miércoles, enero 28

Darius Rucker- It won't be like this

Rebecca Lynn Howard's - 'What Dying Feels Like'

Artículo en DEIA de hoy: http://www.deia.com/es/impresa/2009/01/28/bizkaia/iritzia/532294.php

'The long and winding road'

José Luis Úriz

hace varios años escribí en estas mismas páginas un artículo que titulé The long and winding road copiado de una espléndida canción compuesta por los Beatles en 1970. Traducido al español significa algo así como el largo y tortuoso camino. Escuchándola estos días en uno de los pocos momentos de tranquilidad y calma que te permite esta vertiginosa vida, no pude menos que asociarla a los momentos políticos que en lo referente a la pacificación nos está tocando vivir. ¿O quizás debiera decir, sufrir? Releyendo sus ideas me he dado cuenta de lo poco que hemos avanzado en este terreno, aunque mejor sería decir que lo que realmente hemos hecho ha sido retroceder; tanto en los últimos meses que resulta realmente descorazonador.

Los que aún creemos, cada vez menos, que este conflicto se ha de resolver en su parte final hablando, dialogando, no sólo seguimos siendo minoritarios en una orilla y prácticamente inexistentes en la otra, sino que además somos considerados poco menos que una panda de locos en el mejor de los casos, y peligrosos traidores cómplices de los violentos en otros. No toca, como dice una persona a la que quiero mucho, no toca alimentar la esperanza, no toca hacer movimientos en la dirección del diálogo, no toca hablar, no toca conectar, no toca la paz, estamos sólo en guerra, en una versión española del palo yanqui.

Pero llegará un momento, estoy convencido de ello, en el que tocará, y para entonces habrá sido necesario tener consolidada una relación, una red de confianza mutua, de comunicación sincera entre gentes de los dos lados de este río de aguas turbulentas. Necesitaremos los cimientos para construir de nuevo los puentes tantas veces destruidos, y para ello alguien en momentos difíciles como éstos, a pesar de la incomprensión y del riesgo deberá haber puesto unas bases mínimas que sirvan para ello.

Está claro que para eso se necesita, es imprescindible, que surjan nuevas gentes dentro de la izquierda abertzale que sustituyan a los viejos interlocutores, algunos de ellos en la cárcel, y otros quemados por esta locura. Gentes dispuestas desde el análisis político, incluso desde la profunda discrepancia ideológica, a entablar una relación personal que debe llevar a esa confianza necesaria. Posiblemente pasará mucho tiempo, demasiado para los que ansiamos la paz ya, horas y horas de charla cordial, aunque sea desde la distancia que nos separa, y algunos cafés, y por qué no alguna comida o cena que hoy no servirán pero que quizás mañana sí. En estos complejos procesos las relaciones humanas, como todo en la vida, son absolutamente fundamentales.

Cuando hablo del conflicto con gentes de fuera de este terrible territoriocomanche, no entienden que alguien que lleva escolta para que no le maten defienda estas tesis. Pues es así, aunque soy consciente de que en momentos de locura resultamos molestos para las dos partes en conflicto, molestos pero necesarios, y mí no me importa jugarme la vida si aporto algo a la solución, entre otras cosas porque veo mi sufrimiento, nuestro sufrimiento, pero también veo el sufrimiento de los de enfrente. Familias condenadas a recorrer cientos de kilómetros para ver a su ser querido, por muy delincuente que pueda ser, gentes condenadas, desde luego por su responsabilidad, a no poder ejercer su actividad política, o a no poder votar a aquellos y aquellas que coinciden con sus planteamientos. Lo veo y comprendo su situación, y quizás en estos momentos que parece se ha abierto un interesante debate en su interior, tanto en su rama política como militar, sería conveniente que el Estado en un gesto de generosidad, pero también de inteligencia, destensara algo la cuerda.

No parece que vaya por ahí la cosa después de las detenciones de la semana pasada, aunque siempre he pensado que tendremos que utilizar esa generosidad, esa inteligencia, e incluso la audacia buscando soluciones nuevas a viejos problemas, para acabar con una situación que ya dura demasiado tiempo.

En fin, ésas son las reflexiones que me hago en esta fría mañana de enero, de este nuevo año en el que pintan bastos, con una mezcla de sentimientos. Hastío, cansancio, decepción, frustración, pero al mismo tiempo ilusión, ganas de aportar desde la resistencia al desánimo, esperanza, y por qué no confianza en que vendrán tiempos mejores.

Seguiremos contra corriente intentando abrir caminos al diálogo, construyendo puentes entre orillas, hablando, entendiendo, comprendiendo al otro, y algún día que parece lejano hoy celebrando la paz.

-

No toca alimentar la esperanza, no toca hacer movimientos en la dirección del diálogo, no toca hablar

-

Seguiremos contra corriente intentando abrir caminos al diálogo, construyendo puentes

La calidad de la foto es mala, pero es un gran documento, Nieves Ciprés, Juan Frontmencht, Belén Galindo, JL Úriz y Rosa Marina Errea. Casi nada!

lunes, enero 26

Educación para la Ciudadanía y Derechos Humanos

L
A Ley Orgánica de Educación (LOE) implementó a partir de 2006 una nueva asignatura llamada Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos. La puesta en marcha de la asignatura pretende cumplir con una recomendación del Consejo de Europa del año 2002, cuyo objetivo es el de "promover una sociedad libre, tolerante y justa y que contribuya, junto con las demás actividades de la Organización, a defender los valores y principios de la libertad, el pluralismo, los Derechos Humanos y el imperio de la ley, que son los fundamentos de la democracia".

Algunos sectores sociales y políticos de distinto signo ideológico han criticado la implantación de esta asignatura. Pero, quizás, las críticas más contundentes parten de posiciones conservadoras: Partido Popular, una parte de la jerarquía eclesiástica y otras asociaciones que defienden el derecho en exclusiva de los padres y madres a educar a sus hijos en valores, ética y moral, y acusan al Estado de una pretendida voluntad de adoctrinamiento ideológico e imposición totalitaria. Consecuencia directa del argumento utilizado por estos sectores sociales conservadores es la puesta en cuestión del derecho a la educación de los menores, ya que al plantear el derecho exclusivo de decisión de la familia sobre su educación se olvidan de que son los alumnos, como personas, los titulares de los derechos y no la familia. Los padres y madres tienen una función educativa esencial pero limitada. El menor es titular de derechos en sí mismo y el Estado tiene el deber de protegerlos.

No hay que acudir a los casos de malos tratos a los menores por parte de los padres para ejemplificar el deber protector de la sociedad en su conjunto y los instrumentos legales a su servicio. En nuestra sociedad, sigue estando presente de forma demasiado extendida la consideración de que la responsabilidad sobre el cuidado y atención a los menores es del dominio prioritario de los padres y madres, adjudicándole al resto de la comunidad: escuela, instituciones o entidades, vecinos, etcétera, un papel subsidiario. En concreto, a la institución escolar se le asigna el simple papel de entidad asistencial e instructora de las materias científicas.

A veces, incluso, la demanda social es contradictoria en sí misma puesto que mientras a la institución escolar se le exige cada vez más calidad educativa, menos capacidad de actuación y status social se le concede, siendo muestra de ello la cada vez mayor minusvaloración del papel del profesorado como transmisor de normas positivas de conducta social. Sin embargo, la educación de los menores no sólo es la acción de transmitir una serie de conocimientos y saberes más o menos científicos y objetivos. Se trata también (sobre todo dirían nuestros abuelos) de la transmisión de valores positivos que nos hagan mejores personas y ciudadanos.

Según expresa, de forma muy correcta a nuestro entender, un proverbio africano "para educar bien a un niño, hace falta la tribu entera". Esto es, es tarea de toda la comunidad la educación de nuestros niños y jóvenes. Educan los padres, los hermanos, la escuela, los medios de comunicación, los amigos, los parientes, los vecinos, etcétera. La sociedad, el Estado, por medio del sistema educativo es, siempre lo ha sido y además debe serlo, actor importante, aunque no único, en la ordenación de la educación a los menores y dentro de ello, en la estructuración del sistema de valores que tiene que impregnar el sistema educativo.

