martes, enero 27

De ilusión, deshonestidad y vergüenza

Artículo publicado en PUBLICOSCOPIA el 27 Enero 2015


Los acontecimientos de la semana pasada dan para diferentes sensaciones expresadas en el título de éste artículo. La información hoy en día va a tal velocidad que a menudo no da tiempo a reflexionar sobre ella y se corre el peligro de banalizar esos análisis producto de ese mismo vértigo.

Hoy al escribir éstas líneas ya parecen propios de un pasado lejano y sin solución de continuidad estamos ya en otros que van sucediendo uno tras otro.

Pero no todo es banal, algunas de las cosas que suceden tienen una gran trascendencia y pueden ser vitales para el futuro próximo y lejano. Estas tres son alguna de ellas.
El mitin cierre de campaña de Syriza del pasado jueves juntó en Atenas a dos de los líderes europeos más transgresores, novedosos y al mismo tiempo con más proyección de futuro de la izquierda europea: Pablo Iglesias y Alexis Tsipras. Existen otros, eso es indudable, desde Pedro Sánchez, Susana Díaz, e incluso Manuel Valls, Anne Hidalgo y Matteo Renzi, éstos con matices.

Pero Iglesias y Tsiripa concitan las mayores atenciones porque todas las encuestas les sitúan en la cúspide de sus países, son valores emergentes. Verles juntos generando tal entusiasmo genera ilusión pero también recelo. Lo que dicen, lo que plantean enardece a unas masas cabreadas y desencantadas, ansiosas de cambio y de que alguien por fin solucione sus problemas. Ahora el segundo acaba de arrasar en las elecciones griegas aunque a dos escaños de la mayoría absoluta que ansiaba –quizás la sabiduría griega haya funcionado obligándole a pactos pragmatistas-

Ésa victoria abre un interrogante: ¿Están preparados Iglesias y Tsipras para hacerlo, o antes al contrario pueden estropearlo aún más generando así una frustración de extrema gravedad? ¿Tienen las propuestas adecuadas para sacarnos de éste oscuro túnel y lo que es más importante conocen los mecanismo en éste mundo globalizado para realizarlo, incluso para neutralizar la poderosas fuerzas que quieren evitarlo?

Algo me dice que no lo podrán hacer, al menos solos. Que lamentablemente las reglas del juego están ya establecidas y para romperlas se necesita algo más que dos países del sur de Europa, más que dos líderes jóvenes y audaces.

Ilusión sí, pero recelo también. Para salir necesitamos toda la fuerza de la izquierda, allí y aquí, la síntesis de esa izquierda, la suma de lo ilusionante con una dosis de irresponsabilidad y lo sensato con ese punto de pragmatismo. Aquí PSOE y Podemos, allí Syriza y Pasok y en el resto las fuerzas socialdemócratas y la izquierda radical.

Ahí viene la segunda noticia, el contacto secreto, sin conocimiento de Pedro Sánchez, que conviene recordar es el SG del PSOE por votación directa de sus militantes, entre Zapatero, Bono, García Page con Iglesias y Errejón de Podemos.
Estaría muy bien si en esa reunión hubiera asistido también el ausente, el ninguneado, pero se enteró después gracias a una filtración en un acto de deslealtad que hace historia en el PSOE.
¿Cómo es posible que un ex presidente del gobierno y un ex presidente del parlamento junto al máximo líder de una comunidad, se reúnan clandestinamente sin el conocimiento del SG con los contrincantes electorales? Parece inconcebible. Y lo más importante: ¿por qué y para qué?

Da la impresión que para “segarle la hierba debajo de los pies, para deteriorar su autoridad, más aún después de haber la filtración a la prensa se produjo según todos los indicios desde el mismo PSOE. ¿Ha sido el riesgo de deterioro de éste acto para el propio PSOE contemplado? Viendo la importancia de los sujetos activos esa hipótesis parece evidente. ¿Irresponsabilidad o acto calculado de repercusión estratégica?

La “rebelión” de Pedro Sánchez al plantear el cambio del artículo135 de la Constitución impuesto a Zapatero desde “altas instancias” parece estar detrás de todo esta operación. Si además sumamos las referencias a una banca pública, abrir un proceso constitucional que nos lleve a un estado federal y posiblemente a la República, o al temido derecho a decidir nos puede dar con claridad claramente la respuesta.

Pedro Sánchez para ciertos poderes fácticos del estado y de fuera ha cruzado la delgada línea roja y se han puesto en funcionamiento todos los mecanismos más espurios para evitarlo. Por eso ahora más que nunca, seamos o no de quienes le apoyaron en las primarias, nos guste más o menos ciertas actitudes, todos los socialistas que deseamos un partido regenerado, de izquierdas, independiente de la Troika, federalista y republicano debemos hacer piña a su alrededor evitando que ésta deslealtad acabe con ése proyecto.

Por último la vergüenza en forma de foto de Luis Bárcenas saliendo de la cárcel. Una foto que la ciudadanía debe tener presente a la hora de votar en las próximas citas electorales y que representa en toda su crudeza la corrupción hecha partido en el PP. Millones de euros esquilmados a una sociedad que sufre las consecuencias de una crisis agravada por éste hecho.

Bárcenas sale de la cárcel porque el PP está profundamente asustado con la información que posee, aunque es probable la dosifique con habilidad. Pero esa imagen, sus declaraciones posteriores confirmando que todo estaba diseñado desde el PP con el conocimiento de sus más altas instancias, especialmente Rajoy debe abrir los ojos a la parte de la ciudadanía que aún los tiene cerrados.

Suelen decir que a menudo cada pueblo tiene lo que realmente se merece. Si desde el conocimiento directo, la mayoría en sus propias carnes machacadas por las decisiones de éste gobierno cruel, de estos hechos, de la corrupción que corroe al partido en el gobierno, si sufriendo las consecuencias de sus decisiones la ciudadanía les sigue dando su apoyo, éste país no tendrá futuro.

Hay una frase escrita en las paredes de nuestros pueblos y ciudades que señala: “un pueblo que elige corruptos no es víctima, es cómplice”. Ojalá el pueblo español no lo sea.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal del PSN-PSOE, miembro de Izquierda Socialista)


Villava-Atarrabia 25 Enero 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario