sábado, agosto 29

Bildu-Atarrabia, ruido, masificación, incoherencia

Siempre he defendido, incluso en los momentos duros, que Batasuna debía tener la posibilidad de poder hacer política legalmente. Eso me ha costado sinsabores e incomprensiones entre los míos. Por fin ahora eso es posible.

Pero también que una vez en las instituciones se le debía juzgar por su gestión, por cómo lo hagan.

Ahora gobiernan Villava-Atarrabia. Gobiernan quienes siempre se han manifestado contra la contaminación del medio ambiente, quienes han levantado la bandera de la ecología, quienes en los peores tiempos de UPN han estado en contra de su política de masificación urbanística favorecedora de la cultura del ladrillo. Ahí me han tenido a su lado porque coincido con esos criterios.

En esa defensa del medio ambiente recuerdo un informe de la Defensora del Pueblo de Navarra que amparándose en otros de la ONU criticaba duramente la contaminación acústica, o sea el ruido, y la definía como la peor tortura que deterioraba la salud física y psicológica y podía originar numerosas enfermedades.
Ahora toca definir un par de conceptos. Siempre he dicho lo que pensaba, he criticado lo que entendía hacían mal los míos, o sea que ahora estoy legitimado para igualmente hacerlo con los otros, en este caso Bildu.

También he odiado la contradicciones, he despreciado la incoherencia, la falta de criterio de defender una cosa fuera y la contraria dentro, o lo que es lo mismo una en la oposición y otra en el poder.

Eso le está pasando a Bildu en Villava-Atarabia. Desde que están en la alcaldía han olvidado sus principios, han traicionados sus propuestas y están haciendo la peor política de UPN.

Claro que teniendo en cuenta que desde que llegaron a la alcaldía, han ignorado una ordenanza contra el ruido ejemplar aprobada con anterioridad y acaban de autorizar de nuevo este año una concentración de batucadas en un pueblo tan concentrado, con 11.000 habitantes en 1 km2, que está originado en el momento que escribo estas líneas niveles de ruido intolerables y eso durante tres días y 16 horas diarias, es para dudarlo seriamente.

Lo lamento, lamento su incoherencia, su incongruencia, su falsedad a la hora de afrontar el poder, porque lo que realmente desearía es que Bildu en Villava-Atarrabia actuara ahora como lo hacía antes.
Soy consciente de que hablar con claridad traerá consecuencias, que habrá críticas, pero si se defiende la coherencia hay que predicar con el ejemplo y jamás me he acobardado ante ello. ¿Si coincido con que la política penitenciaria debe cambiar, que los presos deben cumplir sus condenas cerca de sus casa, Otegi debe poder presentarse a las elecciones, que debe acabar la presión policial, o en su momento debían ser legales, no puedo ahora criticarles si considero que lo hacen mal? Claro que sí y también creo en el derecho a poder estudiar, leer, pensar o simplemente estar en paz, sin un ruido ensordecedor penetrando tus tímpanos. 

Villava-Atarrabia en los últimos años parece un pueblo sin ley y se ha transformado de un lugar ideal para vivir, en un verdadero infierno del que uno y jamás pensé que pudiera ocurrir, desea salir a la carrera. Aunque en los tiempos que corren resulte difícil hacerlo…..

miércoles, agosto 19

Quo vadis afiliación del PSOE?

Artículo publicado en Publicoscopia el 25 Agosto 2015 y DEIA el 4 Septiempbre

Os voy a decir con la sinceridad que me caracteriza, porque siempre voy ligero de equipaje y no temo las consecuencias de ejercer mi libertad de expresión en un partido que debiera permitirla y favorecerla, cómo veo en los últimos tiempos a mis compañeros y compañeras de afiliación en el PSOE.

La proximidad de las elecciones, el haber podido alcanzar cuotas de poder municipal y autonómico hace unos meses impensables, ha traído el perverso efecto, habitual en unos partidos actuales absolutamente desideologizados, de por un lado una gran cantidad de gentes que se han colocado y por tanto se han plegado y otros que ya piensan en colocarse al olfatear la posibilidad de hacerlo si alcanzamos también el gobierno de la Nación.

Así a los ya habituales entregados de diverso pelaje, a la mediocridad que pulula alrededor de los que mandan en busca de algún puesto, se van sumando quienes adoptando antes posturas críticas ahora se rinden al poder establecido porque llega la época de reparto. Eso sumado a los y las arribistas que se transforman en grandes socialistas de la noche a la mañana, lo mismo que podían ponerse el traje de Podemos o de IU si intuyeran la posibilidad de que llegaran al poder.

Luego queda un sector de gentes honestas, que despectivamente llaman "de base" que están ahí vaya donde vaya, gentes bienintencionadas que militan dándolo todo, poniendo su esfuerzo en cada campaña, en cada pueblo o barrio sin cuestionarse nada.
Por último queda un pequeño grupo de irreductibles que aún creen que la ideología es fundamental, que el PSOE debe mirar sus raíces de izquierdas, republicanas, federalistas, un grupo cada vez menor ya que había sido menguado con la huida de quienes querían medrar en la época de vacas flacas y pasaron a engrosar las filas de los partidos que parecían emergentes y quizás se hayan quedado en simples hipótesis.

Un panorama desolador en un partido que se prepara para ganar las elecciones, o al menos para gobernar con el apoyo de otros y que por lo tanto engrasa su maquinaria adaptando su ideología, sus raíces, a ese fin. Ya no imperan los ideólogos coherentes, honestos, con principios, ahora mandan los expertos en marketing electoral y los analistas de encuestas. ¿Qué se le da al pueblo? Lo que pide el pueblo. Qué lejos queda ahora nuestros orígenes de partido de izquierdas que pretende transformar la sociedad y no solo interpretarla.

Malos tiempos para la lírica, malos tiempos para ese grupo de valientes que a contra corriente siguen enarbolando la bandera del PSOE original y originario, que mantienen su posición crítica desde la lealtad a las ideas del socialismo clásico que lo es también moderno.

Toca resistir, porque solo vence quien resiste. Transformarnos en junco que aguante el huracán de dejación ideológica, de insensatos que solo desean el poder a cualquier precio, de ambiciosa mediocridad en un mundo gris.

Toca resistir, aguantar y seguir luchando por transformar este partido para convertirlo en un instrumento para transformar la sociedad.

La utopía, ya lo decía Galeano, consiste en verla en el horizonte, ir hacia ella sabiendo que no la alcanzaremos porque si caminamos diez pasos ella se aleja otros diez, pero al menos eso sirve para caminar, para avanzar.


No nos debemos rendir grupo de troyanos idealistas socialistas, quijotes del nuevo tiempo, no podemos, no lo vamos a hacer, aunque perezcamos (políticamente hablando) en el intento. Somos molestos pero necesarios aunque los necios nos vean como enemigos a liquidar. Necesarios para dar un halo de aliento a un partido de izquierda real como el PSOE. Seguimos y seguiremos.

martes, agosto 18

Los dramas de nuestro tiempo: emigración y violencia contra la mujer


Artículo publicado en PUBLICOSCOPIA el 18 Agosto 2015 y Diario de Noticias de Navarra 21 Agosto 2015

Vivimos un momento de la historia de la humanidad especialmente negro. Hay quien como mi desaparecido amigo Enrique Curiel definió y lo hizo hace cuatro años, como que estábamos entrando en una Segunda Edad Media. Es probable y si lo hubiera analizado desde el momento actual confirmaría su diagnóstico.

El drama, el dolor, la angustia, la injusticia, la violencia aparecen en cada esquina y tiene diferentes maneras de manifestarse. Desahucios, paro, pobreza, malnutrición infantil, aunque en los últimos tiempos quizás las que acaparen la mayor parte de las portadas, de los informativos, de los análisis y comentarios sean la inmigración y la violencia sobre la mujer. Aunque a veces diera la impresión que solo desde el punto de vista informativo para a continuación apartar inmediatamente nuestra mirada.

Ver un día sí y otro también las dramáticas imágenes de las gentes que huyen del hambre, las enfermedades, la guerra, en definitiva de la muerte cruzando con pequeñas embarcaciones (también con grandes condenadas a naufragar) un Mar Mediterráneo que se está convirtiendo en la fosa común más terrible de la historia de la humanidad, produce dolor, angustia, pero también rabia e indignación.

Durante décadas el primer mundo, especialmente los países europeos, hemos esquilmado África, nos hemos llevado sus riquezas, el petróleo, los diamantes, esmeraldas, todo tipo de piedras preciosas, incluso en otros tiempos sus habitantes para esclavizarlos, dejándola abandonada a su suerte, a otra plaga producto de la anterior: los dictadores de todo tipo que han terminado de sacar la poca sangre que les quedaba.

Lo que en occidente era normal, el Estado del Bienestar, la sanidad y educación gratuitas, los tratamientos contra todo tipo de enfermedades, allí se convertía en materia inalcanzable para la mayoría de la población. Para acabar de rematar la jugada los intereses geopolíticos de EE.UU. y Europa han conseguido desestabilizar su norte, provocando la aparición de otra nueva plaga, el Estado Islámico.

En definitiva el áfrica negra y el Magreb se despueblan en masa con una población desesperada que ve por las televisiones que les hemos vendido lo bien que se vive aquí.
Es imposible parar este flujo de desesperados, miles, millones de personas dispuestas a llegar aquí a cualquier precio, a menudo su vida. Porque debemos ser conscientes de que lo vivido estos últimos años es solo el principio de lo terrible que puede ser todo un continente en desbandada. Una desbandada que está comenzando a provocar el mayor genocidio de la historia. Mueren en el Mediterráneo a miles, pero y eso no se ve en la televisión, al mismo tiempo están muriendo allí a millones. La canallada adquiere así una versión dantesca.

¿Qué hacer ante ello? Una opción es la elegida por los mandatarios actuales, levantar muros cada día más altos, reales o ficticios, para que no lleguen e incluso mueran en el intento, convirtiéndose así en genocidas más crueles que el propio Hitler. La otra opción sería tomar medidas eficaces en origen, aprobar una especie de segundo Plan Marshall que al estilo del primero supusiera un verdadero Plan de Reconstrucción de África. Un paquete de medidas que pudieran provocar un impulso al desarrollo en esos países que trajera crecimiento y mejorara la calidad de vida de sus habitantes. Para ello habría de impulsarse un paquete de medidas democratizadoras que evitara la aparición de nuevos sátrapas que desviaran esos fondos hacia sus bolsillos como viene siendo habitual hasta ahora.

Sería una medida compleja y difícil, pero mucho menos que gastar ese mismo dinero en evitar que asalten nuestras fortalezas, o en material bélico para evitar el impulso arrollador de un Estado Islámico que se nutre de la desesperación que hemos provocado.

Pero al mismo tiempo emerge con fuerza otro drama irresoluble hasta este momento: la violencia sobre la mujer, mal llamada de género porque género induce a pensar que también se produce sobre el hombre cuando el 99% de casos es de este hacia la mujer.
Resulta desolador para quienes pertenecemos a la generación que luchó contra el franquismo, observar como toda la lucha que se desarrolló a finales de los 70 y 80 a favor de la igualdad de derechos, que concienciaba al hombre evitando viera a la mujer como un objeto de posesión, se ha visto quebrada en los últimos años, quizás por una relajación en la educación de origen, en especial en las propias familias.

Ver a los y las jóvenes de ahora volver a los principios de antes de nuestra democracia lo que provoca esta plaga de violencia, produce preocupación y un cierto desánimo.
¿Cómo es posible que después del recorrido realizado los y las jóvenes actuales sean más machistas que nuestra generación? ¿Qué está fallando para que eso ocurra? ¿Qué pasaría si en un año se siguieran produciendo 80 asesinatos a manos de ETA de ellos, 20 niños y niñas? Responder a estas preguntas, abrir un debate social y político sobre ellas puede dar lugar a medidas eficaces para evitarla.

