domingo, julio 5

Navarra: El despropósito del PSN-PSOE


Hace mucho tiempo que nuestro querido PSN se encuentra a la deriva, especialmente desde que el desafortunado Roberto Jiménez dejó una impronta difícil de erradicar.
Han sido unos años de voy y vengo, de afirmaciones y desmentidos, de estar para no estar, culminados con la traición a la mayoría de la sociedad navarra y en especial a nuestra base social en Marzo del 2014. Desde entonces la sensación de caída libre no ha cesado, a pesar de que nuestro electorado sigue teniendo una fidelidad que no merecen quienes le dirigen.

Las últimas semanas esa sensación de despiste y desatino ha continuado, primero con una campaña electoral sin terminar de romper amarras con UPN y dejando claro que no participarían en un cambio, que todos menos ellos sabían debería de contar necesariamente con Bildu, lo que les hizo perder otro puñado más de votos, retroceder a quinta fuerza política y ser prescindibles a la hora de concretar dicho cambio.
Ignoro si esa campaña la diseñó su peor enemigo o simplemente la sombra de Roberto Jiménez, pero desde luego ha sido para nota.

El sainete que representaron a la hora de decidir la mesa del nuevo Parlamento de Navarra siguió el mismo guion. La quinta fuerza prescindible intentando detentar su presidencia, o ante la lógica negativa del resto volver su mirada a los habituales amigos de UPN para mendigar una secretaría, con la lógica respuesta de sus anteriores socios: “Roma no paga a traidores”, les dejó cara de perdedores de póker.

Supongo que ver en esa Presidencia a una antigua militante a la que durante años han ignorado, vapuleado, empujado a la puerta de salida, observar la buena valoración que de ella tiene la inmensa mayoría de la sociedad navarra agudizo esa agria cara.

En los últimos años, el sector más dinámico del socialismo navarro, el más a la izquierda, quienes defendían posiciones de cambio, de diálogo y entendimiento con el resto de fuerzas de la izquierda transversal han ido siendo expulsados, marginados, agredidos hasta hacerles abandonar sus filas. Hoy en día hay más socialistas del PSN fuera que dentro, un sector que representa a la inmensa mayoría de su base social, que les ha ido abandonando en igual medida.

El límite de ese desvarío ha sido la apertura de expediente a sus agrupaciones de Tafalla y Villava-Atarrabia, por entrar en las comisiones de gobierno de esos Ayuntamientos ahora gobernados por Bildu.

Resulta cuando menos significativo el segundo caso ya que tradicionalmente en Villava-Atarrabia todos los grupos han estado en dicho órgano directivo, con UPN estaba Batasuna en sus diferentes modalidades, con Atarrabia Bai igual, incluso y ahí la sinrazón actual es de record, la pasada legislatura se estuvo con otro alcalde de Bildu!, incluso la concejala socialista Mertxe Sánchez tuvo la responsabilidad de igualdad.

¿Cómo es posible que en momentos duros, con la violencia plenamente presente eso fuera posible y ahora que desaparece no lo sea? Alguien debería explicar lo que resulta inexplicable.

Precisamente en Villava-Atarrabia nos hemos pasado 12 años, en los momentos de plomo y sangre, dirigiéndonos a la bancada de la izquierda abertzale, para explicarles que en el instante en el que abandonaran su apoyo implícito o explícito a la violencia todo sería posible. Podríamos dialogar, acordar, pactar, incluso gobiernos municipales o forales y lo decíamos porque esa era la doctrina que nos venía del PSOE.

¿Con qué cara podemos mirarles ahora cuando ellos cumplen su parte y nosotros nos empeñamos en traicionar nuestras palabras? Simplemente vergonzoso.

Pero hay aún más, porque durante años, muchos años han existido canales discretos  de comunicación, de diálogo, de contacto alentados por nuestros dirigentes especialmente de una manera más directa por Rubalcaba, e incluso según algunas fuentes en Marzo del 2014 supuestamente se celebró una reunión en la que el PSN representado por el ínclito Roberto Jiménez, Samuel Caro y Santos Cerdá trasladó a dirigentes de Bildu como Pernando Barrena o Txelui Moreno su disposición a liderar una moción de censura contra Yolanda Barcina con el apoyo de ambas formaciones y formar un nuevo gobierno igualmente con el apoyo de los que ahora son diablos peligrosos.

Sería tremenda e incomprensible su posición actual si esas informaciones fueran reales,  ¿no?

Malos tiempos para el PSN cuando se desangra a borbotones de cuadros y votantes, cuando no se sabe si va o viene, cuando habla de apoyar el cambio para acto seguido correr en dirección contraria. Malos tiempos que hacen que otras formaciones se nutran, se fortalezcan con un activo que les ha abandonado. Por ese camino van a ninguna parte. Da una profunda pena ver como un partido lleno de dignidad, de historia honesta, se va difuminando dirigido por insensatos.

Pero aún existe esperanza de que un día esa mayoría silenciosa cada vez menor pero mayoría, se alce y eche a patadas a quienes lo están llevando a la extinción. Ese día los socialistas de verdad que aún observamos doloridos lo que está ocurriendo, nos llevaremos una inmensa alegría porque aunque no se entienda seguimos llevando al PSN en nuestro corazón, porque seguimos creyendo que ese sector social es necesario, imprescindible para el cambio que se va imponiendo en Navarra.

Veremos……….

Fdo: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado al PSC viviendo en Navarra)


Villava-Atarrabia 5 Julio 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario