jueves, julio 8

“Nosaltres decidim, som una nacio”

“Nosaltres decidim, som una nacio” en castellano nosotros (falta nosotras) decidimos, somos una nación, ese es el eslogan de la manifestación convocada el próximo sábado 10 en Barcelona como protesta a los recortes que el Tribunal Constitucional ha hecho al estatuto de Cataluña.

Dicho así no parece tan complicado aceptar este lema, más allá de que como plantea el PSC, con el president Montilla a la cabeza, parece más unitario que sea la senyera la que encabece la marcha, porque no todos los que están en contra del desaguisado provocado por el TC están de acuerdo con el término nación. Eso puede resultar una incongruencia, porque es precisamente ése el que más polémica ha provocado y el mismo está reflejado en el propio estatuto, que muchos de los que ponen reparos han votado favorablemente.

“Nosotros decidimos”. ¿Alguien puede estar en contra de un principio básico de la democracia?, otra cuestión es el ámbito de la decisión y a quién afecte. En este caso no existe problema ya que la tomada en Cataluña, nada menos que por referéndum, coincide con la del resto del estado al ser aprobada igualmente en el Congreso y Senado.

“Somos una nación”. Aquí surge el verdadero problema. Éste fue el punto más polémico a la hora de valorar el estatuto, aunque los problemas de fondo fueran otros (justicia, financiación, etc.). ¿Qué es una nación?: es una pregunta difícil de responder aunque lo que queda claro es la diferencia entre nación a secas y nación-estado, la primera tiene que ver con una entidad socio-cultural, una unión de personas que comparten ciertas ideas, valores, que comparten una historia en común y se puede identificar culturalmente y lingüísticamente, en definitiva es una idea en la mente del humano. En cambio un estado es una entidad jurídica política que se compone de una población permanente, un territorio definido, un gobierno, con capacidad de entablar relaciones con otros estados, que tiene sus propias leyes, ejército, fronteras, idioma, en definitiva un estado es una realidad política. Las naciones existen, mientras los estados se crean.

¿Existe por tanto contradicción entre una España como nación de naciones con un estado común? Según estas definiciones parece que no. Se puede entender a Cataluña como una nación y al mismo tiempo considerar que es parte de España.

¿Por qué entonces tanta bronca con el eslogan de la manifestación del sábado?: porque lo que está en juego no son los principios ideológicos sino la visión que todos los partidos tienen puesta en las próximas elecciones, autonómicas en Cataluña, y autonómicas, municipales y generales en España. Esa es la clave.

Por eso los que nos guiamos por el análisis puramente intelectual y no electoralista no tenemos ningún problema en acudir a esa manifestación detrás de esa pancarta, de una senyera, o de la bandera del estado español, porque lo que realmente reivindicamos es que un estatuto como el de Cataluña, aprobado por su parlamento, por el de todos los españoles, y por referéndum libre de sus ciudadanos no se puede ni se debe cambiar, y menos por un TC en el que dependiendo quien esté saca una resolución u otra. ¿Qué habría pasado si el día en el que se decidió se hubiera producido ya el relevo de los miembros cesantes y la mayoría conservadora-progresista hubiera cambiado? ¿Sería más o menos constitucional el Estatut entonces?

En definitiva el sábado estaremos en Barcelona, con la pena de faltar al ambiente sanferminero, defendiendo lo que se ha decidido libremente, independientemente de las diferencias que tengamos, que las tenemos, sobre la interpretación del término nación, o de que discrepemos por la manipulación que ha practicado la entidad convocante Ómnium por su visión cortoplacista y miope poniendo en riesgo la necesaria unidad de acción.

1 comentario:

  1. Encantado de conocerte José Luis, a través del blog de antondensi.
    Veo que eres una persona de ideas claras, por ahí vamos bién, ya que como puedes ver en el blog de ANtonio (y Otros), lo que abunda en Martorelles son los comentarios "destryer".
    Cuando te refieres a la discusión sobre el término Nación, está claro que en España podria caber muy bién la plurinacionalidad, pero la historia de España continuamente ha torpeado cualquier intento de proyecto en este sentido. Además, ninguna fuerza política o corriente democratica hace proselitismo sobre confederacion de pueblos, federalismo, etc.
    Luego, no queda otro camino -como muy bien confirma el T. Constitucional-, que aventurarse a la indepencia.
    Naturaleza obliga....

    ResponderEliminar