No basta con las campañas, la indignación o la solidaridad con las víctimas, la solución, como en el caso de la inmigración, está en origen. En las familias que deben procurar inculcar valores de igualdad y respeto, de intransigencia con cualquier síntoma de falta de ellas, de medidas sólidas de educación en el seno de esas mismas familias. Con ETA se acabó cuando la campaña contra su violencia de los cuerpos y fuerza del estado, la presión judicial y la colaboración internacional se vieron acompañadas por un trabajo eficaz en la base social que la apoyaba, o sea en el lugar de donde nace el problema.

Mientras los gobiernos occidentales no entiendan que el camino está trazado justo en ese origen de los problemas, seguirá habiendo muertes a miles en la huida de África, y de mujeres a manos de sus parejas.

Esos son los grandes retos que nos llegan para este rodado Siglo XXI

Fedo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 17 Agosto 2015



jueves, agosto 13

Catalunya zona cero

Artículo publicado en DEIA el 13 Agosto 2015
La expresión Zona cero surge como traducción de la expresión inglesa Ground zero y tiene su primer uso en relación al denominado Proyecto Manhattan sobre el bombardeo de Hirosima y Nagasaki de los que se acaban de cumplir 70 años, definiéndolo como la parte de tierra o suelo inmediatamente debajo de una explosión de bomba y sobre todo en el caso de un arma nuclear.
A partir de entonces, la prensa tiende a usar esta expresión para designar la zona de mayor alcance o máxima devastación en tragedias, accidentes y ataques de casi cualquier tipo como podrían ser el epicentro de un terremoto, la zona de impacto de un maremoto en la costa, etc.
Esa sensación es la que transmite la situación actual en Catalunya, desde que la pasada semana Artur Mas convocara las elecciones autonómicas anticipadas para el próximo 27 de Noviembre. Va a ser la zona cero de la política de este país los próximos cuatro meses sobre la que va a girar una parte importante del debate probablemente con dosis excesivas de electoralismo y partidismo.
Sí, elecciones autonómicas por más que intente señalar por la puerta de atrás que van a ser plebiscitarias. Porque más allá de sus intenciones no se puede, no se debe jugar con las cosas serias. Si un dirigente político, en este caso nada más y nada menos que el President de la Generalitat, decide “echarse al monte” tiene que hacérselo saber a aquellas personas que le acompañen y jugar limpio, sin engaños.
Ya lo hizo con la pregusta trampa del pseudo referéndum fallido del pasado 9 de Noviembre procurando que una parte del electorado que participara, precisamente el contrario a la independencia, solo respondiera a la primera parte jugando tramposamente, como se dice coloquialmente con las cartas marcadas.
Ahora de nuevo en un acto de prestidigitación se saca de la chistera una supuesta “lista unitaria” Junts pel sí, con ERC y colectivos independentistas pero en esta ocasión dejándose por el camino a los grupos de la izquierda más sensata, la CUP e Iniciativa per Catalunya, la versión allí de Izquierda Unida del estado, además de haber roto cualquier vía de comunicación con el PSC. Incluso la vieja coalición CIU saltaba por los aires quedando fuera también Unió Democrática de Catalunya.


O sea que ese paso hacia adelante lo que realmente supone son dos hacia atrás, mal comienzo para un equivocado camino.
Pero nada más nacer esa nueva opción política ya dio señales de tensiones internas, que cada día que avanza hacia el 27-S resultan cada vez más evidentes.
A los dos días de presentada su cabeza de lista Raül Romeva, por cierto llegado desde las filas de IC y curtido en ella desde el parlamento europeo, declaraba que no había acuerdo sobre lo que Convergencia Democrática había filtrado, que si se llegaba al gobierno no lo encabezaría como tradicionalmente ocurre el número 1 de la lista sino el cuatro, o sea el actual President Artur Mas. Un Mas que por cierto ha olvidado con rapidez aquel compromiso de que nunca más accedería a ese puesto. Malo es que un político infrinja su palabra con tanta facilidad. ¿Cómo va a confiar el electorado en una persona con tan poca fiabilidad?
Tensiones agudizadas la pasada semana cuando ha habido guiños desde Romeva y ERC a la otra lista de Catalunya Sí que es Pot que engloba a IC. Equo y Podemos. Guiños que han generado un gran nerviosismo en CDC y en el propio Artur Mas, que incluso tuvo que salir al paso declarando que colaborar con ellos sería ir en contra de la independencia.
Por último los primeros indicios de lo complejo que es mezclar agua y aceite, o sea gentes de izquierdas y derechas, por mucho de exista un elemento común como la independencia, se ha manifestado al rascar en temas sociales, ideológicos. Así se le ha echado en cara al Gobierno de Mas desde la propia coalición, el incumplimiento de la propuesta de reformar la renta mínima de inserción, después de que en 2011 dejaran de cobrar este subsidio 9.000 familias por los recortes de la Generalitat. Romeva aseguró que hay que impulsar esta reforma y enfocarla hacia una renta mínima garantizada para la ciudadanía, una opción que Convergencia ha criticado en numerosas ocasiones. Junts pel Sí prevé concretar estos aspectos en su programa electoral que será realmente la prueba del algodón. Mientras tanto da argumentos a sus rivales de la izquierda.
Complejo panorama en la orilla independentista al que se añade la confrontación directa de sus anteriores socios de las CUP que ahora ocupan un lugar nítidamente de izquierdas.
Pero tampoco es mejor el panorama en la orilla no nacionalista en la que hasta la semana pasada se encontraban de manera nítida PP, Ciudadanos y menos clara un PSC que en sus vaivenes constantes producto de una compleja situación en el tablero catalán, parece ahora volver a la época dorada de Pasqual Maragall. Quien siga a su actual SG Miquel Iceta podrá analizar ese progresivo cambio que ha preocupado y mucho a los poderes fácticos que presionan ahora al PSOE para evitarlo. El primer indicio ha sido el voto favorable en numerosos ayuntamientos de los concejales del PSC a la adhesión a la Asociación de Municipios por la Independencia. El último uno importante como Tarrasa del que precisamente fue alcalde su anterior SG Pere Navarro.
La información aparecida el pasado domingo en el “diario oficial” del socialismo firmada por una periodista “generalmente bien informada” indica que las alarmas han saltado y que los barones del PSOE se preocupan por el impacto que un cambio estratégico del PSC pueda producir en las próximas elecciones generales.
Esa posición puramente tacticista contrasta con la que debiera ser estratégica, entender que la posición del PSC es vital en este tema de estado. Una posición de puente con la otra orilla, beneficiará de manera decisiva la posibilidad de conseguir disminuir las tradicionales tensiones centro-periferia heredadas de la Transición y acentuadas por la intolerable política practicada por el PP que nos está llevando al borde del abismo.

Otro elemento positivo han sido las declaraciones realizadas por Oriol Junqueras el pasado viernes que atenúa esa situación. En un discurso de claro tinte socialdemócrata y de izquierdas decir que "Necesitamos mucha gente que no comparte nuestra propuesta electoral para compartir el nuevo país. Lo queremos hacer con ellos, porque no queremos excluir a nadie y menos a los amigos" permite al menos en este terreno un pequeño halo de esperanza.
Quizás esa llamada, sumada a la realizada por Lluis Ravell de Catalunya Sí que es Pot a unir fuerzas la izquierda después del 27-N, más el cambio detectado en el PSC abra un futuro esperanzador. A ERC, IC, Equo, Podemos, CUP y PSC les separa la independencia, pero les une su situación en la izquierda y si suman mayoría absoluta quizás decidan buscar puntos de encuentro para el futuro.
De momento en Catalunya va a imperar el negro las próximas semanas hasta el 27-S, que van a ser a sangre y fuego, más aún con la posición frentista y radical adoptada por el PP que ahora se saca de la chistera la amenaza de aplicar el artículo 155 de nuestra Constitución, que permite suspender una autonomía. Mal camino ese a la hora de intentar resolver un problema de estado.
¿Quiebra o dialogo, negociación y acuerdo? Posiblemente en Diciembre el nuevo gobierno, si recompone el diálogo entre las izquierdas transversales (ahí está la clave), apueste por el segundo escenario a pesar de que el actual impulsa el primero. Ojalá porque el país, los países lo demandan
Catalunya zona cero, pero cada vez que en la historia algo ha quedado destruido ha sido nuevamente recuperado y con más esplendor. El PP ha lanzado su bomba atómica en Catalunya desde que presentó el recurso de inconstitucionalidad contra el Estatut, pero quizás si el electorado catalán reacciona con su tradicional sabiduría, esa zona devastada podrá ser reconstruida. Si no existe una mayoría absoluta para el experimento de Mas y Rajoy no puede montar gobierno, esos dos países no solo están condenados a entenderse sino que además ese entendimiento puede salir fortalecido, mucho más si el PSOE entiende que la senda marcada por el PSC ahora es la correcta, una posición de estado que elimine, o al menos atenúe las tradicionales tensiones centro-periferia.
Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Militante del PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 10 Agosto 2015

miércoles, agosto 12

Solidaridad con Ainhoa Aznárez



Artículo publicado en Diario de Noticias de Navarra y DEIA el 12 Agosto 2015

Ainhoa Aznárez es la Presidenta del Parlamento de Navarra, la segunda autoridad en nuestra comunidad, pero por encima de eso amiga mía desde hace 18 años.

Una amistad fraguada en nuestra militancia política en el PSN, en nuestras coincidencias en lo político y en lo personal, más allá de las lógicas diferencias entre una joven luchadora y un viejo roquero de la política.

Hemos vivido momentos intensos, complejos, llenos de dureza durante nuestra común militancia en ese convulso PSN, siempre en el mismo lugar, en la misma orilla, defendiendo que estuviera situado en una posición de izquierda nítida y a favor de la confluencia de sus dos almas, estatal y euskaldun.

En esos años vivimos también nuestra experiencia en el seno de izquierda Socialista, apoyamos la alternativa de José Antonio Pérez Tapias y defendimos posiciones de creación de puentes en el conflicto derivado de la violencia de ETA.

Porque esa violencia también la afectó como a mí en los años de plomo y fuego, ocho de ellos con escolta para evitar el ataque de los insensatos.

He vivido también esas contradicciones, en su caso mayores al ser euskaldun y defender la cultura vasca, sus raíces. La contradicción de estar amenazados y al mismo tiempo esforzarnos por entender al “otro” y cuando era justo mostrar nuestro apoyo y solidaridad, lo que nos costó injusticias, intolerancias e incomprensiones con quienes o estás con ellos o contra ellos.

Una gran mujer, luchadora por los derechos de la mujer, por la igualdad, como se dice coloquialmente “currante” a pie de obra, rocera, honesta y leal a sus principios por encima de cualquier dificultad.

Ella no aguantó la presión en un PSN dominado por Torquemada, yo aún continúo dando una oportunidad al socialismo de los que ambos nos consideramos vivencialmente herederos, pero ambos aunque ahora militemos en diferentes organizaciones seguimos teniendo elementos comunes.

Ahora a mi amiga, a la Presidenta del Parlamento en un acto de homenaje a Francisco Casanova asesinado por ETA en Berriozar hace 15 años, al que asistía como lo había hecho otras veces y soy testigo de ello, en lugar de reconocerle su valentía, su respeto hacia las víctimas se le increpa, insulta, humilla hasta hacerla salir urgentemente sin ni siquiera poder dar el pásame a la viuda por temor a que esos energúmenos llegaran a más. Porque me consta que en un instante dado temió ser agredida.

Un acto deleznable, condenable, pero lo es aún más que estos hechos sucedieran supuestamente ante la pasividad de los representantes políticos allí presentes, incluso y es lo más grave, en presencia de la Delegada de Gobierno de Rajoy, Carmen Alba.

