viernes, enero 3

QUÉ LE PIDO AL 2014



Tengo 65 años y durante este tiempo creo que el año más negro vivido en nuestro país es el que nos acaba de dejar 2013 y eso que viví una parte del franquismo. La sensación de agobio, de agresión, de recortes de derechos y libertades, de corrupción y corruptela, de parálisis de la izquierda, que ni está ni se la espera, de indiferencia o acojono que detecto en la mayoría de la sociedad nunca se habían dado con anterioridad.

Por eso este 2013 lo califico copiando a los antiguos romanos como “annus horribilis” por su trayectoria y por la devastación que ha dejado a su paso.
Ahora comienza un nuevo año, el 2014, cada inicio solemos en privado o en público, en lo personal o colectivo, pedirle al recién nacido una serie de deseos. Estos son los míos:



En lo colectivo que seamos capaces de rebelarnos ante tanta injusticia, ante la inmensa crueldad de un capitalismo que ha sido capaz de renacer de sus cenizas a costa del esfuerzo y sufrimiento de las capas populares. Que de una vez por todas aparquemos nuestra apatía, nuestro acojono o nuestra cobardía y seamos capaces, junto a la mayoría de la ciudadanía de alzarnos y luchar, luchar con las pocas armas que aún tenemos, incluso recuperando formas de lucha ya olvidadas. Que esa lucha produzca un proceso revolucionario novedoso, imaginativo, audaz que arrase como si de un tsunami social se tratara a los canallas que nos han llevado hasta esta situación límite.

Nos intentarán engañar diciendo, cual cántico de sirenas, que la crisis ha finalizado, pero resulta una afirmación falsa, engañosa. Para ellos sí ha acabado, se incrementan sus beneficios, su avaricia no tiene límite y con el apoyo y beneplácito de la derecha económica, financiera, religiosa, mediática y política intentan perpetuarse de nuevo en el poder, aún asustados por la situación por la que han atravesado. 



No lo consintamos, unámonos codo con codo, uno solo no puede nada, pero somos miles, cientos de miles, millones, muchos más que ellos y podemos vencerles, podemos y debemos.

Para ello necesitamos que la izquierda se desperece, por eso le pido a este nuevo año que despierte de su largo letargo, que se reinvente, se regenere y si los viejos partidos, el PSOE especialmente, no son capaces de hacerlo inventaremos nuevos, que sirvan como herramienta para liderar esa revolución social.

Le pido también que con nuestra lucha recuperemos el Estado del Bienestar ahora maltrecho, la justicia, la honestidad, la generosidad y especialmente la solidaridad, un concepto en desuso, eso junto a la autocrítica, un valor genuino de la izquierda, ayudará a conseguir un nuevo mundo.



Pido igualmente que el proceso de paz ahora paralizado por culpa del inmovilismo de ETA y del gobierno derechista del PP adquiera un nuevo impulso y que este 2014 nos traiga la paz tan deseada. Pido el desarme de ETA, su posterior disolución, cambios en la política penitenciaria, acercamiento de presas y presos a sus lugares de origen, libertad para Otegi y el resto de Bateragune gracias a quienes ahora estamos más próximos a conseguirlo, desactivación de los macro procesos y destensar la presión judicial y policial sobre una Izquierda Abertzale que ha cumplida ya lo que le exigíamos. Una paz sin vencedores ni vencidos, generosa y que busque la reconciliación.



La pido la unidad de esa nueva izquierda, unión transversal entre muy diferentes, porque es más lo que nos une que lo que nos separa. Que el nuevo PSOE regenerado confluya, se comunique con IU, ERC, Bloque, incluso Bildu, para producir cambios profundos aquí y allí.

Le pido a este 2014 una recuperación de los valores perdidos en una sociedad cada vez más individualista, egoísta, insensible. Le pido un despertar de los sentimientos y sensaciones clásicos, del goce pausado, tranquilo, suave, sensible, saboreado con tiempo.



Le pido también en lo personal, claro que sí, ser feliz, disfrutar de lo poco o mucho que tenga, ser capaz de gozar y hacer gozar, de disfrutar y hacer disfrutar, de amar y conseguir que amen. Le pido salud para mí y mi familia, trabajo para quienes no lo tienen, le pido ser paciente, generoso, altruista, no hacer daño a nadie ni directa ni indirectamente. Le pido amigos leales, buena música, lectura que me enriquezca en lo intelectual, poder disfrutar de paisajes que me llenen los sentidos, tranquilidad para poder hacerlo, buen cine, mejor teatro, paseos por la naturaleza, largas charlas, largas y agradables, le pido poder disfrutar aún de mis ancianos, recuperar los que se han alejado, saber perdonar….Le pido volver a militar en el PSN-PSOE.

Le pido tantas cosas a este nuevo 2014 y especialmente que aún pueda seguir pidiéndoselas al 2015…….




No hay comentarios:

Publicar un comentario