lunes, diciembre 24

"Infancia clandestina"



Acabo de ver en el cine (como se debe de ver) con mi hermana una película impactante: “Infancia clandestina”, del argentino Benjamín Ávila, hijo de madre y hermana desparecida y padre que cayó en la lucha por las libertades en la Argentina de finales de los 70.

Película brutal, no ya por su desarrollo lleno de sensibilidad, de ternura a través de la mirada de un niño (espectacular el chaval actor) hijo de padres montoneros que vuelven a su país desde su exilio cubano para continuar su lucha, incluso desde la violencia.

Brutal en su final, pero también en lo que tiene de recuperación de una memoria histórica que los cineastas argentinos, a diferencia de la mayoría de los de nuestro país, se empeñan en que no se olvide. Pocas películas se han hecho sobre la represión del franquismo y mucho menos aún de la época que viví y sufrí en vivo y en directo.

He leído en alguna crítica que este film es un hermoso ejercicio de terrorismo poético, quizás es un término excesivo, pero sí es cierto que es una visión de la lucha terrorista con una historia llena de poesía., un terrorismo que no se juzga, solo se muestra.


Con unas interpretaciones sencillamente magistrales de las que sobresale un Ernesto Alterio que se sale y que cada vez crece más como intérprete, creíble, sincero, legal, dando un toque de sentido del humor dentro de ese drama, en mi opinión es el que aporta a la película ese tono que en algunos momentos la salva de la melancolía y quizás el aburrimiento.
 

Película para ver, muy recomendada, aunque ya advierto que uno sale con el corazón acongojado, al menos quienes aún tenemos la capacidad de emocionarnos con estas historias tan bellamente contadas. Película que impresiona, pero también que hace reflexionar sobre la bondad y la maldad, sobre el amor, la infancia quebrada de una generación que sufrió como la nuestra, aunque mucho más brutalmente.
No dejéis de verla, aunque ir un día que estéis preparados

1 comentario:

  1. Es sumamente interesante cómo se llevó a cabo la trama de la película. Resaltan el trabajo de Teo Gutierrez y César Troncoso. La calidad en la producción es palpable y creo que resulta un filme un tanto estremecedor.

    ResponderEliminar