Entendemos que el argumento del derecho exclusivo de los padres y la Iglesia a la educación en valores de los menores, es, además de tendencioso, falso, contradictorio, perverso y sectario. Se reclama como derecho lo que es un privilegio, esto es, poder rechazar parte de un programa educativo. Todo ello, además, sin ofrecer ninguna garantía de que el mundo de valores que algunas familias puedan transmitir en exclusiva a sus hijos no esté trufado de principios machistas, xenófobos, racistas, etcétera. La sociedad, sus representantes democráticamente elegidos, las instituciones y la administración educativa tienen legitimidad para definir un marco básico en la sociedad, ampliamente aceptado, que defina los valores positivos asumidos por la generalidad.

Afortunadamente, diferentes estamentos, entidades e instituciones como el Tribunal Superior de Justicia de Navarra y el Defensor del Pueblo de nuestra comunidad ya han emitido dictamen sobre las argumentaciones de los sectores más conservadores rechazando sus pretensiones y rebatiendo desde el derecho y la razón sus demandas.

Es verdad que quizás no se ha dado un debate social suficiente para poder llegar a un consenso amplio y explícito sobre una ética mínima o ética civil que, partiendo de la racionalidad, se guíe por los principios del pluralismo, la democracia y la laicidad. Sin embargo, esta circunstancia no anula la necesidad ni la conveniencia de plasmar en el currículo educativo los instrumentos necesarios para trabajar con los alumnos este mundo de valores positivos. En este caso, la asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos es una opción correcta.

La transmisión a nuestros jóvenes de un mundo de valores positivos, democráticos, plurales, respetuosos con la persona y con la justicia social es un elemento complicado en un mundo y modelo de sociedad en que demasiadas veces el triunfo social y el funcionamiento del propio sistema se construye alrededor de los contravalores y además se hace alarde de ello. La asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos no puede ser, por tanto, un camino acabado, sino una oportunidad de comienzo ilusionante.

Firman este artículo, por el Foro Iruña: Mikel Armendáriz, Fernando Atxa, Iñaki Cabasés, José Luis Campo, Ginés Cervantes, Miguel Izu, Manuel Ledesma, Javier Leoz, Guillermo Múgica, Iosu Ostériz y José Luis Úriz

domingo, enero 25

Saludos desde Jerusalén (Carlos Chaouen)

Hola.

Estoy en Jerusalem, ciudad de la paz.

Demasiadas cosas, demasiadas vivencias en estos días. Hemos estado en Jerusalen (campamento base), Belén, Hebrón, Ramala....

Finalmente, los conciertos tal y como se habían previsto han sido cancelados por respetar el duelo de la población palestina, (en una resolución tomada por el pleno del ayuntamiento de Ramala). Tocaremos mañana domingo en el conservatorio de Ramala, (Marwan, Javi Alvarez, Tontxu, un servidor-Chaouen; y un músico palestina llamad Bassel).

A la vuelta espero poder resumir la estancia (estoy haciendo un pequeño diario para tal fin) y subir las fotos y vídeos grabados.

Nos vemos pronto en los conciertos.

Salud y paz para los hombres.

Carlos Chaouen

sábado, enero 24

Foto Diario de Noticias del Pleno de ayer.

Continúa la "Guerra de las banderas en Villava"

En el Pleno que celbramos el viernes 23, de nuevo el Alcalde de Na Bai permitío a los ilegalizados de ANV, a los que por cierto aún respeta su grupo infringiendo las sentencias judiciales, exibir sus "enseñas" por lo que de nuevo saqué "mi bandera" la del grupo de rock IRON MAIDEN sitúada justo enfrente de las suyas. Esta vez no ordenó su retirada por lo que así se desrrolló la sesión, con "Eddie" enseñando su dedo corazón a los que no respetan la pluralidad, ni la democracia.

