jueves, octubre 24

Final “Doctrina Parot”: Un nuevo paso hacia la paz



Artículo publicado en DEIA el 24 Octubre 2013

Comienza el día con una gran noticia para quienes tanto hemos luchado porque la paz llegue de manera definitiva a este país (ponga aquí cada cual lo que crea conveniente) y no tan buena para los que no lo desean: El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo TEDH declara que la “Doctrina Parot” no se ajunta al derecho europeo y por tanto la deroga.

La perversa y ahora ilegal “Doctrina Parot” se aprobó por la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo hace más de 7 años, exactamente en febrero 2006, por 12 votos a favor y 3 en contra. Resolvía un recurso presentado por el etarra Henri Parot haciendo una nueva interpretación del artículo 70 del Código Penal entonces vigente, planteando que las redenciones de condena no se debía hacer sobre el máximo de cumplimiento de 30 años, sino sobre cada una de las penas que tenga el preso en cuestión, lo que convertía esa redención en algo absolutamente ficticio.

Los presos que estaban a punto de salir de la cárcel y que esta nueva interpretación obligaba a continuar en ella recurrieron ante el Tribunal Constitucional quien en 2012 estableció que esta doctrina se podía aplicar con una condición: que al preso no se le hubiera hecho ya la liquidación definitiva de condena y se le hubiera dado una fecha concreta de salida, porque eso generaba una expectativa que había que respetar.

Posteriormente una de las presas afectadas, Inés del Rio, condenada a nada menos que 3.000 años recurrió ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos que dictó sentencia condenando a España por violar los artículos 7 y 5.1 de la convención Europea de Derechos Humanos ordenando que fuera excarcela e indemnizada por daños morales. El recurso siguiente presentado por el Gobierno español es el que se ha dictado hoy y el fallo es definitivo, no puede ser objeto de recurso, pidiendo con 16 votos frente a 1 la excarcelación de la presa, considera por unanimidad que España vulnera el artículo 5.1 referido a derecho a la libertad y a la seguridad y por 15 a 2 el artículo 7, no hay pena sin ley del Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Decenas de presos de ETA, se calcula que por encima de 120, algunos del GRAPO y un menor número de condenados por graves crímenes se van a ver afectados por esta resolución judicial. Resulta bochornoso y lamentable que se esté haciendo campaña contra esta resolución aludiendo a casos que sensibilizan a nuestra sociedad contra ella, como el de los asesinos de las tres jóvenes de Alcácer. Pero lo que realmente más teme  el gobierno de Rajoy es la imagen de decenas de condenados por asesinatos de ETA saliendo de una sola vez. Teme la reacción de los poderosos movimientos de víctimas y su “Brunete mediática”, que van a intentar con una campaña implacable que el gobierno no la aplique, o al menos que lo haga de manera lenta, demorando su aplicación con cuentagotas. Un nuevo frente abierto en un momento de especial debilidad.

Numerosos juristas habían advertido a los sucesivos gobiernos que ésta doctrina era ilegal, atentatoria contra los derechos humanos de los presos y ahora se confirma con esta sentencia definitoria y definitiva. Ha tenido que ser Europa la que nuevamente nos deje en entredicho, nos dé un tirón de orejas aplicando una mancha sobre lo que en un país democrático debía ser un tratamiento impecable en temas tan sensibles.

Por encima de todo estaba la polémica de fondo sobre para qué debe servir la cárcel, si para aplicar una venganza como defienden algunas asociaciones de víctimas, o para intentar una recuperación social del preso que siempre debe tener reconocidos todos sus derechos, por eso esta doctrina vulneraba principios constitucionales de reinserción, la dignidad y la proscripción de tratos inhumanos y degradantes.

Comienza así a partir de ahora un nuevo recorrido por este largo y tortuoso camino hacia la paz, abierto hace precisamente ahora dos años. Da un giro radical a uno de los temas más cruciales a la hora de avanzar: la situación de los presos de ETA. La “Doctrina Parot” junto con la dispersión aplicada exclusivamente a ellos, ha crispado y crispa al mundo de la Izquierda Abertzale, por eso esta sentencia favorece que la última batalla pendiente entre quienes hace años diseñaron el proceso Bateragune y los duros de la banda que se desarrolla precisamente en el terreno de las cárceles, puede dar ahora un inesperado cambio a favor de los primeros.

Ésta es la clave, nos tiene que venir de fuera, de Europa a través del TEDH un nuevo impulso para lo que ya hemos advertido en numerosas ocasiones peligrosamente paralizado proceso de paz. De pronto en una situación de negros nubarrones se abre paso un pequeño pero intenso rayo de sol.

Debemos aprovechar esta ocasión, con sensatez, con el máximo cuidado de no retroceder en lo andado, con generosidad. La izquierda abertzale conteniendo a sus seguidores para no caer en la trampa, que ya hoy les está tendiendo el sector más intransigente del gobierno, que advierte no va a consentir homenajes a presos que salgan como consecuencia de este hecho. Ojo, “kontuz”, no vayamos a dar un paso adelante y dos hacia atrás porque debemos hacer justo lo contrario.

Luego, sería el momento de que ETA como consecuencia de la conferencia de alcaldes por la paz de Donosti, más el encuentro celebrado en la ciudad de México con numerosos mandatarios latinoamericanos impulsando y apoyando el proceso de paz y especialmente por esta sentencia, anunciara el inicio de su desarme definitivo con fecha concreta de finalización. Debe ser una decisión unilateral y sin condiciones como paso previo al resto de medidas a tomar.

Después el camino ya estará allanado para que la presión interna e internacional obligue a romper la cerrazón del PP y Rajoy para suprimir otro de los escollos fundamentales: hacer desaparecer la dispersión, recuperando los presos y presas de ETA unos derechos que en estos momentos no tiene ningún sentido que no se les reconozca, especialmente el de cumplir su condena cerca de sus casas. Igualmente suavizar la presión judicial tanto en los macro juicios que acaban de iniciarse: el de las Herriko tabernas y el de pertenencia a SEGI, que podían tener sentido en la época de “hierro y sangre”, pero carecen de él en un momento como el actual. En la misma dirección de allanar el camino a la paz debiera ir la excarcelación de Otegi, Zabaleta y el resto de encarcelados por Bateragune. Todo ello daría un cambio radical a la situación de estancamiento actual.

Ahí el PSOE tiene un papel fundamental, porque es quien más puede influir en ese cambio necesario del PP. En su Conferencia Política que se va a desarrollar a principios del próximo mes, debería recoger una resolución en este sentido. En el momento actual se ha eliminado uno de los problemas que podían evitarlo, porque la ciudadanía española ya no vería este cambio de posición con malos ojos y por tanto no tendría consecuencias electorales fuera de Euskadi, que suele ser la razón que siempre se ha esgrimido para permanecer en silencio, inmóvil.

Ya tenemos la esperada sentencia, ahora declaraciones, análisis, tertulianos desbocados, presiones para impedir su aplicación, temores, dudas. La Audiencia Nacional ya anuncia una reunión de su sala de lo penal para el viernes con el fin de analizarla y ver sus consecuencias prácticas. Solo cabe esperar que la razón se imponga a la sinrazón, la movilidad al inmovilismo, la generosidad a la cerrazón, la sensatez a la locura de una guerra acabada. Solo cabe esperar que el largo camino hacia la paz acabe de una vez por todas. Nada menos y nada más que eso….

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal del PSN, actual militante del PSC)

Villava-Atarrabia 21 Octubre 2013.

 

2 comentarios:

  1. Pero qué guerra. Pero qué paz. De qué habla usted.
    Se le ha olvidado dejar claro que condena el terrorismo, que odia lo que esos "presos y presas" hicieron.
    Respeto la libertad de expresión. Me alegro que usted se atreva a escribir esto. Pero ya que hace usted uso de su libertad de expresión, podría usted ser mucho más claro: ¿Qué opina, abiertamente, de los frutos que han dado asesinatos con fines políticos?
    Y si no se atreve a dar su opinión en este sentido por miedo a una denuncia, pongamos que por enaltecimiento del terrorismo, déjelo usted por favor aún más claro. No vaya a ser que convenza a lectores ingenuos a los que nunca debió convencer.

    ResponderEliminar
  2. ¿Frutos? Ninguno, iniciaron su perversa andadura exigiendo la integración de Navarra y el País Vasco-francés, la retirada de las "fuerzas de ocupación", la independencia de una Euskadi con 7 territorios, la amnistía y hoy solo hablan de aplicar otra política penitenciaria. Están derrotados no solo desde fuera, también desde dentro, porque Otegi y la doctrina Bateragune suponía el fin definitivo de ETA, la política se había impuesto sobre lo militar, como algunos les exigíamos hacía muchos años. la paz ahora está cerca y hay que hacer todo lo posible por lograrla definitivamente. En eso he estado, estoy y estaré.

    ResponderEliminar