lunes, enero 10

El comunicado: Ahora imaginación, audacia y generosidad

Después de semanas de espera, de años de conflicto, sangre, sudor y lágrimas llega el comunicado de ETA. A expensas de una lectura más profunda no parece que sea el definitivo, al menos el definitivo para que la paz se considere alcanzada. Nadie con dos dedos de frente será hoy lo suficientemente ingenuo para creer que iba a ser así. Un conflicto tan profundo, con tantas heridas abiertas, de tantos años de duración no acaba en dos días o en dos comunicados. Pero indudablemente es un pequeño, o grande según quién lo interprete, avance.

La presión internacional, la de sus propias bases más su situación de derrota militar les ha obligado a redactarlo así, aunque a mí al menos me gustaría que también tuviera una dosis de reflexión política, que les haya conducido a pensar que el terrorismo ni ética ni políticamente es viable en éste país (ponga aquí cada cual lo que quiera).

Que ETA confirme una tregua permanente, general, y verificable internacionalmente satisface el mínimo minimorum exigible, aunque no el suficiente y necesario para que el gobierno permita la presencia de Batasuna en las próximas elecciones de Mayo.

Falta algo, y lo que falta lo debe poner por una parte la Izquierda Abertzale dejando clara su voluntad de caminar por la senda democrática y contraria a cualquier tipo de violencia, o sea con altura de mira política, con valentía, audacia y generosidad. La misma que cabe pedir al gobierno de mi partido, así como dosis de audacia para buscar las fórmulas que permitan su participación electoral.

Ahora nos esperan unas semanas de cocina que no es deseable se haga con luz y taquígrafos sino más bien con precaución, sensatez y discreción. Los puentes están construidos, el comunicado los hace más sólidos, y sólo falta la decisión de cruzarlos para buscar el necesario entendimiento. Ése que ahora es totalmente posible.

No es el mejor momento, con una crisis económica debilitando a marchas forzadas al gobierno que debe llevar las riendas del tema y con una oposición que no va a permitir ningún avance, temerosa de que eso les pueda alejar el pastel de la victoria que tan cerca tienen. El PP va a poner todas las trabas posibles para evitar que la paz llegue, por eso es tan imprescindible la discreción en todos los movimientos que se den a partir de este momento, para evitar que dinamiten (ellos también saben hacerlo) cualquier avance.

Lo ocurrido en la tregua anterior, la desconfianza creada por el inmenso error que ETA cometió con el atentado de la T4 tampoco ayuda. Por eso lo de la generosidad.

Por parte de la Izquierda Abertzale se le viene una inmensa responsabilidad. Saben que el comunicado no es suficiente y ahora todas las miradas, especialmente las del gobierno, están puestas sobre ellos. Les toca cumplir escrupulosamente las exigencias reflejadas en la Ley de Partidos, en lo jurídico y también en lo expositivo. Deben dejar muy claro su intención de que están en contra del uso de la violencia como instrumento político y lo deben decir y escribir alto y claro.

Después le tocará al gobierno permitiendo su comparecencia electoral y tomando medidas concretas, especialmente sobre presos. La salida de Otegi de la cárcel me parece imprescindible, ya que es quien debe liderar este trayecto, porque es quien lo ha hecho posible y el que más cree en él. Por eso sería ilógico y erróneo que no lo pudiera hacer en libertad.

A los que de una manera u otra hemos colaborado con nuestro grano de arena en que esto haya sido posible nos queda la satisfacción de que al fin la salida del túnel se vea en la lejanía. Éste 2011 que tan mala pinta tenía empieza con una buena noticia, ojala durante su andadura nos traiga alguna más especialmente en el terreno económico y en concreto en aspectos como el paro.

Ahora amigas y amigos a disfrutar este día y a seguir trabajando para que la paz sea posible. Ahí hemos estado, ahí estamos y ahí estaremos. Con audacia, imaginación, diálogo y generosidad, mucha generosidad.

4 comentarios:

  1. Un primer paso. Vendrán otros y la ansiada paz llegará. Y con ella un sin fin de parabienes. Gracias por tu escrito que comparto plenamente.
    Silvia

    ResponderEliminar
  2. Comparto plenamente tus palabras y te doy las gracias por tu valentía en tiempos difíciles para la decencia y la coherencia un beso
    cristina del valle

    ResponderEliminar
  3. Estoy totalment de acuerdo en qué Otegui és el máximo impulsor de la paz i el fin de la violencia.
    Pero está en la cárcel, y así no se puede llegar a ningun acuerdo de paz, en el que uno de los negociadores está preso por sus ideas, y a pesar de qué las ha matizado i madurado.
    La paz está lejos, pero mas cerca hoy que ayer.

    ResponderEliminar
  4. Por eso amigo lo de la audacia y generosidad. El gobierno debe esntender que esta etapa necesita a Otegi en libertad para limar las aristas que aún existen.

    ResponderEliminar