domingo, enero 31

viernes, enero 29

Quique González - La luna debajo del brazo

INCONGRUENCIAS (Artículo que publico hoy en DEIA)

Según el diccionario de la Real Academia Española, incongruencia es falta de conveniencia, de coherencia, o de relación lógica. Cualquiera de las tres acepciones vienen bien a la hora de definir ciertos comportamientos, cada vez más numerosos, sociales, y lo que es peor aún políticos. Desde que Francis Fukujama escribió su ya famoso libro “El fin de la historia, y el último hombre” en el que sostenía que la progresión de la historia humana como una lucha entre ideologías estaba llegando a su fin, todos los pensadores de la derecha mundial, y como no podía ser menos de la de nuestro país, pero lamentablemente también la mayor parte de los de la izquierda, se empecinan en darle la razón. Lo que resulta mucho más preocupante es que no sólo ésta peligrosa (para los desfavorecidos) epidemia afecta a los pensadores y por tanto a la teoría, sino que progresivamente va impregnando a los políticos y como consecuencia a la práctica, al hacer cotidiano. Cada vez existe más confusión entre las teorías y las prácticas de la derecha y la izquierda que a menudo se confunden, y la incongruencia de que gentes de izquierdas defiendan postulados de derechas abunda en cualquier dirección en la que nos movamos. Pongamos algún ejemplo, el primero de ellos el escándalo del Ayuntamiento de Vic que ha llenado en los últimos días páginas de periódicos, aperturas de informativos de radio y televisión, así como tertulias y comentarios de todo tipo y color:

Que Josep Anglada y sus energúmenos del fascistoíde PxC-Plataforma por Cataluña hayan esgrimido argumentos racistas y xenófobos para intentar evitar el empadronamiento de ciudadanos de su pueblo (porque se trata de ciudadanos, no sólo de emigrantes) es preocupante, más aún por el incremento de apoyo a esas tesis que se palpa en la sociedad catalana, pero que estos argumentos se apoyen por activa o por pasiva, por acción u omisión por partidos de larga tradición democrática, incluso de izquierdas, es una inadmisible incongruencia.

Recordar que su Alcalde pertenece a Unión Democrática de Cataluña, un partido muy relacionado con la iglesia, miembro de la Democracia Cristiana Europea; y supongo que de acuerdo con sus idearios, defensor de los derechos humanos de las personas, porque los emigrantes que pretende excluir, ignorar, son personas. ¿O no señor Alcalde? Al hilo de esta militancia del señor Vila d´Abadal cabría preguntar a los obispos de la Iglesia española: ¿A este señor le van a retirar también el derecho que como cristiano tiene a comulgar? Porque no parece que lo que ha intentado hacer esté muy de acuerdo con sus principios básicos. Otra nueva incongruencia.

Pero a él y a sus cómplices, a los que como él han defendido en la derecha y en la izquierda esta aberración cabría preguntarles, partiendo de que seguro estarán manifestando su solidaridad incondicional con los damnificados de Haití: ¿empadronaría a los habitantes de Puerto Príncipe que llegaran aquí sin papeles huyendo de aquel infierno? ¿Los habría empadronado el día anterior al seísmo? O lo que es peor, les preguntaría: ¿qué diferencia hay entre los haitianos, y los senegaleses, congoleños, chinos, o jamaicanos, que huyendo de sus otros infiernos le solicitan un papel, para tener acceso a derechos básicos como la sanidad o la educación? Incongruencia añadida a la hipocresía, además de otros calificativos que tendría que ver con épocas que conocí muy de cerca, y que les acercan a todos ellos a los postulados del señor Anglada.

¿Todo eso por qué? ¿Sólo porque sus servicios de prospección electoral les dicen que la sociedad camina hacia esas demandas? Eso puede valer para una derecha oportunista y heredera del franquismo como la que sufrimos aquí, pero en ningún caso debería serlo para la izquierda, esa que plantea en sus principios ideológicos que no trabajamos sólo para interpretar la sociedad sino que lo hacemos para transformarla. Si la sociedad se dirige hacia planteamientos racistas y xenófobos no podemos, no debemos seguirla e intentar competir electoralmente con PxC, sino que debemos luchar por evitarlo aunque eso no sea electoralmente rentable. Es preferible perder las próximas elecciones antes de ser incongruentes, o lo que es peor, traidores a nuestros principios. Esta es una reflexión que no sólo debe hacer la izquierda catalana, sino que debe ampliarse a la de todo el estado.

Después de Vic descubrimos que Torrejón de Ardoz en la comunidad de Madrid, también estaba implicado en esta especie de genocidio social. Allí gobierna el PP, pero ahora vemos que se estaba produciendo un silencio cómplice de la izquierda que sólo ha reaccionado al calor de la batalla que ha producido el escándalo del ayuntamiento catalán. Incongruencia, de nuevo incongruencia.

Incongruencia también en la reacción que he habido ante el desatino ocurrido en la CEOE. Que su Presidente Gerardo Díaz Ferrán sea el causante del desaguisado producida con la quiebra de Air Comet del que era propietario, y que lo siga siendo en este momento es para record Guinness a la incongruencia. ¿Y con este elemento se piensa participar en el diálogo social, después de dejar a sus trabajadores en la calle, y a centenares de pasajeros sin llegar a su destino?

Incongruencia en la Iglesia española, con su posición reaccionaria frente derechos básicos como el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo, o en temas educativos, y más aún con la elección del nuevo obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla en contra del criterio de casi toda la iglesia guipuzcoana, desde los sacerdotes a los fieles. Con el agravante de que su entrada ha sido como la de un elefante en una cacharrería, provocando una polémica ilógica con sus primeras declaraciones sobre la catástrofe de Haití.

Dejo para el final el tema más polémico. Incongruencia en las reacciones que he generado el último comunicado de la banda terrorista ETA. Es cierto que desde el atentado de la T 4 su credibilidad (si es que tenía alguna) está bajo mínimos, también lo es que la izquierda abertzale sigue sin ser capaz de romper las cadenas que le inmovilizan que la estrangulan impidiendo su desarrollo político, pero no podemos obviar que en su seno se está produciendo un fuerte debate en el que los demócratas debemos incidir favoreciendo las tesis favorables al cese definitivo de la violencia. Eso sólo se producirá si destensamos de vez en cuando la cuerda, para evitar que se rompa. Los yankees son expertos en lo que denominan la política de “palo y zanahoria”. Sólo con el palo no se solucionan los conflictos, de acuerdo que se está demostrando la eficacia de la presión policial, judicial, y de colaboración internacional sobre los violentos y su entorno, pero también es necesario e inteligente dar una zanahoria de vez en cuando. Quizás ahora sea uno de ellos.

Incongruencias, demasiadas incongruencias, en un mundo donde cada vez es más difícil mantener la coherencia, la honestidad y la lealtad con las ideas, con los fundamentos ideológicos. Resulta caro, carísimo intentarlo, pero seguro que a la larga será rentable.

jueves, enero 28

lunes, enero 25

"I Told You So" Carrie with Randy Travis

¿Soy libre para expresar en éste mi espacio todo lo que siento en este momento al escuchar esta canción? Indudáblemento no. ¿Debo hacerlo? Siempre que uno se desnuda en público, y este espacio lo es, no sólo se siente un cierto pudor a pesar del exibicionista que todos llevamos dentro, también lo que se dice afecta a terceras personas, a las que quizás hagas feliz o las produzcas daño. Siempre he sido un poco bocazas, debo reconocerlo, algunos lo llaman sinceridad y otros mala educación, para algunos la libertad de expresión es simplemente un delito. Bueno...después de este rollo escuchar esta canción y si alguna o alguno siente algo profundo al hacerlo, quizás tengamos algo en común: que somos capaces de sentir.

jueves, enero 21

Rufus Wainwright - KATE McGARRIGLE - Somewhere Over The Rainbow

Kate y Rufus, grandes, grandes. Qué maravilla!

Kate and Anna McGarrigle : Ce Matin

En homenaje a Kate. Se van las buenas y quedan los canallas. Nos queda su música y dos grandes músicos en sus hijos.

HA MUERTO KATE McGARRIGLE

Es posible que algunos solo hayan entendido que ha muerto la madre de Martha y Rufus Wainwright, pero la desaparición de Kate McGarrigle en la tarde del pasado lunes tiene una significación mucho más profunda. Es la pérdida de uno de los emblemas del folclore de su Canadá natal y de la música de raíces en su conjunto. Bien es cierto que junto a su marido de entonces, el también cantautor Loudon Wainwright III, infundieron su amor por la música a sus hijos que ahora tienen la oportunidad de acceder directamente a ese legado.

Nacidas en St. Sauveur-des-Monts, de la provincia canadiense de Quebec, Kate y su hermana Anna, conocidas como las McGarrigle Sisters, empezaron actuando en los pequeños cafés de Montreal durante la década de los 60 como el cincuenta por ciento de Mountain City Four. Pero sería su habilidad para componer canciones elegidas por ciertos músicos de prestigio lo que les hizo ganar una notable popularidad. Linda Ronstadt, por ejemplo, tituló su último disco en Capitol con el de una composición de Anna, Heart Like A Wheel, poco antes de que las dos hermanas editaran su álbum de debut, Kate And Anna McGarrigle, que impulsó a artistas como Emmylou Harris o Judy Collins a versionar algunos de sus temas e hizo que la crítica especializada llamara la atención sobre su extraordinaria delicadeza interpretativa, fundiendo las culturas francófona y anglosajona. Habían grabado juntas una decena de álbumes fundamentales para seguir el desarrollo de lo que conocemos como Americana Music.

Diez años de colaboración en DEIA

El 1 de Diciembre de 1999 aparecía en Deia un artículo mío titulado “Abrir diálogos antes imposibles”. Era el inicio de una colaboración que cumple ahora diez años. No sé exactamente por qué, pero las efemérides se miden por el mágico cinco. Por eso éste es una especie de homenaje a todos los que he escrito durante ese tiempo.

He releído ese artículo escrito un día especialmente oscuro, en el que ETA anunciaba la ruptura de una tregua que tanta ilusión había despertado. Es curioso, o quizás debo decir descorazonador, comprobar que algunos de los deseos que reflejaba en él aún están por cumplirse, quizás más alejados que entonces. En ese artículo defendía para evitar el final de ese periodo de esperanza se debían hacer con urgencia movimientos definitivos sobre el acercamiento de presos, acercar posiciones, actitudes generosas, construir puentes entre las dos orillas, diálogo entre diferentes incluso entre los muy diferentes, búsqueda de soluciones imaginativas y generosas, dar una oportunidad a la paz…..,encontrar nuevas fórmulas para solucionar viejos problemas…..,construir pistas de aterrizaje para esa paz…., abrir diálogos antes imposibles. En aquel momento sonaban a deseos difíciles de alcanzar, ahora parecen inalcanzables, utópicos.

Machaconamente durante estos diez años he ido repitiendo los mismos mensajes, los mismos deseos, quizás con la ingenua ilusión de que como la lluvia fina pudieran empapar a quienes tienen capacidad para tomar decisiones. Hoy y ahora aún no lo he conseguido, aunque como los viejos roqueros sigo “erre que erre” inasequible al desaliento, cada vez con menos fuerza, y con menos ilusión. Consciente de que en aquel momento éramos pocos los que defendíamos estos planteamientos, y ahora en lugar de ir sumando apoyos casi no veo a nadie cerca, incluso a veces siento que me encuentro solo en este empeño.

Diez años de colaboración con un periódico que me ha abierto sus páginas para escribir con plena libertad, sobre lo que he querido y como he querido. De todo, desde el comentado “conflicto vasco”, hasta mis reflexiones y recuerdos más profundos. Sobre música -recuerdo uno sobre Quique González que tuvo su eco en una revista tan prestigiosa como Rolling Stone-, o cine. Temas políticos y sociales, como el de esa lacra del siglo XXI: el acoso psicológico en el trabajo o Mobbing, que tuve la desgracia de sufrir en primera persona. Reflexiones surgidas del cerebro pero también desde el corazón. Incluso en algunas ocasiones desde las vísceras, como los dedicados a las muertes de mis queridos y recordados compañeros Juan Mari Jáuregui y Ernest Lluch. Cuanto os echamos de menos en este momento donde tanto se necesitan gentes como vosotros.

Otros con polémica como la que mantuve con algunos radicales del tipo de Aurelio Arteta o Fernando Savater, incluso éste último dedicaba un capítulo de uno de sus libros a descalificarme con un título significativo: “Los puentes del señor Úriz”.

Me queda la satisfacción de que alguna terminología ha calado en la forma y en el fondo. Términos como “choque de trenes”, “construir puentes”, “pista de aterrizaje”, o “euro región” hoy se utilizan frecuentemente, e incluso ésta última que mereció enmiendas que tuve la osadía de presentar en los últimos tres congresos socialistas, está siendo confirmada por el mismo Lehendakari con acuerdos que debieran ser más amplios si en Navarra se hubiera consolidado el gobierno que pudo, debió ser y no fue.

Han sido diez años inolvidables en los que recuerdo con agradecimiento la labor profesional y personal de quien me trajo por estos lugares: Félix Macua, y también de sus sucesores en esto tan difícil en un periódico como es llevar con rigor y pluralidad la sección de opinión.

Diez años en los que me ha dado cuenta de cómo se sigue, se analiza con lupa lo que aparece en este periódico, más aún con la aparición de los diarios digitales. No será la primera ni la última vez que mis artículos han sido criticados, vapuleados, por algunos de mis compañeros o en medios de comunicación que ignoran que la libertad de expresión es fundamental para la democracia. ¿Por qué no puede un socialista escribir habitualmente en un medio de comunicación del ámbito nacionalista? Sería mucho más grave hacerlo en uno que se distinga por sus posiciones de derechas e incluso de extrema derecha, como lamentablemente hacen otros.

Han pasado muchas cosas en estos diez años, demasiadas de ellas desagradables. Este mundo y esta sociedad me gustan menos que los de entonces, y lamentablemente van a peor. Cada vez son más escasos valores que hace años eran imprescindibles, especialmente en gentes de izquierda. Solidaridad, sensibilidad, libertad, amistad, amor, respeto, diálogo, están en vías de extinción. Los sentidos se van atrofiando, todo se “consume” deprisa. Se come deprisa sin saborear, se hace el amor deprisa, eliminando el juego previo, se escucha música, se lee o se ve cine deprisa. En definitiva se vive (?) sin tiempo de reflexionar. Sólo espero que dentro de otros diez años, si sigo aquí, pueda decir que se está cambiando a mejor, pero ahora en estos momentos soy muy pesimista.

No sé si los Mayas tendrán razón y el 21 de Diciembre de 2012 sucederá un cambio de era, no creo que sea el fin del mundo pero quizás sí sea el fin de este mundo. Ojala que el que venga resulte mejor, seguro que lo será si como predicen algunos sea el de la mujer, después de que el predominio del hombre haya sido tan nefasto. Que no sigamos en el absurdo intento de destruir nuestra casa, ni de ignorar el sufrimiento de una parte importante de los habitantes de nuestro planeta, aunque a veces de manera hipócrita nos salga la vena solidara con catástrofes como las de Haití, cuando el día anterior pasábamos de lo que allí estaba pasando.

Ligándolo con la polémica que inunda nuestros informativos: ¿El Alcalde de Vic, y todos los que lo apoyan, empadronaría a los habitantes de Puerto Príncipe que llegaran aquí sin papeles huyendo del infierno? ¿Los habría empadronado el día anterior al seísmo? O lo que es peor, le preguntaría que si partiendo de que estoy convencido de que en estos momentos mostrará su solidaridad con los afectados: ¿qué diferencia hay entre los haitianos, y los senegaleses, congoleños, chinos, o jamaicanos, que huyendo de sus otros infiernos le solicitan un papel para tener acceso a derechos básicos como la sanidad o la educación? Hipocresía, además de otros calificativos que tendría que ver con épocas que conocí muy de cerca. Como aclaración la pregunta no iría dirigida exclusivamente al Alcalde de Vic, también la extendería a sus cómplices, algunos lamentablemente próximos ideológicamente.

Pero no voy a acabar de forma pesimista lo que comenzaba como una celebración. En los últimos tiempos se han dado algunos acontecimientos que dan pie a la esperanza. El triunfo del PSE aquí, su nueva política de ir destensando este país con los puentes que parece tender últimamente hacia el mundo nacionalista, los movimientos profundos que parece se están produciendo en el mundo de Batasuna a pesar del escepticismo que despiertan (se ve que no escarmiento), el triunfo de Obama en el “imperio” aunque no acabe de confirmar las expectativas ilusionantes que generó, los indicios de recuperación económica, o que a pesar de tener todo a favor la derecha en nuestro país no parece pueda ganar las próximas elecciones, me hacen ver un pequeño rayo de luz en la profunda oscuridad en la que hemos estado sumidos.

En definitiva estoy encantado de llevar diez años trasladando desde allí mis reflexiones, y espero seguir colaborando al menos en intentar construir la “pista de aterrizaje” a la paz.

Gracias Deia por recibirme en vuestras páginas. Gracias por permitir que la pluralidad esté presente en ellas. Así os lo propusisteis, y en mi opinión lo habéis conseguido. Gracias por estos diez años de colaboración.

Canto a la libertad (Labordeta)

¿Está aún hoy en vigor la lucha por la libertad? En mi opinión sí, en lo público y en lo privado, en lo político, en lo social, en lo sentimental, con el único límite de que la libertad de uno llega hasta la del otro, a la que hay que respetar incluso desde la discrepancia, intentando siempre consensuar, dialogar, acordar.

Terrorismo cultural

No estoy de acuerdo con el artículo que un joven socialista Imanol Cobos ha colgado en su blog sobre las corridas de toros, pero lo había colgado en el mío ante la bochornosa campaña que se está haciendo contra él. En este país, en especial en los partidos de izquierdas, algún día deberemos abrir un debate sobre la libertad de expresión, en su forma y en su fondo. Lo he eliminado ahora ya que el autor ha decidido hacerlo también en su blog ante la impresionante presión ejercida sobre él.

¿Qué se puede escribir (otra cosa es lo que se debe y quizás este artículo no se debió escribir nunca) y dónde se puede? ¿Por qué a unos se les permite tanto y a otros tan poco? ¿Es un blog, el muro personal en Facebook, una página web personal, un lugar privado, público, semipúblico? ¿Dónde está el límite, y para quién está el límite? En fin....muchas y variadas cuestiones sobre las que prometo escribir, aquí y allí, pero vuelvo al motivo de mi reflexión, y es que a los jóvenes se les debe pedir algo más que ser seres amorfos, disciplinados, obedientes, correveidiles, o pelotas al peor estilo. Se les debe pedir personalidad propia, aunque transgredan normas establecidas, libertad de pensamiento, que sean heterodoxos, reivindicativos, rebeldes, y los mayores debemos favorecerlo con los límites lógicos en una sociedad democrática.

El caso de Imanol es claro, un joven con personalidad propia (se esté o no de acuerdo con lo que dice), que piensa, reflexiona, lo expresa con libertad en su espacio, y que algunos a los que estorban este tipo de personas libres intentan acallar.

Además se da la ¿casualidad? de que Imanol es uno de los impulsores de Izquierda Socialita de Navarra. Por cierto en la noticia aparecida en el digital del periódico figura la foto de presentación de ISN con los cuatro presentes en allí. Una imagen vale más que mil palabras. Casualidad que coincide con el expediente abierto contra él por JSN por hechos ocurridos hace nada menos que siete meses, y del que espero salga totalmente absuelto si no nos hemos vuelto locos del todo. Demasiado para un joven de 18 años, cuyo principal pecado es apostar por potenciar la izquierda del PSN, y eso parece que en Navarra algunos no pueden consentirlo.

No te calles Imanol, no te calles nunca, que no te callen nunca.

Desde aquí mi apoyo y solidaridad, pase lo que pase.

miércoles, enero 20

EVA CASSIDY - AUTUMN LEAVES

Andrea Bocelli - Las hojas muertas

La música acompaña cada etapa de nuestra vida. Ésta es una especial.

martes, enero 19

Te quiero (versión libre de un poema de Luis Cernuda)

Te quiero

Te lo he dicho con el viento,
jugueteando como animalillo en la arena
o iracundo como órgano impetuoso;

Te lo he dicho con el sol,
que dora desnudos cuerpos juveniles
y sonríe en todas las cosas inocentes;

Te lo he dicho con las nubes,
frentes melancólicas que sostienen el cielo,
tristezas fugitivas;

Te lo he dicho con las plantas,
leves criaturas transparentes
que se cubren de rubor repentino;

Te lo he dicho con el agua,
vida luminosa que vela un fondo de sombra;
te lo he dicho con el miedo,
te lo he dicho con la alegría,
con el hastío, con las terribles palabras.

Pero así no me basta:
más allá de la vida,
quiero decírtelo con la muerte;
más allá del amor,
quiero decírtelo suavemente al oido.

lunes, enero 18

Josh Abbott Band - Good night for dancing

Dedicada a mi amor. ¿Bailas?

Cross Canadian Ragweed - Alabama

Espaldas mojadas - Tam Tam Go!

Música contra la exclusión de los que "no son de aquí". La izquierda de hoy tiene una nueva batalla que librar: frenar a quienes con la coartada de la crisis económica prentenden eliminar los drechos a los "sin papeles". ¿Habrá que frenarles, no? A los Anglada, Rajoy, Aguirre se les frena dando la cara y confrontando nuestros argumentos solidarios, igualitarios, y de izquierdas a los suyos, cada vez más fascistoides.

Charlie Robison - Down Again

Grande Charlie!

Milow - Ayo Technology

domingo, enero 17

Noticia sobre ISN

http://www.noticiasdenavarra.com/2010/01/16/politica/navarra/la-nueva-corriente-interna-del-psn-apuesta-por-recuperar-el-electorado-de-izquierdas-perdido

viernes, enero 8

Quique González - Riesgo y altura

Preciosa canción de un grande de la música actual. Riesgo y altura. ¿Se puede vivir sin riesgo y sin altura? Riesgo en las decisiones sean en materia profesional, política, o amorosa, y altura de miras, o el lugar desde donde disfrutar de ese amor. Es cierto que cuando uno arriesga puede sufrir si fracasa, pero no entiendo un mundo de cobardes, sólo desde la valentía se puede vivir a fondo. Arriesguemos pues, desde la altura.

jueves, enero 7

Hago mías estas reflexiones del escritor Santiago Gamboa

Las mujeres de mi generación son las mejores. Y punto. Hoy tienen cuarenta y pico, incluso cincuenta y pico, algunas más... y son bellas, muy bellas, pero también serenas, comprensivas, sensatas, y sobre todo, endiabladamente seductoras, esto a pesar de sus incipientes patas de gallo o de esa afectuosa celulitis que capitanea sus muslos, pero que las hace tan humanas, tan reales. Hermosamente reales.

Casi todas, hoy, están casadas o divorciadas, o divorciadas y vueltas a casar, con la idea de no equivocarse en el segundo intento, que a veces es un modo de acercarse al tercero, y al cuarto intento. Qué importa…
Otras, aunque pocas, mantienen una pertinaz soltería y la protegen como ciudad sitiada que, de cualquier modo, cada tanto abre sus puertas a algún visitante.

Nacidas bajo la era de Acuario, con el influjo de la música de Los Beatles, de Bob Dylan…. Herederas de la “revolución sexual” de la década de los 6O y de las corrientes feministas,otras con resabios de 'esas épocas.... que, sin embargo recibieron pasadas por varios filtros, ellas supieron combinar libertad con coquetería, emancipación con pasión, reivindicación con seducción.

Jamás vieron en el hombre a un enemigo a pesar que le cantaron unas cuantas verdades!, pues comprendieron que emanciparse era algo más que poner al hombre a trapear el baño o a cambiar el rollo de papel higiénico cuando éste, trágicamente, se acaba, y decidieron pactar para vivir en pareja.

Son maravillosas y tienen estilo, aún cuando nos hacen sufrir, cuando nos engañan o nos dejan. Usaron faldas hindúes a los 18 años, se cubrieron con suéter de lana y perdieron su parecido con María, la virgen, en una noche loca de viernes o sábado después de bailar.
Hablaron con pasión de política y quisieron cambiar el mundo. Aquí hay algunas razones de por qué una mujer de más de 40 nunca te va a despertar en la mitad de la noche para preguntarte…. “Qué estás pensando?” No le interesa lo que estás pensando!!!

Si una mujer de más de 40 no quiere mirar un partido de fútbol, ella no da vueltas alrededor tuyo. Se pone a hacer algo que ella quiere hacer y generalmente es algo mucho más interesante. Una mujer de más de 40, se conoce lo suficiente como para estar segura de sí misma, de lo que quiere, y de con quién lo quiere.

Son muy pocas las mujeres de más de 40 a las que les importa lo que tú pienses de lo que ella hace. Una mujer de más de 40, tiene cubierta su cuota de relaciones “importantes” y “compromisos”. Lo último que quiere en su vida es otro amante posesivo.
Las mujeres de más de 40 son generalmente generosas en alabanzas. Ellas saben lo que es no ser apreciadas lo suficiente. Tienen suficiente seguridad en sí mismas como para presentarte a sus amigas. Solo una mujer más joven e inmadura puede llegar a ignorar a su mejor amiga.

Las mujeres se vuelven psíquicas a medida que pasa el tiempo. No necesitas confesar tus pecados, ellas siempre lo saben. Son honestas y directas. Te dicen directamente que eres un imbécil si es lo que sienten sobre ti. Tenemos muchas cosas buenas que decir de las mujeres de más de 40 y por múltiples razones.

Lamentablemente no es recíproco. Por cada impactante mujer de más de 40,50 inteligente, divertida y sexy hay un hombre con casi o más de 50… pelado, gordo, barrigón y con pantalones arrugados haciéndose el gracioso con una chica de 20 años.
¡¡Señoras….. les pido perdón por ello…..!!!