Hablé con Ainhoa al poco rato de haber sucedido y conociéndola como la conozco entendí que la situación fue muy grave, la escuché palpando su nerviosismo y me inundó la solidaridad pero también la indignación.

Indignación por esa tremenda injusticia, porque haya gente capaz de hacerlo, pero especialmente por la reacción de Carmen Alba si como parece fue testigo de ellos. ¿Dónde está la “Ley mordaza” en estos casos? ¿O es de aplicación para unos, los suyos, pero no para el resto?

Esta mañana es tiempo de condena, de solidaridad con Ainhoa, pero también de exigencia de que asuman sus responsabilidades. Carmen Alba representaba en ese acto a Mariano Rajoy y debe ser éste quien pida excusas y tome las medidas oportunas para que se haga justicia.

Camina el señor Rajoy por un irresponsable camino al no culminar un proceso de paz peligrosamente parado. Se equivoca al alentar viejos fantasmas, porque quizás esa insensata actitud traiga consecuencias como esta.

Es intolerable lo ocurrido en Berriozar, pero lo es más que ocurra de esa manera.
Van por el camino equivocado, pero ojalá que hechos como este adviertan de que deben de cambiar de rumbo, si no ellos, al menos aquellos que vengan detrás.

Nunca nos amedrantarán, no nos harán cambiar de rumbo amiga, ni lo hicieron aquellos, ni lo harán estos, porque tenemos muy claras las ideas de que solo desde la generosidad, la audacia, desde el diálogo es posible solucionar esto.

Ainhoa, desde la indignación, desde la denuncia, tienes mi apoyo y mi solidaridad…como siempre.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)


Villava-Atarrabia 10 Agosto 2015

martes, agosto 11

El CIS del cambio de tendencia



Artículo publicado en PUBLICOSCOPIA el 11 Agosto 2015

El CIS de Agosto se podrá discutir sobre su fiabilidad debida al cocinado previo realizado, pero lo que nadie debe rechazar y harán mal los partidos emergentes si lo hacen, es que supone un cambio de tendencia y al mismo tiempo un aviso a navegantes especialmente para ellos.

Nuevamente PP y PSOE se recuperan superando ambos esa barrera psicológica del 50 % de intención de voto, en este caso el 53.1 % lejos de aquellos míticos 70 e incluso 80 % pero también de los que les daban por debajo de esa cifra. El bipartidismo no goza de buena salud, pero tampoco está en estado terminal.

Una de las reflexiones que nos debemos hacer es que la ciudadanía española no basa su intención de voto en temas como la corrupción, o la división interna, lo que explicaría este cambio. Según todos los indicios la basa en la situación económica y social y en estos instantes detecta que estas mejoran, incluso y aunque no sea un dato científico, lo confirma el estar batiendo records históricos de ocupación en las vacaciones actuales.
Puede resultar lamentable y deprimente este hecho, porque hay quien opina que apoyar a un partido inmerso en casos de corrupción te convierte en cómplice de la misma, pero la realidad es esta y harían mal los restantes partidos en no tenerla en cuenta a la hora de realizar sus campañas. La sociedad española parece vacunada contra la corrupción y quizás porque estamos en el país de la picaresca, de realizar las obras sin IVA, o intentar engañar al fisco en cuanto se puede, este fenómeno parece irrefutable. Una verdadera pena pero es así.

Otro de los elementos reseñables es que esa recuperación de los dos partidos mayoritarios se produce a costa de los dos emergentes. Podemos sigue en caída libre, lo que debe dar al menos para un minuto de reflexión de sus dirigentes y Ciudadanos no acaba de consolidarse. No obstante tampoco podemos dejar a un lado que según el CIS ningún partido tendrá la mayoría absoluta por lo que se verán obligados a pactos y alianzas.
No obstante queda muy claro que los resultados de la izquierda 46.4 % (PSOE, Podemos, IU y ERC)  supera ampliamente los de la derecha 43.9 % (PP, Ciudadanos, CDC y PNV) lo que debiera traer como consecuencia liderar el próximo gobierno.
¿Alianzas? Según el electorado no aparece ninguna clara, aunque ya detectan esa necesidad de pactos y que el favorito por poco sería PSOE-Podemos consolidando esa mayoría de izquierdas.

Hay que tener en cuenta que quedan aún cuatros meses para las elecciones (la maniobra del PP presentando los presupuestos logra estirar la legislatura aún más), además de unas elecciones catalanas que van a dar para mucho, la posible continuidad de la mejoría económica, el debate abierto en un sector de la izquierda sobre si presentar una candidatura conjunta, más otro debate importante en el seno del PSOE entre los partidarios de la gran coalición y quienes apuestan por mirar a su izquierda.
Demasiados elementos para dar por sentado un resultado claro el próximo Diciembre, aunque lo importante es centrarse en analizar esas tendencias.

Los poderes fácticos, económicos, financieros, mediáticos e incluso la todo poderosa Merkel, también están dispuestos a influir en su resultado y especialmente en lo que ocurra después de ellas. Un poderoso medio de comunicación muy influyente en el devenir del socialismo español, ya comienza a dar indicios de su apuesta por un entendimiento entre los dos grandes partido que daría seguridad, fortaleza y según ellos sensatez al próximo gobierno. Algunos popes en su interior, de los que están en activo y de los que no pero son aún influyentes, avalan esa peligrosa tesis.

Sería el triunfo de Francis Fukuyama y su “Fin de la historia” o final de las ideologías después de 23 años de su publicación, el mayor ataque a la izquierda de la historia de este país y la peor noticia para quienes se sienten de izquierdas.

Como decía Lenin ¿qué hacer? Parece evidente que lo primero es reflexionar sobre esos datos con serenidad y objetividad y después tomar las decisiones oportunas para que ninguna de las opciones negativas, triunfo del PP o gran coalición, se puedan producir.

Quizás Podemos deba reflexionar que quien se ha llevado la victoria en las recientes elecciones municipales no han sido ellos, sino los movimientos transversales de conjunción de la izquierda, desde Ahora Madrid a las mareas gallegas a lo largo y ancho de este país se ha demostrado que esa confluencia la fortalece exponencialmente.

¿Qué influencia tendría volver a realizarlo de cara a las generales? Indudablemente mucha, muchísima, quizás incluso para conseguir ser la fuerza mayoritaria. Según el CIS la suma puramente numérica de Podemos, IU y Equo superaría el 21 %, si a eso le sumamos el efecto multiplicador no aleja demasiado esa posibilidad. Haría bien Pablo Iglesias y sus boys en contemplar esa posibilidad haciendo un ejercicio de humildad y generosidad, pero al mismo tiempo de eficacia.

Por otro lado el debate en el seno del PSOE debe continuar y los partidarios de que camine por la senda de la izquierda aumentar su presión y su capacidad de influencia. Su ala izquierda que emergió con fuerza en las primarias en torno a la candidatura de José Antonio Pérez Tapias, una de las mentes más lúcidas del PSOE, se ha visto debilitada con las luchas internas en el seno de Izquierda Socialista y la salida del PSOE de gentes como Eduardo Sotillos o Beatriz Talegón, el silencio cómplice y quizás cobarde de Eduardo Madina, o el poco eco de voces como Odón Elorza y el propio Tapias.

La izquierda del PSOE tiene el deber histórico en estos cuatro meses de dar la batalla en su seno, impidiendo que una irresponsabilidad como el pacto con la derecha se produzca. La izquierda está condenada a entenderse y de no hacerlo será una traición a su base social difícilmente olvidable.

Veremos qué ocurre. Cuatro meses dan para mucho, pero quizás nos encontremos ante las elecciones más importantes de la democracia. De lo que en ellas ocurra influirá en el devenir de este país, aunque no siempre el electorado es inteligente….

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)


Villava-Atarrabia 11 Agosto 2015