sábado, diciembre 28

El comunicado del colectivo de preso de ETA, EPPK reabre el proceso de paz.



Haré una lectura más tranquila, pero la noticia del comunicado emitido esta tarde por el colectivo de preso de ETA, el EPPK me parece de alcance especialmente leyendo entre líneas y teniendo en cuenta que tiene una gran influencia, decisiva diría yo, en las decisiones de ETA.
De ese comunicado se desprenden decisiones que hace apenas tres años parecerían absolutamente impensables y que debemos reconocer como avances muy importantes de cara a un proceso de paz que hasta hoy permanecía peligrosamente estancado.

1.- El EPPK y por tanto ETA aceptan que el proceso referido a los presos será escalonado, primero el acercamiento de sus presos a las cárceles de Euskadi y Navarra y después el resto.

2.- Que será teniendo en cuenta la legalidad vigente. Sólo éste reconocimiento ya merece una valoración positiva.

3.- Que será individualizado.

4.- El EPPK y por tanto ETA reconocen el papel del FORO SOCIAL impulsado por Lokarri Red y Paul Ríos en el que colaboramos socialistas como Ainhoa Aznárez Igarza y yo mismo.

5.- El EPPK y por tanto ETA reconocen el dolor producido. "Reconocemos con toda sinceridad el sufrimiento y daño multilateral generados". Ésta era una de las últimas exigencias que desde el Estado se les estaba lanzando.

6.- El EPPK y por tanto ETA remarca su compromiso «absoluto» con el nuevo escenario y su renuncia expresa a la violencia.

En mi opinión y a falta de un análisis más exhaustivo es una excelente e histórica noticia que abre de nuevo el proceso de paz. Lo único que lamento es que la fecha elegida no ha sido la más adecuada lo que indica la falta de un análisis serio por parte de quienes hayan tomado la decisión.



¿Qué hacer a continuación?

Ahora hace falta que ETA recoja el guante y anuncia un plan concreto para su desarme, con plazos definidos comenzando por algún gesto definitivo.

También le pido a mi partido, el PSOE, que se implique hasta las cachas en este proceso ahora desbloqueado a través de este comunicado, presionando al PP para que haga movimientos sobre los presos. En concreto medidas progresivas de acercamiento a sus lugares de origen, suavizar las normas carcelarias impuestas, aplicar una amnistía urgente para Arnaldo Otegi, Miren Zabaleta y el resto de implicado en un proceso como el de Bateragune que jamás debió realizarse, así como la eliminación de los macro procesos iniciados y eliminar la presión judicial y policial.



Hoy recibimos una gran noticia, la miopía de unos y la perversidad de otros intentarán minimizarla, manipularla, ningunearla, incurriendo en un peligroso juego, quizás porque unos son incapaces de adaptarse a los nuevos tiempos que nos llegan y otros estaban mucho más cómodos en los anteriores de violencia.

Vuelo a reiterar la responsabilidad histórica de los socialistas en éste tema y en éste instante de nuestra historia. Algunos hemos dado la cara en los momentos de sangre y plomo, también cuando nadie tenía el valor de apostar por las vías de comunicación, de diálogo, de construcción de puentes por los que circular los muy diferentes. Fuimos capaces de hablar, de consensuar, de ayudar en encuentros complejos, con incomprensiones, presiones inadmisibles, amenazas intolerables, expulsiones injustas, conscientes de que ese era, ese es el camino a seguir para llegar a la paz definitiva.

Ahora seguiremos en las trincheras de la paz, codo con codo con quienes antes eran nuestros enemigos, porque la paz, ahora sí, es posible. Después vendrá la reconciliación.

Hoy sale el sol, esta comunicado nos lo trae, solo espero y deseo que se definitivamente.



Hoy 28 de Diciembre, vuelvo al PSN-PSOE


Precisamente hoy sábado 28 de Diciembre 2013 me llega un escrito por el cual se me notifica que se acepta mi solicitud de traslado de militancia del PSC al PSN y se me pide excusas por todo los perjuicios que se me haya podido realizar como consecuencia de mi expulsión. En dicho escrito se señala igualmente que el nuevo camino por el que el PSOE quiere circule el PSN necesita de gentes de la misma ideología que la mía, alejada de veleidades con UPN, de acercamiento con el resto de fuerzas de la oposición, Bildu incluida, en búsqueda de un gobierno alternativo al de Yolanda Barcina.

Igualmente se reconoce en dicho escrito la validez de mis planteamientos sobre el tema del proceso de paz, sobre la necesidad de darle un nuevo impulso, así como de la exigencia de liberación inmediata de Arnaldo Otegi y el resto de los encausados en el proceso de Bateragune, el reconocimiento de su labor a favor de esa paz, así como la necesidad de presionar al PP para que acerque los presos de ETA a sus lugares de origen.



Coinciden en el escrito en la necesidad de que el PSOE, tal y como llevo defendiendo en los últimos tiempos, lidere un novedoso proceso revolucionario que ponga freno a las agresiones que estamos sufriendo las capas populares.

“El futuro de nuestro partido pasa por gentes como tú” se señala literalmente y para hacerlo realidad me convocan a una reunión en la sede del PSOE de la calle Ferraz 70, lugar de mi nacimiento, para poder visitar el mismo y establecer vínculos de comunicación y colaboración.



Me indican que aunque la decisión estaba tomada hace unas semanas han querido que me llegara precisamente en estas entrañables fechas y aunque quizás hubiera sido la ideal el 6 de Enero, como regalo de Reyes Magos republicanos, han considerado mejor la fecha del 28 de Diciembre.


