viernes, octubre 31

Corrupción, política, corrupción ética


Existe una corrupción política y otra ética, una corrupción económica, financiera y otra de principios, de modos y maneras. En mi opinión la segunda es más deleznable que la primera siendo las dos condenables.

Me indigna la política, la económica pero mucho más si cabe la ética, la de los principios, esa gente, que incluso que se define de izquierdas, para la que todo vale, la insidia, la filtración, la injuria, la mentira camuflada. Porque no hay peor mentira que una verdad a medias, la que está distorsionada para engañar, o aquella que se repite mil veces con la intención de que parezca verdad. Esa gente que se dedica a subvertir los valores, a ensuciar con la táctica del calamar intentando utilizar las organizaciones en su propio beneficio.

Me indigna el proceso de lapidación de compañeras y compañeros honestos que hicieron lo que cualquiera de nosotros hemos hecho en alguna ocasión, apoyar a un compañero machacado por el PP.

Visto desde ahora resulta muy fácil ver que se equivocaron, pero fue entonces cuando lo hicieron, con unas circunstancias muy diferentes. Recuerdo que en 1991 apoyé públicamente a Gabriel Urralburu, SG del PSN ante las amenazas de ETA, eso significó que ese apoyo llegó hasta su caso de corrupción dos años más tarde? ¿Fuí cómplice por tanto de esa corrupción? No, indudablemente no.

Acusar a compañeras y compañeros de complicidad con los corruptos intentando manipular el motivo de ése apoyo es un acto deleznable, vomitivo, impropio de la ética de la izquierda, o al menos de la ética que defiendo y he defendido siempre. Intentar extenderlo de manera sibilina, torticera al resto de una organización llena de gentes honestas es mucho más que grave, es injurioso, condenable.

Me indigno sí, con la corrupción económica y política, me indigno más con la corrupción ética con quienes la practican y con quienes les jalean cual secta sin criterio y lo que es peor en algún caso sin escrúpulos.

Pero después de la tormenta llega la calma, los corruptos políticos, económicos van cayendo, pero los y las corruptos morales, éticos, de principios siguen ahí intentando destruir proyectos, impunes, inmunes. La lucha contra la corrupción pues tiene dos escenarios y el más peligroso, el que resulta más difícil de combatir es el segundo. La política es un reflejo de la sociedad, de sus enfermedades, de sus contradicciones, de sus modos y maneras, de sus maledicencias.

Esa forma de corrupción existe en el amor, en la amistad, en las familias, negocios, en los centros de enseñanza y lógicamente llegan hasta la praxis política. ¿Cómo combatirla? Sólo es posible de una manera, de frente, con valentía, con la verdad, con el ejemplo, la coherencia, el trabajo y las ideas, las buenas ideas. Será difícil derrotarlos y derrotarlas, sus reglas de juego son diferentes a las de la buena gente, su maldad es más poderosa que la bondad, pero con perseverancia, si no nos rendimos seremos capaces de conseguirlo.
He luchado, lucho y lucharé contra esa lacra, incansable, ligero de equipaje que es lo que más temen, de frente con nombre y apellido, dando la cara, estaré ahí frente a ellos y ellas aunque sea en minoría e incluso en soledad sin dar un paso atrás.

Quiero desde aquí mostrar esa indignación y denunciar a quienes desde la corrupción de los principios, de las mínimas prácticas de convivencia se dedican a ziriquear, a insultar, injuriar, calumniar cada vez que abren una boca incapaces de hacerlo para aportar ideas, propuestas, inciativas, a poner palos en nuestras ruedas.
Yo al menos no lo voy a consentir con mi silencio. ¡No en mi nombre!


martes, octubre 28

Ante la crisis: un Juicio de Núremberg II?


Artículo aparecido en Publicoscopia el 28 octubre 2014

Desde que se inició esta crisis han surgido dudas sobre sus orígenes y especialmente sobre los responsables de la misma. Se sabía que había un sector económico-financiero muy ligado a intereses espurios,  enriqueciéndose de manera salvaje con la complicidad de políticos, especialmente de la derecha y la cobardía mirando para otro lado de algunos de la izquierda. Parecía así que estaba controlada, o sea que una vez conseguidos sus objetivos, que además de los puramente economicistas también estaba en sus planes el desmantelamiento del Estado del Bienestar y la reducción a la nada de los derechos conquistados por la clase trabajadora en los últimos 150 años, frenarían su despiadado ataque.

Se podía pensar que una vez conseguidos esos propósitos vendría un panorama más relajado, subida de la bolsa, bajada de la prima de riesgo, control de los mercados, incremento del empleo, final de la crisis. Pero la sorpresa es que no ha sido así, todo parece seguir igual sin ver el final del túnel.

La pregunta que surge es: ¿Cómo es posible que si sus intereses se han ido cumpliendo, no sean capaces de controlar la situación? Porque esa es la clave, entender que la solución la tenían controlada, para su propio beneficio, pero controlada y ante eso se les podía combatir, luchar para cambiar el sentido de la marcha. Lo más terrible, lo más preocupante es que descubrimos horrorizados que ellos tampoco saben cómo resolver el entuerto en el que nos han metido a todos, que son incapaces, incluso con sus medidas, con sus recetas, de sanar al paciente. Que el paciente no sana, porque ni siquiera son médicos quienes le están tratando.

Ante eso, ante esa evidencia, nosotros, las izquierdas, deberíamos cambiar nuestra táctica y nuestra estrategia, adaptarla a esta realidad. No solo combatirles, sino debemos  imponer nuestras recetas, nuestras soluciones, pero antes lógicamente debemos tenerlas, teorizar, estrujar a nuestros ideólogos para buscarlas, para encontrarlas en un momento en que esas izquierdas parece que ni están ni se les espera.
Quizás uno de los elementos más importantes que a menudo ignoramos es que la derecha, esa que ahora campa a sus anchas por nuestro país y por Europa, nos ha ganando una de las batallas fundamentales: la del lenguaje.


Ahora los responsables, los culpables, ya no son solamente los clásicos, la burguesía, la aristocracia, los capitalistas, los banqueros o los grandes empresarios, ahora esa responsabilidad la comparten con entes abstractos, sin cara, sin nombre ni apellidos, como los “mercados”, la “prima de riesgo” o las “Agencias de calificación”. Pero no solo en el fondo nos engañan con el lenguaje, también en la forma al llamar “ajustes” lo que son recortes puros y duros, o final de la crisis cuando conectamos con una nueva.
Rascando en la maraña que las envuelven descubrimos que unas, pocas, empresas multinacionales controlan ahora un mercado globalizado, al mismo tiempo que un pequeño grupo de magnates dominan también las grandes compañías financieras igualmente culpables de esta crisis. 

Existe ahora, como nunca antes había ocurrido, una inmensa acumulación de poder económico y financiero en una pequeña minoría selecta, en una élite que además tiene una extraordinaria capacidad de influencia política así como un incontrolado poder de las fuentes de comunicación social que pueden cambiar los sistemas de información, moldeando mentes, hábitos, creencias, los prejuicios e incluso los valores. ¿O es que creemos que es casual el auge y promoción de lo que denominan “programas de entretenimiento”, cuya palma se la lleva Tele 5, en televisiones, radios y periódicos? Está todo perfectamente planificado.

Con esos mecanismos primero nos prepararon denunciando lo despilfarradores que fuimos hasta el 2008, que vivíamos por encima de nuestras posibilidades, después una campaña de lavado de cerebro al más clásico estilo de los nazis de Goebbels nos impusieron que la culpa era de la deuda privada que arrastraba a la pública, que los entes municipales habían creado más servicios de los que podían pagar, o que el Estado del Bienestar creado después de decenas de años de lucha y esfuerzo era el culpable de la mayor parte de nuestros males. 

En una sociedad fácilmente influenciables, con prácticamente todos los medios de comunicación, de propaganda en manos de los más perversos y poderosos es muy fácil dar la vuelta a la realidad y crear complejos de culpa a las víctimas mientras los culpables se benefician de sus maldades. ¿Una nueva versión del nazismo? Aún no asesinan judíos (o quizás habría que entrecomillar esta palabra) pero hay muchas maneras de asesinar y algunas tan sofisticadas como éstas. ¿Cuántas muertes, cuántos suicidios, cuántas enfermedades ha ocasionado la crisis?

Pero lo más perverso es que son ellos, sus causantes, los que se encargan de buscar soluciones para salir de ella que lógicamente van en la dirección de que paguen unas víctimas previamente condicionadas. Es lo que denominan medidas de ajuste, o sea recortes en todos los aspectos del Estado de Bienestar, incuso la eliminación de derechos que los trabajadores hemos ido conquistando en decenios de lucha. Recortes en sanidad, educación, servicios sociales, jornadas laborales, condiciones para el despido, aumento de impuestos, congelación del salario mínimo, disminución del poder adquisitivo de las pensiones, medidas restrictivas sobre el cobro del subsidio de desempleo……

Medidas que en realidad suponen: ¡el asesinato del Estado de Bienestar!
Un asesinato, un crimen que debiera ser un gravísimo delito ya que afecta a millones de personas. Una especie de genocidio que está sumiendo en la desesperación a la mayor parte de la humanidad. 

Hasta ahora pensábamos que el fin del mundo, de nuestro mundo podía venir por una guerra nuclear, por catástrofes naturales, o por peligros venidos más allá de nuestro planeta (asteroides chocando, alienígenas invasores), pero lo que ni las mentes más imaginativas y futuristas preveían era que el mayor peligro venía de una minoría deshumanizada, voraz, ambiciosa hasta el límite, que con tal de seguir enriqueciéndose, de seguir dominando, es capaz de arrasar con todo lo que se les pone delante.

Es posible que lo que ocurra realmente sea el final de una época, pero también que la próxima sea mejor. Que quizás haya un momento en el que el borreguismo existente, la sociedad de zombis en la que nos hemos convertido, dominada, abducida, desmoralizada, dé un fuerte golpe en la mesa y una novedosa revolución se levante, especialmente en Europa arrastrando tras de sí al resto de la humanidad. Quizás el silencio actual de los indignados se parezca al que se produce antes de un gran tsunami que se pueda llevar por delante a todos los canallas que nos han llevado a esta dramática situación. Después de esa revolución democrática, novedosa y pacífica deberemos rehacer, curar ese Estado del Bienestar ahora malherido, recuperando todos los derechos perdidos.

Probablemente habrá que impulsar después un nuevo Juicio de Núremberg II sentando en el banquillo para ser juzgados a todos y todas aquellos responsables de los “mercados”, de las “agencias de calificación”, de grandes bancos y lobbies, también a sus cómplices, en los medios de comunicación especialmente, incluso los colaboracionistas de la izquierda, sindicalistas, políticos traidores que han vendido a su propia clase y también a los cobardes que nos abandonaron a nuestra suerte. A la trama Gürtel, Caso Bárcenas, Blesa, Pujol, diferentes operaciones en Madrid, Valencia, Catalunya, Andalucía y la última gota, la denominada Operación Púnica. No habrá condenas a muerte, pero sí cárcel, expropiación de sus bienes devueltos a sus verdaderos dueños, y escarnio público para que paguen con su vergüenza el inmenso daño producido.

Para conseguirlo quizás haya que volver a leer a los clásicos, de Keynes a Marx, y acumular fuerzas olvidando viejas cuitas entre las izquierdas, todas las izquierdas, incluidas las nacionalistas (los debates de este tipo también estén lanzados artificialmente para fomentar nuestra división). Un nuevo Frente Popular que le dé la vuelta a la terrible situación actual, con la suma de todas y todos buscando la síntesis y el entendimiento, los puntos comunes, olvidando a medio plazo nuestras diferencias. Ése puede ser el futuro, ése debe ser el futuro.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal del PSN, actual militante del PSC, corriente Izquierda Socialista)
Villava-Atarrabia 26 Octubre 2014


domingo, octubre 26

Paisaje de ilusión y esperanza después de la batalla ideológica


Recuperado ya del "paisaje después de la batalla" escribo éstas reflexiones. Un día intenso el del sábado 25 en la sede del PSOE Centro de Madrid, lleno de sensaciones, de sentimientos encontrados, luces y sombras pero con final feliz para los socialistas de izquierdas que tienen, tenemos ahora, un referente consolidado, potente, un líder lleno de sabiduría y templanza, José Antonio Pérez Tapias y un proyecto programático y organizativo para crecer e impulsar al PSOE hacia su izquierda. En estos instantes escribo estas líneas con la sensación de haber vivido un momento histórico.
No sólo fue el debate sobre su organización, sobre sus órganos de dirección, allí se habló de política con mayúsculas, culminando con la aprobación de una declaración de intenciones elaborada por compañeras y compañeros de Euskadi, Navarra, Madrid y Catalunya posteriormente apoyada por cerca de 50 firmas del resto de organizaciones, más tres que vinieron de la propia Asamblea y por el voto unánime de los presentes, sobre tres temas fundamentales en los que Izquierda Socialista-Corriente de opinión del PSOE dio su opinión, abriendo cauces, caminos al resto del partido:
1.- Su oposición al TTIP-TLC Tratado de Libre Comercio entre la UE y EE.UU.
2.- Su oposición al actual artículo 135 de la Constitución Española, exigiendo su derogación.
3.- Su posición favorable al derecho a decidir de la ciudadanía y los pueblos, como reflejo nuestra defensa del internacionalismo y a favor de un estado federal, plurinacional, que sirva para solucionar las actuales tensiones centro-periferia en especial con Catalunya.
4.- Oposición a la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como "ley mordaza", por el recorte de derechos y libertades que conlleva y la regresión que supone a planteamientos antidemocráticos de "orden público".
5.- Expedientes, expulsiones cuando procedan y exigencias de responsabilidades políticas a afiliados al PSOE involucrados en el caso de las "tarjetas opacas" de Bankia.

6.- Comunicación a la dirección del PSOE sobre la exigencia de no contemporización con representantes religiosos caracterizados por sus actitudes antidemocráticas, homófobas y contrarias a los derechos de las mujeres.


Seis ejes que desde ese instante impulsamos e impulsaremos en el seno del PSOE para impregnarlo con nuestras propuestas batallando para hacerlas mayoritarias.
Allí también mi voz se alzó a favor de acuerdos entre las izquierdas transversales, incluida Podemos, evitando una confrontación estéril con esa fuerza emergente en el seno de la izquierda, también con la necesidad de romper el inmovilismo de PP ante el peligrosamente parado proceso de paz, o la petición de libertad para Arnaldo Otegi y el resto de las gentes impulsoras de la alternativa Bateragune que jamás debieron entrar en la cárcel. Una valoración que nadie rebatió, al menos públicamente, pero al mismo tiempo siendo consciente de ser ésta una posición minoritaria, aunque agradeciendo el respeto con el que fue escuchada.
Se fortaleció lo organizativo aprobando por amplia mayoría una nueva Coordinadora Federal formada por un representante de cada organización territorial, que deberán ser elegid@s con posterioridad más las compañeros y compañeras de la corriente presentes en el Comité Federal. De entre esa coordinadora se elegirá su permanente y también ayer prácticamente por unanimidad se eligió nuestro único portavoz para el futuro en la figura de Pérez Tapias.

Más de10 horas de duro trabajo, por momentos muy duro, intenso, pero de saliendo con la firme convicción de seguir con la batalla por un PSOE realmente de izquierdas, por el fortalecimiento del socialismo de izquierdas desde la consolidación y crecimiento de IS. Dimos un gran paso, un ejemplo, aunque resultara un parto complejo, pero hoy al ver un luminoso día observo que es un reflejo de lo que ayer con esfuerzo comenzamos a construir.
Igualmente aprobamos la celebración de una Conferencia que podría definirse como fundacional, de las gentes de la izquierda del PSOE a celebrar en Noviembre, que sirva como confluencia de todos aquellos movimientos que actualmente conviven en su seno. Un ala izquierda potente que sea capaz de influir para que se de ese giro a la izquierda, necesario, imprescindible.
Fue también un día especial de más encuentros que desencuentros, con buena gente alrededor, socialistas de un valor incalculable, algunos y algunas con muchos años de lucha a sus espaldas, otras y otros jóvenes, recién llegados a la política, gentes de izquierdas que con generosidad y esfuerzo altruista fuimos capaces de lanzar el proyecto, de debatir y tomar decisiones. Lo que allí salió, las propuestas ideológicas y organizativas demuestra que el futuro es nuestro, que debemos sentirnos muy orgullosas y orgullosos de lo que allí decidimos. Hicimos y haremos historia en el PSOE.

Algún día nuestro partido probablemente nos agradecerá que hayamos mantenido viva la llama de la izquierda en su seno. A pesar de incomprensiones, marginaciones y malas interpretaciones.
¡Viva Izquierda Socialista del PSOE! ¡Viva la izquierda!
Fdo: José Luis Úriz Iglesias miembro de Izquierda Socialista, corriente de opinión del PSOE.
Madrid 26 Octubre 2014



viernes, octubre 24

25 Octubre IS: la última oportunidad



El sábado en Madrid Izquierda Socialista corriente de opinión del PSOE, celebra su Asamblea más crucial en los últimos años. Se trata de definir nuestra línea en el seno del PSOE, nuestro trabajo desde posiciones nítidamente de izquierdas e intentar reconducir en esa dirección a nuestro partido. Fortalecer nuestra estructura organizativa, nuestra línea ideológica para en un paso posterior unir en torno a un proyecto común de cambio en el PSOE a los socialistas de izquierda que aún conviven en él. 

Será un trabajo intenso, no exento de dificultades, ahí compañero y compañeras de todo el estado intentaremos consensuar esas líneas fundamentales para lograr que el PSOE mire a su izquierda, conecta con su base social y recupere su credibilidad. 

Voy con la sensación de ser la última oportunidad para lograrlo. Creo que somos la esperanza para que el PSOE no acabe como partido residual, marginal al igual que les ocurriera el PSI y al PASOK y puede ser que al PSF por el camino emprendido.

Por esfuerzo no va a ser. Posiblemente siguiendo la línea de José Antonio Pérez Tapias aquí reflejada con la que me siento absolutamente identificado.



"Izquierda Socialista" en el PSOE
La trayectoria de IS
Más de tres décadas de recorrido en la historia contemporánea del PSOE le dan a la corriente de opinión "Izquierda Socialista" (IS) un determinado bagaje histórico que se añade a su perfil ideológico en el seno del socialismo español. A través de diferentes etapas, IS ha conseguido mantener en el PSOE unas posiciones políticas que hacen que su trayectoria sea reconocible, dentro y fuera del Partido, como una trayectoria
- netamente de izquierda,
- de acreditada coherencia política con los principios del socialismo democrático,
- de lealtad al Partido Socialista,
- de comprobada capacidad de crítica y de propuesta,
- de compromiso de sus miembros con la acción política socialista,
- de participación de sus componentes en las organizaciones y movimientos sociales,
- y de trabajo serio para que desde las filas socialistas se contribuya eficazmente a reforzar estrategias y alianzas por la izquierda, siempre necesarias para la transformación social, y más en tiempos de crisis como los actuales.

Los acentos de IS en el proyecto socialista
Con el aval de su trayectoria hasta el día de hoy, IS tiene credenciales más que suficientes para defender con palabras y hechos, en el interior del Partido y ante la opinión pública, una visión plenamente actualizada de su proyecto político como conjunto de ideas y propuestas que, asumiendo el proyecto común del PSOE como marco compartido, pretende contribuir a la modulación del mismo desde una visión del socialismo que pone el acento en
- la tradición republicana con la que el socialismo se identifica,
- la visión social de lo económico que exige la idea de justicia que sostenemos,
- el compromiso con las libertades encaminado a una efectiva radicalización de la democracia,
- la apuesta por la igualdad social como seña de identidad socialista,
- el reforzamiento de la igualdad de género como compromiso con la "revolución feminista",
- la defensa del Estado de bienestar con políticas sociales (educación, salud, pensiones, autonomía de dependientes) encaminadas a que en verdad sea un Estado para la justicia,
- el respeto a la legalidad democrática como salvaguarda del Estado social y democrático de derecho,
- el más efectivo quehacer político contra cualquier forma de corrupción que se detecte en cualquier ámbito de la vida política,
- la propuesta de un Estado federal plurinacional como objetivo del proceso constituyente que necesita el Estado español,
- la exigencia de una laicidad consecuente para un Estado que ha de ser coherentemente democrático,
- la propuesta de una política de la interculturalidad para una sociedad de intensa diversidad de culturas,
- el apoyo a políticas culturales que sean cauce efectivo para la protección del derecho a la cultura y el desarrollo cultural,
- la convicción de que la ecología no es un lujo, sino exigencia de supervivencia para una economía sostenible y justa,
- el europeísmo como proyecto para una Europa social de ciudadanas y ciudadanos,
- el internacionalismo como compromiso de transformación solidaria en un mundo globalizado...

Apertura a la sociedad y pactos de izquierda
Al hacer valer estas líneas de acción en y desde el PSOE, IS está convencida de que el Partido Socialista, para poder desplegar las políticas que la ciudadanía y en especial su electorado esperan de él como fuerza política de izquierda, ha de diseñar una estrategia política y unos modos de acción coherente con los objetivos de transformación social en clave de justicia que han de serle propios.
Así, IS promoverá, como ha venido haciendo hasta ahora, especialmente en los Congresos del partido, todas las medidas necesarias para
- abrir el partido a la sociedad,
- conectar con las ciudadanas y ciudadanos a los que nos debemos,
- democratizar más efectivamente sus estructuras y funcionamiento internos (como primarias abiertas, sin necesidad de avales y a doble vuelta para elección de candidatas o candidatos socialistas),
- y para aplicar medidas de transparencia y gobierno abierto en todos los niveles donde se lleven a cabo tareas de representación política o de gestión pública.
Para IS es incongruente que un partido socialista pretenda llevar a cabo su política a base de pactos con la derecha neoliberal. Una política de carácter transformador y emancipatorio no puede realizarse pactando con quienes se oponen a esas pretensiones y diseñan sus políticas en dirección contraria. En consecuencia, IS, como ha venido propugnando una y otra vez, pero con más razón si cabe en los actuales momentos de profunda crisis económica, social y política, va a defender con ahínco la necesidad estratégica de pactos por la izquierda como componente esencial de una política socialista atenta además a la realidad del país y a la pluralidad de la izquierda en la sociedad española y en el ámbito europeo.
IS para su tarea política en y desde el PSOE cuenta su realidad como corriente de opinión reconocida por los Estatutos del partido, tratando de maximizar sus posibilidades
- generando adhesiones entre la militancia,
- suscitando interés hacia sus propuestas,
- promoviendo debates en los foros adecuados
- y llevando sus planteamientos a los órganos del partido donde nuestra presencia lo permita, siendo el Comité Federal órgano donde especialmente hemos de hacer valer nuestras alternativas.

Pautas de funcionamiento de IS: participación democrática
Como corriente de opinión IS ha tenido siempre, en el seno del partido, una forma de funcionamiento de marcado carácter asambleario, muy horizontalista, conjugando ese proceder con estructuras de coordinación, desde el ámbito de las agrupaciones locales donde tenemos presencia de militantes, hasta el ámbito de una coordinación federal, pasando por los niveles intermedios de coordinadoras en las agrupaciones provinciales y en cada uno de los territorios o federaciones del partido.
- Asamblea y Coordinadora federal
Para su funcionamiento en conjunto, IS ha venido teniendo habitualmente una coordinadora federal cada tres o cuatro meses, y una asamblea anual, donde participan las y los militantes que asisten a ella. En la asamblea se debaten las líneas generales de la actuación política de la corriente y, en los momentos necesarios -normalmente cada cuatro años- se elige la coordinadora o comisión permanente y se renueva la portavocía. Todos esos procedimientos son los que resulta necesario clarificar y mejorar para que la democracia participativa en IS sea más lograda y eficaz.
Como hemos dicho en otros momentos, la coordinadora federal queda constituida por la persona (o personas) que desde cada territorio se elija(n) para representarlo -con suplentes para que en todo caso se dé esa representación "funcional"-, más quienes representan a la corriente en el Comité federal. La asamblea puede votar si incorpora a algunas personas más a esa coordinadora por motivos justificados. Igualmente, la asamblea tendrá que pronunciarse, como lo viene haciendo cada vez que se reúne, sobre quiénes han de ser portavoz o portavoces de la corriente ante el partido mismo y de cara a la opinión pública.
- Coordinadora o Comisión permanente. Portavoces
De entre los miembros de esa coordinadora federal se vienen eligiendo los que conforman la Coordinadora o Comisión permanente. La asamblea puede pronunciarse sobre su composición y número, habida cuenta de que debe ser paritaria. Hasta ahora esa Coordinadora o Comisión permanente resultaba votada por quienes asistían a la asamblea anual correspondiente.
- Votaciones
Dado que actualmente el número de militantes de la corriente ha crecido y contamos con medios para una participación directa más amplia, la asamblea puede decidir si la elección de esa Comisión Permanente se hace por otros medios de los utilizados hasta ahora para votar, o si la elección de dicha Comisión se confía a la Coordinadora ampliada tras su constitución con posterioridad a la asamblea. En todo caso, arbitrar procedimientos de votación eficaces y fiables para que pueda participar en las decisiones más relevantes el conjunto de la militancia adscrita a IS es objetivo que la corriente debe fijarse para su futuro inmediato. Todo ello habrá que reflejarlo de manera adecuada en criterios y pautas de funcionamiento que la corriente ha de darse, recogiéndolos por escrito para el mejor conocimiento de todos.
- Miembros de IS. Actualización de datos
Un tema de especial relevancia es el relativo a contar con un listado completo y actualizado de los miembros de IS. Sabemos que la corriente no cuenta con lo que en rigor es un censo de la misma, pues por Estatutos no puede haber más censo que el del Partido como tal. Ahora bien, es claro para todos que poner al día los listados con los que operamos es una necesidad indiscutible que al cubrirla nos reportará más eficacia organizativa y mayores garantías para los procesos democráticos internos que hemos de realizar. Por tanto, con la cautela que implica barajar la diferencia entre censo y listado, es imperativo avanzar en el sentido indicado. En nuestras pautas de funcionamiento habrá que explicitar cuán, cómo y con qué medios se llevarán a cabo consultas o votaciones por medios telemáticos en las que participe el conjunto de la militancia de IS.

Por qué en el PSOE
Todo lo expuesto, como elenco de ideas para contribuir a que IS tenga una más eficaz acción política y se dote de una mejor organización, con funcionamiento claramente democrático-participativo, se apoya en la premisa de que tiene plena razón de ser nuestra tarea política en y desde el PSOE. Por qué estar en el PSOE es, pues, cuestión para la que tenemos respuestas, partiendo del análisis acerca de lo que el Partido Socialista puede y debe seguir aportando a la realidad política española, al servicio de la ciudadanía, recogiendo el testigo de quienes nos precedieron desde la fundación del partido por Pablo Iglesias Posse como partido de trabajadoras y trabajadores al servicio de su propia emancipación. A ese componente de memoria histórica hay que añadir la convicción acerca de que el Partido Socialista puede poner su proyecto al día como proyecto de transformación social desde una clara y reconocible ubicación en la izquierda y a partir de la renovación interna necesaria y suficiente para que sea considerado por la ciudadanía como fuerza política creíble y fiable, capaz de dialogar y proponer, de debatir y actuar, de incidir en el presente para ganar un futuro distinto. Si permanecemos en el PSOE sabiendo que la tarea es difícil es porque, a pesar de ello, mantenemos la convicción de que no tenemos derecho a abandonarla.
José A. Pérez Tapias. Propuestas para debate en Asamblea 25 octubre

jueves, octubre 16

Sesenta y seis años ya



Nací el 17 de Octubre de 1.948, el mismo día por cierto que mi admirado Quique González aunque 25 años antes y  que una figura emergente como Pablo Iglesias (el nuevo). ¿Vaya trío no? 

Lo hice en Madrid, y para disgusto de algunos en la calle Ferraz 70 actual sede del PSOE mí partido estos últimos 24 años, creo que coincidiendo con el despacho actual del secretario de organización César Luena. ¿Os imagináis mi espíritu deambulando a su alrededor? Nací en plena postguerra y con el franquismo ya consolidado. Participé activamente en la lucha para enterrarlo, con algunas consecuencias dolorosas que han vuelto recientemente a mi mente al ver de nuevo las fotos de uno de mis torturadores: “Billy el niño”. Pero también con experiencias inolvidables que me llevan a decir a veces que contra Franco vivíamos mejor. Cumplo por esa razón sesenta y seis años éste día, una cifra mágica 66 aunque le falte otro 6 para la magia total.

Cuando era más joven (digo esto porque aunque parezca mentira aún me considero así) miraba a las personas de ésta edad como si ya hubieran terminado su ciclo por este complejo mundo. Ahora me toca a mí, y la verdad es que no me siento tan mal. La carrocería anda con el lógico desgaste de los miles de kilómetros recorridos, pero el motor sigue fino. Eso me anima a seguir la andadura, a visitar nuevos lugares, a conocer nuevas gentes, y sobre todo a seguir transgrediendo, porque esa transgresión tiene que ver con una juventud que no se relaciona necesariamente con la edad y te hace sentir vivo. 


Me consta que eso molesta a algunos, o quizás a muchos, pero me temo que tendrán que aguantarme algún tiempo más, especialmente en lo político, tanto que hace cuatro años eran capaces de expulsarme del PSOE aunque luego me recibiera el PSC. 

Transgresor, también heterodoxo, y como consecuencia, o al revés, libre, librepensador mejor. Porque camino ahora ligero de equipaje, más ligero aún que antes, y eso te proporciona esa libertad que tantos añoran en una época en la que abundan los lameculos, pelotas y otros especímenes deprimentes, ortodoxos, oficialistas y como consecuencia de todo ello aburridos y vulgares.

Pero al mismo tiempo soy defensor del diálogo, de la comunicación entre diferentes, incluso entre muy diferentes, “constructor” de puentes que algunos canallas del poder establecido se empeñan en destruir. Reconozco el hartazgo que me originan ciertas posiciones inmovilistas, oportunistas y el silencio cómplice de quienes deberían alzar su voz para denunciarlo.

Amigo de mis amigos, enemigo cordial de mis enemigos, amante de mi familia, en una vida en la que el amor ha tenido un protagonismo fundamental. Y no sólo hacia las personas, también a un atardecer en pleno otoño como el que observo al escribir estas líneas, a la conversación agradable con los amigos, a la belleza de la naturaleza, a un libro, una buena película que te haga reflexionar, o cómo no, a una canción especialmente de amigos que he hecho en el transcurrir de los tiempos.


Me siento un ciudadano del mundo con capacidad de disfrutar de la vida, pero también de indignarme, de cabrearme con las injusticias, las maldades, las canalladas varias, con lo que sucede en África con la epidemia de Ébola, con las imágenes de la cruel valla de Melilla, con la manera en la que intentan sacarnos a hostias de una crisis que ellos han provocado, o el ataque brutal al Estado del Bienestar, con el aborregamiento social que observo, con la mala educación, el individualismo feroz, la corrupción y las corruptelas, las indecentes tarjetas black, con el egoísmo, la falta de valentía o la violencia expresada de mil maneras diferentes. Con las tensiones centro-periferia que no quieren atenuar, con los Blesa, Pujol, Bárcenas, y resto de sinvergüenzas.

También saboreando otra de mis pasiones: la música. Pasión, qué palabra, qué sentimiento tan poco utilizado en la negra, o quizás debo decir gris, época que nos toca sufrir. La música y sus músicos y músicas, especialmente las relacionadas con el rock and roll en todas sus modalidades. Buena gente, la mejor que he conocido en un momento en el que no suelen abundar en el plano político donde suelo moverme.

Política. Otra pasión. Con encuentros y desencuentros. Amores y desamores…políticos lógicamente. Traiciones, algunas gentes de baja estopa que la desacreditan que me inspiran un profundo desprecio, también buena gente, altruista, utópica que lamentablemente es la que más alejada está del poder. Pero a pesar de todo sigo inmerso en ella y en la que pienso seguir precisamente por esa pasión, aunque estoy seguro de que algunos desearían mi desaparición fulminante y definitiva. Pues va a ser que no.

Cumplo ahora sesenta y seis años cifra roquera que recuerda la Route 66 y al hacerlo miro hacia atrás viendo una historia, unas historias, dignas de plasmar negro sobre blanco. Quién sabe, quizás cuando me aburra y decida escribirlas acabe siendo un “best seller”. Seguro que algunos apartados aparecerán destacados en la prensa de aquí, y de allí. Ciertas relaciones han dado para tanto…

Con una debilidad manifiesta, mi hijo Mikel.

En fin, 17 de Octubre, comienza el primer día del resto de mi vida. Espero que ésta, como la anterior, dé para otro libro al menos con las mismas páginas.
Mientras sigo soñando que le quito el puesto a Bruce Dickinson en Iron Maiden, y por eso como despedida permitirme un grito juvenil: ¡larga vida al rock and roll!, ¡Larga vida a los viejos roqueros aunque tengan sesenta y seis años ya!






miércoles, octubre 15

Estado de emergencia


Artículo publicado en DEIA el 15 Octubre 2014

Quizás pueda perecer exagerado el título referido a la situación por la que atraviesa éste país y me refiero en esta ocasión lógicamente a España.

Cuatro son los aspectos que llevan a que en estos momentos la situación de crispación política, económica y lo que es más grave social esté llegando a límites insostenibles.

A la profunda crisis económica que nos afecta, con las recetas de recortes brutales que el PP lleva realizando los últimos tres años, especialmente en los temas que más afectan a la ciudadanía, como sanidad, educación, servicios sociales y desmantelamiento del Estado de Bienestar, se le ha sumado el incremento intolerable de los casos de corrupción en la política, la crispación del enfrentamiento con Catalunya y recientemente el desastre en la gestión de algo tan preocupante como el Ébola.

Cuatro áreas en las que el gobierno de Mariano Rajoy, el gobierno de la derecha, del PP, está patinando, fracasando, llevando al país y por tanto a su ciudadanía a una situación de emergencia nacional. Creando indignación, crispación, tensiones y en el último caso incertidumbre y miedo.
Por eso todas las alarmas están sonando, las luces rojas están ya encendidas con la sensación de que nos encontramos en un momento extremadamente peligroso.

La tensión centro-periferia heredada de una Transición que nos dejó éste legado sin resolver, se ha agravado desde que llegó al gobierno un partido como el PP que nunca ha entendido, ni entenderá, que tenemos un país plurinacional, en el que para resolver esa realidad no se puede hacer a base de recursos al TC, de imposición a sangre y fuego.



Lo ocurrido en los últimos tres años en Catalunya ha sido intentar apagar  rescoldos con gasolina. ¿A quién se le ocurre desactivar una parte fundamental de un Estatut aprobado democráticamente por abrumadora mayoría allí en su Parlament, incluido un referéndum y aquí  en el Congreso y Senado? ¿A quién demorar hasta el límite de la paciencia de la ciudadanía catalana un pacto fiscal demandado igualmente por esa misma mayoría? ¿Alguien piensa que si el Estatut no hubiera sido desactivado y el pacto se hubiera alcanzado estaríamos ahora en ésta situación de inminente choque de trenes? Indudablemente no.

Eso independientemente de que la otra parte tampoco esté dando señales de sensatez. La pregunta del 9-N resulta un ataque a la honestidad. Mientras en Escocia era clara y contundente: “Considera usted que Escocia debe ser un estado independiente. Sí o NO”, en Catalunya se intenta confundir con dos partes en las que la primera puede invalidar la segunda. No se entiende que la izquierda haya aceptado esta burda manipulación que puede dejar su resultado, en caso de que se realice cuestión ésta más que dudosa,  totalmente desacreditado. Puede ocurrir que esa calculada ambigüedad al redactarla produzca el efecto perverso de que habiendo mayoría por el NO a la independencia, el resultado sea el contrario.

Pero la rigidez del PP, su torpeza, unido a la prepotencia de una mayoría absoluta que ya no es tal ahora, al menos socialmente, le ha llevado a tensar la cuerda al límite, encontrándonos a punto de su ruptura. Su idea de relaciones centro-periferia se resume en una sólo cuestión: manda el estado y el resto a callar. Ahora también se confronta al sentir de Navarra ignorando sus peculiaridades y creando un conflicto tras otro, de nuevo con recursos constantes al TC atacando su autogobierno. La última la reclamación de más de mil millones de euros del IVA de la fábrica Volkswagen. Otro nuevo frente abierto.

Tiene suerte de que todavía Euskadi no ha entrado en esta pelea, gracias a dos elementos, la sensatez de Urkullu y de la izquierda Abertzale empeñada ahora en terminar de manera definitiva un proceso de paz, en el que por cierto también el PP se dedica a poner grandes piedras en su camino. Su posición intransigente en el tema de l@s pres@s, resulta muy peligrosa, precisamente ahora que se acaban de cumplir los cinco años de permanencia injusta en la cárcel de quienes ayudaron a llegar a donde estamos: Otegi y el resto de los 5 de Bateragune. Desde aquí nuevamente exijo su inmediata libertad.




El segundo elemento que conduce a ésta situación de emergencia es el de la corrupción en la política, aunque sería más correcto señalar la corrupción político-económica, ya que ambas van intrínsecamente ligadas. Los casos ya “clásicos” de la Würtel, EREs de Andalucía, o Bárcenas, han sido eclipsados por los Blesa-Bankia, familia Pujol y recientemente el escándalo que salpica a casi todo el espectro político y sindical de las tarjetas opacas, o black, de Caja Madrid.

La ciudadanía presencia entre perpleja e indignada cómo se han ido repartiendo el botín mientras los recortes alcanzan los mismos cimientos del Estado de Bienestar, millones de familias tienen dificultades para llegar a final de mes, se incrementa la desnutrición infantil, condenan a la pobreza a miles de ciudadanos y ciudadanas que pierden su puesto de trabajo o tienen sueldos de miseria, e incluso les embargan sus casas y bienes dejándoles en la indigencia.

¿Se puede calcular cuántos miles de millones de euros han desaparecido de las arcas públicas a través de estos escándalos? ¿Sería suficiente para evitar la crisis o al menos para paliar sus efectos? Indudablemente sí, eso lo sabe la ciudadanía y lo extraño es que aún no se haya alzado de manera revolucionaria tomando la “Bastilla” e imponiendo la guillotina para castigar a los culpables.

¿Quiénes son éstos culpables? Casi todos, un sistema corrupto en sí mismo propiciado por el poder absoluto de los poderes financieros que controlan y cuando no pueden compran, a una parte del poder político y sindical o de los medios de comunicación. El caso de las tarjetas black de Caja Madrid, no siendo el de cantidad más desorbitada, es la gota que desborda el vaso en lo ético. Que ahí estén implicadas gentes de PP, PSOE, IU, CC.OO., UGT, CEN…significa un ataque sin precedentes a los cimientos del estado. Si a eso le unimos los escándalos en la Casa Real, o el último de un líder de la minería asturiana como Fernández Villa nos indica el nivel de impunidad de éstos sinvergüenzas.

Todos los resortes de control saltan hechos añicos, o quizás es que nunca hayan existido.
La pregunta que surge es: ¿si afecta a casi todos la que está enferma es la actividad política, sindical y económica o es la propia sociedad?

Ahora se descubre lo ocurrido en Bankia, pero mañana saldrá Caja del Mediterráneo, o un caso como Caja de Ahorros de Navarra cerrado en falso por UPN con la complicidad del PSN, que le puede estallar en las manos a Pedro Sánchez con un Roberto Jiménez afincado en su Ejecutiva Federal.
La credibilidad de los partidos clásicos, sindicatos, de instituciones como la monarquía, o la iglesia, han quedado definitivamente dañada. O se reacciona de una manera contundente, radical, o el viento de la indignación y el hastío se los llevará por delante y ya hay ya quien opina que quizás sea lo más saludable para una democracia debilitada y empobrecida.



Pero si estos temas no resultaban suficientes desde hace apenas una semana ha surgido un nuevo escándalo, éste con una repercusión de alarma social si cabe mayor: la infección por Ébola de una auxiliar de enfermería que estuvo al cuidado de uno de los misioneros infectados por éste mortal virus. Misioneros repatriados por el PP de una manera insensata, sin las medidas adecuadas, ni estar preparados para ello tal como se está demostrando.

El cúmulo de despropósitos ha puesto a todo un país en peligro. Cuando nos encomendamos a la suerte para librarnos de una situación como ésta, es que se han hecho muy mal los deberes en un tema que puede afectar gravemente a la salud pública. No es de extrañar el miedo que ha invadido no sólo a las personas directamente afectadas sino al resto de nuestra sociedad, que nuevamente observa entre aturdida y cabreada la ineptitud irresponsable de nuestros gobernantes. Supone un nuevo ataque a la credibilidad de un sistema que hace agua por demasiados lugares.

