sábado, enero 4

A quienes intentan romper el proceso de paz: canallas, yo os maldigo!



Siempre ha existido una cierta manipulación en las noticias por parte de los medios de comunicación, en especial los escritos, los titulares de un mismo hecho varían según el color ideológico de cada cual, pareciendo que son diferentes dependiendo de en cual las leamos. Pero en los últimos tiempos esa manipulación, esa tergiversación en muchos caso deleznable está llegan a límites absolutamente indignantes, canallescos.

Esta tarde leyendo esos titulares sobre la reunión que expresos de ETA han celebrado en Durango, al igual que el pasado día en el caso del comunicado emitido por el colectivo de presas y presos de la banda he sentido un escalofrío de cabreo y vergüenza. 

Cómo es posible ser tan sinvergüenzas de cambiar total y absolutamente lo que allí se ha dicho para intentar “arrimar el ascua a su sardina”. Que en el caso de periódicos como El Mundo, La Razón o ABC más parece que sea intentar que todo se rompa y volver a la época de plomo y sangre. Canallas, yo os maldigo!



Pero más allá de esta indignación creo que algo debemos hacer. Hasta ahora hemos dirigido ese estado de ánimo hacia los corruptos financieros o políticos, creo que ya va siendo hora de que lo dirijamos también hacia esos medios de comunicación que tanto daño están haciendo a la democracia. Que es de una manera muy sencilla, haciéndoles un boicot total, por supuesto ni comprarlos, ni escucharlos, ni verlos, pero también ignorando sus páginas web, no dándoles ni un solo anuncio, ni esquelas, nada de nada, simplemente como si no existieran.



Creo que una campaña a través de las redes sociales, especialmente quienes las domináis sería mucho más eficaz que cualquier crítica, o denuncia. Una campaña constante, día a día, minuto a minuto, que se extienda a lo largo y ancho de nuestro país. Hacer un listado de estos corrompidos medios de comunicación para hacerles la vida imposible por métodos pacíficos, pero novedosos y eficaces.



Esta campaña contra el proceso de paz es de largo alcance, de calado profundo, desde el gobierno del PP en especial desde el Ministro del Interior, desde algún colectivo ultra de las autodenominadas “víctimas”, desde los medios de comunicación de la misma ideología intenta provocar una reacción en la Izquierda Abertzale y el ETA que fulmine el mismo, que arrase con las esperanzas y el trabajo de tantos años. Ni podemos caer en la provocación, ni tampoco consentirlo sin más. Debemos luchar por evitarlo todos juntos, los de una orilla y los de la otra que ahora nos une un propósito común: conseguir la paz definitiva.

También le pido a mi partido, el PSOE, porque esta reflexión la hago como militante socialista, de la izquierda española y de la lucha antifranquista para que no haya equívoco alguno, que colabore en esta campaña, que reacciones de su pasividad actual y trabaje de nuevo, como en tiempos de Zapatero, para que el proceso de paz llegue a buen puerto. En eso hemos estado, en eso estamos y en eso estaremos, porque solo gana quien resiste.


2 comentarios:

  1. Tu respuesta Zipirot, (valiente al utlizar seudónimo), tu profundo análisis pone más en evidencia la reflexión siguiente que he colgado hoy.

    ResponderEliminar