lunes, octubre 10

Crimen y traición en el PSOE



Publicado en Navarra Información y Gara, no publicado en El Socialista Digital el 10 Octubre 2016

El sábado 1 de Octubre, en el lugar donde nací y murió Pablo Iglesias. se perpetró el asesinato político del Secretario General del PSOE Pedro Sánchez. El temor que en los poderes fácticos produjo su intención de pasar el Rubicón del No es No, al Sí es Sí de un gobierno con Podemos y nacionalistas vascos y catalanes, hizo que el IBEX 35 enviara allí su peculiar Acorazada Brunete acabando con él y al mismo tiempo con la esperanza de un futuro mejor.

¿Habría sido mejor para este país que sus tesis hubieran triunfado y estuviéramos en vísperas de un gobierno transversal y diferente? Indudablemente sí. ¿Lo hubiera sido para el PSOE y su base social? También.

Por tanto quienes lo hicieron buscaron no el beneficio del país y del PSOE sino el suyo propio y el de quienes les dirigían. A partir de ese instante su maquinaria se puso en funcionamiento. Una Gestora con un “hombre bueno” de paja controlado férreamente por las gentes venidas del sur, comenzó un proceso de desconexión con los deseos de su base social.

El “No es No” se transformó por arte de magia en el “la abstención no es apoyo”, o “es preferible la abstención que terceras elecciones”. Todo ello partiendo de la premisa que nuestras gentes, afiliadas o votantes, simplemente son ignorantes, incluso tontas.
Cierto es que en una votación la abstención no es lo mismo que un voto afirmativo, pero si como en este caso las consecuencias son las mismas al menos se parecen como uno huevo a otro. Como consecuencia parece una tomadura de pelo intentar convencer de que no lo es.

Escuchar al Presidente de la Gestora, el Presidente de Asturias Javier Fernández, intentando engañar al personal con un ejercicio insultante de dialéctica vacua, da pena ajena. ¿Cómo es posible que de una zona de lucha obrera, de gentes curtidas en la izquierda durante años nos haya llegado semejante personaje?


A partir de ese instante toda la Brunete mediática ayuda en ese empeño, intentando convencer a una sociedad entre pasota y cabreada, que España necesita que Rajoy siga con la abstención del PSOE. Nos bombardean con la idea de que ir a unas terceras elecciones sería tremendo para ese partido y para este país. Rigurosamente falso, como hemos comentado al inicio.

Las encuestas que han ido apareciendo en las últimas horas desmontan esa tesis. Después de su asesinato político Pedro Sánchez ha subido en su valoración ante la ciudadanía y arrasa entres los votantes del PSOE, lo que indica que aunque hubiera fracasado en su intento de gobierno alternativo, el PSOE y la izquierda se habrían fortalecido en esas hipotéticas terceras elecciones.

En política hace tiempo que los intereses electoralistas están por encima de la dignidad o la ética. La Gestora está siendo incapaz de convencer a la militancia y probablemente también al electorado, que cambiar ahora de sentido de la marcha después de meses de un No es No que ha calado profundamente entre ellas, no sólo resulta un error de graves consecuencias en el futuro, sino que es un acto de alta traición.

Son conscientes de ello, porque la ambición de Susana Díaz no había calculado bien las consecuencias de su sedición, por eso ahora no acaban de convocar un Comité Federal previsto en un principio para el pasado 8 y se atreven a plantear, en una posición cercana al esperpento, que no propondrán nada por su parte esperando que las propuestas surjan del CF. De chiste. Actúan cobardemente porque la afiliación se les rebela en asambleas como las de Cádiz, Zaragoza, o Valladolid, el PSC anuncia que segarán votando No a Rajoy y declaraciones como las del PSN o PSE van en la misma dirección.

No sólo han infringido todas las normas habidas y por haber del bien hacer político, también destrozan la tradición de un partido que en los últimos tiempos había introducido grandes dosis de democracia interna. Temen a esa afiliación, saben que seguir con esa tradición permitiendo su decisión les llevaba inexorablemente a la derrota.

Por eso intentan aprobar esa traición exclusivamente en un Comité Federal más proclive a ello. No debemos olvidar que el 70 % de este órgano lo componen gentes que dependen salarialmente del partido. Por eso los críticos de ahora es probable que den la batalla para conseguir el voto secreto, la única manera de evitar la abstención. Aunque siguiendo el esperpento quizás coincidan con una Gestora, que en otro acto de cobardía no desea que se sepa quién ha votado por la abstención. Más parece una película de los Hermanos Marx.

Mientras tanto sus bases se alzan en armas, incluso ponen en marcha un intento a través de la recogida de firmas para una casi moción de censura a la Gestora, exigiendo el Congreso con la celebración de primarias de inmediato. Es probable que no llegue a buen término pero que hayan conseguido de momento más de 70.000 es como para pensárselo. No era sólo Pedro Sánchez quien llevaba la bandera del intento de echar a Rajoy y el PP del Gobierno, le acompañaba en este empeño la mayoría de la militancia y probablemente también de los votantes.

Pase lo que pase quienes perpetraron el Golpe del sábado 1 están ya manchados y desprestigiados para siempre. Es probable que pasemos de las felicitaciones a Sánchez en sus paseos por las calles, con los gritos de “aguanta Pedro”, a que se les escupa en la cara al grito de “traidores”.

Estos compañeros y compañeras están escribiendo la página más negra del socialismo. Con el tiempo conocerán eso de “Roma no paga a traidores”. Veremos qué ocurre en ese transcendental Comité Federal, pero como se suele decir coloquialmente “no les arriendo las ganancias”, no quisiera estar en su piel si como parece consuman esa traición.


No todo está decidido, aún podemos tener esperanza de parar esta ignominia. Esos cerca de 300 compañeros y compañeras tienen la oportunidad de llevar al PSOE por la senda de la dignidad, porque más vale morir de pié derrotados en unas nuevas elecciones, que vivir de rodillas dejando a Rajoy y su corrupto PP seguir gobernando.

¿Acaso Fernández, Díaz, Vara, o Madina no ven en los telediarios los paseos que las gentes del PP están dando por los banquillos de los acusados? ¿No se enteran de los nuevos casos que van apareciendo incluido el PowerPoint sobre financiación ilegal? ¿No se les caerá la cara de vergüenza de dejar que sigan gobernando?

Porque eso es lo que les espera, la vergüenza de permitir que siga gobernando el partido más corrupto de nuestra democracia. Permitir que sea quien de nuevo aplique las imposiciones de la troika, más ajustes, más recortes, más sufrimiento, dolor y esta vez para su ignominia con su apoyo.

Que no les pase nada……..

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 10 Octubre 2016



6 comentarios:

  1. ¡VOTEMOS TODAS LAS VECES QUE HAGA FALTA...HASTA ECHARLOS PARA SIEMPREEEE!

    ResponderEliminar
  2. Me parece un artículo de lo más esclarecedor y yo lanzaría el siguiente mensaje a los afiliados al PSOE: "Si de verdad te sientes socialista, estás en el lugar equivocado".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy donde debo estar en mi Partido,el partido de Pablo Iglesias,el verdadero y no me voy a ir porque me duele mi partido y quiero luchar y trabajar para que cambie.

      Eliminar
    2. Perdona pero... Pablo Iglesias era MARXISTA. Y su Partido, el Partido que fundó, también. El PSOE actual NO es el Partido de Pablo Iglesias. Desde Suresnes, pero más desde 1982, es el Partido de Felipe González, hecho a su imagen y semejanza. Tú sabrás si debes estar ahí o no, pero no mezcles al Pablo Iglesias socialista (es decir, marxista y revolucionario), con el PSOE demócrata-liberal actual.

      Eliminar
  3. Muy bien, yo estoy de acuerdo pero el mal ya está hecho y ahora el PSOE no está en condiciones de afrontar unas elecciones, sin candidato, con el partido roto.Se calcula por los expertos que se han podido perder mas de UN MILLON de votos

    ResponderEliminar
  4. Si hay primarias lo primero, sale Pedro de SG y se depura el partido de indeseables golpistas, puede que saquemos muy buenos resultados. Ahora somos el PPsoE, si se limpia el partido de estos okupas, podemos regresar con nuevos aires y recuperar las siglas PSOE, que han arrebatado estos disidentes traidores. Esto, o sufrir un batacazo de enormes consecuencias, porque el destrozo que ha causado la costurera no hay Dios que lo arregle, salvo lo dicho con anterioridad. Roma ni paga ni vota a traidores.

    ResponderEliminar