Todo ello con un partido que se supone de oposición como el PSOE, cuyo nuevo líder entró con una fuerza pero que se ha ido desinflando por momentos, ahora ya ni está ni se le espera. Menos mal que por lo menos las gentes de la izquierda que aún quedan en su interior, a través de la corriente Izquierda Socialista, han elaborado un comunicado exigiendo responsabilidades y dimisiones al PP para al menos lavar su imagen.

Malos tiempos para la lírica, estado de emergencia nacional y sólo la esperanza de que la sociedad esté por encima de sus políticos. Veremos…….

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal del PSN actual militante del PSC)
Villava-Atarrabia 12 Octubre 2014

viernes, octubre 10

Mis pasos por Elgoibar a favor de la libertad de Otegi



El sábado se va a desarrollar en Elgoibar, pueblo natal de Arnaldo Otegi, una manifestación pidiendo, exigiendo se podría decir mejor, su libertad y la del resto de cinco impulsores de la alternativa Bateragune: Miren Zabaleta, Rafa Díez Usabiaga, Arkaitz Rodrigo y Sonia Jacinto que después de cinco largos años continúan injustamente en la cárcel.

Allí una representación plural de la izquierda acompañados de cientos de ciudadanas y ciudadanos lanzaremos un grito dirigido al gobierno del PP, a Mariano Rajoy, con esta exigencia y la de impulsar de manera definitiva la finalización de un proceso de paz peligrosamente inconcluso.

Entre ellas varios afiliados y afiliadas socialistas, especialmente miembros de la corriente Izquierda Socialista, que entendemos no existe ya ninguna razón para que continúen en la cárcel.

El tiempo ha demostrado que quienes impulsaron aquel proyecto valiente, rompedor, de Bateragune, aquellos que tuvieron el coraje de enfrentarse a ETA y ganarla en su terreno, tenían razón en su análisis. Lo lamentable es que precisamente ell@s, los que han propiciado ese giro en la Izquierda Abertzale separándola definitivamente del lastre que les suponía ETA, integrándola en los cauces democráticos de manera definitiva estén precisamente en la cárcel.

¿Cuántas veces en mis ocho años en el Parlamento de Navarra y en el Ayuntamiento de Villava-Atarrabia no me he confrontado con ellos, espetándoles que cuando llegaran al lugar donde ahora están sería posible todo, incluso como socialistas dialogar, negociar, acordar e incluso montar conjuntamente alternativas de gobierno? ¿Cuántas veces siguiendo las directrices del PSOE no les hemos lanzado por activa y pasiva este mensaje? ¿Cómo ahora que están ahí vamos a permitir que por ello sigan encarcelados?



Por eso el mensaje de ese día en Elgoibar va dirigido fundamentalmente al PP, al Gobierno de Rajoy, pero también a un PSOE demasiado atado a su política inmovilista. A un PSOE nuevo que debe romper amarras y defender una política propia en esta materia, comenzando por alzar su voz también contra esta injusticia.

Porque con Otegi libre se fortalecería un necesario debate interno sobre si Bildu debe ser fundamentalmente una fuerza de izquierdas, si ese componente ideológico debe prevalece sobre otras cuestiones tangenciales.  Si gana esa nueva batalla se abriría un nuevo escenario en la política vasca y navarra. Ya no sería tan descabellado un gobierno de las izquierdas, en Euskadi y en Navarra, aún más necesario en los convulsos momentos que nos está tocando vivir, si al mismo tiempo el PSN rompe su torpe dependencia de la derecha de UPN y el PSE reorienta su política.

Otegi tiene capacidad para unir nuestras fuerzas con el fin de ganarle a esa derecha, es capaz de dialogar y llegar a acuerdos con las otras izquierdas transversales. Por eso es necesario, imprescindible que esté en libertad, que pueda culminar un trabajo que él mismo inició.

Recuerdo que al final de la manifestación que recorrió las calles de Barcelona como repulsa por el asesinato del socialista Ernest Lluch en Noviembre de 2000, la prestigiosa periodista Gemma Nierga, que fue la encargada de leer el manifiesto final, se saltó el guion pronunciando una frase que dejó seco, con cara de póker, al duro José María Aznar allí presente y por entonces Presidente del Gobierno: “Estoy convencida de que Ernest, hasta con la persona que lo mató, habría intentado dialogar; ustedes que pueden, dialoguen, por favor".



Fue como puñetazo que la sociedad civil a través de Gemma, daba en la mesa de unos políticos enquistados en la confrontación y la guerra. Esa reflexión se pronunciaba después de un terrible asesinato y en un momento muy duro de la actividad de ETA.

Viene ahora a mi memoria aquella famosa frase que quizás marcó el devenir de la solución de un conflicto que parecía eterno e irresoluble. Se refería Gemma a la necesidad de solucionarlo por la vía del diálogo y el entendimiento entre muy diferentes y de alguna manera así se hizo, aunque fuera de manera minoritaria, paciente y discreta. Hoy 14 años después aquella situación ha cambiado radicalmente. Estoy convencido que Ernest Lluch si ahora estuviera vivo habría firmado el manifiesto a favor de la libertad de Otegi y no sería extraño verle por las calles de Elgoibar exigiéndolo.
Por eso desde mi militancia socialista y de izquierda, desde mi pertenencia a Izquierda Socialista, consciente de que mi capacidad de influir es poca y a  contracorriente, ejerciendo mi derecho a la libertad de expresión, clamo alto y claro: ¡Libertad para Otegi!  ¡Otegi askatu! Porque Otegi, Miren Zabaleta, Rafa Díez Usabiaga y el resto no deben pasar ni un minuto más en la cárcel.

En Elgoibar los socialistas que allí estemos dirigiremos nuestros pasos solidariamente en esa dirección.



Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal del PSN, actual militante de PSC)


Villava-Atarrabia 10 Octubre 2014