martes, julio 28

Catalunya: ¿ruptura o acuerdo?


Artículo publicado en PUBLICOSCOPIA el 28 Julio 2015

Ahora que la situación en Grecia ha dejado de acaparar portadas, comentarios, artículos, noticias, le va a suceder con la misma intensidad lo que vaya a ocurrir de aquí al 27-S en Catalunya. En ambos casos esa marea pretende impedir la reflexión serena y sosegada sobre un problema de estado heredado de la Transición: las tensiones sin resolver en nuestro país centro-periferia.
¿Tiene algo en común la situación en ambos lugares? A primera vista parece que no, aunque escarbando es probable que algún paralelismo se encuentre.

La firma del acuerdo para la presentación de una lista unitaria soberanista de “consenso” entre CDC, ERC, más las entidades independistas más importantes, ANC y Omnium ha devuelto a la actualidad de nuevo a Catalunya y también un cierto optimismo al movimiento soberanista decepcionado después del frustrante referéndum del 9-N. CDC ha podido convencer al fin, no sin antes tener Artur Mas que amenazar con suspender las elecciones del 27-S, a sus ahora socios especialmente a ERC y ha conseguido esa lista unitaria con el compromiso firme de que en caso de victoria la secesión se concretaría en seis u ocho meses.

No está muy claro que eso pueda beneficiar lo que se busca en dicho acuerdo, especialmente después de observar como encuesta a encuesta va bajando paulatinamente el apoyo de la ciudadanía catalana a consolidar un proceso de independencia real, pero lo que si va a conseguir es una movilización peligrosa en la otra orilla. Harían bien Mas y sus socios en observar las últimas encuestas, que señalan que en Catalunya el apoyo a la independencia ha bajado apenas al 34 % cuando hace apenas unos meses superaba el 50 %.

Pero el peligro viene de que el PP experto en utilización deleznable de temas de estado como el final de la violencia o el problema catalán, ha visto en este nuevo elemento un salvavidas providencial a su precaria situación.

Más allá de lo que pueda hacer este personajillo que preside el gobierno de España y su corrompido partido, esto abre lamentable una nueva brecha en la ya de por sí quebrada izquierda, la de allí y la de aquí.

Surgen preguntas sin respuesta desde la óptica puramente ideológica: ¿Qué pinta un partido que se define de izquierdas como ERC junto a otro como CDC seguidor de las tesis del PP en lo económico y social, que ha ido desmantelando paso a paso el Estado del Bienestar en Catalunya? ¿Qué pinta, como reacción al acuerdo, el PSC flirteando con PP y Ciudadans, además renunciando a sus señas de identidad básicas, las que le permitieron gobernar en la gloriosa época del añorado Pasqual Maragall?

Y el resto de la izquierda, quizás las más coherente y sensata a la vista de los acontecimientos, alejada de ambos polos. IC y la CUP al menos siguen alzando la bandera de esa izquierda absolutamente rota para regocijo de los poderes fácticos. Podemos que ni está ni se le espera, aunque quizás la unión con la sensata IC a través de la novedosa “Catalunya Sí se Pot” le ponga al día y le sitúe de nuevo.

Fuera quedan un Ciudadans que allí no esconde su verdadera cara y el causante de todo este embrollo, el PP que con su recurso ante el Tribunal Constitucional del Estatut lanzó la piedra sobre el tranquilo estanque. De nuevo el gobierno que salga de las elecciones del próximo Noviembre se encontrará sobre la mesa el eterno problema de las tensiones centro-periferia. Esperemos y deseemos que este al menos tenga la suficiente mano izquierda para resolverlo y poder remodelar un edificio como “Casa común” en la que todas y todos nos encontremos cómodos.

La crisis de Grecia ha demostrado que esto no solo es posible sino que además ahora resulta más necesario que nunca. Fuera hace demasiado frío.

De momento en Catalunya impera el negro las próximas semanas hasta el 27-S van a ser a sangre y fuego, más aún con la posición frentista y radical adoptada por un irresponsable PP, que ahora se saca de la chistera la amenaza de aplicar el artículo 155 de nuestra Constitución que permite suspender una autonomía. Mal camino ese a la hora de intentar resolver un problema de estado.

En la otra orilla las armas también parecen preparadas y todo parece conducir a la confrontación y la quiebra. Incluso esa quiebra se ha extendido a la propia izquierda, aunque las declaraciones realizadas por Oriol Junqueras el pasado viernes atenúa esa situación. En un discurso de claro tinte socialdemócrata y de izquierdas decir que "Necesitamos mucha gente que no comparte nuestra propuesta electoral para compartir el nuevo país. Lo queremos hacer con ellos, porque no queremos excluir a nadie y menos a los amigos" permite al menos en este terreno un pequeño halo de esperanza.

¿Quiebra o dialogo, negociación y acuerdo? Posiblemente en Noviembre el nuevo gobierno, si recompone el diálogo entre las izquierdas transversales, apueste por el segundo escenario a pesar de que el actual impulsa el primero. Ojalá porque el país, los países lo demandan.

¿Existen similitudes entre Grecia y Catalunya? Una evidente, la izquierda debe entender que solo unida podrá enfrentarse a los poderosos enemigos que le acechan. Veremos…………..

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)
Villava-Atarrabia 27 Julio 2015




miércoles, julio 22

Del gris de Grecia al negro de Catalunya

Artículo publicado en DEIA el 22 Julio 2015

La situación en Grecia ha acapar Julio ado portadas, comentarios, artículos, noticias, durante las últimas semanas, aunque parece que ahora le va a suceder con la misma intensidad lo que vaya a ocurrir de aquí al 27-S en Catalunya.

¿Tiene algo en común la situación en ambos lugares? A primera vista parece que no aunque escarbando es probable que algún paralelismo se encuentre.

Grecia en apenas un mes ha pasado por toda la gama de colores posibles, incluso algunos inimaginables. Desde la posición digna y altiva de Yanis Varufakis (parece que hace un siglo que se fue) en el inicio de su negociación con la UE, hasta su dimisión al darse cuenta que daba constantemente en un muro de granito con un nombre alemán tallado en su misma base: Wolfgang Schäuble ministro de finanzas alemán.

Quizás esa dimisión hizo a otro personaje surgido de la profundidad de la rica historia griega, Alexis Tsipras cambiar sus planes iniciales sobre la marcha. No suele ser bueno en política cambiar constantemente de rumbo, aunque los chinos suelen plantear que más vale ser junco flexible, que rama rígida y fácil de quebrar por el viento huracanado que ha asolado este bello país. Es probable que Tsipras comparta esa reflexión.

De ahí su propuesta de referéndum, que ganó con un OXI contundente, como un órdago definitivo que entendió ablandaría la dureza germánica ante una decisión democrática. Error, porque la Merkel y sus boys tenían perfectamente diseñado su plan de acoso y derribo a una Syriza que no entraba en sus planes (suyos y de los poderes económicos y financieros) para Europa. Desean para esos planes que esas izquierdas de futuro, sean domesticadas, sumisas, ahora se denominan pragmáticas, como la de Hollande en Francia, Renzi en Italia y ya están preparando, macerando a fuego lento a un perdido Pedro Sánchez en España.
Ese ha sido otro de los problemas de Grecia, de Syriza, que se ha encontrado absolutamente sola en esta desigual batalla. La izquierda no ha dado la talla con una posición cobarde y traidora a los principios de solidaridad internacionalista. ¿Dónde ha estado la Internacional Socialista en esta crisis? ¿Existe aún esta etérea organización nacida para defender sus intereses de manera común y coordinada?

Grecia, Syriza, Tsipras han tenido que claudicar pero a pesar de que han quedado heridos de muerte han demostrado orgullo, valentía y dignidad, como la que sus antepasados cuando hace 2500 años Leonidas en las Termópilas, con 300 atenienses más una pequeña ayuda de griegos plantó cara al todopoderoso ejército persa de Jerjes. Ambos han sucumbido pero el sacrificio de aquellos valientes debilitó a Jerjes que posteriormente fue derrotado en Platea. ¿Ocurrirá lo mismo ahora? Quizás, porque Merkel, Schaüble y la troika también se han dejado muchos pelos en la gatera.

Pero conviene reivindicar esa dignidad y recordar otros refrendos menos dignos. En 2010 el entonces líder del PASOK Yorgos Papandreu, amagó también con convocar un referéndum para que la ciudadanía griega diera su opinión sobre las condiciones del plan de rescate que les estaban proponiendo desde la UE. No lo hizo porque solo fue un cobarde amague, acabó dimitiendo y saliendo por la puerta falsa.

En 2011 el entonces presidente de nuestro país, José Luis Rodríguez Zapatero fue de nuevo presionado ante la amenaza del negro y profundo abismo que se abría a nuestros pies, a realizar una reforma exprés de nuestra Constitución, para introducir en su artículo 135 lo que le exigían desde la Troika para asegurarse de que cobrarían la deuda del Estado español. Zapatero entonces se negó a convocar un referéndum, o a dimitir y que dejar que el trabajo sucio lo hiciera otro. En las siguientes elecciones el PSOE sufrió una severa derrota electoral y el PP entró de nuevo en el gobierno con mayoría absoluta. De nuevo la izquierda cobarde y sumisa pagaba sus errores.
Tres maneras diferentes de ser derrotados, la más honesta la de Tsipras.  Porque el acontecimiento de una ciudadanía diciendo NO (OXI en griego, palabra que ya quedará para la historia como un icono de dignidad) queda y quedará como ejemplo. Al menos para recordar tras estas historias de referendos que la democracia no ganó y debemos conseguir que lo logre y eso sólo será posible desde una profunda reflexión de la izquierda europea, la griega, francesa, española, vasca o catalana que le lleve a la conclusión de que solo unidos evitaremos la derrota y la humillación. 

Lo ocurrido con Grecia ha pasado por las diferentes tonalidades que nos ofrecen los colores, desde el rojo luminoso, al negro, terminando en un gris claro al saber que las encuestas a pesar de lo ocurrido siguen dando el respaldo a Syriza y Tsipras.

Pero pasamos página, Grecia cae ya de las primeras páginas de la prensa y ahora va a tocar un bombardeo sobre Catalunya. Un apabullante alud de titulares que intentará evitar, también sobre este tema, una reflexión mínimamente serena.

La firma la pasada semana del acuerdo para la presentación de una lista unitaria soberanista de “consenso” entre CDC, ERC, más las entidades independistas más importantes, ANC y Omnium ha devuelto a la actualidad de nuevo a Catalunya y también un cierto optimismo al movimiento soberanista decepcionado después del frustrante referéndum del 9-N. CDC ha podido convencer al fin, no sin antes tener Artur Mas que amenazar con suspender las elecciones del 27-S, a sus ahora socios especialmente a ERC y ha conseguido esa lista unitaria con el compromiso firme de que en caso de victoria la secesión se concretaría en seis u ocho meses.
No está muy claro que eso pueda beneficiar lo que se busca en dicho acuerdo, especialmente después de observar como encuesta a encuesta va bajando paulatinamente el apoyo de la ciudadanía catalana a consolidar un proceso de independencia real, pero lo que si va a conseguir es una movilización peligrosa en la otra orilla. El PP experto en utilización deleznable de temas de estado como el final de la violencia o el problema catalán ha visto en este nuevo elemento un salvavidas providencial.
Pero más allá de lo que pueda hacer este personajillo que preside el gobierno de España y su corrompido partido, esto abre lamentable una nueva brecha en la ya de por sí quebrada izquierda, la de allí y la de aquí.

Surgen preguntas sin respuesta desde la óptica puramente ideológica: ¿Qué pinta un partido que se define de izquierdas como ERC junto a otro como CDC seguidor de las tesis del PP en lo económico y social, que ha ido desmantelando paso a paso el Estado del Bienestar en Catalunya? ¿Qué pinta, como reacción al acuerdo, el PSC flirteando con PP y Ciudadans, además renunciando a sus señas de identidad básicas, las que le permitieron gobernar en la gloriosa época del añorado Pasqual Maragall?

Y el resto de la izquierda, quizás las más coherente y sensata a la vista de los acontecimientos, alejada de ambos polos. IC y la CUP al menos siguen alzando la bandera de esa izquierda absolutamente rota para regocijo de los poderes fácticos. Ahhh y Podemos que ni está ni se le espera, aunque quizás la unión con la sensata IC a través de la novedosa “Catalunya Sí se Pot” le ponga al día y le sitúe de nuevo.

Fuera quedan un Ciudadans que allí no esconde su verdadera cara y el causante de todo este embrollo, el PP que con su recurso ante el Tribunal Constitucional del Estatut lanzó la piedra sobre el tranquilo estanque. De nuevo el gobierno que salga de las elecciones del próximo Noviembre se encontrará sobre la mesa el eterno problema de las tensiones centro-periferia. Esperemos y deseemos que este al menos tenga la suficiente mano izquierda para resolverlo y poder remodelar un edificio como “Casa común” en la que todas y todos nos encontremos cómodos.

La crisis de Grecia ha demostrado que esto no solo es posible sino que además ahora resulta más necesario que nunca. Fuera hace demasiado frío.

De momento en Catalunya impera el negro.

¿Existen similitudes entre Grecia y Catalunya? Una evidente, la izquierda debe entender que solo unida podrá enfrentarse a los poderosos enemigos que le acechan.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 20 Julio 2015




martes, julio 21

Malos tiempos para la lírica…y la izquierda

Artículo publicado en PUBLICOSCOPIA el 21 Julio 2015

Vivimos malos tiempos para la lírica, o lo que es lo mismo para la izquierda, la de allí (la europea) y la de aquí, sea española, navarra o catalana. Eso a pesar de haber remontado resultados electorales y cuotas de poder en las elecciones municipales y autonómicas del pasado mes de Mayo.

Aunque la aparición de Podemos, pero especialmente de las diferentes plataformas ciudadanas y sobre todo en las grandes ciudades como Madrid, Zaragoza, Barcelona o Galicia hayan dado pie a cambios de gobierno, no parece que eso se pueda traducir en un fortalecimiento real de la izquierda en nuestro país.

Existe una mayor pluralidad y por tanto mayor división y eso inevitablemente se transforma en debilitamiento cuando no hay entendimiento ni voluntad de que lo haya.
Ése es el panorama al que nos enfrentamos de cara a las próximas elecciones generales, Podemos negándose a entenderse con IU para una plataforma de izquierdas común y el PSOE cada vez más alejado del acuerdo con Podemos, con este acusándole constantemente de casta.

Así no se va a ningún lado, porque la ciudadanía está demandando ese entendimiento y lo que está viendo es solo acuerdos puramente tacticistas para alcanzar cuotas de poder.

O se reflexiona en el seno de la izquierda de manera estratégica, o sea con visión de largo alcance, o quizás el pequeño paso avanzado estas últimas elecciones se convierta en un retroceso irreversible las siguientes.

El reto de Catalunya, Navarra también, la pone ante sus propias contradicciones y divisiones. ¿Qué pinta la izquierda de ERC con una derecha reaccionaria, corrupta y aniquiladora del Estado del Bienestar como Convergencia? ¿Qué pinta el PSC tonteando con PP y Ciudadanos y renunciando a señas de identidad básicas? Por no citar a quienes van a su aire aunque quizás sean las más coherentes como IC, en este caso coaligado con Podemos en el nuevo experimento “Catalunya Sí que es Pot” y la CUP que no se ha dejado atrapar por la maraña de CDC.

¿Puede dar con este panorama la izquierda catalana una opción creíble a su sociedad, e incluso a la sociedad del resto del estado? Indudablemente no, así al fracaso, a la frustración y al fortalecimiento de las opciones de la derecha económica y financiera.
Pero además de estas impresentables trifulcas, divisiones, separaciones está el peligro de que el enemigo se rearma después del traspiés tenido recientemente.

Presiona de manera intolerable al PSOE para evitar que se salga del redil, fuerza a Pedro Sánchez a un vaivén de declaraciones hacia un lado y otro, conscientes de que el mal menor del previsible fracaso del PP sería la llegada de un PSOE domesticado, sumiso, o la deseada “Gran coalición” si su experimento Ciudadanos no da la talla. De ahí los comentarios que este ha realizado sobre el único lugar donde el acuerdo de la izquierda, mejor dicho de las fuerzas progresistas, se ha manifestado de manera más coherente y saludada por la inmensa mayoría de la ciudadanía: Navarra.

Es cuando menos curioso que esa deriva de la izquierda haya contagiado incluso a quienes hasta hace poco eran inmunes a ese virus, los intelectuales, artistas, actores o cantantes a la greña al mismo nivel que nuestras miopes fuerzas políticas.

Así no señores y señoras dirigentes de Podemos, PSOE, ERC o IU. Así vamos por el camino erróneo, así nos llevan en dirección al degolladero sin ustedes enterarse nuestros tradicionales enemigos, para regocijo de los poderes financieros y económicos de aquí y de allí, señora Merkel incluida.

Existen voces, pocas, que reclaman un poco más de sensatez, algunas desgraciadamente traslucen las mismas ansias de llegar a una poltrona como el caso de Tania Sánchez. Existen esas voces que teorizan mejor que el autor de estas reflexiones sobre la necesidad de una unidad estratégica. Sí, sí estratégica, porque: ¿saben ustedes la diferencia entre táctica y estrategia? Pues de manera sencilla la misma que entre cumplir sus ambiciones y las ambiciones de la ciudadanía.

Vivimos malos tiempos para la lírica pero ya dice el dicho que “siempre que llueve escampa” y después de la Edad Media llegó el Renacimiento.

El que no se consuela es porque no quiere…

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado el PSC viviendo en Navarra)


Villava-Atarrabia 20 Julio 2015

viernes, julio 10

Carta abierta a D. Roberto Jiménez


Estimado señor: Leo entre escandalizado, avergonzado e indignado (estas sensaciones van apareciendo en este mismo orden) sus declaraciones de hoy. Debería mejor decir que leo y escucho porque me acaban de enviar la grabación de las mismas en un acontecimiento cultural de altura: el apartado de los toros de hoy, lógico teniendo en cuenta los lugares que usted frecuenta. Por cierto se le nota en su tono de voz un cierto, como diría de manera suave, un cierto temblor que no parece ser producto de los nervios. Quizás eso explique las citadas declaraciones e incluso sirva para en cierto modo excusarle. No es mi caso, porque yo no le justifico ni siquiera con esos “atenuantes”.

Pues le diré una cosa, creo que le conozco bastante bien, hemos militado en el mismo partido muchos años, aunque siempre en orillas confrontadas, afortunadamente para lo que entiendo de política. Confrontación cuando a pesar de que los responsables del mismo en la Mancomunidad de Pamplona nos manifestamos en contra de la venta a Conex, a la que usted casualmente asesoraba legalmente, de nuestra COTUP-La Montañesa, impuso su criterio obligando a que no fuera así y todos sus miembros votaron a favor de esa poco clara venta. Bueno, todos no, mi amiga Ainhoa Aznárez y yo lo hicimos en contra, por dignidad.

Antes de eso tuvimos un encontronazo al intentar, utilizando el mismo método, imponer la construcción de una incineradora en su pueblo natal: Pitillas, que infringía todas las normas medioambientales habidas y por haber. En aquel tiempo como Presidente de la Comisión del Parlamento sobre las “Vacas locas” luché con fuerza para evitarlo. Menos mal que esta vez se consiguió para bien del vecindario de la zona. Recuerdo como uno de los mayores expertos en toxinas de CESIC nos decía, que para filtrar los gases producidos hacían falta siete filtros y un coste de 6 millones de euros, cuando supuestamente nos intentaban vender una instalación de un solo filtro con la décima parte del coste, para supuesto negocio de sus amigos y supuesto envenenamiento de la ciudadanía.

Después, ya como Secretario General del PSN batallé contra sus propuestas de pacto y sumisión a la derecha más reaccionaria, de Europa: UPN, lamentablemente otra vez con poco éxito.

Usted alude a la bajada de salarios de ciertos políticos, como siempre de manera cobarde sin citar nombres y por tanto generalizando de manera peligrosa ya que ignora que compañeras y compañeros de nuestro partido también han puesto en práctica esta honrosa medida. ¿Usted perdió dinero al pasarse a la política? Venga, por favor, no nos trate de idiotas a las ciudadanía navarra que ya le conocemos sobradamente.

Usted señor Jiménez no puede dar lecciones de nada, ni de honradez, ni de decencia, ni de ética y mucho menos de política.

Usted señor Jiménez ha sido la peor enfermedad que podía contraer un partido digno como el PSN. Lo ha llevado a la deriva y no ha parado hasta conseguir, con dolor de quienes le queremos y respetamos, ser la quinta fuerza política y absolutamente prescindible para el cambio, que la inmensa mayoría de nuestros afiliados jalean entusiasmados para gran pesar suyo.

Porque ese es su drama, que después de ejercer de Torquemada de tres al cuarto, quemando en la hoguera a cuantos herejes, según su apreciación, existíamos en el socialismo navarro hasta llevarlo casi a su desaparición, expulsando, marginando, o machacando a lo más dinámico del mismo, ahora se encuentra usted fuera de juego. Somos mucho más socialistas que usted, en especial alguna persona a la que estoy seguro alude con su inaceptable comentario.

No hago referencia a las famosas dietas de la CAN para no alargar mi carta. Algún día sabremos más sobre su gestión en esta institución.
Hoy es un mal día para el PSN. Estoy convencido que María Chivite, su actual SG, estará abochornada mirando para otro lado. No lo dirá bajo un concepto de errónea solidaridad pero estoy convencido de que estará más de acuerdo con mis reflexiones que con sus exabruptos.

¿Cómo puede decir que un Parlamento de Navarra que se acaba de constituir se ha convertido en un gaztetxe autogestionario? ¿Sabe usted por cierto qué es eso? Una barbaridad así no se atreve a decirla ni las gentes del PP, fíjese a donde le ha llevado su insensatez, a su derecha. Usted señor Jiménez es el mayor peligro para Navarra y sobre todo para el socialismo navarro.

¡Cállese señor Jiménez! Cállese y váyase. No vuelva a abrir el pico y menos para decir sandeces intolerables.

Solo espero que un día, más pronto que tarde, usted sea una mala pesadilla y acabe lejos, muy lejos de esta maravillosa tierra que ensucia con sus palabras.

Se lo digo como militante socialista. Sí, del PSC viviendo hace más de dos años de nuevo en Navarra, porque usted y algunos como usted impiden que mi voz crítica con esa deriva se escuche en el interior del PSN.

Se lo digo con respeto pero también con un profundo desprecio.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Militante del PSC viviendo en Navarra)


Villava-Atarrabia 9 Julio 2015

martes, julio 7

Julio, el mes negro de la democracia


Artículo publicado en PUBLICOSCOPIA el 7 Julio 2015

Escribo este artículo a unas horas del cohete de San Fermín 2015 y aunque esté ya impregnado por la fiesta la sensación de indignación y frustración política sigue latente. Cuando ustedes lo lean, esas maravillosas fiestas estarán rodando en su día grande, el 7 de Julio.

Pero el pasado día 1 de Julio justo en el comienzo de este tórrido mes de 2015, se consumaba el mayor ataque las libertades en este país desde la democracia. La denominado Ley Mordaza, más la reforma del Código Penal que introduce la cadena perpetua, perdón la prisión permanente revisable daban un golpe mortal al estado de Derecho en nuestro país, el franquismo volvía de nuevo.

Nadie hasta ahora se había atrevido a cruzar esa delgada línea roja que separa a las democracias de los regímenes autoritarios, a la libertad del fascismo, ni siquiera Aznar en sus mejores tiempos. Rajoy lo ha hecho al final de legislatura de una terrible mayoría absoluta donde ha desmantelado el Estado de Bienestar y ahora el de las libertades y derechos.

La ley mordaza hace prevalecer el principio de peligrosidad sobre el de culpabilidad, elimina el paso por los juzgados de algunos delitos siendo el Gobierno, a través de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, quien se encarga directamente y discrecionalmente de su represión.

Para el magistrado Joaquim Bosch, portavoz de Jueces para la Democracia, lo más grave reside en el propio concepto: “no es una ley de seguridad ciudadana, sino de seguridad del Gobierno ante las protestas ciudadanas”. En su opinión, esta norma consagra al ciudadano como “el enemigo” y expresa su preocupación, porque el Gobierno convierte en multas administrativas lo que antes se sometía al control inmediato del juez de guardia.
Resulta un absoluto desatino que sea punible y castigables actos pacíficos como manifestarse junto al Congreso y el Senado, fotografiar a policías, parar un desahucio, protestar en las alturas, o la resistencia pacífica y las sentadas
La pregunta es: ¿conseguirán convertir nuestro país en una inmensa cárcel, en un estado policial?

Esa parece su intención, crear un clima de miedo e indefensión que consiga parar la ola de protestas, de denuncias contra una situación injusta que están sufriendo en especial las clases más vulnerables.

No parece extraño de un gobierno en el que una de sus ministras acaba de declarar que “las urnas son muy peligrosas” claro indicio de su añoranza de una dictadura afortunadamente superada.

Pero lo más doloroso para las gentes de izquierdas que nos indignamos antes este brutal ataque, es el silencio cobarde y cómplice de muchos partidos de la izquierda que traicionado los principios básicos que deben defender, se pliegan mansamente al poder de una derecha crecida.

En mi época mi generación en pleno franquismo se habría echado a la calle liderada por nuestros dirigentes llenando las barricadas. Ahora apenas unas minoritarias protestas nutridas precisamente de gentes mayores de 60 años. Qué pena…

Pero no solo Julio nos traía esa negra noticia para una izquierda derrotada, también lo que sucedía en Grecia ponía en cuestión, agudizaba nuestras contradicciones.

La intolerable agresión que está sufriendo un digno pueblo griego, sus valientes dirigentes, casi en absoluta soledad cuestiona el papel de la izquierda europea en la última década.

Ningún dirigente de esa izquierda, desde Hollande a Renzi, o en España Pedro Sánchez ha defendido a Tsipras, ni el PSF, el PD o el PSOE a Syriza, abandonándoles cobardemente a su suerte. Una vergüenza observar esa absoluta sumisión a la troika, esa rendición a los poderes financieros de una izquierda incapaz de asumir su papel histórico. De una izquierda que traiciona sus principios. Me avergüenza especialmente la posición de un PSOE alineado de manera indigna con el PP en el que su deriva provoca la salida en masa de sus cuadros de izquierda.

Es probable que Tsipras y Syriza sucumban en el intento como lo hizo Leonidas y sus 300 espartanos ante el poderoso ejército persa de Jerjes, pero quizás como él permitan con su valentía debilitarlo para como ocurrió hace 2.500 años derrotarles en Platea.
Lo que resulta evidente es que o la izquierda europea extrae de esta dramática situación una histórica reflexión, que le lleve a darse cuenta que en un mundo global, con una derecha política y especialmente económica que agrede de manera global, se defiende de la misma manera, o su futuro es muy negro.

Esa izquierda europea está dejando sola, abandonada a su suerte a la izquierda griega, pero debe ser la última vez. Esa traición no debe repetirse y se deben poner en marcha con urgencia iniciativa para evitar esta patética imagen en el futuro.

Ahora el pasado domingo la ciudadanía griega ha votado muy mayoritariamente contra esa agresión y ese NO se convierte en un acto de dignidad y valentía del que toda la izquierda debe aprender. Ver esa dignidad plasmada en los miles de ciudadanos que llenaron la Plaza del Parlamento de Atenas produce orgullo y envidia.

Grecia, su pueblo, su izquierda es hoy España, Irlanda, Italia, Portugal, pero también de alguna manera Francia, Inglaterra, Holanda, e incluso Alemania aunque aún no se hayan enterado.

Julio negro, para las clases populares españolas y europeas, pero aún nos queda esperanza.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)

Villava-Atarrabia 6 Julio 2014






domingo, julio 5

Navarra: El despropósito del PSN-PSOE


Hace mucho tiempo que nuestro querido PSN se encuentra a la deriva, especialmente desde que el desafortunado Roberto Jiménez dejó una impronta difícil de erradicar.
Han sido unos años de voy y vengo, de afirmaciones y desmentidos, de estar para no estar, culminados con la traición a la mayoría de la sociedad navarra y en especial a nuestra base social en Marzo del 2014. Desde entonces la sensación de caída libre no ha cesado, a pesar de que nuestro electorado sigue teniendo una fidelidad que no merecen quienes le dirigen.

Las últimas semanas esa sensación de despiste y desatino ha continuado, primero con una campaña electoral sin terminar de romper amarras con UPN y dejando claro que no participarían en un cambio, que todos menos ellos sabían debería de contar necesariamente con Bildu, lo que les hizo perder otro puñado más de votos, retroceder a quinta fuerza política y ser prescindibles a la hora de concretar dicho cambio.
Ignoro si esa campaña la diseñó su peor enemigo o simplemente la sombra de Roberto Jiménez, pero desde luego ha sido para nota.

El sainete que representaron a la hora de decidir la mesa del nuevo Parlamento de Navarra siguió el mismo guion. La quinta fuerza prescindible intentando detentar su presidencia, o ante la lógica negativa del resto volver su mirada a los habituales amigos de UPN para mendigar una secretaría, con la lógica respuesta de sus anteriores socios: “Roma no paga a traidores”, les dejó cara de perdedores de póker.

Supongo que ver en esa Presidencia a una antigua militante a la que durante años han ignorado, vapuleado, empujado a la puerta de salida, observar la buena valoración que de ella tiene la inmensa mayoría de la sociedad navarra agudizo esa agria cara.

En los últimos años, el sector más dinámico del socialismo navarro, el más a la izquierda, quienes defendían posiciones de cambio, de diálogo y entendimiento con el resto de fuerzas de la izquierda transversal han ido siendo expulsados, marginados, agredidos hasta hacerles abandonar sus filas. Hoy en día hay más socialistas del PSN fuera que dentro, un sector que representa a la inmensa mayoría de su base social, que les ha ido abandonando en igual medida.

El límite de ese desvarío ha sido la apertura de expediente a sus agrupaciones de Tafalla y Villava-Atarrabia, por entrar en las comisiones de gobierno de esos Ayuntamientos ahora gobernados por Bildu.

Resulta cuando menos significativo el segundo caso ya que tradicionalmente en Villava-Atarrabia todos los grupos han estado en dicho órgano directivo, con UPN estaba Batasuna en sus diferentes modalidades, con Atarrabia Bai igual, incluso y ahí la sinrazón actual es de record, la pasada legislatura se estuvo con otro alcalde de Bildu!, incluso la concejala socialista Mertxe Sánchez tuvo la responsabilidad de igualdad.

¿Cómo es posible que en momentos duros, con la violencia plenamente presente eso fuera posible y ahora que desaparece no lo sea? Alguien debería explicar lo que resulta inexplicable.

Precisamente en Villava-Atarrabia nos hemos pasado 12 años, en los momentos de plomo y sangre, dirigiéndonos a la bancada de la izquierda abertzale, para explicarles que en el instante en el que abandonaran su apoyo implícito o explícito a la violencia todo sería posible. Podríamos dialogar, acordar, pactar, incluso gobiernos municipales o forales y lo decíamos porque esa era la doctrina que nos venía del PSOE.

¿Con qué cara podemos mirarles ahora cuando ellos cumplen su parte y nosotros nos empeñamos en traicionar nuestras palabras? Simplemente vergonzoso.

Pero hay aún más, porque durante años, muchos años han existido canales discretos  de comunicación, de diálogo, de contacto alentados por nuestros dirigentes especialmente de una manera más directa por Rubalcaba, e incluso según algunas fuentes en Marzo del 2014 supuestamente se celebró una reunión en la que el PSN representado por el ínclito Roberto Jiménez, Samuel Caro y Santos Cerdá trasladó a dirigentes de Bildu como Pernando Barrena o Txelui Moreno su disposición a liderar una moción de censura contra Yolanda Barcina con el apoyo de ambas formaciones y formar un nuevo gobierno igualmente con el apoyo de los que ahora son diablos peligrosos.

Sería tremenda e incomprensible su posición actual si esas informaciones fueran reales,  ¿no?

Malos tiempos para el PSN cuando se desangra a borbotones de cuadros y votantes, cuando no se sabe si va o viene, cuando habla de apoyar el cambio para acto seguido correr en dirección contraria. Malos tiempos que hacen que otras formaciones se nutran, se fortalezcan con un activo que les ha abandonado. Por ese camino van a ninguna parte. Da una profunda pena ver como un partido lleno de dignidad, de historia honesta, se va difuminando dirigido por insensatos.

Pero aún existe esperanza de que un día esa mayoría silenciosa cada vez menor pero mayoría, se alce y eche a patadas a quienes lo están llevando a la extinción. Ese día los socialistas de verdad que aún observamos doloridos lo que está ocurriendo, nos llevaremos una inmensa alegría porque aunque no se entienda seguimos llevando al PSN en nuestro corazón, porque seguimos creyendo que ese sector social es necesario, imprescindible para el cambio que se va imponiendo en Navarra.

Veremos……….

Fdo: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)


Villava-Atarrabia 5 Julio 2015

viernes, julio 3

SOLIDARIDAD CON GRECIA!


Queridos amigos y amigas:

En 2 días, Grecia votará si acepta las condiciones de austeridad que le impone la UE.

Los principales líderes han movido hilos a toda velocidad para imponer el mensaje del miedo gritando a los cuatro vientos que un NO en el Referéndum significaría un NO a Europa, un NO al Euro y, con ello, su inevitable descenso a los infiernos.

Quieren que Tsipras caiga para que no haya ningún gobierno contrario a sus políticas de austeridad. Y exigen que los griegos sigan agachando la cabeza para cumplir con unos objetivos que en los últimos años solo han conseguido sumirles aún más en la pobreza.

La prensa internacional cubre las declaraciones de Juncker, de Merkel, de Rajoy, como si fueran la única voz de Europa, pero no lo son. Europa también somos nosotros.

Únete al llamamiento ciudadano de solidaridad con Grecia pidiendo a los líderes europeos que planteen medidas alternativas a los recortes y animando a los griegos a votar en conciencia sin miedo a las represalias, por la construcción de una Europa más justa.

¿Por qué creemos que la UE debe levantar la política de austeridad?:

1. Porque los resultados económicos de las medidas que la Troika le impuso a Grecia hace 5 años han sido catastróficos. 
Han reducido su Producto Interior Bruto en un 25% y disparado el paro juvenil hasta el 60%.

2. Porque, de la inmensa cantidad de dinero prestada a Grecia, solo una miseria ha ido a parar al país. La mayor parte del dinero ha servido para pagar a los acreedores privados, entre ellos los bancos alemanes y franceses.

3. Porque plegarse ahora a los deseos de la Troika cortaría de raíz cualquier intento de gestionar su economía de una manera soberana.
NO a la política de austeridad. Firma en apoyo al pueblo griego y compártelo con todos tus conocidos.
En solidaridad con el pueblo griego,