sábado, noviembre 30

SIDA: la lucha continúa


En memoria de Javi. Te quiero hermano, siempre estarás en mi recuerdo

1 de Diciembre, Día Internacional de la lucha contra el sida. Un día para reivindicar mayores esfuerzos contra esta cruel enfermedad, para reflexionar sobre lo que no hacemos bien, denunciar a los gobiernos que no se implican lo suficiente, o simplemente para recordar a nuestros muertos.

Precisamente en referencia a los recuerdos vuelvo la vista atrás al no tan lejano 1992, año en el que la pérdida de mi hermano por este monstruo, me hizo implicar de lleno con quienes llevaban años de una desigual lucha, en concreto con la Comisión Ciudadana Anti Sida. Recuerdo los esfuerzos por convencer al Parlamento de Navarra para que aprobaran medidas que intentaran frenar la expansión de la pandemia, o la terquedad de un Gobierno de Navarra empeñado en no entender, que el uso del preservativo era una de las medidas más eficaces. Incluso, no sin una cierta vergüenza ajena, aquel episodio que nos hizo ser noticia nacional, cuando descubrimos que el entonces Consejero de Salud había dado orden de quitar el preservativo de un kit anti sida cuya distribución se aprobó por dicho Parlamento, no sin una ardua lucha política.
 
 
No ha pasado demasiado tiempo de aquello, y aunque todavía hoy siguen existiendo reductos conservadores en nuestra sociedad, que defienden la abstinencia sexual como forma de evitar su contagio, algo hemos avanzado. Pero no conviene bajar la guardia, y síntomas de ello se detectan especialmente entre los jóvenes, por eso este 1 de Diciembre debe servir también para alertar a las autoridades de ese peligro. Ni un paso atrás en esta difícil lucha.

Hay que continuar igualmente con el apoyo a las víctimas, en un momento que tanto se habla de otras. Apoyo que debe ir dirigido no sólo a su atención sanitaria, también a la social, e incluso a la cultural o económica. Se ha avanzado bastante en este terreno desde 1992, pero aún nos queda mucho camino que recorrer.
 
 
Pero no podemos, no debemos, quedarnos sólo en la atención de los más próximos, tenemos que alzar nuestra mirada y dirigirla a la tremenda e injusta situación en el Tercer mundo, y en especial en ese continente masacrado por las guerras, el hambre...., y el sida: África. Sin olvidar el sudeste asiático, parte del Caribe y los países del este europeo.

Allí cada día más de 8.000 personas mueren de sida. Cada hora, cerca de 600 personas se infectan, y lo que resulta aún más dramático, cada minuto un niño muere a causa del virus. En África la irresponsable actuación de las industrias farmacéuticas impide, que los medicamentos genéricos que existen se puedan repartir al resultar mucho más baratos. Una forma de crimen colectivo, de genocidio encubierto que debemos denunciar contundentemente. Eso con la colaboración de sectores de la Iglesia Católica empeñados en hacer campañas irresponsables contra el uso del preservativo.
Mucho se habla en la época actual de la defensa de los Derechos Humanos. ¿No es el principal el derecho a la vida? ¿Cómo consentimos entonces esta vulneración en masa? ¿Seguiremos mirando hacia otro lado, siendo cómplices de esta situación, cuando nos enseñan esas terribles imágenes?



Defiendo la relativa eficacia de los denominados “días internacionales de…”, porque cumplen la función de recordar, de volver a denunciar. Por eso escribo estas líneas en la proximidad de este nuevo 1 de Diciembre. A los que nos ha tocado de cerca esta terrible enfermedad no nos hacen falta, porque cada día pasan por nuestra memoria imágenes del ser querido que nos arrebató, y la maldecimos mil veces, pero para el resto de nuestra sociedad sí son necesarios, aunque sólo sea para que no se olviden de que existe.
Por eso desde aquí manifiesto mi solidaridad con quienes la sufren, mi apoyo a las organizaciones que colaboran a “pie de obra” para hacerles una vida más fácil y evitar que nuevas personas acaben sufriéndola. Al mismo tiempo que alzo mi voz, denuncio y maldigo a todos aquéllos, sean gobiernos, industrias, o instituciones religiosas, que impiden que se pongan medios eficaces para evitar su progresión, ya sea abaratando las medicinas o con medidas preventivas eficaces como el uso del preservativo.



Este 1 de Diciembre de 2013 será otro más de lucha contra el sida, y nuevamente el lazo rojo lucirá en nuestro ropaje, aunque no debemos quedarnos exclusivamente en eso, ni que solo sea durante este día.

viernes, noviembre 29

¡Barricada Premio Príncipe de Viana 2014!


Hace años los concejales de Cultura de Berriozar, Burlada, y Villava lanzábamos una campaña, para que el premio más importante de la cultura navarra fuera concedido al grupo de rock Barricada.

Entre las razones que dábamos planteábamos, que tradicionalmente este premio se concede a quienes se han distinguido por su actividad en el campo de la cultura en nuestra Comunidad Foral. Desde cantantes de ópera excepcionales como María Bayo, pasando por originales pintores como Aquerreta, físicos insignes como Etxenike, arquitectos como Moneo, escritores como Sanchez Ostiz, o cineastas como Montxo Armendáriz, han conseguido el máximo galardón de la cultura.

Pero queda un hueco importante en este premio: el de representantes de la música actual. Gentes más próximas a un sector importante de nuestra sociedad como es la juventud. Un sector habitualmente alejado de este tipo de premios.

Entendíamos que con nuestra propuesta se podía cubrir ese hueco culminando así el espectro de premiados y premiadas, y al mismo tiempo saldar esa deuda con un segmento de la cultura alternativa y popular que aún no ha accedido a estos galardones.



Barricada no solamente ha sido el grupo de rock más veterano de Navarra, también lo he sido en todo el Estado. Fuente de la que han bebido otros grupos, ejemplo que han seguido la mayoría de las bandas de rock actuales.

Nada menos que 17 discos en su discografía. Pocos, no ya en el panorama estatal, también en el internacional, han llegado tan lejos. 

Además como dijo en su día para apoyar la propuesta uno de los premiados, el escritor Sánchez Ostiz, “sus letras dan mil vueltas a los versos y versitos escritos por los poetas eternos funcionarios en el alto Ministerio de las Ventajas. Tienen garra y en ellas late la vida sin afeites….”  



Como muestra, de gran actualidad por cierto, valga una de su último disco: “Mírame a la cara y deja de contar tantas batallas / que estoy aburrida de tus hechos más que de tus palabras / átate más fuerte alrededor de tu cuello el nudo de la corbata / y no me sigas comiendo que ya no me crea nada / Eres el sapo del cuento, el que saquea por dentro los sueños ajenos / el primero de la fila, el pelota impertinente que nos vende / y no es amor, ya ves, lo que siento por ti / ni tampoco me apetece ser felpudo pa tus pies / sabes que haces daño cuando das el puño y no la mano / vas dejando cicatrices donde pones el zapato / y respirar sin ti no puede ser malo y poner el mundo a andar para otro lado / no puede ser malo / como gotas de sangre a jirones tu pena que pa cuando te di la luna / ya estaba marchita y el sueño de fuego es ahora ceniza”.

Aquella propuesta generó escándalo entre lo más conservador de nuestra sociedad. Entre aquellos que ven en el rock and roll un mundo peligroso lleno de gentes que intentan desmontar “su” sistema. Esos y esas que con su idea excluyente de las manifestaciones culturales se escandalizan de los espectáculos rompedores mientras escuchan ópera con sus queridas y queridos, apoyan guerras injustas sin el menor pudor, o explotan a sus trabajadores.



Ahora 10 años después Barricada se baja definitivamente de los escenarios. El pasado sábado vivimos momentos intensos en su despedida y quedó contrastado el inmenso cariño que se les tiene. Resulta curioso que ciertos premios solo se pueden recibir una vez fallecidos, quizás ahora que BARRICADA lo hace como sucede con los grupos de rock al desaparecer de sus escenarios sea más fácil conseguirlo.

Puede resultar de nuevo para algunos una propuesta provocativa, insólita y reiterada (pocas veces se consigue algo sin insistir), pero nadie puede negar que esta sustentada en argumentos serios y de peso. Ya va siendo hora que rompamos el corsé de este tipo de premios y los acerquemos a la base de la sociedad, a los jóvenes. Concedérselo a Barricada fortalecería, enriquecería el Premio Príncipe de Viana. Le daría un toque actual y progresista, que tampoco le viene mal en este cambio de época. Además este premio debería suponer el reencuentro de todos los miembros que han pasado por esta mítica banda y quizás no debiera ser el único, otro "El premio nacional de músicas actuales" que este año 2013 ha sido concedido con toso el merecimiento a Luz Casal, el 2014 debiera ir a BARRICADA, aunque eso ya queda lejos de nuestros posibilidades de moverlo, aunque quizás alguien que lea estas humildes palabras pueda hacerlo.



Los merecimientos de BARRICADA son suficientes para la concesión de este galardón, por eso desde estas líneas animo a los concejales, a las comisiones, a los colectivos relacionados con la cultura en nuestra tierra a que impulsen, pongan   en marcha una campaña antes de la fecha límite para presentar propuestas, a que se unan a la misma inundando de apoyos toda la ciudadanía navarra, seguros de que en el caso de que se lograra lo agradeceríamos no sólo los seguidores del rock and roll, también todos los amantes de la música moderna, en especial los jóvenes. Al mismo tiempo serviría para dar un nuevo impulso a esa música, a esa cultura que ha significado, significa y significará una forma de vida, un mito referencial para muchos y en cuyo entorno la mayor parte de nosotros hemos estado, o estamos, en algún momento de nuestra vida.

Por eso el llamamiento va dirigido en especial a que la campaña parta de ayuntamientos como Villava-Atarrabia, Ansoaín, Berriozar, Alsasua, Leitza, Arguedas, Cabanillas, Cortes, Etxarri, Marcilla, etc.

¿Barricada premio Príncipe de Viana 2014? ¿Por qué no?

 Fdo.: José Luis Úriz Iglesias

 

Villava-Atarrabia 26 Noviembre 2014

miércoles, noviembre 20

Solo la unidad de la izquierda frenará el impulso fascista


Buenas tardes, arratsalde on, bona tarda, hoy he esperado casi a la hora que hace 32 años comenzó a cambiar nuestro país. Hoy 20 de Noviembre nuestra democracia quedó libre del fascismo, aunque de nuevo dos años después, la victoria del PP nos situó de nuevo ante el peligro de un instante oscuro en nuestra historia. Esta tarde recordando aquellos dramáticos y al mismo tiempo ilusionantes, momentos de hace 32 años me doy cuenta que las agresiones que nos han infringido en estos dos años no serían nada si se salen con la suya en la represiva ley que restringe el derecho a la protesta, a la indignación, a dar salida al cabreo popular y otro derecho fundamental como el de huelga. Ni siquiera un fatxa como Aznar osó hacerlo con su etapa de mayoría absoluta y éste que parecía inofensivo ha resultado el más fatxa de todos.

Históricamente esta bravuconería de la derecha se ha dado y se da en estos momentos, cuando la izquierda se encuentra debilitada, con su mensaje obsoleto, apagado, cuando nos hemos acojonado ante el empuje de la reacción. Por eso urge en el seno de esa izquierda ahora perdida, que ni está ni se la espera, una profunda reflexión que nos haga levantarnos con urgencia de nuestro estado de postración, casi de rendición.


Olvidar viejas cuitas, viejas batallas electoralistas, olvidar nuestras raíces cainistas y asumir la responsabilidad histórica que tenemos para juntos, unidos, buscando lo que nos une y aparcando nuestras diferencias, liderar un proceso realmente revolucionario. Novedoso, imaginativa, audaz, pero revolucionario, que ponga freno a los desmanes de una derecha crecida, chulesca, desde el punto de vista democrático, subversiva, incluso constitucionalmente delictiva.

En momentos excepcionales se necesitan medidas excepcionales. Por eso las izquierdas, estatales o nacionalistas: PSOE, IU, Bildu, ERC, Bloque, Geroa Bai, etc deben aglutinar ese impulso. De entre ellas la mayoritaria es el PSOE y por esa razón debe ser quien dé el primer paso para conseguir que sea posible.


Hace en este momento 32 años nos alejamos del peligro, pero hoy volvemos a estarlo, es la vieja lucha antifranquista quien llama a nuestra puerta. Abrámosla, luchemos unidos, codo con codo, españoles, vascos, catalanes, gallegos, quienes nos consideremos de la izquierda, o los perros salvajes que inundan nuestras instituciones nos devorarán.

Precisamente éste es el momento y éste el lugar. Hoy 20-N lancemos al aire este grito: ¡Solo el pueblo unido jamás será vencido! ¡Solo una izquierda que se entienda, unida, es capaz de conseguirlo!

 

domingo, noviembre 17

Enrique Urquijo, te he echado de menos hoy


Cada 17 de Noviembre, fecha fatídica en la que perdimos a un grande: Enrique Urquijo, le dedico mi recuerdo y mi humilde homenaje. Ahora se cumplen catorce años (parece que fue ayer) que su vida se truncó en una calle de Madrid, se quebró como un juguete roto por la vida. Estaba solo, o quizás con una mala compañía, y a muchos se nos heló el corazón al enterarnos. A todos aquellos que admirábamos su música y la poesía de sus letras, a veces amargas como la vida misma, impregnadas de soledad y amargura.
Esa misma que se extendió a quienes nos estremecíamos con sus palabras musicadas en las tardes de cualquier otoño como el que se lo llevó, quizás porque sentíamos lo mismo que él aunque nos faltaba su creatividad, su sensibilidad a flor de piel. Hoy de nuevo volvemos a estremecernos al recordarlo.

Canciones de amor pero especialmente de desamor, de tristeza, llenas de poesía, de pasión salidas de lo más profundo del ser humano, de esos terrenos que hoy apenas se atreven a pisar. Caricias hechas canción, cataratas de emociones que te hacían SENTIR, así con mayúsculas, y por eso al mismo tiempo vivir, cuando él estaba dejando de hacerlo.
Ese terrible día volví a recordar a mi hermano fallecido unos años antes y entendí que al perder a Enrique lo perdía de nuevo. Mi hermano real, Javi, también músico, líder y compositor de un grupo de rock que se pateó los locales de Madrid allá por final de los 70 y principios de los 80: RETALES. Por eso las veces que he coincidido con Álvaro Urquijo, la última en un inmenso concierto en Vitoria, los dos han estado en el fondo  de nuestra conversación…y de nuestros recuerdos.



Pero también me di cuenta que había perdido a un compañero de viaje en esto del vivir de manera especial, a un amigo aunque nunca crucé una palabra con él, porque solo lo conocí a través de su música y de las veces que fui a verle actuar. Alguien que entendía lo que he sentido muchas veces, y era capaz de transformarlo en letras, en canciones. Qué hermosa envidia sana!

De esas que a uno le habría gustado haber compuesto: “Volver a ser un niño”, “Cambio de planes”, “Quiero beber hasta perder el control”, “La calle del olvido” y tantas otras, porque además fue muy prolífico. Esas que forman parte ya de la banda sonora de mi vida, de la mía, y de una parte de aquella generación, aunque quizás nunca se hayan parado a pensar en ello. Ahora muchos jóvenes no lo conocen, quizás su música hoy suene a demasiado densa, quizás les atemorice porque activa sensaciones hoy casi desaparecidas. Pero como en todo se pierden un tesoro.

Siempre he soñado con ser cantante de un grupo de rock, en algunas ocasiones he bromeado con ser Bruce Dickinson líder de mis admirados Iron Maiden, con subir a cantar con ellos una de sus canciones. Quizás también con Enrique y mi hermano Javi haciéndonos los coros, como lo hicimos tantas veces en aquellos años gloriosos. Lo he vuelto a imaginar ahora cuando he escuchado de nuevo esa maravilla de “Aprendiendo a soñar”, aunque sea de Álvaro y Tena. Canciones que a diferencia de la mayor parte de las que suenan hoy, de “usar y tirar”, se mantienen vivas a lo largo del tiempo. De esas que te hacen soñar incluso imposibles como éste.



Enrique se nos fue, nos hemos quedado huérfanos del hermano músico, pero nos queda su obra esa que te hace despertar en medio de un mundo oscuro, gris y anodino, con la pena de no poder escucharle nuevas historias, nuevas melodías. Aún me acompañan en los viajes, o en las tardes de otoño como en la que escribo este artículo, y lo siento cerca, los siento cerca. Quizás ahora haya montado un grupo con otros ilustres como Antonio Vega o Antonio Flores y con mi hermano, con aquellos creadores de una generación cruel e injustamente machacada.

Quizás sigan componiendo juntos porque se hayan hecho amigos. Es probable que sean los que me animan a seguir luchando por ese tipo de música, incluso por esa manera de vivir con sentimientos activados, heterodoxos, indomables, libres, frente a la incomprensión de quienes sólo la valoran en función de los llenos que se consigan. El “éxito” por encima de la calidad, de la verdad. Aquellos que no tiemblan de emoción al escuchar “Una tarde gris”.

Mi “amigo” mi “compañero de viaje” Enrique Urquijo seguirá vivo mientas sigamos vivos los que aún escuchamos y somas capaces de sentir su música. Nos seguirá acompañando en nuestros bajones, en los momentos de penumbra, de pena o desamor, y nos levantará el ánimo, nos hará un poco más felices al comprender que no somos los únicos.



Como ya dije el día que conocí su muerte: ¡Qué pena que se vaya la buena gente y se queden los canallas! Ahora después de catorce años me reafirmo en ese comentario.

Enrique Urquijo, te recordamos, te echamos de menos, y quizás como tú decías: “seguimos siendo chavales ordinarios, que nos volvemos vulgares al bajarnos de cada escenario”. Cada uno de un tipo de escenario diferente.

El mejor homenaje que te podemos dedicar hoy es escucharte, saborearte despacio como te gustaba a ti. Ojalá las radios de nuestra gris y triste país lo tengan en cuenta y hagan programas especiales que lleven su música a las nuevas generaciones.

Descansa en paz Enrique Urquijo. Gracias por haber sido así.

miércoles, noviembre 13

Una oportunidad perdida



Artículo publicado en DEIA el 13 Noviembre 2013

Acaba de celebrarse la Conferencia Política del PSOE, un cónclave en el que había puestas muchas esperanzas esperando que supusiera un nuevo impulso a la izquierda en éste país. Se había escrito mucho sobre ella, la mayor parte de las veces de manera interesada, capciosa, arrimando cada cual el “ascua a la sardina propia”. Las gentes de la derecha, política, social o mediática intentando minimizar su alcance, o influir sobre ella, desde las estructuras del propio partido con autocomplacencia procurando que su resultado no se les fuera de las manos. Hay que corregir, sí pero no de manera brusca, apuntaban, hay que innovar ideológicamente, también, pero sin pasarse y sobre todo no hay que tocar, o al menos hacerlo de manera mínima, a las personas que actualmente componen su establishment, o lo que es lo mismo: “todo es cambiable menos yo”.
Lo que sí resultaba evidente, ahí existía unanimidad, era que la conferencia resultaba vital para la recuperación o hundimiento definitivo de un partido que atraviesa una profundísima crisis, desde que en 2010 comenzó a perder sus señas de identidad de izquierda. Zapatero fue un presidente cabal en su primera legislatura, incluso los primeros tiempos de la segunda. Realizó reformas de profundo calado en los derechos sociales, pero falló cuando le alcanzó la crisis y fue incapaz de afrontarla con posiciones de izquierdas, viéndose obligado a ejecutar los dictados de la derecha económica y financiera de aquí y de allí.

Desde entonces el PSOE no ha levantado cabeza, por eso se visualizaba como una oportunidad histórica no solo para conseguirlo sino también para relanzar una nueva izquierda, más plural, transparente, democrática, radical incluso, con nuevos mensajes y una nueva estructura, que fuera de nuevo la “casa común”, capaz de liderar a una sociedad huérfana y perdida para frenar la mayor agresión al Estado del Bienestar de su historia.

 
Para ello era necesario, imprescindible, reflexionábamos algunos, no solo renovar el discurso, su línea ideológica recuperando las viejas señas de la izquierda más necesarias y actuales que nunca, también reformar sus obsoletas estructuras repletas de gentes acomodadas en el poder, pegadas con cola a los puestos políticos. Llevan muchos años, décadas sin reciclarse y eso se nota. No puede ser, no debe ser que alguien entre en el partido a los 24 años y vaya pasando de puesto en puesto, sea institucional en sus diferentes variedades, o interno y acabe su vida “laboral” enchufado en Telefónica, Iberdrola o alguna Caja. Eso es impropio de la izquierda y un insulto a nuestra base social.
Se necesitaba poder dotar a su discurso de elementos valientes, innovadores, quitándose de encima el miedo, el terror a la presión que ejercen los poderes fácticos que actualmente controlan nuestro mundo, sean financieros, mediáticos en incluso religioso, nacionales o internacionales. Este país necesita un PSOE radical en sus formas y en su fondo, que sea capaz de comunicarse con una gran dosis de generosidad en el mismo idioma con las otras izquierdas, IU, ERC, Bloque Nacionalista Galego, Bildu….liderándolas para conseguir un bloque de progreso capaz de construir un ariete que rompa las puertas de la muralla, que el poder fáctico dominante ha construido. Un partido que lidere un proceso revolucionario novedoso


En lo interno debía salir un partido igualmente nuevo, que respetase la pluralidad, la libertad de expresión enterrando definitivamente a los Torquemada de turno, consintiendo y potenciando las corrientes, absolutamente transparente, eliminando esa perversa frase de que “la ropa sucia se lava en casa”. Todo en un partido nuevo debe verse desde la sociedad, para lo que Ferraz 70 y todas las sedes debían ser edificios de cristal.

Aplicar con rigurosidad el límite de mandatos con un máximo de dos, que éste límite fuera para cualquier cargo interno o externo, teniendo que pasar al menos dos legislaturas para volver a ocupar otro, exigiendo para ello la cotización en la seguridad social durante ese tiempo, lo que permitiría un constante trasvase enriquecedor sociedad-partido evitando la perversa burocracia que ha imperado los últimos tiempos.

Listas abiertas, revisar el injusto sistema electoral que sea más proporcional, ir a un sistema directo de elección por circunscripciones, primarias en todos los escalones electorales, incluso en las elecciones de cargos internos como la Secretaría General. Crear un código de conducta ejemplar, incluso a riesgo de ser injustos en algunas ocasiones, que en el momento en el que alguien sea imputado, no solo juzgado debe dejar de inmediato todos sus cargos. Etc, etc…



Elemento importante era que desde este nuevo PSOE se propiciara un nuevo impulso a un proceso de paz peligrosamente paralizado. Zapatero lo inició valientemente, aunque tuviera algunos errores de bulto y ahora este nuevo PSOE debe culminarlo presionando al PP para que tome medidas sobre los presos, especialmente si ETA en los próximos días anuncia su desarme definitivo. En este tema hay que ser muy valiente no dejándose influenciar para la inmoral presión de algunas asociaciones de víctimas y algunos sectores ultras del PP como Mayor Oreja o el propio Aznar, que demuestran de manera impúdica que con ETA vivían mejor.
Quedaba un último y espinoso tema, el último pendiente desde la transición: proponer soluciones de manera inteligente para resolver las viejas tensiones centro-periferia. Últimamente ha sido Catalunya, pero también Euskadi lo espera, de momento pacientemente. Aquí también pasaba por tomar medidas imaginativas, audaces y generosas, recuperando la relación con el PSC y su propuesta de tercera vía, enriqueciéndola, fortaleciéndola planteando abiertamente la construcción de un Estado Federal en el que todas y todos estemos cómodos.

Eran medidas rompedoras, quizás haya quien las considere rupturistas, si es con un pasado superado por los acontecimientos indudablemente lo son, pero o el PSOE, mi partido desde 1990, salía de esa conferencia con nuevas ideas, nuevas estructuras y nuevos dirigentes (aunque ahora no toque), o su futuro iba a ser muy negro, mucho más aún que el actual.
No podemos, no debemos dejar en manos de partidos populistas como UPyD y Ciutadans, o futuros que puedan aparecer, propuestas que la sociedad, especialmente nuestra base social está reclamando a gritos y que quedan reflejadas aquí. Solo debían ver las encuestas, la última, demoledora del CIS, para darse cuenta.

Así afrontábamos algunos, en mi opinión la mayoría de militantes y la casi totalidad de nuestra base social, esa ilusionante cita, pero todo se ha torcido durante su desarrollo. Esa gran marea, ese tsunami que iba a cruzar por ella trayéndonos un PSOE nuevo y revolucionario, se transformó en una débil ola que apenas nos ha mojado los pies.


Nos hemos topado de nuevo con una estructura férrea que ha sido capaz de controlar y desactivar cualquier foco de levantamiento que pudiera darse. Las distintas delegaciones han impuesto, con algunas excepciones, su disciplina y aunque al final sí ha habido cambios novedosos e ilusionantes en el aspecto ideológico, sin tocar los temas más conflictivos y actuales, derecho a decidir incluido, todo lo interno ha quedado sin tocar y la reivindicación más sentida: las primarias, retrasadas hasta no se sabe cuándo.

Una oportunidad perdida, quizás la última, aunque siempre puede ocurrir que resultados electorales fuercen en el futuro próximo a movimientos que ahora han resultado imposibles.

Luego un llamamiento al acatamiento, a que todo aquel o aquella que ose criticar su resultado se considere un peligro para la organización, un indisciplinado al que hay que apartar, o peor aún: un traidor.
Pero estoy convencido que ahora el futuro de la izquierda reclama valentía, libertad de razonamiento, de reflexión y de expresión. En el PSOE también……

 Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario del PSN militante actual del PSC)
Villava-Atarrabia 12 Noviembre 2013

 

 

martes, noviembre 12

Discrepar no es traición, es libertad!


Egun on, buenos días, bon dia todavía rodeado de las sensaciones que me han producido el desarrollo de la Conferencia Política de mi partido, el PSOE. Pero por encima de que considere lo que ha sido una oportunidad perdida, quizás la última, observo que lo que nos ocurre es que como el dicho popular “tenemos lo que nos merecemos”, o mejor dicho lo que nosotras y nosotros permitimos. Previamente a esta cita las bases del partido, las afiliadas y las sociales, hervían de demandas, parecía que se iba a producir una verdadera revolución interna, un tsunami regenerador, pero nada de eso ha ocurrido, la disciplina se ha impuesto y al menos quienes estaban allí, con puestos asegurados o por asegurar, han entendido el mensaje que volvía del pasado: “quien se mueva no sale en la foto” y casi nadie lo ha hecho, al menos casi nadie de los que tenían poder de decisión.
Quizás un par de excepciones: Tomás Gómez que emerge como figura creíble y ese guerrillero que se llama Odón Elorza. Pero lo demás sigue igual, las delegaciones votan casi unánimemente lo que les dicta su jefe o jefa de delegación, Andalucía lo que propone Susana Díaz, Extremadura, Navarra y el resto lo que cada líder, o sea el que decide quien está y quien no, plantea. Prácticamente no ha habido rebeldes en un partido en el que debieran crecer como setas en esta época del año. Brazos de madera sin ninguna autonomía.



Así mal lo llevamos. Pero lo que sigo detectando por los debates que han originado mis reflexiones es que seguimos siendo un partido cainita, o estás conmigo o frente a mí, si alguien, como es mi caso, discrepa, resulta ser un enemigo recalcitrante que desea el fin del PSOE, un infiltrado peligroso, o un traidor impresentable. Terrible. ¿Dónde queda la capacidad de entender que o el PSOE es un lugar de debate, donde como tantas veces he escuchado estos días, cabemos todas y todos, la “casa común de la izquierda”, con capacidad de crítica y autocrítica o tenemos un futuro incierto? Porque o construimos un lugar donde el librepensamiento impere por encima de la disciplina férrea, o acabaremos como otros lo han hecho en países como Italia. ¿Por qué hay gentes que se empeñan en tapar la boca a cualquier análisis que se aleje del oficial impuesto al acabar la Conferencia? ¿No decíamos que algo profundo iba a cambiar en nuestro funcionamiento interno? O construimos un partido de mujeres y hombres libres en el amplio sentido de la palabra, o nos alejamos irremediablemente de lo que la sociedad espera de nosotros y nosotras.



Hoy es el día después, seguiré con mis reflexiones, con mis análisis y si discrepo no me sitúo fuera del PSOE, sino que quizás son otros quienes hace tiempo le han traicionado, porque la discrepancia no es traición es síntoma de libertad y la izquierda necesita esta como el oxígeno para vivir.
Sigo……………….

domingo, noviembre 10

Conferencia Política PSOE: decepción, estupor, tristeza, oportunidad perdida.



Escribo estas líneas entre el estupor, la decepción y la vergüenza de contemplar el lamentable espectáculo de una Conferencia Política que debería haber supuesto una profunda renovación, para reinventar el partido, para regenerarlo, incluso refundarlo y solo ha servido para recuperar los viejos vicios, para contemplar a los “estómagos agradecidos” a gentes pegadas a sus poltronas incapaces no solo de hacerse la más mínima autocrítica, sino tampoco de mirar al exterior, recoger el clamor que se oye más allá de las paredes de ese cónclave estéril y cerrado.
Pido excusas por lo agresivo de mi lenguaje, siendo consciente de que así no me recibirán en el PSOE, pero creo que es momento de decir las verdades de manera valiente, radical, sin callar nada, sin guardar nada en la recámara.

Esta Conferencia supone el suicidio político de un partido centenario, más allá del marketing, del pase de modelos, de los tics americanizados, de la puesta en escena hollywoodense, detecto una profunda frustración porque los principales temas que debían haberse abordado y aprobado, han quedado fuera. Mucho envoltorio y poca chicha. Ni primarias ya, ni república contundente, ni modelo de estado eliminando las tensiones centro-periferia, ni revitalizar el proceso de paz, la única nota de protesta en un mar de sumisión  se produjo cuando se informó de la no aprobación de la reprobación de la monarquía, no renovación profunda de las normas internas, ni de las personas que lo dirigen, un afiliado, un voto, ni na de na.



Todo ello con la aquiescencia de unos representantes que no parece representar a una base social profundamente cabreada, decepcionada. La pregunta de muchos es: ¿Quiénes han ido a esa Conferencia? ¿Realmente representan el sentir de nuestras bases, de la parte de sociedad que aún nos apoya?

Pensaba y sigo pensando que esta Conferencia era la última oportunidad, el último salvavidas que nos quedaba y confiaba ciegamente en que el mensaje había sido captado, que a pesar de los millones de kilómetros que separan a nuestros dirigentes de nuestra gente, habían escuchado el clamor. Pero no ha sido así. Han intentado y conseguido escenificar un cambio ficticio para que todo siga igual, o sea para que ellos sigan estando en sus sillones, porque eso sí, eso es incuestionable, indiscutible. Solo gentes como Odón Elorza o Tomás Gómez no me han decepcionado, precisamente quienes menos apoyan han suscitado.

 
 
Luego leo declaraciones de insensatos, de irresponsables como Roberto Jiménez, el secretario general del PSN, ese que no admite que esté en la organización porque me teme, teme mi palabra, mi libertad, mi capacidad de análisis y de expresarlo con contundencia, ése que es capaz de valer para un roto y al mismo tiempo para un descosido sin ponerse mínimamente colorado. Lo leo y soy yo el que me ruborizo, absorbe nuestras tesis sin pudor, pero no se va, no asume la responsabilidad que para defender esas tesis él no vale, como no valen ya el resto de dirigentes.

Soy consciente de que estas palabras que algunos considerarán irresponsables me inhabilitan de por vida para entrar en el PSN, que solo si hubiera sido verdad lo que se decía antes de la Conferencia eso era posible, pero también que soy mucho más socialista que ellos, que soy mucho más del PSN que ellos, más valiente que ellos y voy ya por la vida ligero de equipaje.  Que lo he sido, lo soy y lo seré. Que son ellos los traidores a la ideología de un partido centenario.
 
 
Escribo estas líneas desde la tristeza de ver como la izquierda pierde su referente fundamental, que necesitábamos un PSOE diferente y que hemos perdido una oportunidad histórica para lograrlo cuando más nos necesita nuestra gente. Pero no me rindo, solo gana quien resiste y eso pienso hacer, resistir, insistir machaconamente, día tras día, año tras año, para que el sueño de millones de personas se haga realidad.  Hoy más vacío, más cansado, más desmoralizado, pero mañana amigas y amigos, mañana compañeras y compañeros la lucha continúa con nuevos ánimos, con más bríos. Allí os espero a quienes os sentís como yo me siento hoy.

sábado, noviembre 9

'Quo vadis', PSOE? Artículo publicado en BERRIA el 9 Noviembre 2013

 

'Quo vadis', PSOE?


José Luis Úriz
PSNko parlamentari ohia eta PSCko gaur egungo militantea

Asteburu honetan egingo dute PSOEren Konferentzia Politikoa; esperantza handia dute jarria konklabe horretan, herrialde honetako ezkerrari behingoz bestelako bultzada bat emango diolakoan.

Asko hitz egin da horretaz. Eskuin politiko, sozial edo mediatikoko jendea, haren helmena gutxitu nahian batzuetan eta hartan eragin nahian besteetan, alderdiaren beraren egituretatik eta bere buruarekiko atseginez, emaitzak eskumenetik ihes egin ez diezaien. Zuzendu beharra dago, baina ez bat-batean, hala diote; ideologia ere berritu beharra dago, baina pasatu gabe: eta, batez ere, ez dira ukitu behar, edo ahalik eta gutxien ukitu behar dira, haien aginte eliteko kideak, edo, bestela esanda: dena da aldagarri, ni izan ezik.

Nolanahi ere, kontu bat argi eta garbi dago, eta horretan bat datoz denak: konferentzia hori ezinbestekoa da alderdia leheneratu dadin edo behin betiko hondora dadin, krisialdi ezinago sakonean baitago 2010etik, ezkerreko nortasun ezaugarriak galtzen hasi zenez geroztik. Zapatero ganorazko presidentea izan zen lehen legealdian, baita bigarrenaren hasieran ere, eta eragin handiko erreformak egin zituen eskubide sozialetan; baina krisialdiak harrapatu zuelarik, huts egin zuen, eta ez zen gauza izan ezkerreko jarrera batetik aurre egiteko, eta han-hemengo eskuin ekonomikoaren eta finantzarioaren aginduak betearazi behar izan zituen.

Harrezkero, burumakur ibili da PSOE, baina konferentzia hori inoiz ez bezalako abagunea izango du burua altxatzeko, eta abian jartzeko ezker bat berriagoa, pluralagoa, gardenagoa, demokratikoagoa, are erradikalagoa, bestelako mezu bat eta egitura bat ekarriko dituena. Ezker bat berriro guztien «etxe komuna» izango dena, eta gai izango dena gizarte umezurtz eta galdu baten buru izateko eta ongizatearen estatuari inoiz egindako erasorik handiena geldiarazteko.
 

Horretarako, beharrezkoa eta ezinbestekoa da diskurtsoa berritzea eta, besteak beste, baita ildo ideologikoa ere, ezkerraren lehengo ezaugarriak berreskuratuta, gaur egun inoiz baino beharrezkoagoak eta gaurkoagoak baitira, eta haren egitura zaharkituak eraldatzea, boterean bertan goxo egin duten jendez beteta baitaude. Urte askoan daude hor, inoiz berritu ez direla, eta hori antzeman egiten da. Ezin liteke, ez da zilegi norbait 24 urterekin sartzea alderdian eta postuz postu igoz joatea —dena delako erakundetan edo alderdiaren barruan—, eta, aldaba onak izan dituelako, Telefonican, Iberdrolan edo kutxaren batean amaitzea bere lan bizitzaren hondarrean. Halakorik ez dagokio ezkerrari, eta iraingarria da gure oinarri sozialarentzat.

Bere diskurtsoan sartu beharko ditu osagai ausartak, berritzaileak, inolako beldurrik eta izurik izango gabe gaur egun mundua kontrolatzen duten botere faktikoei, izan finantzario, mediatiko edota erlijioso, nazional edo nazioarteko. Herrialde honek PSOE erradikal bat behar du, forman zein edukian gai izango dena hizkuntza berean komunikatzeko gainerako ezkerrekin: IU, ERC, Bloke Nazionalista Galegoa, Bildu… Eta haien buruzagi izateko, aurrerabiderako bloke bat osatuz, ahari buru moduko bat eraikiko duena menderatuta gauzkan botere faktiko honek egindako harresiko ateak eraisteko. Alderdi bat, prozesu iraultzaile bezain berritzaile baten buru izango dena. Horretarako, ezbairik gabe, eskuzabaltasun dosi handi bat beharko da.

Barrenetik ere berrituta irten behar du alderdiak, aniztasuna eta adierazpen askatasuna errespetatu beharko ditu, eta behin betiko lurperatu torquemadatarrak, eta dena delako joerak onartu eta bultzatu, eta ezinago gardena beharko du izan, behingoz ezabatuta arropa zikinak etxean garbitu behar direlako uste makurra. Alderdi berri bat gizartetik ikusi behar da, oso-osorik; horretarako, kristalezko eraikin bihurtu beharko dituzte Ferraz 70 eta beste hainbat egoitza, gizarteak une oro ikusteko modukoak.
 

Legealdiak gehienez ere bi urtekoak izatea zorrotz aplikatu ez ezik, muga hori kargu guztiei ere aplikatu beharko zaie, eta, gutxienez, bi legealdiren buruan baino ez du bete ahal izango edonork beste kargu bat; horretarako, aldi horretan guztian gizarte segurantzan kotizatzea eskatuko zaio, eta, hala, aberasgarria eta etengabea izango da gizarte-alderdi arteko eman-ekarria, urte hauetan gailendu bezalako burokrazia makurrak saihesteko.

Zerrenda irekiak, aldaketa bat proposatzea gaur egungo hauteskunde sistema bidegabea proportzionalagoa izan dadin, hauteskunde barrutien araberako hauteskunde sistema zuzenago bat ezartzea, primarioetako hauteskunde maila guztietan, baita barne karguetarako hauteskundeetan ere. Jokabide ereduzko bat eratzea, zenbaitzuetan bidegabea izan baliteke ere; norbaiti zerbait inputatuz gero, berehala utzaraztea kargu guztiak; eta abar eta abar.

Beste osagai garrantzitsu bat da, halaber, PSOE berriak beste bultzada bat eman behar diola bake prozesuari, geldirik baitago modu arriskutsuan. Zapaterok ausarki ekin zion, nahiz eta hainbat hutsegite nabarmen izan zituen ere, eta, orain, bururaino eraman beharko du PSOE berritu horrek, eta PP estutu, presoen inguruan dagozkion neurriak har ditzan; batez ere, ETAk desarmatze behin betikoa iragartzen baldin badu. Horri dagokionez, ezinago ausart jokatu beharko du, eragin diezaioten utzi gabe ez biktimen zenbait elkarte moralgaberi eta ez PPren sektorerik muturrekoenari —hala nola Mayor Orejari edo Aznarri berari—, ETA gabe hobeto zirela baino ez baitute erakutsi horiek lotsagabeki.

Azkenik, bada beste gai arantzatsu bat, trantsiziotik konpontzeke dagoen azkenekoa: buru-argi jokatuz konpontzea zentro-periferia arteko harremanak. Azkenaldian, Katalunia izan da, baina Euskadi ere esperoan dago. Horretan ere neurri irudimentsuak, ausartak eta eskuzabalak hartu beharko ditu, eta leheneratu egin beharko du PSCrekiko harremana, eta berreskuratu haren proposamena, hirugarren bidearena, eta hura sendotu, eta argi eta garbi proposatu Estatu Federal bat eratzea, guzti-guztiok eroso egongo garena.
 

Neurri apurtzaileak dira, eta zenbaitzuek urratzailetzat ere joko dituzte; baina edo PSOE, 1990etik kide nauen alderdia, berrituta irteten da konferentzia horretatik —ideia, egitura eta buruzagi berriekin (orain halakorik ez badagokio ere)— edo etorkizun ezinago beltza izango du, egungoa baino askoz ere beltzagoa.

Gure demokraziarentzat arriskutsuak direnez, hainbat proposamen ezin ditugu utzi eta ez ditugu utzi behar alderdi populisten esku —hala nola UPD, Ciutadans, edo etorkizunean ager litezkeen beste batzuen esku—; batez ere, gure oinarri sozialak aldarri ozentzat dituenak eta hemen agerian geratu direnak. Inkestak begiratu besterik ez dago horretaz konturatzeko.

Asteburu honetan PSOEri begiratuko dio ezker sozial eta politikoak. Ez ahal digu huts egingo eta bide zuzena aukeratuko ahal du.

viernes, noviembre 8

Conferencia Política: Quo vadis PSOE?


Este fin de semana se celebra la Conferencia Política del PSOE, un cónclave en el que hay puestas muchas esperanzas para que al fin se dé un nuevo impulso a la izquierda en este país.
Se ha escrito mucho sobre ella, la mayor parte de las veces de manera interesada, capciosa, arrimando cada cual el “ascua a la sardina propia”. Las gentes de la derecha, política, social o mediática intentando minimizar su alcance en unas ocasiones, o influir sobre ella en otras, desde las estructuras del propio partido con autocomplacencia procurando que su resultado no se les vaya de las manos. Hay que corregir, sí pero no de manera brusca, apuntan, hay que innovar ideológicamente, también, pero sin pasarse y sobre todo no hay que tocar, o al menos hacerlo de manera mínima, a las personas que actualmente componen su establishment, o lo que es lo mismo: todo es cambiable menos yo.

Lo que sí resulta evidente y ahí existe unanimidad, es que esta conferencia es vital para la recuperación o hundimiento definitivo de un partido que atraviesa una profundísima crisis, desde que en 2010 comenzó a perder sus señas de identidad de izquierda. Zapatero fue un presidente cabal en su primera legislatura, incluso los primeros tiempos de la segunda, realizó reformas de profundo calado en los derechos sociales, pero falló cuando le alcanzó la crisis y fue incapaz de afrontarla con posiciones de izquierdas, viéndose obligado a ejecutar los dictados de la derecha económica y financiera de aquí y de allí.

 
Desde entonces el PSOE no ha levantado cabeza, pero esta conferencia es una oportunidad histórica no solo para hacerlo sino también para relanzar una nueva izquierda, más plural, transparente, democrática, radical incluso, con un nuevo mensaje y una nueva estructura. Una izquierda que sea de nuevo la “casa común” y sea capaz de liderar a una sociedad huérfana y perdida para frenar la mayor agresión al Estado del Bienestar de su historia.

Para ello es necesario, imprescindible no solo renovar el discurso, su línea ideológica, recuperando las viejas señas de la izquierda más necesarias y actuales que nunca, también reformar sus obsoletas estructuras repletas de gentes acomodadas en el poder, pegadas con cola a los puestos políticos. Llevan muchos años, décadas sin reciclarse y eso se nota. No puede ser, no debe ser que alguien entre en el partido a los 24 años y vaya pasando de puesto en puesto, sea institucional en sus diferentes variedades, o interno y acabe su vida “laboral” enchufado en Telefónica, Iberdrola o alguna Caja. Eso es impropio de la izquierda y un insulto a nuestra base social.
Necesita poder dotar a su discurso elementos valientes, innovadores, quitándose de encima el miedo, el terror a la presión que ejercen los poderes fácticos que actualmente controlan nuestro mundo, sean financieros, mediáticos en incluso religioso, nacionales o internacionales. Este país necesita un PSOE radical en sus formas y en su fondo, que sea capaz de comunicarse en el mismo idioma con las otras izquierdas, IU, ERC, Bloque Nacionalista Galego, Bildu….liderándolas para conseguir un bloque de progreso capaz de construir un ariete que rompa las puertas de la muralla que el poder fáctico que nos domina ha construido. Un partido que lidere un proceso revolucionario novedoso. Para eso será necesaria indudablemente una gran dosis de generosidad.



En lo interno debe salir un partido igualmente nuevo, que respete la pluralidad, la libertad de expresión enterrando definitivamente a los Torquemada de turno, consintiendo y potenciando las corrientes, absolutamente transparente eliminando esa perversa frase de que “la ropa sucia se lava en casa”. Todo en un partido nuevo debe verse desde la sociedad, para lo que Ferraz 70 y todas las sedes deben ser edificios de cristal que la sociedad pueda ver constantemente.
No solo se debe aplicar con rigurosidad el límite de mandatos con un máximo de dos, sino que este límite debe ser para cualquier cargo interno o externo y deben pasar al menos dos legislaturas para volver a ocupar otro, exigiendo para ello la cotización en la seguridad social durante ese tiempo, lo que permitirá un constante trasvase enriquecedor sociedad-partido y evitar la perversa burocracia que ha imperado los últimos tiempos.
Listas abiertas, plantear un cambio en el injusto sistema electoral que sea más proporcional, ir a un sistema directo de elección por circunscripciones, primarias en todos los escalones electorales, incluso en las elecciones de cargos internos como la Secretaría General. Crear un código de conducta ejemplar, incluso a riesgo de ser injustos en algunas ocasiones, en el momento en el que alguien sea imputado debe dejar de inmediato todos sus cargos. Etc, etc…



Elemento importante es que desde este nuevo PSOE se debe propiciar un nuevo impulso a un proceso de paz peligrosamente paralizado. Zapatero lo inició valientemente, aunque tuviera algunos errores de bulto y ahora este nuevo PSOE debe culminarlo presionando al PP para que tome medidas sobre los presos, especialmente si ETA en los próximos días anuncia su desarme definitivo. En este tema hay que ser muy valiente no dejándose influenciar para la inmoral presión de algunas asociaciones de víctimas y algunos sectores ultras del PP como Mayor Oreja o el propio Aznar, que demuestran de manera impúdica que con ETA vivían mejor.
Queda un último y espinoso tema, el último pendiente desde la transición: solucionar de manera inteligente las tensiones centro-periferia. Últimamente ha sido Catalunya, pero también Euskadi lo espera de momento pacientemente. Aquí también pasa por tomar medidas imaginativas, audaces y generosas, recuperando la relación con el PSC y su propuesta de tercera vía, enriqueciéndola, fortaleciéndola planteando abiertamente la construcción de un Estado Federal en el que todas y todos estemos cómodos.



Son medidas rompedoras, quizás haya quien las considere rupturistas, si es con un pasado superado por los acontecimientos indudablemente lo son, pero o el PSOE, mi partido desde 1990, sale de esa conferencia con nuevas ideas, nuevas estructuras y nuevos dirigentes (aunque ahora no toque), o su futuro va a ser muy negro, mucho más aún que el actual.

No podemos, no debemos dejar en manos de partidos populistas, con el peligro que eso supone para nuestra democracia como UPyD, Ciutadans, o futuros que puedan aparecer propuestas que la sociedad, especialmente nuestra base social está reclamando a gritos y que quedan reflejadas aquí. Solo tienen que ver las encuestas para darse cuenta.
Este fin de semana la izquierda social y política mira al PSOE. Ojalá no nos defraude y escoja el camino correcto.

 

jueves, noviembre 7

Carta a la dirección del PSOE


A la Secretaría de Organización del PSOE

Estimados señores, me afilié al PSOE en 1990 a través de la Fundación Europa de mi amigo Enrique Curiel, después de más de 20 años de militancia en el PCE, una parte de ellos en la lucha anti franquista, fui detenido, interrogado y torturado por el siniestro Billy el niño.
He sido durante ocho años parlamentario del Partido Socialista de Navarra PSN y doce de concejal en Villava un pueblo de Navarra en el que la dureza de los años de plomo nos hizo enfrentarnos en primera línea de fuego con el mundo de ETA. A pesar de sufrir su acoso violento, en las calles, con carteles, pancartas, en los plenos del Ayuntamiento, siempre pensé en la necesidad de comunicarnos, de dialogar para convencerles del error de utilizar la violencia con fines políticos. Eso me llevó a establecer líneas de contacto, en el intento de construir puentes sobre un río de aguas turbulentas. También formé parte del Comité Federal del partido.

Como información anecdótica nací en la calle Ferraz 70, actual sede del partido, en 1.948 cuando era una casa de vecinos, lo hice en su segundo piso. Nací allí y quiero morir con mi ficha en mi lugar de nacimiento.

En 2009 me trasladé a vivir a Catalunya y al tener el honor de tirar el cohete de fiestas de Villava ese año, como despedida de mi vida política en Navarra, escribí fruto de la emoción del momento una reflexión pública la noche anterior en la que indicaba que en el momento de prender fuego a la mecha recordaría a mi gente en lo personal y en lo político, a Montse Tura entonces consejera de Justicia de la Generalitat, Odón Elorza alcalde de San Sebastián, Patxi Zabaleta impulsor de una alternativa contra la violencia, Tomás Gómez secretario general del PSM y Arnaldo Otegi que entendía estaba haciendo un trabajo en el seno de la izquierda Abertzale para llevarla por la senda democrática rompiendo su vinculación con ETA.

Visto desde las circunstancias de hoy serían una declaraciones ingenuas, que han repetido gentes como Jesús Egiguren, el propio Odón Elorza, Patxi López y numerosos dirigentes del partido, pero en aquel momento produjeron mi expulsión fulminante del PSOE, en mi opinión injustamente ya que se emplearon en mi contra argumentos rigurosamente falsos. 
Posteriormente una vez establecida mi vecindad en Catalunya comencé a colaborar con el PSC, solicitando mi afiliación que me fue concedida sin ningún problema en el Vallés Oriental, asistí como delegado a su Congreso, e incluso encabecé como militante las listas electorales de Santa María de Martorelles en las elecciones municipales de 2011. Actualmente sigo estando afiliado el PSC.

Hace un año volví de nuevo a Villava y al cabo de unos meses me dirigí en dos ocasiones a nuestro Secretario de Organización, Oscar López, indicando este extremo y mi deseo de volver a militar en el PSN a través de una traslado en mi afiliación. Entiendo que PSC y PSN están estructurados de maneras diferentes pero reales en la organización del PSOE, por lo que no tiene demasiado sentido que al vivir en Navarra siga militando en Catalunya. No recibí respuesta alguna a dicha petición.
Ahora lo intento de nuevo por este canal, esperando que esta vez sí al menos me respondan, en mi opinión favorablemente.

Estamos viviendo momentos de extrema gravedad y creo que precisamente ahora todas y todos somos necesarios, más aún quienes tenemos una larga experiencia en la lucha. Creo que en el PSOE debemos caber todos aquellos que nos consideramos de izquierdas, es más, entré en el defendiendo que es, que debe ser la “Casa común de la izquierda” y no tendría mucho sentido ahora que se abre una campaña de llamamiento a que así sea, que quienes queramos estar, no lo estemos.

Considero de justicia atender esta petición por las razones expuestas y también porque el motivo de mi expulsión no fue una infracción grave de disciplina interna o externa, jamás he roto la disciplina de voto en mis largos años en instituciones, sino que lo fue producto de una opinión expresada libremente, hoy ya refutada por los hechos. Quizás cometí el error de adelantarme porque tenía un conocimiento más directo de lo que estaba ocurriendo y lo que venía por detrás. En las circunstancias actuales esa lamentable situación jamás se daría.
Por todo lo expuesto, por mi larga trayectoria en defensa de los ideales de la izquierda, porque ahora más que nunca el PSOE necesita de todas y todos, por la nueva situación y porque resulta difícil de explicar que viviendo en Navarra milite en el socialismo catalán:

SOLICITO DE ESA SECRETARÍA DE ORGANIZACIÓN DEN LAS INSTRUCCIONES OPORTUNAS PARA TRASLADAR MI MILITANCIA ACTUAL EN EL PSC DE LA AGRUPACIÓN DE MARTORELLES, AL PSN EN SU AGRUPACIÓN DE VILLAVA, LUGAR EN EL QUE ACTUALMENTE TENGO FIJADO MI DOMICILIO.
Con gracias anticipadas y en espera de sus favorables noticias, os saluda cordialmente.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias
DNI: 50922646W

31610- Villava (Navarra)

 

miércoles, noviembre 6

Conferencia Política del PSOE: imprescindible que la teoría se confirme en la práctica.


Soy consciente de que soy un pesado, o mejor que a algunas personas les resulto demasiado machacón, pero también que solo gana quien resiste. Leo constantes alusiones de dirigentes del PSOE de cara a la Conferencia Política asegurando que ahí cabemos todos, incluso se resucita el viajo eslogan de mi amigo Enrique Curiel que debe ser la "casa común de la izquierda"

Pero no solo de la izquierda sumisa, disciplinada, ortodoxa, de burócratas mediocres que solo son leales a quienes mandan, también, o especialmente creo yo, de la izquierda rebelde, heterodoxa, librepensadora, audaz, imaginativa, de aquellas gentes que se reivindican de la izquierda clásica, de quienes creen que la lealtad fundamental es a las ideas de ella, indisciplinados sí, quizás molestos a menudo, pero en mi opinión imprescindibles para recuperar la credibilidad de nuestra ciudadanía, de nuestra bese social que huye en manada.

Creo además que para transformar la sociedad debemos antes transformar al PSOE, el principal instrumento que las capas populares tienen para lograrlo. También que solo desde dentro se puede conseguir, por eso insisto una y otra vez en intentar mi readmisión en su seno en el lugar donde se desarrolla mi lucha, en Navarra.

Por eso a pesar de lo injusto de mi expulsión en 2010 por asegurar en reflexiones previas al lanzamiento del cohete de inicio de las fiestas de Villava-Atarrabia que Otegi trabajaba en el interior de Batasuna para llevarla por la senda democrática, cuestión hoy incontestable, o sea, no por ser corrupto, no por saltarme la disciplina de partido, no por criticar a unos líderes en entredicho, sino por una consideración ideológica, dentro de la libertad de expresión.

Agradezco inmensamente al PSC la generosidad que tuvo al admitirme en sus filas en la etapa que viví allí, en Martorelles primero, en Sant Fost después. Agradezco a la organización del Vallés Oriental, a Román Ruiz, a Carlos, a Jonatan su paciencia por aceptar a un crítico molesto, a un expulsado del PSN, eso demuestra su altura de miras. Molesto porque en muchas ocasiones coincidí ideológicamente con mi respetada Montse Tura en su lucha y con los compañeros de Esquerra Socialista. Pero ahora lo lógico es que mi militancia pase al PSN-PSOE de Villava-Atarrabia donde vivo hace un año.

Leo con interés y agrado las declaraciones del Secretario general del PSN señalando que la nueva etapa "muestra la apertura de este partido y las ganas de suma para enriquecer nuestro proyecto  y su interés por abrirse al progresismo en general” y me pregunto: ¿están personas como yo capacitadas para sumar? Y si lo estamos ¿Por qué ponen impedimentos a que lo hagamos? Porque a pesar de enviar diversos escritos tanto al PSOE como al PSN solicitando mi traslado de militancia el silencio ha sido la respuesta. ¿Así queremos presentarnos ante la sociedad regenerados?

La Conferencia Política es clave en el devenir del PSOE,  pero no solo valen buenas palabras que se transforma en palabrería hueca y demagógica, es necesario, imprescindible que éstas se confirmen con la praxis, con los hechos, para que sean creíbles.

Estamos al límite, la encuesta de hoy del CIS nos lo señala con crudeza, en la UCI, en estado terminal, o damos un giro radical al timón, o abrimos de verdad el partido a la sociedad y cambiamos nuestras propuestas y sobre todo nuestros métodos, o enterramos definitivamente a Torquemada, o no hay solución.

Mi caso es una gota en el océano, pero si no se resuelve antes del viernes favorablemente, si no habilitan puentes para que transitemos a su interior todo lo que leo, todo lo que escucho, resultará una farsa una mentira denunciable públicamente.proyecto" y su interés por "abrirse hacia el progresismo en general".