dos meses haya habido 21 asesinadas y centenares, miles de maltratadas.

En mi perfil de FB tenía un logo con Mafalda gritando a través de un cartel ¡Basta! en alusión al aluvión de casos de asesinatos ocurridos. Quería cambiarlo pero mis congéneres, al menos una parte de ellos, no me lo permiten con sus canalladas. La pasada semana se cerró de nuevo con tres  mujeres agredidas por tres machos incapaces de asumir que ya no son de su propiedad, que la mujer al igual que el hombre es libre para elegir con quien quiere vivir y lo que es aún más importante, cómo quiere vivir.

¿Cómo evitar esto? Difícil pregunta, compleja respuesta, aunque parece evidente que algo falla, quizás que nos estemos equivocando en el diagnóstico y por lo tanto en el tratamiento. Lo dejo ahí.

Quizás gentes como los del autobús famoso, algunos obispos, una parte de la iglesia durante siglos y ahora, tengan algo que ver algo con la extensión de esta plaga.

Creo firmemente que esa iglesia debe seguir los pasos iniciados por el Papa Francisco para ir eliminando las muestra que aún le quedan de homofobia, de xenofobia y de trato injusto a la mujer, curiosamente mientras una parte de ella ampara y oculta casos de pederastia. También evitar que aún en sus sermones se lean textos de la Biblia denigrando a la mujer. Revisar estos comportamientos en la senda marcada por este gran papa podría ayudar en esta difícil lucha.

¿Qué responsabilidad tienen en esta epidemia? ¿Por qué poca gente, incluso desde la izquierda, alza su voz para denunciarlo? ¿Y el papel de los medios de comunicación?
Demasiadas preguntas mientras en estos instantes, al escribir estas líneas, otra mujer está a punto de morir asesinada a manos de un congénere despreciable.

Me avergüenzo de los de mi sexo, no sólo de los asesinos, también de los que callan de manera cobarde, de quienes cuentan chistes machistas, o hacen comentarios del mismo tenor, de los que echan "piropos" a quienes no lo desean, aquellos que utilizan sus puesto de poder para acosar sexualmente, los babosos que miran de manera impresentable, quienes aún les quedan toneladas de machismo aunque luego de manera hipócrita vayan a las concentraciones de protesta y alardeen de no serlo.

Ojalá esa mujer, como el resto que ahora están en peligro, se salven......Eso probablemente sólo será posible  si todas y todos remamos en la misma dirección después de hacernos una poderosa autocrítica.

El segundo asunto que ha suscitado mi reflexión tiene que ver con el revuelo levantado por el programa de etb “'Euskalduna naiz, eta zu?” (Yo soy vasco, ¿y tú?), en el que a través de entrevistas a personajes famosos de por aquí se hacían comentarios para unos peyorativos, para otros insultantes, o desafortunados, pero para mí simplemente bromas, algunas de dudoso buen gusto, sobre los de allí.

Quizás lo más importante sería analizar si dicho programa era de calidad o no, si como parecía intentar logró o no la sonrisa o la carcajada de quienes lo vieron y lo que resulta aún más importante lo entendieron. Por los comentarios escuchados y leídos parece ser que no. Quizás desde ahí debieran venir las críticas.

Partiendo de la base de que soy español (lo soy por casualidad por haber nacido en Madrid, aunque como mis hermanos lo podría haber hecho en Navarra, o en Oslo, Singapur, o Trípoli), la realidad es que este hecho no me pone absolutamente nada y al leer lo que sobre los ciudadanos de ese país se dijo en el citado programa la verdad es que no me siento ofendido en absoluto.

Utilizando el mismo sentido de humor que quienes diseñaron el guión, por lo que veo me considero mucho menos “facha”, “choni”, “paleto” o “carca” que la inmensa mayoría de los vascos y vascas que conozco. Por eso constato que a mí al menos lo dicho en ese programa no me afecta.

Pero aunque me afectara (síntoma evidente de las dudas que esa realidad me podría crear) si se tiene en cuenta que dichas afirmaciones se hicieron en el marco de un programa de humor, lo más que podría sacarme sería una sonrisa.

Esa es una de las claves, el sentido del humor, que junto a otro sentido, el común, está sufriendo un profundo deterioro en este mundo raro que nos toca sufrir. Para tenerlo desarrollado la primera premisa exigible es saber reírse de uno mismo y al menos en mi caso ésta la tengo suficientemente desarrollada.
Ahora la “Brunete mediática”, el PP, UPN, Cs, mon
tan en cólera utilizando de nuevo este argumento para demonizar todo lo que venga de por aquí arriba. Por cierto, menos mal que fue un programa de etb, porque si llega a ser de TV3 el escándalo sería de dimensiones planetarias.

Incluso dando un triple salto mortal de lo manipulable pretenden judicializar el asunto, se supone que para aprovechar el humo provocado para tapar las andanzas judiciales de Rato, Blesa y compañía.

La cuestión también sería hacer un ejercicio terapéutico de ponerse en el lugar del “otro”, o sea intentar saber cómo se reaccionaria justo al revés. Un programa de 13TV con Inda, Marhuenda y compañía diciendo lo mismo de Euskadi y los vascos. En fin….

Cabe preguntarse si de los que se han escandalizado allí alguno es de Cádiz, porque de serlo hará mucho tiempo que no pisa esa preciosa ciudad y desde luego por el camino habrá perdido una parte importante de su carácter, ya que en las chirigotas de su recién acabado carnaval se acaban de reír de todo, comenzando por de ellos mismos.

Al hilo de esto otro de los temas de interés ha sido el escándalo levantado en otro carnaval, en este caso el de Las Palmas, por el espectáculo, precisamente el ganador, de la Drag Quenn Borja Casillas en el que primero disfrazado de virgen y posteriormente de Cristo crucificado ha escandalizado a los sectores más ultras del catolicismo patrio.

Nuevamente el debate de que más allá de buen o mal gusto de esa parodia, ésta deba ser vista como fruto de unos carnavales transgresores e iconoclastas donde la libertad debe campar a sus anchas, o desde la estricta visión de la Santa Inquisición. Personalmente opto por lo primero.

Pero han resultado más lamentables las declaraciones del obispo del lugar, considerando este hecho de mayor gravedad que el accidente de Spanair en el que fallecieron nada menos que 154 personas. Por mucho que luego pidiera perdón eso representa el grado de visión cristiana que le invade, bastante poco tirando a nulo.

Como se puede ver vivimos en un mundo raro donde este artículo se queda sin espacio para hablar de las nuevas locuras de Trump insultando gravemente a Obama acusándole sin pruebas, lo poco que nos queda para el choque de trenes con Catalunya, o el nuevo CIS en el que se dispara la preocupación de los ciudadanos por la corrupción, mientras siguen dispuestos a votar a los partidos manchados por la misma. Ahhh y de los refugiados mal llamados así porque nos negamos a darles refugio. Pero eso será otro día.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 7 Marzo 2017


martes, marzo 7

Mujer, hombre, dignidad, vergüenza

Artículo publicado en Gara, Navarra Información y Diario de Noticias de Navarra

Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer. Resulta al menos curioso que ese día venga marcado por una tragedia, la muerte de 140 mujeres, la mayoría emigrantes, en un incendio en la fábrica en la que trabajaban en Nueva York en condiciones lamentables.

Quizás quienes lo decidieron tuvieron en cuenta que para representar siglos de sufrimiento y de injusticia, no podía ser de otra manera que con una tragedia. Quizás con los años, puede ser que décadas, si se avanza hacia la igualdad entre géneros deberá ser revisado y cambiado por algo más agradable, pero de momento la situación no da para más.

En este 2017 se va a celebrar con la desidia de un gobierno, el de Mariano Rajoy, que habla mucho y hace poco en este terreno. La mujer avanza en sus derechos, pero lentamente producto fundamentalmente de sus lucha, pero falta un gran Pacto de Estado que de una vez por todas elimine barreras, “techos de cristal”, discriminaciones e injusticias.

Un gran Pacto de Estado político y social que afronte el reto de acabar con el maltrato, el asesinato de mujeres a manos de sus parejas o ex parejas. Que investigue a fondo en qué estamos fallando para que en apenas dos meses haya habido 21 asesinadas y centenares, miles de maltratadas.

En mi perfil de FB tenía un logo con Mafalda gritando a través de un cartel ¡Basta! en alusión al aluvión de casos de asesinatos ocurridos. Quería cambiarlo pero mis congéneres, al menos una parte de ellos, no me lo permiten con sus canalladas. La pasada semana se cerró de nuevo con tres  mujeres agredidas por tres machos incapaces de asumir que ya no son de su propiedad, que la mujer al igual que el hombre es libre para elegir con quien quiere vivir y lo que es aún más importante, cómo quiere vivir.

¿Cómo evitar esto? Difícil pregunta, compleja respuesta, aunque parece evidente que algo falla, quizás que nos estemos equivocando en el diagnóstico y por lo tanto en el tratamiento. Lo dejo ahí.

Quizás gentes como los del autobús famoso, algunos obispos, una parte de la iglesia durante siglos y ahora, tengan algo que ver algo con la extensión de esta plaga.

Creo firmemente que la iglesia debe seguir los pasos iniciados por el Papa Francisco para ir eliminando las muestra que aún le quedan de homofobia, de xenofobia y de trato injusto a la mujer, curiosamente mientras una parte de ella ampara y oculta casos de pederastia. También evitar que aún en sus sermones se lean textos de la Biblia denigrando a la mujer. Revisar estos comportamientos en la senda marcada por este gran papa podría ayudar en esta difícil lucha.

¿Qué responsabilidad tienen en esta epidemia? ¿Por qué poca gente, incluso desde la izquierda, alza su voz para denunciarlo? ¿Y el papel de los medios de comunicación?

Demasiadas preguntas mientras en estos instantes, al escribir estas líneas, otra mujer está a punto de morir asesinada a manos de un congénere despreciable.

Me avergüenzo de los de mi sexo, no sólo de los asesinos, también de los que callan de manera cobarde, de quienes cuentan chistes machistas, o hacen comentarios del mismo tenor, de los que echan "piropos" a quienes no lo desean, aquellos que utilizan sus puesto de poder para acosar sexualmente, los babosos que miran de manera impresentable, quienes aún les quedan toneladas de machismo aunque luego de manera hipócrita vayan a las concentraciones de protesta y alardeen de no serlo.

Ojalá esa mujer, como el resto que ahora están en peligro, se salven......Eso probablemente sólo será posible  si todas y todos remamos en la misma dirección después de hacernos una poderosa autocrítica.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 8 Marzo 2017



viernes, marzo 3

Por una confluencia de proyectos



El 25 de noviembre pasado tuvo lugar una reunión en el Ateneo de Madrid, en la que se reunieron una treintena de socialistas, para reflexionar sobre los acontecimientos que se vienen sucediendo en el PSOE, y en el conjunto de la izquierda, a lo largo de 2016 y en particular desde el Comité Federal del 1 de octubre. De aquella interesante reunión, en la que se manifestaron diversas posiciones políticas, indudablemente de izquierdas, se ha venido manteniendo una relación de coordinación, de la cual ha nacido la iniciativa de llamar a la Unidad a los dos candidatos que a fecha de hoy han manifestado su decisión de presentarse a las Primarias. El texto lo firman una serie de asistentes a aquella reunión de noviembre y está abierto a que se sumen todos aquellos compañeros y compañeras que compartan su contenido. Cualquier socialista interesado en adherirse a esta carta nos lo puede comunicar enviando un correo electrónico a tribunasocialista1@gmail.com

La convulsa situación en el seno de nuestro partido, el PSOE, está llevando a un proceso complejo de cara a las candidaturas a las futuras primarias, a celebrar probablemente en Mayo de este año.

De momento, dos candidatos han mostrado su deseo de competir en ellas, Pedro Sánchez y Patxi López y nos encontramos a la espera de que Susana Díaz termine de deshojar su particular margarita.

Siempre se suele comentar que lo que se deben contrastar no son personas sino proyectos. Resulta evidente que en el seno del PSOE actual existen dos que van a confrontarse en esas primarias y en el posterior Congreso.

Quienes legítimamente mostraron su empeño en el “No es No”, para evitar que Rajoy continuase en la Moncloa y quienes por el contrario se decantaron por la abstención que le permitiera continuar. Ganaron los segundos con lamentables actitudes que ya han sido analizadas, pero que conviene dejar atrás porque ahora lo que toca es avanzar.
En aquella batalla Pedro Sánchez y Patxi López caminaron codo con codo justo hasta el instante decisivo en el que el segundo dio un paso atrás cambiando su no firme por la abstención. Hizo el análisis de su cambio que debemos respetar, pero sin olvidar que hasta entonces ambos estaban defendiendo las mismas tesis.

Ahora Pedro Sánchez ha presentado un programa con el que se identifican buena parte de la militancia socialista y marca nuevos tiempos para el socialismo y la izquierda de nuestro país y la pregunta que nos surge es: ¿por qué dispersar fuerza si en esencia no se han manifestado diferencias sustanciales entre ambos proyectos? Muchos y muchas hablan de Unidad. Ciertamente la izquierda debe buena parte de sus vicisitudes actuales a la falta de unidad. ¿Tiene sentido no buscarla ante la situación que vivimos en el seno de nuestro Partido?

La respuesta resulta evidente; no. En esta difícil confrontación quienes tienen propuestas comunes deben hacer un ejercicio de responsabilidad para unir fuerzas.

Es por eso que desde este grupo que surgió de una reunión celebrada en el Ateneo de Madrid, que pretendía impulsar la necesidad de refundar el PSOE y recuperarlo para el socialismo y la izquierda, hacemos un llamamiento a Patxi López para que sume su proyecto y el respeto y reconocimiento que le tiene la militancia junto al mayoritario impulso que Pedro Sánchez está dando en esta dirección.

Les emplazamos a que se junten y unan sus fuerzas con un objetivo común, lograr ganar las primarias para conseguir un PSOE de izquierdas, coherente, creíble y autónomo. Un PSOE que sea capaz de recuperar la ilusión y la confianza de una amplia base social para ganarle la batalla a la derecha.

Le pedimos a Patxi López y sus seguidores que busquen la Unidad con Pedro Sánchez y los suyos porque eso garantizará una victoria segura.

Unidad que en estos instantes se concreta en un compromiso firme y claro por dar una respuesta positiva a la demanda de la derogación de la Reforma Laboral, anular el artículo 315.3 del Código Penal, reformar el artículo 135 de la Constitución y todas aquellas medidas que han supuesto un retroceso en los derechos y libertades democráticas, no aprobar los presupuestos propuestos por el PP, el techo de gasto autonómico, ni llegar a ningún pacto que legitime el gobierno del PP. Todas estas demandas estaban incluidas en el espíritu del “No es NO”.

“Grupo Ateneo” Roberto Tornamira, Justo Vilañe, Pedro Aller, Antonio Herranz, Baltasar Santos, Toni Ferrer, José Antonio Iniesta, Merche Huete, José Luis Úriz.

Madrid 2 Marzo 2017



martes, febrero 28

2 de Marzo en memoria de Enrique Curiel

Artículo publicado en Deia, Diario de Noticias de Navarra, Gara, y Navarra Información

El 2 de Marzo de hace seis años fallecía un gran político, un gran amigo: Enrique Curiel. Una figura clave para entender nuestra historia reciente escrita con su lucha antifranquista, pasando por su militancia en el PCE primero y en el PSOE hasta su muerte.

Sirvan estas breves y sentidas líneas como un recuerdo personal y político. Pretenden ser  sólo, y nada menos, un pequeño homenaje como cada año y mi reconocimiento, desde el cariño y respeto. Por quien compartí instantes diferentes de la historia de nuestro país, desde la lucha estudiantil de los 70, pasando por nuestra común militancia comunista, el tránsito hacia el PSOE y en los últimos 25 años de su vida en un esfuerzo común y continuado: el intento de conseguir la paz y la construcción de puentes.

Era un político de los que se ven pocos hoy en día: inteligente, reflexivo, honesto, dialogante, de izquierdas de los de verdad, un intelectual, pero sobre todo era una excelente persona repleta de humanidad, de sentido común.


Enrique era de esas personas a las que se les echa en falta cuando nos abandonan, un “rara avis” de los tiempos actuales con condiciones personales y políticas que ahora escasean: sensatez, generosidad, valentía, coherencia.

Fue respetado y apreciado en el mundo de las diferentes culturas de la Izquierda Abertzale y en el del nacionalismo vasco en general, también en Catalunya con sus ideas sobre la necesidad de resolver las tensiones centro-periferia heredadas de la transición.

Su visión del camino hacia la paz, que coincidió con la mía, no en vano hablábamos casi a diario de ello y le acompañé por sus diferentes andanzas por el norte, le convertía en un elemento clave en la necesaria comunicación entre ese río de aguas turbulentas, término que acuñamos hace ya muchos años. No fue el único; “choque de trenes”, “diálogo y negociación”, “entendimiento entre diferentes y muy diferentes” jalonaron nuestros artículos durante 17 años en DEIA.

Enrique tuvo un paso por el PSOE con luces y sombras pero creo que se va sin que le hayan aprovechado todo su potencial. Un potencial ideológico, de análisis que generó muchos celos y envidias que como en el resto de la vida es lo más peligroso que puede ocurrir. Su carisma, su manera de hablar, de reflexionar, provocó recelo entre los mediocres. Quizás haya sido algo común en el tránsito en la militancia socialista de muchos cuadros formados  en el PCE.

Pasan por mi mente muchos momentos vividos, en Pamplona, en Madrid, en San Sebastián o en Leitza. San Fermín, comidas, cenas, partidos de pelota en el frontón Labrit, paseos, charlas, debates. Enrique se enfadaba conmigo con frecuencia, era como su hijo político, un hijo que a veces se le iba de la mano. Él era mucho más sensato que yo y lo que más me duele es que se fue enfadado por lo que hice en el cohete de Villava en 2010.
Pero nos queríamos mucho, nos apreciábamos y respetábamos profundamente. En los últimos 22 años el trío Enrique Curiel-Patxi Zabaleta-José Luis Úriz, al que luego se añadió Pernando Barrena da para más de una novela.

Ahora nos falta, deja pendiente ese libro que íbamos a escribir conjuntamente sobre el problema vasco, se va sin terminar su obra a favor de la paz, pero cuando ésta llegue definitivamente me encargaré de que se le recuerde y reconozca, porque una parte importante de esa obra será suya.

Agur Enrique, amigo y compañero, agur de nuevo en este sexto año sin ti, adiós con el profundo dolor que me produce aún tu marcha.

Continuaré incansable como me reclamabas tu lucha, pero al mismo tiempo desde estas líneas vuelvo a alzar mi voz para reivindicar tu legado, para clamar por el reconocimiento de tu inmensa labor a favor de la paz.

Quizás el Gobierno Vasco, el PSOE, o incluso la Izquierda Abertzale debieran recoger la iniciativa y subsanar este profundo olvido.

Seis años después de tu pérdida tu bandera sigue alzada….y seguirá….

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado el PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 27 Febrero 2017



lunes, febrero 20

¿Por qué asistí a ese homenaje?

El pasado sábado asistí al homenaje que el Gobierno de Navarra, junto con el Parlamento de Navarra y la Federación Navarra de Municipios y Concejos, hizo a las víctimas por actos de motivación política provocados por grupos de extrema derecha o funcionarios públicos.

O quizás mejor sería decir que fue un acto de reconocimiento y reparación. Reconocimiento de que también son víctima y reparación debido a los años que han pasado sin haberles tenido en cuenta.

Allí en representación de ese colectivo de víctimas intervinieron el hermano de Germán Rodríguez muerto en los aciagos incidentes de los San Fermines de 1978, miembro de LKI, o sea trotskista, la hermana de Mikel Zabalza y el hermano del desaparecido José Miguel Etxeberría. Ninguno de ellos miembro de ETA reconocido, o sea confirmado y comprobado, aunque los dos últimos con fuertes lazos de conexión.

