jueves, septiembre 19

Leitza hace 15 años



 
 
Egun on, buenos días, bon dia, hoy se cumplen 15 años de una reunión histórica en Leitza. Una reunión de la que fui testigo activo, que abrió una puerta que durante los 10 años anteriores, desde alguna comida en Casa Antonio de Almazán allí por 1989 (25 años ya), se había ido abriendo. Tengo pendiente escribir sobre esos 25 años de iniciativas, de diálogos, de audacia, de generosidad en tiempos de hierro y fuego, era el momento histórico en el que Mayor Oreja dominaba la situación de manera terrible. Se lo debo a quien quizás sea la persona que más ha hecho para que la paz llegue: mi amigo al que añoro Enrique Curiel. De él me acuerdo con cariño esta mañana al recordar aquel episodio y todo lo que pasó antes y después.

Lo recuerdo ahora que el proceso de paz está peligrosamente paralizado precisamente cuando más cerca estaba de culminarse. Habrá que darle un empujón definitivo y desde luego por mi parte estoy dispuesto, como en esos 25 años a colaborar. Quienes allí estuvimos aún seguimos en activo, menos Enrique que nos dejó hace dos años, quizás si recordáramos más a menudo lo que allí pasó, la empatía que existió, la coincidencia en algunos análisis, lo de ahora sería mucho más fácil. 
 
 
 
No tendría sentido que uno de los que favoreció ese encuentro: Arnaldo Otegi esté aún en la cárcel, ni que se me expulsara del PSOE por opinar que "Otegi trabaja en el seno de Batasuna para llevarla por la senda de la paz" entre otras cosas porque uno de mis compañeros participantes en aquella reunión lo sabía. Tampoco que mi partido el PSOE no acabe de presionar al PP para que éste se mueva, ni a impulsar medidas favorecedoras, en especial la libertad de Otegi o medidas que resultan justas en materia de presos.

En fin.....escribiré sobre ello con tranquilidad, hoy solo quiero dejar aquí, en mi sancta sanctorum constancia de esta efemérides que abrió entreabrió puertas que aún no hemos sido capaces de empujar definitivamente.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario