jueves, enero 20

Gracias, gràcies, eskerrik asko

Han sido unos días difíciles, extremadamente difíciles. Después de más de 40 años de actividad política resulta difícil, muy difícil incluso aunque haya pasado momentos duros y complejos, asimilar todo lo que me está ocurriendo después del lanzamiento del cohete de inicio de las fiestas de Villava-Atarrabia.

Pero entre tanto desatino, injusticia, inmoralidad y mentira, algún rayo de luz se ha filtrado. Las decenas de mensajes telefónicos, e mails, llamadas que he tenido me hacen recuperar la moral. Gentes de diversos partidos, algunos con diferencias ideológicas profundas, amigas y amigos, compañeras y compañeros del PSOE, del PSC e incluso del PSN, además de darme una dosis de moral me indican que algo de razón tengo en esta desigual batalla.

Además me ha servido para confirmar que algo se está moviendo en la política de nuestro país (ponga cada cual lo que desee), que dentro de los partidos políticos, en especial de la izquierda, comienza a emerger una marea de cambio que va a ser difícil que los “aparatos” (horroroso nombre pero que reflejo muy bien a quienes forman parte de ellos) puedan parar con sus habituales y deleznables métodos. Existe un sector de la militancia, más claro en los jóvenes, que no está dispuesta a que los valores propios de esta ideología sean dilapidados por aventureros desideologizados sin catadura moral, que consideran ésta militancia como una forma de trabajo.

De las charlas que me ha permitido tener mi desagradable situación, he sacado en conclusión que esa marea puede convertirse en tsunami si los resultados electorales son desfavorables. Pero quizás para producirse cambios profundos, renovaciones revolucionarias en el seno de los partidos se tienen que dar estas circunstancias. En mi partido el PSOE, ese del que algunos insensatos me quieren echar, no está libre de tal situación.

Pero no quiero dar otra “chapa” política. A través de estas líneas quiero agradecer eso de lo que la sociedad va careciendo: la solidaridad, la complicidad en momentos difíciles, la valentía de apoyar a los que están bajo los caballos. Todo eso he tenido estos días y en cantidades que jamás creí tener. En un momento de desconfianza hacia los valores que imperan en esa sociedad es una manera de recuperar la confianza perdida.

Gracias, gràcies, eskerrik asko amigas y amigos, compañeras y compañeros por vuestras palabras e incluso por vuestros silencios. Vuestra solidaridad me ha hecho cargar pilas para seguir en esta lucha.

También mi desprecio, mi profundo desprecio para aquellos que su incompetencia, mediocridad, insensatez no les da para ver qué se les viene encima. Solo les queda ejercer de Torquemada intentando en vano recuperar aquella cruel y oscura institución que se llamó Santa Inquisición. Estos días he comprendido que ya han perdido su batalla, que son parte del pasado aunque aún puedan hacer mucho daño por el poder que acumulan. Pero algún día, más cerca que lejos, les sacaremos a patadas de lugares que no se merecen ser dirigido por esta calaña.

Gracias, gràcies, eskerrik asko, no os defraudaré. Seguiré luchando dentro hasta la extenuación y fuera si el desatino se confirmara.

Aquí en este mi sancta sanctórum con mis reflexiones con mi música me tendréis y si no seguro que en alguna batalla contra los numerosos molinos de viento que aún existen por ahí.

Gracias, gràcies, eskerrik asko me habéis ayudado mucho más de lo que imagináis.

martes, enero 18

LA PESADILLA

Reconozco que desde el 2 de Octubre fecha que debía pasar a formar parte de los momentos más importantes de mi vida, tengo la sensación de estar viviendo una pesadilla terrible.

Ese día lanzaba el cohete de inicio de las fiestas de mi pueble, ese en el que he vivido los últimos treinta años. Era como una despedida a mi actividad política en Navarra y en ese entorno, con la emoción propia del momento se me ocurrió hacer algunas reflexiones, antes recordando a cinco personas que me parecían de especial relevancia, después con la satisfacción de verme rodeado por gentes tan diversas. Me consta que muchos vinieron porque era yo quien lo lanzaba.

Jamás pensé que esto pudiera tener tan brutales consecuencias, hasta el día de ayer en el que se me comunicaba mi expulsión definitiva en un partido en el que he militado los últimos treinta años y en el que he dejado jirones de mi piel política y personal.

Lo que fue un día precioso para enmarcar en la historia de mi vida se ha convertido en una verdadera pesadilla.

Así lo que iba a ser una salida agradable de mi actividad política en Navarra, acababa en una especie de acoso y derribo con juicio sumarísimo y ejecución al amanecer incluidas.

Muchas reflexiones me han provocado todo lo que me está ocurriendo. Desde la situación de la democracia interna en los partidos, déficit incluido, hasta la falta de respeto a la libertad de expresión, el profundo desprecio hacía la militancia de años, la utilización de la mentira para provocar la desaparición física del discrepante, o la falta de personalidad y lucidez de quienes desafortunadamente nos dirigen, posiblemente al descalabro.

El despropósito que supone que me expulsen del PSOE por comentarios como opinar que Otegi está haciendo un trabajo serio dentro de Batasuna para llevarla por el amino hacia la paz, o que me sienta satisfecho porque a ese acto tan importante para mi asistan gentes variadas como la alcaldesa de Pamplona Yolanda Barcina de UPN, el diputado y Presidente del PPN Santiago Cervera, Nuin de IU, Maiorga Remirez de Na Bai hasta Santi Kiroga y Pernando Barrena de Batasuna. Para mí fue una verdadera satisfacción que en mi despedida estuvieran haciéndome una especie de reconocimiento a mi trabajo de 30 años. Pues eso otros no pudieron soportarlo y consideran extremadamente grave que lo dijera públicamente.

¿Qué locura es esta?

En un momento en el que todos reconocen que en Batasuna se están moviendo cosas importantes, que aunque aún insuficientes son de gran calado, que gentes como Egiguren, Elorza, Jáuregui, el propio Rubalcaba, el ministro de justicia, hasta Zapatero lo admiten, precisamente en ese momento histórico e ilusionante a mí se me expulsa del PSOE por decir algo parecido. Tremendo.

Voy a seguir defendiendo de este despropósito en un intento quizás vano de que la sensatez y la coherencia se impongan, cono poca esperanza de que así sea debo reconocer, pero ya se sabe que los viejos roqueros morimos con las botas puestas, también en la política.

Algún día cuando se escriba la historia de estos duros años, quizás alguien reconozca el trabajo que hemos realizado en la construcción de puentes en este río de aguas turbulentas que afortunadamente se va remansando. En eso igual tenemos algo que ver.

Mientras tanto me toca vivir esta pesadilla consciente de que lucho contra molinos de viento manejados por gentes corta de miras, profundamente inepta en lo político y alguno incluso malvado en lo personal. Lamentablemente no siempre ganan los buenos o los que más razón tienen, porque tengo claro que este debate la razón (en el amplio sentido de la palabra) está de mi parte.

He seguido, sigo y seguiré luchando. En esta trinchera en la que veo gentes diversas pero con un interés común: conseguir la paz tan ansiada. Si tengo que dejarme algún jirón más lo doy por bien empleado, consciente de que por fin despertaré de esta pesadilla.

Me apetece poner como acompañamiento a este comentario una canción que me encanta. Es lo que tiene ser el que decide aquí.

viernes, enero 14

El momento de Montse Tura

Llevo apenas dos años en contacto con Catalunya, sin dejar mi vinculación con mi querida Navarra y en este tiempo es la segunda vez que manifiesto mi apoyo personal y político a Montse Tura. En esos dos años he conocido a todo tipo de personas, especialmente las que se mueven en el mundo político y más concretamente en el espectro de la izquierda.

Entre ellas una me ha producido un fuerte impacto, me ha impresionado profundamente por su serenidad, claridad de ideas y contundencia a la hora de defenderlas, en público y en privado. Esa persona es precisamente Montse Tura.

En la sociedad en la que vivimos lamentablemente no abundan gentes así, tampoco en los partidos que representan a la izquierda entre los que incluyo el mío, el PSOE. Las veces que he hablado con ella, y han sido ya unas cuantas en estos últimos meses, he percibido que más allá de las diferencias derivadas del lugar de nacimiento, coincidimos en el fondo y en la forma, en lo ideológico y también en el modelo de partido que defendemos; ella en el PSC yo en el PSN, en la táctica y en la estrategia.

No voy a profundizar en esos aspectos, porque estas breves líneas las escribo para hacerme eco de su decisión, de competir en unas primarias para encabezar la lista al Ayuntamiento de Barcelona, de un PSC que aún se lame las heridas de las últimas elecciones autonómicas.

La sitúan en el sector “catalanista” o “maragalista” en mi opinión para intentar ocultar su faceta más contundente: que realmente defiende posiciones nítidamente de izquierdas, progresistas en un momento de gran ambigüedad en el seno de una ideología, en la que también milito, que atraviesa una profunda crisis.

Igualmente intentan hacerla aparecer como la candidata del “aparato” cuando en realidad posee varios elementos que asustan al poder establecido dentro y fuera de los partidos: es de izquierdas, defiende con pasión, valentía, convicción y libertad (peligro, peligro) sus ideas, resulta próxima a la ciudadanía, y es mujer.

Por eso, por todo eso que representa, el PSC la necesita; primero para ganar las primarias y las elecciones en Barcelona y después quizás para liderarlo en un momento de cierto desconcierto. No siempre quien más lo merece es quien está, los aparatos (aparatejos debería decir) controlan que las gentes como ella no tengan demasiada relevancia, porque su fuerte personalidad hace sonrojar a los burócratas, pero esta vez da la sensación de que lo tienen muy difícil.

Algo muy profundo se está moviendo en el seno del PSC y también del PSOE. La base, especialmente a través de las redes sociales, comienza a mostrar su capacidad de liderar el futuro inmediato. Figuras como Tomás Gómez o Montse Tura muy alejadas de los viejos tics de los aparatos, ligadas directamente a la base del partido y también a nuestra base social, emergen con una fuerza quizás imparable. ¿Serán precisamente ellas las que tengan que liderar su recuperación? Es probable y deseable, mientras eso acontece ahora nos toca apoyarles, arroparles para que eso sea posible.

El primer paso se dio con el triunfo de Tomás en las primarias de Madrid, ojala el segundo lo de Montse con su triunfo en Barcelona. Otros se quedaron por el camino, en otros lugares más próximos se cercenó equivocadamente esa posibilidad, pero ahora parece que vienen nuevos tiempos.

Ánimo Montse! A por todas amiga y compañera! El futuro te está, nos está esperando.

"Olvidate del coche negro porque nunca moriré" Los roqueros políticos veteranos nunca abandonan. Dedicado a tí Montse.


lunes, enero 10

El comunicado: Ahora imaginación, audacia y generosidad

Después de semanas de espera, de años de conflicto, sangre, sudor y lágrimas llega el comunicado de ETA. A expensas de una lectura más profunda no parece que sea el definitivo, al menos el definitivo para que la paz se considere alcanzada. Nadie con dos dedos de frente será hoy lo suficientemente ingenuo para creer que iba a ser así. Un conflicto tan profundo, con tantas heridas abiertas, de tantos años de duración no acaba en dos días o en dos comunicados. Pero indudablemente es un pequeño, o grande según quién lo interprete, avance.

La presión internacional, la de sus propias bases más su situación de derrota militar les ha obligado a redactarlo así, aunque a mí al menos me gustaría que también tuviera una dosis de reflexión política, que les haya conducido a pensar que el terrorismo ni ética ni políticamente es viable en éste país (ponga aquí cada cual lo que quiera).

Que ETA confirme una tregua permanente, general, y verificable internacionalmente satisface el mínimo minimorum exigible, aunque no el suficiente y necesario para que el gobierno permita la presencia de Batasuna en las próximas elecciones de Mayo.

Falta algo, y lo que falta lo debe poner por una parte la Izquierda Abertzale dejando clara su voluntad de caminar por la senda democrática y contraria a cualquier tipo de violencia, o sea con altura de mira política, con valentía, audacia y generosidad. La misma que cabe pedir al gobierno de mi partido, así como dosis de audacia para buscar las fórmulas que permitan su participación electoral.

Ahora nos esperan unas semanas de cocina que no es deseable se haga con luz y taquígrafos sino más bien con precaución, sensatez y discreción. Los puentes están construidos, el comunicado los hace más sólidos, y sólo falta la decisión de cruzarlos para buscar el necesario entendimiento. Ése que ahora es totalmente posible.

No es el mejor momento, con una crisis económica debilitando a marchas forzadas al gobierno que debe llevar las riendas del tema y con una oposición que no va a permitir ningún avance, temerosa de que eso les pueda alejar el pastel de la victoria que tan cerca tienen. El PP va a poner todas las trabas posibles para evitar que la paz llegue, por eso es tan imprescindible la discreción en todos los movimientos que se den a partir de este momento, para evitar que dinamiten (ellos también saben hacerlo) cualquier avance.

Lo ocurrido en la tregua anterior, la desconfianza creada por el inmenso error que ETA cometió con el atentado de la T4 tampoco ayuda. Por eso lo de la generosidad.

Por parte de la Izquierda Abertzale se le viene una inmensa responsabilidad. Saben que el comunicado no es suficiente y ahora todas las miradas, especialmente las del gobierno, están puestas sobre ellos. Les toca cumplir escrupulosamente las exigencias reflejadas en la Ley de Partidos, en lo jurídico y también en lo expositivo. Deben dejar muy claro su intención de que están en contra del uso de la violencia como instrumento político y lo deben decir y escribir alto y claro.

Después le tocará al gobierno permitiendo su comparecencia electoral y tomando medidas concretas, especialmente sobre presos. La salida de Otegi de la cárcel me parece imprescindible, ya que es quien debe liderar este trayecto, porque es quien lo ha hecho posible y el que más cree en él. Por eso sería ilógico y erróneo que no lo pudiera hacer en libertad.

A los que de una manera u otra hemos colaborado con nuestro grano de arena en que esto haya sido posible nos queda la satisfacción de que al fin la salida del túnel se vea en la lejanía. Éste 2011 que tan mala pinta tenía empieza con una buena noticia, ojala durante su andadura nos traiga alguna más especialmente en el terreno económico y en concreto en aspectos como el paro.

Ahora amigas y amigos a disfrutar este día y a seguir trabajando para que la paz sea posible. Ahí hemos estado, ahí estamos y ahí estaremos. Con audacia, imaginación, diálogo y generosidad, mucha generosidad.

viernes, enero 7

Poema contra la violencia sobre la mujer.

Mi amigo y poeta Olivier Herrera me envía este poema de una poetisa que forma parte del movimiento de poetas que lidera. Me parece impresionante y por eso lo cuelgo en éste mi sancta santorum:

LLANTO POR MARISELA ESCOBAR

Esta vez
el metro y la rima se me niegan,
la imagen y metáfora se eclipsan
ante tanta injusticia e ignominia.

No hay un paño que limpie tanta sangre,
no hay un mar que contenga tanto llanto,
nadie hay que calme el desconsuelo,
ni milagro que alumbre en este caos.

Esta es la visión de los vencidos,
que una nueva conquista hemos sufrido,
ha triunfado la corrupción e impunidad.

Hoy mi Patria se quiebra y desmorona,
su gloria es la transa y la maldad,
sus aguas son fango salitroso
y nuestro alimento rastrojo sin sabor.

Me dueles hasta el alma ¡Patria mía!
La que un día fuiste doncella casta,
raptada por Velarde, por Pellicer cantada,
hoy, cual doliente fantasma, desgreñada
gimes por tus hijas, impunemente masacradas.
Patria, vendida, violada y traicionada.

Estamos todos en un foso infinito,
en soledad perdidos en negro laberinto
y no hay estrella que nos señale la salida,
ni Dios que se apiade de este cruel destino.

Pues nuestra voz no llega a las altas curules
donde en juego de azar nuestro país se apuesta
y siempre dados cargados se arrojan a la mesa.

Nuestra voz no la escuchan los altos magistrados,
aquellos judas negros con togas disfrazados
que danzan al compás del oro al tintinear
y en su pérfida alquimia convierten al Derecho
en cruento carnaval, negocio personal;
donde es tan gran pecado el reclamar Justicia,
que irremisiblemente se paga con la vida.

Y ante tanto crimen, tanta negrura,
te elevas tú, Marisela, madre huérfana de hija,
sobre este erial de desventura
como cactus enhiesto en el desierto,
con tu nombre de mar y de amargura.

Emisaria de todas esas madres que,
buscando a sus hijas, desoladas,
sólo encuentran un puñado de huesos
calcinados por el sol, por la lluvia y el olvido.

Marisela, madre despojada
de la hija, la clemencia y la justicia.
¿Cómo enjugar tu llanto peregrino?
¿Cómo enjugar tu sangre derramada
en sacrificio inútil, impune, inicuo?

Zaida Cristina

LOS HECHOS

En agosto de 2008 fue asesinada la joven Ruby Marisol Frayre a manos de su pareja, Sergio Barrasa, quien después de mutilar el cuerpo lo arroja a una zanja.
Los hermanos y madre de la víctima, Marisela Escobar, después de una acuciosa búsqueda, localizan al asesino y dan parte a la justicia. Tras un juicio rápido, Sergio Barrasa confiesa su crimen, mas los jueces (Catalina Ochoa, Nezahualcóyotl Zúñiga y Rafael Boudio) liberan al criminal.
La madre de la víctima, Marisela Escobar, organiza un movimiento cívico exigiendo justicia y recorre las calles por varias ciudades. Luego establece un campamento frente al palacio del gobierno de la capital del estado de Chihuahua; en el noveno día de su plantón Marisela es asesinada a la luz del día y a las puertas del palacio de gobierno.
Días más tarde el comercio de la familia de Marisela es incendiado.
Durante 2010 fueron denunciados 1,368 feminicidios en el territorio mexicano ¿Cuántos de ellos han sido castigados?