martes, enero 14

Estamos en emergencia nacional



Egun on, buenos días, bon dia, amanece lluvioso desde mi observatorio de la realidad, reflexiono sobre ella e intento trasladar mis sensaciones, mis convicciones, mis argumentos ante una situación de emergencia nacional.

Ha terminado un annus horribilis donde las agresiones al Estado de Bienestar, al estado de derecho, a las libertades cívicas más elementales ha batido records históricos. Con una ciudadanía entre perpleja, paralizada y acojonada y unas organizaciones de izquierdas que ni están ni se las espera. Especialmente doloroso para mí es la parálisis de mi partido, el PSOE, que es quien por responsabilidad histórica debiera liderar una revuelta revolucionaria que parara el envalentonamiento de la derecha cada día más reaccionaria, más extrema.

Pero se inicia un nuevo año y en apenas 15 días la situación ha dado un vuelco espectacular desde el punto de vista social. La respuesta del pueblo vasco a los desvaríos del gobierno de Rajoy ha resultado absolutamente imprevista, espectacular y ha obligado a quienes estaban mirando para otro lado, ignorando un proceso de paz peligrosamente parado, a dirigir su mirada hacia él impactados por el tsunami que recorrió las calles de Bilbao.


Estuve en esa manifestación y la comparé con la del año pasado,  a la que también asistí a la vista de los importantes movimientos realizados por la Izquierda Abertzale y observé cambios sustanciales que analizaré en otra reflexión posterior.

Pero quizás lo que más me impactó fueron las parecidas sensaciones que me produjo a tras dos que asistí cunando vivía en Catalunya, la del 11 de Septiembre de la aprobación del Estatut y la que inundó las calles de Barcelona contra la sentencia del TC que invalidaba parte del mismo. Las fotos que acompaño son de ambas y solo hay que ver la diferencia de banderas (mayoría de esteladas en la segunda)  que se ven en las mismas y la aparición del sentimiento de “independencia”. A veces una imagen vale más que mil palabras.



Las mismas sensaciones, serenidad prudente, festiva, ilusionada de las primeras y cabreo, mucho cabreo las segundas. Un grito común en stas: INDEPENDENCIA. Allí sentí que la torpeza, la irresponsabilidad del PP “despertaba a la bicha” aquí exactamente lo mismo. Barcelona-Bilbao unidas por las mismas circunstancias.

Todo ello con una izquierda, el PSOE en especial, desbordada por la situación incapaz de articular un diseño medianamente sensato que intente apagar los dos fuegos que el “Tea Party” que controla el PP está creando. Incapaces de mirar más allá del cortoplacismo, de la pura táctica electoral olvidando que los verdaderos estadistas se plantean sus decisiones estratégicamente, mirando más allá. ¿Nadie en el PSOE es capaz de entender que cuando gobernemos, que lo haremos, nos vamos a encontrar no uno, sino dos problemas casi irresolubles si no damos respuestas convincentes ahora? ¿Nadie en mi partido es capaz de mirar más allá de la batalla interna de las primarias o de las elecciones europeas? ¿Nadie va a pensar en clave de estado en lugar de en clave partidista?

Decía “Pasionaria” que “hoy momentos en la historia de un pueblo en los que la indiferencia es un crimen”. Éste es uno de ellos.



Pero también fuera de Catalunya y Euskadi pasan cosas. Pasan y pasarán. El estallido del barrio de Gamonal en Burgos es un síntoma de lo que puede ocurrir. La ciudadanía está muy cabreada, mucho, no solo por las agresiones que sufre en los últimos años, algunas absolutamente inaguantables, también porque ve una clase política enfangada por las corrupciones o corruptelas, que de todo hay y repito, una izquierda paralizada que o reacciona rápido y lidera el estallido social que se avecina o populistas como Elpidio Silva o Revilla se podrían poner al frente de ella con consecuencias imprevisibles.

