martes, octubre 18

De la Gürtel a la investidura


Publicado en Navarra Información, El Socialista Digital, Gara y Diario de Noticias de Navarra el 18 y 20 de Octubre 2016

Conviene en el conflicto que está desangrando al PSOE que pongamos un punto de sensatez, analizando esta compleja situación desde le moderación. Eso pretende esta reflexión, aunque lógicamente posicionándose en una cierta dirección. No existe ni en este ni en ningún otro debate posiciones imparciales, todas, absolutamente todas tienen una intención partidista y sería deshonesto no desarrollarla así.

Lo ocurrido el pasado 1 de Octubre ya ha sido analizado, diseccionado suficientemente, a partir de ese instante ya sin Secretario General ni Ejecutiva, una Gestora parcial, como toda Gestora que se precie, debe llevar este partido al Congreso Extraordinario correspondiente.

Cabría pedirles que le hagan sin trampas, con honestidad, cumpliendo los requisitos de un partido que ha abierto las mayores cotas de democracia interna en los últimos tiempos. Debe ser rápido, a ser posible antes de final de año y con unas primarias previas para que la militancia libre y democráticamente elija nuestro próximo Secretario General, que a ser posible no debe ser ninguno ni ninguna de quienes lo han llevado a esta terrible situación. Conviene al PSOE un cambio de caras y de propuestas.

Pero antes debe resolver un problema que no sólo le afecta a él, sino que resulta de la mayor importancia para este país: si continúan la senda iniciada casi por unanimidad en el Comité federal del 28 de Diciembre pasado, o la cambia. Allí con los únicos votos en contra de Izquierda Socialista o José Antonio Pérez Tapias que planteaban eliminar la línea roja que se trazaba con el referéndum de independencia, se aprobó un No rotundo a Rajoy y a cualquier otro candidato del PP.

Mucha gente de fuera y dentro del PSOE ha hablado de esa resolución sin haberla leído, o lo que es peor tergiversándola. En la misma en ningún caso se prohibía la posibilidad de intentar un gobierno con Podemos y nacionalistas, eso es rigurosamente falso.

En definitiva la Gestora parte de una decisión, incluso votada por ellos afirmativamente, que iniciaba un camino que el SG dimitido estaba transitando y al parecer y por eso lo eliminaron, lo pensaba hacer hasta el final, o sea intentando un gobierno alternativo transversal.

No le han dejado, el último CF lo impidió pero eso no invalidad aquella decisión.
Ahora según lo que se derivó de aquella tormentosa reunión del 1 de Octubre pretenden cambiarlo por una abstención, técnica, teórica, o cuántica, que permita a Rajoy y su PP seguir gobernando cuatro años más.

Lo que no pensaban ni esperaban era que ese “No es No” hubiera calado entre su base social, afiliados o votantes, tan profundamente. Nada más salir de la calle Ferraz aquella noche innumerables iniciativas en su contra se pusieron en marcha. Las más importantes la impulsada por José Antonio Rodríguez, Alcalde de Jun, solicitando que el Congreso y las primarias se celebren con urgencia, aunque quizás la de más calado sea la que está impulsando Izquierda Socialista, para que la decisión sea tomada por la militancia a través de una pregunta concreta.

Miles y miles de afiliados y afiliadas han firmado ya ambas y en la práctica totalidad de las reuniones internas se han manifestado abrumadoramente en contra de esa abstención que se considera una rendición, o lo que es peor una traición. Incluso resuena la imaginativa frase que Miquel Iceta pronunció hace unos días: “si nos abstenemos en lugar del sorpasso tendremos el repaso” que sintetiza graciosamente lo que está ocurriendo.

El debate está abierto en muchos campos, surgen voces y organizaciones que plantean que si se decide la abstención continuarán votando No a Rajoy. El triunfo de Miquel Iceta en las primarias del PSC avala esta situación.

La teoría de quienes impulsaron el Golpe que acabó con Pedro Sánchez de que abstención no es apoyo, no resiste un mínimo análisis y ya se empieza a señalar que “abstención resulta ser simplemente traición”.

Difícil y confusa situación, tanto que aún no se ha convocado ese vital CF, porque si pensaban que el tiempo calmaría los ánimos se ha producido justo el efecto contrario. Existe hoy en el interior del PSOE más crispación que la noche de aquel negro 1 de Octubre. Es la primera vez en la historia centenaria del PSOE que se ha producido una verdadera revolución interna, en algunas asambleas se les está exigiendo a sus representantes en ese organismo que voten lo que se ha decidido en las mismas, lo que parece evidente, No a Rajoy. ¿Cómo alguien de izquierdas va a incumplir el mandato de sus bases?

Pero si ya tenían suficientemente difícil cambiarse a una perversa abstención, lo ocurrido en los últimos días en el juicio de la Gürtel, especialmente las declaraciones de su instigador Francisco Correa, los sitúa en el límite de lo imposible, al menos sin mancharse hasta las cejas.

Nuevamente la militancia se indigna ante la tibieza de sus actuales dirigentes. ¿Quién después de lo escuchado a este canalla, puede tener la poca vergüenza de permitir seguir gobernando a ese corrupto partido? Se preguntan ente cabreados y decepcionados.

No vale plantear que ya se sabía, porque ahora no sólo se sabe, ahora se demuestra y eso avanza un escalón más. Tampoco plantear que es pasado, porque eso sería lo mismo que si un acusado de asesinato pidiera su libertad por haber ejecutado su crimen años atrás.

Siguiendo con los despropósitos lo que el 1 de Octubre se convirtió una cuestión de principios, votar a mano alzada y no en secreto, cuestión ésta que supuso la quiebra final, ahora parece que es la opción favorita, para unas gentes que no desean que se sepa quienes votan a favor de ese giro innecesario. Visto desde fuera más parece una película de los Hermanos Marx.

Pero incluso el único argumento que emplean a favor de ese cambio, que sería peor ir a unas terceras elecciones, se desmonta a pesar de las encuestas tendenciosas de algunos medios de comunicación. ¿Cómo responderá la base social si en un acto de gallardía y dignidad el PSOE sigue votando No a Rajoy? Quizás sorprendentemente con un mayor apoyo que esta vez sí permita componer un gobierno alternativo.

La cuestión pues es si merece más la pena morir de pié con dignidad, coherencia y honestidad, o vivir de rodillas humillados y vencidos. Incluso aunque esa dignidad  llevase a una travesía por el desierto probablemente necesaria.

Pero conviene avanzar un paso adelante. Si al final quienes acabaron con Sánchez y su plan de intentar un gobierno honesto y plural, consiguen que se permita Gobernar a Rajoy, deberán hacerlo con propuestas claras para el futuro.

En el Parlamento actual hay mayoría suficiente para derogar todo lo que el PP ha ido aprobando en sus brutales cuatro años de mandato de mayoría absoluta: la reforma laboral, la ley Wert, la ley mordaza, evitar el choque de trenes con Catalunya y Euskadi, o controlar que no se haga más daño a su base social con recortes y imposiciones.

¿Estarán los nuevos dirigentes del PSOE dispuestos al menos a lavar su afrenta con esta manera de hacer una dura oposición, o será una traición completa?

Esta pregunta deben hacérsela los casi 300 miembros del CF el próximo domingo antes de la votación. Conviene saber todos los extremos de una dolorosa decisión, evitar secretismos es una obligación para quienes dirigen el PSOE en estos instantes. Lo reclaman sus afiliados, sus votantes y todo el país. No más medias verdades, no más mentiras, no más ocultamientos, ese día todo, absolutamente todo, debe estar sobre la mesa de manera transparente antes de votar.

Veremos………

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 17 Octubre 2016



No hay comentarios:

Publicar un comentario