sábado, abril 27

Navarra: moción, decepción, traición.

Artículo publicado en DEIA el 26 Abril 2013.




Moción: Por primera vez en la historia el Parlamento de Navarra ha debatido y votado una moción de censura contra su actual presidenta Yolanda Barcina de UPN. El motivo, la gestión desastrosa e incluso posiblemente delictiva en el ya lamentablemente famoso caso de la Caja de Ahorros de Navarra. No solo por lo más conocido y mediático, que han sido las cuantiosas y millonarias dietas cobradas por asistir a reuniones de media hora, sino especialmente por el oscuro proceso de venta (¿o debemos decir regalo?) a La Caixa, un proceso lleno de lagunas y sospechas que algún día deberá ser aclarado, quizás por la justicia.

Esa histórica jornada ha dado para mucho, pero especialmente su resultado. El fracaso de la iniciativa ha sido debido a  la postura de un PSN a la deriva, que con su abstención ha evitado un cambio histórico en nuestra comunidad. Una abstención adornado con un discurso demagógico y vacío de su dirigente máximo: Roberto Jiménez, por cierto uno de los afortunados que cobraban esas dietas millonarias mirando hacia otro lado de manera cómplice ante los desvaríos de las gentes de UPN.

Afirmar como hizo en el lugar de representación máxima de la sociedad navarra que su abstención era un doble no, por una parte a UPN y Barcina y por la otra a Bildu, no es nada más que un ejercicio de cinismo y cobardía máximo que ha avergonzado a la inmensa mayoría de afiliados y lo que es peor a los votantes del socialismo navarro que han visto ente perplejos e indignados este lamentable espectáculo.

La pregunta que surge es: ¿por qué? ¿Por qué el PSN, por qué el PSOE ha sido incapaz de dar el paso al frente que la sociedad progresista navarra demandaba ente esta tremenda situación? ¿Por la manoseada gobernabilidad o estabilidad? ¿No sería más estable un gobierno apoyado por 27 parlamentarios que por 18 como el actual? ¿No sería más plural, más enriquecedor que las diferentes izquierdas se hubieran puesto de acuerdo para esa alternativa novedosa y transversal? ¿No habría servido para recuperar la confianza y la ilusión de nuestra ciudadanía?

La verdad es que surgen muchas preguntas, quizás demasiadas y hay una gran número de incógnitas a desvelar, pero lo cierto, lo incuestionable es que el pasado 18 de Abril la moción de censura salió derrotado y la oscuridad sigue dominando el panorama político de Navarra. La oscuridad y la incertidumbre.
 

Decepción: Esa es la definición del estado de ánimo que ahora se palpa entre la ciudadanía navarra de izquierdas, progresista que había visto con ilusión la posibilidad de desbancar a una derecha que ya lleva demasiado tiempo en el poder. Exactamente 21 años, desde 1991 con la excepción del breve año de experiencia de gobierno Otano apoyado por la izquierda y el nacionalismo moderado.

Decepción mayor aún al saberse que incluso Bildu en sus reuniones con el PSN le planteó la posibilidad de que el candidato alternativo saliera de sus filas, para evitar así el recelo de que fuera de una coalición que en Madrid, en concreto desde la calle Ferraz sede del PSOE ven con tremendo recelo. Eso que el elegido: Juan Carlos Longás tiene una larga tradición de proximidad a posiciones socialistas, incluso estuvo colaborando con el PSN en tiempos pasados, por lo que resultaba una opción fácil de “tragar”, pero ninguna de las dos propuestas, la del candidato socialista, ni la de un moderado como Longás, fue aceptada por quien realmente ha decidido en este caso, como lo hizo en 2007 con la opción de Fernando Puras: el PSOE y su máximo dirigente Alfredo Pérez Rubalcaba.

Qué lejos quedan aquellos días en los que éste acompañado de Enrique Curiel más otro socialista y en momentos mucho más difíciles, se sentó compartiendo mesa y mantel, incluso algún que otro diagnóstico, con los dirigentes de Batasuna Pernando Barrena, Joseba Permach y Santi Kiroga en el caserío de Patxi Zabaleta en su localidad natal de Leitza. Qué lejos queda incluso la posibilidad de acuerdo precisamente en un momento dulce, con el terrorismo prácticamente desaparecido y la Izquierda Abertzale caminando inequívocamente por la senda democrática.


Traición: El diccionario de la Real Academia Española de la lengua define traición como “Falta que se comete quebrantando la fidelidad o lealtad que se debe guardar o tener”. El PSN, sus dirigentes y más en concreto su dirigente máximo Roberto Jiménez han cometido esa falta al quebrantar la lealtad que debe a sus votantes, a su base social que demandaba por activa y por pasiva que se fuera Barcina del gobierno, desbancar a la derecha de un lugar que en estos momentos ni merece ni le corresponde a la vista de la composición del actual Parlamento de Navarra.

Reunirse con Bildu argumentando como hace constantemente, que ahora sí puede y debe hacerlo a la vista de la situación creada por la práctica desaparición de la violencia terrorista, para luego no ser capaz de aplicar la misma tesis a la hora de propiciar un cambio en Navarra, no solo supone una profunda incongruencia, sino que también y esto es lo más grave, supone una traición a sus votantes y a sus principios ideológicos básicos.
 

¿Y ahora qué?: Como epílogo a este desatino la sociedad navarra, esta vez en su conjunto, se hace esta pregunta. Si no hay posibilidad de cambio ni tampoco de acuerdo UPN-PSN como se viene pregonando constantemente desde éste último; ¿qué futuro le espera a Navarra estos largos dos años que quedan hasta las próximas elecciones autonómicas? Parece claro que la respuesta es inestabilidad, desasosiego, la falta de fortaleza de un gobierno en precario precisamente cuando la situación económica y social pasa por un dificilísimo momento.

¿Se puede mantener mucho tiempo? Pues parece evidente que no, pero tampoco parece que desde el PSN, desde el PSOE que es quien está capacitado para la toma de decisiones tengan las cosas excesivamente claras.

Resulta realmente penoso que no se explore la posibilidad de colaboración de las diferentes izquierdas de nuestra comunidad foral, pero la cerrazón de Roberto Jiménez y los suyos en servir de mamporreros de la derecha más reaccionaria de Europa nos condena a dos largos años de travesía por el desierto.

La única esperanza, ésta a medio plazo, es la posibilidad de aquí al 2015 de ir construyendo una alternativa de izquierdas con lo que quede del PSN después del destrozo de estos insensatos, más Geroa Bai, Izquierda-Ezkerra y todas y todos los descolgados que han ido quedando por este largo camino. Esa nueva experiencia política que bien podría llamarse Izquierda Navarra o algo parecido estaría en condiciones de competir electoralmente con Bildu y en caso de cuajar y quedar por delante liderar un gobierno progresista que acabe con esta negra, negrísima etapa.

Son solo hipótesis de trabajo, pero alguien debería “mover ficha” para romper de manera definitiva este bucle melancólico en el que se ha introducido a la sociedad navarra.

Veremos el siguiente capítulo….

 

viernes, abril 26

Hablemos de cosas serias


El pasado martes en Onda Vasca, ese gran periodista que es Xabier Lapitz entrevistaba a Roberto Jiménez, actual Secretario General del PSN y digo actual con una cierta ironía, porque tengo la sensación de que le quedan apenas dos telediarios en ese cargo. En un momento dado le hizo la pregunta de cómo era posible que se mantuviera mi expulsión del PSN por decir que “Otegi trabaja en el seno de Batasuna para llevarla por la senda democrática” después de conocerse que se había reunido recientemente con dirigentes de Batasuna, en concreto con Pernando Barrena y Txelui Moreno. La respuesta no fue excesivamente elaborada desde el punto de vista intelectual, no es su fuerte, se limitó a decir entre balbuceos “bueno, bueno…hablemos de cosas serias”.

Efectivamente coincido con Lapitz en que parece incongruente a la altura de la película en la que nos encontramos que aún se mantenga mi expulsión del PSN y más aún que viviendo desde hace seis meses de nuevo en Villava-Atarrabia tenga que seguir afiliado al PSC de Martorelles, un pequeño y bello pueblo del Vallés Oriental de Catalunya que me ha acogido durante los últimos cuatro años. Como tampoco parece muy lógico que habiendo sido expulsado de este PSN a la deriva haya sido aceptado, cuestión que agradezco enormemente, por un PSC que afortunadamente camina por otra senda muy diferente en los últimos tiempos.

Pero no es esa cuestión sobre la que quiero reflexionar. Simplemente quiero lanzar la pregunta de si lo que es realmente importante es que éste nefasto compañero que contesta de manera tan burda y poco ágil considere que lo importante es que justo unas horas después haya sido citado a declarar, de momento solo como testigo, en el oscuro tema de la cuantiosas dietas que él y otros diez de UPN y PSN, algunos imputados, cobraron de la CAN.

Si considera importante la sospecha de que al menos tuvo la poca decencia de cobrarlas con la que está cayendo y la hipótesis de colaboración, o al menos que miró hacia otro lado cuando su obligación como socialista, como gente de izquierdas tenía de haber sido impedir tamaño desaguisado.

Si le resulta importante que el máximo dirigente del socialismo navarro haya callado durante años ante esta lamentable situación.

Si al menos le resulta importante que la sociedad sospeche que su negativa a crear una comisión de investigación en el Parlamento de Navarra, su negativa a apoyar una moción de censura contra la actual Presidenta de Navarra, Yolanda Barcina implicada directamente desde el punto de vista político en este asunto, pueda tener que ver con esta circunstancia.

Si considera importante que el escándalo social provocado merecía una respuesta más contundente del PSN, de quien se espera un liderazgo social frente a la derecha que nos gobierna. Si le resulta importante comprobar el deterioro constante de nuestro partido y digo nuestro porque me considero más socialista navarro que él, debido a su tibieza a la hora de afrontar la situación actual.

¿Cómo se puede estar en contra de una moción de censura, mecanismo democrático básico ante circunstancias como la actual y al mismo tiempo pedir la dimisión de quien se mantiene en su puesto gracias a su abstención? ¿Cómo se puede argumentar que esa abstención es un doble no a Bildu y UPN, cuando lo que realmente supone es un SÍ a su continuidad? ¿Es eso realmente importante?

Vivimos una mala época para la lírica, una época en la que los mediocres, los corruptos, los mamporreros, los incultos, dominan sectores importantes de nuestra sociedad, ante la que no cabe el silencio cómplice, sino la reacción contundente y valiente, hablar alto y claro.


Sí, Roberto Jiménez, hablemos de cosas importantes. Hablemos de que has conseguido llevar al PSN a las cotas mínimas de apoyo electoral situándolo al borde de su extinción. Hablemos de las injusticias, de los abusos, de las prácticas de Torquemada impuestas en tu mandato, hablemos de expulsados, represaliados, censurados, marginados y marginadas, hablemos de decenas de compañeras y compañeros cien mil veces más socialistas que tú que han tenido que  abandonar este noble partido por una u otra razón, hablemos la sensación social de abandono, de colaboración cómplice con la derecha más reaccionaria de Europa, hablemos de traición a nuestros ideales de izquierdas, hablemos, hablemos si quieres en público o en privado, hablemos, debatamos sin amenazas, sin mentiras, sin represiones. Pero no digas que eso no es importante, porque entonces tendré la sospecha de que lo que te resulta realmente importante es agarrarte con fuerza a tu sillón manteniendo tus prebendas.

Mira Roberto Jiménez, te diré una cosa con absoluta sinceridad. Decir que “Otegi trabaja en el seno de Batasuna para llevarla por la senda democrática” no hace daño al PSN, entre otras cosas porque el tiempo ha demostrado que era rigurosamente cierto, tanto que has acabado sentándote en una mesa con ellos, lo que hace realmente daño a mi partido es que sigas dirigiéndolo, que sigas manteniendo de manera cómplice a un gobierno que no se merece regir nuestra Navarra. Esto es lo que hace realmente daño. Por eso desde estas líneas te pido lo mismo que tú pides a Barcina: dimite, vete, desaparece de la escena política y deja al PSN recuperar el lugar que jamás debió abandonar: el de liderar una opción, una alternativa de izquierdas, de todas las izquierdas y de manera transversal.

Solo eso te pido, ni siquiera que me pidas excusas por el daño ocasionado, a mí a la ciudadanía navarra progresista.

jueves, abril 18

Navarra en su encrucijada


Artículo publicado en DEIA el 18 Abril 2013

A lo largo de su historia el viejo reino de Navarra ha estado en innumerables ocasiones en su encrucijada, el momento actual la sitúan de nuevo en una de ellas. La moción de censura presentada por EH Bildu y Aralar contra su actual presidenta Yolanda Barcina por el desatino de lo ocurrido en una institución con tanta historia como la Caja de Navarra, hace que en ese cruce de caminos cada cual exprese de manera clara lo que es, lo que aporta a su futuro y sus bondades o maldades del pasado, en definitiva desnuda a todos.

No vivimos buenos tiempos para la lírica, la situación que nos rodea no da para grandes alegrías, al ya de por sí horroroso panorama que nos aporta la crisis, el paro, los desahucios, la mayor agresión de la historia a nuestro Estado del Bienestar, se unen los numerosos casos de corrupción, de corruptelas, de una clase política devaluada, alejada de una sociedad que observa entre atónita e indignada sus desvaríos, desde la izquierda a la derecha, del nacionalismo rancio español, al catalán, casi todos los partidos políticos (con honrosas excepciones como el PNV) con sus desatinos han conseguido situarla en el segundo problema para la ciudadanía.

Quizás si Berlanga levantara la cabeza fuera capaz de realizar una película con el título  de “La vergüenza nacional” con la acidez y la ironía que le caracterizaba, porque la verdad es que las noticias que cada día se asoman a los medios de comunicación provocan este terrible sentimiento en el españolito de a pie.
 

Vergüenza que inspiran unos políticos, unos representantes de las instituciones del estado, incapaces de resolver una crisis provocada por su complicidad con el poder financiero y además salpicados de esos innumerables casos de corrupción. Traidores deleznables que han conseguido manchar, ensuciar una noble actividad como la política, que debiera servir para resolver los problemas de la ciudadanía, para conseguir el bien común, pero que se ha convertido en un lugar de consecución de puestos de trabajo y de rapiña.

Aquí en Navarra, una comunidad que siempre ha presumido de seriedad y rigurosidad, quebradas eso sí por un ex presidente como Urralburu y sus compinches, ahora se ve de nuevo conmocionada por la imputación de otro ex presidente y dos de sus colaboradores más íntimos, uno de ellos por cierto actual alcalde de Pamplona, quedando incluso abierta la posible imputación de la actual presidenta, Yolanda Barcina. Todo ello después de que se conociera las millonarias dietas por reuniones que apenas duraban un suspiro, que cobraban 11 de los miembros políticos del Consejo de la CAN, entre ellos dos del Partido Socialista de Navarra,  ese que debiera representar los principios básicos de la izquierda, entre ellos la ética.

Porque ese es uno de los debates de fondo. No solo las corrupciones, los delitos, merecen la reprobación social y política, sino también las corruptelas, el enriquecimiento que aun no siendo ilícito, ilegal sí resulta inmoral, al menos para la izquierda.

 

Pero los partidos implicados, UPN y PSN, permanecen paralizados ante la indignación y el cabreo de una ciudadanía que ya no confía en ellos.

Si desde éstos se desea recuperar la confianza perdida evitando así que otras opciones mucho más peligrosas les puedan sustituir, deben reaccionar ya con medidas contundentes, claras, radicales si se quiere, incluso a riesgo de que paguen justos por pecadores. Vale más con la que está cayendo que un inocente sea tratado injustamente, que un corrupto (sea ilegal o inmoral) se vaya de rositas.

Cada imputado debe ser apartado inmediatamente de sus cargos institucionales e internos, suspendido de militancia. Pero no solo los imputados, también los que con su comportamiento irregular, inmoral está creando alarma social. Por eso no solo defiendo desde estas líneas que Sanz, Miranda, Maya o Barcina si es imputada, deben ser expulsados de la vida pública navarra, sino que también los responsables socialistas Roberto Jiménez y Samuel Caro deben seguir el mismo camino de manera inmediata.


La situación es absolutamente insostenible, ver a mi partido, el PSN a pesar de todo, a la deriva me produce una profunda pena. Ver a sus dirigentes haciendo el ridículo, pringados hasta la cintura en el tema de la CAN aún más. Su lamentable líder ha dicho: “Somos contundentes exigiendo que se cumpla la ley, pero cautos a la hora de juzgar". ¿Qué es ser cauto? ¿Quizás ser cómplice? Porque a eso suena. No apoyar la moción de censura pidiendo al mismo tiempo la dimisión de Barcina suena a eso, a complicidad, a cobardía, o lo que es peor a un intento de tapar sus propias vergüenzas.

No podemos olvidar que también él cobró dietas millonarias por no hacer nada en el Consejo de Administración de la CAN, que observó las tropelías cometidas por los ahora imputados mirando para otro lado. ¿Cómo se llama eso Roberto Jiménez? ¿Cómo?

Se piensa que la ciudadanía navarra es tonta y no sabe lo que se esconde detrás de esas palabras. Lo lamentable es que implica a todos, a militantes y votantes de un partido vital en Navarra en esa insensatez, en esa canallada, con el silencio aquiescente de Ferraz, de quienes le rodean en la dirección del PSN y de la mayoría de sus afiliados.

Haber decidido no apoyar esa moción de censura evitando un acuerdo con el nacionalismo para un candidato de consenso que pueda aglutinar la pluralidad de la izquierda en nuestra comunidad, resulta un nuevo acto de traición a sus ideales y a la ciudadanía que dicen representar, un acto de cobardía deleznable, de sumisión al poder de la derecha.

Porque de haberlo hecho no solo supondría eliminar del poder a una derecha corrompida por tantos años de ejercerlo, también abriría la ilusionante posibilidad de una experiencia novedosa que quedó truncada en el 2007, una colaboración enriquecedora y transversal de las diferentes izquierdas, nacionalistas o no, para llevar a Navarra por otra senda diferente.

Juan Carlos Longás además es un candidato idóneo (quizás por eso haya sido propuesto por EH Bildu y Aralar) para hacer posible ese consenso. Un ciudadano de prestigio, honesto y con un perfil nítidamente de izquierdas.

Por eso habrá que hacer desaparecer a estos irresponsables para redirigir al PSN hacia el lugar que jamás debió abandonar: el de liderar una alternativa desde la izquierda a la derecha de UPN que gobierna Navarra  sin control los últimos 22 años. Liderarla con un mensaje claro y contundente: nunca más mamporreros de esa derecha, nunca más vender nuestra dignidad a cambio de cuatro puestos de trabajo.

 Para ello resulta necesaria, imprescindible una verdadera revolución popular en el seno del PSN. Que sus militantes de base se alcen y expulsar a patadas a todos, TODOS, sus actuales dirigentes. Eso hoy es muy improbable, pero nunca debemos perder la esperanza de que este milagro se produzca. Mientras tanto veremos perder la oportunidad histórica de echar a la derecha de un poder que no merece. Una pena…

miércoles, abril 17

DEPURAR RESPONSABILIDADES POR LA ESTAFA DE LAS PARTICIPACIONES PREFERENTES.



Dado su interés recojo en mi sancta sanctorum este documento que Odón Elorza ha dirigido al GP del PSOE recogiendo el sentir del FORO ÉTICO al que pertenezco para que se implique de manera más activa en un tema de profundo interés social. Odón Eloeza es un ejemplo a seguir y quien debiera liderar nuestro partido en estos difíciles momentos.


De acuerdo con el texto redactado por el Foro Ėtico, ante la necesidad de defender a los preferentistas estafados en sus legítimas reclamaciones, tanto desde el Parlamento como desde los Tribunales, por pura coherencia y en favor de actitudes que ayuden a la regeneración democrática, he solicitado a la dirección del Grupo Parlamentario Socialista que el PSOE :

1. Presente una querella por estafa y manipulación de precios en el mercado en el caso de las participaciones preferentes.

2. Pida la nulidad de los contratos y la devolución de las cantidades aportadas por los preferentistas estafados.

3. Exija responsabilidades a los Presidentes y miembros de los Consejos de Administración de Caja Madrid, Bancaja y Bankia así como de la CNMV.

En los últimos años, hemos asistido a una revolución en el mercado financiero que ha llevado a la creación de numerosos productos extremadamente complejos y diseñados por la ingeniería financiera que, en líneas generales, no son ni buenos ni malos pero que pueden causar un daño enorme cuando, como es el caso que analizamos se hace un mal uso de ellos. Asistimos a malas prácticas de las entidades financieras en la comercialización de las preferentes pues se han vendido y colocado indiscriminadamente a los inversores sin tener en cuenta las características personales de cada uno de ellos.

En los últimos días, las noticias y el debate social ha girado en torno a las malas  prácticas bancarias respecto a las participaciones preferentes. Estos valores han sido y son un mecanismo de financiación utilizado con mucha frecuencia tanto por las entidades de crédito como por las empresas privadas presentándose como una alternativa para obtener ingresos y frente a la ausencia de crédito.  Con respecto a las primeras, las obligaciones impuestas por Basilea, han llevado a la conversión de las participaciones preferentes en acciones a fin de cumplir con las exigencias de capital.

El debate en torno a las participaciones preferentes se ha avivado a raíz de que www.eldiario.es hiciera público el Informe confidencial de la CNMV  emitido el pasado 11 de febrero de 2013 (disponible en http://www.eldiario.es/economia/CNMV-Bankia-incumplio-ley-preferentes-Bancaja-Caja_Madrid_0_120388869.html ). La cuestión ha vuelto a ocupar las primeras páginas de la prensa nacional no sólo por las malas prácticas bancarias que parece utilizaron Bankia, Caja Madrid y Bancaja sino también por los incidentes que en la calle y dentro del Congreso se han producido.

Sin perjuicio de que sobre las cuestiones jurídicas de fondo hayan de hacerse estudios de mayor calado, el Informe de la CNMV revela algunos aspectos que justifican estas  iniciales reflexiones sobre algunas de las cuestiones que el documento revela.
 
 

En efecto, su lectura provoca hoy la necesidad de afrontar dos cuestiones importantes:

1)    Denunciar el incumplimiento por las entidades de los deberes de información y transparencia que la Ley exige.

2)    El Informe revela que las entidades mencionadas incumplieron de forma generalizada y no puntual- la regulación existente y que su operativa se califica por la propia CNMV como de malas prácticas.

En relación con el primero de los aspectos señalados, el deber de información, hay que tener el cuenta, tal y como señala el propio Banco de España en su web, que las participaciones preferentes son un instrumento financiero emitido por una sociedad que no otorga derechos políticos al inversor, sino que ofrece una retribución fija (condicionada a la obtención de beneficios), y cuya duración es perpetua (http://www.bde.es/clientebanca/glosario/p/participaciones.htm). Se califica como un producto de alto riesgo por lo que no es idóneo para todo inversor sino sólo para aquellos que tienen unos conocimientos determinados y, en todo caso, siempre han de ser debidamente informados por las entidades que ofertan el producto.

En muchas ocasiones, las participaciones preferentes se han comercializado como si se tratara de valores de renta fija con una alta remuneración. Su denominación induce a confusión, ciertamente, porque están lejos de ser preferentes de nada. Más bien al contrario. Por un lado, su remuneración depende de que la entidad obtenga beneficios; son productos a perpetuidad, reservándose la entidad la posibilidad de amortizarlas a partir del 5 año, previa autorización del Banco de España; son de alto riesgo porque son tan arriesgados o más que la inversión en renta variable propiamente dicha ya que el inversor puede llegar a perder la totalidad de la inversión, viéndose relegado, en caso de concurso, a ocupar una de las últimas posiciones en la clasificación de créditos. Y  finalmente, se caracterizan por su falta de liquidez.

Todo ello hace que cualquier operativa relacionada con estos productos conlleve una obligación de información y una cautela especial de cara a los inversores por parte de las entidades que han de informar claramente de los riesgos que asumen los inversores. En definitiva, este producto no parece adecuado para cualquier tipo de inversor. El problema, tal y como las resoluciones judiciales recaídas en los últimos años reflejan, es que las entidades han ofertado y colocado estos productos de forma indiscriminada e incumpliendo los deberes de información a los clientes. Y así parece haber sucedido una vez más en el caso de las preferentes de Bankia, Bancaja y Caja Madrid que ahora nos ocupa.

No hay que olvidar que entre cliente y banco existe una relación contractual orientada a la prestación de un servicio de custodia y administración de valores, con la consiguiente apertura de una cuenta y desarrollo de actividades de intermediación en operaciones de valores por cuenta del cliente. Así, la normativa exige que previamente a la contratación de estos productos, se proceda a la identificación de la situación financiera, experiencia inversora y objetivos de inversión del cliente cuando fuera relevante para los servicios que se van a proveer, con el fin de contrastar que las características del producto comercializado pueden ajustarse al perfil de la persona que las va a adquirir. Código General de Conducta de los mercados de Valores, RD 629/1993, de 3 de mayo; Ley del Mercado de Valores 24/1988, de 28 de julio (art. 79)  y normativa que incorpora la Directiva Mifid, Ley 47/2007, de 19 de diciembre.



Las noticias que han salido en prensa en los últimos días parecen sugerir el incumplimiento de esta normativa. La ausencia de una información suficiente, clara, precisa sobre la naturaleza, ventajas y riesgos de la operación puede llevar aparejado el reconocimiento de la existencia de vicios del consentimiento y, en consecuencia, la nulidad de la operación por lo que la entidad debería devolver la inversión inicialmente realizada (vid. Entre otras, Sentencia de la Audiencia Provincial de Zaragoza 58/2012, de 3 de febrero).

El segundo aspecto destacable del Informe se refiere a las malas prácticas de las entidades afectadas. Las entidades parece que habían puesto en marcha una especie de intranet, unos sistemas informáticos a través de los cuales casaban las órdenes de sus clientes. En el Informe se señala, además, que el 13 de octubre de 2011 la CNMV ya advirtió e informó a las entidades acerca de esas malas prácticas que impedían a sus clientes en la práctica limitar sus órdenes de compra fijando precios además, alejados del valor razonable, es decir, al valor que hubieran tenido si se hubieran comercializado a través del mercado organizado AIAF. La operativa supuso, por otro lado, un incumplimiento de lo dispuesto en el art 70 quáter LMV, al no gestionar las entidades adecuadamente los conflictos de interés generados por este sistema consistente en casar órdenes de los clientes de la manera más conveniente para las entidades.

Esta operativa no parece hasta la fecha haber sido objeto de sanción alguna por parte de la CNMV. ¿Por qué no hay abierto ningún expediente sancionador? Tanto más cuanto que se han analizado operativas de los períodos 01/01/2008-03/04/2009. Ha pasado tiempo más que suficiente.

Consideraciones a la vista de lo expuesto :

1a- Se detecta un incumplimiento del deber de evaluar la conveniencia del instrumento para el cliente y, en su caso, de hacerle las oportunas advertencias.

Con la consecuencia de vicio del consentimiento en el contrato cliente-entidad, por tanto, nulidad, y, en consecuencia, devolución del importe a los inversores. Hay jurisprudencia en ese sentido aunque no sea unánime.

2a- Las entidades casaban operaciones entre sus clientes a precios no alejados del 100% del valor nominal:

- estableciendo unos sistemas informáticos que no permitían a los clientes compradores limitar sus órdenes de compra

- los compradores compraban al 100% títulos cuyo valor razonable era sensiblemente inferior.

Las participaciones se pueden negociar en el mercado AIAF. El precio en ese mercado es el que alguien esté dispuesto a pagar por ese valor y en esos años no era del 100% sino como dice el Informe con variaciones de entre el  25,3% y 61,9% en las emisiones anteriores a 2009 y entre el 53,3 y 98,5% para las posteriores. Es decir, los valores se vendían por un valor como mínimo del 75% y los clientes con ese sistema lo pagaban al 100%.

3a- Mediante esta operativa el precio estaba inflado deliberadamente y, en definitiva, se producía una manipulación del mercado. La CNMV advierte que no se trató de una operación puntual sino de algo generalizado. Con esto se conseguía:

- las entidades evitan reclamaciones y denuncias por parte de los clientes vendedores ya que les conseguían un comprador y no podían reclamar a la entidad por falta de liquidez, por mala información en la compra

- tampoco se establecieron procedimientos para informar a los compradores sobre el valor real del producto.



¿NO ESTAMOS ANTE  UNA ESTAFA ?

Habrá que esperar para ver cómo se desarrollan los acontecimientos pero parece que es preciso analizar, además, con mayor detenimiento lo que podría ser un incumplimiento o dejación de funciones por parte de la CNMV que debería haber parado esta operativa que conocía, tal y como revela el propio informe, desde hace tiempo ya que es el organismo supervisor del mercado financiero y tendría que haber abierto un expediente sancionador.

Cabe pensar que a las acciones judiciales que ya se han interpuesto contra algunas de estas entidades, podría añadirse un nuevo elemento, tal y como se apunta en el www.eldiario.es , que es la manipulación de precios en el mercado. Al menos estos parecen ser los planteamientos que van a seguir algunos de los despachos que están atendiendo a los preferentistas en estos días.

El Partido Socialista y sus Diputados en el Congreso se han posicionado claramente en esta legislatura en favor de las posiciones de los preferentistas engañados y así lo ha dejado patente en los debates con el Ministro De Guindos y con la presentación de iniciativas que suponen soluciones más justas para los afectados frente a las tesis del PP.

Sin embargo, confío en que la firme defensa de tantas familias humildes titulares de preferentes que los socialistas han ejercido se vea ahora complementada con la interposición de querellas ante los Tribunales contra las entidades financieras que incumplen la ley, como señala el tardío informe de la CNMV, y contra los miembros de los Consejos de administración. Es un paso obligado el que ha de dar el PSOE por pura coherencia democrática que nos permitirá corregir errores y remediar una falta de intervención por parte del área económica del anterios gobierno socialista. El PSOE no va a quedar en evidencia o verse arrastrado a tomar esta decisión tarde y mal.

 Por último, desde Foro Ético no queremos olvidar la presunta responsabilidad de los Presidentes y administradores de las distintas entidades de crédito que conocían, tal y como se deduce del Informe de la CNMV, las ilegalidades cometidas.

En San Sebastiån, a 15 de abril de 2013
Odón Elorza
Diputado Socialista

 

.