miércoles, diciembre 30

I Can't Make You Love Me by George Michael

Una dedicatoria muy especial. Feliz año 2010 amada.

Orfeón donostiarra - MAITE

Cómo se puede felicitar el nuevo año sin pedanterías o inventos de los que circulan por la red a miles? Pues así, con esta preciosa canción, y con los deseos sinceros de que el próximo año os sea propicio, mejor que el que nos deja. A todas y todos, me querais bien o mal, es igual, porque por encima de todo sois personas que supongo que alguna razón habrá para que os merezcáis ese deseo.
Ser felices, no odieis, sólo procurar disfrutar mirando hacia adelante.

martes, diciembre 29

Los Secretos.- Ojos de Gata

Cuantos sentimientos, cuantos recuerdos, cuanta sensibilidad, cuanto.....

sábado, diciembre 26

domingo, diciembre 20

Rebel Hearts - "Jesse Dunn"

Otra preciosa canción descubierta gracias a ese expléndido programa de radio "Toma uno" que hacía tiempo no oía. Como otras muchas cosas las he abandonado sin darme cuenta que ya formaban parte de mi vida, y que su ausencia me empobrecen. Vuelvo pues a ello, de momento sólo a esto. Ya sé que lo he repetido muchas veces, pero supongo que alguna vez tendrá que ser, y quizás sea esta.

martes, diciembre 8

Estatut: ¿Hacia una crisis de Estado? por Enrique Curiel

LA realidad no es discutible: en un ambiente de degradación política casi insoportable, España, todos nosotros, nos podemos ver abocados a una crisis política e institucional sin precedentes desde la aprobación de la Constitución de 1978. La impericia y la ausencia de responsabilidad del presidente del Gobierno y del líder de la oposición, por su falta de iniciativa y su incapacidad para estar a la altura de las circunstancias, nos pueden llevar a un callejón sin salida ante una decisión que condiciona el futuro colectivo de los españoles en una cuestión de especial trascendencia.

Al parecer, solamente ahora, tras la publicación de una editorial colectiva por parte de los medios de comunicación de Cataluña, algunos se han percatado de la dimensión y profundidad de la crisis que tenemos ante nosotros como consecuencia de la posible sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut de Catalunya.

El presidente Zapatero ha dicho que "leyó con interés" el texto publicado y el líder de la oposición guardó un silencio sepulcral aludiendo a sus manifestaciones anteriores ya conocidas. Sin embargo, todos nos percatamos de la gravedad de la situación planteada. Si los dos políticos con mayor responsabilidad institucional en nuestro sistema de gobierno parlamentario se limitan a lo dicho, quizá sería oportuno que fueran pensando en su propio relevo atendiendo a su impotencia política. El choque de legitimidades que se puede producir entre instituciones determinantes de nuestro ordenamiento constitucional provocaría un deterioro sin precedentes en el consenso social existente en torno a la Constitución de 1978 y un conflicto en la sociedad española que jamás imaginamos los que tuvimos algo que ver con el proceso de transición democrática.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Por qué se ha permitido por acción o por omisión el deterioro del máximo Tribunal? ¿Qué salidas tenemos?

1. Se insiste por parte de muchos responsables políticos de que debemos respetar el Estado de derecho y el sistema de toma de decisiones previsto en la Constitución. "Dejemos trabajar al Tribunal", se insiste. Muy bien. De acuerdo. Pero cumplamos todos íntegramente lo dicho. Porque los primeros que han permitido el incumplimiento manifiesto de lo previsto en el artículo 159.3 de la Constitución, que obliga a la renovación de los doce miembros del TC "por terceras partes cada tres años", son lo que ahora se encogen de hombros y que debieron de tomar la iniciativa para cumplir lo previsto en el citado artículo 159 impulsando la negociación necesaria.

Precisamente, la renovación a la que se refiere la Constitución no es caprichosa. Se trata de que la diferentes y alternativas corrientes doctrinales y mayorías parlamentarias se puedan ver reflejadas, que no representadas, en el TC y en sus sentencias. El bloqueo impuesto por el PP a la renovación de los cuatro magistrados propuestos por el Senado y cuyo mandato expiró en 2007 desnaturaliza y vulnera la previsión constitucional. ¿Se cumple así el Estado de derecho? ¿Por qué no dimiten de inmediato esos cuatro magistrados? ¿Por qué los dos partidos mayoritarios guardan silencio sobre la situación creada mientras se escandalizan y estremecen por el trámite en la elección de una senadora de Alicante cuyo derecho era indiscutible?

Lo cierto es que el Partido Popular decidió hace tiempo manipular y perpetuar una composición del TC que considera apropiada e influenciable para derribar el Estatut de Catalunya.

2. El temor que tenemos muchos de los que participamos en el debate y votación del Estatut en su trámite parlamentario se refiere al peligro de que nos encontremos con una sentencia ideológica contra el texto aprobado por las Cortes generales y posteriormente plebiscitado. Dicha sentencia estaría determinada o condicionada por las convicciones de algunos magistrados del Tribunal nada proclives al sentido profundo que encierra el Título VIII de la Constitución y a su desarrollo.

Llegados a este punto es preciso insistir en que los magistrados tienen que dejar en la puerta del Tribunal sus ideologías políticas, religiosas o convicciones sociales, para remitirse de forma estricta y única a dictaminar sobre la congruencia y constitucionalidad de una norma. Siendo muy respetables tales convicciones, carecen de todo interés y eficacia para el ciudadano común y para pronunciarse sobre la viabilidad de una norma y para saber si se ajusta a lo deseado por la Constitución.

Porque ésa es la clave del debate. ¿El Estatut se ajusta a lo deseado por la Constitución y a la interpretación auténtica del legislador al elaborarlo? Porque como dijo Pedro Jover en el libro La izquierda y la Constitución, "la tutela de la Ley Fundamental no es una labor mecánica, que pueda desarrollarse de forma aséptica; en el mejor de los casos, el órgano encargado de realizar dicha tarea deberá interpretar tanto el precepto constitucional como el acto sometido a control; por lo que, en realidad, lo que se tutela no son los principios constitucionales, sino una determinada concepción o idea de dichos principios". Nada más cierto.

3. Por último y desde la perspectiva citada, ¿no cabe en nuestra Constitución que el preámbulo del Estatut afirme que "El Parlamento de Cataluña, recogiendo el sentimiento y la voluntad de la ciudadanía de Cataluña, ha definido de forma ampliamente mayoritaria a Cataluña como nación"? ¿Acaso se olvida que el artículo 1 del texto estatutario establece que "Cataluña, como nacionalidad, ejerce su autogobierno constituida en Comunidad Autónoma de acuerdo con la Constitución y con el presente Estatuto" que es su norma institucional básica?

Lo cierto es que el artículo 1 del Estatut despeja cualquier duda sobre la aceptación por parte de Cataluña del artículo 1.2 de la Constitución al determinar que "La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado". ¿Cuál es el problema? Espero que nadie se ampare en una doctrina superada hace tiempo que establecía una relación jurídica directa y mecánica entre el concepto de "nación" y los derechos de secesión, independencia o segregación política. Aquí estamos hablando de autogobierno.

Esperemos que tras treinta años de desarrollo autonómico, consenso y respeto a la voluntad de los ciudadanos, nadie intente trasladarnos a las pesadillas ya vividas durante los últimos doscientos años.

Allison Moorer - A Soft Place to Fall

Política: El arte de lo posible y de lo imposible

Suelen definir la política como el arte de hacer posible lo que parece imposible, y aunque parezca contradictorio también es tomando la frase justo al contrario, o sea ser capaces de convertir lo que en principio resulta inalcanzable en algo perfectamente realizable.

Desde Navarra y desde Euskadi constantemente estamos haciendo movimientos políticos que confirman ambos axiomas, por cierto sin que la sociedad se escandalice por más que algunos partidos y sus dirigentes se empeñen en sí hacerlo.

En los últimos tiempos la conformación de un nuevo gobierno presidido por Patxi López, y la frustrante experiencia del casi gobierno PSN-Na Bai en Navarra durante el azaroso verano de 2007 condujeron a un escenario de desencuentro y confrontación, entre quienes deberían estar condenados a entenderse si realmente se quiere finalizar con éxito nuestra Transición, aún incompleta por culpa de lo que ocurre por estas tierras.

Parecía que en Euskadi iba a resultar imposible recomponer la comunicación entre el PSOE y el PNV, pero las paradojas de la política han traído varios hechos, que aunque hayan pasado prácticamente desapercibidos por la vorágine informativa en la que estamos inmersos gracias a la profunda crisis del PP, y a la terrible experiencia del secuestro del Alakrana, tienen una importancia vital que quizás haya que observar con una cierta distancia en el tiempo. Estas dos circunstancias han sido el apoyo del PNV a los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año 2010, el acuerdo para el “blindaje” del concierto económico vasco, la aprobación por parte de Na Bai (por cierto con un voto que resultó fundamental) de la LOFCA, Ley Orgánica de Financiación Autonómica, y por último el acuerdo PSOE-PNV para aportar una partida de dos millones de euros para financiar el funcionamiento de las Ikastolas de Navarra.

Todo ello más las declaraciones cada vez menos beligerantes, más prudentes y cercanas de Iñigo Urkullu y Patxi López, hacen que el escenario haya dado un giro radical y que la posibilidad de entendimiento estratégico entre ellos pueda estar cada vez más cercana. Ojala.

Salvar al Gobierno de situaciones tan comprometidas como los Presupuestos o la LOFACA merecen en el futuro próximo o menos próximo una actitud mucho más generosa por parte de éste ante los planteamientos de los nacionalistas vascos, allí en Euskadi, y aquí en Navarra. Generosidad que posibilite abrir un nuevo tiempo especialmente después de las elecciones de 2011. Ese es el gran reto de todos, porque ya va siendo hora de que certifiquemos el final de esa Transición con nuevos acuerdos más actuales, modernos e imaginativos, que conduzcan a una nueva relación centro-periferia, y posiblemente a la tan ansiada paz. Pero eso ya es para otro artículo.

Resulta cuando menos curiosa la poca beligerancia del PP en estos temas, quizás porque bastante tenían con centrarse en sus numerosos broncas internas con un Rajoy absolutamente debilitado, o en los casos de corrupción que les parecen por los distintos lugares de nuestro país, por cierto que algún día los partidos, todos los partidos, deberán reflexionar sobre qué estructuras (más propias del siglo XIX), y qué normas de funcionamiento siguen manteniendo para que estas cosas ocurran sin que existan mecanismos internos que las eviten.

Sólo en Navarra UPN y el PP, han puesto el grito en el cielo con el tema de la financiación de las ikastolas. Por cierto y para variar con contradicciones internas, opinando Miguel Sanz que le parecía fenomenal llegara dinero a nuestra comunidad aunque fuera para los “vascos”, y lo contrario Yolanda Barcina y sus gentes comenzando por su diputado Carlos Salvador, que en un ejercicio de cinismo político, o lo que sería aún más grave de desconocimiento de la realidad señalaba: "es una injerencia en la autonomía de Navarra. Algo a lo que ya nos tienen acostumbrados los nacionalistas, que como no logran alcanzar el Gobierno foral porque no tienen el apoyo de los ciudadanos, buscan alternativas que chocan contra nuestra autonomía para tratar de influir en nuestra Comunidad, pero lo más grave es que ahora cuentan para ello con el apoyo del PSOE". Ignoraban Barcina y Salvador que en años anteriores ya existían estas ayudas (de 1,8 millones este año 2009), pero en este caso provenientes del Gobierno Vasco lo que debiera suponer según sus tesis una injerencia más grave para el navarrismo vigente en UPN.

Miguel Sanz y especialmente su sucesora Yolanda Barcina quizás vean con temor en este acuerdo el inicio de un nuevo tiempo, y la posibilidad de que en el 2011 aquella experiencia frustrada para acordar un gobierno de progreso en Navarra pueda hacerse realidad. El “navarrómetro” recientemente conocido apunta a que poco se mueve el escenario político, es una foto fija desde hace varios años, pero no contempla dos elementos fundamentales para que eso pudiera ser posible: que Aralar se presente en solitario, lo que permitiría al PSN ser segunda fuerza política y liderarlo con la autorización, esta vez sí, del PSOE, y que un nuevo proceso de paz se abra permitiendo a la izquierda abertzale radical poner en práctica su nuevo proyecto con EA y otros, permitiendo su entrada de nuevo en el Parlamento de Navarra. La suma de estas dos circunstancias abriría la posibilidad de un nuevo escenario político favorable a un cambio de gobierno demandado por amplias capas de la sociedad navarra.

Por último hay una noticia reciente que tiene que ver con el empeño que tienen algunos en intentar hacer imposible lo que simplemente es natural. Intentar judicializar constantemente la actividad política conduce generalmente a callejones sin salida, y la maniobra para intentar imputar al Alcalde de Villava Pello Gurbindo un delito de “enaltecimiento del terrorismo” por conceder al portavoz de la ilegalizada ANV el lanzamiento del cohete de inicio de sus fiestas de este año, además de poder resultar una posible aberración judicial, supone un error político tan grave como el que cometió él al tomar esa decisión. Aquella decisión fue torpe y errónea, tuvo su contundente respuesta política criticándola con dureza, pero de ahí a que suponga un delito hay mucha distancia. Abrir ese camino resulta tremendamente peligroso, porque cualquiera de los que escribimos habitualmente en este medio desde posiciones heterodoxas podemos encontrarnos en un momento dado en su misma situación. Además produce una sensación confusa, haciendo aparecer a los que apoyan a los violentos mucho más numerosas de los que son, precisamente cuando se encuentran en un momento de debilidad extrema, cualitativa y cuantitativamente hablando. ¿Cómo se puede acusar a Pello Gurbindo de enaltecer la violencia? Discrepo profundamente con algunas decisiones que ha tomado, entre ellas la comentada, pero sé que es un defensor radical de la paz, y también de que los planteamientos políticos (los suyos son profundamente diferentes a los míos) sólo se deben defender con la palabra. A través de estas líneas le vuelvo a trasladar mi apoyo y solidaridad, desde mi discrepancia.

Así está la situación actual, con movimientos que nos hacen esperanzarnos al sentir que lo que parecía imposible puede transformarse en realizable, y al mismo tiempo observando con preocupación que hay quienes se empeñan en lo contrario.

Esperemos que sea lo primero lo que se imponga.

sábado, diciembre 5

Victor Jara - Te Recuerdo Amanda

LENNON Y VICTOR JARA

ADIOS A VICTOR JARA

Adiós a Víctor Jara
Chile vela los restos del cantante 36 años después de su asesinato.- Será enterrado por segunda vez este sábado


MANUEL DÉLANO - Santiago - 04/12/2009

Con la emoción a flor de piel, como si hubiese fallecido ayer, cientos de personas han concurrido desde el jueves al velorio que no pudo tener hace 36 años el cantautor Víctor Jara, torturado y asesinado por los militares golpistas mientras estaba prisionero. Este sábado será sepultado acompañado por el pueblo, en un cortejo que marchará hasta el cementerio, como probablemente habría querido él, un hombre de humilde origen campesino que llegó a ser director teatral y cuyas canciones como El cigarrito y Te recuerdo Amanda se han hecho universales.
La presidenta Michelle Bachelet, acompañada por la viuda del cantautor, Joan Turner, ha hecho guardia hoy junto al ataúd donde están los restos de Jara, devueltos a la familia después de haber sido exhumados y analizados por un equipo forense, que confirmó su muerte por múltiples disparos.

"Se ha demorado nuestro país 36 años en devolverle a Chile y a su familia este Víctor que es nuestro, que es de todos nosotros, y yo creo que este es el mejor homenaje que le podemos rendir (...) Víctor vive en el corazón de su pueblo", ha afirmado Bachelet.

Para la viuda Joan Turner, "éste no es un funeral normal, es un acto de amor y duelo por todos nuestros muertos, y también la celebración de la vida de Víctor y de todos ellos también".

Al velorio junto al ataúd en la Fundación Víctor Jara han ido actores, directores de teatro y cine, modestos grupos musicales de barriadas periféricas, cantantes populares que interpretan por algunas monedas en los buses del transporte urbano, músicos, ex prisioneros políticos, admiradores y militantes.

El comité central del Partido Comunista, en el que Jara militó, fue hasta el local y cantó la Internacional. "Ha llegado el momento en que Chile le cante a Víctor Jara. Es algo que le estábamos debiendo", ha declarado el presidente de este partido, Guillermo Teillier.

Una gran foto de un Jara sonriente en blanco y negro preside el lugar. En la plaza contigua, algunos interpretan canciones en un escenario, mientras bailarinas danzan en las veredas. Las directivas de las agrupaciones de víctimas de la dictadura hicieron guardia junto al ataúd y al salir recordaron que el crimen del cantante todavía sigue en la impunidad y sus asesinos están en libertad.

En la noche, junto al local de la Fundación Víctor Jara, en otros lugares de Santiago y en varias ciudades, grupos de personas encendieron velas en las calles en recuerdo del cantautor. "La herida no se cierra mientras no haya verdad", planteó Jorge Coulon, uno de los integrantes del conjunto folklórico Inti Illimani, que en numerosos escenarios tocó con Jara.

Victor Jara Manifiesto

Te recuerdo Victor Jara. Esta tarde en el límite del invierno aquí, y del verano allí, te recuerdo amigo, te recuerdo, y recuerdo aquel cruel día en el que me enteré de tu muerte, perdón, en el que me enteré de tu asesinato. Quizás con un poco más de sentimiento que en estos fríos tiempos que sufrimos.