viernes, septiembre 30

¿Los “Idus de Marzo” de Pedro Sánchez? No, del PSOE


Artículo publicado en DEIA el 30 de Septiembre 2016

Hace apenas unos días en una maniobra que parecía dejar descolocados a sus barones críticos, Pedro Sánchez convocaba un Comité Federal del PSOE para el sábado 1 de Octubre y posteriormente en un triple salto mortal lo convirtió en un acto para convocar el 39 Congreso del PSOE y primarias previas en Octubre para elegir al Secretario General.

No iba a ser por lo tanto sólo para analizar el descalabro en las elecciones vascas y gallegas, por otro lado absolutamente previsible, sino también para tomar una decisión sobre lo que debe hacerse ante la situación de parálisis sobre el nuevo gobierno y elegir quién lo va a llevar a cabo.

Hasta aquí lo razonable, lo evidente, pero en un giro inesperado y cruel sus poderosos oponentes han evitado esta hoja de ruta a través en un Golpe de Estado….no perdón, será mejor denominarlo Golpe de Partido ya que es en este ámbito donde se ha producido.

Un Golpe de Partido dirigido por Felipe González que como si de una proclama fuera y casi de madrugada como suelen hacerse estas, había comenzado el día con unas incendiarias declaraciones con tintes de llamamiento a la revuelta. Con la ayuda para la ejecución de un Rubalcaba en su salsa y la ayuda de la poderosa Acorazada Brunete de la Federación Andaluza (de sus dirigentes, no de sus afiliados que en una inmensa mayoría apoya lo planteado por el SG),  dirigida por Susana Díaz.

Convienen en política diferenciar entre legalidad y legitimidad. Estos golpistas pretenden imponer la legalidad de unos estatutos interpretados a su favor enredándolos en artículos y más artículos, anteponiéndolo a la legitimidad de un SG elegido democráticamente por la afiliación.

No quiero dejar de analizar esas terribles declaraciones de FG. Aseguraba en las mismas que “lo aprobado en un Comité Federal es de obligado cumplimiento para todos, incluido el SG que de no hacerlo deberá dimitir”. ¿Eso no valía para lo aprobado en del 28 de Diciembre que planteaba el No a Rajoy y al PP? ¿Acaso quienes han estado semanas ziriqueando para torcer ilegalmente esa resolución no debieran haber dimitido?

Incluso se permitía una defensa de la libertad de expresión. Él que por boca de Alfonso Guerra afirmaba aquella famosa frase: “el que se mueva no sale en la foto”. Pero lo más grave no fue referido al PSOE, sino la parte que dedicó a Euskadi, en la que vomitivamente dejaba entrever una terrible confesión que tiene que ver con la época más oscura de nuestra democracia.

Sentí un escalofrío al escucharle, recordando algunos debates que con mi amigo Enrique Curiel mantuvimos durante nuestra militancia común bajo su SG.

Pero conviene no confundirse en el análisis, éste Golpe de Partido no está dado contra Pedro Sánchez sino contra sus propuestas, porque como bien dice López Agudín en estos instantes la batalla entre la derecha y la izquierda se está desarrollando en el seno del PSOE.

Cuando en la mañana del martes Sánchez anunciaba la convocatoria de un Congreso y primarias previas y avanzaba que él se presentaría con las propuestas de continuar con el No a Rajoy y PP más la intención de intentar un Gobierno alternativo sin exclusiones, cruzaba la línea roja marcada por los poderes fácticos internos y sobre todo externos.

Desde Navarra algunos recordamos algo parecido. Cuando el PSN decidió montar un ilusionante gobierno tripartito con IU y EA presidido por Javier Otano. A pesar de que a los poderes fácticos no les gustó permitieron su andadura un año, hasta que consideraron saltaba esa línea roja del “Órgano Común Permanente” con Euskadi. Ahí acabó la ilusionante aventura.

Por lo tanto lo que se intentaba evitar es que la militancia pudiera aprobar por inmensa mayoría, como ellos mismos preveían, esas propuestas. El Golpe de Partido no era sólo para acabar con él, era para evitar un gobierno de izquierdas y propiciar la continuidad de Rajoy. No sólo era un golpe suponía también una traición, por eso desde entonces los foros socialistas hierven a favor del SG.

¿Qué va a ocurrir a partir de ahora? Pues la clave nuevamente estará en el Comité Federal del próximo sábado 1 de Octubre. Ahí se debe aprobar la celebración de un Congreso Extraordinario, pero los Estatutos contemplan que previamente se deben celebrar unas primarias en las que Pedro Sánchez ya ha anunciado se presentará con sus propuestas. Veremos si es capaz de ganar su hoja de ruta celebrándose en ese mes lo que permitiría una mínima posibilidad de gobierno alternativo.

Pero donde de verdad debían haberse situado los análisis en clave de Estado era en Euskadi. Ya en Catalunya el problema es de altísimo nivel por más que sea cierto que las fuerzas independentistas sumen un 48 % de los votos, frente a las estatalitas con el 52 %, aunque sumar aquí a Catalunya sí que es Pot es muy aventurado, pero en Euskadi la situación se complica aún más.

Ese CF en vez de convertir en un nuevo “Idus de Marzo” con sus Brutus y Casius debía haberse dedicado a analizar esos resultados y la situación en Catalunya después de la aprobación del referéndum unilateral en Septiembre 2017.

Tenemos un problema Comité Federal del PSOE. Activado completamente en Catalunya y con posibilidades de activación en Euskadi si no se actúa con inteligencia y mano izquierda.

En ese sanedrín no se va a analizar con sutileza y sentido común estos resultados y sólo se dedicarán a sacudir estopa a quien valientemente ha dado un paso al frente. Sólo la posibilidad de, cómo defiende Pedro Sánchez, intentar conseguir desde el No a Rajoy un nuevo gobierno que dé un Sí a la lucha contra la corrupción, un Sí a la recuperación del Estado del Bienestar y un Sí a eliminar las tensiones centro-periferia, puede atajar ese peligro.

Este Comité Federal va a ser crucial, allí Pedro Sánchez se va a encontrar un 1 de Octubre con su particular Idus de Marzo. En aquel Julio César se encontró en la convocatoria del Senado romano con la traición de los que consideraba amigos. Fue asesinado quizás por un exceso de confianza que cabe esperar no tenga Sánchez. Va a tener sus Brutus y Casius y un grupo de facinerosos que intentarán clavarle el puñal por la espalda, pero va con la seguridad de tener el apoyo de la inmensa mayoría de la militancia, que es el mejor ejército que se puede tener.

El error cometido por Sánchez ha sido no haber propuesto sólo una consulta a esa militancia con una pregunta clara: ¿Tiene el PSOE que abstenerse y permitir gobernar a Rajoy? o ¿Tiene el PSOE que intentar un gobierno sin exclusiones y sin líneas rojas? Parece evidente que habría una inmensa mayoría a favor de la segunda.

Aunque esa pregunta ya está implícita en las propias primarias. Si le permiten celebrarlas al dejar claro que él representa la segunda opción obliga a que si alguien está dispuesto a competir con él lo deje igual de claro. ¿Se atreverán a postularse con la bandera de la abstención y la continuidad de Rajoy? ¿Qué parte de la militancia les apoyará? En esa hipótesis es probable que Sánchez gane por goleada, lo que le dejará las manos libres para negociar sin exclusiones, ni líneas rojas.

La izquierda, nuestro país se juega mucho en ese Comité Federal. Si Pedro Sánchez sale victorioso (aún le queda una mínima posibilidad), quedará un camino breve pero intenso hasta el 31 de Octubre. Ciudadanos no va a colaborar, pero incluso eso le viene bien para lograr un pacto con Podemos y los nacionalistas vascos y catalanes. Sin limitaciones, sin exclusiones, nuestro país necesita apaciguar a las tribus del norte (volviendo a Julio César) evitando los problemas con Euskadi y buscando eliminarlos en Catalunya.

Ahora es más fácil con los pragmáticos Puigdemont y especialmente Urkullu. Escollos como el Derecho a Decidir o la desconexión unilateral pueden solucionarse buscando puntos de encuentro desde ese nuevo gobierno. El desarrollo completo del Estatuto de Gernika, un nuevo pacto fiscal con Catalunya ayudándola en su difícil situación económica, más un diálogo fluido y constante ayudarían a evitar una explosión que a nadie conviene.

Eso a corto, pero a largo puede ponerse en marcha un proyecto más ambicioso, con acuerdos sobre consultas o referéndums exprimiendo el artículo 92 de la Constitución y abrir el camino para un Estado Federal Plurinacional. Son propuestas que intentan evitar con este Golpe.

El PSOE, Podemos, ERC, PDC, PNV y Bildu deben entender que con Rajoy la situación será cada vez más difícil y que sólo buscando un gobierno alternativo todos salimos ganando. Por eso cabe exigirles que ante la valentía de un Pedro Sánchez que nadie esperaba pudiera resistir, si gana ese CF deben poner dosis de generosidad, imaginación y audacia para ayudar a lograrlo.

Es un momento crucial de nuestra historia, ojalá acertemos. Quizás como el propio Iceta haya que gritarle: ¡Aguanta Pedro, aguanta!

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 29 Septiembre 2016







1 de Octubre: ¡Aguanta Pedro, aguanta!


Artículo publicado en Diario de Noticias de Navarra el 30 Septiembre 2016

En una maniobra que parecía dejar absolutamente descolocados a sus barones críticos, Pedro Sánchez había convocado un Comité Federal del PSOE para el sábado 1 de Octubre y posteriormente en un triple salto mortal lo convirtió en un acto para convocar el 39 Congreso del PSOE y primarias previas en Octubre para elegir al Secretario General.

Hasta aquí lo razonable, lo evidente, pero en un giro inesperado y cruel sus poderosos oponentes han evitado esta hoja de ruta a través en un Golpe de Estado….no perdón, será mejor denominarlo Golpe de Partido ya que es en este ámbito donde se ha producido.

Un Golpe de Partido dirigido por Felipe González que como si de una proclama fuera y casi de madrugada como suelen hacerse estas, había comenzado el día con unas incendiarias declaraciones con tintes de llamamiento a la revuelta. Con la ayuda para la ejecución de un Rubalcaba en su salsa y con la ayuda de la poderosa Acorazada Brunete de la Federación Andaluza (de sus dirigentes, no de sus afiliados que en una inmensa mayoría apoya lo planteado por el SG),  dirigida por Susana Díaz.

No quiero dejar de analizar esas terribles declaraciones de FG. Aseguraba en las mismas que “lo aprobado en un Comité Federal es de obligado cumplimiento para todos, incluido el SG que de no hacerlo deberá dimitir”. ¿Eso no valía para lo aprobado en del 28 de Diciembre que planteaba el No a Rajoy y al PP? ¿Acaso quienes han estado semanas ziriqueando para torcer ilegalmente esa resolución no debieran haber dimitido?

Incluso se permitía una defensa de la libertad de expresión. Él que por boca de Alfonso Guerra afirmaba aquella famosa frase: “el que se mueva no sale en la foto”. Pero lo más grave no fue referido al PSOE, sino la parte que dedicó a Euskadi. en la que vomitivamente dejaba entrever una terrible confesión que tiene que ver con la época más oscura de nuestra democracia.
Sentí un escalofrío al escucharle, recordando algunos debates que con mi amigo Enrique Curiel mantuvimos durante nuestra militancia común bajo su SG.
Pero conviene no confundirse en el análisis, éste Golpe de Partido no está dado contra Pedro Sánchez sino contra sus propuestas, porque como bien dice López Agudín en estos instantes la batalla entre la derecha y la izquierda se está desarrollando en el seno del PSOE. 

Cuando en esa mañana del martes Sánchez anunciaba la convocatoria de un Congreso y primarias previas y avanzaba que él se presentaría con las propuestas de continuar con el No a Rajoy y PP y la intención de intentar un Gobierno alternativo sin exclusiones, cruzaba la línea roja marcada por los poderes fácticos internos y sobre todo externos.

Desde Navarra algunos recordamos algo parecido cuando el PSN decidió montar un ilusionante gobierno tripartito con IU y EA presidido por Javier Otano. A pesar de que a los poderes fácticos no les gustó permitieron su andadura un año, hasta que consideraron saltaba esa línea roja del “Órgano Común Permanente” con Euskadi. Ahí acabó la ilusionante aventura.

Por lo tanto lo que se intenta evitar es que la militancia pudiera aprobar por inmensa mayoría, como ellos mismos preveían, esas propuestas. El Golpe de Partido ha sido para evitar un gobierno de izquierdas y propiciar la continuidad de Rajoy. No sólo es un golpe también es una traición, por eso desde enonces los foros socialistas hierven a favor del SG.

¿Qué va a ocurrir a partir de ahora? Pues la clave nuevamente estará en el Comité Federal del próximo sábado 1 de Octubre. Ahí se debe aprobar la celebración de un Congreso Extraordinario, pero los Estatutos contemplan que previamente deben celebrarse unas primarias en las que Pedro Sánchez ya ha anunciado se presentará con sus propuestas. Veremos si es capaz de ganar su hoja de ruta celebrándolas en ese mes, lo que permitiría una mínima posibilidad de gobierno alternativo.
Quizás de cara a esa CF el grito con alguna dosis de esperpento de Iceta diciéndole: “¡líbranos Pedro de Rajoy y el PP, por Dios líbranos!” no haya sido tan descaminado frente a esa brutal campaña. Especialmente desde el grupo mediático que alardeaba de progre, de izquierdas y que en los últimos tiempos se ha convertido en vocero de los poderes financieros, económicos y de la derecha más rancia de este país. Qué pena.

Ese CF en vez de convertir en un nuevo “Idus de Marzo” con sus Brutus y Casius debía haberse dedicado a analizar esos resultados en Euskadi con un 60% de votantes independentistas y la situación en Catalunya después de la aprobación del referéndum unilateral en Septiembre 2017. O sea en las tensiones centro-periferia y cómo resolverlas.

Tenemos un problema Comité Federal del PSOE. Activado completamente en Catalunya y con posibilidades de activación en Euskadi si no se actúa con inteligencia y mano izquierda.

En ese sanedrín no se va a analizar con sutileza y sentido común estos resultados y sólo se dedicarán a sacudir estopa a quien valientemente ha dado un paso al frente. Sólo la posibilidad de, cómo defiende Pedro Sánchez, intentar conseguir desde el No a Rajoy un nuevo gobierno que dé un Sí a la lucha contra la corrupción, un Sí a la recuperación del Estado del Bienestar y un Sí a eliminar las tensiones centro-periferia, puede atajar este peligro.

Este Comité Federal va a ser crucial, allí Pedro Sánchez se va a encontrar con su particular Idus de Marzo. En aquel Julio César se encontró en la convocatoria del Senado romano con la traición de los que consideraba amigos. Fue asesinado quizás por un exceso de confianza. Va a tener sus Brutus y Casius y un grupo de facinerosos que intentarán clavarle el puñal por la espalda, pero va con la seguridad de tener el apoyo de la inmensa mayoría de la militancia, que es el mejor ejército que se puede tener.
El error cometido por Sánchez ha sido no haber propuesto sólo una consulta a esa militancia con una pregunta clara: ¿Tiene el PSOE que abstenerse y permitir gobernar a Rajoy? o ¿Tiene el PSOE que intentar un gobierno sin exclusiones y sin líneas rojas? No parece aventurado adivinar que habría habido una inmensa mayoría a favor de la segunda.

La izquierda, nuestro país se juega mucho en ese Comité Federal. Si Pedro Sánchez sale victorioso puede quedar un camino breve pero intenso hasta el 31 de Octubre. Ciudadanos no va a colaborar, pero incluso eso le viene bien para hacer lo que debió pasar tras el 20-D un pacto con Podemos y los nacionalistas vascos y catalanes. Sin limitaciones, sin exclusiones, nuestro país necesita apaciguar a las tribus del norte (volviendo a Julio César) evitando los problemas con Euskadi y buscando eliminarlos en Catalunya.

Es un momento crucial de nuestra historia, ojalá acertemos. Quizás como el propio Iceta haya que gritarle: ¡Aguanta Pedro, aguanta!

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 28 Septiembre 2016




lunes, septiembre 26

Momento crucial ante el Comité Federal del PSOE (Aguanta Pedro, aguanta!)


Artículos publicados en Gara, El Socialista Digital y Navarra Información.

Con una maniobra que ha dejado descolocados a sus barones críticos, Pedro Sánchez ha convocado un Comité Federal del PSOE para el sábado 1 de Octubre, con la intención de celebrar el 39 Congreso del PSOE y unas primarias previas para elegir Secretario General durante el próximo mes de Octubre.

No será sólo para analizar el descalabro en las elecciones vascas y gallegas, por otro lado absolutamente previsible, sino también para tomar una decisión sobre lo que debe hacerse ante la situación de parálisis ante el nuevo gobierno. Él ya ha anunciado que se presenta a esas primarias defendiendo el No a Rajoy e intentar un Gobierno por su izquierda.

Parece evidente que no va en las mejores condiciones ya que la noche del pasado domingo fue terrible para el PSOE, pero el mal trabajo estaba hecho antes de llegar él. Su responsabilidad es limitada y probablemente si no hubiera sido por su empeño en el No es No a Rajoy más su presencia activa en los dos territorios llevando la ilusión de gobierno alternativo, los resultados habrían sido más catastróficos aún.

¿Es ahora con este desastre la situación más desfavorable para lograr ese nuevo gobierno? Indudablemente no, a pesar de lo que pueda parecer, ahora es y debe ser más favorable. Eso a pesar de la campaña mediática, ya existente desde hace semanas, que desde la noche del domingo sólo está persiguiendo doblegarle.

Quizás el grito con alguna dosis de esperpento de Iceta diciéndole: “¡Líbranos Pedro de Rajoy y el PP, por Dios líbranos!” no haya sido tan descaminado frente a esa campaña brutal. Especialmente desde el grupo mediático que alardeaba de progre, de izquierdas y que en los últimos tiempos se ha convertido en vocero de los poderes financieros, económicos y de la derecha más rancia de este país. Qué pena.
Pero donde de verdad deben situarse los análisis en clave de Estado es en las elecciones celebradas en Euskadi. Si ya en Catalunya el problema era de altísimo nivel, aunque es cierto que las fuerzas independentistas suman un 48 % de los votos, frente a las estatalitas con el 52 %, teniendo en cuenta que  sumar aquí a Catalunya sí que es Pot resulta muy aventurado, en Euskadi la situación se complica desde el domingo aún más.

La suma de los independentistas puros es de 46 frente a 29, 62 %, 38 %. En votantes 60 %, 40 %. Todos los argumentos que se esgrimen en Catalunya sobre su correlación de fuerzas aplicadas a Euskadi, cómo se deben realizar? Esto volviendo a poner algunas comillas a la posición que puede adoptar Elkarrekin Podemos, porque resulta evidente que una parte de su electorado también es independentista.

Aquí sí que tenemos un problema Comité Federal del PSOE. Activado completamente en Catalunya y con posibilidades de activación en Euskadi si no se actúa con inteligencia y mano izquierda. Eso es lo que debe preocuparos y ocuparos y no al más puro de los “Idus de Marzo” de Julio César, intentar los Brutus y Casius de turno asestar la puñalada mortal en la espalda de Pedro Sánchez.

Este Comité Federal va a ser crucial, allí Pedro Sánchez se va a encontrar como Julio César en el Senado romano con la traición de los que consideraba amigos. Aquél fue asesinado quizás por un exceso de confianza que cabe esperar no tenga Sánchez. Va a tener sus Brutus y Casius y un grupo de facinerosos que intentarán clavarle ese puñal a traición, pero va con la seguridad de tener el apoyo de la inmensa mayoría de la militancia, que es el mejor ejército que se puede tener.

Debe ir allí con su ejército, previniendo esas posibles traiciones. Incluso con la posibilidad de cederles la capacidad de decisión. En un momento dado si la cosa se pone excesivamente fea, puede y debe plantear la realización de una consulta a esa militancia con una pregunta clara: ¿Debe el PSOE abstenerse y permitir gobernar a Rajoy? O ¿Debe el PSOE intentar un gobierno sin exclusiones y sin líneas rojas?

Aunque de alguna manera esa pregunta ya está implícita en las propias primarias. Ya ha dejado claro que él representa la segunda opción. Si alguien está dispuesto a competir debe dejarlo igual de claro.

La izquierda, nuestro país se juega mucho en ese Comité Federal. Si Pedro Sánchez sale victorioso quedará un camino breve pero intenso hasta el 31 de Octubre. Sabe que Ciudadanos no va a colaborar, pero incluso eso le viene bien para hacer lo que debió pasar tras el 20-D: un pacto con Podemos y los nacionalistas vascos y catalanes. Sin limitaciones, sin exclusiones, nuestro país necesita apaciguar a las tribus del norte (volviendo a Julio César) evitando los problemas en Euskadi y buscando eliminarlos en Catalunya.

El PSOE, Podemos, ERC, PDC, PNV y Bildu deben entender que con Rajoy la situación será cada vez más difícil y que sólo buscando un gobierno alternativo todos salimos ganando. Por eso cabe exigirles que ante la valentía de un Pedro Sánchez que nadie esperaba pudiera resistir, pongan dosis de generosidad, imaginación y audacia para ayudar a lograrlo.

Ese 1 de Octubre es una fecha crucial en nuestra historia, si Pedro Sánchez sucumbe asesinado como Julio César todos pagaremos el sufrimiento de un nuevo gobierno de Rajoy, si por el contrario es capaz de salvarse, de llevar adelante sus propuestas, se abre un nuevo espacio a la esperanza.

Por eso aunque pueda considerarse atrevido se necesita que al menos durante esas cruciales horas todos, especialmente en el PSOE, pero también desde los otros partidos de la izquierda y los nacionalistas, debemos estar con él. Apoyarle aunque sólo sea enviando energía positiva, porque a todos nos interesa que sobreviva.

Es un momento crucial de nuestra historia, ojalá acertemos.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 26 Septiembre 2016





sábado, septiembre 24

De Rita y Soria a Chaves y Griñán

Artículo publicado en el socialista digital, navarra información, gara y diario de noticias de navarra el 20 septiembre 2016
Después de lo que este país lleva viviendo los últimos doce meses, cualquier cosa que le pueda ocurrir a partir de ahora apenas tendrá repercusión. Si algo positivo se puede extraer de todo lo acontecido es que curte, te hace más fuerte y resistente.
Si pensábamos que en lo referente a la corrupción estaba todo visto nos equivocábamos. Los casos de Rita Barberá y José Manuel Soria nos han demostrado que no. ¿Quién pensaba que la todopoderosa jefa de Valencia podría estar ahora abandonada, proscrita por el partido al que ayudó a llegar a lo más alto? ¿Quién que su amigo del alma Mariano Rajoy ni siquiera se haya dignado a hablar con ella? Ésta es una de las facetas más crueles de la política, pasar en apenas unos meses de la altura máxima del poder al abismo más profundo.
Pero de lo ocurrido con Barberá y Soria se deduce la impunidad, al menos en lo que a lo social se refiere, de un PP al que la ciudadanía le permite todo. ¿Se puede prever que estos casos tan inmoralmente políticos tendrán alguna repercusión en lo electoral? Indudablemente, no. El PP en su feudo, Galicia volverá a ganar por mayoría absoluta y en Euskadi se convertirá en una fuerza residual exactamente igual que si no hubieran ocurrido.
Dicen los expertos que un país que vota a un partido corrupto se convierte desde ese mismo instante en cómplice y no en víctima de esa corrupción. España está desde hace unos años en esa situación.
Se puede escribir en la prensa, comentar en las diferentes tertulias de radio o televisión lo que se considere oportuno, pero al final la ciudadanía seguirá votando al PP a pesar de ser el partido más corrupto de nuestra historia reciente.

Pero casualmente, o no, coincidiendo con estos casos, se ha conocido la petición de penas que la fiscalía hace a los exdirigentes del PSOE Chaves y Griñán, que en el caso del segundo contemplan incluso penas de prisión elevadas. En el caso de que le aplicaran la petición de siete años entraría en prisión. Una imagen no vista desde que les ocurrió a Vera y Barrionuevo.
No hay comparación posible entre la corrupción que sacude al PP en Valencia y la que sacudió al PSOE en Andalucía por más que la cifra de 741 millones de euros pueda asustar, pero, indudablemente, estos casos son extremadamente graves, especialmente para el PSOE de Andalucía.
Pero convendría que el PSOE diera lecciones a un PP demasiado tibio, especialmente su máximo dirigente y presidente del Gobierno Mariano Rajoy. Las desafortunadas declaraciones de su máxima dirigente en Andalucía y candidata a desbancar a Pedro Sánchez, Susana Díaz, no parece que vayan por el buen camino. Con la que está cayendo no se puede ser tan calculadamente ambigua. Seguir dando muestras de confianza hacia quienes, aunque no se hayan lucrado en lo personal, cuando menos han mirado para otro lado, puede llevarla al despeñadero agarrada del cuello de sus amigos.
Dicen que Pedro Sánchez es un hombre con suerte. Puede ser teniendo en cuenta que en los instantes más difíciles para su intento de seguir oponiéndose a que Rajoy siga gobernando, e intentando un gobierno alternativo, sus oponentes, éste y Susana Díaz, se ven en un momento difícil.
A partir de este momento Pedro Sánchez tiene una mayor libertad para poner en marcha sus planes. Sus dos enemigos máximos controlados y desactivados, las bases socialistas cada vez más convencidas del no a Rajoy y del intento de un gobierno alternativo, los nacionalistas vascos convencidos de que el futuro en Euskadi pasa por un acuerdo PNV-PSE después del 25S y los catalanes con sus finanzas al borde del colapso conscientes de que con el PSOE todo será menos tenso.
Solo falta que Podemos actúe con altura de miras, generosidad, y Pablo Iglesias adquiera una posición de estado.
Barberá, Soria, más lo que les viene encima al PP, Bárcenas, Granados, meses duros de septiembre y octubre le ponen a Pedro Sánchez una alfombra roja hacia la presidencia del Gobierno. Veremos…

lunes, septiembre 12

Diada, 25-S y Gobierno alternativo


Publicado en El Socialista Digital y Navarra Información el 13 Septiembre 2016

En Gara y Diario de Noticias de Navarra el 14 Septiembre 2016

El pasado domingo se ha celebrado una nueva Diada, multitudinaria de nuevo aunque apreciándose un bajón en la participación. Recuerdo que hace años charlaba con mi querido y respetado amigo Enrique Curiel, sobre la necesidad de resolver uno de los problemas que dejó pendientes en nuestro país la Transición, quizás el último: las tensiones centro-periferia. Por entonces solo Euskadi avisaba de la posible fractura si no se hacía algo sólido, construir un país en el que todos nos sintiéramos cómodos.

Se dejó pasar esa ocasión y las torpezas de algunos ante el frustrado  Estatut aprobado en Catalunya, volvió a “despertar a la bicha”. La impugnación torpe y temeraria del PP, la sentencia del TC y el posterior oportunismo insensato de Artur Más nos condujeron a una situación extremadamente difícil y peligrosa.

Mi estancia en Catalunya durante cinco años me permitió observar la transformación que estos hechos causaron en capas importantes de su población, incluso en aquellos que habían llegado de otros lugares como Andalucía o Extremadura y que sintieron las iniciativas del PP y la citada sentencia del TC como una agresión, una injerencia inadmisible. Era el principio del tsunami posterior que se expresó primero en la gran manifestación en su contra y posteriormente en las Diadas de los últimos años.

Ver en ellas a gentes que conozco por su moderación política portando banderas independentistas y argumentando a favor de ella, me indica que esos errores nos llevaban a todos a una situación límite. Que esas gentes hubieran olvidado la nefasta gestión del gobierno de Artur Más, de sus casos de corrupción, sus recortes seguidistas de las políticas austericidas del PP, especialmente en sanidad o enseñanza pública, centrándose solo en el deseo secesionista, indicaba que la mayoría de la ciudadanía catalana no se sentía cómoda en este país en las circunstancias actuales. Algo había que hacer.

Todo el bucle en el que se ha convertido la situación política en Catalunya desde aquel momento, amenaza con producir convulsiones profundas también en el Estado. Allí ahora dirigidos por Puigdemont y su PDC mal conviven los propios nacionalistas y la confrontación resulta extrema con los unionistas más recalcitrantes de PP y Cs, mientras PSC navega en aguas de nadie y lo mismo Podemos con divergencias.

Se ha hablado mucho de la necesidad de una segunda Transición, de  explorar experiencias de acuerdo como las vividas entonces, donde gentes tan confrontadas como Carrillo y el PCE o Fraga y AP fueron capaces de dialogar y llegar a acuerdos de consenso. Segundas partes nunca fueron buenas pero la llamada de atención que viene de Catalunya y que en cualquier instante puede llegar también de Euskadi, debe ser escuchada, reflexionada y tenida en cuenta por el Estado.

Haríamos mal en dar largas a un problema que cuanto más tiempo pasa sin resolver más se enquista. Como se dice coloquialmente necesitamos “agarrar el toro por los cuernos” abriendo de manera definitiva y urgente, el debate de una reforma constitucional que nos lleve a un Estado Federal Plurinacional, reconociendo de alguna manera el Derecho a Decidir.

Precisamente en este instante que coinciden en el tiempo la Diada en Catalunya, las elecciones en Euskadi y la necesidad de conformar un gobierno alternativo a Rajoy sería el momento para arreglarlo, o al menos de poner los primeros andamios para ese nuevo edificio.

Desde la izquierda siempre se ha considerado el Derecho a Decidir, como un derecho inalienable que está en su propio acervo. Ahora es el momento de aceptarlo, de que esa izquierda cada vez más ausente despierte y lidere la solución para este problema, antes que la gigantesca ola que se está formando nos arrastre a todos. Pero también conviene advertir que se debe de ejercer con inteligencia, en el momento adecuado y especialmente después de un trabajo serio de consenso.

Una vez acordado la ciudadanía catalana debe saber, alguien debe explicárselo machaconamente como lo hacen otros, las consecuencias de su SÍ en un hipotético referéndum de secesión. Las económicas, sociales, políticas y en el seno de una UE que tiene las normas muy claras al respecto. Igualmente en el caso de hacerlo la pregunta deberá ser clara y concisa, sin ambigüedades calculadas que inciten a engaño. Por ejemplo como en Escocia.

Observar de cerca Euskadi y Catalunya da una cierta perspectiva comparativa. Resulta extraño que cuando todos pensaban que la crisis y el peligro de ruptura se dieran en Euskadi ahora estemos dirimiéndola en Catalunya. Existen grandes diferencias políticas entre ambas nacionalidades que nos pueden dar ideas para la posible solución. En Euskadi y Navarra hacienda pública propia (un nuevo pacto fiscal en Catalunya sería imprescindible), un inteligente desarrollo industrial que ha permitido la mitad de tasa de paro, menos deuda pública, el doble de crecimiento y especialmente una generación de políticos de mucha altura.

Urkullu es mucho más sensato y maduro ideológica y políticamente que Mas o su sucesor Puigdemont, e incluso Otegi le saca muchos cuerpos políticos a Junquera o a los chicos de la CUP. Quizás las elecciones del 25-S ayuden a que el PNV apoye sin dudas un gobierno alternativo a Rajoy, sabiendo que éste jamás ayudará a solucionar esas tensiones, más bien las incrementará.

¿Qué hacer en esta difícil situación?  Compleja respuesta, para empezar las izquierdas deben ponerse de acuerdo. ¿Resulta impensable, utópico que ERC, PSC, CUP y UP lo hagan en las circunstancias actuales? Quizás sí pero ahora tenemos la oportunidad de construir un gobierno que pueda al menos poner las bases para hacerlo. Un gobierno, el de Pedro Sánchez, que sea capaz de liderar desde la izquierda una salida razonable a esta crisis, liderarlo allí en Catalunya y en el Estado.

El discurso federalista del PSC  quizás no haya llegado tarde. Miquel Iceta defendiendo el Derecho a Decidir que siempre ha sido parte de las propuestas de Nuria Parlon, más las declaraciones del alcalde de Granollers Josep Mayoral líder de una federación potente como el Vallés Oriental, avanzando un paso más apoyando un referéndum a la canadiense, suponen un soplo de aire fresco y un guante que Pedro Sánchez debe recoger y aprovechar.

¿Por qué no una propuesta audaz, imaginativa, generosa desde el nuevo PSC? Dirigida al resto de las izquierdas transversales  comenzando por el propio PSOE y por supuesto como alternativa de consenso para ese nuevo gobierno. El socialismo es el puente (necesitamos más s que murallas) necesario, imprescindible, pero sólo lo será si tiene vocación y valentía para serlo. El PSOE puede y debe ser la clave para resolver éste entuerto, el único con capacidad de lograr el consenso.

Vivimos tiempos difíciles, pero quizás esta nueva Diada y las elecciones del próximo 25-S, ayuden a conseguir que Pedro Sánchez lidere un nuevo gobierno que se sustente en tres ejes: lucha a muerte contra la corrupción, recuperación de nuestro maltrecho Estado del Bienestar y eliminación de las tensiones centro-periferia. Es el único en estos momentos que podría lograrlo.

Con audacia primero, generosidad después, e imaginación en el día a día se puede conseguir. Intentémoslo.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 12 Septiembre 2016


jueves, septiembre 1

Crucemos este puente, es el último


Publicado el 7 de Septiembre 2016 en DEIA y Diario de Noticias de Guipuzcoa "Crucemos este puente, es el último"

Publicado en El Socialista Digital, Navarra Información y Gara "El último puente es éste, crucémoslo" el 6 Septiembre 2016

Después de tragarme todos los debates de investidura, escuchar tertulias y tertulianos, leer a la Brunete mediática, especialmente a quien decía ser la prensa progresista y reparte titulares al más puro estilo fatxa, y reflexionar, incluso volviendo la vista atrás traslado estas ideas:

Llevo dos meses defendiendo que el PSOE mantendría su palabra y votaría NO a Rajoy por lo que saldría derrotado por 180 frente al apoyo de 170. Me miraban escépticos y casi nadie, nadie, incluso entre los míos me creían. Ahora ya no lo recordarán, ahora todos habrás asegurado eso, pero durante dos meses he estado en soledad defendiéndolo. En fin….

Pero ya estamos en otra etapa, el lunes llega el río con el único puente que no ha sido dinamitado. Pensando sobre ello me llegaba la doble imagen del emblemático puente de Mostar derruido y reconstruido como símbolo de lo que es posible. ¿Lo cruzará Pedro Sánchez?

He vivido en el conflicto vivido con la violencia en este país (ponga cada cual lo que desee) 25 años construyendo puentes que otros iban dinamitando. Al fin en el tema de la paz hemos conseguido construir uno sólido por el que transitar y comunicarnos, por eso soy consciente de la importancia de tener ahora este, de cuidarlo y consolidarlo.
Yo le animo a que lo haga, hay posibilidades porque del debate de ayer se deduce que podría conseguir con una cierta facilidad el apoyo de Podemos, PNV y PDC y quizás Coalición Canaria, porque Rajoy les dio una migajas fáciles de superar. Total la cifra mágica 170 con 169 de PP y Cs en contra.


Sería suficiente, pero qué harán entonces ERC y Bildu? ¿Qué harían si incluso la balanza está 169-170? ¿Permitirán a Rajoy seguir?

En el debate de investidura de Rajoy Tardá y su ERC fijaron sus condiciones, dos fácilmente asumibles por Sánchez, lucha a muerte contra la corrupción y recuperación del maltrecho Estado del Bienestar. La otra imposible porque Tardá conoce la resolución del CF del PSOE que prohíbe expresamente la aceptación de un Referéndum de Independencia. No nos hagamos trampas al solitario en esta grave situación amigo Joan.

Aprendí de mi gran compañero Marcelino Camacho que para avanzar a veces es necesario dar dos pasos adelante y uno atrás, porque si intentas hacerlo demasiado deprisa los tres que des te pueden traer como consecuencia retroceder seis. Este momento es uno de esos que conviene caminar con prudencia.

La pregunta es: ¿Por qué no ser generosos, audaces, imaginativos con este tema? Siendo conscientes de que  lo referente al modelo de Estado que nos debemos dotar para el futuro ahora no toca, pero sí ir creando las condiciones para que toque, explorar el Artículo 92 de nuestra Constitución, o como plantea el PSC, en concreto Nuria Parlon, una consulta a la Canadiense y el respeto Derecho a Decidir. Con la vista puesta en un compromiso de que cuando den los números construir un Estado Federal Plurinacional.

ERC y Bidu deben tener un gesto que beneficie al pueblo que dicen defender. Catalunya y Euskadi estarán en mejores condiciones en todos los aspectos con Sánchez que con Rajoy, eso lo saben también en el PNV y en PDC. Estarán, junto con el resto de pueblos que conforman éste complejo país, mejor en lo referente a la recuperación y fortalecimiento de la sanidad, educación y servicios sociales públicos, pero también en lo que concierne a la relación centro-periferia.

Hemos llegado al último puente sin dinamitar, podemos cruzarlo con 170 a favor, 169 en contra y 11 abstenciones, 156 a favor, 137 en contra y 57 abstenciones, e incluso con 180-170, pero si no lo cruzamos las terceras elecciones esperan a nuestras espaldas con el peligro de que Rajoy y el PP salgan fortalecidos y eso sí sería muy grave para la mayoría de nuestra ciudadanía, se considere española, vasca, o catalana.

Hace falta un enorme ejercicio de generosidad para dejar todos pelos en la gatera en aras del bien común, imaginación para buscar nuevas soluciones a viejos problemas y audacia para tener el coraje de hacerlo, demostrando que tenemos estadistas dispuestos a ello. En definitiva buscar un mínimo común múltiplo que nos permita seguir haciendo operaciones. Todo para que Rajoy y su corrupto PP sean un mal recuerdo.

El PSOE y Pedro Sánchez deben liderar esa propuesta, cruzar ese puente, Podemos debe apoyarlo sin grandilocuencia, el resto ayudar sabiendo que les sitúa en una mejor situación.

Por cierto el otoño beneficia esta posibilidad cargado de juicios por corrupción contra el PP. ¿Beneficiaría que la sentencia del caso Fitur reflejara al PP de Valencia como Organización Criminal? Indudablemente sí. Incluso la burla que supone haber nombrado con nocturnidad y alevosía al ex ministro Soria, el de las mentiras de lo papeles de Panamá, como director ejecutivo del Banco Mundial. Toda una vergüenza.

Esta iniciativa debería ser un clamor, aunque no importa defenderla en soledad si al final como la anterior se acaba cumpliendo.

Ahí está el puente…..crucémoslo, puede ser el último.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)


Villava-Atarrabia 5 Septiembre 2016