jueves, octubre 31

Grandes mujeres ante la democracia en peligro


Egun on, buenos días, bon dia, brillante, luminoso, limpio amanece en Villava-Atarrabia, hoy tres temas merecen mi atención en mi reflexión mañanera.
Comienzo por el más importante, el impacto que me produjo ayer tarde escuchar a una intelectual (estamos faltos, huérfanos ante su escasez), una pensadora, filosofa, intelectualmente impecable Amelia Valcárcel. Me impresionó profundamente no solo lo que dijo sino además la manera en que lo dijo, la contundencia, la firmeza del fondo combinada con la suavidad de sus formas con una voz, sutil, suave y a momentos irónica, inteligentemente irónica.

Su defensa de una democracia en peligro, con deficiencias como desgranó, susceptible de ser mejorada, pero el mejor sistema político posible. El único en el que la igualdad entre hombre y mujer puede ser posible y por eso esa incipiente igualdad que estamos iniciando está tan en peligro como la propia democracia que la sustenta.

Pero lanzó un mensaje que es el que más me ha hecho reflexionar: la defensa de esta democracia en peligro debe cuidar las formas, evitar el trazo grueso, las palabras agresivas, los comportamientos violentos, porque el peligro actual viene por la posibilidad del populismo, de quien afirma “esto lo arreglo yo enseguida”, de todo aquello que la historia ya nos enseña nos llevó al fascismo, al nacismo.


Reflexiono sobre ello, con la consiguiente autocrítica, indispensable en alguien que se considera de la izquierda. Últimamente ando muy cabreado con lo que sucede social y políticamente y quizás heya cometido el error, como la propia Amelia Valcárcel me señaló ayer, de utilizar argumentos gruesos, palabras de gran dureza, broncas, agresivas por momentos y creo que tiene razón al afirmar que estos comportamientos erróneos pueden ayudar a la aparición de populismos peligroso.

Quizás, como indica, es más eficaz en esa defensa de la democracia utilizar lo que ya inventaron hace siglos: “la mano de hierro en guante de seda”. Que la contundencia esté en los argumentos, expresándolos con suavidad resultan mucho más eficaces.
Vivimos malos tiempos para la lírica, pero hoy viendo este maravilloso día me comprometo ante mí mismo a que mi activismo democrático, mi radicalidad vivencial, debe expresarse con palabras menos gruesas, más dulces que permitan ser escuchados por todas y todos. Gracias Amelia Valcárcel, gracias por marcarme ayer la senda correcta, la manera de luchar por la libertad desde el respeto. Gracias.


Los otros dos temas son referidos a la política más actual y llevan consigo mi solidaridad, mi apoyo con otras dos mujeres, Montse Tura que en una espléndida entrevista en Público demuestra que es un animal político que nunca dejará de habitar en el PSC y en la izquierda catalán y quizás española, porque estamos necesitados de políticos-as así. Lúcida, contundente, sensata, es un ejemplo a seguir por ambas partes del conflicto.



La otra Mertxe Sánchez, mi compañera en el Ayuntamiento de Villava-Atarrabia durante doce años. Duros, difíciles, a menudo rodeados de una violencia asfixiante, que aguanto como una jabata, con valentía, pero también con sensatez, creando puentes de entendimiento a pesar de la presión brutal que sufrimos. Ayer una recién llegada a la política municipal, una concejal insensata de UPN, la insulto, la vilipendió, siguiendo la estela marcada por la AVT y los sectores más ultras de la derecha nacional y foral. Nacionalista, populista, veleta, insinuando su apoyo a los violentos, una táctica que ya conocemos de otras veces. Deleznable, denunciable, carroñeros en un momento en el que la paz está en peligro.
 
 
Ánimo Mertxe, tienes mi apoyo incondicional, absoluto! Tu valentía está demostrada, la claridad de tus ideas también, sigue así, aguanta, que algún día veremos recompensados nuestros esfuerzos, repletos de incomprensión de quienes no la quieren, la paz llegará definitivamente gracias a gentes como tú.

Tres grandes mujeres, tres grandes ejemplos, desde este mi sancta sanctorum mi admiración y mi respeto.

¿Qué mejor música para rendirlas mi homenaje que otra grande? con una canción que seguro le encanta a Montse Tura: "Boig per tu" del añorado Sau.


 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario