viernes, septiembre 27

""La piedra de la paciencia": cine para sentir.


 
 
He tenido ocasión de ver estos días una espectacular película, de esas que te hacen recuperar la ilusión por ir al cine, que te estremece, te emociona, te impresiona hasta tal punto que te deja pegado a la butaca al finalizar, incapaz de salir al exterior. Es de esas películas que al pasar los días te van gustando más, le vas viendo matices, te genera sensaciones, reflexiones, en definitiva es de esas películas que te hacen sentir vivo: “La piedra de la paciencia” del director afgano Atiq Rahimi, que la ha construido a partir de un relato propio.
 

No soy un experto por lo que dejo las críticas para quienes saben, pero es una mezcla de belleza (hay escenas tremendas plenas de sensibilidad) y dolor, porque se desarrolla en un Afganistan, Kabul en concreto roto por la guerra, pero demuestra que en medio del horror sobreviven sentimientos nobles: el amor, la dulzura, la generosidad, la bondad y que en una sociedad donde la mujer va tapada de pies a cabeza y se considera de tercera o cuarta categoría existen, quizás más de las que pensamos, quienes emergen con fuerza, con pasión, arrasando a los hombres que las intentan dominar, humillar.
 

Una impresionante actriz, Golshifteh Farahani que nos atrapa con su interpretación, que nos hace sentir que es real lo que estamos viendo, da cuerpo a una protagonista que con su actitud, su dignidad, su valentía demuestra que el mundo que viene es de las mujeres, que la fuerza actual proviene fundamentalmente de ellas.

Una película para ver despacio, para ir al cine dispuesto a sentir, a emocionarte, pero también que te sitúa frente a contradicciones, que incomoda en algunos momentos, cine de verdad sin trucos, sin efectos especiales, cine denso, profundo, bellamente duro.

NO DEJÉIS DE VERLA, PORQUE OS HARÁ REFLEXIONAR SOBRE LA VIDA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario