martes, mayo 26

Comienza la II Transición


Artículo publicado en PUBLICOSCOPIA y GARA el 26 Mayo 2015


Uno de los mejores pensadores que ha tenido la izquierda y el PSOE en los últimos tiempos, mi amigo y desaparecido Enrique Curiel, comentaba hace apenas cuatro años que o el PSOE impulsaba una necesaria II Transición, o la impulsarían otros.

No conoció la aparición de Podemos, aunque de alguna manera la impulsó como profesor de Políticas en la Universidad de Madrid, esa misma de la que han salido Pablo Iglesias o Juan Carlos Monedero, incluso me consta que recibió de la misma persona que ellos, una oferta para iniciar un proyecto parecido que su lealtad al PSOE le impidió aceptar. 

Nadie le escuchó entonces, “cosas de Enrique, ya se sabe, aún le queda un poso comunista” decían los sabios del lugar (el PSOE), ignorando que les estaba abriendo una puerta de salida al callejón en el que nos estaban metiendo.

Ahora, aún con la resaca electoral de la larga noche de ayer, al ver las fotos de las grandes vencedoras, con nombre de mujer por cierto, al ver los rostros exultantes de Manuela Carmona, Ada Colau, incluso Mónica Oltra vienen a mi memoria esas palabras de Curiel, porque si estuviera esta mañana aquí reflexionaría sobre que la I Transición se empezó a escribir con la aparición de dos “rara avis” de la política como alcaldes de Madrid y Barcelona, los añorados Enrique Tierno Galván y Pasqual Maragall.

Aquella tuvo grandes aciertos y algún error, quizás los lideres actuales deberían releer aquella historia para fortalecer los primeros y corregir los segundos.

También al igual que en la primera esta va a requerir grandes dosis de imaginación, audacia y generosidad, mucha generosidad. Porque las gentes, las bases de esa izquierda maltratada estos últimos seis años hasta límites insoportables, ha dicho basta, ha dado un puñetazo en la mesa en forma de votos para el cambio, por el cambio y no va entender ni probablemente consentir que se le hurte por intereses puramente tácticos o partidistas.

Hace falta altura de miras, líderes que como hace casi 40 años antepongan el bien común de sus bases a los suyos propios, incluso hasta la inmolación como le ocurrió al PCE en el que en aquella época militábamos Enrique y yo.

De los resultados del domingo se deduce que lugares emblemáticos como las ciudades de Madrid, Valencia, Zaragoza, Sevilla o Pamplona, comunidades como Navarra, Aragón, Valencia o Castilla la Mancha, incluso Baleares y Cantabria pueden pasar a la izquierda por pactos entre sus diferentes fuerzas políticas.
Ese va a ser el inmenso trabajo de las semanas venideras, porque la izquierda tiene el deber histórico de responder a las demandas de su electorado, al mandato que les manifiestan desde las urnas: hacer realidad que ese cambio tengan que realizar con las concesiones que procedan.

Madrid, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Pamplona deben ser sí o sí ciudades gobernadas por las fuerzas de progreso, al igual que comunidades como Aragón, Navarra, Comunidad Valenciana, Castilla la Mancha y como no, igualmente Andalucía.

No se puede, no se debe consentir que ningún lugar en nuestro país en el que la suma de fuerzas de la izquierda de mayoría, pueda seguir gobernando una derecha que nos ha esquilmado, destruyendo el Estado de Bienestar y avergonzando con sus innumerables caso de corrupción.

La II Transición que se inicia obliga a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias a dialogar, negociar y pactar. Ambos tienen el deber histórico de recuperar el poder para las clases más desfavorecidas.

Si alguno de los dos, o ambos, por egoísmo o torpeza lo impiden, la historia les castigará y el batacazo en las próximas elecciones de Noviembre será histórico, por permitir a un púgil noqueado como el PP recuperar el aliento y ganarles, ganarnos el combate.

Veremos si son capaces de emular Pablo Iglesias a Santiago Carrillo y Pedro Sánchez a Felipe González, aunque puede resultar una operación imposible porque los segundos son figuras irrepetibles en la historia de este país.

Mención aparte merece Navarra, “cuestión de Estado” dicen algunos, aquí la responsabilidad se extiende a los partidos nacionalistas Gero Bai y Bildu que igualmente deben hacer un ejercicio de generosidad y búsqueda de los puntos de encuentro, aparcando demandas que deberán recuperar en momentos venideros. Aquí el clamor ha resultado histórico y bajo ningún concepto pueden defraudar la ilusión generada. Pamplona, Tudela, el Gobierno de Navarra deben de estar en manos de una izquierda plural, transversal.

Por primera vez además el PSN-PSOE resulta prescindible, su aportación resulta insignificante lo que favorece la posibilidad de realizar el cambio que alguna gente en su interior lleva demandando desde hace demasiado tiempo, Ver las caras desencajadas de sus líderes la noche electoral ha sido una de las imágenes más impactantes, porque eran las caras del pasado. Debe aprovechar esa travesía por el desierto del desinterés para regenerarse a fondo, para eliminar definitivamente lacras del pasado, para volver en un futuro próximo con un nuevo empaque de izquierdas y transformador.

El domingo fue un día histórico, apasionante, ilusionante, pero ahora queda rematar la faena las próximas semanas, esperemos que nadie defraude y si lo hace que caiga sobre él el peso de la frustración que origine.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra y militante de Izquierda Socialista)

Villava-Atarrabia 25 Mayo 2015




miércoles, mayo 20

Susana Díaz frente a su laberinto andaluz


Artículo publicado en DEIA el 20 Mayo 2015.

Cuando Susana Díaz rompió su pacto con IU en Andalucía después de que esta le hubiera aprobado los presupuestos, aludió a que lo hacía ante la ingobernabilidad que se estaba produciendo. No se entendió muy bien en ese momento dicho argumento ya que el acto de apoyo máximo que se da cada año es precisamente ese, el de la aprobación de unas cuentas que permiten desarrollar la labor de gobierno con normalidad.

Quizás después de esa arriesgada maniobra se escondía una doble operación, calculada de manera maquiavélica, por un lado intentar obtener en esa nueva cita electoral la mayoría absoluta tan ansiado por este ambicioso personaje y al mismo tiempo fortalecer aún más su posición en el seno del PSOE, que le permitiera alzarse con el poder en unas próximas primarias a disputar con su actual secretario general, Pedro Sánchez.

A la vista del resultado que se dio en las citadas elecciones anticipadas, no parece que ambas metas estén en este instante al alcance de la actual Presidenta en funciones de Andalucía, más bien todo lo contrario, con el agravante de que ahora la sensación de inestabilidad e ingobernabilidad es infinitamente mayor.

El pasado jueves de nuevo y por tercera ocasión la cámara andaluza ha vuelto a rechazar su investidura con un 47-62 que amenaza en convertirse en crónico.

Su cálculo no sólo ha tenido esa consecuencia negativa para ella, sus expectativas y también para Andalucía que observa entre perpleja y sorprendida este sainete, sino que está deteriorando gravemente su imagen allí, en el resto del estado e incluso en el interior del PSOE. Pierde el socialismo y pierden los andaluces, mal invento Susana.

Desde el propio socialismo andaluz se oyen voces muy críticas con su gestión en esta crisis, especialmente desde uno de los candidatos a las primarias socialistas, el Decano de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Granada, José Antonio Pérez Tapias, que en un reciente artículo criticaba sin citarla la falta de cintura que estaba teniendo, especialmente en su comunicación con el resto de fuerza de la izquierda, Podemos e IU.

Aludir ahora, mirando desafortunadamente hacia las bancadas del PP, que se debe permitir el gobierno de la lista más votada es echar piedras contra su propio tejado, e incluso deja entrever que se piensa que la ciudanía no se entera, ya que ella ha sido Presidenta porque tuvo la capacidad de pactar con IU precisamente para desbancar a esa lista más votada en las anteriores elecciones, el PP.

Quizás esas afirmaciones tengan que ver con la idea que tienen algunos políticos de que la sociedad no posee la madurez democrática que se le atribuye y los partidos no han alcanzado, en general, esa cota de calidad democrática que implica el considerar valiosa la pluralidad.

También probablemente porque Susana Díaz sigue deshojando la margarita de hacia dónde debe mirar a la hora de conformar una mayoría estable, si hacia la derecha de PP (una posibilidad más lejana), o la más próxima que le supone Ciudadanos, o bien hacia su izquierda encontrándose con Podemos e IU. Ambas posibilidades le garantizan la mayoría absoluta y aunque más bien parece que el cuerpo le pide poner en práctica la primera, la fuerza de los acontecimientos le puede llevar a regañadientes a la segunda.

Detrás de todo este embrollo está que los partidos políticos en el tiempo actual están imbuidos de tacticismo olvidando, especialmente los de la izquierda, que también la estrategia existe, que no solo se puede funcionar mirando las encuestas, las elecciones, que por cierto este año se suceden una tras otra, sino que cabe exigirles ir más allá de lo inmediato para trazar planes de largo alcance.

¿Debe la izquierda entenderse exclusivamente con la izquierda? A la vista de la lamentable situación que está atravesando su base social, destrozada en estos largos 8 años de crisis y del desmantelamiento del su edificio más emblemático; el Estado de Bienestar, resulta evidente que debía ser lo prioritario, pero es precisamente ese tacticismo suicida el que a menudo impide la comunicación y el acuerdo entre ellas, entre las izquierdas transversales, las antiguas y las novedosas.

Esa nueva izquierda que emerge de la crisis, la recién nacida y la vieja que intenta regenerarse, reconvertirse, aún no acaban de entender la diferencia entre la pluralidad que existe en su seno y el pluralismo como valor reconocido en la propia Constitución junto a la libertad, igualdad y la justicia, sin el cual no hay democracia efectiva. Podríamos decir que la pluralidad es la táctica y el pluralismo la estrategia.

Ser capaces de abrir este debate y darse cuenta que el reconocimiento del pluralismo en la izquierda exige mirar al “otro” tratando respetuosamente su diferencia, es misión obligada entre las izquierdas, también entre el PSOE y Podemos. También darse cuenta que después de las confrontaciones electorales en las que nos peleamos por un puñado de votos, es mucho más lo que nos une que lo que nos separa.

Para eso resulta imprescindible que Susana Díaz, además de una lección teórica sobre pluralismo, sea capaz de quitarse la chaqueta demasiado tiempo puesta en el PSOE, más aún en Andalucía, de ser el monopolio de la izquierda con nostalgia de esas mayorías absolutas, que de momento y parece que va para largo, ni existen ni existirán en mucho tiempo.

Se da un elemento positivo en este proceso, la cura de humildad que la Presidenta está sufriendo durante estos largos casi dos meses. Bajarse del pedestal y situarse en la realidad que le exige acuerdos de igual a igual, puede ser muy beneficioso para su futuro, incluso si es hábil para su salvación como figura política emergente.

Eso y que bombas que le van estallando a su paso como los casos Chaves-Griñan, resuelto con más pena que gloria y la reciente de las minas de Aznalcollar, le obligan a enfrentarse a este nuevo mandato procurando que el lavado sea profundo, no sólo de cara, que las reformas estructurales en el seno de su partido y de su Gobierno deben ser de calado, creando cortafuegos eficaces contra la corrupción dada estos últimos años.

La sociedad andaluza, especialmente una parte importante de la que apoya al socialismo, ha mirado para otro lado esta vez, pero quizás sea la última que lo hace y para evitar que siga la sangría, el PSOE andaluz debe ser absolutamente radical ante el menor atisbo de corrupción, o corruptela.

Parece evidente que la situación actual de Andalucía se repita en la mayoría de las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos después de las próximas elecciones, e incluso posteriormente en las generales. Cabe por tanto exigir, al menos a la izquierda, trabajar con elementos estratégicos, a largo plazo. Reconocer el pluralismo más allá de la pluralidad, entenderlo y aceptarlo, al igual que escuchar que nuestra base social nos está exigiendo diálogo, acuerdos desde la riqueza que nos aporta ese valor, al que debemos darle la categoría máxima.

Esa ciudadanía que ahora está expectante ante las posibilidades de cambio después de haberlo pasado muy mal especialmente estos últimos cuatro años, no nos perdonaría que habiendo mayorías progresistas o bien permitiéramos gobernar a la derecha, o hacerlo con su apoyo.

Este nuevo tiempo va a exigir en esa izquierda y en especial al PSOE como fuerza mayoritaria, grandes dosis de audacia, imaginación y mucha generosidad, por eso es tan importante que el experimento de la Andalucía actual salga bien. Que Susana Díaz después de esta cura de humildad se siente con Podemos, reconstruya de nuevo el entendimiento con IU y sea capaz de alcanzar acuerdos para construir una nuevo gobierno que respete su pluralidad enriquecedora.

Ahora es su momento para pasar a la historia, no como creía ella sino quizás por algo más importante: abrir un camino de unidad de la izquierda por el que luego transiten los demás.

Ojalá tenga la suficiente altura de miras para hacerlo…

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal de PSN, actual militante de PSC e Izquierda Socialista)

Villava-Atarrabia 20 Mayo 2015




martes, mayo 19

El domingo, todas y todos a votar el cambio



Artículo publicado en PUBLICOSCOPIA el 18 Mayo 2015

Según todos los indicios y percepciones las elecciones del próximo domingo 24 van a ser históricas, esta vez sí y posiblemente supongan un vuelco en el sistema basado en el bipartidismo que venimos disfrutando, o sufriendo según desde dónde se mire, a partir de la llegada de la democracia.

Todo parece indicar que esta vez ya no son dos sino justo el doble, cuatro, los partidos que se van a repartir de manera equilibrada los escaños en los diferentes parlamentos y ayuntamientos y que las mayorías absolutas de momento pertenecerán al pasado.

Eso va a obligar a un ejercicio profundo de readaptación mental y política de los partidos tradicionales PP y PSOE, posiblemente a través de un curso acelerado y obligatorio de humildad, para desde la imaginación, la audacia y grandes dosis de generosidad articular opciones plurales para los diferentes gobiernos, ahora autonómicos y municipales como previa al de la nación.

La imagen de los últimos dos meses en una Andalucía que podía haber sido un perfecto lugar experimental, indica que aún en ese curso aún les quedan muchas asignaturas que aprobar. Pero esperemos que al menos les hayan descubierto las formas y maneras que ya no deben utilizar, porque son propias del pasado que añoran pero que ya pasó.

El reto lo tiene la izquierda pensábamos hace apenas dos meses, pero el lanzamiento desde el Ibex 35 de Ciudadanos va a llevar al mismo lugar a una derecha hundida en ese instante y recuperada con éxito absoluto del mismo. ¿Alguien se pensaba que los poderes fácticos iban a consentir con los brazos cruzados, que la aparición de Podemos diera a la izquierda una nueva hegemonía? Pues quien lo haya pensado ya puede revisar sus análisis y reconducir su táctica y estrategia.

Esa jugada maestra de esos poderes que han llevado a las bases sociales más desfavorecidas (en estos instantes la mayoría) al desastre y la desesperación, han encontrado en Albert Ribera su “mirlo blanco”, por mucho que en Catalunya haya dejado su huella de derechista, con toques xenófobos y homófobos, una joyita recubierta de celofán naranja. Allí no engaña, pero en el resto del Estado sí.

Ese cambio obliga a las izquierdas a recomponerse, a dar la batalla de manera más contundente, olvidando sus cuitas y observando que el verdadero enemigo que pensaban abatido emerge de nuevo con fuerza. Dejarse de mirar como contrincantes totales para entender que ese enemigo está fuera, además mucho más poderoso que hace unas semanas.

Si antes de la irrupción de Ciudadanos, esa izquierda tradicionalmente cainita tenía la obligación de saber que debía entenderse a partir del 25, ahora esa obligación resulta aún mayor, es más, incluso puede pasar que ni así pueda acceder al poder en muchos lugares porque la suma de la derecha, PP y Ciudadanos, les de mayoría absoluta.

Utilizando un símil, es como si PSOE y Podemos estuvieran debatiendo agriamente como liebres despistadas, sobre si son galgos o podencos lo que se les acerca por el horizonte. Son perros, coño! y os van a devorar si no espabiláis rápido.