Gamonal, Burgos, sus gentes, hartas de que no se les escuche por las buenas, han estallado por las malas, pero el resto del país en estos momentos es una olla a presión a punto de hacer lo mismo. Las torpezas del ministerio del interior señalando que los detenidos eran antisistema venidos de fuera cuando se ha demostrado que son burgaleses, ciudadanos normales, ha desbordado el vaso de la paciencia. Este ministro, Fernández Díaz, va a pasar a la historia como el peor de la democracia y eso que compite con Mayor Oreja.



Como ponen los carteles por las carreteras de por aquí: KONTUZ. Aviso de que entramos en zona de peligro, aviso para la izquierda, para el PSOE. Poneros las pilas ya, sin demora, en los tres temas, Catalunya, proceso de paz en Euskadi, situación social, porque de lo contrario nos barrerán como harán con el PP y su extrema derecha. Ojo, compañeros socialistas, tenemos poco tiempo, salir de Ferraz a la calle, observar, escuchar, mirar más allá de vuestro ombligo porque estamos en situación de emergencia nacional.

Con preocupación, con profunda preocupación sigo observando, reflexionando, escribiendo, actuando en lo que puedo, sin descanso….




5 comentarios:

  1. Señor Uriz. El ministro del Interior mostraba su sorpresa porque el PNV su juntara con Sortu, cuando no tenían nada que ver. Es decir, el señor Fernández, piensa exactamente igual que usted. Derecha versus izquierda. Así frente a esa derecha dura que representa el Gobierno, la izquierda se debe de abrazar a cualquier cosa que se denomine de izquierda aunque sea nazionalista y tenga en aspectos culturales, linguisticos, historiograficos, economicos (si económicos también) e ideológicos planteamientos que en Europa son considerados de extraderecha e identitarios (ejemplo los chicos de la estelada, Liga Norte).

    Su actitud de acudir a la manifestación de Barcelona 11-S y del sábado, lo evidencian.En la primera le recuerdo que lo del Constitucional fue excusa para promocionar el secesionismo y sobre le Nou Estatut dirigentes de ERC han reconocido en diversas ocasiones que les importaba una higa y que únicamente lo apoyaron porque les venía bien para provocar divisiones y como modo de ir reduciendo el peso del Estado: la política de la alcachofa. En las calles quedó claro el Estatut no importaba ni ahora ni había importado nunca. Si se hubiera aprobado integro, a pesar de su inconstitucionalidad, estaríamos exactamente igual que ahora, porque los controlados medios catalanes hubieran hecho exactamente lo mismo, tal como reconocen los propios nazionalistas.

    Respecto a la segunda, más allá de aciertos o errores (no era partidario de prohibirla pero el auto de Velasco es impecable y tiene toda la razón) tal como se han publicado varios articulistas en Gara y como puede comprobar en foros de militantes nazionalistas, lo importante era acercar a los miembros de las dos fuerzas secesionistas (los floreros como Alternatiba, Euskal Batua, e independientes como usted se dan por supuestos), cara al Alzamiento Nacional. Para el Alzamiento, necesitan conformar un Movimiento Nacional y para ello la necesidad de acercamientos, de acuerdos, de compartir la calle... y sobre todo decidir quien dirige. Lo demás, como lo del Estatut, excusas y un imbécil redomado como Rajoy, siempre es una buena excusa. Y cuando el PP no ofrezca excusas ya se inventaran otras. Quien ha falsificado la historia a niveles inenarrables, no se preocupe que no tendrá problemas. Espero que se sienta agusto en su papel de florero.

    ResponderEliminar
  2. Es curioso, pero frente el problema nazionalista (ahí por lo menos reconozco ha usado la palabra problema) su receta, es muy parecida a la de Mariano. Si el PSOE cuando vuelva va a tener problemón es porque el PP, hasta hace muy pocos días, ha estado muerto, callado, sumiso, servil, de rodillas casi... El PP frente el discurso del odio nazionalista ha renunciado en Euskadi a la batalla de la memoria del terrorismo, a refutar la mitología patriotera, no ha hecho nada más allá de vacuas frases. En Cataluña ha sido peor. Todo por no "romper puentes", en pos de un diálogo vacuo que termine en acuerdo bajo la mesa y nuevos guarreos que nos aseguren conflictos más adelante. Para ello no tiene problemas en tirar por la borda principios básicos de su partido y votantes.

