sábado, mayo 2

Análisis sosegado del 24-M en Navarra



Las próximas elecciones del 24 en Navarra se prevén apasionantes por lo complejo del resultado.

La necesidad de un cambio ha ido impregnando a la mayoría de nuestra ciudadanía, que en los últimos tiempos alza su voz exigiendo a los grupos de la oposición que se haga realidad.

Varios elementos conviene analizar a la hora de emitir nuestro voto:

1.- Las encuestas aparecidas en los últimos tiempos no coinciden en los datos numéricos, pero sí en lo que parece la derrota de lo que ha venido siendo habitual en las últimas legislaturas: un gobierno de UPN con la colaboración activa o pasiva del PSN-PSOE.

2.- La aparición de Podemos y en el último mes Ciudadanos ha ido variando el mapa posible y por tanto que se pudiera hacer realidad.
Apenas hace seis semanas existía la posibilidad de una opción de cambio sin necesidad de contar con el PSN.
Pero la irrupción con mucha fuerza (en la última encuesta le dan 3 parlamentarios y subiendo) hace que resulte absolutamente imprescindible la participación de esta fuerza política para que se pueda dar.
Si como se prevé la derecha (UPN, PP y Ciudadanos) puede alcanzar los 22 parlamentarios y las fuerzas del cambio (Geroa Bai, Podemos, Bildu e I-E, si es capaz de alcanzar el 3 % imprescindible) sumarían 23, quedando los 5 de PSN como árbitros de la situación.

3.- De darse ésta diabólica situación las recientes declaraciones de Pedro Sánchez planteando que no pactarán en ningún caso ni con Bildu ni PP esconden un razonamiento trampa.

¿Se entiende pacto con Bildu si la lista más votada del cambio fuera Geroa Bai o Podemos y por tanto la candidata a Presidenta de Gobierno Uxúe Barcos o Laura Pérez con el apoyo de Bildu? Porque se podría deducir que no y por lo tanto el PSN podría perfectamente entrar en esa opción de gobierno. El pacto no sería con Bildu sino con la lista mayoritaria.

En caso contrario si eso fuera realmente un impedimento, también sería en la otra posibilidad, porque UPN para gobernar va a necesitar imperiosamente el apoyo de Ciudadanos y PP!

Otra variante posible es que el PSOE esté obligado a pactos post electorales con Podemos e IU para conseguir las comunidades de Castilla León, Extremadura, Valencia, Asturias, o Madrid y capitales fundamentales como Madrid y eso le obligue a pactar en Navarra. Se podría dar la paradoja que esta vez la imposición de Ferraz fuera a favor del cambio.

4.- Los poderes fácticos de nuestra comunidad han entendido perfectamente ese mensaje y han comenzado una campaña sin ningún pudor a favor de que Bildu sea la lista más votada de los partidos del cambio. Parece incongruente, incluso política ficción, pero para ellos cualquier cosa vale con tal de mantener su poder.
Saben que si Bildu está en esa posición el PSN jamás podrá entrar y por lo tanto garantizar la permanencia de UPN.

Excepto que en un nuevo gesto de generosidad rayando en la santidad (ya lo hizo en Marzo del pasado año) Bildu diera un paso atrás, favoreciendo el gobierno de quien le siguiera en escaños, cosa bastante improbable aunque no imposible.

Por eso el análisis de la encuesta del Diario de Navarra apuntaba en esa dirección, leyendo entre líneas y conociendo al personal que lo hacía.

Otro indicio es que uno de los instrumentos de ésos poderes fácticos, Navarra Televisión, ha sorprendido a propios y extraños aceptando un debate a dos entre Esparza y Aráiz, adjudicándole a Bildu el papel de líder de la oposición que es lo que realmente desean.

5.- Pero en esta intrincada situación que se puede dar la noche del 24 existe otra opción que ya apunta Yolanda Barcina (se le puede acusar de todo menos de tonta): ir a una segunda vuelta por imposibilidad de conseguir una opción de gobierno.
Tiene sus riesgos para la derecha, porque si el partido que lleva a ese callejón sin salida en el PSN-PSOE, la ciudadanía puede castigarle electoralmente incluso hasta su desaparición y entonces las opciones de cambio pueden subir de enteros haciéndolo posible.

Reflexión final: parece evidente en esta situación que los votos útiles para el cambio serían entonces Geroa Bai y Podemos.

Si alguien en la dirección del PSN y del PSOE tiene la más mínima capacidad de análisis, cosa que dudo a la vista de la deriva que se observa, tendría en cuenta las variantes aquí reflejadas para evitar que en un lugar que se considera “cuestión de Estado” lleguen a no pintar nada, porque el poco electorado que les queda se vaya en masa hacia opciones moderadas que garanticen el cambio. Así lo indica la salida hacia esos lugares de figuras relevantes del socialismo en el pasado reciente.

Lo que resulta evidente es que el futuro inmediato va a exigir dosis enormes de imaginación, audacia y mucha, mucha generosidad.

La izquierda en Navarra le debe el cambio a su ciudadanía y deben estar dispuestos a dejar cuantos pelos sean necesarios en la gatera para conseguirlo.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Afiliado del PSC viviendo en Navarra y miembro de Izquierda Socialista del PSOE)

Villava-Atarrabia 1 Mayo 2015




No hay comentarios:

Publicar un comentario