En Ferraz y en la sede de Podemos deben ponerse las pilas con urgencia, ver la situación no solo desde la táctica, también desde la estratégica ya que el momento es de emergencia para la izquierda, todas las luces rojas se han vuelto a encender. Quitarse los tapones de los oídos y los antifaces y orejeras y ver, mirar, escuchar lo que está pasando darse cuenta  nada más y nada menos que la derecha avanza de manera vertiginosa y sería suicida continuar por ese camino de confrontación y falta de entendimiento. Supondría una traición hacia su base social y electoral.

Deben dedicarse a ir casa por casa, barrio por barrio despertando a nuestra base social para que todas y todos vayan a votar el domingo, día en el que ni un voto de izquierdas o progresista puede quedarse sin entra en las urnas.  Sería irresponsable, un suicidio y la continuación de la pesadilla de estos seis últimos años. Pero también cambiar el mensaje y trasladar que están dispuestos a dialogar y pactar para evitar que la derecha siga haciendo de las suyas, que sus bases sepan que los votos serán útiles para el cambio demandado.

PP y Ciudadanos tienen los mismos señores, los mismos amos, el Ivex 35, los poderes económicos, financieros, mediáticos y religiosos que han destrozado este país, en especial a nuestra base social, hasta hacernos retroceder 20 años en el tiempo, hasta robarnos nuestros derechos sindicales, sociales y políticos, desmantelando piedra a piedra el edificio del Estado de Bienestar.

Hoy, en estos días que quedan de campaña, después de lo que resulte de ella esa izquierda no puede seguir confrontada, desgastándose en lugar de dedicar sus esfuerzos a derrotar a nuestro enemigo común.

Da exactamente igual que un parlamentario pueda ser de Podemos en lugar del PSOE, lo que no se puede consentir es que por vuestra irresponsabilidad por vuestra lucha estéril se vaya a PP o Ciudadanos.

O sea que compañeros y compañeras de Podemos y PSOE dejaros ya de zarandajas y dedicaros a lo que tenéis que conseguir, que la derecha abandone el poder para que lo vuelva a retomar la izquierda, aquí y allí, en cada pueblo o ciudad y poneros de acuerdo para hacerlo posible ya.

A los demás nos toca insistir para que ningún ciudadano o ciudadana de izquierdas deje de ir a votar el domingo.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal de PSN, actual militante de PSN e Izquierda Socialista del PSOE)

Villava-Atarrabia 19 Mayo 2015




lunes, mayo 18

Un desvarío urbanístico en Villava con la extraña conjunción Bildu-UPN

La vida en política da muchas vueltas y a veces compañeros de viaje insólitos. Ese el el caso del brutal Plan de Urbanismo de Villava-Atarrabia que contempla un edificio en la zona más condensada, de tráfico, de personas y alumnos de tres colegios y dos guarderías. 

Una insensatez que cuenta con el frontal rechazo del vecindario afectado, una parte importante del pueblo, aquí veréis las fotos de la actualidad con una preciosa zona verde de árboles algunos centenarios y la mole de cemento que pretenden realzar. Intentaremos pararla pero aquí va mi análisis (enviado a la prensa con poco éxito), ya que el próximo 24 es un momento idóneo para manifestar con nuestro voto, o no voto, nuestro enfado y rechazo.



Consideraciones sobre el Plan de Urbanismo de Villava-Atarrabia

El pasado jueves se aprobó con un salón repleto de vecinas y vecinos afectados el nuevo Plan de Urbanismo de Villava-Atarrabia, que contempla la edificación de un macro edificio de 8 plantas en la zona más conflictiva y condensada de nuestro pueblo.
Ese cambio de una de las pocas zonas verdes que nos van quedando en un pueblo con una densidad de población de 11.000 habitantes por Km2, por una mole de ladrillo y cemento provocará un incremento de tráfico, de problemas de aparcamiento y de seguridad en una zona con tres colegios y dos guarderías absolutamente  insostenible. Por cierto ahogando ambas por el único lugar que les quedaba de desahogo y luz.

Pero lo más sorprendente es que se aprobó con los votos del grupo de alcaldía, Bildu y UPN, más tres concejales que para no denominarlos “tránsfugas” que les molesta, los definiré como “concejales que votan de manera diferente de lo los grupos municipales por los que fueron elegidos en 2011 plantean”.

(esta foto es engañosa por las distancias y porque hoy la zona de huertas es un edificio)

Porque tanto PSN, Atarrabia bai, y el cabeza de lista de Izquierda Ezkerra que sustituye a la anterior IU se manifestaron en contra y aportaron  en el caso de la primera un elemento interesante; que se dejara aparcado para retomarlo la próxima corporación abriendo un periodo de información y debate con el vecindario afectado, fueron palabras acertadas del portavoz de Atarrabia bai, Guillermo Ezkieta, que por cierto finalizó con un sonoro aplauso de las personas allí presentes.

Deben reflexionar los señores y señoras de Bildu y UPN (extraña pareja) que insisten en que se le ha dado gran publicidad al proceso de discusión, sobre que en algo habrán fallado cuando el vecindario se entera por escritos colocados una semana antes y se manifiesta radicalmente en contra de este despropósito al conocerlo. No pueden decir que nadie se ha manifestado en contra del mismo cuando los que llenaban ese salón así lo indicaron. Algo habrá fallado en los cauces de comunicación y debían como representantes de la ciudadanía haberse dado cuenta del error y rectificar siguiendo la propuesta del señor Ezkieta.

Existe mucho enfado en la zona afectada, el denominado Polígono F, en la que habitan una parte importante de la ciudadanía de Villava-Atarrabia. Enfado en indignación. Las gentes apostábamos por el planteamiento de Atarrabia bai e I-E y lo seguiremos haciendo en el proceso que se abre a continuación, intentando paralizar lo que a todas luces contradice incluso el programa de Bildu. Un desarrollo a lo Shangái no es el “desarrollo sostenible” que señalan en el mismo, sino dejar la zona tal y como está.

Será una oposición con razones y democrática, pero firme, contundente. Quizás el primer acto para manifestarla sea el próximo 24, en las urnas, donde se premia o castiga los errores cometidos. Ahí, en las urnas de la guardería infantil Ama Lur no debería haber ni un solo voto para los partidos que nos condenan a esa situación. Es ahí donde las vecinas y vecinos de nuestra zona deben lanzar el primer mensaje a Bildu y UPN para que cambien el sentido de la marcha. Es el 24 con nuestro voto donde podemos comenzar a paralizar el despropósito de una manera democrática y eficaz.

Agradecer por último especialmente a Atarrabia bai e Izquierda Ezkerra su posición en directo y a PSN a través de la decisión contraria de su Comité local. Desconozco la posición de PP, Ciudadanos o Podemos, aunque algún destacado miembro de esta última que vive aquí me ha manifestado su apoyo a nuestra lucha ciudadana.

Es ahí donde debemos mirar, hacia esas papeletas el próximo 24 los vecinos y vecinas afectadas. Que escuchen nuestra voz alta y clara.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (vecino del Polígono F de Villava-Atarrabia)ç

Villava-Atarrabia 16 Mayo 2015

viernes, mayo 15

El cambio profundo en Navarra: la hora del auzolan

Artículo publicado en Diario de Noticias de Navarra y GARA el 15 Mayo 2015

Precisamente este 15 de Mayo 33 personas plurales a título individual, pertenecientes a Bildu, Equo, Podemos, I-E, Geroa Bai, Izquierda Socialista del PSOE, sindicatos y diferentes movimientos sociales nos ponemos de acuerdo para firmar este manifiesto a favor del cambio en Navarra:

La Asamblea por el Cambio Social, iniciativa que acoge a personas de diferentes sensibilidades, surgió con el propósito de impulsar un cambio profundo en Navarra desde la confluencia   social y política. Después de acordar un Manifiesto con 14 ejes de consenso (http://www.asambleaporelcambiosocial.org/es/aldaketarako-14-ardatz/) y tras casi 3 años de andadura hemos llegado al fin de ciclo y al comienzo de otro nuevo, cargado de expectativas. Hemos concluido con el ‘Compromiso por el Cambio en Navarra’ una intensa   última etapa marcada por los ‘debates colaborativos’ y el impulso a movilizaciones inclusivas como, entre otras, el Parlamento Social y Denok  Batera. 

Con aciertos y errores, siempre con la mejor voluntad de avanzar desde la base, hemos contribuido  junto con otros agentes sociales, sindicales y políticos, al crecimiento de esa ola de cambio que, en Navarra sabemos, solo puede romper con la deriva de las actuales políticas, tanto en los contenidos como en las formas de ejercerse, gracias a la suma de todas y todos, en una amplia mayoría social empoderada. Pero nos encontramos en un momento crítico; en las próximas elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo nos jugamos no el cambio profundo pero sí la apertura del mismo, pues sabemos que este no va a llegar solo por la mera alternancia de gobierno sino por el desarrollo progresivo de una alternativa real de transformación del modelo social.

Por ello, la Asamblea por el Cambio Social anima a la participación  desde la autonomía y la libertad de cada posición  personal, ya sea con el activismo y/o con el voto, en la construcción de esa esperanzadora alternativa, que vive ahora una de sus horas  más decisivas. Y también, por ello, convocamos una Asamblea  abierta, justo después de las elecciones,  el sábado 30 de mayo a las 11:00 en Triki Traku. Todas y todos estamos convocados, para compartir la valoración de la nueva situación y ver la orientación y el papel que una iniciativa como la Asamblea por el Cambio Social debe tomar en este nueva coyuntura, para poder elaborar propuestas colectivas e iniciar las movilizaciones que sean necesarias…


Si los resultados no son favorables al cambio, necesitaremos organizarnos para no caer en el desaliento, y seguir trenzando y afianzando esa confluencia desde lo social, que tanto anhelamos tantas personas y, para que se convierta de una vez por todas en un potente motor social de cambio profundo.

Y si los resultados son favorables a las opciones de cambio, necesitamos organizarnos igualmente. Pero, entonces, nuestro primer objetivo será contribuir a que se escuche alto y fuerte el clamor social a favor de la consecución de un ‘gobierno de cambio’. Y nuestro segundo objetivo, no menos importante, será exigir y al tiempo colaborar durante los próximos años con ese ‘gobierno de cambio’ para que se  cumplan efectivamente las demandas de democracia y justicia social que reclamamos desde hace décadas, encaminados a una mejora substancial en la calidad de vida de la mayoría y especialmente de los sectores más desfavorecidos.

La sociedad navarra no toleraría que los diferentes partidos favorables al cambio, más allá de sus legítimas diferencias, no se pusieran de acuerdo, con generosidad y responsabilidad, en torno a una fórmula de gobierno que lo hiciera posible, pero tampoco que las políticas que se aplicaran no contaran con la participación de los movimientos sociales para sacar adelante las demandas básicas, que tras años de crisis y recortes, de desgobierno y falta de libertades, necesitamos con urgencia.


Sabemos que no será un camino fácil y que las resistencias y ataques por quienes detentan el poder real serán duros y constantes, pero ahí estará esa mayoría social y la propia Asamblea apoyando, a partir de su inédita experiencia en la confluencia inclusiva, para que esa alternativa fructifique en conquistas concretas contra el expolio y contra la exclusión.

El reto es grande y las  tareas muchas. Y para encarar esta nueva etapa necesitamos fortalecer a la Asamblea y redefinir su papel y sus líneas de acción. Por ello, buscamos no solo la participación ocasional sino también el compromiso activo de personas de las diferentes sensibilidades y de todos los sectores, que como tú han luchado por el cambio profundo en Navarra desde hace tiempo… El auzolan del cambio profundo nos reclama a todas y todos. Te esperamos.

En nombre del Grupo de trabajo de la Asamblea por el Cambio Social:

Pedro Miguel Ansó, Fernando Armendáriz, Ainhoa Aznárez, Iñaki Arzoz, Gorka Barguilla, Chema Berro, Iñaki De Carlos, Pilar Díaz, Carlos Elía, Natxo Etxepare, Rosa Chaler , Esther Chic, Santos Galdeano, Jesús Garijo, Pilar Hurtado, Juana Indurain, Iñaki Justes, José R. Loayssa, Ricardo Manero, Txabi Martínez, David Marzo, Manuel Millera, Beatriz Muruzabal, Roberto Oiz , Ainara Oyaga, Josu Pérez, Txemi Pérez, Víctor Rubio, Jesús Sada, Stefany Sada, Sagrario Soto,
José Luis Uriz, Patxi Urrutia.


martes, mayo 12

Maldita campaña


Artículo publicado en PUBLICOSCOPIA el 12 Nayo 2015

En un momento en el que la política está tan desprestigiada, tan a la baja por culpa de desalmados que la han asaltado, de sus cómplices o de quienes simplemente miran hacia otro lado, las campañas electorales irrumpen como un ciclón intentando dar una sensación de normalidad, aunque lo que realmente consiguen es hundirla aún más.
Resulta extraño que las encuestas estén dando un nivel de indecisos tan elevados y que los indicadores lleven a la conclusión de que esa gran masa de votantes, van a decidir su voto en función de lo que ocurra en esas campañas.

¿Cómo es posible que con las sandeces que se dicen durante las mismas, con la manipulación del lenguaje que se produce pueda nadie decidir a qué partido va a votar o no?

Quizás la respuesta tengamos que encontrarla en que la enfermedad que corroe a lo que debía ser una noble actividad como la política, precisamente se la haya contagiado la propia sociedad. Que es esta la que sufre una terrible epidemia que transmite a sus miembros situados en los lugares de poder.

Observar con la perspectiva que da ser la primera vez desde la llegada de la democracia que no se participa activamente, o como candidato, o como simple activista, todo lo que se dice o hace produce una extraña sensación de vergüenza ajena, con una dosis de indignación en los casos más próximos.

Pondré algún ejemplo de unos y de otros. Afirma Rafael Hernando y lo más increíble es que además lo argumenta con datos, que el PP ha hecho más contra la corrupción que el resto de partidos juntos. Eso siendo la patria de Rus, Bárcenas, Fabra, Rita Barberá, Esperanza Aguirre, etc y el promotor de casos como Gürtel o Caja Madrid, resulta esperpéntico.

Y esto lo traga una parte de la sociedad, se lo cree hasta tal nivel que como consecuencia decide a última hora su voto al PP.

Pero tampoco el PSOE se libra del desvarío. Escuchar a alguna candidata del PSN-PSOE decir que es el partido de todos, donde cabemos todos, cuando ha ido echando por activa o pasiva a quienes defendían un giro a su izquierda y una apuesta por el cambio en Navarra nítido, sin ambigüedades indigna. Eso apoyado por la perla que acaba de lanzar Pedro Sánchez que con Bildu nada de nada. ¿Saben sumar? ¿Son conscientes de que se dé el resultado que se dé el 24 Bildu va a ser imprescindible para ese cambio? Otra cosa es que se plantee que en ningún caso ese cambio lo deba liderar esta fuerza política, pero, por qué avanzar posibilidades que se deberán decidir a posteriori?

En Andalucía tampoco nuestra gente se libra de las contradicciones. ¿Cómo si no se puede explicar que después de haber tenido un gobierno de izquierdas PSOE, IU desplazando a la lista más votada del PP, ahora supliquemos a este que deje gobernar a la que ha resultado de las últimas elecciones?

Ciudadanos por su parte intentando convencer de que vale igual para un roto que un descosido, que puede pactar por su izquierda y su derecha en un gesto de funambulismo histórico. Todo ello intentando a parecer como una nueva formación cuando lleva años en Catalunya practicando una política de extrema derecha, inclusos racista, homófoba y xenófoba.

Mentiras, engaños, intentos de travestismo político, contradicciones, como la célebre canción italiana de Mina “parole, parole, parole”. Para eso da una campaña electoral que está produciendo muy pocos gestos de altura política o intelectual. Quizás solo algunas intervenciones de gentes como Manuela Carmena, Ángel Gabilondo, o Luis García Montero la salven de la negrura y vaciedad.

¿En esas condiciones tan lamentables, cómo es posible que pueda haber tal cantidad de indecisos que decanten su voto en función de lo que estén viendo o escuchando estos días? ¿Tenemos una sociedad tan inmadura que se guía de promesas, compromisos, intenciones expuestas en una campaña electoral? ¿O quizás es que la ciudadanía española cada vez engaña más, supuestamente porque es el comportamiento que observa en sus “mayores” y miente a sabiendas a sus encuestadores?

De cualquier manera la observación del panorama actual no aporta demasiados motivos para la ilusión y la esperanza, todo apunta a que el electorado se va decantando poco a poco hacia el pragmatismo de las opciones conservadoras y reaccionarias, aparcando sus ansias de cambio e incluso revolucionarias.

Aunque sociológicamente los datos nos siguen dando que se había dado un corrimiento hacia posiciones de izquierdas debido al castigo que la crisis está produciendo entre las capas populares incluso entre la depauperada clase media, las aguas vuelven a su cauce al menor atisbo de que el temporal comienza a amainar, poniendo en evidencia otro dato relevante: la extremada veleidad de nuestra ciudadanía.

Aún le quedan diez días a la campaña, aún puede haber nuevas sorpresas, aparición de casos de corrupción, promesas y más promesas, pero da la sensación y realmente produce un cierto pánico, que ya todo el pescado está vendido y que el ansiado cambio va a quedar para otras épocas venideras.

No nos debemos dejar vencer por el desánimo que conduce a la melancolía, hay que seguir batallando fuera y lo que es más importante dentro para que la izquierda, sus principios y axiomas puedan ser nuevamente mayoritarios.

En eso estamos………..

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal PSN_PSOE, afiliado al PSC, miembro de Izquierda Socialista)

Villava-Atarrabia 11 Mayo 2015



lunes, mayo 11

Jordi Ébole, Iñaki Rekarte, valentía, diálogo, reconciliación...paz.



Tuve ayer el inmenso placer de ver uno de esos programas que te reconcilian con la “caja tonta”. El reportaje de Salvados con el ex etarra Iñaki Rekarte fue un ejemplo de buen periodismo, de tratar un tema complejo con cuidado, incluso mimo, pero al mismo tiempo con mucha valentía.

Ébole utilizó las pausas, los momentos de tenso silencio de manera magistral, no siempre hay que lanzar las preguntas con prisa sino que a veces y él lo hizo, esos silencios son también respuestas esclarecedoras.

Es uno de esos reportajes que te hacen meditar, volver la vista atrás hacia instantes próximos pero que parecen tan lejanos. Escuchar a Rekarte te retrotraen a las épocas de plomo y fuego afortunadamente hoy superadas, cuando el odio invadía ambas trincheras y la sinrazón llevaba a una parte de la sociedad vasca y navarra, de su juventud a lugares intransitables y sin salida.

Te hace darte cuenta qué cantidad de salvajadas se hicieron por ambas partes, aunque lo más grave resulta ser que una de ellas tenía la responsabilidad de llevar adelante el imperio de la ley infringiéndola porque el acto más deleznable del ser humano es la tortura y la otra asesinara a centenares de personas, con miles de heridos y extorsión, acoso, sufrimiento.

A los asesinos de ETA ya les hemos condenado mil veces, a sus palmeros también, pero escuchar situaciones que ya conoces sobre que en este país se ha ejercido esa tortura de manera sistemática y además que incluso se ha dado en momentos de gobierno de la izquierda, de tu propio partido el PSOE, produce ganas de vomitar y de alzar la voz para denunciarlo. Aunque corren malos tiempos para hacer gestos de dignidad de esas características lo hago: No en mi nombre!

Te hace igualmente reflexionar viendo algunas reacciones sobre la cantidad de pedagogía que aún hace falta fuera de aquí, de Euskadi y Navarra, en el resto del estado y al mismo tiempo la responsabilidad cobarde que ha tenido una parte de la izquierda en este déficit.

El testimonio de Rekarte indica que no todo el negro o blanco en ese conflicto hoy parece que olvidado, que desde ambas orillas de ese río de aguas turbulenta que va amansándose poco a poco, se necesita ver al “otro” entender su sufrimiento, porque aquí ambas partes han sufrido, por cierto y una de ellas aún lo sigue haciendo con el tema de falta de acercamiento de presos especialmente.

Que necesitamos grandes dosis de audacia, imaginación y generosidad para afrontar ese gran reto de culminación de la paz y después de reconciliación de cura y cierre de las heridas producidas en 50 años.

Quizás el reportaje de Salvados pueda ayudar a ello, o al menos anime al debate, aporte sensatez y al mismo tiempo a entender al que hace muy poco estaba frente a nosotros pistola en mano dispuesto a pegarnos un tiro y hoy es consciente de su error, del daño causado y pide perdón entre avergonzado y deprimido.

¿Para cuándo un gesto así del Estado? Porque no podemos ni debemos obviar que el daño causado ha sido en ambas direcciones, en ambas partes del conflicto, aunque en el lado democrático infinitamente más grave

Como socialista, como afectado por esa barbarie que ha tenido que soportar la presión y el acoso llevando durante 11 años dos escoltas, felicito a ambos, no sólo a Jordi Ébole, también a Iñaki Rekarte por su dignidad, por su decencia después de actos indecentes y ojalá pueda desplazarme a Doneztebe a su bar “Ekaitza” (tormenta) para poder charlar con él cara a cara y darle un fuerte abrazo de reconciliación.

Gracias Jordi, eskerrik asko Iñaki, por vuestra valentía, por afrontar de manera tan honesta y cuidadosa un tema que algunos, en una parte y el la otra, intentan mantener oculto.

Eskerrik asko eta zorionak aún con la emoción de un programa que ha dejado huella.


martes, mayo 5

¿Si la izquierda pacta con la derecha (PP o Cs) traiciona sus ideales?

Artículo publicado en Publicoscopia Diario de Noticias de Navarra y GARA el 5 Mayo 2015

Los próximos procesos electorales van a ser apasionantes y de gran complejidad a la hora de hacer pactos de gobierno, ya lo están siendo en Andalucía que puede marcar de alguna manera la dirección, o al menos los sectores dominantes del PSOE piensan tomar en el próximo futuro.

En su interior las dos almas que conviven con dificultad afilan sus cuchillos, previendo una lucha encarnizada a la hora de decidir los posibles pactos.

En los últimos tiempos, especialmente después de la derrota de su candidato más a la izquierda, José Antonio Pérez Tapias y el de izquierda moderada Eduardo Madina, parece que la balanza se ha decantado a favor de la línea más a la derecha, o quizás para no herir sensibilidades se deba definir como la más “centrada”.

Desde el oráculo de Felipe González, cada vez más condicionado por las presiones de la trilateral, el IBEX 35 y el FMI, se viene promocionando, hasta hora con sordina, la denominada “Gran coalición” añorando la que camina con más pena que gloria, para la izquierda claro, en Alemania.

Felipe González tiene aún mucho predicamento entre las élites de un partido desangrado por su izquierda en los últimos años. Los intentos de recuperación del ala izquierda están siendo torpedeados, boicoteados por actitudes erráticas de alguna ilustre joven con demasiadas ansias de notoriedad, que impiden un desarrollo sosegado en un momento vital para su recuperación.

Con sordina hasta ahora porque utilizando términos coloquiales “les he venido Dios a ver” con la aparición de Ciudadanos. Ese engendro de extrema derecha cubierto con un barniz moderno y de supuesta limpieza. Debemos recordar que existe la corrupción económica y financiera incluso la corrupción ideológica, y que son las dos últimas las que provocan la primera y todo indica que quien los está impulsando se encuentran detrás de ambas.

Ciudadanos para cualquier analista con un mínimo de sensatez observa que ha sido potenciado, impulsado por los poderes más oscuros, por el IVEX 35, por los poderes fácticos que han acabado en estos ocho años con lo que quedaba del Estado del Bienestar.

Ahora el oráculo ante el impuso de las encuestas apoyado por su discípula preferida, Susana Díaz, abandona la vieja idea de pacto con PP para salvaguardar al viejo régimen y se hecha en brazos de esa nueva derecha, intentando engañarnos con su cara más amable. El mismo veneno recubierto de en un bello paquete.

Abrir la posibilidad de pacto con Ciudadanos en Andalucía es la peor noticia que la izquierda de éste país, sus bases sociales, pueden tener después de haber sufrido los efectos devastadores de quienes les dirigen. Con ese posible pacto se abre la posibilidad de un nuevo modelo de “Gran Coalición” pero cambiando la vieja derecha por la nueva extrema derecha.

Porque la pregunta que debemos hacernos en el PSOE es: ¿tan difícil resulta aceptar las dos condiciones de Podemos: que la Junta no trabaje con bancos que colaboran en los inhumanos desahucios y reducir, como parece lógico en tiempos de crisis el número de altos cargos? Cualquier persona de izquierdas debería defender ambas propuestas milite donde milite.

¿Qué se esconde en toda esta operación diseñada desde despachos de nuestros enemigos de clase? Parece evidente que gobiernos izquierda-derecha, o sea PSOE-Ciudadanos más digeribles, más presentables pero igualmente peligroso, más controlables por quienes la están impulsando. Así se deshacen de un PP ya amortizado y domestican aún más a un PSOE definitivamente centrado, al mismo tiempo que desactiva a un peligro aparecido de improviso: Podemos.

¿Nos podemos imaginar que en Francia se defendiera un pacto PSF-Frente Nacional, para evitar la vuelta de Sarkozy? Pues ese es el argumento que engañosamente utilizan quienes la izquierda les queda muy lejos; que para quitar a Rajoy todo vale, que el PSOE debe recuperar el poder cueste lo que cueste, aunque sea vendiendo nuestra alma al diablo.

Pues no señores, no todo vale, no todo debe valer en política, especialmente desde posiciones de izquierda,  porque ciertas decisiones contra nuestra propia clase y apoyarnos en Ciudadanos es una de ellas, suponen una traición a nuestra ideología, a nuestra base social. Quienes amparen esa traición se convierten automáticamente en nuestros enemigos.

¿Qué la izquierda pacte con la derecha  supone una traición a sus ideales? Por supuesto, pero lo es aún más hacerlo con la extrema derecha de Ciudadanos y lo que representan.

Vienen malos tiempos para los que sintiéndonos de izquierdas aún nos mantenemos fieles al PSOE, a sus ideales, deberemos luchar duramente para evitar desvaríos de este calibre.

Quizás sea nuestra última batalla, especialmente si nuevamente nos quedamos en minoría o lo que es peor en soledad, pero la libraremos con firmeza porque no queremos ser cómplices de esa traición.

Fdo: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado del PSC viviendo en Navarra y miembro de Izquierda Socialista)

Villava-Atarrabia 2 Mayo 2015