En ese acto volví a reflexionar sobre mi papel allí como doble víctima, por un lado de la policía franquista en mis detenciones en Madrid de 1969 y 1970 militando en el PCE y CC.OO. y también de ETA y su mundo durante mi militancia en el PSOE en Navarra.

¿Qué hacía pues un chico como yo en un lugar como ese? Pues los mismo que en los diferentes homenajes a las víctimas de ETA en los que he intervenido, especialmente en los de mis compañeros Juan Mari Jáuregui y Ernest Lluch. Exactamente lo mismo.
Porque todos los discursos que allí escuché, al menos los que entendí por hacerlos en castellano, valían para todas, todas, las víctimas. Todos hacían referencias a los mismos derechos, a las mismas denuncias y condenas.

La violencia venga de donde venga es reprobable, condenable, incluso diría que mucho más si viene de los funcionarios públicos cuya misión es proteger los derechos humanos, esos que en algunos casos han cercenado.

ETA fue una banda criminal que asesinó a centenares de personas, que amedrentó a miles, que extorsionó, amenazó, que no respetó esos derechos humanos y por lo tanto merece nuestro rechazo, nuestro desprecio. Pero también quienes desde la otra orilla hicieron exactamente lo mismo, de paisano o de uniforme; estos también merecen nuestra repudia y condena.

Estuve allí como doble víctima y también solidario con el sufrimiento producido en ambas orillas de lo que fue un río de aguas turbulentas.

Reconozco que me faltó algo, quizás lo vi demasiado escorado hacia un lado, hacia una de esas orillas, porque también fueron de este tipo de víctimas gentes del PCE, de CC.OO, de ORT….Quizás una representación de ellos habría cumplido más el objetivo de ese acto.

Me hacía preguntas mientras escuchaba desgranar las diferentes intervenciones. ¿Era yo víctima si mis torturas fueron realizadas durante el franquismo en Madrid y como miembro del PCE y CC.OO.? ¿Lo era también por los 11 años de acoso que sufrí por parte de ETA y su entorno? ¿O por el contrario al tener estas peculiaridades quedaba excluido de ambos reconocimientos?

¿Mi equidistancia me situaba desde ambos bandos, en especial desde los más sectarios, como “tonto útil” o incluso como traidor?  En un mundo donde lo que prevalece es los “tuyos, tuyos” intentar ser equidistante o imparcial genera desconfianzas, quizás derivadas de las envidias de quienes no pueden serlo.

Preguntas de compleja respuesta, pero que dan pie a una reflexión más profunda. Creo que ha llegado el momento, después de cinco años del final de la violencia de ETA y su práctica desaparición, de no hacer distinciones, especialmente entre víctimas.

Una de las acepciones de la palabra “víctima” que contempla el RAE es “persona que sufre las consecuencias de un delito”. Cuestión que se puede y se debe aplicar a ambos colectivos. ¿No es igual de víctima Lluch que Germán? ¿No lo es de la misma manera Miguel Ángel Blanco o Mikel Zabalza? ¿Merecían ellos la muerte? No, por supuesto que no la merecían y por lo tanto todos ellos, como el título del acto del sábado, merecen nuestro reconocimiento y reparación, ellos y sus familiares.

Debemos trabajar, al menos quienes llevamos más de 30 años construyendo puentes, para que llegue un día en el que no existan diferencias, en el que podamos hacer un acto común para todos ellos, en el que nos podamos reconciliar, “ver el sufrimiento de otro” de manera definitiva.

Sí, estuve el sábado en ese acto, estuve desde mi condición de víctima y también desde mi condición de solidario con cualquier tipo de sufrimiento, venga de donde venga y lo haya infringido uno u otro. Me emocioné, me impliqué, y lo hice sin olvidarme de las otras víctimas ni un solo instante.

Creo en la convivencia, en la reconciliación, en la justicia, en la memoria. Por eso estuve, por eso estaré.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 20 Febrero 2017