Y así seguirá por siempre, hasta que se tome la decisión más lógica, aunque en Villava hablar de lógica es un poco absurdo, de que en el Salón de Plenos de un Ayuntamiento no debe haber más símbolos que los establecidos legalmente. Por cierto tampoco el "Sagrado Corazón de Jesús" que no pinta absolútamente nada allí, que intentamos quitar a través de una moción rechazada por UPN (lógico) y por EA (menos lógico), en un debate donde quitados los ropajes nacionalistas se muestra cada cual como es, la derecha por un lado, la izquierda por otro.

Pero la reflexión final de este embrollo es que si en todos los Ayuntamientos donde esto pasa les contestáramos con su misma moneda, éste problema no existiría. Pero claro para eso hay que tener c...., y vivimos una época de cobardía, de grises, de zombies. Al menos la bandera de IRON MAIDEN pone un poco de color, y de lucha, de resistencia, aunque sea pasiva.

¡Larga vida al rock and roll!

viernes, enero 23

miércoles, enero 21

AI Josh Groban - You Raise Me Up

Otra de personas que saben sentir.

Queen- Love Of My Life (Traducida)

Una maravilla, quien se sienta identificada con ella también es una maravilla.

domingo, enero 18

Honey Browne - Texas Angel

Este grupo me encanta. Uffffffffffff

All That It Takes - Maren Morris

Suelo escuchar en gran programa de música country, "Toma uno", os pongo el enlace, lo tenía abandonado pero hoy he vuelto a retomarlo y he descubierto esta pequeña joya.
http://www.rtve.es/?go=111b735a516af85c803e604f4546adce4c9885a8e53805c69ad49e29577ac993aa2a0658da481224fd2e9d62b856aaf5e3dd6e57bea805d809332ca52195838428327598c02c0c37

sábado, enero 17

Raimon - Al vent

Un homenaje a aquellas gentes que luchamos, dejando jirones de nuestra vida, para que nuestros hijos fueran libres.

"Billy el niño" Mirarle bien.

ENRIQUE RUANO

Conocí a Enrique Ruano en la lucha anti franquista, era de mi misma quinta, aunque en aquel tiempo yo militaba en el PCE en sus dos vertientes, la sindical a través de CC.OO. de Artes Gráficas, y estudiantil, en la Escuela de Telecomunicaciones de la Complutense. Allí un día de Enero nos enteramos de su muerte, de su asesinato, recuerdo las conversaciones con José Luis “Avinareta”, Manolo Briso, y Manolo Gamella, aunque los dos últimos eran de la FUDE teníamos una muy buena relación, y nos estremecimos al pensarlo. El franquismo agonizaba, lo sabíamos, pero temíamos sus últimos coletazos, y éste fue uno de ellos. También conocíamos a sus torturadores, a sus asesinos, el comisario Conesa, el temible Yagüe, y un sádico, “Billy el niño”, o lo que es lo mismo Juan Antonio González Pacheco. No los conocíamos físicamente pero circulaba por los círculos luchadores su crueldad.

En aquel tiempo se estaba discutiendo el Estatuto para la Politécnica, y la izquierda lideró esa lucha, yo era representante de Teleco, y después de una reunión clandestina en Caminos, al salir camino del autobús, paró bruscamente un Seat negro a mi lado, supe enseguida qué suponía aquello, bajaron dos policías de la Brigada Político Social, uno de ellos era “Billy el niño”. Creo que nunca se borrará de mi mente aquella cara. Ahora la he vuelto a ver de nuevo, vuelven a mí los recuerdos de aquellos interminables días en la DGS, en la Dirección General de Seguridad de la Puerta del Sol. Aquel tétrico edificio que aún me da escalofríos al pasar delante, por más que ahora sea la sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid.

En el camino unas cuantas, muchas, hostias, casi todas venidas de Billy, especialmente cuando me quejé de que las esposas me hacían daño, y el aviso de lo que sería después. Reconozco que no fue miedo lo que sentí, quizás porque mis convicciones ideológicas eran tan profundas que estaba preparado para ello, era una mezcla de rabia, impotencia, e incertidumbre. Luego recuerdo que ya en la tenebrosa celda mi única inquietud era que mi madre estaría preocupada porque no llegaba a casa, y así era porque en aquel tiempo cuando te detenían desparecías. Menos mal que Mari Carmen que también militaba en el PCE, mi novia de entonces, mi mujer después durante unos años, imaginaba dónde podía estar y se lo advirtió ya de madrugada, por eso acabaron las dos en la DGS descubriendo que me encontraba allí después de recorrer todos los hospitales de Madrid.

En ese lugar, en mí soledad, me preparé para lo que venía, había leído las instrucciones que nos daba mi partido, y por nada del mundo podía dejar de dar la talla, ni podía, ni debía “cantar” nada, porque de eso dependían otros camaradas, y aguanté, aguanté duro, y quizás el aguantar entonces me haya hecho la persona que soy. Quizás en aquellos días, y en los que vinieron posteriormente en nuevas detenciones se forjó mi acero, me curtí definitivamente, quizás me prepararon para aguantar los envites de la vida. Por eso ahora al ver su cara, al recordar sus interrogatorios, sus “métodos”, los siento aún en mis carnes, y me repugna aún más la tortura. Desde aquí alzo mi voz contra ella, más aún si se llegara a practicar desde instituciones dirigidas por mi partido.

Hoy al ver la noticia del país, al recordar que el 20 se cumplen 40 años de aquel asesinato, pienso que pude ser yo, cuando Billy “actuaba” y uno de sus compañeros le decía “ten cuidado que se te va a ir la mano otra vez y lo vas a matar”, resuenan esas palabras en mi mente, las heridas se reabren, y las recuerdo como si fueran ahora, y cuando él respondía cínicamente “no importa, hacemos como con Ruano, lo tiramos por la ventana y decimos que se quería escapar”. Pienso en Enrique, en todos los Enriques que dejamos por el camino, en los abogados de Atocha, donde las casualidades de la vida también hicieron cambiar una reunión del PCE de Artes Gráficas que teníamos allí ese día, quizás el destino me quería llevar hasta hoy, para escribir estas líneas, que son, que quieren ser un homenaje a quienes lucharon codo con codo conmigo. Hoy estamos en otro tiempo, pero esta tarde de invierno recuerdo aquellos momentos, aquellos días, aquellos interrogatorios crueles, aquellas gentes, con sensaciones profundas, muy profundas, y alguna lágrima asomando por mis ojos, ahora que he recuperado mi capacidad para llorar de emoción.

Quizás lo que me está ocurriendo ahora, escribir estas líneas, sea consecuencia de ese despertar al sentir. Que es como despertar al vivir.

The Beatles - The Long and Winding Road

Largo y tortuoso el camino que nos lleva hacia la paz. Pero llegaremos, llegaremos.

‘‘The long and winding road’’

‘The long and winding road’ es una espléndida canción compuesta por los Beatles en 1970. Traducido al español significa algo así como ‘‘el largo y tortuoso camino’’. Escuchándola esta mañana en uno de los pocos momentos de tranquilidad y calma que te permite esta vertiginosa vida, no he pudido menos que asociarla a los momentos políticos que en lo referente a la pacificación nos está tocando vivir. ¿O quizás debiera decir, sufrir?

Hace años escribí un artículo con éste mismo título, que para quien le interese está colgado en el apartado de "Artículos", y al releerlo me he dado cuenta de lo poco que hemos avanzado en la búsqueda de la ansiada paz, o peor aún, lo que hemos retrocedido desde entonces.

Los que aún creemos, cada vez menos, que éste conflicto se ha de resolver en su parte final hablando, dialogando, no sólo somos minoritarios en una orilla y prácticamente inexistentes en la otra, sino que además estamos considerados poco menos que una panda de locos en el mejor de los casos, y peligroso traidores en otros. No toca, como dice una persona a la que quiero mucho, no toca alimentar la esperanza, no toca hacer movimientos en esa dirección, no toca hablar, no toca conectar, no toca la paz, estamos sólo en guerra. Pero llegará un momento, estoy convencido de ello, en el que tocará, y para entonces habrá sido necesario tener consolidada una relación de confianza mutua, de comunicación sincera entre gentes de los dos lados de este río de aguas turbulentas. Necesitaremos los cimientos para construir de nuevo los puentes tantas veces destruidos.

Está claro que para eso se necesita que surjan nuevas gentes dentro de la izquierda abertzale que sustituyan a los viejos interlocutores, algunos de ellos en la cárcel, y otros “quemados” por esta locura. Gentes dispuestas desde el análisis político, desde la profunda discrepancia política, a entablar una relación personal, que debe llevar a esa confianza necesaria. Posiblemente pasará mucho tiempo, demasiado para los que ansiamos la paz, horas y horas de charla cordial, aunque sea desde la distancia que nos separa, y algunos cafés, y por qué no alguna comida o cena. En estos complejos procesos las relaciones humanas, como todo en la vida, son absolutamente fundamentales.

Cuando hablo del conflicto con gentes de fuera de este terrible “territorio comanche”, no entienden que alguien que lleva escolta para que no le maten, defienda estas tesis. Pues es así, generalmente en momentos de locura resultamos molestos para las dos partes en conflicto, molestos pero necesarios, y mí no me importa jugarme la vida si aporto algo a la solución, entre otras cosas porque veo mis sufrimientos, nuestro sufrimiento, pero también veo el sufrimiento de los de enfrente. Familias condenadas a recorrer cientos de kilómetros para ver a su ser querido, por muy delincuente que pueda ser, gentes condenados, desde luego con su responsabilidad, a no poder ejercer su actividad política, o a poder votar a aquellos que coinciden con sus planteamiento. Lo veo y comprendo su situación, y quizás en estos momentos que se ha abierto un interesante debate en su interior, tanto en su rama política como militar, sería conveniente que el Estado en un gesto de generosidad, pero también de inteligencia, destensara la cuerda.

Siempre he pensado que habrá que utilizar la generosidad, la inteligencia, e incluso la audacia buscando soluciones nuevas a viejos problemas, para acabar con esta situación que ya dura demasiado.

En fin esas son las reflexiones que me hago en esta fría mañana de Enero, de este nuevo año que pintan bastos. Debiera ser un artículo de prensa, pero “no toca”, por lo que solo lo podréis leer aquellos y aquellas que visitáis mi “sancta sanctorum”. Gracias por hacerlo.

Seguiremos abriendo caminos al diálogo, construyendo puentes entre orillas, hablando aunque no nos escuchen, entendiendo al otro, y supongo que si llegamos, algún día celebrando la paz, la PAZ.

jueves, enero 15

miércoles, enero 14

Barricada - Mordiscos dvd - Esta noche no es...

¿Qué canción para acompañar este comentario? Se me ha ocurrido ésta de unos grandes amigos, y amigas. Tiene mensaje.

Solidaridad con Montse Nebreda

Desde que conozco a Montse Nebreda, especialmente por las tertulias televisivas, siempre he sentido que pertenece a mi misma especie política, a pesar de las evidentes diferencias ideológicas que existen entre nosotros. Heterodoxa, transgresora, independiente, amante de la dialéctica, y con un sentido libre, o quizás debiera decir libertario, de es digna práctica que entre todos estamos degradando.

Cuando la escucho defender vehementemente sus tesis, aunque esté en minoría, a veces incluso única, me veo a mí mismo cuando intento defender las mías en un partido, que a pesar de todas las diferencias, tiene estructuras parecidas, más propias del siglo XIX que del XXI en el que ya estamos. Partidos en los que priman la fidelidad, que no la lealtad, especialmente a los líderes, a los aparatos, por encima de la lealtad exigible, que debiera ser a las ideas, en los que se favorece al que medra, al pelota, al sumiso, al obediente en la peor acepción del término, en el que aquellos y aquellas que como Montse y yo mismo pensamos y actuamos con libertad y criterio, no sólo se nos margina, se nos arrincona, sino que además se nos persigue de manera a veces inmoral. Partidos donde la discrepancia se interpreta como traición, sin entender que la riqueza de una organización está en la conjunción de diferentes maneras de pensar, de vivir, incluso de sentir. Si queremos representar a una sociedad plural y diversa ¿cómo no vamos a ser también plurales y diversos?

Aunque la reflexión es que, y no me gustaría ponerme pesimista, quizás esto ocurra porque nuestra sociedad es cada vez menos diversa, menos rica en matices, y el gris, o incluso el negro lo esté inundando todo.

En definitiva que ambos pertenecemos, desde el punto de vista político, y quizás también vivencial, a una especie en vías de extinción a la que en lugar de intentar exterminar debieran proteger.

Ahora veo y escucho con estupor la que han liado con unas declaraciones suyas, sacadas totalmente de contexto, y que en circunstancias normales no deberían haber sido nada más que una anécdota, archivada una vez que ella dio sus explicaciones, e incluso excusas, que por cierto si me hubiera pasado a mí no las habría dado. ¿Qué está pasando en la política de nuestro país para que ocurran cosas así? ¿A qué punto de degradación de la praxis política estamos llegando? ¿No nos damos cuenta (los políticos) de que tiramos piedras contra nuestro propio tejado? Ya no se puede utilizar la ironía, ni hacer comentarios en tono humorístico, ni siquiera comentar entre amigos en un bar. Acabaremos por no poder hablar ni en nuestra propia casa por temor a que el vecino haga una grabación y la lleve a la prensa.

Mal, muy mal, por ese camino vamos mal. Por eso en un nuevo gesto de rebeldía quiero mostrar desde estas líneas colgadas en mi humilde blog, mi apoyo y solidaridad con Montse Nebreda. Ya se lo he dicho e ella desde Fecebook, lugar en el que nos solemos encontrar a veces, y por cierto poderosísimo instrumento de comunicación virtual, en un momento en el que disminuye cada vez más la real.

Algún día debiéramos organizar un encuentro todos y todas aquellas que pertenecemos a esa rara especie en vías de extinción, que anteponen la libertad a la sumisión, la lealtad a las ideas frente a la mera lealtad al líder o a los aparatos, le heterodoxia o la ortodoxia, la transgresión a la vulgaridad, o los colores al gris y negro imperante.

Seguramente seremos muy pocos y pocas, pero Montse, ahí estaremos tú y yo………..si aún no han acabado con nosotros.

Carlos Chaouen - Amor Vertical

Carlos Chaouen - Me considero alguien que hace canciones

No os perdáis esta entrevista:
Ni tampoco su disco.

http://www.inzona.es/carlos-chaouen-me-considero-alguien-que-hace-canciones.html

martes, enero 13

Everyday I Love You By Boyzone

En una tarde fría de invierno, sintiendo...

martes, enero 6

Timo Tolkki - Are You The One

Una pequeña joya

lunes, enero 5

Chambao - Dibujo en el aire

La Mari qué grande eres a pesar de tu fargilidad, una gran mujer y una inmensa artista.

Mi declaración de intenciones

Si tuviera que hacer una declaración de intenciones en el momento de mi vida que estoy atravesando, la letra de esta maravillosa canción de Chambao sería el texto perfecto, por eso y sin añadir más la reflejo sabiendo que La Mari no se molestará, especialmente si recuerda los agradables momentos que vivimos aquí.

"Ya no quiero vivir con los temores
que prefiero entregarme a la ilusión
y lo que creo, defenderlo con firmeza,
sin historias que me abulten el colchón

Y si un día me siento transformado
y decido reorientar la dirección,
tomare un nuevo rumbo sin prejuicios
porque en el cambio esta la evolución


Evolucion, en el cambio esta la evolución

Que mi camino se encuentre iluminado
y la negrura no enturbie el corazón
discernimiento al escoger entre los frutos,
decision para subir otro escalón
Vivir el presente hacia el futuro
guardar el pasado en el arcón,
trabajar por el cambio de conciencia,
dibujar en el aire una canción


Una cancion en el aire una canción..."