lunes, junio 8

Elecciones, y lecciones

Menudo domingo hemos tenido. Reconozco que inicialmente no tenía pensado votar, estaba demasiado bien donde estaba y con quien estaba, pero al final la parte de responsabilidad política que aún me queda y que supongo me acompañará el resto de mi vida, me hizo coger el coche y hacerme quinientos quilómetros para ser honesto conmigo mismo, no con quienes no se lo merecen, y con algún riesgo incluido que podía haber puesto carísimo un voto que estuvo a punto de no llegar me vine a “territorio comanche”.

Al llegar, de nuevo el impacto de las malas caras, de los gestos agrios que ya me cansan porque me parecen estériles, vacios, pero aún así “cuidé” mis mesas electorales con la compañía de algunas apoderadas de Batasuna-Iniciativa Internacionalista, que disfrutaron al inicio del recuento porque sus electores no son demasiado madrugadores y parecían que iban a ganar en Villava-Atarrabia, pero que al final al observar nuestra indiscutible, y sorprendente victoria les hizo recuperar su amargo rictus habitual.

Victoria del PSN en Villava-Atarrabia. Tela! 838 votos, frente a 754 del PP, 701 de Batasuna-II, y 349 de Na Bai. La única alegría de la noche, amargada después con el fracaso de Navarra, España, y Europa. Tremendo.

Lo de Navarra es para entrar en una depresión permanente. Si en las peores condiciones posibles para la derecha aquí, separada, confrontada, y con la ausencia de UPN, no somos capaces de ganarles, eso significa que jamás lo haremos, y debería hacernos reflexionar sobre las medidas a tomar. Si esperamos a que dentro de dos años volvamos a fracasar manteniendo nuestro “suelo” habitual en los últimos tiempos, nos volveremos a equivocar de nuevo. Alguien debe tomar medidas contundentes, y sobre todo urgentes. Aunque dudo de que esto sea así, lo que tengo muy claro es que en mi vuelta a la actividad política activa después de cuatro mese de “vacaciones”, uno de mis trabajos especiales será plantearlo allí donde se pueda escuchar mi voz. Vuelvo compañeros y compañeras!

En España los resultados han sido malos, después de una nefasta campaña electoral. ¿Europa? ¿Se ha hablado de Europa? Se puede entender en la derecha, pero una izquierda que debe trabajar por transformar la sociedad no se puede permitir ese lujo. ¿Cambio de ciclo? ¿Comienza el final de la etapa Zapatero? En mi opinión comenzó su final cuando ETA puso la bomba de la T 4, pero el domingo el electorado nos ha enviado un mensaje claro, de las dos maneras posibles en democracia, con la desmovilización del electorado de izquierdas, y con la perdida de las elecciones. O lo escuchamos, o condenamos a nuestro país a la vuelta de la derecha más retrograda de Europa. Mención aparte merece los casos de Madrid y Valencia, en los que además de una reflexión dramática sobre el pasotismo de la sociedad ante casos de corrupción, se nota el error que los dirigentes socialistas han cometido en estas comunidades. ¿Dimitirán ante el fracaso?

Por último Europa. Nos han arrasado. La derecha ha arrasado a una izquierda timorata, sin ideólogos, sin lideres claros, que ni está ni se la espera en la crisis actual, que intenta competir en terrenos en los que dominan con claridad. Soy pesimista, pero cuando se llega al fondo quizás es cuando se puede relanzar una izquierda derrotada. Preocupante la entrada de la extrema derecha. Tradicionalmente en épocas de crisis profundas, sectores de la sociedad, los más débiles, ven en sus mensajes una tabla de salvación ante la inoperancia de los partidos democráticos, y pueden, si no reaccionamos, poner en peligro la misma esencia de la democracia. Ojo! No pasemos de este mensaje.

Es curioso que en un momento personal luminoso, lleno de color y calor, en lo político, en lo social los negros nubarrones traigan el gris y el negro, precisamente ahora que los he colgado en el baúl de los recuerdos. Bueno, peor sería que el gris alcanzara todos mis rincones, así que aprovecharé la vitalidad que me ha regalado la vida para emplearla también, en parte sólo ya que la parte fundamental la dedico a ser feliz, a luchar por cambiar el sentido de la marcha iniciada el domingo. Con mi grano de arena en Europa, y España, y con todo mi esfuerzo en lo más cercano: en Navarra y Villava.

Si me buscáis, políticamente hablando, ahí me encontrareis, en la trinchera de la izquierda. Espero que con muchos y muchas de quienes me leéis codo con codo.

1 comentario:

  1. Hola José Luis me alegra tenerte otra vez,con fuerza y entusiasmo. la verdad es que , confiaban muy mucho en ganar en Navarra , no tener a UPN como contrincante y a un recien PPN. en Navarra. Si a si no les ganamos cuando coño los ganaremos?donde queda lo que tanto predica Roberto? SE HA UNIDO DENTRO PARA SUMAR FUERA. Ó SUMAR FUERA PARA MULTIPLICAR DENTRO? en fin que peor no lo han podido hacer ,pero ó casualidad donde no lo esperaban como en Alsasua o villaba si hemos ganado . será que habrá que estar mas con la gente ,y menos peroratas que no convencen a nadie ?lo dicho me alegra tenerte otra vez ahi. un saludo.

    ResponderEliminar