viernes, febrero 24

Reflexiones, sensaciones y sentimientos.


Quizás tengan razón las profecías de los Mayas y se acerque el final del mundo, o al menos de este mundo. La verdad es que tiene toda la pinta si vemos y escuchamos con atención todo lo que nos exponen en los telediarios. Gris, gris tirando a negro, negro total y absoluto es lo que parece se nos viene encima.

Por si acaso creo que sería conveniente que lo poco o mucho (si se equivocan) que nos quede debemos disfrutarlo al máximo. Cada cual a su manera. Hay quien exige mucho para ser feliz, que de eso se trata, y hay quienes como es mi caso con poco nos conformamos. Sentirnos amados, cuidados, respetados, unos cuantos mimos, caricias, quizás besos más o menos apasionados, observar una mañana tan radiante como la de hoy con buena música (hoy elijo a Quique González, Carlos Chaouen, Paco Cifuentes, Aurora Beltrán, Barricada, Marea, Olga Román y Sau. Me ha dado por lo de aquí).


Disfrutar con la charla con buenos amigos y amigas (eso lo tengo que dejar para más adelante, porque ahora estoy solo), incluso con uno mismo. Valorar las cualidades de quienes están cerca, quizás la que más que sean buenas personas (aunque ahora casi suene a insulto), la calidez, la sensatez, la sensibilidad, o sea que sientan aunque alguna vez padezcan, la ternura, o el saber escuchar (que es diferente al saber oír). Sentir cerca de quienes amas, a quienes quieres, el calor de la cercanía de un hijo al que adoras desde la distancia, con añoranza pero sabiendo que está ahí y que te tiene mucho más cerca de lo que imagina.

En fin….me he puesto sentimental. Es complicado en un mundo tan hostil para los sentimientos, donde se cuida mucho el físico externo (por eso los gimnasios están a rebosar, músculos, cremas de belleza, cortes de pelo impecables) y se descuida lo interior, cultivar el pensamiento, la reflexión. Reconozco que en un mundo de distancias largas, yo soy más de las cortas.


Ahora me he convertido en un observador de lo que acontece, reflexiono más que actúo, justo lo contrario que hace unos años. ¿Qué es mejor? Observar y reflexionar, sentir y como consecuencia de ello a veces padecer, amar, cuidar, respetar, aconsejar (bueno eso es difícil cuando no se escucha), protestar, añorar, reír y a veces llorar…….VIVIR, coño, VIVIR. Reconozco que son síntomas de que me estoy haciendo viejo, perdón quiero decir mayor. Pronto tendré que escribir mis memorias que van a ser densas. Está siendo una vida muy entretenida, pocas veces puedo decir que me haya aburrido, ni siquiera ahora que me entretengo conmigo mismo.

Para quienes hayan llegado hasta aquí decirles que eso es síntoma que les intereso algo y eso me reconforta. Os quiero amigas y amigos, a cada cual de diferente manera pero os quiero y hoy aquí en mi sancta sanctórum un recuerdo especial para un AMIGO que lo está pasando mal pero que estoy seguro nos tomaremos un gin tónic en breve, una gran persona en todos los sentidos: César Arrizabalaga Zabala, vasco, catalán de pro, luchador y como yo buen conversador. Ánimo César, estoy contigo!

Ser felices, hoy y al menos hasta el 21 de Diciembre, por si acaso……………je je.

2 comentarios:

  1. Desconozco que sabían los mayas del 2012 pero lo que es cierto es que parece que el armagedon se esté acercando.

    ResponderEliminar
  2. Yo te he leído bien a gusto. Perdemos muchas horas de nuestra vida anhelando placeres efímeros y nos descentramos del "ahora". Con lo sencillo que es vivir tranquilo y lo complicado que lo hacemos!
    Pa qué quies siete baños?!!!

    Un saludo!!

    ResponderEliminar