Agradezco a través de este escrito que mi partido el PSOE, reconozca al fin su error de mi expulsión y vuela a la senda de la izquierda que jamás debió abandonar.

lunes, diciembre 23

El PSOE debe liderar un proceso revolucionario ante la situación de extrema gravedad


Ha sido una semana negra que recuerda a la de Enero del franquismo, que vuelve con fuerza, feroz, brutal. A los ataques al Estado del Bienestar, a la salud, educación, relaciones laborales, pensiones, o la última agresión ocurrida con la subida de la luz, se ha unido también ataques a las libertades fundamentales, al derecho de huelga, a derechos de la mujer como el aborto, al derecho de manifestación, o huelga y la libre expresión.

Se une a ello una gravísima parálisis al proceso de paz que puede estallar en cualquier momento y quizás sea lo que se está buscando con ello, la manipulación judicial que culmina con la decisión de esta mañana del TSJM invalidando los gravísimos mensajes de Blesa, en los que se descubren todos los entresijos que condujeron a la crisis en Caja Madrid y de rechazo a todo el sistema bancario de este país. Involucraciones que se deben investigar de Aznar, su familia, el PP en su conjunto.

Todo ello con la pasividad de una izquierda que ni está ni se la espera.

Pero no podemos, no debemos continuar así. Esa izquierda, en especial el PSOE debe romper sus cadenas y de una vez por todas ponerse al frente, como le reclama su responsabilidad histórica, de las masas, de un pueblo indefenso, indignado, pero paralizado por esa falta de liderazgo. No basta con las minorías movilizadas a través de los movimientos ciudadanos, están muy bien porque mantienen la tensión pero no son suficientes para parar primero y derrotar después a los poderes fácticos, financieros, religiosos, económicos, sociales y políticos, que envalentonados por esta parálisis están arrasando al pueblo.



Es necesario, imprescindible, que la máxima fuerza de la izquierda, el PSOE, lidere un proceso revolucionario amplio, novedoso pero contundente que dirija la lucha de las capas populares a las que debe representar y dirigir. Lo debe hacer antes que otras fuerzas con intereses menos honorables acaben cubriendo el hueco que hasta ahora está dejando.

Resulta evidente que este liderazgo puede poner en contradicción con las normas democráticas básicas, que para un partido con deseos de volver a gobernar le puede producir vértigo, pero en situaciones extremas, soluciones extremas. O lo hace o quedará deslegitimado para siempre.



También debe haber una reacción contra los medios de comunicación hostiles hacia los derechos fundamentales del pueblo. En ese sentido no se puede consentir sin reacción la agresividad demostrada por Francisco Marhuenda y su diario La Razón. Debe haber un boicot popular a un instrumento de nuestro enemigo ideológico. Nadie que se sienta agredido por ese poder debe financiarlo comprándolo.



Es un momento histórico, la responsabilidad es máxima y los dirigentes actuales del PSOE deben estar a la altura de las circunstancias, o dejar a otros que sean capaces de estarlo. Deben recordar la máxima de “Pasionaria” que afirmaba casi de manera premonitoria del momento actual: “más vale morir de pie, que vivir de rodillas”.

Éste es un llamamiento angustioso a estos dirigentes, antes de que sea demasiado tarde.

miércoles, diciembre 18

De “Billy el niño” al proceso de paz



Artículo publicado en DEIA el 18 Diciembre 2013

En recuerdo de Enrique Curiel
En los últimos meses una noticia, la de la solicitud de extradición a Argentina para ser juzgado acusado de sus torturas durante el final del franquismo, de José Antonio González Pacheco, alías Billy El Niño, me ha despertado de un largo sueño de 43 años.

Yo fui interrogado, torturado por este canalla a principios de los 70, éste es mi testimonio. Fue en mi época de lucha anti franquista, de militancia en el PCE en sus dos vertientes, la sindical a través de CC.OO. de Artes Gráficas, y estudiantil en la Escuela de Telecomunicaciones de la Universidad  de Madrid. En aquel tiempo se estaba discutiendo el Estatuto para la Politécnica, y la izquierda lideró esa lucha, yo era entonces representante de Teleco, y después de una reunión clandestina en Caminos al salir rumbo al autobús paró bruscamente un Seat 124 negro a mi lado, supe enseguida lo que suponía aquello, bajaron dos policías de la temible Brigada Político Social, uno de ellos era “Billy el niño”. Creo que nunca se borrará de mi mente aquella cara. Ahora la he vuelto a ver de nuevo al saber que una jueza argentina pide su detención y enjuiciamiento, vuelven a mí los recuerdos de aquellos interminables días en la Dirección General de Seguridad de la Puerta del Sol. Aquel tétrico edificio que aún me produce escalofríos al pasar delante, por más que ahora sea la sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid.

En el camino unas cuantas, muchas, hostias, casi todas venidas de Billy y el aviso de lo que vendría después. Reconozco que no fue miedo lo que sentí, quizás porque mis convicciones ideológicas eran tan profundas que estaba preparado para ello, incluso habíamos hecho un curso en el PCE para saber cómo reaccionar. Era una mezcla de rabia, impotencia, de inquietud e incertidumbre.



En ese lugar, en mí soledad, me preparé para lo que venía, había leído con detenimiento aquellas instrucciones y por nada del mundo podía dejar de dar la talla, no podía, ni debía “cantar” nada, porque de eso dependían otros camaradas, y aguanté, aguanté duro, y quizás el aguantar entonces me haya hecho la persona que soy. Quizás en aquellos días y en los que vinieron posteriormente en nuevas detenciones se forjó mi acero, me curtí definitivamente, es probable que me prepararan para aguantar los envites de la vida. Por eso ahora al ver su cara, al recordar sus interrogatorios, sus “métodos”, la bolsa, patadas, o golpes, la tortura física y la psicológica lo siento aún en mis carnes, en mi memoria y me repugna aún más la tortura. Desde aquí alzo mi voz contra ella, más aún si se llegara a practicar desde instituciones del estado, incluso cuando mi partido estuvo en el poder.

Recuerdo cuando Billy “actuaba” dando fuertes golpes en mi nuca situado justo detrás mía y uno de sus compañeros de la BPS le decía “ten cuidado que se te va a ir la mano otra vez y te lo vas a cargar como a Ruano”, llegando a creérmelo. Resuenan esas palabras en mi mente, las heridas se reabren, las recuerdo como si fueran ahora, y cuando él respondía cínicamente “no importa, hacemos como con él, lo tiramos por la ventana y decimos que se quería escapar”, rememorando así la muerte de otro compañero de lucha: Enrique Ruano supuestamente asesinado por aquel tiempo en los interrogatorios y luego lanzado por una ventana para taparlo.

Pienso en Enrique, en todos los Enriques que dejamos por el camino, en los abogados de Atocha, en Arturo Ruiz, o Mari Luz Nájera. Estas líneas son, quieren ser un homenaje a quienes lucharon a mi lado codo con codo en aquella negra época, quizás ahora injustamente olvidados.

Hoy estamos en otro tiempo, pero esta tarde aún otoñal recuerdo aquellos momentos,  aquellos interrogatorios crueles, aquellas gentes, aquellos asesinos, a mis compañeros de lucha, con sensaciones profundas, muy profundas. Veo a quien fue mi abogada de entonces: Cristina Almeida con la que luego me unió una gran amistad, veo aquel símbolo de lucha que fue el despacho de la calle Españoleto de Madrid.  Ahora solo espero que la denuncia prospere y al fin tenga lo que se merece.



Animo a la izquierda, a mi partido de ahora el PSOE y al que militaba en aquellos momentos, el PCE, a que lideren el movimiento para que al fin se haga justicia, por mucho que se ampare en una Ley de Amnistía que jamás se debió aplicar de aquella manera, que estén a la cabeza de las protestas, que no consientan que se pueda multar a las víctimas que les esperan a la salida de la AN. En definitiva a que no le dejen salir indemne de ésta.

Por eso ver que quien acompañaba a las víctimas en su viaje a Argentina era Sabino Cuadra, diputado de Bildu, me produce una sensación de agradecimiento hacia él, pero de tristeza porque no hayan ido también dirigentes del PSOE o IU.

Al verlo allí me trae a la realidad actual aquí, en Euskadi, en Navarra, en el resto del Estado. A esta peligrosa paralización del proceso de paz iniciado con ilusión hace ahora tres años. Puede parecer ilógico ligar ambas realidades pero tienen algunas semejanzas: el recuerdo de un pasado terrible y la necesidad de no repetirlo, la necesidad de luchar contra los elementos más adversos, o el instinto de supervivencia.

Creo que éste es el momento en el que desde ambas orillas las gentes que participamos de la necesidad de terminarlo bien, de que la paz se establezca definitivamente, tenemos la obligación de realizar un ejercicio de imaginación, audacia y especialmente generosidad para conseguirlo y después ser capaces de  caminar juntos por la senda de la reconciliación.
Creo que no solo las izquierdas, no solo PSOE, sus franquicias PSN, PSE, Bildu, IU, o Na Bai, también el PNV debemos unir nuestras fuerzas para presionar al PP y a ETA obligándoles a moverse de su actual parálisis.



Forzarles a que no tengan más opción el primero de mover su obsoleta (debido a la nueva situación) política penitenciaria, creando las condiciones necesarias para que Otegi y el resto de los encarcelados de Bateragune, precisamente los que con su valentía propiciaron esta situación, estén ya en la calle, a paralizar las presiones judiciales y macro juicios, a iniciar un proceso paulatino de acercamiento de presos y la segunda a anunciar un calendario concreto de desarme y su disolución definitiva.



¿Instrumentos para conseguirlo? Los tenemos, gentes en ambas trincheras que ya somos capaces de luchar juntos en una misma, el “Plan de paz y convivencia” puesto en marcha por el Lehendakari Urkullu, ambicioso, sensato, audaz, pero que nace a falta de una pata fundamental, la del PSOE. Creo que en aras de esa generosidad se debe intentar arreglar este imprescindible detalle. También el trabajo de la secretaría creada, más aún por estar dirigida por una excepcional persona, Jonan Fernández. Existe un buen instrumentos, las herramientas son las adecuadas, pero quizás se debiera ser más audaz, más imaginativo e intentar que personas relacionadas con el socialismo, aquellas que creen en este proceso y que tienen larga experiencia para poder revitalizarlo, hacerlo más eficaz y creíble, que las hay, se vean implicadas para que atraigan al resto de su mundo hacia un proceso imparable.

Vivimos un momento complejo, peligroso pero habrá que hacer un ejercicio de lo ya comentado, de imaginación, audacia, valentía y especialmente de generosidad en ambas orillas para ser capaces de presionar, de empujar a los inmovilistas.
 
 
Ahí hemos estado, ahí estamos y ahí estaremos, hoy más que nunca, con el impulso del recuerdo de quien más hizo en vida por ello, combatiente también en la lucha anti franquista: Enrique Curiel. Quizás algún día se haga justicia con su labor intelectual y de acción a favor de la paz.

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal del PSN, actual militante del PSC)
Villava-Atarrabia 16 Diciembre 2013

sábado, diciembre 14

Asamblea por el cambio Social en Navarra!


Egun on, buenos días, bon dia. Ayer participé en una nueva Asamblea por el Cambio Social en Navarra y la pregunta que me hice fue: ¿por qué estoy aquí? Automáticamente dos respuestas acudieron a mi mente, porque deseo ferviente un cambio social y político en Navarra y, quizás sea lo más relevante, porque allí estamos gentes que en tiempos no lejanos peleamos en diferentes trincheras, a menudo confrontadas y que ahora hemos sido capaces de priorizar lo que nos une, obviando lo que nos separa, para combatir juntos en una misma trinchera a favor de la igualdad, la justicia, la libertad en una comunidad demasiado tiempo ya gobernada por quienes las ignoran.
En mi larga vida política he participado en muchas batallas, la mayoría perdidas, incluso cuando mi partido las ganaba yo sentía que igualmente las perdía, ahora con los años me he vuelto más conformista, quizás moderando mis impulsos juveniles, más modesto en mis pretensiones y ahora busco llegar a influir. Influir en las decisiones del mundo donde milito, el socialista, para que participe, colabore, incluso lidere estos movimientos con ansias de cambio de que un viento fresco nos sacude, en una nueva era.



Que esta Asamblea plural que ayer se unió en el colegio de la casta Plaza de San Francisco de Pamplona acabe siendo la unión real de la izquierda, de toda la izquierda de Navarra.
Esa fue la síntesis de mi intervención ayer, mi espíritu, mi meta, que mis compañeras y compañeros del PSOE, del PSN (que lleve adjunta esta sigla y no la del PSC de la que me siento muy orgulloso pero que no tiene demasiada explicación viviendo en Navarra) llenen también esos lugares codo a codo con las gentes de IU, Bildu, Batzarre, Na Bai, con los movimientos sociales como Attac, Kontuz, Médicos del Mundo, pensionistas, mujeres, sindicatos, LAB, ELA, CC.OO., UGT……

Notar que gentes con las que me he confrontado en algún momento de esta convulsa Navarra ya no miran con recelo, que la presencia de sociatas como Ainhoa Aznárez y yo no sugiere pertenecer a los de enfrente, sino que ahora somos los de al lado, reconforta e indica el camino a seguir, la unidad de las fuerza sociales, sindicales, políticas de progreso, de izquierda.


Todos unidos como una marea, como un tsunami, que arrase el viejo orden, en busca de un bien común: EL CAMBIO SOCIAL Y POLÍTICO EN NAVARRA.

martes, diciembre 10

Hoy Día Internacional de los Derechos Humanos.


Hoy es el Día Internacional de los Derechos humanos. Al verlo quizás solo pensemos en países alejados del nuestro, en los que efectivamente se conculcan hasta límites insoportables, pero también aquí está ocurriendo.
Respetar los derechos humanos es respetar a quien piensa diferente, defender que tenga las mismas posibilidades, que para trabajar en la Agencia Tributaria no se deba tener el mismo carnet que quien manda, o más derechos ante la justicia por pertenecer a la familia real.


Respetar los Derechos Humanos significa no poder echar a la calle a familias sin recurso porque los bancos hayan puesto condiciones inadmisibles a sus hipotecas, también devolver a quienes pusieron sus ahorros engañados las cantidades sustraídas, no aceptar la tiranía de las empresas eléctricas que pueden dejar sin luz, sin calefacción a miles de familias este frío invierno, lo es también que paguen su culpa aquellos desalmados que han provocado la crisis.


Respetar los Derechos humanos supone imponer la justicia, la igualdad, la tolerancia, la generosidad y desterrar prácticas como la imposición, el impero del “vale todo”, el robo legalizado de los poderes financieros, especulativos, un salario digno para todas y todos, una educación, una sanidad gratuita y de calidad, el respeto a las pensiones, la atención a las personas necesitadas, a nuestros mayores, a dependientes o minusválidos.


Respetar los Derechos Humanos nos obliga a que nadie esté en la cárcel, o sufra persecución por pensar diferente y por lo tanto a que gentes como Arnaldo Otegi y quienes impulsaron Bateragune salgan a la calle. También impulsar el proceso de paz hasta hacer ésta realizable, construir puentes por los que comunicarnos, favorecer la reconciliación.

Respetar los Derechos humanos nos obliga a pensar en los demás, a respetarlos en cada uno de nuestros comportamientos, a entender que no vivimos solos, que debemos aplicarnos en favorecer la convivencia.


Respetar los Derechos humanos………………….No solo hoy, cada día de nuestra existencia deberíamos comenzarlo reflexionando sobre ello, con la firme voluntad de realizarlo, comenzando por quienes detentan el poder político, económico, financiero, mediático o religioso. Hoy deben ser los 365 días del año.

 

viernes, diciembre 6

Hoy entrevista en el diario BERRIA

 
 
José Luis Uriz. Billy el Niñoren torturak jasandakoa
«Edozein unetan, lepo hezurra hautsita, han gera gintezkeen sentipena genuen»
Arantxa Iraola

Barrena irauli zaio egunotan Jose Luis Uriz politikariari (Madril, 1948) Juan Antonio Gonzalez Pacheco Billy el Niño-ri buruzko albisteak aditu dituenean. Unibertsitate sasoian, PC Alderdi Komunistako eta CCOO sindikatuko militantea zela, bitan atxilotu zuten, eta bietan polizia ohiaren torturak jasan zituen. «1969-1970 urteetan izan zela uste dut», esan du. «Ez nago seguru. Bietan negua zela, hori bai, gogoan dut». Ez du hotza ahaztu. Mina ere ez.

Bi aldiz egon zinen Gonzalez Pachecok zuzendutako polizia talde batek atxilotuta. Zer oroitzapen dituzu?

Oso esperientzia gogorra izan zen, bizi osorako aztarna lagatzen duen horietakoa. Garai hartan, gainera, atxilotu eta desagertu egiten zinen; inork ez zekien atxilotuta nengoenik. Nire familiak jakin zuen Madrilgo erietxe guztietatik galdezka pasatu eta gero.


(El la foto con mis camaradas Manolo Galán, torturado también por Billy, Yagüe y sus secuaces de la BPS y Guille)

Atxiloaldiko tratua nolakoa zen?

Billy el Niño gizon txiki bat zen, argala. Nik harekin izandako esperientzia ikaragarria izan zen hasiera-hasieratik; nirekin batera beste lagun bat atxilotu zuten, oso handia. Eskuburdinak estu geratzen zitzaizkion, mina zuen, eta halaxe jakinarazi zuen automobilean gindoazela; Billyk, aditu orduko, ukabildakaka eraso zion, eta txiki-txiki eginda laga zuen. Zer egiten ziguten? Ba etenik gabeko galdeketak egiten zizkiguten, eta kolpeka eta ostikoka ibiltzen zitzaizkigun ia beti. Gero, sarritan, polizia bat etortzen zitzaigun, itxuraz onberagoa, deklara genezala esateko. PCn militatzen hasi ginenean hainbat ikastaro egin genituen, inoiz atxilotzen bagintuzten zer gerta zitekeen jakiteko, eta han esandako dena betetzen zen atxiloaldietan.

Ikasitako teoria hori guztia praktikan ikusi zenuten zuek, beraz...

Egoera larrigarrienetarikoak izaten zen galdeketetara deitzen gintuztenean. Zenbaitetan ia etenik gabe eramaten gintuzten, eta erotzekoa izaten zen hura. Billy el Niño sarri askotan, galdeketetan, gure atzean jartzen zen, eta kolpe handiak ematen zizkigun garondoan. Edozein unetan, ihes egiten bazion, hantxe lepo hezurra hautsita gera gintezkeen sentipena izaten genuen, eta horrek eragiten zuen zinez larritasun handia.


Berrogei urte baino gehiago pasatu dira hori jazo zenetik. Gaur azaldu da, lehenengoz, justiziaren aurrera. Zer sentipen eragiten dizu horrek?

Ni PCko militantea izan naiz, eta 1990etik PSOEkoa. Beti iruditu zait tamalgarria PSOEk, boterean egon den neurrian, gai honen inguruan deus ere ez egitea. Egia da Amnistiaren Legea hor dagoela; ez genuen espero, ordea, lege hori frankistak babesteko izatea. Trantsizioaren defendatzailea naiz ni, baina hainbat gauza ez ziren ondo egin aro horretan, eta horietako bat hau izan zen; diktaduran benetako basakeriak egin ziren, eta horiek ez lirateke inoiz ere barkatu behar. Argentinako epaile baten parte hartzeak harridura eragiten du, baina ongi hartzeko modukoa da.

Zertarako balioko du honek denak?

Badakit oso zaila dela berak ordaintzea. Tira, hein batean, ja ordaintzen ari da; gaur [atzo]Auzitegi Nazionalera joan behar izan du, eta erdi ezkutatuta atera da handik. Jendea atxilotzen zuen sasoian oilar bat zen; babesgabeak kolpeka txikitzen zituenean, burutik poltsa bat sartzen zizunean, makurkerietan aritzen zenean... Ausarta zen orduan. Orain ez, orain erdi ezkutuan atera behar duen koldar bat da. Baina badut beste gogoeta bat auzi honen inguruan egiteko. Non da ezkerra? Non da nire alderdiko jendea? Eta Ezker Batukoa? Gu borrokan aritu ginen; PCko jendeak lan handia egin zuen frankismoaren kontra. Non daude orain alderdi horiek? Badakit, esaterako, Bilduko hainbat kide Buenos Airesen daudela, ondo dago hori. Baina non daude nire alderdikoak? Lehen lerroan egon ginen gu.

jueves, diciembre 5

"Billy el niño" de torturador cruel a cobarde embozado.



 
Cuatro imágenes de un torturador, "Billy el niño", un canalla cruel que resultaba muy valiente, chulo, cunando le protegía el franquismo, que se fue de "rositas", sin asumir su responsabilidad penal cuando la izquierda nos equivocamos (me incluyo en ese error), al hacer una Ley de amnistía que benefició a los enemigos de la democracia, a torturadores de los luchadores y luchadoras anti franquistas y que ahora de manera cobarde se esconde tras bufanda, gorra y gafas, mientras la policía, nuevamente con métodos franquistas, ataca a sus torturados y torturadas aplicándoles multas indignantes.

Todo ello con la ausencia, con el silencio vergonzante de quienes debían estar allí en primera línea, los dirigentes de mi partido el PSOE y de IU. De quienes debieran liderar la lucha porque se haga justicia con este energúmeno que aterrorizó a miembros de estos partidos y de otros al inicio de los 70.



 Tendrá vecinas y vecinos, lo reconocerán y tenemos derecho a saber dónde se esconde, no para hacerle lo que él nos hizo, sino quizás solo para recordárselo, para que se enfrente a sus fantasmas, a sus pesadillas como nosotros nos enfrentamos a las que nos provocó con sus terribles métodos.
 
 
 
La tortura es peor que un asesinato y debe ser un delito que no prescriba por ley alguna. En memoria de mi compañero de lucha Enrique Ruano y de todas y todos aquellos que pasamos por sus manos, alzo mi voz alta y clara.
 
 

sábado, noviembre 30

SIDA: la lucha continúa


En memoria de Javi. Te quiero hermano, siempre estarás en mi recuerdo

1 de Diciembre, Día Internacional de la lucha contra el sida. Un día para reivindicar mayores esfuerzos contra esta cruel enfermedad, para reflexionar sobre lo que no hacemos bien, denunciar a los gobiernos que no se implican lo suficiente, o simplemente para recordar a nuestros muertos.

Precisamente en referencia a los recuerdos vuelvo la vista atrás al no tan lejano 1992, año en el que la pérdida de mi hermano por este monstruo, me hizo implicar de lleno con quienes llevaban años de una desigual lucha, en concreto con la Comisión Ciudadana Anti Sida. Recuerdo los esfuerzos por convencer al Parlamento de Navarra para que aprobaran medidas que intentaran frenar la expansión de la pandemia, o la terquedad de un Gobierno de Navarra empeñado en no entender, que el uso del preservativo era una de las medidas más eficaces. Incluso, no sin una cierta vergüenza ajena, aquel episodio que nos hizo ser noticia nacional, cuando descubrimos que el entonces Consejero de Salud había dado orden de quitar el preservativo de un kit anti sida cuya distribución se aprobó por dicho Parlamento, no sin una ardua lucha política.
 
 
No ha pasado demasiado tiempo de aquello, y aunque todavía hoy siguen existiendo reductos conservadores en nuestra sociedad, que defienden la abstinencia sexual como forma de evitar su contagio, algo hemos avanzado. Pero no conviene bajar la guardia, y síntomas de ello se detectan especialmente entre los jóvenes, por eso este 1 de Diciembre debe servir también para alertar a las autoridades de ese peligro. Ni un paso atrás en esta difícil lucha.

Hay que continuar igualmente con el apoyo a las víctimas, en un momento que tanto se habla de otras. Apoyo que debe ir dirigido no sólo a su atención sanitaria, también a la social, e incluso a la cultural o económica. Se ha avanzado bastante en este terreno desde 1992, pero aún nos queda mucho camino que recorrer.
 
 
Pero no podemos, no debemos, quedarnos sólo en la atención de los más próximos, tenemos que alzar nuestra mirada y dirigirla a la tremenda e injusta situación en el Tercer mundo, y en especial en ese continente masacrado por las guerras, el hambre...., y el sida: África. Sin olvidar el sudeste asiático, parte del Caribe y los países del este europeo.

Allí cada día más de 8.000 personas mueren de sida. Cada hora, cerca de 600 personas se infectan, y lo que resulta aún más dramático, cada minuto un niño muere a causa del virus. En África la irresponsable actuación de las industrias farmacéuticas impide, que los medicamentos genéricos que existen se puedan repartir al resultar mucho más baratos. Una forma de crimen colectivo, de genocidio encubierto que debemos denunciar contundentemente. Eso con la colaboración de sectores de la Iglesia Católica empeñados en hacer campañas irresponsables contra el uso del preservativo.
Mucho se habla en la época actual de la defensa de los Derechos Humanos. ¿No es el principal el derecho a la vida? ¿Cómo consentimos entonces esta vulneración en masa? ¿Seguiremos mirando hacia otro lado, siendo cómplices de esta situación, cuando nos enseñan esas terribles imágenes?



Defiendo la relativa eficacia de los denominados “días internacionales de…”, porque cumplen la función de recordar, de volver a denunciar. Por eso escribo estas líneas en la proximidad de este nuevo 1 de Diciembre. A los que nos ha tocado de cerca esta terrible enfermedad no nos hacen falta, porque cada día pasan por nuestra memoria imágenes del ser querido que nos arrebató, y la maldecimos mil veces, pero para el resto de nuestra sociedad sí son necesarios, aunque sólo sea para que no se olviden de que existe.
Por eso desde aquí manifiesto mi solidaridad con quienes la sufren, mi apoyo a las organizaciones que colaboran a “pie de obra” para hacerles una vida más fácil y evitar que nuevas personas acaben sufriéndola. Al mismo tiempo que alzo mi voz, denuncio y maldigo a todos aquéllos, sean gobiernos, industrias, o instituciones religiosas, que impiden que se pongan medios eficaces para evitar su progresión, ya sea abaratando las medicinas o con medidas preventivas eficaces como el uso del preservativo.



Este 1 de Diciembre de 2013 será otro más de lucha contra el sida, y nuevamente el lazo rojo lucirá en nuestro ropaje, aunque no debemos quedarnos exclusivamente en eso, ni que solo sea durante este día.

viernes, noviembre 29

¡Barricada Premio Príncipe de Viana 2014!


Hace años los concejales de Cultura de Berriozar, Burlada, y Villava lanzábamos una campaña, para que el premio más importante de la cultura navarra fuera concedido al grupo de rock Barricada.

Entre las razones que dábamos planteábamos, que tradicionalmente este premio se concede a quienes se han distinguido por su actividad en el campo de la cultura en nuestra Comunidad Foral. Desde cantantes de ópera excepcionales como María Bayo, pasando por originales pintores como Aquerreta, físicos insignes como Etxenike, arquitectos como Moneo, escritores como Sanchez Ostiz, o cineastas como Montxo Armendáriz, han conseguido el máximo galardón de la cultura.

Pero queda un hueco importante en este premio: el de representantes de la música actual. Gentes más próximas a un sector importante de nuestra sociedad como es la juventud. Un sector habitualmente alejado de este tipo de premios.

Entendíamos que con nuestra propuesta se podía cubrir ese hueco culminando así el espectro de premiados y premiadas, y al mismo tiempo saldar esa deuda con un segmento de la cultura alternativa y popular que aún no ha accedido a estos galardones.



Barricada no solamente ha sido el grupo de rock más veterano de Navarra, también lo he sido en todo el Estado. Fuente de la que han bebido otros grupos, ejemplo que han seguido la mayoría de las bandas de rock actuales.

Nada menos que 17 discos en su discografía. Pocos, no ya en el panorama estatal, también en el internacional, han llegado tan lejos. 

Además como dijo en su día para apoyar la propuesta uno de los premiados, el escritor Sánchez Ostiz, “sus letras dan mil vueltas a los versos y versitos escritos por los poetas eternos funcionarios en el alto Ministerio de las Ventajas. Tienen garra y en ellas late la vida sin afeites….”  



Como muestra, de gran actualidad por cierto, valga una de su último disco: “Mírame a la cara y deja de contar tantas batallas / que estoy aburrida de tus hechos más que de tus palabras / átate más fuerte alrededor de tu cuello el nudo de la corbata / y no me sigas comiendo que ya no me crea nada / Eres el sapo del cuento, el que saquea por dentro los sueños ajenos / el primero de la fila, el pelota impertinente que nos vende / y no es amor, ya ves, lo que siento por ti / ni tampoco me apetece ser felpudo pa tus pies / sabes que haces daño cuando das el puño y no la mano / vas dejando cicatrices donde pones el zapato / y respirar sin ti no puede ser malo y poner el mundo a andar para otro lado / no puede ser malo / como gotas de sangre a jirones tu pena que pa cuando te di la luna / ya estaba marchita y el sueño de fuego es ahora ceniza”.

Aquella propuesta generó escándalo entre lo más conservador de nuestra sociedad. Entre aquellos que ven en el rock and roll un mundo peligroso lleno de gentes que intentan desmontar “su” sistema. Esos y esas que con su idea excluyente de las manifestaciones culturales se escandalizan de los espectáculos rompedores mientras escuchan ópera con sus queridas y queridos, apoyan guerras injustas sin el menor pudor, o explotan a sus trabajadores.



Ahora 10 años después Barricada se baja definitivamente de los escenarios. El pasado sábado vivimos momentos intensos en su despedida y quedó contrastado el inmenso cariño que se les tiene. Resulta curioso que ciertos premios solo se pueden recibir una vez fallecidos, quizás ahora que BARRICADA lo hace como sucede con los grupos de rock al desaparecer de sus escenarios sea más fácil conseguirlo.

Puede resultar de nuevo para algunos una propuesta provocativa, insólita y reiterada (pocas veces se consigue algo sin insistir), pero nadie puede negar que esta sustentada en argumentos serios y de peso. Ya va siendo hora que rompamos el corsé de este tipo de premios y los acerquemos a la base de la sociedad, a los jóvenes. Concedérselo a Barricada fortalecería, enriquecería el Premio Príncipe de Viana. Le daría un toque actual y progresista, que tampoco le viene mal en este cambio de época. Además este premio debería suponer el reencuentro de todos los miembros que han pasado por esta mítica banda y quizás no debiera ser el único, otro "El premio nacional de músicas actuales" que este año 2013 ha sido concedido con toso el merecimiento a Luz Casal, el 2014 debiera ir a BARRICADA, aunque eso ya queda lejos de nuestros posibilidades de moverlo, aunque quizás alguien que lea estas humildes palabras pueda hacerlo.



Los merecimientos de BARRICADA son suficientes para la concesión de este galardón, por eso desde estas líneas animo a los concejales, a las comisiones, a los colectivos relacionados con la cultura en nuestra tierra a que impulsen, pongan   en marcha una campaña antes de la fecha límite para presentar propuestas, a que se unan a la misma inundando de apoyos toda la ciudadanía navarra, seguros de que en el caso de que se lograra lo agradeceríamos no sólo los seguidores del rock and roll, también todos los amantes de la música moderna, en especial los jóvenes. Al mismo tiempo serviría para dar un nuevo impulso a esa música, a esa cultura que ha significado, significa y significará una forma de vida, un mito referencial para muchos y en cuyo entorno la mayor parte de nosotros hemos estado, o estamos, en algún momento de nuestra vida.

Por eso el llamamiento va dirigido en especial a que la campaña parta de ayuntamientos como Villava-Atarrabia, Ansoaín, Berriozar, Alsasua, Leitza, Arguedas, Cabanillas, Cortes, Etxarri, Marcilla, etc.

¿Barricada premio Príncipe de Viana 2014? ¿Por qué no?

 Fdo.: José Luis Úriz Iglesias

 

Villava-Atarrabia 26 Noviembre 2014

miércoles, noviembre 20

Solo la unidad de la izquierda frenará el impulso fascista


Buenas tardes, arratsalde on, bona tarda, hoy he esperado casi a la hora que hace 32 años comenzó a cambiar nuestro país. Hoy 20 de Noviembre nuestra democracia quedó libre del fascismo, aunque de nuevo dos años después, la victoria del PP nos situó de nuevo ante el peligro de un instante oscuro en nuestra historia. Esta tarde recordando aquellos dramáticos y al mismo tiempo ilusionantes, momentos de hace 32 años me doy cuenta que las agresiones que nos han infringido en estos dos años no serían nada si se salen con la suya en la represiva ley que restringe el derecho a la protesta, a la indignación, a dar salida al cabreo popular y otro derecho fundamental como el de huelga. Ni siquiera un fatxa como Aznar osó hacerlo con su etapa de mayoría absoluta y éste que parecía inofensivo ha resultado el más fatxa de todos.

Históricamente esta bravuconería de la derecha se ha dado y se da en estos momentos, cuando la izquierda se encuentra debilitada, con su mensaje obsoleto, apagado, cuando nos hemos acojonado ante el empuje de la reacción. Por eso urge en el seno de esa izquierda ahora perdida, que ni está ni se la espera, una profunda reflexión que nos haga levantarnos con urgencia de nuestro estado de postración, casi de rendición.


Olvidar viejas cuitas, viejas batallas electoralistas, olvidar nuestras raíces cainistas y asumir la responsabilidad histórica que tenemos para juntos, unidos, buscando lo que nos une y aparcando nuestras diferencias, liderar un proceso realmente revolucionario. Novedoso, imaginativa, audaz, pero revolucionario, que ponga freno a los desmanes de una derecha crecida, chulesca, desde el punto de vista democrático, subversiva, incluso constitucionalmente delictiva.

En momentos excepcionales se necesitan medidas excepcionales. Por eso las izquierdas, estatales o nacionalistas: PSOE, IU, Bildu, ERC, Bloque, Geroa Bai, etc deben aglutinar ese impulso. De entre ellas la mayoritaria es el PSOE y por esa razón debe ser quien dé el primer paso para conseguir que sea posible.


Hace en este momento 32 años nos alejamos del peligro, pero hoy volvemos a estarlo, es la vieja lucha antifranquista quien llama a nuestra puerta. Abrámosla, luchemos unidos, codo con codo, españoles, vascos, catalanes, gallegos, quienes nos consideremos de la izquierda, o los perros salvajes que inundan nuestras instituciones nos devorarán.

Precisamente éste es el momento y éste el lugar. Hoy 20-N lancemos al aire este grito: ¡Solo el pueblo unido jamás será vencido! ¡Solo una izquierda que se entienda, unida, es capaz de conseguirlo!

 

domingo, noviembre 17

Enrique Urquijo, te he echado de menos hoy


Cada 17 de Noviembre, fecha fatídica en la que perdimos a un grande: Enrique Urquijo, le dedico mi recuerdo y mi humilde homenaje. Ahora se cumplen catorce años (parece que fue ayer) que su vida se truncó en una calle de Madrid, se quebró como un juguete roto por la vida. Estaba solo, o quizás con una mala compañía, y a muchos se nos heló el corazón al enterarnos. A todos aquellos que admirábamos su música y la poesía de sus letras, a veces amargas como la vida misma, impregnadas de soledad y amargura.
Esa misma que se extendió a quienes nos estremecíamos con sus palabras musicadas en las tardes de cualquier otoño como el que se lo llevó, quizás porque sentíamos lo mismo que él aunque nos faltaba su creatividad, su sensibilidad a flor de piel. Hoy de nuevo volvemos a estremecernos al recordarlo.

Canciones de amor pero especialmente de desamor, de tristeza, llenas de poesía, de pasión salidas de lo más profundo del ser humano, de esos terrenos que hoy apenas se atreven a pisar. Caricias hechas canción, cataratas de emociones que te hacían SENTIR, así con mayúsculas, y por eso al mismo tiempo vivir, cuando él estaba dejando de hacerlo.
Ese terrible día volví a recordar a mi hermano fallecido unos años antes y entendí que al perder a Enrique lo perdía de nuevo. Mi hermano real, Javi, también músico, líder y compositor de un grupo de rock que se pateó los locales de Madrid allá por final de los 70 y principios de los 80: RETALES. Por eso las veces que he coincidido con Álvaro Urquijo, la última en un inmenso concierto en Vitoria, los dos han estado en el fondo  de nuestra conversación…y de nuestros recuerdos.



Pero también me di cuenta que había perdido a un compañero de viaje en esto del vivir de manera especial, a un amigo aunque nunca crucé una palabra con él, porque solo lo conocí a través de su música y de las veces que fui a verle actuar. Alguien que entendía lo que he sentido muchas veces, y era capaz de transformarlo en letras, en canciones. Qué hermosa envidia sana!

De esas que a uno le habría gustado haber compuesto: “Volver a ser un niño”, “Cambio de planes”, “Quiero beber hasta perder el control”, “La calle del olvido” y tantas otras, porque además fue muy prolífico. Esas que forman parte ya de la banda sonora de mi vida, de la mía, y de una parte de aquella generación, aunque quizás nunca se hayan parado a pensar en ello. Ahora muchos jóvenes no lo conocen, quizás su música hoy suene a demasiado densa, quizás les atemorice porque activa sensaciones hoy casi desaparecidas. Pero como en todo se pierden un tesoro.

Siempre he soñado con ser cantante de un grupo de rock, en algunas ocasiones he bromeado con ser Bruce Dickinson líder de mis admirados Iron Maiden, con subir a cantar con ellos una de sus canciones. Quizás también con Enrique y mi hermano Javi haciéndonos los coros, como lo hicimos tantas veces en aquellos años gloriosos. Lo he vuelto a imaginar ahora cuando he escuchado de nuevo esa maravilla de “Aprendiendo a soñar”, aunque sea de Álvaro y Tena. Canciones que a diferencia de la mayor parte de las que suenan hoy, de “usar y tirar”, se mantienen vivas a lo largo del tiempo. De esas que te hacen soñar incluso imposibles como éste.



Enrique se nos fue, nos hemos quedado huérfanos del hermano músico, pero nos queda su obra esa que te hace despertar en medio de un mundo oscuro, gris y anodino, con la pena de no poder escucharle nuevas historias, nuevas melodías. Aún me acompañan en los viajes, o en las tardes de otoño como en la que escribo este artículo, y lo siento cerca, los siento cerca. Quizás ahora haya montado un grupo con otros ilustres como Antonio Vega o Antonio Flores y con mi hermano, con aquellos creadores de una generación cruel e injustamente machacada.

Quizás sigan componiendo juntos porque se hayan hecho amigos. Es probable que sean los que me animan a seguir luchando por ese tipo de música, incluso por esa manera de vivir con sentimientos activados, heterodoxos, indomables, libres, frente a la incomprensión de quienes sólo la valoran en función de los llenos que se consigan. El “éxito” por encima de la calidad, de la verdad. Aquellos que no tiemblan de emoción al escuchar “Una tarde gris”.

Mi “amigo” mi “compañero de viaje” Enrique Urquijo seguirá vivo mientas sigamos vivos los que aún escuchamos y somas capaces de sentir su música. Nos seguirá acompañando en nuestros bajones, en los momentos de penumbra, de pena o desamor, y nos levantará el ánimo, nos hará un poco más felices al comprender que no somos los únicos.



Como ya dije el día que conocí su muerte: ¡Qué pena que se vaya la buena gente y se queden los canallas! Ahora después de catorce años me reafirmo en ese comentario.

Enrique Urquijo, te recordamos, te echamos de menos, y quizás como tú decías: “seguimos siendo chavales ordinarios, que nos volvemos vulgares al bajarnos de cada escenario”. Cada uno de un tipo de escenario diferente.

El mejor homenaje que te podemos dedicar hoy es escucharte, saborearte despacio como te gustaba a ti. Ojalá las radios de nuestra gris y triste país lo tengan en cuenta y hagan programas especiales que lleven su música a las nuevas generaciones.

Descansa en paz Enrique Urquijo. Gracias por haber sido así.