    Su posición, en el fondo es la misma. Con menos complejos, aún, no tiene problemas en tirar por la borda principios básicos y fundamentales de la izquierda, como la modernidad incompatible con la idealización arcaizante y la folcklorada permanente del nazionalismo, la caida de fronteras, la igualdad de todos los ciudadanos, con MISMAS leyes y no leyes diferentes para cada rinconcito, la solidaridad, la responsabilidad en el gasto de forma que además de los gastos militares TAMBIEN los nazionalpatrióticos vayan a gastos sociales, etc., etc. Y no tiene problemas, porque usted como Mariano defienden exactamente lo mismo: abrazarse a los nazionalistas y llegar al acuerdo que sea, como sea y al precio que sea. Una dosis de virus de Estocolmo, ayuda mucho. Aunque sea dinamitando ese principio de "España mañana será republicana", que lo primero que exige es que exista España.


    Siento haberme extendido tanto. Es triste ver que entre un condenado a muerte por Franco como Teo Uriarte y un indeseable como Otegui, usted elija a este. Le dejo con una reflexión de Fernando Savater: Se puede ser de izquierdas y simpatizar con el nazionalismo, como se puede ser cura y ser ateo, contradiciéndose.

    Como miembro de eso que llama Tea Party, ya le contaré otro día lo que es este movimiento democrático y de bases, que defiende de actuación en política idéntico del 15-M y entre otras cosas está siendo decisivo en el proceso de legalización del cannabis en EE:UU. o hablamos del falso proceso de paz donde los detenidos por la kale borroka siguen teniendo el apoyo de los abogados del "colectivo" o si lo desea hablamos de Memoria y como los nazionalistas que traicionaron y apuñalaron la República son homenajeados y los republicanos callan como muertos y miran para otro lado. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Desde el profundo respeto que le tengo a discrepancia, aún consciente de que tus correligionarios no tendrían el mismo respeto con mis ideas, cuelgo tus respuestas. Consciente de que la lejanía al conflicto te hace ignorar todas sus diferentes aristas, que al haber combatido muchos años en primera línea de fuego sí contemplo, desde el conocimiento. La paz tan cercana debe ser sin vencedores ni vencidos, aunque sí habrá algunos que lo serán, lo son ya, quienes defendieron la violencia sin reflexión. Lo debe ser para que la reconciliación necesaria, imprescindible, sea posible. Lo conseguiremos, como conseguimos (unos más que otros) que ETA dejara de matar. ¿Cuántas vidas, cuanto sufrimiento hemos ahorrado en este tiempo? Lo conseguimos con el esfuerzo de gentes de ambas orillas que fuimos capaces de construir puentes por los que comunicarnos juntos. Lo conseguiremos a pesar de posiciones vengativas y revanchistas como la vuestra. Lo conseguiremos no lo dudes y la reconciliación también. Aunque les moleste a algunos que se encontraban más cómodos con el plomo y la sangre.

    ResponderEliminar
  4. José Luis, como empezarás a notar soy preguntón. ¿Qué te hace continuar en un partido en el que según tus palabras "nadie" ve lo que tú ves? ¿No hay otro partido más afín con tu postura?
    Te muestras convencido de que el PSOE volverá a gobernar, y precisamente lo que sospecho y temo es que podría gobernar en coalición con el PP (con el posible añadido de UPyD), al estilo de lo que está ocurriendo en Grecia y Alemania.
    Por otro lado, agradezco que publicaras mi comentario en la entrada del 30 de noviembre sobre el día internacional contra el sida. Aún más agradecería una respuesta a las cuestiones que en él te planteo.

    ResponderEliminar
  5. Pues porque creo que el PSOE debe liderar el proceso revolucionario que frene las agresiones de la derecha, que transforme nuestra sociedad hacia valores de la izquierda, justicia, solidaridad, igualdad...Que es el único que puede hacerlo. Pero para eso previamente hay que transformarlo a él y eso solo se consigue desde dentro. Solo desde dentro.

    ResponderEliminar