martes, marzo 24

Encuestas y resultados. De Navarra a Andalucía



Artículo publicado en Publicoscopia, Diario de Noticias de Navarra y Gara el 24 Marzo 2015

Es curioso como en la vida ocurren acontecimientos que de alguna manera ligan diferentes lugares y que realzan ciertas situaciones. Ayer actuaba en Pamplona un cantante, poeta excepcional, Carlos Chaouen, natural de Cádiz. De alguna manera confluyeron en aquel recinto con la magia de su música Navarra y Andalucía y al día siguiente se volvían a cruzar sus destinos en forma de encuestas y elección. Los astros, el eclipse de sol, la mareas del siglo propiciaban de alguna manera ésa confluencia de situaciones muy diferentes.

Comenzaremos por Navarra, por la encuesta aparecida el domingo en una de los diarios de nuestra comunidad. Da para mucho el análisis de dicha encuesta comenzando por el cambio radical en el mapa electoral que puede suponer las elecciones del próximo Mayo. Un Parlamento de 50 con nada menos que ocho fuerzas políticas, con el PSN-PSOE como quinta cuando tradicionalmente ha sido la segunda, o que por primera vez en la historia la suma de la derecha en sus diferentes formatos y ése partido no da mayoría absoluta suponen un verdadero tsunami social y político. Eso añadido a la irrupción fulgurante de Podemos o la entrada de Ciudadanos. Un cambio radical que va a generar muchas interpretaciones y controversias, más allá de que es una encuesta y sólo eso.

Durante estos últimos años se ha ido generando un deseo incontenible por el cambio en una sociedad navarra enfadada por el cortijo en el que UPN había convertido ésta respetable comunidad, una UPN acostumbrada al poder absoluto que parecía perpetuo. Todo ello con un PSN-PSOE que en los últimos tiempos ni estaba ni se le esperaba y cuando fugazmente aparecía era para adoptar posiciones contrarias a su estatus de izquierda pactando incluso lo no pactable con la derecha más reaccionaria del estado. Especialmente duras fueron sus espantadas en Agosto de 2007, el conocido como “Agostazo”, o la más reciente de Marzo 2014, donde con todo acordado para darse ése deseado cambio, cambió su posición a última hora de manera vergonzante.

Quizás las consecuencias de ambas frustraciones se den ahora en Mayo y ésta encuesta sólo hace anticiparlas.

13 UPN, 7 PSN, 2 PP, 1 Ciudadanos, se miden a los 9 de Podemos, 9 Geroa Bai, 8 Bildu y 1 Izquierda-Ezkerra, la versión Navarra de IU. 23-27 suponen la mayoría absoluta para el segundo bloque.

Quizás aún exista una oportunidad para ése socialismo navarro, cuya base social más activa, más de izquierdas le ha ido abandonando por su tortuoso e incomprensible cambio si es capaz de en esos dos meses recuperar en parte sólo si da un viraje radical a su errático rumbo actual.

Pero lo que resulta evidente es que si la encuesta supone una tendencia el futuro de Navarra, como algunos hemos defendido en los últimos tiempos, va a tener que pasar por un ejercicio de imaginación, audacia y generosidad que conduzca a pactos estables entre las izquierdas transversal y para ello cabe recomendar que la campaña sea para explicar programas y acallar a un enemigo común: la derecha, evitando confrontaciones estériles con quienes quizás haya que acordar apenas un mes después. La política tradicional de pactos derecha-PSN cambia ahora de dimensión.

De Navarra a Andalucía, en ésta caso sí con resultados reales a través de unas complejas elecciones en las que el PSOE y Susana Díez se jugaban tanto, después de cuatro años convulsos a cuenta de los supuesto casos de corrupción relacionados con los EREs. El reto era superar o mantener en nivel histórico más bajo de hace 4 años del 40 % y 47 parlamentarios y ha sido capaz de igualarlo en las peores circunstancias posibles aunque bajando en porcentaje y perdiendo 120.000 votantes.

Pero en esas elecciones han ocurrido más cosas que conviene tener en cuenta, por mucho que ahora todos intenten arrimar el ascua a su sardina.

1.- A la ciudadanía andaluza no le afecta para nada los casos de corrupción que han salpicado al PSA en los últimos tiempos. No vota con la ética, incluso la izquierda que tradicionalmente solía hacerlo, sino con otros intereses quizás menos honorables. La ética hace tiempo que es un valor a la baja en vías de extinción.

Esto supone un aviso a navegantes de cara a las generales, ya que si el PP es capaz de llegar a ellas con una mejora apreciable de la situación económica, ni Gürtel, Bárcenas, Blesa, o los escándalos de Madrid o Valencia van a influir en la votación y podría perfectamente mantener el poder, en el peor de los casos con alianza con un Ciudadanos emergente.

2.- El PSA y Susana Díez resisten en una campaña solitaria que ha supuesto un fortalecimiento de su figura, frente a un Pedro Sánchez a la baja, el PP se hunde más de lo previsto, Podemos irrumpe fuerte pero menos, IU aguanta malamente y Ciudadanos es el invitado que nadie esperaba, pasando del cero al infinito en apenas tres meses.
3.- El bipartidismo se resquebraja por la caída del PP y se pasa de un Parlamento de tres partidos a cinco.

4.- Las políticas de alianzas van a resultar complejas y pueden marcar las próximas elecciones generales. Aunque sería irresponsable un gobierno en minoría con la que está cayendo, no es descartable ésta posibilidad, más aún si Susana Díaz conserva vivas otras ambiciones.

El pacto con Ciudadanos para conseguir la mayoría absoluta sería el pacto con una derecha impredecible. Si en Catalunya suponen la extrema derecha lo lógico es que en Andalucía adquieran el mismo rol, impregnando (quizás manchando) la acción de gobierno de manera peligrosa para los intereses de SD.

5.- La alternativa de izquierdas, un pacto PSA-Podemos sería la deseable utilizando la lógica del análisis desde esa izquierda, pero no parece que sea lo deseado por una líder más empeñada en “centrar” sus actuaciones y sus políticas.

Olvidaría que ha quedado demostrado que precisamente un pacto de izquierdas como el habido estos últimos años, le ha permitido poner en práctica una política progresista, seguramente con la ayuda del empujón de IU en esa dirección, y por tanto ha tenido como consecuencia su excelente resultado, evitando el desgaste lógico de una acción de gobierno en momentos de crisis. Pero dudo mucho que asuma ésta evidente reflexión.

Se prepara pues un tiempo apasionante en Andalucía y en el resto del país  a dos meses de las municipales y autonómicas, después catalanas y generales. Aunque la pluralidad de éste país dé para mucho al ver las inmensas diferencias entre dos lugares, Navarra y Andalucía, situadas apenas a 600 kilómetros.

Habrá algún elemento común, pero un nuevo puzle se va a dar y deberemos poner en marcha de nuevo una cultura de pactos casi olvidada. Esperemos y deseemos que sean por la izquierda y no anti naturales.

Veremos…………

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal del PSN-PSOE, miembro de Izquierda Socialista)
Villava-Atarrabia 23 Marzo 2015






No hay comentarios:

Publicar un comentario