viernes, septiembre 30

¿Los “Idus de Marzo” de Pedro Sánchez? No, del PSOE


Artículo publicado en DEIA el 30 de Septiembre 2016

Hace apenas unos días en una maniobra que parecía dejar descolocados a sus barones críticos, Pedro Sánchez convocaba un Comité Federal del PSOE para el sábado 1 de Octubre y posteriormente en un triple salto mortal lo convirtió en un acto para convocar el 39 Congreso del PSOE y primarias previas en Octubre para elegir al Secretario General.

No iba a ser por lo tanto sólo para analizar el descalabro en las elecciones vascas y gallegas, por otro lado absolutamente previsible, sino también para tomar una decisión sobre lo que debe hacerse ante la situación de parálisis sobre el nuevo gobierno y elegir quién lo va a llevar a cabo.

Hasta aquí lo razonable, lo evidente, pero en un giro inesperado y cruel sus poderosos oponentes han evitado esta hoja de ruta a través en un Golpe de Estado….no perdón, será mejor denominarlo Golpe de Partido ya que es en este ámbito donde se ha producido.

Un Golpe de Partido dirigido por Felipe González que como si de una proclama fuera y casi de madrugada como suelen hacerse estas, había comenzado el día con unas incendiarias declaraciones con tintes de llamamiento a la revuelta. Con la ayuda para la ejecución de un Rubalcaba en su salsa y la ayuda de la poderosa Acorazada Brunete de la Federación Andaluza (de sus dirigentes, no de sus afiliados que en una inmensa mayoría apoya lo planteado por el SG),  dirigida por Susana Díaz.

Convienen en política diferenciar entre legalidad y legitimidad. Estos golpistas pretenden imponer la legalidad de unos estatutos interpretados a su favor enredándolos en artículos y más artículos, anteponiéndolo a la legitimidad de un SG elegido democráticamente por la afiliación.

No quiero dejar de analizar esas terribles declaraciones de FG. Aseguraba en las mismas que “lo aprobado en un Comité Federal es de obligado cumplimiento para todos, incluido el SG que de no hacerlo deberá dimitir”. ¿Eso no valía para lo aprobado en del 28 de Diciembre que planteaba el No a Rajoy y al PP? ¿Acaso quienes han estado semanas ziriqueando para torcer ilegalmente esa resolución no debieran haber dimitido?

Incluso se permitía una defensa de la libertad de expresión. Él que por boca de Alfonso Guerra afirmaba aquella famosa frase: “el que se mueva no sale en la foto”. Pero lo más grave no fue referido al PSOE, sino la parte que dedicó a Euskadi, en la que vomitivamente dejaba entrever una terrible confesión que tiene que ver con la época más oscura de nuestra democracia.

Sentí un escalofrío al escucharle, recordando algunos debates que con mi amigo Enrique Curiel mantuvimos durante nuestra militancia común bajo su SG.

Pero conviene no confundirse en el análisis, éste Golpe de Partido no está dado contra Pedro Sánchez sino contra sus propuestas, porque como bien dice López Agudín en estos instantes la batalla entre la derecha y la izquierda se está desarrollando en el seno del PSOE.

Cuando en la mañana del martes Sánchez anunciaba la convocatoria de un Congreso y primarias previas y avanzaba que él se presentaría con las propuestas de continuar con el No a Rajoy y PP más la intención de intentar un Gobierno alternativo sin exclusiones, cruzaba la línea roja marcada por los poderes fácticos internos y sobre todo externos.

Desde Navarra algunos recordamos algo parecido. Cuando el PSN decidió montar un ilusionante gobierno tripartito con IU y EA presidido por Javier Otano. A pesar de que a los poderes fácticos no les gustó permitieron su andadura un año, hasta que consideraron saltaba esa línea roja del “Órgano Común Permanente” con Euskadi. Ahí acabó la ilusionante aventura.

Por lo tanto lo que se intentaba evitar es que la militancia pudiera aprobar por inmensa mayoría, como ellos mismos preveían, esas propuestas. El Golpe de Partido no era sólo para acabar con él, era para evitar un gobierno de izquierdas y propiciar la continuidad de Rajoy. No sólo era un golpe suponía también una traición, por eso desde entonces los foros socialistas hierven a favor del SG.

¿Qué va a ocurrir a partir de ahora? Pues la clave nuevamente estará en el Comité Federal del próximo sábado 1 de Octubre. Ahí se debe aprobar la celebración de un Congreso Extraordinario, pero los Estatutos contemplan que previamente se deben celebrar unas primarias en las que Pedro Sánchez ya ha anunciado se presentará con sus propuestas. Veremos si es capaz de ganar su hoja de ruta celebrándose en ese mes lo que permitiría una mínima posibilidad de gobierno alternativo.

Pero donde de verdad debían haberse situado los análisis en clave de Estado era en Euskadi. Ya en Catalunya el problema es de altísimo nivel por más que sea cierto que las fuerzas independentistas sumen un 48 % de los votos, frente a las estatalitas con el 52 %, aunque sumar aquí a Catalunya sí que es Pot es muy aventurado, pero en Euskadi la situación se complica aún más.

Ese CF en vez de convertir en un nuevo “Idus de Marzo” con sus Brutus y Casius debía haberse dedicado a analizar esos resultados y la situación en Catalunya después de la aprobación del referéndum unilateral en Septiembre 2017.

Tenemos un problema Comité Federal del PSOE. Activado completamente en Catalunya y con posibilidades de activación en Euskadi si no se actúa con inteligencia y mano izquierda.

En ese sanedrín no se va a analizar con sutileza y sentido común estos resultados y sólo se dedicarán a sacudir estopa a quien valientemente ha dado un paso al frente. Sólo la posibilidad de, cómo defiende Pedro Sánchez, intentar conseguir desde el No a Rajoy un nuevo gobierno que dé un Sí a la lucha contra la corrupción, un Sí a la recuperación del Estado del Bienestar y un Sí a eliminar las tensiones centro-periferia, puede atajar ese peligro.

Este Comité Federal va a ser crucial, allí Pedro Sánchez se va a encontrar un 1 de Octubre con su particular Idus de Marzo. En aquel Julio César se encontró en la convocatoria del Senado romano con la traición de los que consideraba amigos. Fue asesinado quizás por un exceso de confianza que cabe esperar no tenga Sánchez. Va a tener sus Brutus y Casius y un grupo de facinerosos que intentarán clavarle el puñal por la espalda, pero va con la seguridad de tener el apoyo de la inmensa mayoría de la militancia, que es el mejor ejército que se puede tener.

El error cometido por Sánchez ha sido no haber propuesto sólo una consulta a esa militancia con una pregunta clara: ¿Tiene el PSOE que abstenerse y permitir gobernar a Rajoy? o ¿Tiene el PSOE que intentar un gobierno sin exclusiones y sin líneas rojas? Parece evidente que habría una inmensa mayoría a favor de la segunda.

Aunque esa pregunta ya está implícita en las propias primarias. Si le permiten celebrarlas al dejar claro que él representa la segunda opción obliga a que si alguien está dispuesto a competir con él lo deje igual de claro. ¿Se atreverán a postularse con la bandera de la abstención y la continuidad de Rajoy? ¿Qué parte de la militancia les apoyará? En esa hipótesis es probable que Sánchez gane por goleada, lo que le dejará las manos libres para negociar sin exclusiones, ni líneas rojas.

La izquierda, nuestro país se juega mucho en ese Comité Federal. Si Pedro Sánchez sale victorioso (aún le queda una mínima posibilidad), quedará un camino breve pero intenso hasta el 31 de Octubre. Ciudadanos no va a colaborar, pero incluso eso le viene bien para lograr un pacto con Podemos y los nacionalistas vascos y catalanes. Sin limitaciones, sin exclusiones, nuestro país necesita apaciguar a las tribus del norte (volviendo a Julio César) evitando los problemas con Euskadi y buscando eliminarlos en Catalunya.

Ahora es más fácil con los pragmáticos Puigdemont y especialmente Urkullu. Escollos como el Derecho a Decidir o la desconexión unilateral pueden solucionarse buscando puntos de encuentro desde ese nuevo gobierno. El desarrollo completo del Estatuto de Gernika, un nuevo pacto fiscal con Catalunya ayudándola en su difícil situación económica, más un diálogo fluido y constante ayudarían a evitar una explosión que a nadie conviene.

Eso a corto, pero a largo puede ponerse en marcha un proyecto más ambicioso, con acuerdos sobre consultas o referéndums exprimiendo el artículo 92 de la Constitución y abrir el camino para un Estado Federal Plurinacional. Son propuestas que intentan evitar con este Golpe.

El PSOE, Podemos, ERC, PDC, PNV y Bildu deben entender que con Rajoy la situación será cada vez más difícil y que sólo buscando un gobierno alternativo todos salimos ganando. Por eso cabe exigirles que ante la valentía de un Pedro Sánchez que nadie esperaba pudiera resistir, si gana ese CF deben poner dosis de generosidad, imaginación y audacia para ayudar a lograrlo.

Es un momento crucial de nuestra historia, ojalá acertemos. Quizás como el propio Iceta haya que gritarle: ¡Aguanta Pedro, aguanta!

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 29 Septiembre 2016







No hay comentarios:

Publicar un comentario